Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4750119
Para todos los públicos Shalom - Sucot o la fiesta de las Cabañas - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Muy buenos días, shalom.

Este mes, el calendario judío, viene cargado de fiestas,

empezamos con el Rosh Hashana (Año Nuevo),

el Yom Kipur, Día del Perdón,

por fin y tras todas estas fiestas tan solemnes e importantes,

con mucha reflexión e introspección, llega la fiesta de Sucot.

Una fiesta entrañable, muy esperada por pequeños y adultos,

donde las familias judías se construyen su propia cabañita,

y procuran vivir en ella

durante los ocho días que dura esta festividad.

No hemos podido traerles una cabaña,

pero sí que hemos invitado al rabino Moshe Bendahan.

Muy buenos días. Gracias por estar aquí.

Gracias a vosotros por la invitación.

¿Todos los judíos se consiguen construir una cabaña

y vivir en ella?

Hoy en día no es tan fácil construir la cabaña,

la cabaña tiene sus propias leyes.

Una de ellas es que el techo no puede ser hermético.

Tiene que estar un poco abierto.

También tiene que mirar al firmamento.

Y por tanto, aquellos que tengan un balcón

y si ese balcón no está al aire libre ya no puede construirla.

Y de ahí que el que tenga un chalet lo puede hacer en su patio,

o una persona que viva en una planta alta,

y no tiene ningún balcón arriba lo puede construir,

pero hoy en día es difícil, por eso,

si una persona no puede construirla puede ir, por ejemplo,

a una sinagoga y cumplir con el precepto de comer

y habitar en esta cabaña.

¿Cuál es el sentido de la fiesta del Sucot?

¿De dónde viene?

El origen de la fiesta es el origen de la Biblia.

En la Torá está escrito

que durante siete días se habitára en una cabaña.

Y el Talmud trae dos opiniones.

Una opinión donde se explica

que la idea de construir esta cabaña

es para recordar las nubes de gloria,

que habían siete nubes de gloria

que acompañaron al judío durante los 40 años en el desierto.

¿Cuál era el sentido?

Una persona puede vivir en el desierto sin tener nubes,

pero eso fue una misericordia divina

para que pudiera residir en el desierto de una forma más tranquila,

y más cómoda.

Y de ahí que,

el concepto era de que esas nubes de gloria ayudaban al pueblo judío

a poder mantenerse en el desierto, y tener una protección.

La otra opinión nos explica que es para recordar

las tiendas provisorias que el pueblo judío

iba construyendo durante los 40 años que estuvieron en el desierto.

En esos años acamparon en 22 ocasiones, por tanto,

cada vez que acampaban tenían que construir esa tienda provisoria

esperando el nuevo viaje para ir yendo hacia la tierra de Israel.

Y por tanto, estas son las dos opiniones.

No hay una contradicción, ambas opiniones son válidas.

Al decirnos que el sentido son las nubes de gloria,

es que la persona tiene que sentir la providencia divina.

Tiene que sentir que en este mundo no está sola.

Que se está acompañado de la presencia divina.

Y esa presencia divina que está sobre él en cualquier momento,

la puede requerir,

y que hay un ser supremo que te acompaña en este mundo.

En la otra opción, lo de las tiendas provisorias,

es para sentir nuestro sentido provisional en este mundo,

sentir que somos huéspedes en este mundo, y por tanto,

tenemos que enfocarnos más en lo espiritual.

Lo que nos viene a decir

es que si una persona es consciente de su ser temporal en este mundo,

de que a nivel espiritual, cada día, mi alma vale más,

porque adquiere más experiencia,

porque adquiere más rodaje en este mundo,

a nivel material mi cuerpo cada día vale menos

porque me voy desgastando.

Y mi cuerpo es finito. Mi alma es infinita.

Y ese sentir que nos tiene que ayudar a mantener ese autocontrol

que es tan importante para el ser humano,

si quiere dar una respuesta inteligente

ante cualquier acontecimiento.

Porque esos dos significados, esos dos sentidos,

son también significativos para el ser humano del siglo XXI,

no solo para los tiempos bíblicos,

sino que ese saber que Dios está con nosotros permanentemente,

y estamos protegidos, nos sirve al ser humano del siglo XXI.

Para ser feliz hay dos cosas importantes,

una es eliminar la carga negativa del pasado, y es ese Yom Kipur,

que es la oportunidad que nosotros tenemos

de reconciliarnos con nuestro pasado,

eliminar todas las cargas negativas que hemos hecho.

El ser humano es como si tuviese dos maletas pesadas.

Una es la carga negativa del pasado,

y otra es la preocupación del futuro.

Efectivamente.

Cuando terminamos el Yom Kipur nos hemos quitado

la maleta del pasado.

Y ahora tenemos que ayudar a quitarnos la maleta del futuro.

Y esa seguridad en Dios que la persona tiene,

es la que me quita la preocupación y la angustia,

porque tenemos que sentir que vivimos en un mundo

que no controlamos.

Vivimos en un mundo que todo es una incertidumbre,

todo es un interrogante.

Por tanto, no es casual que terminamos Yom Kipur

y ya nos obliga la ley a construir la Suca,

para unificar así las dos fiestas.

Para decir que: "Si quieres alcanzar la felicidad tienes

que eliminar el sentido de culpa del pasado,

y también eliminar la angustia y la preocupación del futuro".

Siempre la motivación ha sido la misma, buscar la felicidad.

Vivimos en una época de opulencia, no en todo el mundo,

desgraciadamente,

pero en esta parte del planeta vivimos en un momento de abundancia.

La Sucot, sin embargo, es minimalista en todos sus conceptos.

De hecho, una familia se lleva algunas de las pertenencias,

porque a una cabañita, ¿cuántas cosas te puedes llevar?

¿Qué ejercicio tenemos que hacer para dejar

la comodidad de nuestras casas y la seguridad de nuestros hogares

y refugiarnos en una cabaña bastante simple,

ya que está hecha a mano por cada uno?

Digamos que una cosa es la teoría, y otra la práctica.

La teoría, cuando una persona, por ejemplo,

puede estar en un seminario hablando del amor,

hablando de la amistad, y pasa una semana entera,

hasta que una persona no vive el amor o la amistad, no lo incorpora.

Y por tanto, nosotros podemos hablar de la protección divina,

podemos hablar de que Dios está ahí,

pero hasta que una persona no abandona su hogar

y se mete en esta cabaña,

y cuando entra en esa cabaña piensa en las nubes de gloria

que cubrieron al pueblo durante 40 años,

y piensa que Dios interviene dentro de la creación.

Y de la misma manera

en la que intervino en la vida de esas personas,

también interviene en nuestra vida.

Y eso nos hace interiorizar el mensaje.

Y aquí lo importante es la vivencia.

Que la personalidad del individuo se desarrolle,

se forje a través de la experiencia.

A través de la práctica, no a través de la teoría.

Por eso para el judaismo es muy importante el factor educativo,

que la persona pueda tener esa vivencia de la presencia divina.

La vivencia de las nubes de gloria.

Y por tanto, una persona que estudia el texto,

sobre la protección de los 40 años, es verdad,

lo tiene a nivel teórico,

pero hasta que no entra en la cabaña,

vive y come en la cabaña, abandona su hogar,

ahí ya esta sintiendo y está viviendo

lo que sus antepasados vivieron hace 3200 años.

Y la interiorización y el sentimiento

que uno adquiere en esa vivencia es muy diferente.

(Música)

Una de las reflexiones que uno se hace

cuando acaba la fiesta del Sucot,

es que necesitamos muy poco para ser felices.

Digamos que hay dos puntos importantes,

el primer punto importante es experimentar la espiritualidad,

y cuando una persona experimenta la espiritualidad,

realmente no necesita tanto, necesita mucho menos.

Es una persona que está llena, y no necesita llenarse con lo de fuera.

Totalmente.

Cuando una persona está vacía intenta

llenarse con caminos alternativos.

Pero una persona que está llena a través

de la espiritualidad es un mal consumista.

Nosotros, por ejemplo,

la reflexión que dejaríamos este año a la hora de pasar por esa Sucot,

y de acercar, que es lo que hacemos aquí en Shalom,

acercar estos conceptos,

decir que no es un concepto exclusivamente judío,

sino que es un concepto para todos.

Cuando acabe, si Dios quiere,

esta fiesta de la Sucot que esta noche empieza,

¿con qué mensaje nos vamos a quedar?

El mensaje más importante de la Sucot es el de la seguridad en Dios.

Hay que desarrollar la seguridad en Dios.

Cuando una persona lo desarrolla, le da alegría.

Le da alegría, porque como dijimos anteriormente,

vives en un mundo

donde la incertidumbre es parte de nuestra vida.

Por ejemplo, una persona está en una carretera,

y esa carretera está nevada,

pues esa persona está todo el tiempo angustiado, inquieto, preocupado,

con miedo.

Ahora, ¿cómo una persona se puede quitar la preocupación?,

cuando siente que no está solo, que hay alguien a su lado,

que hay alguien que le puede auxiliar.

Que hay un padre que me ama, y por tanto, yo tengo que vivir.

Que todos los acontecimientos

que me ocurren son una reparación para mi alma,

no es un castigo, es una reparación para mi alma.

Eso es muy importante.

Dios es como un terapeuta, el terapeuta,

¿qué quiere para la persona que viene a verle?

Pues quiere lo mejor.

Lo que pasa es que nosotros no siempre entendemos

que eso es lo mejor.

Pero podemos decir que una persona que va al médico,

y le dice que se tiene que operar, que es lo mejor, y...

+¿Cómo va a ser lo mejor?

Lo mejor para mí es estar sano y estar en la casa.

"Sí, pero en la situación que usted estad, es lo mejor".

Tenemos que entender que todos los acontecimientos que nos vienen

son una oportunidad de crecimiento

porque es lo mejor en la situación en la que nuestra alma está.

Pero para llegar a ese concepto

tenemos que entender que vivimos en un mundo

donde los acontecimientos son nuestros enemigos,

porque somos víctimas del azar.

Pensar que Dios interviene en la creación,

que Dios quiere lo mejor para ti, y que incluso que no lo entiendas,

y que escape de tu entendimiento,

tienes que tener esa confianza en ponerte en sus manos,

porque él te ama y va a buscar a buscar el bien para ti.

Casi todas las fiestas judías están ligadas a la naturaleza,

coinciden con el momento de la siembra, de la cosecha.

Evidentemente,

este concepto también lo podría usted llevar al mundo espiritual.

Sí, bueno, Sucot coincide justo con la época de la vendimia,

en la época en la que recogemos los frutos.

Y también Sucot, está escrito en el Talmud,

es cuando Dios juzga las lluvias que van a caer en el próximo año.

Y ese es el motivo por el cual,

nosotros utilizamos varios elementos del reino vegetal,

para pedir a través de ellos.

Para pedir la lluvia.

Para que Dios traiga el agua, la lluvia,

y el brotar del reino vegetal, que es nuestra vida.

Y por eso, también Sucot está conectado al agua,

y está conectado a la recolecta de la cosecha.

Y tenemos que pensar, que el agua, que es la vida,

se compara a la Torá, y nosotros comparamos nuestras leyes,

con nuestra vida,

porque de la misma forma que el agua da la vida en el mundo material,

la Torá, nuestras leyes, nos dan la vida a nivel espiritual.

Porque logran desarrollar todo el potencial de nuestra alma,

logran sacar todo ese tesoro interno,

hacerlo aflorar.

Y en base a lo que nosotros afloremos,

así vamos a recolectar en el futuro

cuando lleguemos al mundo espiritual.

Estamos seguros que estas explicaciones harán

que este Sucot sea muy especial.

Muchísimas gracias.

Gracias por la invitación y la oportunidad

que me dan de poder compartir la festividad judía a todo el público.

Muchas gracias.

Que disfruten de la Sucot, del tiempo de alegría.

A nosotros aquí nos da mucha alegría saber que ustedes acuden a esta,

su cita.

No podemos despedirnos sin desearles en nombre de la Federación

de Comunidades Judías de España que tenga un buen Sucot.

Shalom.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Sucot o la fiesta de las Cabañas

Shalom - Sucot o la fiesta de las Cabañas

23 sep 2018

Durante los 8 días que dura esta festividad , las familias judíos hacen su vida diaria en el interior de estas Cabañas que se construyen en terrazas o patios y que vienen a simbolizar las nubes de gloria que protegieron al Pueblo Judío en su travesía por el desierto .

ver más sobre "Shalom - Sucot o la fiesta de las Cabañas" ver menos sobre "Shalom - Sucot o la fiesta de las Cabañas"
Programas completos (547)

Los últimos 547 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios