Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4038963
Para todos los públicos Shalom - Shavuot, la fiesta de las semanas - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Muy buenos días, shalom.

Estos días, en el calendario judío, celebramos la fiesta de Shavuot,

la fiesta donde se conmemora el recibir la Torah

en el monte de Sinaí.

Este evento que ocurrió hace más de 2500 años

sigue siendo actual, ya que todas las fiestas del judaísmo

proceden de este encuentro entre Dios y el pueblo de Israel.

¿Cómo puede ser que un texto entregado hace más de 2500 años

sigue siendo actual? ¿Cómo en las casas judías

se transmite este texto? ¿Cuál es la preparación

que tenemos que hacer nosotros para recibir la Torah cada año?

De esto y de un poco más nos habla el rabino Amram Amselem.

(Música)

Dios mediante, esta semana habremos de celebrar

la festividad de Shavuot.

Festividad esta que tiene lugar 49 días después de Pésaj.

La revelación del Sinaí,

cuando Dios se revela al pueblo de Israel,

y es interesante que ninguna doctrina, ninguna religión,

niega la revelación.

¿Que es como una nueva revelación? Bueno, OK,

pero nadie niega de que la Torah

la recibió el pueblo de Israel de manos de Dios en el Sinaí,

recién salido de Egipto.

Dios quiso comprometernos con la Torah,

porque es con la Torah que el hombre va a ser hombre.

La palabra hombre en el judaísmo, en hebreo, adam, tiene dos raíces.

Proviene de ha’adam, como dice la Torah, adam,

hecho de la tierra, ha’adam,

o como dice Isaías en uno de sus versículos,

"adamel aelion",

que la facultad de imitar a Dios, parecerse a Dios.

El rey David lo dijo en uno de sus salmos,

(HABLA EN HEBREO)

"Lo hiciste un poco más pequeño que un Dios".

Que es lo que yo siempre suelo decir,

el hombre creado a la imagen de Dios,

Dios sopló un hálito de vida en él.

(HABLA EN HEBREO)

"Lo que Dios sopló en nosotros es algo de su propia esencia,

de su propio propio ser".

Quiere decir que hay algo divino en nosotros,

quiere decir que la Torah está en el ser humano.

¿Y qué hacemos cuando la revelación?

Vamos a refrescar lo que hay en nosotros.

A subir, como hacemos hoy en día con la tecnología

de la computadora, que metemos un programa

y lo subimos a la pantalla. Entonces, estudiar Torah

es recordar eso que hay en nosotros y evidentemente,

ponerlo a funcionar.

Hay dos fórmulas de conectarse con el judaísmo.

La más correcta sería empezar por la práctica.

De hecho, fue la promesa y el compromiso

que pronunció el pueblo de Israel en el Sinaí,

"Haremos y escucharemos".

Escucha, y a ver cómo lo haces, ¿no?

Quiere decir que en el judaísmo, pasar por el laboratorio,

es que podemos experimentar el judaísmo.

Para ponerlo en práctica es como podemos entenderlo, ¿verdad?

Entonces, ¿qué hacemos con el niño? Le decimos shema Israel,

él no sabe lo que significa.

(HABLA EN HEBREO)

No sabe lo que significa,

pero él pronuncia términos que luego va a descubrir lo que significa.

Practica rituales que no entiende,

pero a medida que va creciendo, va entendiendo.

Lo que queremos es que el sistema

pase a formar parte de su condición humana.

Así como le educamos al niño a limpiarse los dientes,

a hacer la higiene bucal, nosotros queremos que él practique,

no entendemos por qué, él no entiende por qué debe hacerlo,

pero llegará un momento que lo va a entender,

pero ya la práctica, con el correr del tiempo,

pasó a formar parte de su personalidad, ya no se separa.

¿Y qué adquirió después?

Adquirió los conocimientos para saber por qué tenía que hacer eso.

Entonces eso es lo que el judaísmo sugiere,

y creo que es la mejor de las fórmulas,

empezar por practicar la vida judía para que esta pase a formar parte

de su yo, y a medida que va creciendo,

y adecuado a su nivel y capacidad de entendimiento,

le vamos ampliando los conocimientos, entonces, ya no hay

ninguna corriente ni ninguna fuerza que lo pueda separar

de ese sistema de vida.

(Música)

La mayoría de la gente cree que Dios creó el mundo,

lo único es que la gente no sabe para qué lo creó,

esa pregunta la gente no se la suele formular,

o no la tienen presente o no les inquieta.

Hay un momento en la vida que empieza a inquietarles,

pero a veces es un poco tarde.

¿Por qué? Porque alguien que puede programar su vida

pensando de que es un proyecto divino todo esto,

y que yo estoy llamado, tengo la opción de sumarme al proyecto de Dios

o caminar paralelamente al proyecto de Dios,

que es lo que hace la mayoría de la gente,

camina, y estoy hablando de gente que cree en Dios,

pero que dice, bueno, Dios tiene un proyecto

pero yo tengo también el mío, ¿no?

Con el agravante que el proyecto mío no va a tener lugar

si no me sumo a él.

Suelo decir que hay una diferencia sustancial

entre creer en Dios y vivir con Dios.

El creer en Dios es algo que no sé a qué conduce,

pero vivir con Dios significa de que yo puedo ser copartícipe

de la visión de Dios en la creación.

No puedo ser, estoy llamado a ser. Claro, tengo el libre albedrío

y allí radican mis valores, mi decisión de que sí,

quiero agarrar ese sistema y lo quiero hacer mío.

Cuando la revelación del Sinaí,

está escrito allá, en el Éxodo,

de que Dios le dice a Moisés:

(HABLA EN HEBREO)

"Así dirás a la casa de Jacob y a los hijos de Israel".

(HABLA EN HEBREO)

Pregunta quiénes son la casa de Jacob y quién son los hijos de Israel,

y dice que la casa de Jacob son las mujeres.

Y después, dile a los hombres.

El mensaje del Sinaí pone énfasis

en que el judaísmo pasa a través de la mujer, de la madre,

la madre, la hija de Israel.

Y ella se encarga de transmitirlo.

Y ella va a ser la que va a transmitir esos valores,

ella es la que vela porque la familia

empiece a practicar la vida judía.

El padre llega un momento en que entra a ampliar los conocimientos

que se requieren para que se reafirme

cada vez más el compromiso del niño, de la criatura con esos valores.

¿Qué encierran los 10 mandamientos? ¿Qué encierra?

Primero empieza por el mandamiento de creer en Dios

y termina con la palabra del prójimo.

La creencia en Dios tiene que llevar a resolver

la problemática de las relaciones interhumanas.

Si no conduce a resolver la problemática

de las relaciones interhumanas, ¿de qué me sirve la creencia en Dios?

¿A dónde me lleva? Si no soy capaz de ver al prójimo

como el ser creado a la imagen de Dios,

que requiere de mí todo el respeto y toda la atención

y todo el cuidado posible, ¿para qué me sirve esa doctrina?

Dios tiene un proyecto en el mundo, es su proyecto,

y en su infinita sabiduría,

le dejó saber al pueblo de Israel al pie del Sinaí

cuáles son las reglas y las fórmulas

de convivencia entre los seres humanos.

(Música)

Hay un mandamiento,

que aparece en una de las tablas, en la primera Tabla de la Ley,

que aparentemente no tiene nada que ver con Dios,

porque los primeros mandamientos, "Dios es tu Dios",

"No tendrás otros dioses delante de mí",

"No llevarás el nombre de Dios en vano",

y luego ahí hay un mandamiento del sabbath, del sábado.

Que es una conexión

entre el compromiso del individuo para con Dios

y el compromiso del individuo para con el prójimo.

Parecería ser que tiene que pasar por el filtro del sabbath,

porque yo no sé cuántos de nosotros,

los seres humanos, realizamos

que la primera doctrina en la historia de la humanidad

que proclamó un día de descanso fue el judaísmo.

La letra del sabbath con el artículo definido,

son las letras del retorno.

El individuo, el retorno, el regreso.

El individuo anda un poco extraviado en el caminar de la vida.

Sus múltiples ocupaciones, preocupaciones, quehaceres,

a veces le hacen perder la meta, el objetivo.

El sabbath es un día de reposo,

quizás físico,

pero más el buscar una respuesta a la condición del ser humano.

A tratar de recuperar

eso que pudo haber perdido en ese quehacer cotidiano,

por la lucha por la existencia, la sobrevivencia, etc., etc.

En el idioma hebreo, "Vida", no se puede pronunciar en singular.

Se pronuncia en plural porque la vida del ser humano es plural,

física y metafísica.

Y tenemos que realizar

y asumir esa tremenda responsabilidad de que lo físico existe

con metas a que lo metafísico se concrete,

se realice, se de.

No existe para que sirva de función al cuerpo,

el alma no es para que sirva de función al cuerpo,

el cuerpo debe atender y puede realizarse positivamente

solo desde una óptica espiritual, divina.

Como seres divinos, la vida tiene sentido.

Como seres humanos, no sé cuál es la función.

¿Trabajar, reproducirse,

dormir, descansar, volver a trabajar?

O sea, somos esclavos del trabajo.

Y se nos está perdiendo lo mejor,

estamos perdiendo lo mejor de nuestra existencia.

Un rabino decía que el reto del judaísmo

es hacer todos los días lo mismo de una manera diferente.

El judaísmo es un sistema de vida

que tiene respuestas

al desarrollo tecnológico, científico,

que se pueda dar en el correr de los tiempos.

No hay ninguna interrogante que la tecnología haya puesto

sobre el escenario, que el judaísmo no tenga una respuesta actual,

pero cuyas raíces, los fundamentos

están basados en la revelación del Sinaí.

Y eso es algo maravilloso, porque nuestros sabios

han traído respuestas a todas las situaciones

que la ciencia ha planteado en nuestros días.

Trasplantes de órganos, inseminación artificial,

y otros capítulos sumamente curiosos, muy actuales.

(Música)

(Continúa la música)

  • Shavuot, la fiesta de las semanas

Shalom - Shavuot, la fiesta de las semanas

28 may 2017

Shavuot conmemora la entrega de la Torá en el monte Sinaí. El rab Amram Amselem , rabino de la Comunidad Sefardita de Miami , nos explica cómo se vive Shavuot y cuál es la relevancia de esta festividad en nuestros días.

ver más sobre "Shalom - Shavuot, la fiesta de las semanas " ver menos sobre "Shalom - Shavuot, la fiesta de las semanas "
Programas completos (499)

Los últimos 499 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios