Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4342040
Para todos los públicos Shalom - Los puentes de la comunicación - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Muy buenos días y bienvenidos un domingo más a nuestro programa.

Hoy queremos hablarles de un tema de interés común,

como es la comunicación.

Y para ello contamos aquí

con el profesor de la Universidad de Tel Aviv,

él es el profesor Yoav Tenembaum.

Buenos días, profesor, y bienvenido a "Shalom".

No, de nada. Muchas gracias.

¿Qué le parece si empezamos hablando

de los desafíos de la comunicación en el mundo actual?

Mire, si...

pudiese resumir el desafío principal de la comunicación

hoy en día en el mundo, es la siguiente.

Mucha gente cree que somos testigos hoy en día

del mundo de globalización,

un avance de los medios de comunicación,

medios de comunicación cada vez más sofisticados,

el Internet, el e-mail, el WhatsApp, etc.,

eh... y... hay como...

una tendencia a creer que existe como una cultura internacional,

justamente por este mundo de globalización,

por estos medios de comunicación tan avanzados.

Y lo cierto es que aquí hay que tratar de distinguir

entre el medio y el contenido.

Es cierto que hoy en día hay un mundo globalizado,

es cierto que hoy en día

hay medios de comunicación muy sofisticados,

pero eso no quiere decir que gente de culturas distintas

o de ideologías distintas están necesariamente de acuerdo

en cuanto al contenido, en cuanto al mensaje.

Entonces, tenemos que, en mi opinión,

ser conscientes que este mundo de globalización,

los medios de comunicación cada vez más sofisticados,

no necesariamente disminuyen la importancia de las diferencias,

sean culturales o ideológicas.

Justamente, por ejemplo, si nos vamos al extremo,

grupos terroristas como el Estado Islámico o Al Qaeda

emplean, utilizan estos medios de comunicación sofisticados

para avanzar una ideología

que está totalmente en contra de la globalización.

Y aquí vemos como una contradicción,

supuestamente, entre un proceso y otro.

Tenemos que ser conscientes de esto, en mi opinión.

Nos gustaría que nos hablara

de cómo utilizan los terroristas los medios de comunicación

para difundir su propia ideología.

Bueno, creo que hay que tratar de distinguir

entre dos usos distintos que hacen.

Existe, por un lado, el uso que hacen,

por ejemplo el Estado Islámico o Al Qaeda...

... que hace de los medios de comunicación

para transmitir mensajes y de esa manera, por supuesto,

poder llevar a cabo ataques terroristas.

Pero también existe el uso de los medios de comunicación

para crear miedo en la población civil.

Y, básicamente, es el uso de los medios de comunicación

para tratar de conseguir la misma meta,

y es el terror, el miedo,

sea a través de mensajes que se transmiten entre ellos

para llevar a cabo actos terroristas

o a través de la difusión de imágenes que crean miedo, pánico

en la población civil.

¿Cómo pueden entenderse el mundo democrático y universal

con estos terroristas que utilizan ideologías completamente diferentes

y que parten de conceptos completamente opuestos?

El tema es, y es la paradoja de las sociedades democráticas,

porque, por un lado, las sociedades democráticas,

como bien sabemos, quieren siempre... cuidar

los derechos básicos del ciudadano

eh...

sean constitucionales, legales, etc.,

pero, en realidad, lo que sucede

es que estos mismos valores democráticos, a veces,

hacen que individuos dentro de una sociedad democrática

sean particularmente... eh...

o que comprendan, mejor dicho, particularmente

los problemas que puedan llegar a tener

gente que se opone al sistema democrático.

Entonces, eso lleva nuevamente a una paradoja.

Por un lado, los mismos valores democráticos

puede llevar a que gente dentro de sociedades democráticas

entiendan a los que están en contra del sistema democrático,

como terroristas, por ejemplo,

basados en los valores democráticos.

Y eso es una paradoja que puede llegar a suceder

y que sucede en el mundo occidental.

Lo vemos muchas veces también en Europa.

¿Cómo podríamos ayudar, con qué herramientas contamos

para educar a estas personas que se educan en países democráticos

y que tienen que convivir con estas ideologías

completamente contrapuestas del terrorismo?

Yo sí creo que la educación puede conseguir mucho, pero no todo.

Y en este aspecto creo que se pueden infundir valores,

pero... ese es el precio que pagamos

cuando vivimos en una sociedad democrática liberal,

que cada individuo pueda interpretar los valores democráticos

de una manera distinta.

Entonces, se puede educar al individuo

para que interprete los valores de una manera determinada,

pero, al fin y al cabo,

cuando ese individuo es una persona madura,

puede interpretarlos de una manera que contradice, incluso,

mis principios como educador o como docente universitario.

Eso es algo que tenemos que aceptarlo,

es parte de la variedad que existe en el mundo democrático.

¿Considera usted, profesor, que el problema que puede tener

con sus vecinos Israel para entenderse

es que Israel es un país democrático con unos valores

que no son las ideologías de los países que le rodean?

Creo que en cuanto a la actitud hacia Israel

hay que, en mi opinión, por lo menos, hay que tratar de distinguir

entre la actitud popular y la actitud de los gobiernos.

Hemos visto,

incluso en los últimos años también,

hemos visto, por ejemplo en Europa, algo fascinante, en mi opinión.

Por un lado, puede haber una actitud popular

relativamente hostil o, por lo menos,

no favorable hacia Israel en algunos países,

pero los gobiernos en sí mantienen una relación muy estrecha con Israel.

Eso sucedió en varias ocasiones

en Gran Bretaña, en Alemania, en Holanda, en el cual,

por supuesto, depende también de las circunstancias

y de los acontecimientos en el Medio Oriente,

pero en el cual segmentos importantes de la población

podían mantener una actitud, no favorable, no positiva

hacia el Estado de Israel, pero los gobiernos

sí mantenían relaciones estrechas y cercanas con Israel,

a pesar de las diferencias, a pesar de las diferencias.

Porque creo que, y esto es algo que va más allá

de actitudes u opiniones efímeras

que puedan cambiar con las circunstancias,

no nos olvidemos, Israel y los países democráticos en Europa,

en América del Norte, América Latina, etc.,

tienen en común algo que es básico, que es esencial,

y es una cultura política democrática parlamentaria en común.

Y eso, en mi opinión, desempeña un papel importantísimo.

¿Por qué? Porque, en realidad,

existe esa cultura política democrática en común

que, más allá de cualquier diferencia de opinión que haya,

incluso, más allá de cualquier conflicto

que pueda haber entre Israel y otros países democráticos,

hay una base conceptual, si se quiere, también ideológica,

que lleva a que esta relación sea una relación estable,

siempre y cuando se trate de dos países,

como Israel, países en Europa, en América del Norte, etc.,

que son, no solamente democráticos en cuanto al régimen,

sino tienen una cultura política democrática bien arraigada.

Y creo que hay que ser consciente de eso.

Existe también este aspecto positivo en cuanto a Israel.

¿Considera usted que es posible

que podamos realizar una comunicación

que lleve a la no violencia, una comunicación no violenta?

Convivir en una comunicación que no sea violenta,

en realidad, depende,

y creo que eso es muy importante entenderlo,

depende también de la intención del que toma la decisión.

O sea, la violencia no es un resultado

de algo que no tiene nada que ver

con las personas que toman la decisión.

O sea, la violencia es resultado directo

de individuos que toman decisiones.

La comunicación es un medio

y, por ende, si me pregunta

en cuanto a la comunicación y la violencia

yo creo que hay que ir a la base. La base es el individuo

o los individuos que deciden si emplear la violencia o no.

La comunicación después ya es un medio,

un medio muy importante, pero es un medio.

Es muy difícil encontrar hoy en día, en la era moderna,

dos países con sistemas democráticos parlamentarios estables, sólidos,

como lo es España hoy en día, como lo es Israel, etc.,

que hayan tenido un conflicto bélico entre ellos.

Serían dos países democráticos, parlamentarios,

con sistemas bien estables, arraigados...

Prácticamente no encontrará un ejemplo

de dos países así en un conflicto bélico.

Sí en conflictos internacionales entre ellos, pero no bélico.

Cuando en un proceso comunicativo

una de las dos partes no quiere comunicar,

¿cómo se puede resolver ese conflicto?

Incluso en la comunicación entre individuos

que pertenecen a la misma cultura, la misma familia, etc.,

eh...

sí, podemos tratar de mejorar la comunicación,

y hay gente que se dedica a eso,

a mejorar la comunicación entre individuos,

pero...

yo no soy experto en psicología, pero he escuchado

de expertos en psicología que se dedican al tema,

que una pareja puede tener problemas de comunicación,

se puede tratar de mejorar la comunicación entre ellos dos,

pero incluso expertos en el tema le dirán:

"Sí, pero...

existe la posibilidad que, incluso con la mejor comunicación,

no puedan llegar a un acuerdo y deban, por ejemplo, separarse".

O sea, tener una buena comunicación es importante.

Volvemos al mismo tema, es cierto, cuando se trata de la misma familia

o de la misma sociedad no tenemos ese aspecto cultural

del cual hablamos antes,

pero también aquí se puede mejorar la comunicación,

es importante mejorar la comunicación,

pero no necesariamente eso va a resolver el conflicto,

sea el conflicto entre dos individuos o entre dos grupos de individuos.

La persona que no deja comunicar...

básicamente, ¿de qué hablamos? Hablamos de un individuo que decide

no dejar al prójimo dar su opinión, no dejar al prójimo hablar.

Entonces, de vuelta, aquí el tema no es la comunicación en sí,

sino la intención del individuo.

Si un individuo tiene una intención hostil,

por más que nosotros

tratemos de creer en una comunicación ideal,

no nos va a servir. Lo que importa es la intención del individuo.

Si el individuo tiene una intención hostil, así será

y, por ende, ahí no habrá ningún tipo de comunicación.

Y yo creo que acá es muy importante recalcar un tema muy importante...

Perdón la repetición.

Mire, el...

la comunicación no hace desaparecer ni las ideologías

ni las creencias personales...

La comunicación lo que puede hacer, una buena comunicación,

es tratar de evitar malentendidos,

tratar de mejorar, de facilitar la comunicación entre ambas partes,

pero, recordemos,

la comunicación no viene en vez de la ideología,

en vez de la creencia personal,

sino es un medio, un medio muy importante, y, por ende,

no confundamos comunicación con ideología o con intención

o con creencias personales, que, en mi opinión,

eso no es menos importante que la comunicación en sí.

¿Podría decirnos, profesor, con qué herramientas

podríamos colaborar para mejorar la comunicación?

¿Existen algunas herramientas a nuestra disposición?

Ante todo tenemos que ser conscientes,

cuando hablamos de la comunicación, de la comunicación intercultural

y los problemas que pueden llegar a surgir

en la comunicación intercultural.

¿A qué me refiero?

Dos individuos que pertenecen a culturas distintas

y problemas que puedan surgir en la comunicación entre ellos.

Lo que tenemos que tratar de hacer, en lo posible,

es tratar de evitar que haya malentendidos.

Malentendidos que sean consecuencia

del hecho que cada uno pertenece a una cultura distinta.

Nos tenemos que concentrar en eso,

pero, nuevamente, concentrar en el hecho

que individuos pueden pertenecer a culturas distintas,

por ende, la comunicación entre ellos puede ser una comunicación...

eh... problemática.

Y en eso sí debemos tratar de concentrarnos,

en entender otras culturas,

en entender las diferencias culturales.

Y, de esa manera, quizá se puede mejorar la comunicación cultural.

Sí, se puede tratar de limitar el malentendido,

pero no sé si con eso,

solo con eso, podemos llegar a solucionar conflictos.

¿Considera usted que es posible que lleguemos

a una solución comunicativa que no sea violenta?

La solución de los conflictos depende,

sí, de la decisión de aquellos que toman las decisiones,

sí, de la ideología, las creencias, los intereses

de la gente que toma las decisiones,

las influencias que puedan ejercer en el sistema de toma de decisión...

y, volvemos al tema de la comunicación,

de una buena comunicación entre ambas partes.

Sí, y de una buena comunicación.

No exclusivamente de una buena comunicación,

sino también de una buena comunicación.

Muchísimas gracias, profesor, por atender nuestras preguntas.

Esperamos contar con usted próximamente

en programas posteriores.

No, de nada. Gracias a ustedes. Muchas gracias.

Y a ustedes, muchísimas gracias

por haber acudido otra vez a su cita semanal.

Les esperamos la semana que viene aquí, en "Shalom".

(Música créditos)

  • Los puentes de la comunicación

Shalom - Los puentes de la comunicación

03 dic 2017

Hoy en nuestro programa hablamos con el experto en comunicación Yoav Tenembaum, profesor de la Universidad de Tel Aviv, quien nos ayudará a entender mejor cómo se pueden tender puentes de diálogo a través de la comunicación.

ver más sobre "Shalom - Los puentes de la comunicación" ver menos sobre "Shalom - Los puentes de la comunicación"
Programas completos (503)

Los últimos 503 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios