Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5351381
Para todos los públicos Shalom - Peter Hayes explica las razones del mal - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Muy buenos días. "Shalom".

El 17 de Tamuz es una fecha muy marcada

en el calendario judío.

Esta fecha marca el principio

de las tres semanas de duelo que acaban con el 9 de Av,

tres semanas de duelo que, además, nuestros sabios

las llamaron así porque la mayoría de las desgracias

en el pueblo judío ocurrieron

alrededor de estas fechas.

La última y lamentable desgracia,

la más reciente ha sido el Holocausto

y nosotros hoy vamos a hablar de Holocausto,

pero desde una perspectiva de lujo.

¿Y por qué digo eso hablando de este tema?

Porque tenemos nada más y nada menos

que al profesor Peter Hayes,

que es él entendido

acerca del tema de Holocausto,

que acaba de publicar un libro en el que nos asegura

que el Holocausto es ilógico, pero absolutamente comprensible.

Profesor Hayes, buenos días, muchas gracias por estar aquí.

Buenos días.

Es un lujo para los amigos de "Shalom"

contar con usted en nuestro programa.

Profesor Hayes, si tuviéramos que empezar por una pregunta, es:

¿por qué escribir otro libro más sobre Holocausto?

(HABLA EN INGLÉS)

Creo que el Holocausto es un tema

que anula a las personas en muchos sentidos.

La enorme masacre,

la brutalidad con la que se llevó a cabo

y casi diría "una brutalidad científica",

la velocidad a la que ocurrió todo,

todas estas cosas paralizan a las personas

cuando se enfrentan a este tema.

Cómo pudo ocurrir algo así,

que un país civilizado se empeñara en asesinar

a cada hombre, mujer y niño

solo porque pertenecían a un determinado grupo;

esto desafía la imaginación en cierta forma.

Cuando ocurre algo en la historia, debemos acudir a los historiadores

para intentar comprender el evento ocurrido.

El Holocausto, en este sentido,

no difiere de otro acontecimiento histórico,

ya sea el estallido de la Primera Guerra Mundial,

la guerra civil española,

si estos acontecimientos

pueden ser explicados,

el Holocausto también.

Si no pueden ser explicados,

el Holocausto tampoco.

Los historiadores están dedicados a la suposición

de que podemos descubrir

cómo y cuándo estos acontecimientos ocurrieron.

Escribía este libro

porque creo que muy buenos investigadores

abordaron este desafío elaborando una historia,

una narrativa.

La historia comienza con el tema del odio al judío

en el mundo occidental

y desde allí pasa por los acontecimientos

del siglo XIX y XX en Alemania en particular

y en Europa en general.

Esto es elaborar una historia.

Yo pienso que nadie ha intentado hacerlo

de una manera diferente.

Pude comprobar, durante muchos años

y a través de los alumnos

que llegan a mi clase de Historia del Holocausto,

que siempre llegan con las mismas básicas preguntas,

quieren saber por qué el pueblo judío fue el objetivo,

quieren saber por qué los alemanes fueron los ejecutores,

quieren saber por qué el asesinato

fue la vía que los alemanes eligieron.

Podrían haber utilizado

otras maneras.

Querían saber por qué ocurrió tan rápido.

La gente olvida que la mitad de las víctimas del Holocausto,

o sea, 3 millones de personas,

murieron en solo 11 once meses

y tres cuartos, un millón y cuarto,

murieron en 20 meses,

Por lo que hablamos de un asesinato masivo

de una terrible ferocidad

y velocidad.

Y querían saber por qué los judíos no urdieron represalias,

por qué los judíos obtuvieron tan poca ayuda

de parte de la población circundante,

del Gobierno aliado, de la Iglesia católica,

de la Cruz Roja Internacional.

Estas eran las preguntas que les intrigaban,

por lo que pensé que podría ser útil escribir

un libro que dedicara un capítulo a cada pregunta,

que la gente que lea el libro conozca los hechos,

incluso para contestar a estas preguntas.

Este oscuro capítulo de la historia

que supone el Holocausto

¿cree usted verdaderamente que tiene lógica,

que se puede explicar?

El peligro de la palabra "lógica"

es que suena a justificado o bien razonado.

El Holocausto no fue lógico en este sentido,

fue un sinsentido,

fue un intento de exorcizar

a la sociedad, al mundo,

de todo mal, matando

a un grupo de personas que identificaron con ese mal.

Esto en sí no es lógico.

En este sentido, el Holocausto no fue lógico.

Pero en las mentes de los perpetradores

que se convencieron a ellos mismos de esta locura

se convirtió en algo muy lógico,

se convirtió en la respuesta

a todo su razonamiento.

Si partes de una premisa ilógica,

una premisa no realista,

pero desde allí sigues construyendo

con premisas racionales,

terminas en esto tan terrible en nombre de esa premisa.

Profesor Hayes, algunas de las explicaciones

de las conclusiones a las que usted llega en su libro

no son tan populares.

¿Por qué piensa que es esto?

Creo que las personas han ido acumulando ciertas nociones

acerca del Holocausto,

algunas veces como una manera de autoafirmación.

Tenemos muchos mitos acerca de este tema

que podemos comprobar fácilmente.

Por ejemplo, es fácil pensar que el Holocausto resultara derecho,

que Adolfo Hitler

se convirtiera en canciller de Alemania

y que llegó a canciller

porque Alemania apoyaba cada una de sus ideas,

incluyendo el odio a los judíos.

Hoy día sabemos, si estudiamos la historia electoral de Alemania,

que los partidos políticos antisemitas

antes de él nunca tuvieron éxito.

También sabemos, por estudios que se han realizado,

quién vota a quién y por qué,

lo que llamamos "sociología electoral",

que muchas personas votaron a Hitler por antisemita,

pero no todas las que lo votaron.

Y entonces sabemos que Hitler no obtuvo

la mayoría de los votos alemanes.

Es tentador decir que este resultado se obtuvo

porque todos los alemanes querían

esto desde el principio,

pero no es cierto.

Lo que sí es cierto, y es mucho más complicado,

es comprender cuántos alemanes

querían este resultado o actuaron como si así lo quisieran

durante la dictadura nazi.

La forma en la que esta dictadura entrenó las mentes de las personas

es muy importante

y esta es la vía para comprender

por qué se llegó a los campos de exterminio.

Y si tenemos que hablar de antisemitismo,

que, desgraciadamente, lamentablemente, en Europa

no son brotes que ocurrieron

y nunca más ocurrirán, ojalá pudiéramos decir eso,

todavía ocurre,

¿cuál sería la razón por la que un grupo étnico

llega a odiar al otro e identificarlo con el mal?

Creo que no hay nada lógico en identificar

a los judíos con el mal.

Los judíos son

todo lo contrario a lo que el antisemita piensa.

No es tan poderoso, ya que, de haberlo sido,

no habría padecido el Holocausto, simplemente.

No habría padecido las persecuciones en Alemania,

a pesar de que los nazis decían que eran personas muy poderosas,

la prueba es que no pudieron evitar

el devenir de los acontecimientos.

No pudieron influir sobre los Gobiernos aliados

de tal manera que hubieran bombardeado

los campos de concentración, etc.

Por lo que no hay nada lógico

en todo esto.

Sin embargo, los que odian se desesperan por encontrar

una explicación simple para todo,

aunque sea incorrecta.

Existe una tradición muy soterrada

en Europa que prenden

todos los territorios asentados preeuropeos.

Es una tradición muy arcaica

de identificar al judío con el problema.

Es una especie de reflejo instalado en la cultura.

No es un reflejo en la mayoría de personas no judías,

pero la clave está

en si esta minoría con esa creencia equivocada

sube al poder.

Cuando adquieren el poder,

cuando cuentan con los instrumentos del Estado

en sus manos, entonces es cuando son

verdaderamente peligrosos.

Si no es así, son molestos, son una amenaza para el individuo,

pero no para toda la población.

Pero cuando adquieren el poder, ese es el momento más peligroso.

La clave en Alemania es que los fanáticos,

los que creían estas ideas absurdas,

se convirtieron en los dictadores del país

y, como país,

los nazis consiguieron muchísima cooperación.

Este fue el caso.

En los primeros siglos, con el nacimiento de Cristo

y el nacimiento de la religión cristiana,

había mucha competencia,

especialmente en la zona este del Mediterráneo,

por adherirse a la nueva fe o permanecer en la antigua.

La cristiandad se pronunciaba

como los buenos nuevos,

como el nuevo mensaje.

Los judíos fueron las personas que dijeron a esto:

"No, gracias. Nosotros ya tenemos un pacto con Dios.

Nosotros ya tenemos nuestras escrituras.

Ya tenemos monoteísmo.

No estamos interesados en las cosas nuevas

que la cristiandad ofrece".

Lo que ocurre es que si alguien

cree en algo fervientemente y otra persona le dice "no",

se siente dolido.

Con el tiempo, esta competencia se intensificó,

así los cristianos creyeron que aquellos que dijeron "no"

serían un mal ejemplo para los demás.

Entonces la religión cristiana

desarrolló ciertas nociones

acerca de los judíos, que antaño fueron el pueblo elegido

y por ello no se les podía matar.

Pero, por otro lado, son las personas que han dicho "no"

y "pueden ser un mal ejemplo

y por esto deben ser castigados

con restricciones".

Por ejemplo, dónde pueden vivir,

guetos, qué pueden y no pueden hacer,

profesiones,

así fueron confinados, generalmente,

a profesiones denigrantes,

como prestar dinero o vivir como pordioseros

errando de pueblo en pueblo.

En resumen, se les podía hacer sufrir,

pero había que mantenerlos vivos.

Y así es como todo esto comienza.

Este proceso tiene sus inflexiones,

en Europa, por ejemplo, con la Revolución francesa

y antes incluso de la Revolución,

con el Imperio austriaco.

El concepto moderno de Estado en Europa,

en parte, es liberar a los judíos de esas restricciones,

emanciparlos, para que entonces

se conviertan en ciudadanos productivos

como cualquier otro. En resumen, que paguen impuestos

y así, de esta manera, sean útiles al Estado.

La historia de Europa en el siglo XIX

es la historia de la emancipación gradual

de los judíos.

El antisemitismo moderno supone

una reacción contraria a esto.

Es como si los judíos, que en realidad habían vivido

en Europa durante siglos, hubieran inmigrado a la sociedad

pudiendo tomar los horrores que hasta ahora

habían monopolizado otras personas.

Los judíos podían asistir a la Universidad,

podían ser abogados y competir con cristianos

y a veces ser más brillantes.

En el siglo XIX, algunas personas

sintieron que sus vidas no iban a ser mejores.

Hay que añadir la Revolución Industrial

y el desarrollo de la tecnología.

Y por eso asociaban la liberación de los judíos

con que sus vidas iban a empeorar.

Y esta fue la última punta de lanza del antisemitismo moderno:

el resentimiento.

Las personas que apoyaban el antisemitismo

eran a menudo las personas

a las que les iba peor en su sociedad.

¿Piensa usted que podríamos prevenir

otros fenómenos como el Holocausto?

Podemos,

pero requiere trabajar duro.

Los impulsos en los seres humanos,

los impulsos tribales

que nos llevan a hablar continuamente

de nosotros y ellos todo el tiempo,

los impulsos del miedo,

cuando tenemos miedo, no pensamos de manera correcta,

creamos atajaos en nuestra mente para encontrar la solución más fácil

que nos libere de nuestros temores

lo antes posible.

Estos impulsos son

los que permiten a los que odian

acudir a las plazas públicas y proclamar.

"Yo conozco la mejor solución

para este problema. Ellos son el problema", etc.

Lo que podemos hacer

es manifestarnos en contra de estas personas

y siempre resistirnos a la necesidad de agradarles.

Lo que sí es más difícil es cuando estos adquieren el poder,

cuando el Estado está en sus manos,

porque entonces luchar requiere heroísmo,

la capacidad de arriesgar a veces

también a nuestras familias

y esto es más peligroso.

Profesor Peter Hayes,

su entrevista, sus explicaciones,

estoy segura de que van a marcar

a muchos de nuestros amigos.

Nuestra ilusión sería que ese libro sea

lectura obligatoria en las universidades

y en los colegios.

Trabajos, como el que usted ha hecho,

podrían y esperamos que cambien el mundo.

Muchísimas gracias.

Gracias. Gracias.

Contar con invitados, como el profesor Peter Hayes,

para nosotros es un lujo,

como es un lujo contar

con la participación de todos ustedes cada domingo.

Con esa ilusión seguimos trabajando desde ahora

hasta el programa próximo.

Mientras tanto, le deseamos que disfruten de un maravilloso día

y les deseamos y les decimos "Shalom".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Peter Hayes explica las razones del mal

Shalom - Peter Hayes explica las razones del mal

21 jul 2019

En este programa nuestro invitado especial es Peter Hayes que nos presenta la versión en español de su libro : Las razones del mal. Considerado prácticamente el mejor libro sobre este tema en el que el profesor Hayes resume toda una vida de investigación.

ver más sobre "Shalom - Peter Hayes explica las razones del mal " ver menos sobre "Shalom - Peter Hayes explica las razones del mal "

Los últimos 590 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios