Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4546498
Para todos los públicos Shalom - Pesaj: una tradición milenaria - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Muy buenos días, shalom.

En el calendario judío estamos en pleno Pésaj,

en plena festividad de Pésaj.

En esta fiesta, además de leer "La Hagadá",

que es el relato de la salida de Egipto,

tenemos algunas comidas, olores y sabores

que acompañan a que Pésaj sea una fiesta

que, a pesar de que se acabe la fiesta, nos acompaña el sabor.

Hoy nos acompañan en "Shalom" tres amigas

que han querido contarnos cómo viven ellas Pésaj en sus casas.

Sandra, Leslie, Vanessa. Buenos días, shalom.

Muchas gracias por estar aquí. Gracias a ti.

Y por el esfuerzo de contarnos, de contar a todos los amigos

en sus casas cómo se vive Pésaj. Sandra, ¿cómo recuerdas Pésaj?

Para mí, es una fiesta principalmente una fiesta familiar,

una fiesta de alegría, donde estamos toda la familia en la mesa,

donde se abren las puerta de casa, se reciben invitados...

Es una noche especial, es la fiesta de la libertad,

pero donde se cena distinto a lo que se cena en el resto del año,

donde se hacen preguntas, respuestas, canciones, juegos...

Tenemos que explicar que es la fiesta de la libertad

porque en realidad narramos la salida de Egipto,

donde el pueblo de Israel sale como una nación libre

y sale de la esclavitud.

A lo mejor, Leslie, que es la dueña y artista

de este magnífico arreglo floral, nos puede explicar

por qué has decidido hacer este arreglo.

Bueno, como Pésaj, simboliza justamente eso,

nuestra liberación,

yo, personalmente lo vivo más como una liberación espiritual

hoy en día.

Y bueno, lo que simboliza es el mar abriéndose

y que nuestro camino a la libertad sean caminos floridos.

Qué bonito. ¿Cómo recuerdas tú Pésaj en tu infancia?

Mi recuerdo siempre era la reunión familiar,

con los primos, ir a casa de mi abuelita,

a la cual le encantaba hacer arreglos florales.

¡Ay, mira! Sí. A ella siempre la recuerdo

acomodando sus flores con un cariño, con un amor, con una dedicación,

que seguramente eso que me marcó. Ya sabemos de dónde viene.

Vanessa, para ti Pésaj está ligado mucho a los olores.

Sí, los olores han marcado mucho los recuerdos de mi infancia.

Para mí, la casa de mi madre siempre olía,

tanto en shabat como en Pésaj, de forma diferente.

Y esos olores me gustaría, me gusta reproducirlos

y que mis hijos tengan esas sensaciones sensoriales,

como las que yo viví, porque para mí las recetas de mi madre,

de mi suegra, de mi abuela, son las que han marcado mucho mi infancia

y yo intento reproducir esas recetas en mi casa y en mi cocina.

(CANTAN "MAH NISHTANA")

Porque además, Pésaj, como cualquier festividad muy familiar

tiene recetas diferentes viniendo del mundo askenazí

o de la parte que viene más de Alemania, Polonia, Rusia,

que del mundo sefardí, porque en el mundo askenazí,

¿cuáles serían las recetas típicas? Efectivamente.

Yo, que tengo la suerte de ser hija de mamá sefardí y de papá askenazí,

tengo el privilegio de tener sabores específicos de cada uno.

Y la verdad es que en una cena askenazí,

principalmente el plato estrella es el matzo ball.

Son unas bolitas de matzá, que se sirven en un caldo de pollo

muy sabroso. Delicioso.

Efectivamente, a los niños les encanta.

Luego tenemos un pescado, que se llama gefilte fish,

que se acompaña con jrein,

es un pescado que se sirve con verduras y con jrein,

y eso es lo típico, aparte de la matzá, lógicamente,

en la cena askenazí.

(CANTAN "ABADIM HAINU")

Cada vez que las hago,

tengo el recuerdo de los Séder con mis abuelitos.

Y más que todo, hoy que soy mamá, transmitir eso a mis hijos

como ellos me lo transmitieron a mí. Claro.

Y que Dios quiera puedan transmitirlo ellos a sus hijos también.

Porque además en Pésaj no se puede comer pan

no se puede comer jametz,

nada que provenga de los cinco cereales,

trigo, cebada, centeno...

Por eso tenemos aquí estas tortas especiales,

que son aptas para Pésaj.

¿Cómo se vive el día a día sin comer pan, bollería?

Estamos tan acostumbrados a ir... Por donde vas, vas y comes.

¿Cómo se viven esos ocho días y cómo viven vuestros hijos?

Es una vivencia especial, diferente,

eso te hace valorar también más tu día a día.

¿Cómo es, no? El pan, que es tan común en cualquier casa,

cuando estás ocho días que no comes pan

lo coges con tanta gana después. Así es.

Entonces creo que es un ejercicio también.

Cuando vives la ausencia de algo, valoras más lo que sí tienes.

-Exactamente, hoy día hay muchos productos manufacturados

que intentan imitar a los productos con harina,

pero yo creo que lo bonito es marcar la diferencia,

que solamente son ocho días y se puede prescindir perfectamente

de estos productos.

Y además, uno de los elementos típicos es esta keará, esta fuente,

que suele tener, además del pan ácimo,

algunos elementos especiales recordando parte de la historia

de la narrativa de la salida de Egipto.

Cada una tendrá una keará, una bandeja diferente, claro,

con su historia. Con su historia, eso es verdad.

Por ejemplo...

La mía que tenemos en casa, es donde se ponen los distintos elementos,

alimentos que simbolizan la salida del pueblo hebreo de Egipto.

Este relato, "La Hagadá de Pésaj", la salida de Egipto,

¿en vuestras casas se suele leer en varios idiomas?

Porque se suele leer en hebreo y además, en el idioma, digamos,

de la familia para que los chicos, los hijos, chicos y chicas,

sepan cuál es el origen de su pueblo.

Exacto, porque en hebreo hay que leerlo,

pero yo creo que es importante que a los niños les quede muy claro

cómo fue esa salida de Egipto

y para nosotros es miztvá recordar a diario

y que nuestras generaciones lo sigan recordando,

cómo se vivió y lo que pasó en la historia de nuestro pueblo

hace más de 3000 años.

Leslie, además de las comidas,

sí que es verdad que cualquier elemento

puede ayudarnos a vivir, a vivenciar mejor,

este camino hacia nuestra libertad, ¿verdad? Tú, que eres un artista.

Totalmente, totalmente. O sea, creo que es maravilloso

el poder expresar de alguna manera, ya sea con un arreglo floral

o con la cocina, con lo que hagamos, siempre pongamos el corazón en ello.

Damos ese toque para cada fiesta.

Claro. ¿Cómo participan los chicos?

¿Cómo viven ellos esta semana de Pésaj?

¿Cómo lo viven? Primero, sabiendo qué hay que comer,

un alimento que no se puede comer se reemplaza por otro,

como la matzá, las galletas de matzá.

Segundo, preparando todo porque la verdad es que cuando uno

abre su casa, recibe a toda la familia y amigos,

entonces hay que ayudar. Hay trabajo.

Hay trabajo, pero con gusto, con mucho cariño y con gusto.

-En mi casa empezamos varias semanas antes.

(RÍEN) Porque la limpieza en esa búsqueda

del jametz a conciencia al final participamos toda la familia.

Y luego, con los preparativos de las compras,

los productos kosher de Pésaj.

Y luego, pues intentando que en la cocina huela a Pésaj.

(RÍEN)

Qué bonito es, además, porque participan todos

y la noche de Pésaj conviven varias generaciones.

Y si uno no tiene familia, siempre hay alguna buena familia,

¿verdad, Leslie?, que nos abra sus puertas.

Eso es lindo. Al venir yo de fuera, intento algunas de las noches

recibir a todo el que sé que está aquí sin familia,

así como hay familias aquí que nos han adoptado a nosotros

y nos abren las puertas de su casa siempre.

-Pero bueno, lo importante es que los niños interactúan,

todos en la mesa de Pésaj, toda la familia interactúa,

con preguntas, con respuestas, con canciones,

y las famosas preguntas de los niños, que eso es tan bonito.

-Sí, yo creo que lo lindo también es que todos tienen su turno,

en casa, por lo menos, lo que hacemos es que cada uno lea una parte,

tanto en hebreo como en español para que sepamos lo que estamos diciendo

y que todos efectivamente participemos.

-Bueno, y un clásico en mi casa es "Los 10 mandamientos",

la película de "Los 10 mandamientos", que al final termina de completar

un poco "El Hagadá de Pésaj. -Eso está muy bien.

Para los niños, además, es algo yo creo que muy bonito,

es un elemento educativo y "La Hagadá de Pésaj"

les enseña a preguntar, "¿Por qué hacemos todo esto?".

Efectivamente. Os ha ocurrido que los chicos

preguntan fuera de texto. Sí, sí, total,

pero bueno, eso es lo lindo, eso es lo que diferencia Pésaj

de otras fiestas nuestras, aparte del sentido que se le da,

pero que los niños pregunten, que participen,

que estén activos todo el Séder, toda la noche, eso es muy importante.

Una de las formas de mantenerlos activos

es que un trocito del pan ácimo desde el principio de la cena

se guarda y se esconde para que el que aguante

de los niños al final de la cena lo busque y ese tiene un premio.

¿Cuál ha sido el premio en vuestras casas?

Bueno, a veces era dinero,

pero que les hace tantísima ilusión a los niños.

Recuerdo un Séder que celebramos en Turquía,

que es de donde viene la familia de mi marido,

éramos como 120 personas. Vinieron de todas partes,

de México, de Perú, de Israel, de Estados Unidos, fue precioso.

Y recuerdo que Berith, mi niña pequeña,

fue la que encontró la matzá, con lo cual, bueno,

eso no se le va a olvidar en la vida. -Qué bonito.

Qué bonito. ¿Y en vuestras casas? Pues en mi casa, la noche anterior,

la víspera, que se hace la búsqueda del jametz,

que los padres lo escondemos detrás de rincones de la casa,

y los niños ahí se lo pasan realmente bien

porque siempre el que más tenga es el que gana.

Y vamos a oscuras, con una velita, es muy divertido, la verdad.

Los niños lo viven muy intensamente.

¿Qué llevarás, Sandra, de Pésaj siempre contigo?

(SUSPIRA) Los olores, los olores, los sabores,

la mesa con toda la familia. Eso es lo que llevaré de Pésaj.

Y Dios quiera que mis hijos puedan llevarlo y transmitirlo

a los suyos también.

Leslie, comentabas antes el tema de que para ti Pésaj

es más el símbolo de la libertad espiritual.

Ese concepto nos ha gustado mucho. ¿Qué significa exactamente?

Yo creo que, sobre todo, somos esclavos de nosotros mismos.

Muchas veces nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestros hábitos,

nos torturan. Por supuesto.

Y creo que lo más importante para comenzar con una verdadera liberación

es conseguir esa.

-Y liberarse a lo mejor de lo más material

y pensar en lo que es realmente importante.

En las cosas importantes, que además, como decíais antes,

los niños después, los niños y adultos,

después de estar ocho días sin tomar pan, pasta, bollería, cruasán,

de pronto lo que tenías todo el día y no le dabas ninguna importancia,

de pronto eso se hace importante.

¿Qué mensaje nos dejaríais de Pésaj?

Que sigamos transmitiendo a nuestros hijos

de generación en generación este mensaje,

que es relatar la historia de la salida de Pésaj

y aunque llegue el mesías, que sigamos relatándolo

porque forma parte de la historia del pueblo de Israel.

Ves a tus hijos haciendo el Séder. Amén. Y a mis nietos.

Leslie, ¿para ti cuál sería? Sí, también, me encantaría,

con favor de Dios, que el día de mañana mis hijos

y los hijos de mis hijos y mis bisnietos

y de generación en generación, que esto siga repitiéndose.

Vanessa, ¿con qué olor te quedas de todos los olores?

Con el olor de mi casa, pero sobre todo también,

que mis hijos sepan abrir también las puertas de sus hogares

a esas personas que están más solas

y que siempre tengan a la familia presente y a sus seres queridos,

tanto en esta festividad, como en todas.

Claro, como en todas, eso es muy bonito,

porque además, con esa enseñanza es la mejor manera de educarles,

aceptar a todos, y como decía Leslie antes,

que ella es un ejemplo de esto, de cómo alguien que está aquí,

sin familia, pues hay una familia que te acoge

y te hace sentir que en realidad nunca estás solo.

Nosotros, los del programa "Shalom", nunca estamos solos

y esta es la mejor prueba de ello, que cuando pido a tres amigas

venir a contarnos cómo se vive Pésaj...

Gracias por invitarnos. -Gracias.

-Muchas gracias a ti. Ellas están aquí.

Muchísimas gracias y que, efectivamente, si Dios quiere,

que vuestras casas y en todas las casas por generaciones,

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Pesaj: una tradición milenaria

Shalom - Pesaj: una tradición milenaria

01 abr 2018

Este año hemos querido compartir con ustedes las vivencias de tres mujeres judías con muy diferentes orígenes y que celebran Pesaj basándose en la misma tradición milenaria.

ver más sobre "Shalom - Pesaj: una tradición milenaria" ver menos sobre "Shalom - Pesaj: una tradición milenaria"
Programas completos (543)

Los últimos 543 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Adriana Vivas Castillo

    Muy interesante, con calidad y amoroso mensaje

    02 abr 2018