Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5481969
Para todos los públicos Shalom - Pedro Cavadas, Premio Maimónides - ver ahora
Transcripción completa

Muy buenos días, "shalom", y bienvenidos un domingo más.

Queremos dedicar nuestro espacio a la entrega del Premio Maimónides

que otorga la Asociación de Amigos de la Universidad de Tel Aviv

en España.

En su tercera edición

este premio ha recaído en el doctor Cavadas,

un cirujano

de reconocido prestigio internacional.

Mostrar y reconocer a nuestros jóvenes

referentes que les sirvan de ejemplo

es uno de los objetivos

que tiene la Asociación de Amigos de la Universidad de Tel Aviv

con este premio,

y la labor del doctor Cavadas

es un amplio ejemplo en este sentido.

La entrega del Premio Maimónides

se realizó como en ocasiones anteriores

en un entorno festivo,

donde el doctor Pedro Cavadas estuvo rodeado

de representantes de la Universidad de Tel Aviv,

algunas personalidades

del mundo de la cultura española e israelí

y algunos miembros de la asociación.

Y, por supuesto,

de los premiados en las ediciones anteriores.

La Universidad de Tel Aviv tiene asociaciones de amigos

en todo el mundo.

Una de estas asociaciones de amigos del mundo

se encuentra en España, en Madrid, y es una de las más importantes.

En los últimos tres años,

esta organización de amigos de la Universidad de Tel Aviv

en Madrid

concede un premio llamado Maimónides,

que en hebreo es el nombre del rabino Rambam.

Maimónides, Rambam, fue médico, científico,

geólogo y rabino.

Un hombre muy polifacético

que controlaba muchísimas ramas diferentes

de la ciencia.

El premio que se da hoy en su nombre

abarca los temas que fueron de su interés.

Quien recibe el premio este año, el doctor Pedro Cavadas,

abarca estas mismas áreas y sus mismos valores.

Por un lado, es médico, científico.

Cura a las personas.

Y, por otro lado,

tiene una actividad humana muy importante en África.

Es una combinación que abarca la parte científica,

por un lado,

y la humanitaria por el otro

de forma similar a la actividad de Maimónides.

Y también podría decirse

que es lo que caracteriza a la Universidad de Tel Aviv.

Por un lado, en la Universidad de Tel Aviv,

tenemos matemáticas, física, medicina, ciencias de la vida,

y, por otro lado, tenemos ciencias humanas

desde diferentes puntos de vista que fortalecen la sociedad israelí

y también la sociedad a nivel mundial.

El Premio Maimónides,

la tercera edición

del Premio Maimónides de este año 2019,

hemos decidido otorgárselo al doctor Pedro Cavadas Rodríguez

por varios motivos.

Fundamentalmente, por su humanidad, por su hambre de bien,

por su coraje, por romper reglas,

y por ayudar a la humanidad

haciendo estas operaciones extraordinarias y magníficas

a gente sin recursos tanto en África como trayéndolos aquí

cuando se necesitan equipos más sofisticados.

Me hace sentir muy muy muy pequeño.

Lo primero, Universidad de Tel Aviv.

Suena enorme.

Suena enorme.

Y tiene una trayectoria enorme y es una institución muy seria.

Dos.

Premio Maimónides nada menos.

Nada menos.

Reconozco que soy de ciencias,

reconozco que soy un ignorante de ciencias puras,

que solo sé un poco de lo mío,

pero quién no conoce la figura de Maimónides,

un gigante de la historia.

Un enorme gigante de la historia.

Es como si a un pobre biólogo le das el premio Darwin.

No lo sé.

O le das el premio Einstein o Stephen Hawking

a alguien que se dedique a hacer un poquitito de física.

Claro, ¿cómo se sienten?

Pequeñitos. Hace pequeñito inmediatamente.

Dicen:

Me están dando un premio de alguien

que representa algo infinitamente más grande

de a lo que yo me dedico.

Me siento pequeño.

Además,

comparado con la gente

que ha recibido el premio en otras ocasiones,

me siento más pequeñito todavía;

con lo cual tendrán que aumentar el zum de los objetivos

porque en este momento soy un mamífero inferior

profundamente agradecido.

La entrega de este premio al doctor Cavadas

es importante no por el premio,

sino, sobre todo, por quien recibe este premio.

¿Por qué?

Porque es una persona que ha aprovechado su tiempo

para conocer y para saber, pero también para hacer el bien.

Se ha ido a África,

ha dejado el mundo del lujo y del consumismo

y ha optado por hacer el bien,

por ocuparse de personas

que han perdido la esperanza de vivir o de ser personas

o de tener dignidad.

La Universidad de Tel Aviv,

donde se imparte conocimiento, pero también valores,

es lo que ha sabido, valga la redundancia,

valorar en esta ocasión

otorgando el premio al doctor Cavadas.

Utilizar las vacaciones para cooperación humanitaria...

Yo creo realmente en la cooperación humanitaria.

Es un concepto muy etéreo.

Es muy difícil...

Es uno de estos conceptos que parecen muy sencillos

porque es un mono ayudando a otro mono.

Qué fácil, punto.

Qué va, qué va, es dificilísimo.

Darle forma es casi imposible

y darle forma continuada en el tiempo

es tirando a imposible.

Pero a mí siempre me ha gustado.

Siempre me ha parecido algo

que creo que por simple dignidad y por simple decencia

había que hacer.

Creo que es el alquiler que pagas

por vivir sin mérito alguno en la parte cómoda del mundo.

Yo vivo muy cómodo.

Vivo infinitamente cómodo.

Me sobra...

Tengo comida cuando quiero,

me sobra seguridad, me sobra sanidad,

tengo entretenimiento si quiero, no me disparan habitualmente,

no me tengo que preocupar de si mis hijas están vivas

porque lo normal es que estén.

Solo me tengo que preocupar de grados de bienestar,

de hasta qué grado de bienestar decido que voy a vivir.

Pero la mayor parte de la humanidad no vive en esa situación.

Vive en una situación diametralmente opuesta.

Estas personas profesionales que son referentes

y que son referencial mundial para la humanidad

y que trascienden fronteras

son fundamentales.

A mí me parece extraordinario.

El doctor Cavadas lo es sin duda.

Un hombre que está en África,

un hombre que se enfrenta a la desolación más absoluta.

Sin duda,

esos referentes son importantes para los niños y para los jóvenes.

Todos deberían conocer al doctor Cavadas.

El trabajo del doctor Cavadas tiene una importancia especial.

Por un lado,

estamos hablando de un médico muy exitoso

que se dedica a un tipo de medicina sofisticada.

Hace reconstrucción de órganos internos de personas

con metodologías muy innovadoras

y, por otro lado,

tiene esa actividad social

involucrándose socialmente

a través del trabajo de su fundación en África.

Este es el tipo de cosas

que también ocurren en la Universidad de Tel Aviv.

La universidad tiene también una actividad social

dirigida hacia la India y también en África

mediante el trabajo de estudiantes que viajan a África

para apoyar en la potabilización del agua

o para construir hospitales

o también para ayudar en la curación de enfermedades.

Así que también las actividades que hoy se premian al doctor Cavadas

son algunas de las actividades

que la Universidad de Tel Aviv valora en su propio concepto

como universidad.

Si hay alguna actividad útil,

es intentar dar ejemplo a la gente

que todavía es capaz de aceptar el ejemplo.

Los adultos no aceptamos nada ya.

Fingimos...

Si nos dan un consejo, fingimos que lo oímos.

Hacemos así como los perritos

de los salpicaderos de los coches de antes

que hacían así un poquito

y siguiente pregunta.

Pero poder dar ejemplo a alguien que está en periodo de formación

y que todavía está absorbiendo patrones

y poder comunicar modestamente lo que yo he aprendido

después de millones errores y muy poquitos aciertos

y a las conclusiones que yo creo que he llegado

como es el valor del respeto y el valor del esfuerzo

y el valor de...

Y el placer de regalar una vida nueva.

Eso solo lo tiene la medicina, lo siento.

Es una cosa...

Para el resto de profesiones es un poco más difícil,

pero la medicina es maravillosa en eso.

Puedes hacer unos regalos de un calibre

que, sintiéndolo mucho, no puede hacer nadie más.

Salvo el señor juez en algunas ocasiones.

Es regalarle una vida nueva a alguien.

Ser capaz de aprender ese placer

o ser capaz de que alguien piense

que puede haber placer,

que puede ser maravilloso regalar por nada,

por puro y duro placer,

por pura y dura dignidad y decencia tuya,

que les puedes regalar a alguien que no conoces

algo tan importante como una vida nueva

y que además no te importe nada que lo entienda,

porque no es él el que lo tiene que entender.

Eres tú el que lo tiene que entender.

El Premio Maimónides

va a tomar un poco más vuelo y relevancia,

por así decirlo.

Sería el año que viene el cuarto premio,

y esperemos que ya esté formado un consejo específico

que va a ser el que va a definir y decidir a partir de ese momento

quiénes serán los premiados

y donde va a haber bases también

que dirán cuáles son las pautas a seguir

para poder nombrar a un premiado, a un premiado del Maimónides.

Y nuestra idea es hacerlo nacional e internacional

porque creemos

que el mundo está lleno de buenas almas

y buenas personas

que hacen el bien a los seres humanos.

No importa dónde estén, en qué lugar geográfico,

serán siempre reconocidos.

"A lo largo del acto se realizaron varios discursos

por parte de las principales personalidades asistentes,

comenzando por el discurso de bienvenida

de la embajadora de Israel, Rodica Radian-Gordon,

al que siguió el del presidente de la Universidad de Tel Aviv,

Ariel Porat.

Los discursos terminaron con el copresidente

de la Asociación de Amigos de la Universidad de Tel Aviv,

Isaac Querub,

quien se dirigió al premiado exponiendo sus méritos

y tras el que se entregó el premio.

El doctor Pedro Cavadas, visiblemente emocionado,

realizó un emotivo discurso de agradecimiento

tras recibir el galardón."

Y no me apetecía nada recibir un premio.

Digo: "¿Tengo que ir allí otra vez?".

Les juro que es de las cosas

que más me alegro de haber hecho este año.

Y se está acabado el año ya. O sea que he hecho unas cuantas.

No recuerdo un premio que me haya hecho llorar como este.

A lo mejor, estoy más blandito, puede ser,

pero creo que lo han conseguido ustedes.

Gracias de verdad, gracias de corazón.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Pedro Cavadas, Premio Maimónides

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Shalom - Pedro Cavadas, Premio Maimónides

12 ene 2020

El Premio pone en valor tanto el importante trabajo realizado por el Doctor Cavadas en el ámbito de la cirugía y su gran aportación a la medicina, como su generosa labor humanitaria desarrollada a través de su Fundación.

ver más sobre "Shalom - Pedro Cavadas, Premio Maimónides" ver menos sobre "Shalom - Pedro Cavadas, Premio Maimónides"
Programas completos (612)

Los últimos 612 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios