Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4161198
Para todos los públicos Shalom - Para entender el Holocausto - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Muy buenos días, hoy les decimos "shalom"

desde el Centro Sefarad-Israel,

donde nos hemos dirigido para asistir a la presentación

del libro "Para entender el holocausto".

Un libro realizado por autores que trabajan en la enseñanza

y que creen que cada uno de nosotros debemos dedicar tiempo

a profundizar en el conocimiento de este terrible acontecimiento

que marcó a la humanidad.

(Música)

Hoy presentamos en Centro Sefarad-Israel

el libro "Para entender el holocausto".

Yo creo que el título está muy acertado

porque, además, lo que siempre nos preocupa

es qué hacemos con todo ese conocimiento

que tenemos sobre el holocausto.

Tenemos testimonios, tenemos supervivientes,

tenemos diarios, tenemos hechos,

podemos visitar campos de concentración,

¿pero qué hacemos con todo ese material?

Cómo lo utilizamos después para la enseñanza,

cómo lo interpretamos y lo que preocupa

es que en realidad no llegamos a comprender

cómo pudo pasar, cómo fue humanamente posible.

¿Qué es lo que ha ocurrido con la humanidad?

Con este libro me alegro mucho que cuatro profesores,

además cuatro profesores españoles,

que hicieron una formación hace 10 años,

han estado formándose, yo sé que han hecho muchos viajes,

también a los campos de concentración,

y han recogido todo su conocimiento ahora en este libro

que nos pueda acercar un poco

a ayudarnos a entender el holocausto

que tan difícil es de entender.

(Música)

Lo que me ha movido a ayudar a la editorial

a que salga este el libro,

con la esperanza de que los profesores de instituto

tengan un texto con el cual poder explicar a los jóvenes españoles

el entendimiento de la Shoá

y de la eliminación de 6 millones de judíos

y prácticamente de la judería europea.

Por autores españoles no había un estudio del holocausto.

España ha estado alejada,

no participó en la Segunda Guerra Mundial,

y, por tanto, el fenómeno no tiene la masividad que tiene

en el resto de Europa.

Por tanto, que profesores españoles hayan hecho este trabajo

para mí era muy importante.

Lo dedico a la memoria de mi mujer,

que ella era una doctora muy preocupada

porque cuando fuesen desapareciendo

los últimos supervivientes y los testigos directos del holocausto,

ella tenía pánico a que eso fuese desapareciendo de la memoria

y más en un país como España donde no se ha vivido

la segunda guerra mundial

y lo que supuso para la eliminación de la judería europea.

(Música)

Quienes hayan tenido ya la ocasión

de dar una primera ojeada a este libro

quizás les haya llamado la atención que el exergo

sea algo aparentemente tan lejano al tema,

un pasaje del siglo XVII, en latín,

que dice: (HABLA EN LATÍN)

Los que nos dedicamos

al estudio de Baruch Spinoza

sabemos perfectamente que es la norma metodológica

y también la norma de vida de Spinoza,

no ridiculizar, no lamentar ni detestar,

sino únicamente entender.

-El holocaustos se puede entender, se debe intentar entender

y, además, únicamente si intentamos y entendemos las causas

que producen realmente el holocausto,

estaremos en condiciones de podernos oponer

a que una cosa como esta pueda volver a surgir

en un espacio como es el espacio europeo

y dentro de sociedades supuestamente desarrolladas como son las nuestras

que, en principio, parece que son totalmente ajenas

a fenómenos como este.

El holocausto se produce, precisamente, en un país, Alemania,

o se inicia en un país que es Alemania,

que es el pionero en la puesta en marcha del Estado del bienestar.

En los programas del bienestar ideados por Von Bismarck

es el primero, es el estado alemán el primero que diseña

planes para la jubilación,

el primero que diseña planes para los enfermos, etc., etc.,

de cobertura económica para estos casos.

Es decir, nadie en el 33,

cuando Hitler gana las elecciones mayoritariamente,

no por mayoría absoluta, pero sí siendo la formación más votada,

el Partido Nacional Socialista alemán,

nadie podía pensar en el 33 y mucho menos en el 38,

que si se hubiesen repetido las elecciones,

seguramente Hitler habría sacado ya sí la mayoría absoluta,

nadie podía pensar entonces que en Europa, dentro,

inspirados dentro de una sociedad tan desarrollada como era la alemana,

se pudiese, pudiésemos asistir

a un fenómeno de destrucción masiva de hombres como fue el holocausto.

-Este libro puede aportar a los docentes españoles,

sobre todo conocimiento, según se ve el índice del libro,

esos son sobre todo hechos que también trasmite,

pero sobre todo cómo manejar el conocimiento,

los hechos que sabemos de la historia del holocausto

y como nos puede acercar a comprender lo ocurrido.

(Música)

Yo creo que se advierte claramente

que hay unos grandes profesionales de la enseñanza detrás

aparte de muy buenos historiadores, muy buenos pensadores,

filósofos incluso.

Pero yo creo que fundamentalmente responde

a ese compromiso y a esa vocación con la enseñanza.

Creo, quizás sea una cosa demasiado optimista,

que todavía puede transmitir saber.

-Yo creo que el valor de este libro es, primero, es objetivo,

acude a fuentes,

es de autores españoles y yo creo que está muy bien pensado

para la enseñanza y la divulgación

entre el alumnado, los estudiosos, los chavales,

es decir, que está pensado para una divulgación.

No es un tratado de Shoá

exhaustivo, histórico, de acumulación de datos.

Yo creo que tiene prácticamente 300 páginas

y sintetiza perfectamente los elementos más importantes.

Después, al final, hace una referencia

a lo que hoy en día es el antisionismo

como claramente una referencia de nuevo antijudaísmo

y hace una reflexión muy acertada final y muy contemporánea.

-Hay muchos libros sobre la Shoá, pero yo creo que en España,

que ha vivido de espaldas a la Segunda Guerra Mundial,

el tema del holocausto, el tema de la Shoá, no es conocido.

Además, es difícil de entender.

Este libro, precisamente, para entender el holocausto viene bien

y, sobre todo, una vez que sea aprobado por el Parlamento español,

la famosa LOMCE y la obligatoriedad para los niños de 15-18 años

de estudiar el holocausto.

-El libro que tienen ustedes ante sí les va a plantear una y otra vez

es que siendo como es la Shoá, un acto teológico,

porque el acto mediante el cual unos hombres se arrogan,

la potestad de marcar los límites de lo humano

y expulsar fuera de la condición humana

a todo un bloque, conjunto de hombres.

Digo quienes acometen ese acto operan, efectivamente,

como pequeños dioses, como dioses malignos,

pero como dioses que a fin de cuentas,

establecen qué es humano y qué no es humano.

Antes de poner proceder de un modo eficiente

al exterminio de 6 millones de personas,

es necesario previamente haberlas deshumanizado.

De lo contrario, eso implica un coste anímico

difícil de abordar.

Una vez que quien se coloca en el lugar de Dios

delimita cuáles son los cánones de lo que queda fuera de lo humano,

exterminar eso que ha quedado fuera de lo humano es sencillísimo.

Se convierte, simplemente, en un problema técnico.

(Música)

Este es un libro sobre el holocausto,

pero es un libro que aborda el objeto del holocausto

de una forma generalista.

No es el libro al uso, por lo menos aquí,

en las publicaciones que conocemos en nuestro país, en España.

Es un libro que aborda el holocausto en general,

no solamente la Shoá, no solamente el holocausto judío.

Sin duda, el holocausto judío es el paradigma de la destrucción,

es el paradigma del holocausto por excelencia,

pero el holocausto atañe a muchas otras víctimas mortales

como son, por ejemplo,

los más de 2 millones de prisioneros de guerra soviéticos

que murieron en los campos con la Operación Barbarroja.

A unos 320 000 serbios también que mueren como víctimas del holocausto

dentro del estado independiente de Croacia,

también afecta a cerca de un cuarto de millón de gitanos

y afecta también a todas las víctimas del programa de eutanasia

que se inicia previamente a la invasión de la Unión Soviética,

que se desarrolla en esos dos años previos,

desde el inicio de la guerra, el 1 de septiembre de 1939,

hasta el inicio de Barbarroja, el 22 de junio de 1941.

El programa se llama el programa T4 y es un programa de eutanasia.

Se llamaba T4, porque la sede de ese programa

estaba, precisamente, la calle Tiergartenstrae 4 de Berlín,

y desde allí se centralizó todo un programa de destrucción de enfermos

que afectó fundamentalmente

a alemanes, a población alemana, y a población austríaca.

-Para hablar del horror en estado puro,

no se puede hacer retórica, no se puede hacer sentimentalismo.

El sentimentalismo cuando se habla del verdadero dolor,

del dolor verdaderamente profundo, es, inevitablemente, obsceno.

De la muerte en las dosis

de las que hablamos cuando hablamos de Auschwitz,

solamente se pueda hablar de una cosa,

solamente se puede hablar de una forma.

De esa forma que, justamente,

que anunciaba el viejo Baruck Spinoza,

de lo más horrible solo puede hablarse en matemáticas.

(HABLA EN LATÍN)

-En Centro Sefarad-Israel llevamos formando a profesores

desde sus inicios, desde hace diez años.

Principalmente con la ayuda y el apoyo al activo de Yad Vashem.

Los profesores que reciben una formación

o que tienen experiencias en la enseñanza del holocausto

o la memoria a las víctimas al holocausto

me dicen siempre que es una de las experiencias

que más les ha marcado en toda su carrera con sus alumnos.

-Es un libro realizado, cuyos autores son docentes la mayoría de ellos,

aunque hay un periodista, hay un técnico que no ejercen la docencia,

pero sí estudiantes de filosofía, en general,

pero son estudiosos del holocausto y es un grupo de amigos

que inició las investigaciones del holocausto

básicamente hace mucho tiempo, hace diez años,

en Yad Vashem.

Fuimos invitados a Yad Vashem.

Conocimos realmente, estuvimos estudiando

con grandes expertos y grandes estudiosos,

concretamente con el historiador del holocausto, David Bankier,

que fue el que nos inició y el que nos apasionó,

hizo que nos apasionásemos por el estudio del holocausto,

porque seguía un poco en la línea

del abordaje del fenómeno y del estudio del holocausto

que inauguró en su momento el famoso,

ya tristemente desaparecido también, Raúl Hilberg.

Nuestro enfoque es un enfoque funcionalista,

es decir, estructural, de lo que es el fenómeno de la destrucción.

No es un enfoque intencionalista,

no es un enfoque que piense que el holocausto

está prediseñado con anterioridad a todo

y es la de ejecución

de un plan teleológico y perfectamente dirigido,

sino que se va realizando y conformando

como destrucción de una forma, podríamos decir, azarosa,

pero no por ello, menos eficaz, menos dramática y horrorosa.

-Yo creo que se trata de un libro hecho, en primer lugar,

escrito por personas que lo han estudiado de manera científica.

Es gente muy seria, todos tienen formación humanística,

son todos muy rigurosos,

y este libro en particular, creo yo, es muy didáctico.

(Música)

  • Para entender el Holocausto

Shalom - Para entender el Holocausto

13 ago 2017

Los autores de este trabajo han cursado estudios en la Escuela Internacional para el Estudio del Holocausto, Yad Vashem, en Jerusalén, y han impartido cursos sobre el exterminio de los judíos europeos.

ver más sobre "Shalom - Para entender el Holocausto " ver menos sobre "Shalom - Para entender el Holocausto "
Programas completos (502)

Los últimos 502 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios