Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4977807
Para todos los públicos Shalom - Menora Sefarad 2019 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Muy buenos días, shalom,

por cuarto año consecutivo los jóvenes de Menorá, Argentina,

se han desplazado a España

a nuestra querida Sefarad para conocer

y tomar contacto con sus raíces, judías sefarditas.

Este viaje ha tenido un largo contenido hacia el pasado,

han estado visitando una de las mejores

y mayores juderías de España,

Sevilla, Córdoba, Granada, Málaga...

Han llegado a Tánger, han pasado un sábado en Gibraltar...

Es un viaje que ha llegado muy lejos en el pasado,

es un viaje que ha tocado el presente,

porque han estado en contacto con jóvenes

de las comunidades judías españolas

que hoy día pulsan con mucha fuerza.

Es un viaje que va a llevarles un gran peso hacia el futuro.

(MÚSICA)

Menorá es una organización para la juventud judía.

Comenzó en Buenos Aires

hace 15 años atrás, aproximadamente.

Es una organización que lo que busca

es inspirar a los jóvenes judíos a formarse y tener valores,

a formar familias, y estén orgullosos de quiénes son,

y pueden contagiar su espíritu a la sociedad en general.

Dentro del marco educativo de Menorá hay incentivos

para que los jóvenes participen,

y uno de ellos son los viajes al exterior.

Tenemos también grupos solidarios, charlas para parejas,

para que aprendan a ser hombres, mujeres, familias...

Y a formar hogares el día de mañana.

Dentro de los programas de viaje tenemos los destinos de Israel,

vamos a compartir también experiencias

con otras comunidades a lo largo del mundo.

Y Menorá es algo que hace con orgullo

y alegría desde hace cuatro años.

¿A qué se debe la comunidad sefardí?

Se origina aquí en Sefarad, España.

Entonces, ¿qué hacen los jóvenes?

Los jóvenes participan durante todo el año, participan en clases,

charlas en talleres,

en temas de actualidad o temas del judaísmo,

temas del pasado, que todo, claramente,

se aplica en el día a día para ser mejores personas

y mejores seres humanos.

Ellos tienen que participar durante clases a lo largo de todo el año,

Y como corona o cierre de ese proyecto vienen a Sefarad.

Estuvimos hace casi 10 días, recorrimos Toledo,

Granada, Córdoba, Sevilla, Gibraltar...

Nos cruzamos a Tánger también para ver una comunidad muy hermosa,

muy bonita, y estamos cerrando en Madrid.

Seguro que se me pasa alguna ciudad por el camino,

pero estamos un poco cansados, físicamente agotados,

pero espiritualmente muy completos por haber conocido tierras

en las cuales caminaron grandes personalidades del pueblo judío

y de toda la humanidad.

-Yo durante el año fui trabajando con el grupo

haciendo varias horas de los cursos

que ellos tienen que hacer semanalmente.

La idea es darles un espacio a los chicos

donde puedan recibir un marco educativo,

pero de una manera más informal.

Con juegos, donde puedan disfrutar y ser parte de eso.

-Con lo que me quedo de este maravilloso viaje es con Córdoba.

Más que nada,

con la historia de Rambam

y estar presente por recorrer las calles que,

tal vez, en algún momento él recorrió.

Parece que eso es algo realmente muy emocionante.

Y también lo que me gustó mucho,

y que creo que es algo que nos tiene que motivar para el futuro,

es el tema del pasado,

esto de la convivencia de las tres religiones en un mismo lugar,

muchas veces hoy en día nos cuestionamos si eso es posible.

Y tal vez, con mirar un poco hacia el pasado,

veríamos que eso sí que puede suceder.

Y creo que eso puede ser un buen motor para el futuro.

-Estos proyectos apuntan principalmente

a jóvenes entre 18-30 años.

En este caso, el grupo son chicos y chicas de 18 a 25-26 años.

Son jóvenes universitarios.

Son jóvenes, que algunos de ellos

tienen cierta participación comunitaria,

que fueron guías y organizan actividades para otros chicos.

Y otros jóvenes no, otros vienen de una formación en sí judaica.

Ellos en la semana van a la universidad, trabajan,

y algunos se hacen espacios también para brindarse y otros no.

Todos tuvieron, durante el año,

tener ese espacio de crecimiento personal,

ese espacio dónde pudieron escuchar, preguntar, debatir,

para interiorizarse en cada uno de los valores de la tradición judía.

Los valores judaicos sí son valores prácticos en el día de hoy,

y todo es cuestionable.

Todo tiene un sentido lógico.

Cuando los chicos van, a veces, conociendo, y a veces sin conocer,

van a clase donde se hablan temas de actualidad.

O se habla de temas antiguos.

Pero todo viene un mensaje práctico para el día de hoy,

y es una forma de comprender y aprender e interiorizarse,

y de replantearnos algunas cuestiones que tenemos adentro.

(Música)

Yo con lo que me quedo del viaje

es que en España al no haber tantos judíos,

como que siento una gran responsabilidad

en llegar a Argentina

que es una gran comunidad, somos una gran familia.

Y somos muchas personas, la verdad,

de los que practicamos la religión.

De transmitirles y poder hacer

que siga transcendiendo esta historia.

También me quedo con la cena en Málaga,

con los chicos de la comunidad.

Nos contaron y nos decían: "¡No podemos creer cuántos son!",

¡qué unidos!

Y ellos con los pocos que eran

sentían una gran pasión por lo que hacían,

y poder seguir con esto.

-El foco para organizar un viaje para gente joven

es encontrar ese balance entre el aprendizaje,

el disfrute, el goce, y tener flexibilidad, de alguna manera,

para poder conocerlos en el viaje y saber, más o menos, qué les gusta.

Realmente la gente joven,

cada grupo es distinto y cada uno viene con otras cosas.

La dinámica que se va creando en un viaje te exige esa flexibilidad.

Entonces es eso,

tener un esqueleto muy claro

con una logística bastante acordada y afinada,

y poder meter esta flexibilidad de ver qué les gusta más,

qué les gusta menos, adaptar a medida que el viaje avanza,

y tratar de planificar un programa

que se vaya trabajando con la organización

o el grupo de personas.

-A mí el tema que más me emocionó fue poder ir a Marruecos.

Siento que ahí hubo muchísima historia.

Y que en cierto punto lastimosamente se perdió.

Pero rescato el hecho de que un grupo de personas

sí que siguen esmerándose e intentan todo el tiempo

focalizarse en no perder la costumbre.

Y cada vez que pueden reciben grupos y hacen eventos.

El hecho más fuerte fue poder visitar la Sinanoga,

la cual hace más de 50 años que está en desuso.

Con el grupo tuvimos la suerte de ir, fuimos a hacer la filá,

que hacía más de 50 años que no se hacía,

en mi caso personal fue bastante emocionante.

Así que, bueno, resaltar eso, lo que dijo el compañero,

el compromiso y lo que valora la gente lo poco que les queda.

-Yo quería agradecerles por este viaje profundamente

a todos y cada uno,

porque la verdad, no podría haber salido mejor.

Es un viaje súpercompleto,

tenemos acceso a lo que es nuestra historia e identidad.

No todo el mundo puede hacerlo.

Así que estoy profundamente agradecida de esta oportunidad.

Espero que sigamos recorriendo comunidades juntos,

con el hermoso grupo de amigos que nos hicimos acá.

-Nosotros somos fruto de la formación de nuestros hogares,

del entorno y de la sociedad en la cual vivimos.

Es importante a veces "parar la pelota",

como decimos en Argentina,

frenar y ver a dónde voy.

Ver qué estoy haciendo, ¿es correcto o incorrecto?

¿Tengo que replantearme si lo que hago está bien, o mal?

Sin lugar a dudas,

todo esto hay que hacerlo en algún momento de la vida.

Diría que, en el día a día,

eso es lo que buscamos hacer con los jóvenes.

Que se conozcan, que tenga un marco sano, que activen.

Tenemos programas de solidaridad, "Manos a la obra",

hace ya casi 10 años,

refracciona hogares de familias que lo necesitan.

Eso es el judaísmo.

Esos son los valores nuestros llevados a la práctica.

-El hecho de acompañar a los chicos en este viaje,

creo que fue un pro a lo que sumó.

Los chicos se encariñaron mucho con nosotros,

nos utilizaron de figuras, nos consultaron...

También estábamos con mi pequeño,

y todos le tomaron mucho cariño,

jugaron, se lo llevaron de un lado a otro.

Entonces también miramos cómo es nuestra dinámica,

cómo nos ayudamos, es un equipo.

Un ratito con uno, con otro,

y después tengo otras hijas que quedaron en Argentina, y bueno,

nos fuimos comunicando, extrañan un poco, pero valió la pena.

Estos chicos son maravillosos,

son fantásticos,

toda la experiencia fue a nuestra medida.

-Me pareció súperespecial el momento

en el que pude conectarme con Sabat.

Es algo a lo que uno

no está acostumbrado semana a semana en Buenos Aires.

Como que acá se generó una mística,

todo un momento muy especial

en el que compartimos comida juntos,

y todas las cosas que enriquecen el alma.

-Es la primera vez que yo vengo acá,

y el visitar las juderías con el grupo, que lo hemos hablado,

es de una sensación que es muy difícil de explicar.

La realidad es que venís a otra parte del mundo,

estás acostumbrado a tu país, tu lugar y familia, a tu barrio,

y venís a otra parte del mundo y ves que hay muchísima historia.

Todos nos quedamos pensando

que en el año 1492 pasaron muchas cosas.

La verdad es que fue algo hermoso, cada una de las juderías,

y cada lugar que recorrimos.

-El viaje está perfectamente coordinado.

Es super interesante.

Es una ruta que es imperdible,

así que muchas gracias por eso, muy efectivo.

-Yo creo que muchos de ellos pensaban

que se inscribieron en Menorá para viajar.

Y encontraron un mundo que no conocían.

Muchos de ellos se anotaron simplemente con amigos,

porque el costo y el valor del programa es accesible,

y a medida que fue avanzando el año

fueron conociendo diferentes momentos

y tal vez, Sefarad,

alguno tenía interés de conocer la cultura

y la historia judía para cuando vienen y ven los lugares hermosos.

La historia tan preciosa que hay aquí en Sefarad,

los chicos, yo creo que era algo inimaginable para todos ellos.

De repente ven sinagogas, juderías,

en ciudades como Lucena que era una ciudad netamente judía,

eso hace que el interior de cada uno de ellos

empiece a latir.

-Yo personalmente no tenía mucha expectativa en el viaje.

Me fui llenísima.

En mi casa, personalmente, no somos muy practicantes,

la verdad es que no tenemos la costumbre,

y me voy con muchas ganas de poder seguir

con la tradición judía.

Es algo que me encanta,

y tiene mucho que ver con este viaje y con el año en Menorá. Es muy lindo.

-Cuando uno se conecta con sus raíces uno entiende

que hay valores que no se modifican.

No importa si estamos en el siglo XXI,

no importa si estamos durante la Inquisición...

O durante las Cruzadas,

durante la época de los griegos, o de los romanos.

No importa.

La Torá es la base del pueblo judío,

la base de la humanidad,

que es aceptada por las grandes religiones del mundo.

Eso es eterno.

Simplemente hay que saber leerla

para ver cómo aplicarla en el día a día.

-La verdad es que nos ha gustado mucho.

Estamos muy contentos.

Nosotros tenemos un viaje organizado

para cuando termine este viaje,

pero sin lugar a dudas todos estos días vividos

ocupan un lugar importante.

Todos ellos se despiden hoy

tras una semana de convivencia con mucho contenido judío.

Y además con la firme promesa de volver a Sefarad muy pronto.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Menora Sefarad 2019

Shalom - Menora Sefarad 2019

10 feb 2019

Por cuarto año consecutivo los jóvenes de Menora visitan España. Más de 50 jóvenes, chicos y chicas, recorrieron las principales ciudades españolas que mantienen vivo su pasado judío. Madrid , Córdoba , Sevilla , Granada y por supuesto Toledo.

ver más sobre "Shalom - Menora Sefarad 2019" ver menos sobre "Shalom - Menora Sefarad 2019"

Los últimos 585 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios