Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4174298
Para todos los públicos Shalom - Menorá en España - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad-TVE.

Muy buenos días, shalom,

nosotros aprovechando el tiempo libre que nos da el verano

queremos promocionar, sobre todo,

aquellas ciudades que tienen un gran pasado sefardí

y hacen muchos esfuerzos por ponerlo en valor.

Una de las grandes pruebas de ello es Menora Argentina.

Casi 40 jóvenes de Argentina vinieron a descubrir

sus raíces sefarditas.

Córdoba y la sinagoga de Maimónides

fueron uno de los muchos espacios que visitaron.

Vamos a acompañarles.

(CANTAN)

Menora es una iniciación para la juventud,

tal como está en su bandera, organización para la juventud.

Lo que hacemos son diferentes actividades, viajes, reuniones,

para todos los jóvenes judíos de Buenos Aires.

Nos reunimos, pasamos un muy lindo momento,

damos un mensaje de judaísmo y, bueno,

tratamos de transmitir las enseñanzas tan importantes y milenarias

que tiene el judaísmo para los jóvenes.

El desafío de Menora hoy en día,

es tratar de transmitir, de la mejor forma,

todos los mensajes tan hermosos que tiene el judaísmo

y todos los consejos que tiene el judaísmo.

Uno piensa, es un forma de vida de hace tres mil años

¡y tiene tantos consejos actuales!

Hoy en día, la sociedad argentina y yo pienso en general,

están sufriendo un montón de problemáticas

que si daríamos, escucharíamos,

los mensajes que tiene el judaísmo para nosotros

y los aplicamos en nuestra vida diaria,

vamos a poder solucionarlos.

Parte de estos jóvenes tienen raíces sefarditas

y justamente ellos han viajado también a Polonia y demás

y ahora vinieron a Menora,

para participar de este viaje aquí en España

y poder descubrir y poder aprender más

acerca de sus raíces de acá de Sefarad, de España.

Tengo ascendencia sefardí y en mi casa está muy marcado eso.

Solo imaginar que iba a encontrar cosas más tangibles,

que la verdad es que no creo mucho,

pero la realidad es que hay muchas coincidencias

de las cosas que son mi casa,

que pasan en la cotidianidad de la ciudad y de la gente,

es como que yo entro en un local y veo un CD con canciones

muy parecidas a las que cantaba mi abuelo cuando yo era chiquito,

o las comidas son muy parecidas a las que comemos en mi casa,

que cocina mi abuela y cosas por el estilo.

Me impresionó mucho Toledo,

que ahí es donde había cosas mucho más tangibles

y, particularmente la sinagoga de Toledo,

que tiene todavía muchas cosas en común

con las sinagogas que nosotros conocemos alrededor del mundo

y después me sorprendió también mucho Segovia,

que si bien hubo muchísimo judío queda muy poco concreto, tangible.

Y sí queda mucho de otras culturas que pasaron.

Los judíos siguen recordando a Sefarad como nos contaban,

que muchos se llevaban sus llaves con la esperanza de volver

y muchos siguen transmitiendo el idioma

y transmitiendo las costumbres y transmitiendo las canciones,

porque tienen la esperanza de que en cualquier momento

ellos van a volver a su casa, a su hogar, a su lugar.

Yo participo en esta institución desde hace cinco años.

Empecé a ir porque una amiga me lo recomendó,

me contó que hacían muchos viajes, que hay mucha juventud

y, nada, empecé a ir, me gustó mucho,

empecé a ir a varias reuniones,

y, nada, la verdad es que las charlas son muy buenas, son muy variadas,

hay muchos proyectos en Menora.

Las charlas son de todo tipo, hay de diferentes niveles,

porque aminoraban chicos,

que no todos tienen el mismo nivel en religión

y esto también es lo que está bueno

porque ayuda a que los jóvenes se integren, conozcan del tema,

quizás van chicos que ni siquiera fueron a colegios judíos

y gracias a Menora,

como que se introducen en el judaísmo

y como que empiezan a ver lo que es el judaísmo

y a entender y a aprender de cero.

Hay muchas actividades, muchos proyectos,

además de las charlas, como por ejemplo Manos a la obra,

que es un proyecto de hace unos años en el Menora,

donde hay 50 voluntarios que ayudan a construir casas

para familias judías carenciadas

o que están en situaciones carenciadas

y, por ejemplo, antes de recepcionar este año que pasa ahora,

antes de recepcionar, se incendió una casa

y en dos días, los chicos del Menora tuvieron que ir y reconstruir la casa

y la verdad es que fue como muy lindo

porque pudieron empezar las fiestas

gracias a que los chicos se preocuparon, fueron y nada,

ayudaron a que vuelva a estar la casa de vuelta como estaba.

Bueno, en primer lugar, yo no soy sefardí,

mi familia viene de Rusia, de Bolonia

y no tengo antepasados que tuvieron raíces en España,

pero sinceramente siento ligada la historia de este país con la mía.

Aunque no haya venido mi familia acá,

una gran parte del pueblo judío estuvo acá por muchos años

y la siento ligada.

Noté algunos contrastes en este viaje,

que por ejemplo había ciudades

en las que ya no existen familias judías y antes había muchas

y también cuando estábamos en Gibraltar por ejemplo,

vi que la comunidad judía tuvo un momento en que no estuvo asentada,

ahora está totalmente asentada y pudo florecer

y pudo actualizarse como estaba en el pasado y eso me enseñó mucho.

Otro contraste que es que ahora se puede caminar libremente,

antes solamente uno podía practicar la religión

dentro de su casa, a escondidas,

y ahora se puede ser judío tranquilamente,

y la sociedad española es muy abierta

y se no puso muy contentos a todos en el grupo,

conocimos organizaciones que trabajaban solamente con esto

y es muy enriquecedor conocer este tipo de personas y de centros

que ayudan a construir sobre lo que no se pudo construir en el pasado.

La verdad es que en mi vida no tuve mucha educación judía,

mis amigas empezaron a ir, así que me junté con ellas y ya está.

Respeto las tradiciones judías, prendo las velas del sabbat,

los viernes no voy a trabajar, los sábados, a veces sí, a veces no,

voy al templo cuando puedo,

voy al sabbat cuando se hace el menorá,

es un sabbat organizado por ellos, que van todos los chicos,

somos más de 200 chicos, 300, que van a los sabbat.

Yo estoy en el Menora hace cuatro años,

estudio un poco de judaísmo

y voy a algunas charlas, a algunos cursos.

Trabajo en algunos proyectos solidarios que se hacen allí

y en este momento participo de viajes como este,

que son planes en los que se abre a enriquecernos en conocimientos

de lo que fuimos y de lo que podemos ser, viajes a Israel,

y al ser una comunidad sefardí es un plan nuevo este,

somos el segundo grupo que participa,

pero es una gran idea y la verdad que es algo ahora que lo vivo

lo veo muy necesario, porque la historia nació acá.

En Argentina hay mucha necesidad de Seguridad social,

hay de todo tipo gente,

hay judíos que tienen, que no tienen, y hay necesidad de Seguridad Social,

de hecho se ocupa Manos a la obra,

pero también hay otro proyecto de Menora

que se llama Mayday Different,

que ayuda no solamente a jóvenes judíos o a causas judías,

sino que ayuda a gente de todo tipo.

Por ejemplo los chicos del Día del niño,

juntan los juguetes que donaron varias escuelas

y fueron a un hospital a donarlos a los chicos

y la verdad es que yo vi las fotos y fue muy lindo y muy impresionante

ver como todos los chicos están recontentos

con todos los juguetes

y con los chicos que se pusieron narices de payasos.

Voy como solidaria a Manos a la obra,

que es lo que dice el nombre,

Manos a la obra ayuda a la gente judía, a las familias,

a poder vivir mejor en su hogar.

Se refacciona, se cambian los pisos, se pinta, se... todo,

se compran muebles con la ayuda de la gente que dona,

se ayuda a la ropa, o todo lo que es colchones, platos,

lo que se necesita.

A las clases, van más o menos 1500 personas,

es donde van los chicos del colegio, un colegio muy grande

y en Manos a la obra somos más o menos 80-90 personas

que nos vamos turnando,

porque como hay veces que las casas son chicas, no entramos todos.

La sinagoga de Córdoba es posterior a Maimónides en el tiempo,

se construyó en el 1314

y de hecho hay testimonios en su lápida inscripcional

de la construcción de la sinagoga.

La Junta de Andalucía es la titular de este singular monumento de Córdoba

y hace un trabajo diario y un trabajo esporádico

de puesta en valor y de conservación de este monumento.

En concreto, hace un par de años hicieron una importantísima actuación

de rehabilitación y de restauración,

tanto del inmueble en toda su amplitud, de exteriores,

como en la restauración de las yeserías de esta sinagoga,

que por supuesto son únicas en el mundo

por su epigrafía, por su estilo mudéjar

y por la belleza que en definitiva encierra.

Y luego el trabajo diario

de apertura, cierre, control, mantenimiento, que es importante.

Estamos hablando de un sitio que es visitado

por muchísimas personas a lo largo del año.

El cordobés sabe que tiene una sinagoga en Córdoba,

no sé hasta qué punto es consciente de la gran importancia que tiene,

y tal vez sean las personas de fuera

las que más aprecian este valor importantísimo

que tiene esta sinagoga.

Aquí están las puertas abiertas

y estamos haciendo una discusión de este monumento

y, por supuesto, lo que nos interesa

es que conozcan realmente la importancia

y así lo puedan transmitir a las personas

que vengan a visitar la ciudad.

A mi me parece muy importante que vengan, me parece clave,

para conocer nuestra cultura que estuvo acá 1500 años,

no es un pavada, es casi una eternidad,

es la mitad de nuestra historia, un poquito menos.

Supongo que me voy a dar cuenta

de cosas que mi papá o mis abuelos hacen

que antes yo no notaba que eran tan marcadas

de la ascendencia sefardí.

Me tomo todo con otra mirada,

yo no sabía que tan bien asentados estaban los judíos sefardíes acá

y cómo se terminaron yendo, de la manera,

que da un poco de miedo también y, nada, eso.

Al vivir este viaje,

incluso también siento la necesidad de compartir lo vivido,

porque conocimos lugares

en los que todo el tiempo nos decían en los tour que tuvimos:

"no se acostumbra a venir acá"

y la verdad es que estábamos ahí y decíamos:

es necesario venir acá y acá pasó todo, acá pasaron las cosas

y en esta calle se cometieron cosas

que no son tan buenas de recordar pero es necesario,

porque es parte de la historia y cuando llegue a Argentina,

mi deber va a ser transmitir esto y poder comentar

y contagiar un poco las ganas de venir acá.

Los chicos tienen la esperanza,

tanto como todos los judíos descendientes de Sefarad,

de que la comunidad de Sefarad va a crecer

y ellos poder venir aquí

y poder ver una comunidad mucho más grande,

la verdad es que todo lo que estuvimos viendo

queremos felicitar a todas las comunidades,

tanto judías como centros que no son directamente judíos,

pero que tienen que ver con el Judaísmo

y que quieren mostrar la España que existió en judaísmo

y que entregó mucho a España, al país, a la sociedad.

Yo creo que los chicos van a querer volver,

porque van a querer ver cómo la comunidad española

creció más y más y más.

Ojalá que tengan todas las bendiciones.

Desde aquí, desde Córdoba,

el lugar que han elegido los chicos de Menora

que han aprovechado además para hacer un recorrido,

no solamente por la historia de España,

sino también por su geografía

y sobre todo por los capítulos que tienen entroncados

Sefarad y el pueblo judío.

Desde aquí, desde Córdoba, Menora nos dice hoy, shalom.

  • Menorá en España

Shalom - Menorá en España

20 ago 2017

Este año más de 30 chicas y chicas argentinos decidieron incluir a Sefarad en su ruta de viajes-estudio. Los encuentros con los lugares y tradiciones de sus antepasados marcaron en ellos una huella indeleble.

ver más sobre "Shalom - Menorá en España" ver menos sobre "Shalom - Menorá en España"
Programas completos (502)

Los últimos 502 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios