Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3843339
Para todos los públicos Shalom - Hoy comienza Hanuka - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Muy buenos días, shalom. Hoy comienza Hanukah,

la fiesta de las luminarias.

Hemos encendido la primera velita con nuestros amigos de cada domingo.

Y aunque Hanukah es una de las festividades más entrañables

y familiares, queremos ahondar en el sentido de esta fiesta.

Para ello, hemos invitado también a encender con nosotros al rabino

Rav Moshé Bendahan, rabino principal de la comunidad judía de Madrid.

Gracias por estar con nosotros. Gracias a vosotros por la invitación.

Yo creo que deberíamos empezar por saber qué es Hanukah.

La palabra Hanukah significa "inauguración",

porque en la época del segundo templo, el Imperio griego,

que tomó dominio de la tierra de Israel,

también tomó dominio del templo, y convirtió el templo

en la casa del dios Júpiter Olimpus.

Por tanto, anularon todo el servicio que había en el templo,

los sacerdotes ya no tenían acceso al templo, hubo una guerra

para liberar a la tierra de Israel del dominio griego,

pero principalmente, también, para liberar al templo

del culto idólatra y pagano que se estaba realizando en ese lugar,

y Hanukah significa "inauguración". Cuando los macabeos,

que fueron los que hicieron esta guerra, lograron liberar Jerusalén,

liberar el templo, liberar la tierra de Israel,

devolver la independencia al Estado de Israel,

y en ese momento, cuando se produjo la inauguración del templo,

por eso se llama Hanukah, que es la reinauguración.

¿Por qué encendemos velas en esta festividad?

El tratado del sábado en el Talmud nos explica que cuando los macabeos

iniciaron esta rebelión, que duró dos años,

empezó en el año 166 antes de la era cristiana,

y finalizó en el año 164.

Después de dos años de rebelión y de lucha contra los griegos,

consiguieron liberar el templo, y cuando vinieron al templo,

quisieron reinaugurarlo, devolver el servicio habitual

que había en el templo.

Uno de los servicios importantes que se realizaban,

era que se prendía la menorá, el candelabro de los siete brazos,

que todos los días, antes de la puesta del sol,

cuando iba a finalizar el servicio, el sumo sacerdote lo encendía.

Cuando fueron a encender este candelabro, esta menorá,

fueron a los almacenes para buscar el aceite, y no lo encontraron,

porque este aceite tenía unas características especiales,

era aceite de oliva virgen puro, de primera presión,

que lo tenía que fabricar el mismo sumo sacerdote.

¿Ellos qué hacían? Fabricaban para todo el año,

y dividían el aceite en frascos, un frasco para cada día.

Ellos calcularon cuánto aceite era necesario para cada día,

porque estas mechas tenían que estar prendidas desde antes

de la puesta del sol, hasta la salida del sol por la mañana,

que era cuando se comenzaba el servicio en el templo,

y por tanto, cada frasco contenía aceite para un día.

Ellos almacenaban en los almacenes del templo todo el aceite

que el sumo sacerdote fabricaba, le ponían un sello a cada frasco,

para tenerlo identificado, y lo guardaban en los almacenes.

Cuando reinauguraron, y quisieron encender el candelabro,

bajaron al almacén, y vieron que los griegos habían profanado el templo,

y habían destruido todo lo que había en el almacén.

Empezaron a buscar, y milagrosamente encontraron un frasco,

solamente quedaba en un lugar oculto. Para un día, solo.

Para un día.

Dijeron: "Bueno, tenemos para un día, vamos a hacer para un día,

y ya nos dará tiempo de poder fabricar".

Hanukah generalmente se celebra en diciembre,

finales de diciembre, como este año ha coincidido,

que es la época donde se recoge la aceituna.

Dijeron: "Tenemos para un día, vamos a encender para un día".

Pese a que el contenido del aceite era para 12 horas,

ocurrió un gran milagro, que duró ocho días este candelabro encendido.

Por eso, para recordar el milagro, encendemos las velas,

o las mechas con aceite, depende de la costumbre de cada comunidad.

Se puede hacer con vela normal.

Se puede hacer con vela normal, aunque lo ideal es hacerlo

con aceite de oliva, para recordar el milagro que ocurrió,

con aceite de oliva.

¿Qué más tenemos que saber sobre esta festividad?

¿Hay alguna comida en especial? ¿Por qué decimos que es familiar?

Bueno, no hay una comida como ley para celebrar la fiesta.

A diferencia de otras fiestas, donde la comida ocupa un lugar importante,

no hay una ley que tenemos que hacer una comida de festejo.

Lo que sí hay, una costumbre de que se suelen comer buñuelos.

¿Por qué se comen buñuelos? Porque los buñuelos

hay que freírlos en aceite, y absorben mucho aceite,

y nos recuerda el milagro del aceite.

Digamos que los buñuelos vienen a recordar el milagro del aceite,

más que a realizar una comida para celebrar la festividad.

No obstante, sí que hay rezos típicos de esta fiesta.

Hay cánticos que son típicos, que también es costumbre,

y hay un rezo especial también, donde recordamos el milagro.

Curiosamente, cuando se recuerda en el rezo, en la liturgia,

hacemos énfasis del milagro militar.

Mientras que cuando celebramos la festividad,

la celebramos con el milagro que ocurrió con el candelabro.

¿Cómo puede ser que recordemos un milagro militar

y en otro sentido, un milagro de la festividad?

Para poder entender esta pregunta, tenemos que entender

la lucha ideológica que generó esta rebelión.

El Imperio griego, su finalidad era conquistar el mundo,

para introducir la cultura griega en todos los países que conquistaba,

la cultura griega se basaba principalmente en la filosofía

donde el hombre es el criterio para establecer todos los valores,

tal como Protágoras, un filósofo importante griego,

él decía: "El hombre es el criterio para establecer los valores".

Para el pueblo judío el centro es Dios, y por tanto,

Dios es el que establece los valores.

Ahora, esto está basado en saber si Dios creó el mundo

y le dio todos los poderes al ser humano y se desentendió del mundo,

o Dios sigue interviniendo dentro de la creación.

Para el pueblo judío, Dios creó el mundo

y sigue interviniendo dentro de la creación.

¿Cuál es la prueba más evidente de que Dios interviene? El milagro.

Si Dios creó el mundo y sigue interviniendo,

hay posibilidad de que los milagros existan.

Si Dios creó el mundo y se desentendió de él,

hay unas leyes naturales que él estableció,

y que por tanto el mundo se rige según estas leyes naturales.

En el momento que un frasco que tenía aceite para 12 horas

prende durante ocho días, esa es la prueba más evidente

de que Dios interviene en la creación, y por tanto,

Dios está en el centro.

Esa es la demostración de la victoria en la lucha ideológica

entre el Imperio griego y el pueblo judío.

¿Quién tenía razón? El milagro nos demuestra que Dios interviene.

Ahora, también podemos decir que la victoria militar fue un gran milagro,

porque que un ejército de guerrilla, una rebelión del pueblo

pueda derrotar a todo un Imperio griego, que dominaba el mundo,

también podemos decir que es un gran milagro.

¿Es que acaso la victoria militar no fue ningún milagro?

Efectivamente, fue un gran milagro,

porque el hecho de que un ejército de rebelión

pueda ganar y derrotar al Imperio griego, que dominaba el mundo,

era un gran milagro, pero siempre cabe la posibilidad

de decir, desde el punto de vista lógico,

que los macabeos conocían el terreno, ellos sabían los lugares

donde se podían ocultar para combatir a los griegos,

ellos eran expertos en el lugar, y poco a poco...

Un sentido racional, ¿no? Efectivamente.

Daríamos un sentido racional. Le puede dar un sentido racional

de que es verdad que fue algo extraordinario

derrotar a todo un Imperio griego, de poderlo expulsar

de la tierra de Israel y devolver el servicio al templo,

pero siempre podemos, a través de la lógica,

mostrar que eran más inteligentes, más combativos, se jugaban todo,

y por tanto pusieron todo su esfuerzo en ello,

pero, sin embargo, el aceite ya no hay ningún sentido racional

para explicarlo, es decir, un frasco que tenía aceite para un día,

que dure ocho días, eso es un milagro evidente.

Por tanto, en la liturgia, donde nosotros estamos

en una conexión con Dios, donde reconocemos que todo el éxito

que nosotros tenemos viene de él, lógicamente...

Lo reconocemos. Reconocemos.

Pero, a nivel popular, cuando quieres dar un mensaje a la humanidad,

y por eso Hanukah tiene un sentido, no solamente para el pueblo judío,

sino Hanukah es una festividad que intentamos hacerla hacia fuera.

Por eso la costumbre de poner la menorá en una ventana.

En una ventana, y también se enciende en plazas públicas,

por ejemplo, en todas las capitales se hace un acto público,

donde se enciende, y se invita a mucha gente a participar,

a participar del milagro. En el momento que lo quieres hacer popular,

tienes que mostrar algo que rompe toda la lógica,

ahí ya no hay ninguna posibilidad racional de poderlo explicar,

por eso, la celebración la hacemos a través de las velas.

Pero no cabe duda de que tan milagroso fue la victoria militar,

como el hecho de que el aceite durara ocho días.

¿Por qué en aquella época se encendían las velas de la menorá

antes de que fuese de noche, y ahora tenemos establecido encenderlas

cuando ya es de noche? En el templo, tenemos que recordar

que no había servicio nocturno, y por tanto,

lo último que se hacía era encender el candelabro, la menorá.

La pregunta es: "Si ya no había servicio,

¿para qué había que encenderlo?".

Es como si nosotros llegamos a una casa,

y cuando ya nos vamos a ir, encendemos las luces.

¿Qué sentido tiene?, si no hay nadie.

El Talmud explica, en el tratado del sábado,

el gran mensaje de la menorá era que cuando el sumo sacerdote lo encendía

antes de la puesta de sol, cuando llegaban por la mañana,

todos los brazos se iban apagando, pero el brazo de en medio

permanecía encendido, y no se apagaba.

Quiere decir que también había un milagro,

había un milagro diariamente en el candelabro,

y ese milagro ocurría para demostrar que la presencia divina estaba ahí.

Ese es uno de los motivos por el cual los macabeos,

cuando conquistaron el templo, tuvieron tanto interés

de encender el candelabro, porque querían saber

si pese a toda la profanación que los griegos habían hecho del templo,

todavía la presencia divina seguía estando, y dijeron:

"Vamos a encender, y por la mañana se van a ir apagando,

y la de en medio, se va a quedar, a ver si se queda, o se apaga,

a ver si la presencia divina sigue aquí".

El milagro no solamente fue que la de en medio permaneció,

sino que todas permanecieron. La pregunta que hacías,

¿por qué encendemos de noche? Encendemos de noche

principalmente por dos motivos, el primero es porque de noche

la luz tiene mayor resplandor, y si lo que queremos

es mostrar el milagro que ocurrió,

si encendemos estas luces de día, no tiene ese resplandor,

y no podemos mostrarlo.

Y el segundo motivo, es porque toda la familia está reunida.

Es muy importante que la familia esté reunida

alrededor del encendido de estas velas.

Yo le quería preguntar por el sentido

que nosotros podemos coger para hoy en día,

es decir, yo, con mi familia, familia joven, con mis hijas,

¿por qué tengo que hacerlo hoy en día?

¿En qué me repercute algo que pasó hace 2500 años?

¿En qué me ayuda, en qué me beneficia?

Como decíamos anteriormente, el precepto nos obliga

a encenderlo en la casa, incluso una persona que participe

en una plaza pública, y lo encienda, y esté invitado a una casa,

y lo encienda, en su casa lo tiene que volver a encender,

porque este encendido tiene un valor educativo muy importante.

¿Cuál es el mensaje para el hombre de hoy en día?

El mensaje es que estas velas nos ayudan a sentir

que estamos en un mundo que Dios sigue interviniendo en él.

Por tanto, si nosotros tenemos ese estado de conciencia

de que Dios interviene en la creación,

quiere decir que no estamos solos,

sino que estamos acompañados todo el tiempo de la presencia divina,

y esa posibilidad de vivir en una dimensión espiritual,

es la que Hanukah nos quiere dar también para el hombre de hoy.

Yo creo que con este mensaje precioso,

nos vamos a quedar, con esa festividad para Hanukah.

A las personas que nos están viendo,

les deseamos que la presencia divina intervenga en todas sus vidas.

Les esperamos la semana que viene, no nos falten, aquí, en "Shalom".

  • Hoy comienza Hanuka

Shalom - Hoy comienza Hanuka

25 dic 2016

SHHanuka es una de las festividades más entrañables y familiares y nosotros queremos ahondar con ustedes en el verdadero significado de esta celebración, para ello nos acompañará hoy en nuestro programa el Rav Moshé Behdahan, Rabino Principal de la Comunidad Judía de Madrid.

ver más sobre "Shalom - Hoy comienza Hanuka" ver menos sobre "Shalom - Hoy comienza Hanuka"
Programas completos (502)

Los últimos 502 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos