Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4622358
Para todos los públicos Shalom - La embajadora de Polonia en Shalom - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad-TVE.

Muy buenos días, shalom,

nosotros hoy en nuestro programa queremos hablarles

sobre la comunidad judía polaca,

la comunidad judía de Polonia ha sido,

yo creo que sin riesgo a equivocarnos,

la comunidad judía de Europa más importante,

lamentablemente, después de la Segunda Guerra Mundial

con la barbarie nazi, el holocausto,

queda cercenada prácticamente hasta sus cimientos,

hoy día son muchos los proyectos que se están haciendo

para poder permitir que las aguas vuelvan a su cauce,

nosotros hoy en Shalom tenemos una invitada muy especial,

la excelentísima embajadora de Polonia en España,

muy buenos días, bienvenida a Shalom.

Muy buenos días, "dzień dobry", shalom,

en los tres idiomas. Qué bonito.

Qué bonito, embajadora hoy tenemos que hablar

y me gustaría empezar el programa hablando sobre como eran

esas relaciones

y ¿qué tipo de comunidad era la comunidad judía polaca?

Muy intensas eran las relaciones,

porque llevábamos ocho siglos de relaciones

y, además, Polonia era la tierra donde se habían congregado

la mayoría de los judíos de Europa, Efectivamente,

será que vivían bien allí.

Vivían bien, bueno, en hebreo Polin, Polonia es el sitio

donde puedes descansar,

por eso el Museo de la Historia de Los Judíos Polacos

considerado, por cierto, hace dos años, si mal no recuerdo,

el mejor museo de Europa, lleva ese nombre, Polin,

los judíos polacos podían funcionar como una nación de verdad,

con su cultura, con sus escuelas, con sus costumbres,

con sus asociaciones

antes de la guerra, salían, si mal no recuerdo, en Polonia

130 periódicos en idish, Casi nada.

Casi nada, ¿verdad?, entonces eso, ese reflejo,

tanto de las relaciones que había, muy intensas

y, de verdad, muy buenas, muy buenas

y otra cosa de la, del número de judíos que vivían en Polonia,

Efectivamente, Numerosísimos, ¿verdad?

así que eran unas relaciones normales

entre habitantes del mismo bloque de viviendas,

Claro, y que se sentían bien, queridos y aceptados en tanto,

salvo judíos.

No, se trataba normal la presencia tanto de polacos, como la de judíos,

porque era una cosa de siglos, Claro,

por lo tanto, la cultura judía forma parte de la polaca

y una parte muy importante,

por supuesto, llegan los años 30 con,

Como se trastoca esta relación. Totalmente, totalmente,

cuando estalla la Segunda Guerra Mundial,

entran los nazis, yo vi unas películas propagandísticas

hechas por los nazis en polaco para suscitar el odio

entre ambos pueblos,

o sea, tu recuerda que los naz, los judíos son portadores del tifus,

ellos son resistentes, tu no,

entonces, delata a los judíos, no tengas ningún contacto

y, además, se introdujeron unas leyes draconianas,

de verdad draconianas para todo el mundo,

de prohibición de ayuda a los judíos.

Que además había pena de muerte, ¿no?

que era de los pocos lugares invadidos por los nazis

donde la pena de muerte, El único, el único,el único.

O sea, por cualquier forma de ayuda a un judío, un tiro,

o sea, cosa totalmente absurda,

pero yo creo que los nazis agudizaron tanto esa persecución

porque sabían, eran conscientes,

eso, eran conscientes del alcance, de esa convivencia,

de esa convivencia

y además, Polonia era el único país europeo

durante la Segunda Guerra Mundial que no tenía un Gobierno colaboracionista

teníamos, en cambio, un Estado clandestino muy fuerte,

una cosa, de verdad es un fenómeno

todavía no descrito de manera suficiente,

con su sistema judicial, con su Ejército,

con sus correos, con su, todo, era una cosa muy completa,

el Estado clandestino polaco impuso la pena de muerte

por delatar un judío,

y eso, eso, esas sentencias se ejecutaban,

Porque además había un Consejo de ayuda a los judíos.

Si, Consejo dentro, que trabajaba, funcionaba

dentro de ese Estado clandestino, el Consejo de Ayuda a los Judíos,

que se llamaba Żegota y que hacía lo imposible,

por supuesto, todo el mundo arriesgando su vida,

para suministrar víveres, medicinas a los guetos

y para, también, sacar a esas personas que ahí había,

Ya, sobre todo a los niños,

hubo personas, como Jan Karski, Jan Karski, ¿no?

Jan Karski, quien describió minuciosamente

lo que era la vida en el gueto de Varsovia,

fue con ese mensaje, bueno, desde luego eran cosas microfilmadas

claro. que él llevó a Washington,

fue recibido por el presidente Roosevelt,

por todo el mundo, nadie le creyó,

todos pasaron olímpicamente, o sea, nadie quiso echarnos una mano

porque Karski fue para pedir ayuda, para que los Estados libres

nos ayudaran a ayudar al pueblo judío,

otro personaje de este tipo fue el capitán Pilecki

que es, de verdad, su heroísmo parece hoy en día una locura,

porque se dejó encerrar en Auschwitz, casi tres años

y luego, por supuesto, hubo escoria humana,

como en todos los casos. Por supuesto.

Porque, por supuesto, cuando una ocupación como esa

dura seis años, mucha gente queda reducida a sus instintos más básicos,

o sea, si alguien delataba por miedo, incluso podría ser una justificación,

si alguien lo hacía por codicia ya no, no tiene explicación,

yo siempre cito el ejemplo de mi propia casa en Varsovia,

porque yo vivo en un barrio, bueno, bastante céntrico,

en un bloque de viviendas normal, común y corriente,

construida durante la época socialista,

en mi bloque de viviendas hay una placa conmemorativa que dice:

"En este lugar durante la ocupación nazi

estaba el zulo donde un jardinero polaco

ofreció cobijo a 40 judíos del gueto de Varsovia

encabezados por el historiador del gueto, Emanuel Ringelblum,

fueron delatados, todos ellos fusilados,

al igual que el jardinero y toda su familia".

Ahora, a 200 m de mi casa hay otro edificio

con una placa conmemorativa,

que Varsovia está llena de placas conmemorativas,

que dice: "En este edificio, durante la Segunda Guerra Mundial,

trabajaba Irena Sendler, justa entre las naciones,

que ayudó a salvar a 2.500 niños del gueto de Varsovia".

Entonces, ya tiene los tres aspectos de la misma ocupación,

pero siempre con el mismo componente, el terror.

Seguro, seguro.

Si, convives con el terror o eres héroe,

cosa que ocurría en muchos de los casos

o, simplemente, te reduces a tus instintos básicos,

la supervivencia, y punto.

Recientemente una modificación de la ley

el Instituto para la memoria nacional

suscitó mucha polémica,

para los que no somos entendidos en el tema,

¿cuál era exactamente el punto de la controversia?

Si, o sea, sobre todo la intención era buena,

proteger el buen nombre de Polonia como un todo, ¿verdad?

porque llevábamos años intentando pedir que, por favor,

no se empleara la expresión, esa odiosa

de los campos de exterminio polacos o fábricas de la muerte polacas

porque no es verdad, nunca ningún polaco construyó

un campo de concentración, tuvimos la desgracia

de ser el país elegido por la Alemania nazi

para construir esos campos de concentración, nada más,

fuimos víctimas de esos campos,

en un principio Auschwitz se construyó

para ser un campo de concentración para polacos,

luego, bueno, muy poco después se convirtió

en el campo de concentración, más que nada para la población judía,

y, luego, salían, empezaron a salir cosas que,

bueno, yo misma leí en un diario de mucha tirada

que, bueno, dice un grupo de historiadores reputados

que los polacos mataron a más judíos que los nazis

durante la guerra,

hombre, eso ya es pasarse, y mucho, ¿verdad?

Entonces, pero, por supuesto, lo que si fue ese punto,

conflictivo, conflictivo, fue la penalización

porque no se entendió, no se entendió,

quizás las palabras no fueran las correctas,

las apropiadas para el contexto, no fue, quizás,

el momento más apropiado de, de,

Que coincidió con el Yom Hashoah, con el Día del Holocausto,

eso, eso es,

pero yo en este aspecto estoy muy segura

de que las aguas van a volver a su cauce,

por una razón muy sencilla,

ahora la cosa está en manos, sobre todo, de historiadores,

porque hay comisiones, una polaca, la otra israelí,

que ya están trabajando en silencio, sin mucho ruido,

que es casi mejor, sobre, eso es, eso es

que es casi mejor,

y el que seamos aliados Israel y Polonia

es una cosa más que evidente y no vamos a dejar de serlo,

el que los pueblos polaco e israelí sean pueblos amigos,

bueno, y condenados a ser amigos y aliados

por el pasado común que tenemos, evidentemente.

El programa Shalom tuvo la suerte de poder visitar el Museo de Markowa

y conocer un poquito más de cerca la historia de la familia Ulma,

como una de las muchas familias que intentaron

proteger a familias judías y a pesar de todo fueron fusilados,

todos, como usted dijo, desgraciadamente,

judíos y no judíos en conjunto.

Por supuesto, porque otro ejemplo menos conocido,

quizás ahora conocido más,

porque los polacos cometimos un error cuando la época comunista,

bueno, uno de los muchos que se cometieron,

porque no se pudo hablar sobre estos temas,

Irena Sendler también vivió muchísimos años

sin mencionar lo que había hecho

y para mi, no solo salvar a los niños fue una hazaña tremenda,

sino salvar su identidad,

porque ella, todo el fichero que tenía sobre los niños,

con sus nombres originales judíos, qué importante,

y con sus nombres falsos lo guardó en unas botellas

que escondió en su jardín,

y después de la guerra se pudieron rescatar esas botellas

y los niños descubrir su verdadero origen,

por supuesto, se dedicaron todos a buscarles familias,

si las había, si conseguían, si habían conseguido sobrevivir,

entonces, unir a las familias,

entonces, no solo devolverles la vida,

sino también devolverles, la identidad,

la identidad, cosa absolutamente,

bueno, quizás la más importante de todos,

de todas en este caso.

Si, porque llevo este tocho, que es muy, pero que muy importante,

el autor nacido David Wojdowski, judío polaco,

siendo niño fue encerrado, con 10 años, en el gueto de Varsovia,

decidió después de la guerra narrar esta historia,

pero no quería narrarla como una serie de hechos objetivos,

como cronicario, no, decidió ponerle una forma novelada,

¿por qué? porque sabía

que la verdad era tan cruel y tan inverosímil

que nadie la hubiera creído. Hubiera dado crédito.

Si, por eso decidió escribir una novela,

la novela es fabulosa, fantástica,

por supuesto, te llega,

pero como muchos otros supervivientes no pudo soportar el trauma,

se suicidó. Efectivamente.

Bueno, recomiendo este libro de verdad, de todo corazón,

  • La embajadora de Polonia en Shalom

Shalom - La embajadora de Polonia en Shalom

03 jun 2018

Hoy nos visita en SHALOM la Embajadora de Polonia en España, Marzenna Adamczyk, quien nos hablará de las relaciones que existieron entre polacos y judíos por generaciones, de cómo se vieron estas relaciones truncadas a raíz de la invasión nazi y las terribles consecuencias del Holocausto.

ver más sobre "Shalom - La embajadora de Polonia en Shalom" ver menos sobre "Shalom - La embajadora de Polonia en Shalom"
Programas completos (530)

Los últimos 530 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos