Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4389809
Para todos los públicos Shalom - Ecología social según el judaismo - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Muy buenos días, "shalom", y bienvenidos un domingo

más a nuestro programa. Hoy les vamos a hablar

de un tema muy de moda, la ecología, y queremos hacerlo

desde el punto de vista de la ecología social,

de aquella que contribuye a estructurar sociedades

sostenibles y ecológicas.

Traemos las palabras del Rav Sacca, que nos hablará de cómo la educación

y la transmisión de nuestros valores

repercutirán en una sociedad ecológica y sostenible

para nuestro futuro.

Bien, la sociedad siempre vivió bajo la amenaza de ciertas problemáticas.

Hoy esas problemáticas se potencian porque todo se ha potenciado.

A través y gracias a la tecnología, al desarrollo, al crecimiento,

a las grandes metrópolis que se han generado,

todo cobró un ritmo mucho más vertiginoso y fuerte.

Tanto los beneficios como los perjuicios

que se generan son mayores.

Por eso, existe el primer mandamiento bíblico

del concepto de la ecología.

La ecología no es solamente una exhortación

a cuidar las plantas, la tierra, el clima,

sino en realidad es para cuidar toda la especie,

todo el planeta en su aspecto físico y en su aspecto psicológico.

Por eso cuando estos avances tecnológicos sobrepasan la capacidad

del ser humano, también tenemos mayor información, más rápida información,

pero, por otro lado, hay invasión

de datos y circunstancias a los que uno se enfrenta

que no estamos preparados y por eso se crean las problemáticas.

Las problemáticas se pueden solucionar desde dos canales,

desde dos sistemas. Uno desde fuera hacia dentro

y otro desde dentro hacia fuera.

La Torá, la Biblia en el judaísmo, enseña que la verdadera solución

de una sociedad es de dentro hacia fuera.

O sea, del individuo común,

del ciudadano miembro de una familia.

Es vecino de una comunidad. De ellos, de nosotros,

las personas comunes, va a llegar la solución a estos problemas

históricos de la sociedad, incluso que están hoy potenciados.

La Torá cuenta que los dos problemas más grandes que se van a manifestar

en la sociedad, y hoy potenciados, son la pareja y los jóvenes.

¿Dónde está escrito eso en la Biblia?

Todo el mundo en la Biblia lo puede leer.

La primera historia de la Biblia que se relata

es la historia de Adán y Eva.

Es la historia de la relación entre el hombre y la mujer.

¿Por qué la Torá comienza, la Biblia comienza, con ese relato?

Con la relación de Adán y Eva,

incluso el capítulo protagónico de su historia

es su interacción con ese árbol que los tentaba,

que representa el mundo con el cual interactúan,

la tentación del mundo, y que eso genera

un conflicto en la pareja.

La primera problemática es la pareja.

La segunda problemática que aparece en la Biblia es Caín y Abel,

que era la relación de dos jóvenes,

hermanos que tenían todo el mundo delante de ellos

y también otra vez la ambición,

el mundo que interactuaba, con el cual ellos interactuaban,

generó un conflicto en ellos y uno mató al otro,

Caín mató a Abel, o sea, la agresividad.

Hay problema de agresividad en la juventud.

Hay un problema de agresividad o falta de satisfacción

en la pareja, que buscan la tentación en los árboles prohibidos.

Desde el comienzo la Biblia nos muestra

cuáles van a ser las problemáticas.

A nivel gubernamental podemos hacer muchas políticas de Estado,

pero no son las que van a traer la solución a la sociedad.

Cuando el hombre y la mujer en una pareja

dejen de mirar hacia fuera buscando árboles prohibidos

y vean la maravilla que tienen al lado

de la pareja con la cual conviven, se concentren en ellos mismos

y dejen de buscar algo, una fantasía, que es lo que relata la Biblia,

ese árbol prohibido.

Entonces, ahí está el primer paso para el secreto

de la solución de la sociedad porque la sociedad

está compuesta por células pequeñas que se llaman familia,

y la familia comienza con un hombre y una mujer, un Adán y una Eva.

Entonces, lo primero que dispuso Dios con su gracia y con su inteligencia

es que el hombre y la mujer formen un hogar.

El hogar, que es como una especie de protección.

Que se aíslen un poco del resto, ya está.

Ahora no busco más ninguna otra pareja.

No busco más un hombre, no busco más una mujer.

Miro a mi esposa, mi esposa me mira a mí.

En el acto del casamiento, por ejemplo, en el casamiento judío,

se entrega un anillo y se dice:

"Estás tú consagrada para mí con este anillo".

Sé que para mí lo más sagrado es mi pareja.

Ese espíritu, que es un acto folclórico, una ceremonia,

debe ser practicado diariamente.

Que mi esposa sea lo más sagrado, que mi marido sea lo más sagrado,

pero estos conceptos se van tergiversando.

Nos vamos olvidando, pensamos que nos casamos,

hasta conquistamos a nuestra familia, a nuestra pareja y no hace falta

conquistarla más y no es así.

Diariamente, minuto a minuto, hora tras hora, día tras día,

debemos volver a enamorar a nuestras parejas y ahora estoy yendo al punto,

o sea, que el punto es la manifestación de amor,

la expresión de amor hacia el otro.

Ahí radica la solución de el problema social.

Cuando dos personas, una pareja, se lleva bien,

va a ser una familia de paz.

Esa familia de paz va a aportar su paz a la sociedad.

Si hay otra familia más, y otra más, y otra más,

va ser una comunidad de paz.

¿Cómo logramos una familia de paz? Cuando se practica el amor.

En el concepto de amor hay una confusión.

La gente piensa que el amor es un enamoramiento,

que es un flechado que uno recibe cuando encuentra alguien.

Estoy enamorado.

¿Hace cuánto lo conoces? Hace dos horas.

¿Cómo uno se puede enamorar de alguien hace dos horas?

En dos horas.

El amor es algo que se va construyendo.

Cuanto más pase el tiempo, más uno realmente está enamorado.

El amor se invierte.

¿Cómo se logra el amor cuando me dedico al otro?

Así como una madre ama a su hijo en proporción al esfuerzo

y la dedicación que la madre hace por su hijo.

Todos los amores es la cosecha del esfuerzo y la dedicación

que hacemos por otro.

El amor no es lo que me gusta a mí para mi satisfacción personal.

Con este concepto hay gran confusión.

Entonces, la raíz de la problemática en la sociedad

está en la relación de pareja.

Si aprendemos de la Biblia y aprendemos a tratar mejor

a nuestras parejas, amándolos y no buscando satisfacción

con la persona que elegí, entonces, con el tiempo voy a sentir

también la plenitud y la alegría de compartir con él,

y voy a tener un estado de armonía con él, con ella y mis hijos

van a estar en un ámbito donde se respira tranquilidad,

donde se respira paz, y esos chicos van a crecer mejor,

y esa familia va a aportar a la sociedad algo mejor.

Con los jóvenes es el mismo problema.

A los jóvenes, a veces, solemos decir que les falta

disciplina o hay libertinaje, pero ese libertinaje

es una reacción, en realidad, por la falta de amor

que tenemos o que manifestamos, o que demostramos

a nuestros hijos, o a nuestros alumnos.

El amor es la antítesis del egoísmo.

Los padres, a veces, pecamos por ser demasiado egoístas

y pensar en nosotros, y quizá les dedicamos

a los chicos muchos objetos costosos, educaciones costosas,

casas suntuosas, pero no perciben ese amor

fuerte que deben tener para crecer.

La reacción de la falta de amor es al final la indisciplina,

no es la falta de rigor que no se ejerce

en la sociedad con los jóvenes.

Es la falta de amor que los padres no transmiten a sus hijos.

El amor, o sea que "ahabáh", es la base de la sociedad.

Tanto para la pareja, tanto para los hijos

porque es el ingrediente con el cual Dios construyó el mundo.

Entre los filósofos y los teólogos hacen una pregunta

que es muy difícil de responder.

Que es, ¿cuál fue el elemento que movilizó a Dios a crear el Mundo?

¿Cuál es la virtud o la cualidad que Dios empleó para crear el Mundo?

Y contestan los teólogos del judaísmo que es la "ahabáh".

Es el amor. El concepto de amar a alguien.

Dios creó el mundo para poder brindarse al mundo.

Primero está el amor y después está la paz.

Uno no va a generar un estado de armonía

si no antes crea un clima de amor.

El amor no es una sensación que surge,

es una sensación que se construye,

que se practica todos los días.

Y estamos hoy...

influenciados por la cultura del egoísmo, de la comodidad,

de la pereza y eso sin darnos cuenta, atenta a la sociedad.

Entonces, en la sociedad debe haber un cambio educativo,

un cambio de estrategia educativa que vaya a las familias,

un esclarecimiento, así como hay esclarecimiento

para cómo se debe tratar a los desechos.

Algo tan ecológico, también mucho más importante en el concepto ecológico

social, es crear ámbitos donde se instruya a las familias,

porque la sociedad es tan fuerte que el instinto natural

del ser humano a ser un hombre que manifiesta amor, se rompe

porque la sociedad presiona mucho y unos tienen que competir

con el de al lado, con el vecino, que tengo que trabajar más,

que tengo que estudiar más, que tengo que tener más éxito,

ser más famoso y a mi hijo: "No, ahora no tengo tiempo".

Siempre uno se pone en un estado de competitividad,

incluso en la religión. Tengo que ir al hospital a ayudar

a los pobres, no puedo atender a mis hijos ahora, está mal.

Primero hay que tener el concepto de la familia, la pareja y los hijos.

Y después las relaciones sociales, después el trabajo, después...

Pero esas relaciones nos dan jerarquía y aquella madre

y aquel padre o aquel amigo que se dedica solamente a los suyos,

no les da jerarquía ni fama, entonces no tienen la atracción,

esa atracción que...

Entonces, la gente no invierte tanto en ella.

Pero ante Dios no importa la fama, ante Dios lo que importa,

y ante la verdad, es los buenos actos que uno hace.

Entonces, en resumen, el amor es la base del cambio de la sociedad.

No es una utopía ni es un eufemismo, sino una realidad.

Practicar más el amor.

Había un rabino que decía que el egoísmo cuando se practica

en su forma simple es perjudicial.

Hay que ser muy egoísta, hay que ser más egoísta.

¿Qué significa? Hay gente que piensa:

"Yo soy yo, no me importa ni mi esposa, ni mis hijos,

ni el vecino, ni el de enfrente, ni el de al lado".

Y dice: "No está mal".

Hay otra persona que para él:

"Yo soy yo y mi señora también es parte de mí".

Amplía su concepto de egoísmo.

Y hay otro que dice: "No, mis hijos también".

Otro dice: "No, todo el vecindario,

toda mi familia".

El que es más egoísta es el que entiende

que él es parte de un ecosistema y en ese ecosistema cada uno

tiene que hacer su movimiento para que todo funcione bien.

Nadie solo es nada

y todos juntos somos todo.

Si nosotros, para que haya un buen sistema en movimiento,

tiene que haber "ahabáh", tiene que haber amor.

El amor significa pensar en el otro.

Yo me muevo, hago que se mueva el otro y es como una combinación

de unas piezas de un reloj.

Se mueve por la voluntad y cuando uno mueve, se mueven todos los demás.

Mis acciones no tienen que estar pensado en mí,

tiene que estar pensado pero el resto de los mecanismos

que integran la sociedad.

Eso solamente, el concepto del amor que se practica.

No es que si yo amo a alguien le voy a dar algo, es al revés.

Cuando yo doy algo a alguien, lo voy a amar.

Esto hay que reinvertirlo. Es un concepto simple,

no se puede venir con mucha filosofía a la sociedad en general.

Son conceptos simples que están escritos en la Biblia

  • Ecología social según el judaismo

Shalom - Ecología social según el judaismo

24 dic 2017

El concepto de ecología se aplica hoy en día a casi todos los ámbitos de nuestra vida. Hoy en Shalom, queremos hacer referencia a la ecología social y a la importancia que en la ecología social tienen la educación y la transmisión de los valores que compartimos como judíos.

ver más sobre "Shalom - Ecología social según el judaismo " ver menos sobre "Shalom - Ecología social según el judaismo "

Los últimos 533 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos