Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5323542
Para todos los públicos Shalom - En busca de nuestro pasado - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Muy buenos días. "Shalom" y bienvenidos un domingo más.

Sefarad se ha puesto de moda.

Las rutas de las juderías españolas

se han convertido en uno de los atractivos para el viajero

que desea combinar el turismo con la aventura,

la aventura de conocer su historia,

de descubrir sus raíces y de visitar personalmente

la tierra en la que vivieron

sus antepasados y que dejó un sello tan poderoso

en la historia del pueblo judío.

En este caso, nos encontramos con un grupo de mujeres judías

que vienen desde Argentina

y la mayoría de ellas visita por primera vez Sefarad.

En Centro Sefarad-Israel

estamos encantados de recibir a las personas que vienen a España

y muchas de ellas de las comunidades judías.

Y, en este caso, además, el Proyecto Menora.

Es un proyecto vinculado a la República Argentina.

Es un proyecto al que tenemos especial cariño.

Nosotros fuimos testigos de muchos de sus primeros pasos

y, sobre todo, de sus primeros viajes a España.

Desde el principio vinieron a nuestro país

y les hemos recibido en España, como país

que tiene una cultura milenaria,

pero una parte de esa cultura importantísima,

una rama esencial de la nación española

es, sin duda, la rama judía,

rama que, por avatares de la historia,

fue injustamente arrancada.

Con lo cual tenemos nosotros que poner de nuestra parte

para que esa rama vuelva a coger fuerza

y vuelva a vincularse de una manera efectiva

a nuestro país, a España.

Y hablo no solo en clave nacional,

sino en clave ciudad y en clave comunidad autónoma.

Madrid es una ciudad acogedora. Madrid es una ciudad multicultural

que está encantada de recibir visitantes extranjeros

y también muchos de ellos de cultura judía

y, en este caso, también de cultura judía proveniente

de Argentina.

Nosotros también fomentamos en Centro Sefarad

una especial sensibilidad hacia el mundo de la mujer,

hacia los derechos de la mujer,

hacia los reconocimientos de todo lo que la mujer puede

y debe aportar a la sociedad

y cómo deber ser parte integrante de ella

en absoluta igualdad con los varones. Con lo cual estamos

también encantados de que vengan grupos de mujeres,

que nos traslade n esa experiencia en clave femenina

porque para nosotros, como digo,

es algo realmente importante. España ha hecho un gran esfuerzo

de acercamiento al mundo judío

y un ejemplo que no debemos olvidar

porque queda poco tiempo para que siga vigente

es la Ley de Nacionalidad para Sefardíes Originarios

de España.

Muchos ciudadanos argentinos,

por ejemplo, han pedido la nacionalidad española

y hoy gozan de una doble nacionalidad

en clave sefardí por ese vínculo efectivo

entre España y esa rama de la nación española

que, como dije, fue injustamente arrancada en 1492.

Todo esto son motivos más que de sobra

para que hoy celebremos juntos la presencia entre nosotros

de un grupo como Menora

y de un grupo de mujeres especialmente

que, como digo, refuerza esa presencia intensa

del judaísmo diaspórico

en Centro Sefarad.

Nosotros somos un grupo que venimos de parte de Menora.

Menora es una institución que tiene su sede en Buenos Aires.

Está presidida por el rabino Isaac Sacca.

Estamos aquí con su mujer,

la rabanita Esther Sacca.

Hacemos viajes para mujeres desde el 2013,

siempre a Israel,

pero hace tres años se nos ocurrió también hacer

toda la ruta de Sefarad, venir a conocer nuestras raíces

y, por una razón u otra, no se dieron las cosas,

por algo las cosas pasan y se dio este año.

Somos un grupo de 14 mujeres que estamos aquí,

la mayoría es de origen sefardí

y hay algunas askenazíes también.

La idea es esa, es venir a conocer nuestras raíces, todo lo que era

la historia de los judíos en la época de la Inquisición,

la historia que hay aquí, la red de juderías. Hasta ahora,

todo lo que estuvimos escuchando

fue supersuperinteresante.

Y el rabino Isaac Sacca

nos dio la idea de venir aquí, a la Casa Sefarad,

a conocer un poquito y la verdad es que estamos felices

de haberlo hecho. En general, Menora es

es un centro para la juventud.

A partir de los viajes a Israel,

las mujeres eran...

Digamos, la idea eran viajes de mujeres, de madres

de chicos adolescentes.

Empezaron a tener una participación muy activa.

Entonces, a partir de ahí, empezamos a organizar cursos, eventos.

Hay un evento anual

de madres e hijas que es impresionante,

hay cursos, hay "shiurim",

hay cursos de cocina, cursos de "coaching",

cursos de programación neurolingüística.

Tratamos de dar a la mujer todo lo que a ella le guste

y sienten Menora como una casa.

Realmente, se juntan grupos hermosos,

después hacemos cenas,

nos vamos a cenar, nos vamos un fin de semana fuera.

Se generó algo como así, sin pensarlo, muy muy lindo

y la gente siente, las mujeres sienten a Menora

como su casa y ellas acercan a sus familias,

a sus maridos, a sus hijos.

Entonces somos todos parte de esta comunidad.

Realmente, hay un grupo de mujeres

que nos acompaña desde hace 15, 20 años

y, gracias a Dios,

con una constancia en la participación,

invitan a amigas, traen a más gente y, por supuesto,

siempre se suman mujeres nuevas.

Son clases

que desarrollan

todos los valores

y los conceptos de la tradición judía.

Mayormente, son dados por mi esposos, el rab Sacca,

pero tenemos un equipo de "morim" y "morot"

que también acompaña en la tarea.

Ocasionalmente, yo también doy clases para señoras.

Nuestra comunidad es sefardí,

aunque participan también mujeres askenazíes.

Y hay mucho interés en la cultura sefardí.

Esto surgió también porque Sefarad abrió de nuevo las puertas, España,

para el judío

con el otorgamiento de la nacionalidad.

Entonces se despertó nuevamente el interés.

Creo que eso aportó bastante

y después hay un vínculo personal de mi esposo

con la comunidad sefardí española

con el rab Bendahán. Hemos compartido muchas actividades,

hemos sido invitados por ellos

y de ahí también que pudimos tener más relación,

conocerlos más de cerca y ver toda la riqueza que hay en Sefarad

para nosotros.

Hace unos dos, tres años que asisto

a las clases de Menora

y uno de los motivos que me llevaron

es la libertad de expresión,

es no sentirse presionada,

es poder manifestar lo que sentís

y estar con un grupo de mujeres que estamos todas con el mismo fin

de cultura, de orientación,

de acercarnos mucho al judaísmo.

La necesidad de absorber de la fuente

es porque considero que es muy sabia y que es un guía

para nuestra vida, el día a día.

Es una enseñanza de vida.

Es lo que siempre estamos buscando día a día,

que lo llamamos felicidad.

Y la felicidad no es más ni menos que lograr la paz.

Y, al tener paz interior,

que es lo que buscamos, es lo que nos hace felices.

Yo empecé

porque me gustó mucho la propuesta del rab Sacca

y de su esposa, Esther,

y, además, tiene una línea

que coincide conmigo en cuanto a la religión,

que es ortodoxa tradicionalista.

Es mi tendencia.

Mi vida

y la de mi familia a partir de ir a Menora

se enriquece muchísimo

porque uno conoce gente nueva, se nuclea,

te abre muchas puertas. De hecho, nosotros estamos acá,

en Sefarad, acá, en España,

gracias a Menora, hicimos un viaje de mujeres precioso,

estamos con la esposa del rabino,

con una coordinadora y contamos con tanta información

y la verdad es que España es un país maravilloso

donde tenemos nuestra cultura, nuestra historia, nuestras raíces

y venimos a buscar mucha información

y todas las vivencias que tuvieron nuestros antepasados.

Quiero decir también en clave de Argentina

que hemos conmemorado aquí,

donde me encuentro, en este mismo jardín,

un aniversario importante,

el aniversario del terrible atentado contra AMIA

que causó la muerte

de muchas personas de la comunidad judía

en Buenos Aires. Aquí, con el embajador de Argentina,

con autoridades españolas, con autoridades municipales también,

conmemoramos juntos y recordamos, como muchos otros lugares del mundo,

la memoria de este hecho terrible

que jamás debe volver a repetirse.

Pero, en todo caso, hoy es un día de fiesta

es un día para celebrar

y estamos encantados de contar entre nosotros

una vez más con la presencia de Menora

y de nuestras amigas que vienen de Argentina.

A la hora de armar un proyecto como este, lo primero es hacerlo

desde el corazón porque Sefarad Experience

sintetiza un poco el espíritu de lo que organizamos.

Yo soy Abulafia, soy sefardí y mi conexión con esta tierra,

aunque nací en Uruguay,

es muy profunda. Entonces el primer viaje a Sefarad

lo realicé yo misma cuando vine a España

y luego, a través de mi propia vida,

con el nacimiento de mi hijo,

que es el primer Abulafia que nace aquí, en España.

Y este sentimiento, este corazón, se traslada

a la hora de organizar un grupo que viene a reencontrarse

con esas raíces judías, que no solo son de los sefardíes,

también son de los askenazíes y que es de todo el pueblo judío.

Entonces lo hacemos con mucha ilusión,

intentando que recorran

la mayor cantidad de ciudades posibles

y que en estas ciudades tengan experiencias conectadas

con lo judío, aunque, por supuesto, van

a disfrutar de las bellezas de cada una de las ciudades.

Los ingredientes que componen un viaje como este

son la receta para un viaje feliz y exitoso,

son, primero que nada, que haya actividades que las integren,

actividades de ocio, actividades de estudio, momentos

donde podamos reflexionar

sobre todos estos temas

y un encuentro entre mujeres,

porque no hay que olvidar

que es un viaje de mujeres para mujeres

y hecho por mujeres.

Entonces esos son los componentes

y, por supuesto, la comida,

que es todo un desafío en España la comida "kosher",

intentar dar un buen servicio

con una comida "kosher",

que es tan importante

para este grupo.

Me encanta, estuvimos recién caminando

por todo este centro histórico,

que no lo conocía, y me pareció fascinante,

hermosísimo hermosísimo.

Nos quedamos con las ganas, ahora vamos a volver.

Estamos caminando por las juderías

donde nuestros antepasados vivieron una vida plena de judaísmo, intensa,

muy arraigados a las tradiciones.

Eso es una lección para nosotros,

cómo en la diáspora el judío se puede mantener judío

y también vamos a ir conociendo

a lo largo de este viaje las grandes personalidades rabínicas

especialmente que guiaron al pueblo

a lo largo de todo este camino

y sentaron las bases para que en ese entonces y ahora

podamos cumplir la ley como lo establece la Torá.

Realmente, me interesó mucho este tema

porque yo en la escuela estudié este tema que me había encantado,

la época del siglo de oro de España,

los poetas, Yehudah Halevi,

todos los "tanaim" que vinieron de esa época,

que era una cultura impresionante

con la Torá, que la Torá creció y creció

acá, en España.

Y entonces yo quería venir a ver estas raíces.

Mi papá era un muy estudioso de la Torá

y...

Por eso yo quería venir a ver acá todo este tema de nuestras raíces.

Es importantísimo saber de dónde uno viene.

La verdad, nunca se termina de aprender.

Uno, cuando piensa que ya lo sabe todo,

descubre que no sabe nada,

que todos los días se aprende algo más.

Y eso es lo que motiva

a todas nosotras a seguir yendo a Menora.

El ingrediente distintivo

de un grupo de mujeres es que, al estar tantas mujeres juntas,

se fortalecen estos rasgos femeninos

y es un encuentro con nosotras mismas.

Entonces se potencian

todas esas virtudes que las mujeres tienen

y que pueden expresarse de una manera más abierta

cuando están en compañía de su mismo género.

Entonces es muy enriquecedor

y muy divertido también.

¿Qué está significando para mí Sefarad este viaje?

No tenía expectativas,

no le voy a poner ese nombre,

pero sí me está llamando momento a momento la atención.

Puedo decir que estoy descubriendo

una España nueva.

Me siento muy acogida, muy querida.

Y eso hace

que me dé la oportunidad de poder volver.

Cuando una mujer se llena,

no solo es para ella ese conocimiento,

sino que lo transmite a su entorno,

a su familia, a sus amistades.

Conocemos muchísimas mujeres

que acercan a sus amigas y, realmente, esto se expande

y eso beneficia entonces no a una sola mujer,

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • En busca de nuestro pasado

Shalom - En busca de nuestro pasado

07 jul 2019

Sefarad se ha puesto de moda. Las rutas de las juderías españolas se han convertido en uno de los atractivos para el viajero que desea combinar el turismo con la aventura.

ver más sobre "Shalom - En busca de nuestro pasado" ver menos sobre "Shalom - En busca de nuestro pasado"

Los últimos 598 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos