Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3981822
Para todos los públicos Shalom - El barrio judío de Cracovia - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Muy buenos días. Shalom.

Hoy les vamos a llevar a dar un paseo muy especial.

Muchos de ustedes nos han preguntado por las imágenes

que han visto últimamente, el barrio judío de Cracovia.

Qué es lo que queda allí, qué es lo que pueden visitar

y cuáles son los vestigios judíos que quedan.

Nosotros, no hace falta que se lo diga, tenemos, gracias a Dios,

a la directora del Instituto Polaco de Cultura, Dorota Barys.

A los lujos se acostumbra uno muy rápido, ¿eh?

(RÍE) Parezco permanente. El tenerte aquí es un lujo.

Y nuestros amigos, los amigos de "Shalom" me dicen

"esta señora es guapa, simpática, inteligente..."

O sea, que sepas que tienes un montón de fans.

Por eso vengo. (RÍEN)

Me parece muy bien.

Dorota, la primera pregunta que nos hacen:

comparado con Varsovia,

¿por qué Cracovia conserva todo lo antiguo?

¿Por qué se conserva tan original? Sí, efectivamente.

Cracovia no era destruida.

Cracovia se quedó destruida como forma de castigo

después del levantamiento de Varsovia, Cracovia no.

En Cracovia residían las autoridades nazis durante la guerra,

en el Castillo de Wawel, así que, gracias a Dios,

conservamos Cracovia tal como estaba.

Yo tenía entendido que incluso Hitler

quería que fuera como la segunda capital del Reich.

Seguía enamorado de la ciudad. No es difícil enamorarse.

Y el barrio judío...porque tiene unas murallas como de protección,

¿Era una isla? Era una ciudad separada.

Qué curioso, ¿no?

Cracovia es una de las más antiguas ciudades polacas.

Y, efectivamente, Kazimierz no formaba parte

de la ciudad de Cracovia, Kazimierz era un barrio parte.

También los judíos vivían en Kazimierz y en Cracovia,

pero por la estructura, por los privilegios que tenía Kazimierz

era mucho más fácil hacer el mercado y llevar la vida en Kazimierz.

Por eso también los judíos de Cracovia en la Edad Media,

cuando se hizo el barrio de Kazimierz se trasladaban allá.

Así que se quedó un poco como realmente era el barrio judío.

Es maravilloso porque desde luego,

de Polonia salieron, entre otras cosas, grandes sabios,

grandes eruditos talmúdicos...

Llama la atención la cantidad de sinagogas que hay

en un perímetro tan pequeñito... maravilloso.

La Sinagoga de la Kupa que es del siglo XVII,

que está todavía en funcionamiento, ha estado en funcionamiento.

Que además, al lado de ella,

se ve un trocito de la muralla de la ciudad.

Sí. Se han conservado seis sinagogas

y realmente algunas sirven como sinagogas.

Algunas como esta, la más antigua del siglo XV,

que sirve como museo. O un Yeshivá,

que es un centro de estudios talmúdicos que se conserva tal cual

y que hoy día está... bueno, pues sala de exposiciones...

Se le ha dado un uso para difundir el judaísmo

porque la comunidad judía, hoy día, hoy por hoy,

¿de cuántas personas se compone? Es una comunidad pequeñita.

Es una comunidad pequeñita por consecuencias de la guerra, obvio.

Claro. Antes de la guerra, en el año 31,

había solo en Kazimierz unas 56 000

personas de la comunidad.

Después, obviamente, con la Segunda Guerra Mundial se acabó.

Se aniquiló todo. Se aniquiló todo.

(Música)

Está también lo que era el antiguo mercado

porque, claro, los judíos cuando se dice la palabra "gueto"

tienen la sensación de lo que eran los guetos

en la Segunda Guerra Mundial, pero no.

Al judío, muchas veces, como decías antes,

para poder tener todos los servicios religiosos espirituales a mano

vivían también cerca, vivían entre ellos,

y además, tenían todas las necesidades básicas cubiertas.

Está el mercado, lo que era el antiguo mercado que hoy día

son unas plazoletas llenas de cafeterías maravillosas

donde antes se venderían los pollos, la carne, el pescado...,

pero ha conservado esa cosa de mercadillo abierto, ¿no?

Sí, la palabra "gueto" ganó el sentido negativo, peyorativo.

Exactamente.

Entonces, si se habla del barrio judío como se habla del chino...

Claro... Del barrio...

O de otras minorías, entonces ya no tiene ese sentido.

Pero tienes razón, lo que más vida tiene

son los cafés, restaurantes y bares. Claro, está lleno.

Es un punto que atrae muchísima, muchísima gente porque ha conservado

todo el encanto de lo que fue en su tiempo de vida judía

y se ha quedado bastante exacto. Y además con la cocina exquisita.

Bueno, hay muchísimos restaurantes.

Me gustó mucho porque hay muchísimos restaurantes de comidas

que polaca, kosher..., hay muchos kosher.

Y luego también restaurantes israelíes muy actuales.

Muy modernos. Hay como una fusión de todo.

Sí, efectivamente. Y el resultado es espectacular.

Está el edificio del mikve que era el baño ritual en su tiempo

y que sigue estando en pie.

Hoy día evidentemente se destina a otros usos,

pero hace mucha ilusión verlo y en la plazoleta,

en el centro del barrio judío hay una especie de monumento

a los polacos caídos defendiendo,

protegiendo a los judíos.

Creo que pone en la inscripción 60 000 o 66 000 polacos

que dieron su vida para defender a la población judía.

Hay una especie de monumento muy bonito.

Muy sencillo, pero con la estrella de David, en pleno barrio judío.

La ciudad de Cracovia siempre ha sido un ejemplo de convivencia.

Y en nuestras imágenes, las personas, los amigos de "Shalom"

se ha quedado prendados, han escrito mucho,

de la belleza de las imágenes, de la belleza de la ciudad.

Nos preguntaban: "¿se puede en Cracovia pasear con la kipa puesta?"

"¿Con el talit?" Eso les ha impresionado.

Absolutamente, ¿por qué no? (RÍE)

La joya de la corona de la judería ha sido la sinagoga de Remuh.

La sinagoga de uno de los gigantes talmúdicos...

gigantes en todos los aspectos.

Kazimierz forma parte de todo circuito turístico

de todas las personas que vienen a Cracovia.

Y absolutamente no tienen que ser judíos para ir allá.

Hay un interés excepcional. En general, además.

Exactamente. De los turistas, tanto de la parte de Cracovia

como en el barrio Kazimierz.

Pero como lo has explicado tú ahora...

(Música)

Y además, falleció con 52 años, muy joven.

Dejó una obra literaria extensísima

y no es casualidad porque en el mundo del judaísmo,

en los mundos espirituales, no hay casualidades,

él fallece la noche del Lag Ba'ómer

que es la noche en el judaísmo se rinde homenaje

a los justos que han fallecido durante todas las generaciones.

Pues él fallece esa misma noche y hasta el día de hoy

muchos judíos devotos, piadosos, viajan a Cracovia

para rendir homenaje a este gigante de la Torá que está allí.

Que está allí atestiguando lo que fue Cracovia,

lo que fue Polonia en un momento dado.

Entonces, ha sido y es absolutamente entrañable, maravilloso...

Una sensación de estar parado ante uno de los grandes capítulos

de la historia.

Cracovia ha tenido la suerte de contar

con muchas personas importantes en la vida judía

durante todos esos siglos.

Hay que recordar que los primeros libros

que hablan sobre la presencia judaica son del siglo XI.

¿Del siglo...? Entonces...

Con un cordobés, con un español. Exactamente, con un español.

Era el núcleo muy importante en la vida judía, es verdad.

(Música)

(Continúa la música)

Y está la fábrica de Schindler en la que hay una especie de museo

para atestiguar lo que era la vida en Polonia, en esa época.

Están colgados los edictos de muerte de los polacos que ayudaban.

Está recreado lo que podría ser la vivencia de una casa judía

después de los edictos y conforme llegaban las dificultades,

y bueno, lo que hizo Schindler, que hay múltiples versiones.

Pero lo que no hay duda es que salvó muchas personas de la muerte.

Efectivamente. Salvó a muchas personas de la muerte.

Yo creo que...

Sí, hay muchos testigos de estos tiempos difíciles

en Cracovia y en Kazimierz.

A mí gusta ver el día de hoy de Kazimierz...

Cuando vas al barrio judío visitando los centros de cultura e información

esta idea de ser una ciudad un poco cementerio, ¿no?

Claro. No hay más que ver las imágenes.

A mí no me gusta pensar en Cracovia en esos términos

porque ves con lo vivo que está,

y especialmente como lo han mostrado en otros capítulos

en el Festival de la Cultura Judía pues...

No hace falta hablar. Con ver el festival...

Ninguno de nosotros podría creerse lo que hemos visto.

No solamente el pasado, es un presente maravilloso que palpita

con mucha ilusión y a nosotros y si te parece bien,

nos vamos a despedir de este programa.

Que sea este el símbolo de un presente y un futuro

que capta su fuerza de las raíces,

pero que tiene mucho futuro por delante.

Pues efectivamente, con las raíces buenas y fuertes

lo que nos espera es solamente el verano.

Adelante, nosotros en nombre de los amigos del programa "Shalom",

agradecer al Instituto Polaco de Cultura,

felicitarles por los programas,

por las personas que tienen al frente de estos programas.

Que sepas que te has hecho una más en el equipo

y gracias por llevarnos de la mano a un mundo

que hasta que vosotros habéis llegado aquí nos era desconocido.

Dorota Barys, shalom. Shalom.

Pues con estas imágenes maravillosas, sobran las palabras

y nosotros nos despedimos. Hasta la semana próxima. Shalom.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • El barrio judío de Cracovia

Shalom - El barrio judío de Cracovia

16 abr 2017

A pesar de que la Shoah sesgó a la comunidad judía de Polonia casi por completo hoy, milagrosamente , Cracovia vuelve a resurgir como centro judío. Su emblemático barrio judío conserva algunas de las sinagogas y centros de estudios talmúdicos que llegaron a ser famosos mundialmente.

ver más sobre "Shalom - El barrio judío de Cracovia " ver menos sobre "Shalom - El barrio judío de Cracovia "

Los últimos 485 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios