Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4105698
Para todos los públicos Shalom - 17 de Tamuz en el calendario judío - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Muy buenos días. Shalom.

Hoy les queremos hablar sobre el 17 de Tamuz.

Esta es una fecha muy especial porque marca

el principio de las tres semanas

más difíciles dentro del calendario judío.

Casi todas las desgracias que acaecieron al pueblo de Israel

ocurren en esta época.

¿Cómo afecta un hecho histórico a nuestra vida diaria?

Don Joseph Salama nos lo va a contar, y estamos seguros

que le va a dar a esta fecha una significación especial.

(Música)

El 17 de Tamuz es un día en el que ayunamos.

Y nos viene a recordar algunos acontecimientos

trágicos que ocurrieron en esta fecha.

El más impactante de ellos

es el momento en el que la muralla que protegía a Jerusalén

fue finalmente perforada y es el episodio previo

a la destrucción del templo de Jerusalén.

Otro de los episodios de esta fecha es el día en que justamente

se realizó el Pecado del Becerro de Oro.

Pero es muy curioso cómo la misión nos viene a recordar este momento,

no nos dice es el día en el que se hizo el Becerro de Oro,

sino que nos dice es el día en el que se rompieron las Tablas.

Cuando Moisés vio que el pueblo había hecho el Becerro de Oro,

rompió las Tablas de la Ley que había recibido.

Por otro lado, nos dice también que es el día en el que

se interrumpió la ofrenda diaria que había en el templo.

Después de un período largo de sitio, la ciudad de Jerusalén,

ya no pudo abastecer de animales para el sacrificio diario.

Y después también está relacionado con momentos en los que

vinieron a implantar idolatría dentro del templo de Jerusalén.

Todos estos acontecimientos son los momentos que nos viene a recordar

la fecha del 17 de Tamuz.

Hablarnos de acontecimientos que ocurrieron hace miles de años,

a nosotros hoy en día, nos resulta un poco difícil entender, ¿no?

Y porqué tenemos que ayunar y conmemorar estos días.

Con eso podemos hablar sobre el sentido del ayuno.

Porqué venimos a ayunar en días como estos, por estas tragedias.

El ayuno en sí no es lo importante de este día.

Lo importante de este día es plantearse y decir:

ocurrieron estas cosas, sí; yo hoy en día, ¿en qué situación estoy?

¿Dónde me coloco yo respecto a todas estas circunstancias?

El Becerro de Oro nos viene a recordar la idolatría.

Hoy en día hay idolatría.

Bueno, a lo mejor podemos darnos cuenta de que sí hay idolatría.

A lo mejor no frente a una estatua que venimos a adorar,

pero hay otras cosas que sí podemos considerar como ídolos.

¿Qué podría ser un ídolo hoy en día?

Hay personas que dan todo por obtener más dinero.

Por obtener fama, estatus.

Bajando un poco a niveles mucho más básicos, ¿no?

Hay figuras en los deportes

que se pueden convertir en ídolos para nosotros.

Entonces bueno, el sentido del ayuno es la reflexión.

No es el hecho de no comer y no beber en ese día.

Es el hecho de reflexionar y decir: "Bueno, esto es lo que ocurrió.

¿Yo cómo estoy?". ¿Tengo ídolos?

¿Tengo otro tipo de defectos que puedo mejorar?

Y entonces por eso el ayuno lo único que hace es ayudarnos a

liberar nuestra mente para poder dedicarnos a pensar en ello.

Si yo ayuno pero me voy de excursión o me voy de paseo,

o me dedico a mis labores normales sin reflexionar, entonces,

el ayuno es vacío.

Lo importante de estos días de ayuno es realmente hacer una reflexión.

(Música)

Sabemos que nada es casual. Y justamente,

hay días que vienen a conglomerar episodios trágicos.

El rey Salomón nos dice

que hay un tiempo para todo, ¿verdad?

Nos dice: "Hay un momento para alegrarse,

y hay un momento para entristecerse".

Tenemos estas fechas que comienzan con el 17 de Tamuz.

Y culminan dentro de tres semanas en el ayuno del 9 de Av.

Que es justamente los momentos en el año en los que tenemos que saber

gestionar esa tristeza de la cual no tenemos que huir.

Sino que tenemos simplemente que saber cómo canalizarla

y convertirla en algo que nos pueda ser, nos pueda ser...

Representativo o nos pueda enseñar algo en nuestro día a día.

El 17 de Tamuz es el comienzo de un período de duelo.

En el que poco a poco vamos a ir incrementando

para llegar al día trágico del 9 de Av,

en el que el duelo ya es generalizado.

Pero el trabajo de estas tres semanas es saber asimilar,

y poco a poco, ir entendiendo lo que es la pérdida,

que en este caso viene representada por la pérdida del santuario.

Del templo de Jerusalén.

Pero de la misma manera que aprendemos con esto,

tenemos que aprender también para nosotros.

Si en algún momento en nuestra vida siempre tenemos pérdidas.

¿Cómo podemos gestionar el duelo por la pérdida? En el judaísmo, el duelo,

es algo que realmente está estructurado y planteado

de una manera que ayuda a la persona

a asimilar esa pérdida, a asumir esa pérdida. Empezando por un período

de 7 días, luego un mes, luego un año, y de esa forma,

no cerramos los ojos,

y no nos ahogamos en nuestra pérdida. Sino que sabemos salir a flote.

Y queda representado en nuestro caso ahora, en el período

de tres semanas que va del 17 de Tamuz hasta el 9 de Av.

El duelo de estas tres semanas va in crescendo, va aumentando

poco a poco.

Comenzamos con el ayuno del 17 de Tamuz.

En el que a partir de entonces, dejamos de escuchar música,

de celebrar fiestas, de estrenar cosas.

Y todo lo que son signos externos de alegría.

La música tiene una importancia muy grande.

Los sabios de Tamuz nos dicen

que desde que se destruyó el Beit Hamikdash, el templo de Jerusalén,

no deberíamos ni siquiera escuchar música porque no es comparable

a lo que era la música que se escuchaba en el templo.

Pero los sabios nos dijeron bueno, hoy en día no somos capaces de vivir

sin la alegría que nos proporciona la música.

Cuando llega el momento del duelo,

una de las primeras señales es cortar la música.

Si la música va a venir a alegrar nuestra alma

nos dicen bueno, es el momento de que reduzcamos ese tipo de alegría.

Algo interesante.

Tenemos dos períodos contradictorios en el año.

Tenemos el mes de Adar, del que hemos...

Es el momento en el que va a caer la fiesta de Purim.

Y ahí nos dicen, cuando llega Adar, que hay que aumentar nuestra alegría.

Y nos van a decir sobre el mes de Av, en el que cae el ayuno del 9 de Av,

que hay que reducir nuestra alegría.

Pero lo interesante del lenguaje utilizado por los sabios,

es que no nos dicen que hay que alegrarse y hay que entristecerse,

nos dice que hay que aumentar la alegría, quiere decir que

ya tenemos que estar siempre alegres. Y hay que reducir la alegría.

Quiere decir que no hay que hundirse en el dolor y en la tristeza,

si no hay que simplemente saber

que estamos transitando por un período en el que

esas cosas malas es el momento de sacarlas a flote.

Y aprender a asumirlas y a canalizarlas.

Cuando llega el mes de Av, el comienzo del mes de Av,

ahí ya entramos en un período de duelo más estricto.

En el que no comemos carne, no bebemos vino, que son signos

de alegría, incluso en nuestra comida.

Y culmina todo esto con el duelo del ayuno del 9 de Av.

Que no es uno de los ayunos como el de 17 de Tamuz,

que se llaman ayunos menores, en el que a pesar de que ayunamos,

tenemos posibilidad de hacer otro tipo de actividades.

(Música)

Hay que saber que Moisés rompe las Tablas

por su propia iniciativa, dijimos. Es decir, la responsabilidad de tener

la transmisión de la Torá, frente a un pueblo que está

directamente mostrando que a lo mejor no están preparados para ello.

Esas Tablas de piedra de repente se convirtieron

en un objeto muy pesado para Moisés, y las dejó caer y ahí se rompieron.

No hay que entender este acto como un acto de furia.

Sino como un acto que viene a mostrar que el pueblo no estaba capacitado

para llevar adelante lo que Moisés venía con ese mensaje escrito.

Y Dios acepta perdonar al pueblo y le dice ahora vamos a empezar

un nuevo comienzo, vamos a empezar de cero,

vamos a preparar unas segundas Tablas.

¿Pero cuál es la diferencia con las segundas Tablas?

Esas segundas Tablas, dice la Torá, que fue Moisés el que las esculpió.

Y las primeras Tablas dice que fue Moisés que las recibió directamente

del cielo. Eso nos viene a enseñar, nos viene a marcar una diferencia

entre esas Tablas que Moisés dejó caer, o rompió;

que traían un mensaje mucho más puro, mucho más original, por así decir.

Y las Tablas que Moisés después entregó al pueblo de Israel.

Hay que entender y hay que saber que tanto las Tablas rotas

como las Tablas segundas, todas estaban dentro del Arca,

y estaban guardadas dentro del santuario.

Es decir, que el mensaje original y el mensaje que, por así decir,

quedó adaptado

a la situación espiritual del pueblo, ambos conviven y están ahí,

y no hay que dejar ni uno ni otro tiene menos importancia.

Ni perdió calidad uno frente al otro.

Todos esos ayunos que tienen que ver con la destrucción del templo...

Sí hemos dicho que el momento culminante y más pesado es

el 9 de Av, que ya es la destrucción, todos los demás nos vienen a recordar

que mientras no llegamos a la destrucción había posibilidad

de cambiar las cosas.

Y no fuimos capaces de hacerlo. Pero nosotros teníamos que haber

sido capaces de captar las señales, los indicios,

que nos dicen: "¡Ey! Estamos caminando hacia un lugar

que puede llegar a ser peligroso para ti".

La brecha en la muralla es uno de los indicios.

Nosotros también nos creamos murallas.

Y nos sentimos protegidos, como hemos dicho.

Cuando se rompe esa muralla, es el momento en el que tú tienes

que también darte cuenta, y decir estamos llegando

a una zona peligrosa. Estos días de ayuno,

el profeta Zacarías nos dice

que se convertirán en días de alegría y regocijo.

La pregunta es porqué si yo hoy estoy ayunando

cuando llegue el Mesías van a ser días de regocijo.

Si dijimos que justamente estos días vienen a marcar

momentos de reflexión.

Una de las ideas con respecto a esto es

si yo utilizo este día de ayuno

como día de reflexión, de estudio y de crecimiento personal,

en el momento en el que yo no tenga ya que entristecerme por ello,

porque el templo estará reconstruido, etc.,

yo lo que voy a festejar es todo lo que yo pude crecer en estos días.

De esta forma, llegando al 17 de Tamuz,

lo que podemos desear es que estos días

en los que vamos a transitar momentos un poco tristes,

sepamos aprovecharlos para nosotros crecer;

y así, de esa forma, poder llegar a festejar en el momento adecuado.

(Música)

El hecho de gestionar la pérdida

nos ayuda, una vez que salimos de este período de duelo,

nos ayuda a darnos cuenta de que no siempre podemos tener todo.

Y que las cosas, igual que las hemos tenido, van a dejar de estar ahí.

Y nos ayuda a dar valor a las cosas.

A saber que lo que tenemos hoy aquí a lo mejor mañana no está.

Y por eso es importante darle el valor suficiente y apreciarlo,

y ponerlo en el lugar correcto.

(Música créditos)

  • 17 de Tamuz en el calendario judío

Shalom - 17 de Tamuz en el calendario judío

09 jul 2017

El 17 de Tamuz marca, en el calendario judío, el comienzo de un período de duelo alrededor de unos trágicos acontecimientos que suceden en esta fecha. Gracias a su experiencia como docente, José Salama consigue llevarnos de la mano por estos capítulos de la historia judía.

ver más sobre "Shalom - 17 de Tamuz en el calendario judío" ver menos sobre "Shalom - 17 de Tamuz en el calendario judío"
Programas completos (502)

Los últimos 502 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos