Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4917123
Para todos los públicos Shalom - 100 años de filosefardismo - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Muy buenos días, "shalom".

Nosotros, uno de los desafíos de "Shalom",

nos impusimos hace unos programas,

rescatar del olvido aquellos personajes sefarditas

que dejaron una huella imborrable en la historia de España.

Lo hicimos con unas periodistas, escritoras,

profesoras, divulgadoras, o sea, y encima por partida doble,

ustedes se enamoraron de ellas, y ellas se dejan querer.

Buenos días, María, Laura, gracias por estar aquí

un domingo más. "Shalom".

-Buenos días, Coty, siempre, María y yo, recibimos

con mucha alegría la llamada de "Shalom".

Y "Shalom" no para de deciros

que os quiere y que sois importantes

para nuestro programa.

Porque, además, nos hemos impuesto esta meta

de rescatar del olvido.

Y hoy lo vamos a hacer desde un punto de vista

que va a combinar la cultura y la defensa.

Porque además, 2018 ha sido y es un año de efemérides.

Ahora que estamos cambiando la hoja del calendario

en tránsito hacia 2019, tenemos que recordar que 2018

ha estado cargado de centenarios.

En primer lugar, de la gripe española

que no surgió en nuestra nación,

pero sin embargo, se echó a partes iguales la culpa,

lamentablemente, a España y también en Varsovia a los judíos,

cuando ni unos ni otros eran responsables del virus.

También se cumple el centenario del fin

de la Primera Guerra Mundial,

y Alfonso XIII, con la Oficina Pro Cautivos,

liberó a muchas personas que habían caído en manos

del enemigo en el frente de batalla.

Y también, 175 años de la bandera de España,

"rojigualda",

y 150 años del inicio del destierro de Isabel II.

Precisamente durante su reinado

empezó a buscarse en los archivos la verdad sobre los judíos.

Con eruditos como Amador de los Ríos,

cansados ya de tantas calumnias,

quisieron realmente ver todo lo que el pueblo hebreo

había aportado a España.

Es decir, que con una Isabel, con Isabel I, Isabel la Católica,

se expulsa a los judíos en 1492.

Y con otra, con Isabel II, se empieza a crear

esa corriente cultural que se denomina "filosefardismo",

el amor hacia lo judío en esa faceta sefardita.

Qué bonito, y esperamos hacer parte de ese filosefardismo.

¿En cuál de las efemérides nos vamos a ir centrando ahora?

Sí, vamos a empezar con el tema del ejército,

porque realmente fue a partir de 1860

cuando el batallón Zaragoza y el general O'Donnell llegan

a el protectorado, al norte de África,

y entran en Tetuán, cuando se empiezan a encontrar

con que hay parlantes de español.

Así es, y se llevan una alegría mutua,

porque por un lado, los militares iban a luchar contra los musulmanes,

contra Mohámmed IV, no pensaban que allí

hubiera personas que hablaran español;

y por otro lado, los sefardíes se dan cuenta

de que han llegado unas personas que son sus libertadores,

porque antes, los musulmanes habían entrado

asaltando sus juderías.

Así que Tetuán se va a convertir en la capital

del protectorado español en Marruecos

desde 1913 hasta 1956, con la emancipación.

Y ahí los judíos tuvieron un papel importante.

Así es, porque con la dictadura de Miguel Primo de Rivera,

ya en la etapa final del reinado de Alfonso XIII,

es cuando en 1924 se les va a permitir

a los sefardíes conseguir la nacionalidad española,

algo que se retomó después en 2015.

-Bueno. -Y durante la Segunda Guerra Mundial

y el terrible Holocausto que generaron los nazis,

va a haber también un embajador español,

en este caso en Budapest, en Hungría,

Ángel Sanz Briz, que va a liberar a muchos judíos

de caer en los campos de concentración

y en las cámaras de gas.

A 5.200, se calcula.

En teoría, tenían que acogerse a ese Decreto de 1924

y ser sefardíes.

Cuando hay que salvar la vida, todos somos sefardíes.

Así que se libró también a judíos asquenazis

o de otra procedencia, para que,

alegando que tenían parientes en España,

pudieran salvar la vida.

Cómo nos gusta que digáis eso y cómo nos sentimos.

Unidos, efectivamente, cuando se trata de salvar una vida

no pueden existir barreras ni de creencias

ni de etnias ni de pueblos.

La vida está por encima de todo.

Así es. En "Shalom" hemos tenido el lujo

y la suerte de tener a los descendientes,

hijos y nietos de la familia de Sanz Briz,

con lo cual, casi los sentimos familia también.

¿Cuál sería otra de las efemérides que conviene marcar

en este programa?

En la Edad de Plata de la cultura española,

que se inicia después del desastre del 98,

y la pérdida de las últimas colonias americanas,

y también de Filipinas por parte de España,

vemos cómo hay un viaje prodigioso.

Es el que realiza el senador y médico, Ángel Pulido,

por el Danubio.

Visita comunidades de Bulgaria y de Rumanía, y se encuentra

con que también hablan judeoespañol. Hablan...

Y a partir de ese momento, en 1905, él publica un libro,

que es "Los españoles sin patria y la raza sefardí".

Tristemente, esa obra fue incluida en el índice

de libros prohibidos, pero por otro lado,

fue necesario ese título para abrir brecha y sensibilizar,

porque en 1909 ya hay una campaña proclive a la sinagoga en España;

en 1910 se estrecha la unión hispanohebrea.

Y además, vemos como en 1920

se abre la Casa Universal de los Sefardíes.

Es decir, que todo ese terremoto

en el sentido positivo que remueve las conciencias,

viene a partir de un periplo.

Y en esos años, es también cuando en 1918,

como decíamos, la gripe española

va a causar millones de muertos en el mundo,

se calcula que más de 50 millones.

Pero que no había surgido en España, había surgido en Kansas.

Los ejércitos desplegados por el viejo continente,

trajeron el virus,

y como en España no había censura de prensa,

en el sentido de que no era un país beligerante,

se hablaba más de la gripe.

Y en ese sentido, se colgó el sambenito a los pueblos.

A España y a los judíos. Y ciudades españolas.

Mientras que también en Varsovia, en el gueto de los judíos,

se acentuaban las medidas

contrarias a una cómoda convivencia.

Y por eso, bueno, es triste,

y la Organización Mundial de la Salud,

en los últimos años prohibió que se le pusiera el nombre

de una nacionalidad o de un país a una enfermedad.

Pero ya fue muy tarde.

-Pensemos en dos pintores, Munch y Klimt,

los autores de "El grito" y de "El beso", respectivamente,

que estuvieron afectados de la gripe.

El noruego Munch se libró, pero Klimt falleció.

Así que, cuando después entraron los nazis en Noruega,

Munch todavía estaba vivo.

Muere en la Segunda Guerra Mundial,

pero en el momento de la invasión, Munch todavía estaba vivo,

va a ver cómo los nazis empiezan a destrozar cuadros

o a meterlo en una lista negra,

porque consideran que esa forma de expresar

el arte puede hacer daño a las personas.

Bueno, todo lo que venga de un nazi, es para tirarlo a la basura.

Está contaminado. Por supuesto.

Entonces, Munch había conseguido hacerse camino ya en Alemania,

había empezado a exponer gracias a un amigo

que era un coleccionista de arte,

que había sido también director

de la Biblioteca Estatal de Arte de Berlín,

y había trabajado en varios museos, Glaser se llamaba.

Y a este judío, le quitan también cuadros de Munch,

le quitan libros, los queman en Berlín,

en mayo del 33 en esa hoguera de libros.

Y él va a conseguir rescatar algunos vendiéndolos en subastas.

Al final, Glaser y su segunda esposa,

que era también judía, acaban en Estados Unidos.

Yo aquí tengo dos libros y me gustaría destacarlos,

porque además yo quiero resaltar aquí a nuestros amigos

de "Shalom" que las hermanas Lara,

además de todo lo que he dicho que ellas saben hacer,

son escritoras, y tengo que destacar

que publican sus libros bajo seudónimos,

y a pesar de todo reciben premios,

y ambas a la vez, que es también un hecho peculiar.

Quería destacar un libro, que es "Guerra en La Alcarria",

que me parece que es superimportante

para lo que estamos hablando ahora.

Y que nuestros amigos lo van a disfrutar muchísimo.

Así es, gracias, Coty.

Es uno de mis últimos libros, "Guerra en La Alcarria",

que en él hablo de Alfonso XIII,

hablo de toda esta etapa que estamos analizando,

de la Edad de Plata, en un momento, 1936,

que en España había unos 6.000 judíos.

Y no se conoce tampoco el papel de Alfonso XIII

en su relación con los judíos que vivían en España en esa época.

Es que un acontecimiento sencillo puede dar un vuelco

a la narración de la historia.

Y es lo que ha pasado con las cartas que mandaban

a Alfonso XIII personas de toda Europa

para que se interesara por el porvenir

y el paradero de los soldados

a los que se les había perdido la pista.

En el verano de 1914, empieza la Primera Guerra Mundial,

y en octubre, ya monta el Palacio Real Alfonso XIII,

una oficina que está orientada

con diversos departamentos de desaparecidos,

de prisioneros, de recaudar fondos,

a recabar información sobre esos parientes

a los que sus familiares

tenían repartidos por las trincheras.

Y todo comenzó cuando una lavandera francesa

le escribió al rey español,

él localizó a su marido,

y a partir de entonces lo llamaban "el príncipe de la caridad",

o "el jefe de las cartas de amor".

Es curiosa la carta que le envió una niña de ocho años,

llamada Sylviane, donde le decía:

"Por favor, tienes que encontrar, Alfonso XIII,

tienes que encontrar a mi tío, mi madre va a morir de pena,

no para de llorar".

Y le decía Alfonso XIII:

"Querida señorita, si me da más datos de su tío,

yo se lo encuentro". Puedo ayudarle.

Y al final lo encontró.

Lo encontró en Hamelín, cerca de Hannover.

Qué bonito.

Y se pudo reencontrar con su sobrina.

Muy bonita historia, preciosa.

Y aquí tengo otro libro, "El velo de la promesa",

que también viene aquí a hablar de un acontecimiento

que cumple 70 años también.

Es el libro con el que gané el Premio de Novela Histórica,

"Ciudad de Valeria", los escenarios de Jerusalén

por supuesto que están muy presentes.

Y hablo de la primera libertad de conciencia,

que se dio en el siglo IV y que permitió ser creyente,

escéptico, o seguir unos principios ideológicos

con independencia del Estado político.

Ahora, en diciembre, también se han cumplido los 70 años

de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Y ahí el drama sufrido por los judíos estuvo muy presente.

De hecho, hay un día, el 27 de enero,

en el que se recuerda las víctimas del Holocausto.

Bueno, pues es también una reflexión para mostrar

cómo es necesario eso que debería ser

un derecho innato en la persona y un deber en los Estados cumplirlo,

y es la libertad ideológica.

Y andando más en los años,

pues vemos cómo en 1916, Alfonso XIII,

el monarca español del que hablábamos,

le dio un pasaporte español al pianista polaco Rubinstein

para que consiguiera también librarse de caer prisionero.

Hay que estar hermanado,

con independencia de los lugares de procedencia y de las ideologías.

También estamos en el 70 aniversario de la creación del Estado de Israel.

Efectivamente.

Y en el caso español, debemos recordar que hasta 1865,

estaba algo que es terrible en la Administración Pública,

los estatutos de limpieza de sangre.

Todos estarán de acuerdo conmigo en que la limpieza de sangre

solamente la da la salud.

Y pobres de nosotros cuando estamos enfermos unos días,

que tratamos de restablecernos rápido.

Bueno, pues hasta 1865, una persona, para ser funcionario,

para trabajar en la Administración Pública,

tenía que presentar su genealogía

y alegar que todos sus familiares de generaciones anteriores

eran cristianos viejos, algo terrible.

Pues con alguna reflexión nos tenéis que dejar

en la hora de despedirnos.

Pues hoy nos vamos a despedir con una meditación musical.

¡Hala! Con un fragmento de la ópera

de Emilio Arrieta, "La conquista de Granada",

que él compuso por el 20 cumpleaños de la reina Isabel II.

Y ahí también había, en el libreto, papel para los judíos.

Para los sefardíes.

Fue nuestra sintonía en el espacio que hicimos en el verano

en Las mañanas de Radio Nacional Española

para el recuerdo, y también traemos a este programa amigo,

a "Shalom", a mujeres sefardíes.

Muy bonito.

No podíamos pedir más de estas dos hermanas,

a las que sentimos como hermanas de todo el programa.

De nuevo, nuestras felicitaciones y nuestro agradecimiento

por esa labor, que consideramos sagrada,

de rescatar a esos sefarditas del olvido.

Un honor. Muchísimas gracias y mucha suerte.

Nosotros estamos ya despidiéndonos.

Nos vamos siempre con pena de que se nos queda corto.

Pero con la alegría de que, si Dios quiere,

contamos con ustedes y con invitadas tan especiales

como las que hemos tenido hoy en el programa siguiente.

Hasta entonces, les deseamos que sigan disfrutando

de un domingo maravilloso.

Y desde aquí les decimos "shalom".

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • 100 años de filosefardismo

Shalom - 100 años de filosefardismo

30 dic 2018

De la mano de estas reconocidas Profesoras vamos a retomar algunos capítulos de la historia en los cuales los judíos sefarditas tomaron parte activa, perpetuando su huella en la historia de España.

ver más sobre "Shalom - 100 años de filosefardismo" ver menos sobre "Shalom - 100 años de filosefardismo"
Programas completos (568)

Los últimos 568 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios