www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5443637
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 638 - ver ahora
Transcripción completa

A ver, que yo sé que tú y yo estamos a gusto en la casa solas,

pero quizá deberíamos alquilar la habitación vacía.

Pues si a vosotras os va bien, por mí, mañana mismo me mudo aquí.

-Tenemos un problema. No podemos darte una respuesta

porque hay más gente interesada en la casa.

-Vengo a deciros que al final no la quiero.

Pero ¿está todo bien? Sí, sí, tranquila.

Simplemente me he dado cuenta que no tengo prisa por irme de casa.

-Alguien se ha dejado una cartera en el retrete de caballeros.

-¿Y has mirado a ver si tiene dentro DNI o algo?

-Qué va. No tiene nada.

Ni DNI, ni tarjetas de crédito.

Nada más que dos tarjetas de publicidad y 50 euros.

-No las tengo todas conmigo.

-¿Cómo que no las tienes todas contigo? ¿Qué más quieres que haga?

-A mí eso de la gente tan honrada y tan perfecta

me da mala espina.

-Oye, ya sé que Paula y tú ya no sois pareja,

y no quiero meterme en vuestra vida,

pero me gustaría que continuara con un chico como tú.

Espero que no te moleste que lo diga.

-No, al revés, muchas gracias. Me lo tomo como un cumplido.

Muchas gracias.

-Hola, Ángela. ¿Qué haces por aquí?

-No sé, dímelo tú.

He venido a comprobar si sigues vivo. ¿Te pasa algo?

-Eh... no, ¿por? -O sea, que te vas a hacer el loco.

-Tenéis que hablar de esto cuanto antes.

-Estoy de acuerdo.

Y si a Miguel le supone un problema que yo sea transexual

que me lo diga de cara.

-Lo siento.

La he cagado

pensando demasiado

y no estando en lo que sentía.

-He vuelto a ver a Miguel.

He hablado con él y parece que quiere que sigamos viéndonos.

-Me alegro mucho por vosotros.

-"Darío Santana abrirá un nuevo restaurante en Madrid.

El reputado chef ha elegido Distrito Sur

para la nueva sede de su emporio gastronómico".

-¿Darío Santana no es el tipo este del documental

que vimos sobre la comida tailandesa?

-Era comida vietnamita, pero vamos,

como te dormiste a los 20 minutos... Sí, ese.

Lo siento, pero ya estamos cerrando, ¿eh?

-Ah, perdón, es que vi luz y pensé que...

pues nada, hasta luego. -Hombre, da...

daría tiempo, si quiere, a tomar algo rápido.

-Voy a abrir un restaurante en Distrito Sur.

-Ya.

Le he reconocido. Esta mañana he visto su foto

en el periódico. Darío Santana.

-Sí, ese soy yo.

-Sí, aparte yo ya le seguía de antes.

Soy una fan número uno.

-A partir de ahora, María,

yo soy fan número uno de esta tortilla, de este local

y de la encantadora mujer que lo regenta.

-Pues muchas gracias.

-¿A quién quiere que se cargue?

-A Claudia Miralles, la inspectora jefe de Distrito Sur.

-¿Es la que disparó a su hijo? -Sí.

Necesito a alguien dispuesto a hacerlo.

-Se llama Fabio Callas

y es un profesional con mucha experiencia.

-Chao, "amore". -Hola.

-Hola.

Eh, bueno, pues que nada, muchas gracias por todo.

-Siento mucho no poder ayudarla.

-Adiós.

-Adiós, adiós.

-Quería contratarme como asesor financiero.

-¿Qué dices?

-Que sí. Se ha enterado de lo que le ha pasado a María

con los 3000 euros y quería que repitiera la inversión con ella.

Una locura.

(Música emocionante)

Fabio,

es el mismo dinero de siempre

y nada, es muy fácil.

Es muy fácil.

Cuanto antes la ejecutas, mejor.

Es una... ¿Cómo?

No, no, no tiene vigilancia.

Nada de nada.

Es una inspectora jefe de barrio.

No. No está amenazada

ni se siente en el punto de mira. ¿Vale?

Tú la ejecutas

y regresas de inmediato.

Claro. ¿Cuándo vas a coger el avión?

Vale, perfecto. Entonces, cuando llegues,

hazme saber dónde te alojas.

¿OK?

-¿Con quién hablabas? -Con...

Tío Luciano

que vive "a Napoli". ¿Nunca te he hablado de él?

-No, la verdad que no. ¿Quién es?

-Tío Luciano es muy mayor.

Hace mucho tiempo que no lo veo, pero lo llamo a menudo.

-Oye, pues dile que se venga a España.

Me gustaría conocerle. (RÍE) -¿Tío Luciano?

-¿De qué te ríes?

-Tío Luciano nunca ha puesto un pie

fuera de Napoli.

Te lo juro. Allí nació y allí quiere morirse.

Porque tiene una explicación todo esto.

Él tiene miedo que... Él dice:

(HABLA EN ITALIANO)

Es decir, la muerte que es caprichosa...

"tiene paura", tiene miedo que lo atrape en cualquier otro lugar.

Entonces no, no. Ahí se queda.

-Bueno, vale.

Vamos nosotros para allá a verle.

-Claro. -Me encantaría ver Nápoles.

-Claro, bueno, sí, esa es una idea preciosa,

pero ya te lo digo,

es un viejo cascarrabias casi ciego.

-Bueno, pero tú le tienes mucho cariño.

¿No? Todas las veces que le llamas. -Sí.

Soy su bróker también.

-¿En serio? -Sí.

Me dio un dinero hace un tiempo

y quería que lo invirtiera en la bolsa.

-Pensé que la única excepción al margen del banco era María.

-¿Sí? ¿Y por qué?

Tío Luciano es tío Luciano. Tío Luciano es como familia.

-Ya. -La única familia que tengo.

-Ya. -¿Cómo puedo negarle eso?

-Claro, claro.

Por un momento pensé que te ibas a poner aquí

a ampliar la cartera

con Elvira Soler, por ejemplo.

-No. No.

Espero que no insista.

-No dudes que volverá a insistir.

Esta tía no se para ante nada ni ante nadie.

Pero entre tú y yo,

creo que se le está yendo la cabeza.

Sobre todo después de la muerte de Ricky, de su hijo.

-Sí, ya me lo has contado.

Fue muy duro para ti, primera persona.

-Me sabe mal decirlo,

pero yo creo

que Ricky acabó como acabó en parte por su culpa.

-¿Por qué dices eso?

-Vamos a ver.

En el barrio se sabe que esa familia no es trigo limpio.

Y Ricky estaba metido en mil movidas chungas.

Bueno, Elvira estuvo en la cárcel en Valencia.

-Oye. -¿Qué?

-¿Las tostadas qué tal?

-No me da tiempo y no puedo más. A ver.

No, me voy ya. El último.

Muchas gracias por todo esto.

Te veo esta noche que por el día es imposible coincidir.

-Yo también tengo muchísimo trabajo.

-Aquí nos tienes. ¿Qué se te ofrece?

Cerrad la puerta y sentaos.

Tenéis que lidiar con esto.

¿Animales? Exóticos.

El Seprona nos ha hecho llegar un aviso de que un grupo

criminal mafioso internacional especializado

en el tráfico de animales en peligro de extinción

está operando en Madrid.

¿Puedo echar un vistazo?

-A mí me pillas en pañales con este tema.

Este tipo de tráfico es uno de los delitos más desconocidos,

pero mueve cantidades astronómicas.

Las mafias que lo operan se forran literalmente.

Es más rentable traficar con angulas

que con cocaína.

Es cierto. Yo sí estoy un poco puesta en este tema.

El volumen económico que mueven es equiparable

al tráfico de armas o al de drogas.

Entre 8000 y 20 000 millones de euros al año.

Sí y el kilo de angula se convierte en una tonelada

de anguila en Asia y el kilo se suele pagar a 1000 euros.

He echado las cuentas y esa tonelada de anguila en el mercado negro

llega a costar un millón de euros.

El tráfico de especies no solo se cobra la vida de animales.

También vidas humanas.

En los últimos 10 años, han asesinado a más de 1000 guardas

de parques naturales

por haber protegido elefantes, rinocerontes, etc.

Ay que ser bruto.

-¿Sabéis cuánto se paga un cuerno de rinoceronte?

-La verdad que ni idea, pero míralo en el informe.

-Mira, aquí lo pone. 60 000 euros el kilo en el mercado negro.

Y por ejemplo os digo yo que un colmillo de elefante

que mide más de un metro se suele pagar a partir de los 3000.

Y lo más triste es que

las condenas no son equiparables con los delitos que cometen.

Las sanciones son muy leves.

Y eso que no solamente trafican

con especies de mamíferos en extinción, sino también

con peces, reptiles, aves. Con todo tipo de animales.

¿Por qué no les imponen penas por contrabando?

Sí y también les imputan penas por pertenencia

a banda criminal o por blanqueo de capitales,

pero sumándolas todas, no llegan a pasar de los 3 o 4 años.

Lo que no entiendo es qué quieren de nuestra colaboración.

La mayoría de los delitos se han cometido en América o África.

Verás, Elías.

Por triste que nos parezca,

España es un punto caliente.

Y no solo por el tráfico de animales exóticos,

es porque es una puerta

de entrada a Europa.

No te puedes imaginar cómo es en el trato personal.

Mucho mejor que la impresión que da en la tele.

-Flipo con que se haya plantado aquí.

-Los obreros que tiene trabajando allí en su restaurante

son clientes y le dijeron que tenía que probar mi pincho de tortilla.

-¿En serio? ¿Y le gustó?

-Hombre, dice que es la mejor que ha probado.

-Hala, qué exagerado, madre mía.

No lo digo por tu tortilla, que está buenísima.

Lo digo porque él estará más acostumbrado,

ha ido a más restaurantes así de lujo.

-Por lo visto ninguna tortilla como la mía.

Algo tendrá el agua cuando la bendices.

-¿Nos ponemos con el menú?

Me tienes un poco ya loca con el tema de Darío Santana.

-Ni que lleváramos hablando de él horas.

Qué "saboría" eres cuando quieres.

-"Saboría" no.

Llevo un rato intentando contarte un cotilleo y no me dejas.

-Venga, me callo. ¿Qué?

-Es sobre los servicios de Paolo como bróker.

Se ha corrido la voz de que te hizo ganar buena pasta

y le ha salido un posible cliente.

-Te prometo que yo no he dicho nada.

Y más sabiendo que me hizo un trato de favor.

-Que no te estoy acusando.

-¿Y quién es el posible cliente?

-Elvira Soler.

Nos debió escuchar hablando del tema aquí en el bar.

-No me extraña.

Esa mujer debe de tener un buen dinero

después de vender el Moonlight.

-Ya ves.

-Esa mirada de Guevara me la conozco. ¿En qué piensas?

-Me acordaba del Lepas.

-¿Lepas? ¿Quién es ese?

-Es un antiguo confite de hace siglos

que aunque se dedicaba a otra cosa, sí me contó

que tenía conexión con una red de tráfico

de animales exóticos.

-Ya lo puedes llamar.

-Creo que se piró a las Rías Baixas o algo así.

-Crees, pero no estás seguro.

Deberías buscar el contacto porque nos vendría bien

para investigar en este caso.

Sí, revisa la base de datos

de tus confites a ver si aún mantienes el teléfono.

Bien. Voy a mirar mis agendas. Me llevo el informe.

Pues hala, venga.

Nacha, espérate un momento que quiero hablar contigo.

Vale, ahora te veo.

Sé que...

que la marcha de Rocío te ha dejado muy tocada.

Sí, un poco. ¿Y?

¿Sabes algo de ella, cómo está?

Claro, sí, estamos en contacto.

Ella está adaptándose poquito a poco y bueno,

era lo que necesitaba Rocío.

Empezar de cero y esa oportunidad le va a venir muy bien en su vida.

También sé que tú la animaste mucho

a que se fuera y a que cogiera ese trabajo.

Habla muy bien de ti, de lo gran persona que eres.

Gracias, jefa.

Te reconozco que fue...

una decisión bastante difícil de tomar,

pero la opinión de su psicólogo me ayudó

a animarla a que se fuera porque

él le dijo que le vendría bien alejarse de Distrito Sur

después de todo lo de Gonzo.

Y quise ser consecuente con ello.

Una persona más a la que amo y...

tengo que renunciar y dejarla que se aleje.

¿Qué le vamos a hacer? Es la vida.

Eres increíblemente fuerte.

Espero que te recuperes y que pronto estés al 100%.

Gracias y no te preocupes porque

esto es algo personal. Ni afecta en el trabajo.

Me viene muy bien este caso y la investigación

y todo lo que me mantenga ocupada. Hale, empápate bien del caso

y de todo el informe que nos ha mandado el Seprona.

Claro. Estaré al 100% y gracias. De nada.

Buenos días. -Hombre.

Darío Santana, te estás aficionando a La Parra.

-Ya ves. Tengo media horita libre hasta que llegue el jefe de obra

y vengo a tomar un tentempié.

-¿Tu pincho de tortilla? -Por supuesto.

Tu creación es adictiva. -Mi creación dice.

Paty, ven que te presento.

Él es Darío Santana y esta es Paty, mi compañera y mejor amiga.

-Encantado, Paty. -Igualmente.

-¿Te pongo algo de beber?

-Agua, por favor, pero mira, que te he traído

una sorpresita.

-¿Y esto?

-Huevos al plato reconstruidos.

-Ah. Ay qué maravilla.

-¿Esto cómo se come?

-Con una cucharita mejor.

-Sí. -Venga, probadlo.

Os tiene que saber a huevo,

chorizo, patata, cebolla, ajo.

¿Qué os parece?

-Por Dios, pero esto es manjar de Dioses.

-Me alegro que te guste. Tu opinión es importante para mí.

¿Y tú qué dices, Paty?

-Que está buenísimo.

¿Lo servirás en tu restaurante? -Sí, claro.

Aunque reconozco que frente a su tortilla tradicional,

no hay color. -En eso te doy la razón.

-Que me vais a poner los dos roja.

-Me voy a hacer la compra. -Venga.

Voy a por tu pincho. -Espera.

Me gustaría pedirte un favor.

-Si está en mi mano, claro que sí.

-¿Podrías recomendarme los puestos del mercado con mejor género?

Los huevos al plato reconstruidos mejorarían una barbaridad

si los preparo con ingredientes de primera como los que tú usas.

Lo mismo te digo del resto del género:

carne, pescado, pan.

-¿Tú me estás pidiendo a mí que te dé mis contactos?

-Me iría de perlas.

Así no tendría que descubrir a los mejores proveedores

por el clásico método de acierto-error.

Bueno, a no ser que te parezca mal.

-Hombre, a ver.

Esa información tiene un precio porque yo...

a mí no me salió gratis. Estuve muchas semanas a ver

quién era el mejor en cada cosa, dónde tenían mejor género,

el de más confianza. -A ver.

¿Me estás pidiendo que te pague dinero por esta información?

-Que no, que estoy de broma. ¿Cómo te voy a pedir algo a cambio?

Sobre todo después de traerme esta maravilla.

-¿De verdad? ¿Compartirías eso conmigo?

-Compartiría contigo lo que tú quieras, claro que sí.

-¿Qué es lo que vas a compartir? Si no es indiscreción.

-Hola, cariño.

Darío me está pidiendo mis contactos en el mercado. ¿Qué te parece?

-Eso vale un dinero.

-Qué gracioso.

Tenéis el mismo sentido del humor.

Tu chica me acaba de hacer esta broma ahora.

-Sí, señor, y ha caído. Oye.

Prueba los huevos al plato reconstruidos de Darío Santana.

-Inspirados por la tortilla de María.

-A mí eso me suena fatal y donde esté la tortilla

de toda la vida de mi novia.

-Es que es bastante clásico.

-Soy clásico y tradicional de los pies a la cabeza.

-Voy a traerte tu pincho.

-Verónica. Hola.

-Hola, Toni. ¿Qué haces aquí? ¿Buscas a Paula?

-No, vengo a traerte unos documentos que tienes que firmar

de un caso que llevaste la semana pasada.

-Sí, quedé con Lara que me pasaría hoy.

-Me ha dicho que te los traiga.

-No tenías por qué molestarte. -Si pasaba por aquí.

¿Me espero a que los firmes y te los llevo yo?

¿Vale? -Vale.

-¿Tenéis máquina de café?

-Sí, pero me sabe mal. Últimamente me haces muchos favores.

-Sabemos que estáis liadísimos siempre aquí.

-Sí, ¿qué te voy a contar?

-Hacéis un curro muy guay, la verdad.

Me voy a tomar el café mientras lo firmas.

-Vale. ¿Necesitas monedas? -No.

-Vale, hasta ahora. -Hasta ahora.

¿Qué pasa, Julián?

¿Qué haces por aquí?

-¿No puedo venir por aquí? -Sí, claro.

-Venía a un curso de orientación laboral.

-Qué bien. Oye, el otro día cuando te interrogué

no tenía nada personal en contra tuya.

Estaba haciendo mi trabajo.

-Ya te dije que no tenía que ver con bandas ni trapicheos.

-Lo sé, pero estabas en el momento y lugar equivocado.

-Ya, la maría que consumo

es para no volver a caer.

Ya llevo seis meses sin meterme.

Seis meses. -Me alegro mucho, tío.

-Voy a saludar a mi abogada. -Claro. Chao.

-Abogada, ¿qué tal?

-Julián, ¿qué tal? ¿Qué haces por aquí?

-Hacer rato para entrar al curso.

-Bien hecho. Aprovecha lo que te ofrece el centro.

-Me estáis ayudando bastante.

Había pensado que como no viniste el día que

invité a la peña de terapia,

que todavía te debo el refresco o el café.

-Sí, me sabe mal. En otra ocasión, ¿vale?

-Claro, pero tenemos que quedar seguro

que quiero invitarte por lo bien que me defendiste.

-Si es por eso, estamos en paz.

-Quería tener un detalle contigo. -No hace falta, de verdad.

-Si es por reparo a que te vean con un colgado

como yo, me callo y fin de conversación.

-No, no es que me dé reparo.

Cuando podamos los dos me apunto seguro.

-Vale, perfecto, abogada. Cuídate. -Vale. Hasta ahora, Julián.

-Chao.

Se ve que te aprecia.

-Mira, aquí tienes lo papeles firmados.

-Vale, perfecto.

-Oye, ¿qué tal con Paula?

-Bien. Bien, bien, bien.

Muy bien. Pues nada, gracias. Chao.

-Chao.

-Elías, no me puedo creer que estés celoso.

Si lo voy a acompañar al mercado a presentarle a algunos tenderos.

Ya está. -Por algo se empieza.

-Tú también tienes compañeras de trabajo.

¿Te he montado alguna escena?

-¿De verdad vas a estar celosa de Nacha o de Claudia?

-Lo mismo te digo.

Darío es una relación profesional.

Me conviene estar a bien con él, es un chef importante.

-Un buen pájaro es lo que es.

Además de querer sacar tajada profesional,

te quiere tirar los tejos.

-No digas tonterías porque soy una camarera de barrio

frente a una eminencia. No pasarán bellezones

por su restaurante.

-Ninguna tan simpática y estupenda y cielo como tú.

¿A qué viene eso de traerte huevos al plato reconstruidos?

Donde estén unos huevos con su chorizo, cebolla,

sus dos huevos plantados... -Que sí, que sí. Elías, vamos a ver.

Lo único que ha intentado ha sido tener un detalle profesional

conmigo de cocinero a cocinero. Ya está.

-Ya te digo que quiere algo más.

-Si quiere algo más ya me encargaré yo

de pararle los pies. Me basto yo sola.

-Más te vale porque es un pulpo.

-El único pulpo que me gusta es el de la plaza las Flores.

Además, no sé si sabes que yo tengo novio.

Un poco tontaina el hombre,

cascarrabias, pero era lo mejor que había en el mercado.

-Hola, guapos. María, ¿me pones un café cuando puedas?

-Ahora mismo. -¿Qué quería la jefa?

-Quería saber qué tal llevo el tema de Rocío

Le he reconocido que estoy un poco de bajón,

pero no quita para que esté al 100% en mi trabajo

y sobre todo a "full" con el nuevo caso.

-Muy bien. He estado revisando mi agenda de contactos

y he encontrado el número del Lepas. Ya no vive aquí, pero está cerca.

-¿Le has dicho algo del caso?

-Se lo quiero comentar en persona. He quedado con él

dentro de 20 minutos, así que...

-Entonces espera. María, ¿me pones el café para llevar?

-¿Qué tenías que contarme que no podía esperar?

-Nuestro hombre

acaba de salir de Italia.

-¿Fabio Callas? -Fabio Callas.

-Ah. ¿Cuándo lo hará?

-En cuanto llegue. Tendrá que buscar un arma

y esperar instrucciones.

-Me dijiste como máximo 72 horas.

-Como máximo 72 horas

y todo sigue siendo el estimado. Oye.

En una hora llega a Madrid.

-¿Algún problema con el pago?

-No, no, qué va.

-Le entregaré los 10 000 que me dio

y usted ha preparado el resto.

-Sí, lo tengo ahí.

Oye, una cosa.

¿Ese hombre es bueno?

-Elvira, Fabio Callas

sigue trabajando con nosotros desde hace mucho tiempo.

Es el mejor sicario que tenemos.

-No veo el momento en que acabe con esa miserable.

No me puedo esperar. Vamos a celebrarlo.

¿Te apetece un vermú?

-Elvira, estoy tomando un café.

No adelantemos acontecimientos.

Brindaremos cuando corresponda.

-Mamá. (SUSURRA) -Mi hijo.

Hola, cariño. -"Buona sera".

-¿Qué haces aquí?

-Te estaba buscando y tu madre me ofreció un café.

-Paolo ha venido a buscarte

pensando que estarías comiendo,

como a veces cierras al mediodía el taller.

¿Quieres un café?

-No, vengo a por unos presupuestos que se me han olvidado.

¿Por qué me buscabas?

-Por esto.

-¿Qué es esto? ¿Un cobro? -No, ábrelo.

Entradas VIP.

Real Madrid-Nápoles. Santiago Bernabéu.

Este fin de semana.

-Pero estas entradas cuestan una pasta. ¿A santo de qué?

-Los amigos se hacen regalos.

-Ya, pero tú y yo no somos amigos.

Solo tenemos una relación profesional.

-Los socios se hacen regalos.

-No me gusta el fútbol

ni que me hagan regalos porque sí.

-No sospecha nada.

-Menos mal que llevabas las entradas. -Hay que pensar en todo.

-Pues ya estoy.

¿Te vienes o qué? -Sí, sí. ¿Qué pinto aquí?

Elvira, "grazie per il caffè" -"Prego".

Adiós, hijo. -Oye.

Los regalos no se desprecian nunca en la vida.

Adiós. -Chao.

(SUSPIRA)

Inspectora.

Dime, Silvia.

Ha llegado un aviso. Debería echarle un vistazo.

¿De qué se trata?

De un sicario italiano.

Está en búsqueda y captura por la Europol. Mira.

¿Quién es? Fabio Callas, 42 años.

Pertenece a la 'Ndrangheta calabresa.

¿Cuándo ha entrado en Madrid?

El aviso lo han mandado desde Italia

hace unos minutos.

Creen que habría llegado a Madrid en un vuelo.

Es de origen calabrés, creció en un entorno de pobreza

y ha ascendido al realizar distintas actividades criminales.

Al principio trapicheos y transporte de drogas,

pero finalmente extorsión y ejecuciones.

Se le imputan en los últimos cinco años

dos docenas de asesinatos en media Europa.

Tiene pinta de venir a hacer lo que mejor se le da.

Lo que me mosquea es que últimamente

le dé a la mafia calabresa por visitar esto.

Lo digo por Filipo Tassano que me pareció ver en Motor Soler,

que pertenece a la 'Ndrangheta

y está en búsqueda y captura por la Europol.

Tú misma lo has dicho.

El que te pareció ver, no tenemos confirmación

de que ese hombre que viste allí fuera Filipo Tassano.

Si lo fuera tendría sentido

pensar que Callas ha elegido Distrito Sur como destino.

No te obsesiones. De todas maneras,

si la policía italiana nos ha mandado el aviso

a través de Central están en alerta todas las comisarías de aquí.

Sé que solo es una intuición, pero me gustaría investigar más.

Por eso te pediría permiso para llamar a alojamientos, hoteles

a ver si le han visto. ¿Sabes que tenemos más casos?

Serían solo unas pocas horas. Un tanteo.

De acuerdo.

Pero porque confío en tu instinto policial.

Gracias. Pero solo hoy

y solo Distrito Sur.

Claro como el agua.

Señor Quintero. -¿Sí?

-¿Apareció el dueño de la cartera que me encontré?

-Sí, vino anoche a por ella

y se fue muy contento al comprobar que seguían esos 50 E.

-Bueno, me alegro mucho.

-Más me alegro yo, Lourdes,

de tenerte aquí trabajando con nosotros.

Tu honradez me demuestra que no me equivoqué contigo.

-Pobre pero honrada, ya le dije.

-Sí, me ha quedado totalmente claro.

-Aunque la vida se me haya puesto cuesta arriba he intentado ser legal.

No creo que mi conciencia pudiera... no sé,

enriquecerme a costa de los demás.

-¿Me permites que te haga una pregunta un poco personal?

Verás, cuando dices que...

la vida se te puso cuesta arriba...

¿fue a raíz de que muriese tu marido

o por algún otro asunto?

-Entre otras cosas.

-Me dijiste que estabas sola, que no tenías familia.

No había ningún familiar a tu cargo.

-Perdí a mi hijo hace dos años.

-Vaya, lo siento mucho, de verdad.

¿Era muy joven?

-21 años.

-21 años.

Maldita sea.

Sé lo que se siente porque yo...

yo también he perdido a familiares

y a gente muy querida y la verdad es que...

-¿A quién?

-Pues a mi primer amor.

Se llamaba Carmen.

Luego perdí también a Jairo, un chaval muy joven

al que quería tanto o más

que a un hijo y a Maica,

el amor de mi vida.

-Tiene que ser muy duro.

Pero si eso es duro,

imagínese perder a alguien que has llevado en las entrañas.

-Lo sé, lo sé. Lo sé.

Solo de pensarlo se me hierve la sangre.

-¿Puedo hacer una pregunta personal? -Sí, ya que estamos puestos

en confidencias, adelante.

-¿Cómo es que un empresario tan importante

y que ha estado en política

acaba llevando un "pub" como este?

¿Tuvo que ver la muerte de esa mujer, de Maica?

-Verás, esa es una pregunta a la que no se puede responder

con un sí o con un no.

Tendría que contarte una larga historia

y necesitaríamos algo más de tiempo.

-Don Fernando. -Eladio.

-Le traigo los papeles. -Muy bien.

Déjalos ahí que les daré un vistazo cuando vuelva.

Ahora tengo que salir a arreglar unos asuntos.

Por cierto, Lourdes.

Por mí está todo correcto ya. Si quieres te puedes ir

cuando creas conveniente. -Me queda un rato.

-Sí porque el almacén necesita una limpieza a fondo.

-Ahora me pondré con ello. -No hagas caso.

Organízate como tú creas conveniente.

-Gracias. -Venga, hasta luego.

¿Seguro? ¿Su compañero tampoco?

Estén atentos por si ven a alguien de iguales características.

Sí, es por el "mail" que les envié. Estamos

buscando un delincuente de origen italiano.

Hola. Como le comentaba a su compañero estamos buscando

a un delincuente peligroso de origen italiano. El de la foto.

Si lo ven, actúen con normalidad.

Es un delincuente peligroso.

Hola, sí, soy de nuevo la inspectora Silvia Orestes.

Ya, ¿no hay ningún registro parecido?

No, le agradezco la colaboración ciudadana.

Chicos, ¿podéis chequear si os ha llegado una foto

de un delincuente italiano buscado por la Europol?

Claro. -Sí, un segundo.

-¿Es este?

Sí, el mismo. ¿Lo reconocéis?

Pues no, a mí no me suena. -A mí tampoco.

La foto la tienen los chicos que están con las patrullas.

Es un delincuente peligroso. Si lo veis, avisad.

OK. Gracias.

Hola, buenas tardes. Hotel Regina.

Si yo te comprendo, pero entiéndeme tú a mí.

Necesitamos esa entrega ya.

Vale, sí, me llamas en un rato y me lo cuentas. Venga.

Lourdes, ¿qué haces? -¿Eh?

He movido los papeles para limpiar.

-Pero ¿no estabas en el almacén?

-El jefe me ha dicho que me organice como quiera.

-Sí, pero no tienes que estar tocando los papeles que no son tuyos.

Si tienes que mover algo del jefe,

me pides permiso a mí.

-Perdona, no sabía que eran tan importantes.

-Lo son, lo son. -Ah.

A ver, contádmelo todo.

Al final localicé al confite y quedé con él.

¿Con el Lepas? Sí, vive en otro barrio cerca.

¿Qué has sacado en claro?

Me ha confirmado que hay en Madrid una red muy potente

de tráfico de animales en vías de extinción.

-Lo más fuerte es el destino final de esos pobres animales.

Muchos de ellos sirven de materia prima

en restaurantes clandestinos y de lujo.

Van a un público muy selecto.

¿De qué animales hablamos?

Hay una larga lista, pero uno de los más solicitados

es la totoaba, por ejemplo. ¿La totoaba qué es?

Es un pez protegido del golfo de California.

Lo llaman la cocaína del mar

por los precios que alcanza en el mercado negro.

-Y los orientales creen que tiene propiedades curativas muy potentes,

¿y sabes cuánto pagan por 1 kg?

Hasta 20 000 dólares.

Ya os dije que este negocio les era más rentable que la coca.

También el caviar beluga es muy codiciado.

Se ha prohibido su comercialización en el mar Caspio.

EE.UU. ha prohibido su importación.

Por eso los traficantes llegan a pedir hasta 600 cada 100 gr.

Qué disparate.

La buena noticia es que sabemos cómo actúan los restauradores

con los clientes. Lo hacen por foros en la "deep web".

Ahí les explican qué animalitos nuevos tienen,

qué plato van a hacer,

qué precios y ya quedan para darse un festín.

-Todo esto de manera clandestina.

Claro, me imagino. Oye y...

¿y cuál es el siguiente paso?

Hablaremos con Ángela para ponerle al tanto

y que nos ayude a seguir la pista. Bien. La llamo para que venga aquí.

Me ha dado un montón de ideas para don Fernando para relanzar esto,

aunque sé

que no le hace falta porque es un lince para los negocios.

-Eladio, hay algo que no me cuadra.

-¿El qué? -Un empresario tan importante

que ha tenido transportes y ha estado en política,

¿Cómo acaba llevando un "pub" de barrio tan pequeño?

-Porque se está reinventando.

-Ah.

¿Tanto como para dejar el tráfico de drogas?

-¿Qué estás diciendo?

-No es ningún secreto que antes era narcotraficante.

-¿Dónde has oído eso? -En Internet.

-La mayor parte de cosas que salen por las redes son mentira.

-Pero esto es verdad porque hasta él lo reconoce en una entrevista.

-A lo mejor ha cometido algún pecadillo en el pasado,

pero vamos.

-Lo digo porque no me gustaría verme metida en algo feo.

-No te tienes que ver metida en una cosa fea ni oscura.

Este local está limpio de drogas.

-Ya, pero, Eladio,

cuando el río suena...

-Vamos a ver, Lourdes, por la virgen del Carmen,

que aquí lo único que suena es que nuestro jefe

debe su éxito a que es un trabajador infatigable.

Habrá cometido errores como nosotros

y como todos, pero es una persona recta.

No hagas caso a todo lo que oyes por ahí.

Nada, ni caso.

-Es verdad, tienes razón.

(Móvil)

Dime. Sí.

Bueno, ¿cómo que cuántas tenemos?

Espera que lo mire en el almacén.

Con que me lo mandes mañana me basta.

Vale, venga. Hasta luego.

Están buenas.

-Esto engorda, ¿eh?

-¿Engorda? -De verdad.

-Cuidado con el... -Perdón, que mancho.

-Ahora me voy a poner a revisar esos foros.

No son nuevos para mí. ¿No?

¿Has trabajado en algún operativo relacionado

con tráfico de animales exóticos? Sí, en dos ocasiones. En Barcelona.

En uno de ellos participé en una operación

y descubrimos que uno de los restaurantes de Barcelona

pretendía servir escribano hortolano.

¿Escribano hortolano?

Es un pájaro cantor francés que siglos atrás

fue considerado un manjar.

¿Y el segundo operativo en el que participaste?

Fue todavía peor.

Decomisamos un barco en el cual había

tortugas gigantes asiáticas, pangolines y lagartos.

Pero ¿estaban vivos?

Estaban en muy malas condiciones.

Deshidratados, desnutridos. Fue terrible.

Me encantan los animales y...

-Es importante extremar la vigilancia en las fronteras.

-Sí, porque en muchas ocasiones

los furtivos actúan en convivencia con las autoridades.

No me cabe duda que respecto al cambio de leyes

nos queda tarea por delante, pero ahora lo que tenemos que hacer

es crear más cooperación entre los países

que expolian la naturaleza.

Entre el cambio climático y los cazadores furtivos,

nos quedaremos sin bichos en el planeta.

-Haré todo lo posible para poder atrapar a esos tipos.

-Me encantó el hummus que preparaste anoche.

Y la compañía ni te cuento.

-Gracias. A ver qué tal te sientes en tu nueva casa.

-¿Preparo hoy la cena?

-Sí aún estás de mudanza. -He vivido en tantos destinos

que solo tengo cuatro cosas. Me queda poco por empaquetar.

Hola, chicas. Hola, ¿qué tal?

¿Te gusta la quinoa?

Pensaba en hacer esta noche la cena.

¿Quinoa? Pues no sé, no tengo mucho hambre.

¿Qué te pasa? ¿No has tenido un buen día?

Más que malo, ha sido bastante frustrante.

¿Por el tipo este, Fabio Callas?

Sí, hemos llamado a los alojamientos y hoteles

para que estuviesen en sobre aviso

para los nuevos huéspedes, pero no hay noticias.

¿Es el caso urgente que mandasteis al grupo?

Es un sicario que trabaja para la mafia calabresa.

En teoría llegaba hoy a Madrid.

Lo busca la Europol por varios crímenes,

casi todos son asesinatos.

¿Creéis que está aquí?

(Móvil)

Perdonad.

Sí, diga.

Sí soy yo.

Vale, ¿y seguro que era él?

Dos horas. ¿Por qué no ha avisado antes?

Vale, no se preocupe.

No haga nada. Mantenga la calma. Nosotros vamos para allá.

Lo tienes, ¿no?

Sí, en un hotel de avenida Sur. Hace unas horas que lo han visto.

¿Necesitas ayuda?

No, voy a hablar con Miralles y preparamos el operativo.

Venga, mucha suerte. Gracias.

Bien.

-No sabía que hubiera tantos detalles en los que te puedes fijar

para elegir un buen pescado. -Claro. A ver, María.

Los animales tienen cantidad de indicadores

que te muestran su estado de conservación.

-Ya, bueno, tú es que eres muy exigente.

-Me gusta que el género que sirvo sea de primera.

Eso y que no soporto que me den gato por liebre.

-Ya. He aprendido un montón contigo esta tarde.

-"Quid pro quo". -¿Cómo?

-Tú me has dado y yo te he dado.

-La verdad es que la balanza está bastante equilibrada.

-¿Qué tal? ¿Cómo ha ido?

-Hola. -Muy bien, la verdad.

-Habéis tardado bastante.

-Sí, se nos ha pasado la tarde volando.

-Después del mercado he invitado a María a tomar algo.

-Está que se sale. Ha diseñado una receta nueva.

No te digo más.

-¿Otra reconstrucción de las tuyas?

-No, esta busca la simplicidad.

Es un "carpaccio" de verduras de la huerta

con espuma de tomate cherry

y suflé de manchego.

-Joer, qué buena pinta, ¿no?

-Ya te digo.

Vete ya si quieres que has estado toda la tarde sola.

-Esto ha estado supertranquilo. Si quieres recojo.

-Vete ya y así te compenso.

-Bueno, si insistes tanto. -Venga.

-Me voy. Hasta mañana.

-Hasta mañana, corazón. -Chao.

-Oye, Darío,

te voy a pedir. ¿Tú me podrías

dar tu receta? Para que la pruebe yo también.

-Hombre, quería testarla primero, pero...

te la puedo dar igualmente. -Venga. Mira.

Apúntamela.

-Hay que ver lo que te aprecian los tenderos.

-Ya te digo.

Son muchísimos años de fidelidad con ellos.

Ya no los veo como mis proveedores, sino como amigos.

Me encanta pasarme las tardes allí, ir a por género

parando en las paradas de siempre. Me gusta muchísimo.

-Bueno. Y a mí

me encantará encontrarte cuando vaya por allí.

-¿Ya?

-Sí.

Aquí la tienes. -A ver.

Trae, déjame que la vea.

-Se llamará Carpaccio María.

-¿En serio? Venga ya. -Sí, me la has inspirado tú.

Todos los colores,

los aromas, los sabores

de la huerta murciana me remitirán a ti.

-Qué maravilla.

Todos los sabores de la huerta murciana en un plato.

Eso...

eso es un lujo.

Ey, ¿qué haces?

-Responder a tus señales.

-¿A qué señales? Me parece que te equivocas.

-Me has lanzado señales muy directas.

No lo niegues. -Lo niego en rotundo, vamos. Déjalo.

Dejémoslo aquí y no ha pasado nada.

Lo que sí te pido por favor es que...

que ahora te marches, ¿vale?

-Muy bien.

Pues como tú quieras, María.

Hasta pronto.

-¿Está Álvaro? -No.

¿Qué haces aquí?

-¿Segura que no vendrá en cualquier momento?

-No, aún tardará en llegar.

Pero... ¿por qué estás aquí? ¿Qué ha pasado?

-Es sobre Fabio Callas.

-¿Qué le ha pasado?

-Ha sido detenido en el hotel en el que se alojaba aquí.

-Pero ¿cómo ha sido posible?

-Yo también estoy sorprendido.

No sé cómo la policía sabía dónde se alojaba.

Es increíble.

-Bueno, vamos a ver. Vamos a ver.

¿Tú estás seguro de que le han pillado?

-Lo vi con mis ojos.

-¿Que le viste? -Estaba ahí enfrente del hotel.

Fui a recogerlo para traerlo en un sitio tranquilo, discreto,

hablarle del trabajo, y mientras lo esperaba,

en la acera de enfrente,

lo vi salir esposado

con dos agentes que lo metieron en un coche patrulla.

-¿Cómo se puede ser tan chapucero?

-Elvira, vuelvo a repetirle que Fabio Callas es un crack.

Algo ha pasado para que lo pillen así.

-Un crack. Sí, sí.

Un crack que se deja atrapar a la primera de cambio.

-Vale, ahora calma.

Ya bastante tengo con el enfado de los jefes,

de la familia,

por favor.

-¿Ese hombre va a hablar?

Como cante y me involucre en todo esto.

-Si hay algo seguro es que Fabio Callas es de la familia

y en la familia nunca nos traicionamos.

-Como para creerte.

La policía sabe presionar, ¿eh?

-¿Y usted sabe qué es el código de omertá?

Es el código de honor que rige nuestra organización

y se traduce con la ley del silencio.

Así que Fabio Callas se tragará este marrón

en solitario porque se juega la vida.

-Ya veremos.

-He hablado con el mejor abogado.

Alberto Trujillo, ¿lo conoce?

-Sí, he oído hablar de él.

Pero lo que más me importa es que

no voy a poder vengarme de Miralles.

Y no va a pagar por haber asesinado a mi hijo.

-Lo siento mucho, Elvira.

He hecho todo lo que he podido.

Tome.

Los 10 000 euros que me dio.

A partir de ahora no volveremos a hablar de esto.

No quiero exponerme frente a Álvaro.

"Arrivederci", Elvira.

Señor Callas, según la Europol, es usted el autor

de decenas de asesinatos:

periodistas, empresarios, jueces.

Y en todos los casos,

por ajustes de cuentas o traición

a la 'Ndrangheta.

En los últimos cinco años ha recorrido Europa

ejecutando las órdenes de la familia calabresa.

¿Tiene algo que decir?

No, ¿eh?

En el maletín que se hallaba en su poder cuando lo detuvimos,

hemos encontrado un rifle Remington 700

con mira telescópica

y silenciador.

Suponemos que ese rifle se lo facilitaron

sus cómplices en España ya que no voló con él.

¿Quiénes son esos cómplices?

No se canse, inspectora.

Me parece a mí que este señor no tiene muchas ganas de hablar.

Conteste. ¿Quién le da cobertura?

Callas, ¿a qué ha venido a Distrito Sur?

¿Quién es su objetivo?

¿Qué relación tiene con Motor Soler?

Inspectora. ¿Álvaro Soler es su contacto?

Inspectoras, está aquí Alberto Trujillo,

el abogado del señor Callas. Pase, por favor.

Buenas noches. ¿Me dejan a solas con mi cliente?

Sí, por supuesto. Puede hablar con él unos minutos.

Luego seguiremos con el interrogatorio.

Gracias.

¿Ya le han mandado al abogado?

Y no uno cualquiera.

Alberto Trujillo es uno de los abogados más importantes

del país especializado

en delincuentes de alto nivel, incluidos miembros de la mafia.

Italia ha solicitado su extradición

y las autoridades españolas se la han concedido.

Confiemos en que ellos hagan bien su trabajo.

Hay otro problema. ¿Qué problema?

Probablemente había venido aquí para asesinar a alguien.

Si no le apretamos las tuercas,

no sabemos a quién van dirigidas esas balas.

Silvia, no lo entiendes.

Ese tipo no va a soltar prenda.

Se debe al código de la omertá.

Antes la muerte que colaborar con las autoridades

y traicionar a los suyos.

El comisario tiene razón.

No le vamos a sacar nada a Callas.

Sabemos de la mafia que si sentencian a alguien

no lo dejarán estar. Mandarán a otro.

Eso no podemos anticiparlo.

Quédate con la parte buena de momento.

Gracias a tu instinto hemos conseguido atrapar

a un sicario buscado por la Europol.

A mí mi instinto me dice

que alguien en Distrito Sur está sentenciado.

Y va a morir.

La Europol lo buscaba, así que lo han devuelto a Italia

antes de que supiésemos qué hacía en Distrito Sur.

¿Tan rápido?

Apareció su abogado. Alberto Trujillo.

Vale. Y que Fabio sea...

Que Fabio es el mejor asesino del país, ¿vale?

Pero precisamente la Europol le seguía el rastro

y ayer lo detuvieron. ¿Cómo?

-Quiero que se cumpla el encargo.

Miralles tiene que morir.

Quién lo haga y cómo es cosa tuya.

-Yo le digo que mis jefes están bastante cabreados ya

y acaban de preguntarme

si los Soler se han ido de la lengua. Fabio Callas.

Es un sicario de la 'Ndrangheta.

Ayer llegó aquí para un recado

y yo me pregunto:

¿se habrá pasado por aquí para pedir presupuesto

como hizo Filipo Tassano?

Me voy acostumbrando a verle solo como un compañero.

No me apetece estar en los descansos con él.

-Haces bien. Si fuera un cretino te sería más fácil, ¿no?

-Según papá lo es por dejarme.

-Ya, pero es buena persona.

Ayer me trajo unos documentos que tenía que firmar.

-Sí, así es él, pero deja de echarle flores porque no se las merece.

-Que quede claro que no hice nada.

Que fue él que intentó besarme.

-¿Y Elías qué piensa del genio?

¿Se lo has contado?

-No, anoche cuando llegué pensé que mejor dejarlo pasar y...

¿A mí qué me va a pasar? Nada.

Nada.

Bueno, quería... contarte una cosilla,

pero no es nada importante. Te lo cuento luego si eso.

-Yo preferiría que me lo contaras ahora.

Por la cara que tienes parece importante o grave.

-No, qué va a ser importante. Si es...

Qué va, si es una tontería.

-¿Sabes qué hace un tal Fabio Callas en el barrio?

-¿Dónde has oído este nombre?

-Unos policías lo comentaron hoy en la cafetería.

-¿Esos enlaces de qué son?

-Esto son directorios de la "dark web"

donde hablan de especies protegidas.

-¿Has identificado a algún usuario?

-Por el momento no,

pero sí he intervenido sus comunicaciones

y entre ellos hablan de organizar festines elitistas y demás.

He creado una identidad falsa

haciéndome pasar por una mujer adinerada

a la que le gustan los festines exóticos.

-¿Qué pasa? -Julián Conde.

Tenía que estar en clase y no ha vuelto a venir.

Y está faltando y estoy preocupado.

-Ey, Verónica.

-Julián, ¿qué haces por aquí?

Te he llamado. ¿Has escuchado mi mensaje?

Estábamos muy preocupados. ¿Te has vuelto a pinchar?

-No, no, yo no. -Bueno, ¿qué?

¿No me vas a presentar?

-Este es mi colega el Rulo.

-Mira, María.

Te debo una disculpa.

No tenía ningún derecho a besarte.

Es que llevo tantos años

rodeado de gente que me alaba, me hace la pelota,

acostumbrado a conseguir lo que me propongo.

A veces se me olvida que...

hay líneas que no puedo cruzar.

¿Qué ocurre?

Lo que estoy es preocupada.

Aunque abortásemos la misión de Callas,

hay alguien en peligro de muerte en Distrito Sur.

Dime que tienes algo.

Está aquí. Distrito Sur.

Vale.

¿Y estás seguro de lo que me estás contando?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 638

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Servir y proteger - Capítulo 638

14 nov 2019

La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que gira la vida personal y profesional de sus compañeros y los casos policiales que afectan al barrio.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 638" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 638"
Programas completos (684)
Clips

Los últimos 2.163 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios