www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5166719
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 499 - ver ahora
Transcripción completa

¡Eh, suéltala!

-Saludos de Anxo Nogueira.

-¡Si es que lo tendría que haber visto venir!

¡Tanto regalito y tanta visita de las narices!

-Todavía hay más, papá. -¿Qué?

-Olga se empeñó en denunciar, fuimos a comisaría.

-Lo voy a hacer solo una vez,

será un único envío a la Europa del este.

Después te buscas la vida porque yo no quiero más problemas.

-Cuando es bueno algo, ¿por qué lo vas a dejar?

Una lástima, señor Quintero.

Sus ganas de apartarse de la mala vida le han durado poco.

Diga lo que diga le va a dar igual.

-¡Papá! -Hijo.

-Qué alegría me acabo de llevar. Claudia me lo ha contado todo.

-Verás, Elías, sabes tan bien como yo

cómo funciona ese mundo.

Lo que no le consiento ni permito ni a él ni a nadie

es que amenacen a mi hijo y a su novia.

Por eso se lo he hecho pagar bien caro.

-¡Yo te quería, pero eres como las demás!

¡Alto, policía!

¡Suéltala ahora mismo!

Os comunico que el juez acaba de decretar

prisión provisional sin fianza para Pablo Baeza.

Lola, ¿qué haces aquí?

Han sido días de mucho estrés, ¿verdad?

Me gustaría compensarte

invitándote a comer, por ejemplo.

Un restaurantes exquisito en un lugar de ensueño

para quitar la tensión de estos días, ¿qué te parece?

Pues me parece que suena genial.

¿Cuándo quedamos?

Pues... ¿mañana para comer?

¿Tienes que ir a la escuela?

-Sí, era el jefe de estudios. Dice que quiere verme.

-¿Verte para qué?

-Me han ofrecido un "stage" en un restaurante en Verona.

-¡Toma ya! ¿Ves como eran buenas noticias?

-¿En Italia? Qué bien...

Me gustaría irme a Verona contigo los seis meses.

-Silvia, no puedo negar lo que siento por ti.

-Creí que lo querías mucho más

y que lucharías por él hasta el final.

-Elvira, tu hijo está enamorado de Silvia.

Así que déjame en paz.

Vuestra forma de actuar me pondría en un aprieto todos los días.

No puedo saber ciertas cosas y no hacer nada.

No puedo aceptar que se actúe al margen de la ley.

Me da que en vuestra familia es habitual.

¿Ha vuelto a saber algo del detective privado que contrató?

No. ¿Por qué?

Lo he visto por el barrio y la última vez que lo vi

fue porque le estaba resolviendo un asunto privado.

Oiga, no hacemos nada ilegal.

¿Qué hay de malo en querer averiguar si es su hijo biológico o no?

A no ser que me haya mentido. -No diga tonterías.

-López se ha instalado en Getafe.

Ahí tiene la dirección exacta.

También le he apuntado el nuevo teléfono móvil.

Ya tiene la información que deseaba.

-No me había planteado tener un DJ profesional.

-No te preocupes por la pasta.

Te saldrá más barato de lo que crees.

Te haré ganar mucha más pasta.

-¿Por qué me miras así?

-Por esto.

(Música emocionante)

-¿Qué buscas?

(SORPRENDIDA) -No te he oído.

Pues el exprimidor.

-Lo tienes ahí encima, donde siempre.

Pero no te va a servir de nada, no hay naranjas.

(RÍE) -Hay cosas que no cambiarán, siempre tiene que faltar algo.

Pues luego iré al súper.

¿Qué tal, cómo has dormido?

He preparado un desayuno de los que nos gustan.

Con todo menos zumo.

-Ya veo. No tenías que haberte molestado.

¿Dónde vas tan temprano?

-A comisaría.

Quiero pasarme a primera ahora, antes de que salgan de patrulla.

-Se alegrarán mucho de verte.

(ASIENTE) -Supongo.

(Música emotiva)

A ver, no he podido evitar pensar en Emilio.

No sé qué pasará cuando lo vea.

-¿Qué tiene que pasar?

-No sé, pero va a ser una sensación un poco extraña.

La última vez que hablamos fue cuando lo de Natalia

y desde entonces no tenemos contacto.

-Bueno, pronto vas a salir de dudas.

-Oye, si necesitas que me quede aquí no tengo ningún inconveniente

en dejarlo para luego.

-No, Lola, no.

Además, voy a hacer limpieza de armarios.

Voy a deshacerme de lo que no he usado este año.

-Es lo mejor que puedes hacer.

Cuando doné lo que no quería en la mudanza fue liberador.

Dicen que es terapéutico.

-A lo mejor me amino

y empiezo a mover muebles y todo.

-No. No te vengas arriba, que nos conocemos.

Te esperas a que yo llegue.

-Pero vete ya, que se hace tarde. -Bueno...

He oído la puerta.

Sí, ha sido Lola. Acaba de irse.

Qué desayuno se ha currado, ¿no?

(ASIENTE) ¿Cómo estás?

La verdad, como si me hubieran dado un sartenazo en la cabeza.

Me levanto cansadísima, agotada.

Igual deberías descansar un poco más.

¿Por qué no vuelves a la cama?

No. Me quiero pasar por el centro de salud

para ver si me dan el alta

y, de paso, les pido unas vitaminas o algo.

¿Quieres que te acompañe?

No hace falta. Bueno.

Pues yo voy a tirar de café,

que casi no he dormido esta noche pensando en Álvaro.

Yo creía que eso era historia.

Bueno, era historia hasta que ayer me dijo

que lo suyo con Sara acabó porque seguía pensando en mí.

Bueno, pensando no,

porque sigue enamorado de mí.

¿Te lo dijo con esas palabras?

Y lo repitió, por si no había quedado claro.

Una declaración en toda regla.

Pero da igual, le di calabazas.

No pareces muy convencida de la decisión.

Sabes que Álvaro me encanta.

Pero no puede ser.

Somos de mundos distintos y nunca sale bien.

Con la atracción y con quererse

no basta para una relación.

Así que ya.

De Silvia aprendí a no dejar cabos sueltos.

He aprendido a ser persistente, porque es una crack.

Es un monstruo, de verdad.

En mi vida he visto a nadie que haga tantas hipótesis de un caso.

Es una bestia esa pava.

(RÍE)

La verdad es que Orestes tiene una capacidad deductiva asombrosa.

Ojo, Nacha es muy buena en eso,

pero su fuerte es con los detenidos

porque no se rinde.

Le puede sacar información a un mudo, no para.

Le ha hecho callo trabajar tanto con Elías.

De ellos he aprendido mazo también.

Sobre todo del rollo de patrullar, hacerme con el barrio.

Y tienen unos confites que ojalá algún día tuviera unos así.

Eso se consigue trabajando.

Pico y pala, como dice Elías. ¡Pico y pala!

Bueno, entonces, deduzco

que hasta el momento el balance es positivo.

¡Muy positivo!

Le tengo que dar las gracias, jefa, porque creo, bueno, creo no,

mis compañeros de promoción están haciendo fotocopias.

Será una recompensa por haber elegido Distrito Sur,

porque no es un destino fácil.

No, le digo más:

me mira con respeto hasta mi padre.

(RÍE) ¡Pero bueno!

Y...

¿qué me responderías ahora a lo que te pregunté el primer día?

¿La pregunta de por qué me hice policía?

Efectivamente, esa.

Menuda cera me dio, inspectora. ¡Madre mía!

Yo le diría que yo creo

que viéndolo con perspectiva

que entonces ya había algo más en mí

aparte de no querer seguir poniendo cañas.

Creo que ya había una vocación.

Currando en la calle lo he visto claro.

Me flipa esto, quiero ser policía.

Bueno, me alegra escuchar eso.

¿Quieres añadir algo más?

Eh...

No, nada más.

Bueno, sí, me molaría saber cómo me ve usted.

¿Me ve verde, todavía novato o qué?

(RÍE)

Digamos que progresas adecuadamente.

Pero progresas adecuadamente, ¿eso qué...?

Si hubiera una escala del 1 al 10, ¿cómo sería? ¿Por aquí o...?

Toni, por favor, que estas cosas no se puntúan con números.

Solo tienes que saber que tanto el comisario como yo

estamos muy satisfechos con tu trabajo.

Y prueba de ello es que en tu próximo destino

de prácticas te vamos a plantear un reto.

¿Un reto cómo?

Me está asustando.

¿Un reto no será mandarme a calabozos con Merinero?

No, hombre, no.

Queremos que trabajes con Espe en la UFAM cuando se reincorpore.

¿Sí? ¿En serio? (ASIENTE)

Qué guapo, qué guapo. Me mola.

En la UFAM hay curro.

Sí, no es un destino fácil.

Por eso te aconsejaría

que te pusieras al día de los casos,

sobre todo de los abiertos.

Eso está hecho, inspectora.

Muchas gracias, ¿eh?

¡Uy! ¡Perdón, perdón!

¡Hasta luego!

-Traigo el informe de seguimiento de medios de Pablo Baeza.

¿Ya? ¿Tan rápido?

Sí, me quedé anoche para terminarlo.

Mujer, no había prisa.

Afortunadamente, las cosas están tranquilas.

Toma.

-¡No estés tocando el agua! A ver si el corte se infecta.

-¡Perdona!

-Qué buena cara tienes, se te ve radiante.

-Chica, será un milagro.

La cabeza me va a explotar con lo de Verona.

-¿Cómo llevas el italiano?

-Tengo el oído hecho de las veces que he estado con mi padre.

El que lo lleva un poco más chungo es Julio.

-¿Cómo Julio?

-Sí, se quiere venir conmigo y, la verdad, yo estoy encantada.

-¿En serio?

Tía, qué guay. Yo lo veo total.

Vosotros dos en plan parejita, viviendo vuestra vida,

sin padres ni compromisos...

-Suena muy bonito, pero la realidad es otra.

Hay que preparar el viaje, buscar un piso,

ver si nos llevamos el coche...

Y no sé cuándo empiezan las prácticas.

-Pero es como una aventura.

Como si te tocase en un sorteo de la tele un viaje.

Solo que a los de la tele se lo dan hecho.

Voy a la escuela a ver si el profesor sabe algo.

-Ya nos cuentas. -Chao.

-Adiós. -Chao.

-Ay, qué romántico Julio, ¿no?

Dejarlo todo y seguirla a otro país.

Pensé que solo pasaba en las películas.

-¡Mujer!

Igual si dejaras de ser tan escéptica con el amor

verías llegar tu oportunidad.

-A ver si afinas un poco y me dices cuándo va a ser el día

para estar más preparada.

-Ríete lo que quieras, pero tienes que ser más abierta.

-¿Estás bien, Claudia?

No.

No. A veces me pregunto por qué la vida va tan rápido.

¿Qué ha pasado?

Mi hija se tiene que marchar otra vez al extranjero.

¿Por trabajo? (ASIENTE)

Le han salido unas prácticas

en un restaurante en Verona.

Yo debería estar acostumbrada ya,

porque estuvo un semestre el año pasado en París,

pero no puedo, es que me cuesta.

¿Cuándo voy a aprender yo

que los hijos tiene que volar solos y hacer su vida?

¿Me lo dices o me lo cuentas?

No me acostumbro a que mi hija se fuera con su novio

y han pasado meses.

¿Me dejas que te dé un consejo? Te dejo que me des cientos.

No te quedes en casa.

Haz planes que te obliguen a estar en la calle, con gente.

Si no, te refugiarás en el trabajo.

¿Pero qué hago?

No me veo haciendo ganchillo o migajón

o "spinning"... ¡Y menos el gimnasio, vamos!

Pueden ser planes al aire libre o culturales.

Conmigo puedes contar cualquier día después del trabajo.

Sabes que mi agenda está superlibre.

Pues te voy a tomar la palabra.

Mira, voy a coger la guía de los teatros

y todas las semanas vamos a uno y a cenar a un restaurante.

Eso sí me motiva. Muy buen plan.

A ver adónde me lleva Emilio a comer.

¿Y eso?

(Música romántica)

Ah, pues...

El comisario y yo vamos a salir a comer hoy

porque, como tengo la tarde libre, pues...

Una cita.

Cita... no, yo no diría que es una cita.

Pues si no es en La Parra, yo diría que sí es una cita.

¡Eh!

En La Parra no te libras de la tortilla.

(RÍE)

Hazme caso, confía más en el amor. Eres muy joven para estar descreída.

-Haz caso a María, siempre tiene razón.

-¡Lola, cariño!

Qué alegría verte.

(LOLA SUSPIRA)

¿Qué te trae por aquí?

-He venido a estar un par de días con Espe

y, de paso, saludar a los compañeros.

-Si te esperas un ratito, los tienes a todos aquí..

-A la llamada del pincho de tortilla.

Da gusto que se guarden las buenas costumbres.

-Me alegra que hayas venido a apoyar a Espe.

Le hace falta que la cuiden, le vendrá bien.

-Lo sé, lo sé. Es muy duro.

-Bueno, ¿cafecito de bienvenida? -¡Hombre, claro que sí!

-Qué bien.

(Música triste)

-Hola, Sara.

-He venido para traerte esto. Lo dejaste en mi casa.

-No hacía falta que la trajeras.

Podía haberla ido a buscar al pub.

-Sí, pero no quería seguir viéndola por ahí.

Me trae malos recuerdos. Quería devolvértela pronto.

-¿En este punto estamos?

-¿En qué punto?

-No quiero que estemos enfadados.

-Hay que ser realistas.

Yo busco una cosa que no es la que tú quieres.

-Lo siento.

Mucho.

Tenías razón con lo de Silvia.

Te pido perdón si te he hecho daño.

O si lo pasas mal, no era mi intención.

Te juro que estando juntos siempre he querido ser sincero.

-¿Por qué tengo que creerte?

-Porque sabes que no se me da bien mentir.

No quiero que estés incómoda en el pub por mi culpa.

-Si es lo que te preocupa, puedes estar tranquilo.

-Me alegro.

Me gustaría que pudiésemos ser amigos.

-Amigos.

¿Puedo hablar contigo, Álvaro?

Ya me iba.

-Claro, pasa.

Es un asunto de comisaría.

Sí, sí.

(Llaman a la puerta)

¡Adelante!

¿Se puede?

¡Lola, qué sorpresa!

Lo sé, tenía que haberte avisado de que venía.

Vengo a pasar unos días con Espe y saludar a los compañeros.

Me parece muy bien.

Siéntate, por favor.

¿Qué tal todo por Valladolid?

Bien, bien. Allí fenomenal.

Pero todo esto que ha pasado con Espe y Fede

es horrible, es horrible.

La verdad es que sí, ha sido terrible para todos.

Fede ha dejado un hueco enorme, y no solo en la comisaría.

Te puedes imaginar las cosas en casa, Espe está destrozada.

Sí, para todo Distrito Sur ha sido un mazazo terrible,

pero especialmente para Espe.

Siempre se echa de menos a las personas que se quieren.

Siento no haber podido estar con lo de Natalia.

Me hubiera gustado ir al entierro y apoyarte en lo que hiciera falta.

Lo sé, no te preocupes.

Tu llamada me vino muy bien, te lo agradezco.

¿Cómo van las cosas por casa?

¿Cómo te apañas con los niños solo? Ahí vamos.

Acostumbrándonos a la nueva situación.

Ya sabes, ensayo y error.

Debió ser muy duro para ellos también.

Sí, para unos niños es muy difícil de comprender.

Háblales mucho de ella.

Lo hago.

Quiero que Natalia esté muy presente en nuestras vidas.

¿Sabes? Te parecerá macabro, pero desde que ha pasado esto

conozco mejor a mis hijos y ellos me conocen a mí.

Claro, pasarás más tiempo con ellos.

Con ellos, los profesores, entrenadores, amigos, sus padres...

Vamos, estás superentretenido. Un no parar.

Pero cuéntame, ¿qué tal te va por Valladolid?

Muy bien, no te voy a engañar.

Es una ciudad pequeñita, manejable.

Tengo a mi hermano al lado y estoy saliendo con alguien.

¡Me alegro! (RÍE)

Estoy muy feliz. Me alegro mucho, de verdad.

Te mereces lo mejor.

No sabía que estabas ocupado.

No interrumpes nada.

No te pongas tan formal. Lola es de la familia.

Te presento a Mercedes.

Es la responsable de la ODAC.

Lola antiguamente...

La antigua responsable de la UFAM. ¿Cómo estás?

-Muy bien. Espe dice que además de la ODAC

atiendes a los medios.

Me parece difícil lidiar con periodistas.

Te imaginarás lo contento que estoy de no hacerlo.

(LOLA RÍE)

Te dejo el informe mensual de actividad.

Gracias, Mercedes.

Mercedes es un gran fichaje, aunque pueda parecer seca.

Tiene gran capacidad de trabajo, me ayuda mucho.

Veo muchas caras nuevas.

No te voy a engañar, siento un poco de envidia.

Una no deja de sentir nostalgia al pensar en Distrito Sur.

Pero no hay que quedarse enganchado al pasado.

Yo estoy empezando a pasar página.

Por eso ten lo ojos bien abiertos por si ves cualquier cosa.

Parece que está de moda en el barrio robar motos.

¿De qué cilindrada son? Alta.

Supongo que para vender las piezas.

Normal, así sacan más pasta

y se ahorran borrar la identificación

del troquelado de la pipa de dirección.

Es nuestra hipótesis principal.

Aprovecharán el anonimato en Internet para venderlas.

También está muy de moda

vender piezas por páginas de segunda mano.

Tomo nota.

Eso es todo. Cualquier cosa, me dices.

Perfecto, te lo digo.

Además, he echado el ojo a un par de talleres.

O están usando piezas de segunda mano

o piezas a precio de coste.

No son normales sus precios, están muy por debajo del mercado.

Podría servirme, gracias.

¿No quieres un café o algo?

No, gracias.

Se te olvida la libreta.

A lo mejor tienes alguna pregunta que me quieras hacer.

Mira, aquí tengo algo subrayado. Pone...

"Tienes un montón de marrones por resolver en comisaría.

No pierdas el tiempo hablando con mecánicos".

Vaya. Yo también apunto las cosas cuando se me olvidan.

Justo aquí tengo una de una tal Silvia.

Me la mandas por fax.

Me está rayando un caso

de una mujer que recibe acoso por parte de un ex

que se crea perfiles falsos en redes sociales.

En un caso así, ¿cómo se actúa?

-Creo que lo primero que tendrías que comprobar es

si uno de los perfiles corresponde al ex de esa mujer.

-Pero mientras, ¿qué? ¿Qué solución se le da a la víctima?

Habrá alguna manera de probar que es acoso emocional.

-Sí, pero no sabría bien qué decirte.

Pero aprovecha que está Lola Ramos aquí.

Fue la encargada de poner en marcha la UFAM aquí

y es buenísima en estos temas.

-Lola Ramos...

Esa era una que estaba muy... O sea, que era muy guapa.

-Toni, ese comentario...

-Estoy diciendo que es guapa, es algo bueno.

-Ya, ya. Que nos conocemos.

Que sepas que, ante todo, es una excelente oficial de policía.

-Que sí, que vale.

De todas maneras, vive en Valladolid.

(NACHA ASIENTE)

-Pero estos días está en Madrid por Espe.

Son muy amigas.

Hace un momento la vi entrar en el despacho de Bremón.

-¿Sí? Perfecto, no se hable más. Voy para allá.

Gracias, hasta luego.

Chao, Merche.

-¿Qué tal, Merche? -Bien.

Oyéndoos hablar a todos pareciera

que Lola es la mujer policía perfecta.

-La verdad es que dejó el listón muy alto en la UFAM.

-Ya...

Me refería más al plano personal.

Como compañera.

-Sí, también.

Ha sido una compañera maravillosa, muy buena.

-He oído que el comisario estuvo a punto de dejar a su mujer.

La he conocido antes,

en el despacho del comisario, y me ha parecido muy maja,

pero no sé.

No me pegan juntos.

-No sabría qué decirte.

Sinceramente, yo no estoy muy al tanto

de la vida personal del comisario.

Mercedes, te estaba buscando.

Permiso. Hasta luego, Nacha.

Me han llamado del ayuntamiento

para la reunión de coordinación de la semana que viene.

La quieren para hoy.

¿Hoy?

¿La pueden cambiar así, sin avisarte?

Ya sabes, la agenda política.

¿Y nuestra comida en el restaurante?

He llamado hace un rato para anularla.

Me apetecía tanto como a ti, pero no me queda otra.

Ya...

De verdad, me apetecía mucho. ¿Has cambiado de opinión?

¿A qué te refieres?

Has estado con Lola y has cambiado de opinión.

¿De qué estás hablando?

Estás viendo fantasmas donde no los hay.

Esa es la frase que me decía mi marido

cuando volvía tras estar con su amante.

Era su frase favorita.

Supongo que lo decía

para que pensara que eran imaginaciones mías.

¿Por qué tienes que sacar ahora a tu exmarido?

Hay patrones en mi vida que no quiero que se repitan.

-¡Hola, Espe! ¿Cómo estás?

¿Qué haces?

¡Deja, deja! -Que no, trae.

Estoy bien, te ayudo.

-Me han dicho Elías y Nacha que estás mejor,

dentro de lo que cabe.

-Sí, bueno. También me alegro de verte.

-No irás a incorporarte ya, ¿no?

-No.

Me apetece, pero creo que no estoy preparada.

Solo con mirar la puerta de la comisaría

me vienen demasiadas cosas a la cabeza.

-Eres una valiente, Espe.

Lo sabes, ¿verdad?

(Música emotiva)

Vente, que te pongo un pincho de tortilla

y ración de mimos.

-Que no María, de verdad, tengo cita con el médico.

-Bueno, pues luego, cuando salgas.

O cuando quieras, estamos para lo que necesites.

-Claro que sí, muchas gracias.

-¡Cariño!

Gracias.

(TONI) -Espe.

¿Qué tal? ¿Cómo estás?

-Bien, voy al centro de salud.

-Me apetece mucho empezar a currar contigo.

-¿Cómo? -¿No te ha dicho nada Miralles?

-No, pero es normal, porque no me he incorporado.

-¿Qué tal? ¿Cómo te encuentras?

-Bien, bien. Pero, cuéntame, ¿qué es eso de currar conmigo?

-Como estoy de prácticas roto por los departamentos.

Ahora toca la UFAM.

-Mira, va a ser una suerte tenerte de ayuda

cuando me incorpore.

-Ojalá pueda serte útil, a ver.

-Claro, claro, sí. ¿Te apetece?

-Sí, me apetece mucho.

He mirado algún caso, sobre todo en seguimiento, y mola.

-Te veo muy entusiasmado.

-Sí, me apetece.

También quiero impresionar a Miralles.

Me ha dicho que es como un reto, así que a ver.

-Si ya te miras expedientes es que vas por el buen camino.

-He conocido a Lola.

He hablado con ella, le he dado una chapa a preguntas.

-¿Ya sabes cuándo te reincorporas?

-Lo antes que pueda.

Voy al médico, a ver si me da el alta.

Quería pasarme a recoger a Lola,

pero creo que si entro se me hará tarde.

Como cruce esa puerta y empiece a saludar a la gente,

voy a perder la cita.

-¿Hago algo antes de que te reincorpores?

-Seguir buceando en los expedientes.

Creo que conocer bien los casos

es la mejor manera de ayudar a las víctimas.

-Te prometo que lo voy a hacer.

Espero verte pronto y bien.

-¿Tienes un momento?

-Eh, qué bien que hayas venido.

Quiero enseñarte una cosa.

Tengo varios diseños de "flyers" para tu actuación,

pero no sé cuál subir.

¿Qué te parecen?

-Muy bien.

-¿Muy bien?

¿Es lo único que vas a hacer? Alguno te gustará más que otro.

Si no te gusta ninguno, me lo puedes decir.

Sé que no son profesionales, pero bueno.

Dime qué no te gusta, estoy a tiempo de cambiarlo.

-No es eso.

Los "flyers" molan. Se ve que te lo has trabajado mucho.

Te agradezco que me dejes pinchar y lo en serio que te lo tomas.

-¿Qué intentas decirme?

¿No irás a dejarme plantado?

-No es buena idea que trabaje aquí.

-¿Por qué?

¿Tienes curro en un local mejor? -No, no es eso.

Sigo con ganas de pinchar aquí

y creo que el pub tiene posibilidades.

Lo que ha cambiado es lo que pasó ayer.

(Música emotiva)

-¿Vas a plantarme porque no quieres nada conmigo?

-Todo lo contrario.

Me gustas mucho. Ese es el problema.

-Gracias por el cumplido, pero no sé dónde está el problema.

-No me gusta mezclar el trabajo con el placer.

Le he dado muchas vueltas y, puestos a elegir,

prefiero dejar el trabajo a dejar de intentarlo contigo.

-Es la declaración más rara que me han hecho nunca.

-Es lo que hay.

¿Qué dices?

-Que no.

No pienso renunciar a nada.

Somos profesionales y la química es esencial en estas cosas.

La tenemos, está claro.

Y somos mayores como para saber gestionarlo.

-No lo sé, no quiero movidas luego.

-Renunciar sin intentarlo es de cobardes.

A ti te gusta esto, ¿no? Quieres pinchar en el Moonlight.

Pues demuéstralo.

-Mira.

Como ayer no podía dormir

estuve mezclando esto para ti.

A ver si te gusta.

(Música electrónica)

¿Te gusta?

Intenta explicar lo que sentí.

-¿Ahora qué sientes?

-Que me muero de ganas de comerte la boca.

(RICKY) -¡Luis!

Ayúdame con las cajas del almacén. ¡Eh! ¿Qué pasa? ¿Cómo estás?

-Bien, bien.

-¿Estáis con los "flyers"? -Sí.

-¿Y qué? ¿Cuál te gusta? -No me he decidido todavía.

-A mí me gusta este, el rojo.

Creo que tiene fuerza. -Ese mismo, venga.

-¿Sí? Pues nada, "apañao".

Voy al almacén, vente y ayúdame con las cajas.

-Voy. -¡Bueno!

Gusto verte. -Nos vemos.

Tu familia no sabe nada, ¿verdad?

-No.

-¿Sabes que eres una especie en extinción?

-Es una historia un poco larga.

-No creo que sea más larga que la mezcla que te hice.

Dura 1 hora 47 minutos.

¿La escuchamos?

-Ya te digo, me lo contaba Elías y no daba crédito.

Vamos, me lo contó en confianza, no lo voy largando por ahí.

-Ya lo sé, María.

-Hay que tener valor para hacer eso y confiar mucho en la policía.

-Mi padre lo que quiere es seguir con su vida.

Ese narco no lo dejaba en paz. No lo hizo por medallas.

-Ya, pero, igualmente, es una cosa muy peligrosa.

-A veces pienso que me gustaría tener un padre más normal.

-No sería él.

(RÍE) -Es verdad.

Si no se metiera en líos, no sería Fernando Quintero.

Estoy orgulloso de ser su hijo. He aprendido mucho.

-Te voy a decir una cosa: yo también.

Me he estado leyendo su programa político

y hay cosas que me han gustado.

Se nota que conoce a la gente, al barrio, sus necesidades...

-Y muchas ganas de trabajar. -Ya.

Si no lo conociera tanto, igual lo votaba.

-Trabaja duro para dar forma a ese proyecto.

Ojalá muchos se animen a votarlo.

-A mí no me convenzas.

Te tendrías que volver de Italia para votar.

-Es verdad. O pedir el voto por correo.

-Sí. Hola, cariño. Os dejo.

-Menos mal que estás aquí, hay un cambio de planes.

-¿Cómo que un cambio? ¿Se han echado atrás?

-No, ellos no. -¿Entonces?

-Por un fallo de la administración de la escuela

no me ha llegado hasta hoy la carta con el convenio.

Casi me da un infarto, empiezo pasado mañana.

-¿Qué dices?

-Sí. Y no puedo aplazarlo. ¿Qué hago?

Mejor dicho, ¿qué hacemos?

-¿Qué vamos a hacer? ¡Las maletas!

-¿Así? Me parece precipitado. -¿Y qué?

Lo de irnos estaba decidido. Solo te han adelantado la fecha.

Y ya has vivido en el extranjero cuando te fuiste a París.

No entiendo que te pongas nerviosa.

-No sé, me ha venido todo el agobio de repente.

-Vamos a hacer una cosa:

agota el plazo que te han dado para darles una respuesta.

Decidas los que decidas estará bien.

-Es que el plazo se agota hoy.

Tengo que decidir ya o perderé la plaza.

(Música dramática)

-Lo sé, Marisa, lo sé. Me imaginaba que esto podía pasar.

Si te vuelve a llamar algún cliente haz lo siguiente:

diles que la policía nos pidió colaboración

para detener a un importante narcotraficante

y por eso entraron así en la empresa, a las bravas.

No te preocupes, voy a hacer llamadas ahora.

(Llaman a la puerta)

Marisa, tengo que abrir la puerta. Gracias por estar siempre ahí.

Venga, adiós.

-¡Julio! Qué sorpresa, pasa.

-Hola, papá. ¿Qué tal?

Bien, bien. Me pillas con el teléfono,

precisamente hablando con Marisa, a ver si resolvemos

el entuerto que tenemos ahora

en la empresa tras la detención de ese maldito gallego.

Hay clientes que están llamando bastante preocupados.

-Es comprensible, lo entenderán cuando se les explique.

-Eso espero.

Ahora tengo que coger el teléfono y empezar a hacer unas llamadas.

Si no tienes nada que hacer, me vendría muy bien tu ayuda,

-Lo siento, pero no puedo.

Tengo algo importante que decirte y no tengo casi tiempo.

-Parece que se trata de algo urgente.

-Si no lo fuera, no te lo pediría. -Está bien, siéntate y me cuentas.

A ver, ¿de qué se trata?

-Verás, es sobre mi marcha a Verona.

-¿Y eso? ¿Qué pasa, tienes dudas?

Si es así, estamos a tiempo de hablar y aclarar lo que sea.

-El problema es ese, que no hay tiempo.

Olga se reunió con el coordinador para formalizar el papeleo

y resulta que por un error de alguien de administración

no le dijeron que empieza pasado mañana.

-Vaya...

Vaya contrariedad, maldita burocracia.

-El problema es que si no firma la aceptación antes del plazo,

la plaza pasaría al siguiente candidato de la lista.

-Y... no sé, ¿qué vais a hacer?

-Olga se ha puesto muy nerviosa. Estamos hablando de irnos mañana.

-¿Mañana?

Entonces supongo que tendréis que responder hoy mismo.

-En poco más de una hora.

-¿Tú qué le has dicho?

-Yo le he dicho que no se agobie.

La decisión ya la tenía tomada, lo que ha cambiado es que es ya.

-Verás, hijo, yo...

No sé, creo que...

si quieres de verdad a esa chica, si la amas de verdad,

tienes que estar a su lado y apoyarla en todo.

-Lo que no le he dicho es que volvería en una semana.

-¿Cómo? ¿Por qué ibas a hacer eso?

-No voy a dejarte tirado ahora.

Me comprometí a apoyarte en tu carrera política

y es lo que haré, estar a tu lado.

-Lo más difícil ya está hecho.

Me has dado fuerzas para enfrentarme a mis miedos y prejuicios,

me has ayudado a encajar las malas críticas de la prensa

y no has dejado de darme ánimos en todo momento.

No te preocupes, puedo seguir solo.

-¿Estás seguro? -¡Claro que estoy seguro!

Verona está lado, no está tan lejos como Miami.

Con la tecnología de hoy en día

podemos tener reuniones por videoconferencia

como en la misma oficina.

-No es lo mismo.

-A ver, Julio, hijo...

Tienes una oportunidad maravillosa de empezar una vida nueva

con la mujer que amas, así que déjate de tonterías,

haz esa maleta, ponte delante de Olga

y dile que te vas con ella a Verona.

-¿Eres consciente de que te quedas solo?

-No. No me voy a quedar solo.

Ahora tengo una familia.

Tendré que acostumbrarme a hacer videoconferencia a tres

y a reservar billetes de tren y avión para visitaros.

-Gracias.

(Timbre)

-¿Por qué has tardado tanto? Queda menos de media hora.

¿Qué hacemos?

-Lo tengo claro, pero no quiero condicionarte.

-¿Eso es un sí?

-¡Pues claro! No voy a renunciar a ti.

Pienso seguirte donde haga falta.

-¿Lo dices en serio? -¡Que sí!

¿Y tú qué? ¿Estás lista para dar el paso?

-Sí, pero como queda un rato, aún le podemos dar una vuelta.

-Vale.

(JULIO RÍE)

Hala, ya hemos dado una vuelta. ¿Quieres otra?

A ver si por distraernos se nos pasa el plazo.

-Además, como está a punto de llegar mi madre...

-¿Y qué?

Antes dijiste que lo tenías hablado con ella.

-Me da cosa dejarla de un día para otro.

-Ella te dijo que adelante.

Sinceramente, no me la imagino diciendo algo que no piense.

¡Hola!

¡Uy! ¿Qué estáis tramando? Miedo me da.

¿Qué pasa? Mamá, ¿mando la respuesta?

¿Todavía no la has mandado?

Ni que nos necesites para darle a enviar.

¡Venga!

Ya está. ¿Ya está?

No, tendrás que buscar hotel, apartamento, ¡yo qué sé!

Billetes de avión...

Tranquilas, yo me ocupo. Vale.

Te voy a echar mucho de menos.

Y yo a ti, mi vida.

No te pongas triste, que la liamos.

No, si en realidad no estoy triste.

En realidad estoy orgullosa de cómo has salido adelante

y de lo mayor que te has hecho.

¿Y qué?

No, es una tontería. Sí, dime.

Pues que había pensado

que si no os parecía mal

os podía acompañar a Verona

hasta que estéis instalados y luego un fin de semana con papá.

¿En serio haría eso por mí?

¡Pero claro! ¿Cómo no voy a hacer eso?

Sigues siendo mi niña por mayor que te hayas hecho.

Prometo no ser una suegra pesada. Me parece una idea estupenda.

-Es genial, mamá. -Buscaré un billete de avión más.

El mío con la vuelta cerrada.

No puedo desaparecer de comisaría así como así.

Verás que bien te vienen las vacaciones.

¿Vacaciones?

Así que aquí te traes a tus conquistas.

-No seas tonto.

Esta habitación es la continuación del plan de esta noche.

Alejarnos un poco para no estar cohibidos.

-Muy buen plan.

La verdad, hacía tiempo que no me sentía tan bien.

-Te vi a gusto en la cena. -Lo estaba.

-Tiene que ser jodido esconder quién eres a diario.

Una máscara muy pesada. -¡Buf!

¿Qué pasa? ¿Es una sesión de terapia?

Mira, tú y yo, creo que es mejor que sigamos con lo nuestro.

Creo que nos lo estábamos pasando bastante bien.

-Me gustas, Luis.

Quiero conocerte.

Aquí estamos solos, tenemos toda la noche.

¿De qué te escondes?

-No sé.

Si te refieres a mi familia...

lo tengo muy interiorizado. Lo he hecho toda mi vida.

Es como si fuera dos personas en un cuerpo, como un disfraz.

Me imagino que lo hago para protegerme.

-¿Protegerte de qué?

-Del rechazo, supongo.

No sé.

Hay veces que creo que toda mi familia lo sabe,

pero que no se atreven a abordarlo.

Y otras veces que no tienen ni idea.

-¿Qué crees que pasaría si se enteraran?

¿De qué tienes miedo?

-¡No lo sé!

Llevo así toda la vida.

¿Qué pasa?

¿Quieres escuchar que soy un cobarde?

Pues sí.

Puedes que sea un cobarde.

Pero a ti eso no te tiene por qué importar.

-No quiero que te escondas de mí también.

Quiero verte sin disfraz.

Sé que lo haces para protegerte.

Pero yo no te haré daño, te lo prometo.

Espera.

A ver si te relajas con mi música.

(Música electrónica)

-Me gusta.

-¿Sabes en qué pensaba anoche mientras hacía la mezcla?

En la pureza de la melodía.

Cuando una melodía es buena no hacen falta efectos, ecos, nada.

La melodía brilla por sí sola.

Lo demás es secundario.

Así quiero verte yo.

En estado puro, como esta melodía.

-Muy poca gente me ha visto tal y como soy.

-A mí me gusta lo que veo.

-A mí me gusta que lo veas.

(Música romántica)

(Música dramática)

(RECUERDA) -"No me viene la regla. Me salté una.

El estrés también provoca retrasos.

Hazte la prueba y luego lo ves.

Felicidades. ¿Por qué?

No lo estás.

¡Te voy a dar! Me temblaban las piernas y todo.

-¿Qué habría de malo en estar embarazada?

-Hombre, si me tomo la píldora es por algo.

-A ver, no entiendo. ¿Estas píldoras no son seguras?

-Sí, son infalibles, pero si te olvidas una,

te puedes quedar embarazada, y es lo que me ha pasado.

¡Qué tonto eres!

-Qué rico despertar.

-Esta mañana estás más raro... -Por la reconciliación de ayer.

No quiero que estés enfadada conmigo.

-Entonces te ha quedado claro que lo de formar una familia

no se puede tomar a lo loco.

-Muy claro.

Para que no tengas que esperar al café.

-Gracias".

(Se abre la puerta)

(LOLA) -¿Espe? Ya estoy en casa.

¿Estás ahí?

He traído pizza recién hecha del italiano.

Alcachofas, jamón y aceitunas negras,

la que más te gusta, la caprichosa.

Me dijo Toni que habías pasado por comisaría

para buscarme para ir al médico, pero salí y ya no estabas.

Te he estado llamando.

-Tenía el móvil en silencio.

-¿Has hecho la limpieza que ibas a hacer?

-Sí. -Yo he tenido un día de locos.

No sé cómo se corrió la voz de que estaba por aquí

y me ha tocado hacer café en el centro con toda la "pandi".

-En fin, ¿qué tal el día?

¿Has ido al médico?

¿Qué te ha dicho?

Lo siento, tendría que haber venido antes,

pero me he liado y como no tenía noticias tuyas...

¿Qué ha pasado?

-No sé ni cómo contártelo.

Yo todavía no puedo créemelo.

-¿Es algo que te ha dicho el médico?

Sea lo que sea, me tienes aquí para apoyarte en lo que necesites.

¿Qué es?

-Estoy embarazada.

-Pero...

¿Pero estás segura?

Quiero decir, puede ser un falso positivo.

-Me han hecho una segunda prueba.

76 unidades de la hormona beta-hCG.

No falla.

Estoy de cinco semanas.

Embarazada

de un estrangulador.

De un asesino.

De un monstruo.

Esto no puede seguir así.

Ayer te comportaste de forma...

¿Desconfiada?

Si he hecho algo que le molestase, perdón.

Puedes hacer con tu vida lo que quieras.

Pero te pido que no juegues conmigo.

Hay algo que no entiendo. Tú estabas tomando la píldora, ¿no?

Sí que la tomaba. O eso pensaba yo.

(SUSPIRA) No sé.

Me las debió cambiar

una de las noches que se quedó a dormir.

No lo sé. Quiero pedirle

algo un poco fuera de lo normal.

Lo que tú digas.

Necesito visitar a Pablo Baeza en la cárcel.

Hoy mismo, si es posible.

¿Qué dices? No me parece buena idea.

¿Cuándo sería?

Allí estaré.

Vale, gracias. Adiós.

-¿Qué pasa?

-Bueno, parece ser que Anxo Nogueira quiere que lo ve a la cárcel.

-¿Para qué? ¿Qué te tiene que decir?

-No sé, lo sabré cuando lo vea y me diga lo que me tenga que decir.

-¿Pedirte perdón por qué?

-Por ser una rata, un cobarde y un traidor.

No te serviría de mucho, haré que te maten igual.

Pero podrían matarte de una forma un poco más digna,

aunque veo que ni eso mereces.

-Tengo una información que te va a interesar.

Me han llamado ofreciéndome unos recambios,

pero no me sonaba de nada.

Me acordé de lo que contaste de las motos robadas.

Le dije que me habían entrados motos

y pregunté por piezas específicas de los modelos robados.

¿Tenía las piezas?

El caso es que me dijo que no, pero me resultó muy raro.

¿Tienes su nombre o su número?

No, llamó por número oculto.

Creo que se llama Tuco.

-No me he vendido a nadie. -¡No!

Estás esperando a juicio.

¿Quieres que crea que no negociaste para que vaya yo dentro?

-Puedes creerte o montarte la película que te dé la gana.

El único culpable de que estés aquí eres tú.

-Ayer llegó tarde a casa.

Se cree que no lo sé, lo oí llegar.

¿Cerrasteis tarde?

-Sí, sí. Al final se nos hizo muy tarde.

-Veo que no lo vais a contar.

Bueno, no me importa.

Ya lo averiguaré yo.

Primero se fue tu padre

y ahora te vas tú y yo me quedo aquí.

(LLORA)

Son solo seis meses.

Sí, seis meses o seis años o no vuelves.

Que sería lo más normal.

Estamos más cerca de lo que crees.

No sé yo.

¿Cómo que no sabes?

Si Bremón te manda a darme las gracias

es que le has hablado de mí.

Claro.

O sea, le puedes hablar bien de mí al comisario, pero no aquí.

Yo no hablo mal de ti en ningún lado, a nadie.

No me refiero a eso, lo sabes perfectamente.

El problema no es ese. Sé que eres buena gente.

El problema es otro. ¿Sí? ¿Cuál?

Tarde o temprano tendrás que elegir entre tu familia o yo.

Y eso ya ha pasado.

Sabía que me echarías de menos.

Pero no esperaba que fuera tan pronto.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 499

Servir y proteger - Capítulo 499

26 abr 2019

La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que gira la vida personal y profesional de sus compañeros y los casos policiales que afectan al barrio.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 499" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 499"
Programas completos (537)
Clips

Los últimos 1.670 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 534 Completo 55:48 59% hoy
    Capítulo 534 hoy La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 533 Completo 55:30 87% pasado viernes
    Capítulo 533 pasado viernes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 532 Completo 56:35 87% pasado jueves
    Capítulo 532 pasado jueves La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 531 Completo 55:54 84% pasado miércoles
    Capítulo 531 pasado miércoles La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 530 Completo 53:57 97% pasado martes
    Capítulo 530 pasado martes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 529 Completo 53:32 96% pasado lunes
    Capítulo 529 pasado lunes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 528 Completo 55:09 87% 07 jun 2019
    Capítulo 528 07 jun 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 527 Completo 54:22 85% 06 jun 2019
    Capítulo 527 06 jun 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 526 Completo 55:30 83% 05 jun 2019
    Capítulo 526 05 jun 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 525 Completo 55:12 97% 04 jun 2019
    Capítulo 525 04 jun 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 524 Completo 55:11 98% 03 jun 2019
    Capítulo 524 03 jun 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 523 Completo 56:53 88% 31 may 2019
    Capítulo 523 31 may 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 522 Completo 57:46 88% 30 may 2019
    Capítulo 522 30 may 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 521 Completo 56:05 85% 29 may 2019
    Capítulo 521 29 may 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 520 Completo 55:40 99% 28 may 2019
    Capítulo 520 28 may 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 519 Completo 54:19 100% 27 may 2019
    Capítulo 519 27 may 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 518 Completo 56:48 90% 24 may 2019
    Capítulo 518 24 may 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 517 Completo 56:12 90% 23 may 2019
    Capítulo 517 23 may 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 516 Completo 53:34 86% 22 may 2019
    Capítulo 516 22 may 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 515 Completo 56:14 89% 21 may 2019
    Capítulo 515 21 may 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...

Añadir comentario ↓

  1. Alma

    Que pasa con el personage del esposo Dr Miralles? Es ridiculo el ir y venir , tiene el actor otro trabajo ? I Mercedes is nueva victima del comisario Bribon. In a tonta.

    27 abr 2019