www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5003398
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 454 - ver ahora
Transcripción completa

"En tu salsa. Ven a bailar con nosotros".

¿Y por qué me das eso?

-Para que vayamos tú y yo esta noche a bailar.

-¿Tú me podrías enseñar lo básico? -Pues sí, qué remedio.

No se trata de hacer las cosas fenomenal ni que bailes superbién,

sino de que hagas una pequeña cosita que a tu pareja la haga feliz.

-Elías, ¿esta noche no tendrás guardia otra vez?

-¿Por qué? -Por ir a bailar,

que tengo muchas ganas.

-Yo te quería hacer feliz y al final te he fastidiado.

Tanto ensayo, ¿para qué? -¿Cómo que tanto ensayo?

-Elías Guevara, demuéstrame lo que sabes hacer.

-Aquellas mujeres

que reniegan de dar vida

se condenan ellas mismas a la oscuridad.

Gracias por darme esta mujer,

ella me va a dar muchos hijos.

¿Quién es esa que va con tu jefa? -Es la inspectora Ibarra.

La han expedientado con tres meses de suspensión.

-Son tres meses para aprovechar y estar con su marido y con sus hijos.

-No, no tiene hijos.

-¿Tú no piensas en el beso? Yo no me lo quito de la cabeza.

-Yo también pienso mucho en ti.

¡Mamá!

Tengo miedo de contárselo porque no quiero perderla.

Si no la quieres perder, cuéntaselo tú,

porque como se entere por otro lado sí que la vas a perder.

Olga...

¿Es esto una venganza porque Toni me eligió a mí?

¿Te jode verme feliz? -Estás siendo muy injusta.

-¿Injusta? Sal antes de que haga algo y me arrepienta,

por favor, sal.

-Los de la destilería clandestina han otra gente

que les distribuya el material.

-Yo no hago negocios con toláis.

-La moto es muy fácil que tenga un accidente,

solo con rozarla un coche ya sale de la carretera.

Es lo que yo les digo siempre a mis hijos:

"Tenéis que actuar de forma responsable,

y cuidar de vuestros hermanos".

Tú tienes un hermano, ¿no?

-¿Por qué no nos cuentas toda la verdad?

-He dicho toda la verdad y siento no recordar nada más.

-Tú dime dónde y cuándo quieres que se haga esa entrega

y allí estará la mercancía como acordamos.

-En esa dirección.

Mañana a las cinco de la tarde.

Mañana todo esto habrá terminado. Sí.

Ya sabes lo peligroso que es Konchalovsky,

me animaré cuando lo tengáis entre rejas.

Sergio Mayoral y Sofía Collantes eran principiantes a su lado.

No te preocupes, hija, sé lo que hago, confía en mí.

Nunca lo subestimes.

Solo falta sellar el pacto,

y lo vamos a hacer riéndonos de la muerte juntos, amigo.

-No hace falta que sigas con el paripé.

Sé que esa pistola está trucada. -Tienes razón,

has demostrado que no mereces morir.

Sería un placer hacer negocios contigo, amigo.

-Me he metido muy rápido en el parking y me he comido la columna.

-¿Me lo puedes arreglar? Paso de dar parte.

-Claro.

-Científica acaba de mandarme una descripción genérica

del vehículo implicado.

Podría coincidir con un modelo de este estilo,

y es rojo. -Imposible.

Este coche ha entrado con un problema en el eje de turbulencias,

estoy esperado a que llegue el recambio.

No quiero mentir, no quiero extorsionar.

Y sobre todo voy a salir con quien me da la gana,

¿te enteras de una vez? No quiero ser un Soler.

-Esa poli ha ido demasiado lejos.

-Pero os aseguro que esto se va a acabar.

(Música emocionante)

¿Te pongo un cafecico? -No hace falta, cariño,

con el desayuno que me has preparado ahí arriba

me que quedado bien satisfecho.

-Pues te espero para el almuerzo, ¿no?

¿Te apetece algo especial?

-Lo que tengas en el menú, que sabes que me encanta.

Yo soy de fácil contentar, soy poco melindre.

Bueno... Hasta luego, cariño mío.

-Hasta luego. Corre, que los malos no esperan.

-Buenos días. -Si tú lo dices...

-Cariño, te voy a preparar un desayuno de campeona

antes de empezar la faena.

-No hace falta que te molestes, tengo el estómago cerrado.

Además, hay que abrir la cocina...

-Oye, oye, oye...

Ven aquí un momento.

Hoy quiero que te tomes las cosas con calma, ¿vale?

A tu ritmo, y si necesitas salir a airearte un ratico...

-Que no, prefiero quedarme aquí y no darle vueltas al coco,

porque no paro de imaginarlos enrollándose...

-Oye, tranquila.

Quita esas cosas de tu cabeza, ¿vale?

-Es que no puedo.

Cierro los ojos y los veo ahí, los abro y siguen ahí.

-Por Dios, estás temblando como un pollo,

tú no estás hoy para estar aquí. para estar con los clientes,

y mucho menos para meterte en los fogones.

¡Tira para casa! -Que no.

De verdad que prefiero quedarme aquí.

Igual te pido unos días.

-Los que te hagan falta, uno, dos... -O meses.

-¿Cómo meses, qué quieres decir?

-Estoy pensando en irme una temporada a Barcelona.

Lo he hablado con mi padre y él siempre me da consejos buenos

sobre esto, así que...

-¿Qué te ha dicho?

-Básicamente me ha hecho ver

que va a ser una auténtica tortura estar en el barrio

y encontrármelos cada dos por tres a los dos.

Así que lo mejor es que me vaya un tiempo.

-Si te quieres tomar unas vacaciones tómatelas.

-No van a ser vacaciones, me voy a ir a estudiar.

-¿A estudiar allí? -Sí.

Cerca de la casa de mi padre

hay una escuela en la que dan cursos como el que hago aquí en Madrid.

Y está muy bien porque esa escuela tiene convenios

con escuelas del extranjero, así que,

si quiero estudiar allí me pueden dar becas,

y esas escuelas también tienen empresas

que me pueden dar trabajo.

Puedo estudiar y hacer prácticas remuneradas.

No es tan mal plan.

-Bueno, habrá que valorar pros y contras, ¿no?

Porque irte y dejar el bar, bueno, el bar y...

El bar y tu vida aquí en el barrio.

-Creo que esto que ha pasado con Olga y con Toni

igual es una señal para cerrar un ciclo y empezar otro.

-Si tú lo dices...

-Además, Barcelona es una ciudad que me encanta.

Cuando estuve allí lo pasé superbién, tengo casa,

tengo a mi padre, una escuela que me da futuro...

¿Qué más quiero?

-Mujer, yo... Me va a doler mucho perderte.

-María, que no me vas a perder.

Vamos a seguir manteniendo contacto.

-¡Buenos días! -Voy a atender a Charo.

-Escucha, Paty.

Cuando decidas hacer algo dímelo, ¿vale?

-Hola, Charo, ¿qué tal? ¿Lo de siempre?

Muy bien.

-Buenos días.

¿Tostadas? -Sí.

¿Para uno o para dos? -Solo para mí.

-¿No se ha quedado a dormir Álvaro?

Oye, Fede y yo no tenemos ningún problema con que se quede.

-Pásame la leche.

-Pero ¿tenéis algún problema?

¿Ha pasado algo? -A mí me tiene un poco confundida.

Puede estar muy cariñoso

y al segundo a diez mil kilómetros de distancia.

Pero, bueno, sobre la marcha.

-Me dijiste que fuiste a verlo al taller, ¿no?

-Sí, por un caso de atropello,

estaba buscando pistas sobre la reparación de un coche.

-¿Y? -Estoy en un callejón sin salida.

Nada en su taller ni en ningún otro.

-Pues paciencia, con el caso y con Álvaro.

A veces hay que dejar que las cosas sigan su curso.

-¿Y tú qué tal con Pablo?

Él también ha tenido descanso esta noche.

-Bueno... No se ha quedado a dormir, pero mejor,

porque estoy un poco agobiada.

-¿Habéis discutido?

-No, no tiene nada que ver con eso, es que...

Tía, que no me viene la regla

y me estoy comiendo la cabeza un montón.

-Vale. ¿Cuántos días llevas de retraso?

-Cinco días.

Y me preocupa, porque estoy tomando la píldora y yo soy un reloj.

-Ostras, sí, es para comerse la cabeza.

-Y mañana tengo que empezar un nuevo blíster y no sé qué hacer.

-¿Cómo que no sabes qué hacer?

Te tienes que hacer la prueba del embarazo,

y sales de dudas, Espe.

-Es que creo que estoy embarazada.

-¿Por qué lo dices?

-Porque han sido unos días de mucho estrés en la comisaría,

y mira...

me salté una.

-El estrés también provoca retrasos.

Tú hazte la prueba y luego lo ves.

-Madre mía...

¿Y si estoy embarazada qué? -Si estás embarazada

hablas con Pablo y lo veis.

-No, yo prefiero no decírselo a Pablo, al menos de momento.

-¿Porque tienes miedo de su reacción?

-No tiene nada que ver con eso,

es que tiene una obsesión enfermiza con tener familia.

-¿Cómo obsesión? -No lo digo mal,

pero su mayor alegría sería tener hijos,

y yo ahora mismo pensar en hijos...

-No entra en tus planes. A mí me pasaría lo mismo.

-Yo qué sé... Es que...

Llevamos muy poco tiempo y ni siquiera estamos viviendo juntos,

y a veces le miro y...

y parece que no le conozco, ¿sabes?

-Tú hazte la prueba, ¿vale?

(ESPE SUSPIRA)

-¿Te puedo pedir un favor?

-Yo voy a estar ahí cuando te la hagas.

Tranquila.

-Gracias.

-Venga, come algo.

-Que digo yo una cosa, Paty,

¿cómo te vas a meter en esa escuela de Barcelona a mitad de curso?

-Todavía no lo sé muy bien,

pero creo que es una escuela de educación continua.

Eso significa que me puedo apuntar en el cambio de cuatrimestre.

-Siendo así...

-Tendría que informarme de qué asignaturas me podrían convalidar.

-Hola, Paty.

-Mira, ya te estás largando por donde has entrado.

-Espera un momento, por favor...

-Que te vayas a la mierda, Toni. -Por favor, Paty.

-Que te pires del bar.

-No vuelvas a poner los pies aquí,

tenemos reservado el derecho de admisión, ¿verdad, María?

-Toni, de momento va a ser mejor que no vengas por aquí.

-Te quiero bien lejos de mí.

Pírate.

-Lo siento mucho, María.

-Lo siento, María, se me ha ido la olla.

-Escúchame una cosa.

El que te hace daño a ti

me lo hace a mí. Tú lo sabes, ¿no?

-Es que eres como mi segunda madre.

-Por eso escúchame cuando te digo

que no tomes decisiones precipitadas.

-¿Qué quieres decir?

-Quiero decir que aunque ahora estés hecha polvo,

no tomes una decisión en base a que tu novio

y tu mejor amiga... -Exnovio y examiga.

Además, me voy porque me da la gana irme.

-¿Estás segura? ¿Si no fuera por ellos tú te irías?

-Ya sé que a ti te hago una putada, dejando el bar así.

-No, no te equivoques, cariño,

yo no te estoy diciendo esto ni por La Parra, ni por mí...

Te lo estoy diciendo por ti.

No me gustaría que estando en Barcelona te dieras cuenta

de que has cometido un error muy grande.

Y es más,

deberías hablar las cosas con Olga.

Pero por ti, porque si no te va a quedar una pena muy grande dentro.

-Hablar con ella es lo último que quiero ahora mismo.

La verdad.

-Yo no te digo hoy ni mañana, te digo que lo hables

cuando estés preparada, y que lo hagas por ti.

-Hola, ¿qué tal? -Bien.

-¿Ha venido el de las cervezas?

-Sí, acaba de marcharse hace un rato.

-¿Seguro que estás bien?

-No, pero no te preocupes que los clientes no va a notar nada.

-No te he preguntado por los clientes, te he preguntado por ti.

Además de ser tu feje soy tu amigo, ya lo sabes.

-Es verdad.

-Es por Álvaro, ¿no?

-Es que cada vez que lo veo con Silvia se me revuelve el estómago.

No entiendo qué tiene ella que no tenga yo.

-Sara, tú le das mil vueltas a esa chica.

Además, si no fuese Silvia, sería otra cualquiera.

Mi hermano siempre ha sido muy ligón.

-Que no, Luis, esto no es lo de siempre,

esto no es un ligue pasajero. -Ya verás cómo se le pasará.

-Siempre me fijo en la persona equivocada.

-En esas cosas no podemos tener todo el control.

Si quieres te paso una lista con 15 tíos

que estarían encantados de salir contigo.

20... No sé, 30, 40... (SARA RÍE)

-Déjate de listas que no me interesan.

-Vale, por lo menos te he hecho reír.

-Bueno, vamos a dejar ya este tema.

-Yo lo que te digo es que te comprendo perfectamente.

Y que no tires la toalla.

-Es que estoy harta de luchar por un imposible.

-Hay cosas que parecen imposibles, pero después no lo son tanto.

Mira, me acuerdo de la primera pareja que tuve yo,

fue hace un siglo, en Benicasim,

que tenían allí mis padres una casa de vacaciones.

-¿Y qué pasó?

-Que me costó mucho declararme, tenía un miedo terrible.

-Es que los amores adolescentes

son muy intensos. -Pues sí.

Parecía imposible, pero no me rendí,

y conseguí que esa persona se fijase en mí.

-Ah, ¿sí? ¿Y empezasteis a salir? -Pues sí.

Y durante esas semanas fui el tío más feliz del mundo.

-¿Y que más pasó?

-Bueno, se acabó el verano y se acabó el amor.

Pero me dejó un recuerdo precioso. -Ya.

¿Y cómo era ella?

¿Era mayor que tú, rubia, morena...?

-Da igual. Lo importante es

que hay que luchar por lo que uno quiere hasta el final.

Si estás interesada por Álvaro vete a por él a saco.

-Sí, eso mismo me recomendó tu madre ayer.

-Quien no arriesga no gana.

-Mensaje captado.

-Además, te digo otra cosa, Álvaro se ha ido de casa.

-¿En serio?

¿Y se ha ido a vivir con Silvia?

-No lo sé.

Igual puedes averiguarlo tú.

-Ay, Luis, esto pinta peor de lo que pensaba.

-Bueno...

Lo dicho, tú no tires la toalla.

(Puerta)

-Iker, pasa.

¿Se puede saber qué haces? Comprobar que nadie te ha seguido.

No me subestimes, Quintero, ese es mi trabajo.

Y no infravalores tú a Konchalovsky, está completamente loco

y es capaz de cualquier cosa. ¿Pasó algo cuando fue a verte ayer?

¿Ayer que si pasó algo?

-Bueno, no mucho. Poco, la verdad.

Descubrí que a ese tío

le gusta mucho jugar a la ruleta rusa.

Mira, Iker, he conocido mucha gente a lo largo de mi vida,

y gente muy rara, pero jamás me he echado a la cara

a un tío tan loco y tan peligroso, ¿sabes?

Te juro que yo jamás, jamás habría hecho negocios con un tío así.

Piensa que cuando todo esto termine por fin serás un hombre libre.

Eso espero, no sabes las ganas que tengo

de quitarme de en medio a ese tío.

Bueno, centrémonos. ¿Conoces ya los detalles de la operación?

Espera, todavía hay algo más.

¿Qué pasa? Quiere que vaya conduciendo yo solo

para llevar la metanfetamina, y quiere que vaya desarmado.

¿Qué es lo que te preocupa?

Me preocupa que voy a estar completamente solo

delante de ese tío y de los gorilas que van con él,

que ellos van a estar armados y yo no, eso me preocupa.

No estarás solos, nosotros estaremos comprobando el lugar.

Parece mentira, sabes perfectamente cómo se ha diseñado la operación,

sabes que el tío puede matarme en un abrir y cerrar de ojos,

y vosotros no podríais hacer nada. Escucha una cosa.

La zona estará plagada de agentes del CNI,

contamos con francotiradores, incluso apoyo aéreo.

Esa es la magnitud de la operación para atrapar a Konchalovsky.

¿Sabes lo que te digo? Que con todo eso no me fío, algo me huele mal.

¿Qué quieres que te diga?

¿Estarías más tranquilo si te microfonamos?

No estaría más tranquilo, al contrario,

prefiero ir limpio, sin micros.

Como tú veas, pero solo te pido que confíes más en nosotros.

Solo tienes que llevar la droga al punto de encuentro

y cuando se produce el intercambio nosotros caeremos sobre el ruso.

Eso espero.

Ya veremos cómo acaba todo esto.

Acabará bien.

Sí.

Acabará bien.

-Tres casos en una semana.

Está claro que hay una nueva banda de ladrones de pisos en el barrio.

A mí tampoco me parece casualidad. Vale.

Te veo allí, Ruiz. Hasta ahora.

Perdóname, que tenía que hablar con Ruiz.

¿Qué? -No sé.

-¿No lo has mirado?

No me atrevo. -¡Ay, dame!

¿Es de los de carita de bebé o de rayas?

-De rayas. Dos rayas estoy embarazada.

-Felicidades.

-¿Felicidades por qué?

-Que no lo estás.

-¡Que te voy a dar! Que me temblaban las piernas y todo.

(ESPE SUSPIRA) -Respira aliviada

que la cigüeña ha pasado de largo.

-Ay...

No es que no quiera tener hijos en el futuro, pero...

-Hola, buenas.

-¡He! -Hola.

Nos teníamos que ir nosotras. -Sí, Ruiz me espera.

-Chao.

-Oye, ¿es cosa mía o estas han salido huyendo?

-Da igual, pero no te disperses y sigue contándomelo todo.

-No hay mucho que contar.

Que me vi ahí en mitad de la pista,

y me quedé todo agobiado, me quedé bloqueado,

rodeado por tanta gente.

Era un bochorno, y ahí se acabó.

-No me digas que así acabó de triste la noche, Elías.

-No, la noche acabó bastante bien.

-¿A María no le importó que no quisieras bailar con ella?

-No bailamos en la sala, pero bailamos en La Parra.

Ahí le pude demostrar todo lo que me habías enseñado.

-¿Me lo estás diciendo en serio? -Sí, me hizo sentir muy bien,

y nos compenetramos muy fácil.

Nos miramos a los ojitos, y hala...

-¡Felicidades, compañero!

No solo has aprendido a bailar, sino que has superado tus miedos,

lo demás son tonterías, ¡carajo! -He hecho feliz a mi chica.

-Eso es lo mejor de todo.

¿Te das cuenta cómo nunca es tarde para aprender, tontorrón?

-Lo que sí es tarde es para la troncha que tenemos,

que se nos echa el tiempo encima. -Venga.

-Vamos.

-Te quiero ver bailando, te quiero ver bailando...

(NACHA RÍE)

-Bueno, ¿cómo estás?

-Según mi médico debería estar descansando y no aquí.

-Tranquilo, no te pediré ningún esfuerzo físico.

-Ve al grano que te quiero perder de vista pronto.

-No estés tan a la defensiva, hombre.

-Ya te dije por teléfono que te olvides de mi hermano y de mí.

-Te voy a ofrecer un whisky de los buenos,

no esa mierda de garrafón que manejas.

-No me apetece.

-Venga, hombre, tómate una copita conmigo,

que el alcohol cicatriza las heridas.

-Vete a la mierda.

He venido aquí para decirte que habéis ganado.

(LUIS SUSPIRA)

-Yo te había ofrecido un negocio,

tú te pusiste chulillo y pagaste por ello.

-Claro que sí, yo me he ganado que me atropellarais con el coche.

-A la fuerza has tenido que aprender la lección.

Ahora espero que no hagas ninguna tontería.

-Si me estás amenazando por si me voy de la lengua con la poli,

tranqui, ya me han visitado y no os he delatado.

Díselo a la jefa también.

-Yo soy una persona dialogante, ¿vale?

Y quiero llegar a un acuerdo contigo.

-Un acuerdo. (LUIS ASIENTE)

-Quiero que te lleves un porcentaje de los beneficios,

lo que hablamos en un principio, el 10%.

Lo que te ofrezco es muy ventajoso para ti.

-¿Y qué me pides a cambio?

-Poca cosa, tu red de distribución, tus contactos, tus clientes...

Tú me los pasas y yo te compensaré,

y juntos haremos crecer el negocio que inició tu padre.

¿Qué me dices? -Te mandaría a tomar por saco,

pero...

si es como dices... -Es como digo.

Te doy mi palabra.

-¿Y solo queréis contactos?

-Y asesoramiento en el proceso de destilación.

Creo que podemos mejorar eso.

-¿Y la jefa del clan, qué?

-¿Qué pasa con mi madre?

-Es la persona más chunga que he conocido en mi vida.

Si acepto...

no quiero tratos con ella.

-No los tendrás, tratarás solo conmigo.

-A la vista del porcentaje que me has ofrecido,

trato hecho.

Cuidado.

Ahora sí te acepto ese whisky.

-"Win-win".

-¿Cómo dices?

-Como dicen los americanos: "Win-win".

Un trato en el que todos salimos ganando.

-Eso, lo que tú digas.

-Hola, Pablo, ¿qué tal?

-¿No me digas que se te ha estropeado el mando?

-No, no, va genial.

Venía a por otra cosa, pero no sé si me podrás ayudar.

-No sé, tú dirás.

-Como voy a estar de baja en el trabajo

he pensado aprovechar el tiempo

y arreglar un pequeño jardín que tengo en casa.

-Sí, es una buena idea.

-Mira, de momento,

he estado viendo algunas revistas de jardinería...

A ver qué te parece esto...

Mira, me gustaría algo así.

No debe ser muy fácil.

-No, la verdad es que no. Pero...

¿Y por qué no montas un huerto urbano?

-Pues sí, un huerto urbano...

-Sí, a los niños les gusta mucho

eso de ver crecer los tomates, las lechugas...

Podrías plantar un limonero, que son bastante bonitos.

-Me parece buena idea.

-Sí, es divertido, diferente...

Yo, cuando tenga un hijo, voy a montar uno seguro.

-Sí, al pequeño Leo le podría gustar.

(PABLO ASIENTE)

-¿Por qué no miras en internet?

Seguro que tienes más ideas.

Te puede ayudar. Déjame ver esta.

-Me voy a comer, Álvaro. -Vale. ¿Tienes listo el coche?

-Sí, avisa al dueño, creo que le corre prisa.

-Perfecto. Y tómate tu tiempo, que estamos muy tranquilos.

-Vale.

(SARA CARRASPEA)

-Hola. -¿Qué tal?

-¿Cómo te pillo para una clase?

-Si me das cinco minutos, estoy listo.

-Genial.

-Pensaba que no te volvería a ver por aquí.

-¿Por?

-Tenía la sensación de que estabas enfadada conmigo.

-¿Hay algún motivo por el que debo estar enfadada?

-Igual te pareció mal enterarte de que estoy saliendo con Silvia.

-Eres libre de salir con quien quieras, Álvaro.

Pero tampoco deberías descuidar a tus amigas.

-¿Alguna vez te he descuidado o qué?

-Que sepas que si suspendo el carnet de conducir

tú vas a tener la culpa. -No digas eso.

Además, yo soy muy buen profesor.

(Teléfono)

Espera.

Motor Soler.

Sí, soy yo.

Eso tiene pinta de ser la palanca de cambios.

¿Ahora?

Claro, sin problema.

Le esperamos aquí.

Hasta luego.

Verás, Sara... -Me olvido de la clase de hoy, ¿no?

-Es un cliente muy importante y es urgente.

-No te preocupes, el trabajo es lo primero.

Al menos no me dejas tirada por irte con tu novia.

-Eso es imposible,

Silvia tiene un ritmo de trabajo brutal.

Además, que te quede claro,

no es mi novia de manera formal,

y yo nunca te dejaría tirada.

-Me alegra oír eso.

-¿El qué? ¿Que nunca te dejaría tirada?

-Y que Silvia no es tu novia formal.

Pero aunque no lo sea,

sé que estáis viviendo juntos.

-No estamos viviendo juntos.

-Pero en casa tampoco estás.

-Vaya, cómo vuelan las noticias.

-Me lo ha dicho Luis.

-Ni estoy viviendo en mi casa ni estoy viviendo con Silvia.

¿Alguna cosa más que quieras que te aclare?

-De momento no,

pero si tengo cualquier duda te voy a preguntar.

-Vale.

-Bueno, te dejo, que tienes mucho lío.

-Sara, espera.

Si quieres te puede dar una clase rápida, de 15 minutos.

¿Te apetece? -Por mí genial.

-Pues vamos.

-Me has ayudado un montón.

-Me alegro mucho de que ahora lo tengas más claro.

-Esta noche le voy a hacer la propuesta a mi marido,

y si le parece bien, mañana me pongo a ello.

-Claro. Si necesitas algo, ya sabes dónde estamos.

-Gracias, Pablo.

Hasta luego. -Hasta luego.

-Beltrán. -Inspectora.

-Hola, cariño.

-Qué raro ver a la inspectora Ibarra aquí, ¿no?

-Bueno, quiere ocupar su tiempo en la jardinería.

Dice que ahora no va ir a trabajar.

-Pues no le pega que le guste la jardinería.

-La verdad es que no tiene pinta de que se le dé muy bien.

Pero...

Quiere poner unas flores,

arreglar su jardín...

Yo la he convencido para que monte un huerto urbano.

-¿Cultivar tomates, lechugas y todo eso?

La veo menos todavía.

-Cariño, estás un poquito negativa. -Que no, negativa no es.

Nunca me hubiera imaginado a la inspectora Ibarra

ensuciándose las manos con la tierra.

-Bueno, a la que yo sí me imagino

ensuciándose las manos con la tierra, cogiendo tomates, lechugas,

en su propia casa de campo con un montón de niños alrededor,

es a ti.

-Y supongo que en ese plan ideal también estás tú.

-Claro. ¿Te apetece?

-Hombre, podría planteármelo en el futuro.

-Ya. Que no eres muy de campo, ¿no?

-Hombre, pues de campo de campo... regular,

y lo de formar una familia no es un proyecto inmediato.

-Pues no debemos dejar que se nos pase el arroz, cariño.

-Pues, mira, hablando de hijos, hoy me he llevado un susto que...

-¿Qué ha pasado?

-Nada, que he tenido un retraso de la regla

de unos cuantos días y me he montado un película

que creía que estaba embarazada. -¿Y lo estás?

-No, no, no, por suerte no.

Además, me he hecho la prueba hace un rato.

-¿Y qué habría de malo en estar embarazada?

-Hombre, si me tomo la píldora es por algo.

-No entiendo...

¿Estas píldoras no son seguras?

-Sí, son infalibles,

pero si te olvidas una te puedes quedar embarazada,

y eso es lo que me ha pasado a mí, se me ha olvidado una.

-Ya.

Pues no lo sabía.

Pero si te quedas embarazada no te preocupes.

Yo lo asumo.

-Tener hijos ahora mismo no entra en mis planes.

-A mí me encantaría.

-Pero es muy pronto, ¿no?

Ni siquiera hemos pensado en formar un proyecto de familia en común.

-¿Y cuándo vamos a hablarlo?

-Supongo que más adelante.

-Tú y yo seríamos unos padres maravillosos.

-No lo dudo, seguro que sí.

Pero formar una familia no es algo que se puede hacer a la ligera,

de manera improvisada.

-Cariño, si te quedas embarazada, yo no te voy a fallar.

(Teléfono)

-Perdona, es del curro y lo tengo que coger.

Dime, Merche.

Sí, sí, sí.

Toma los datos que voy para allá. Gracias.

Es una urgencia de la UFAM, me tengo que ir corriendo.

Nos vemos. Adiós.

-"¿Has hablado con ella? -Fui al bar, pero me echó.

-Hay que darle tiempo. -No estés mal, tía,

Tengo ganas de verte.

-Y yo".

(Puerta)

-Paty... -¿Puedo pasar?

-Sí, pasa.

Qué bien que has venido, porque quería hablar contigo.

Tenías razón,

te tengo que pedir disculpas porque he sido muy injusta contigo.

(Mensaje)

-Te están llegando mensajes. -Ya, pero no es importante.

¿Quieres tomar algo? -No.

-Paty, te juro que Toni y yo no queríamos hacerte daño.

Ni tampoco queríamos que te enterases...

-¿Te puedes callar de una vez, Olga?

-Vengo a contarte una cosa, te la cuento y me piro.

(Mensaje)

-Perdón, lo voy a poner en silencio.

(TONI 7 MENSAJES)

-¿Ya?

Muy bien.

Menuda puñalada por la espalda que me habéis metido, ¿no?

Tú, que eres mi mejor... Perdona, eras mi mejor amiga,

y Toni que era mi novio.

Aunque lo que más me jode es lo ingenua y estúpida que he sido.

Porque esto estaba clarísimo que iba a pasar,

si tú estabas colgadísima de él. ¿Y él qué es?

Él es un chulo de barrio que se enrolla con cualquiera.

El caso es que no doy ni un duro por vuestra relación,

sinceramente.

Si me la ha pegado a mí, no tardará mucho en pegártela.

Y yo que me voy a alegrar un montón,

la verdad.

-Paty, por favor... -Tía, déjame hablar, en serio...

Tú y yo éramos uña y carne,

y me has traicionado de la peor manera posible,

yo jamás te hubiera hecho esto.

Por mucho que me estuviera muriendo por él,

no se lo hubiera puesto a huevo para que te pusiera los cuernos.

-Porque tú eres mejor que yo.

-Pues, mira, creo que sí.

Por lo menos yo voy de cara.

-Paty, ojalá pudiese volver el tiempo atrás,

te lo juro. Yo solo espero que puedas perdonarme.

-No sé si voy a poder perdonarte.

Lo que tengo claro es que quiero perderos de vista a los dos ya.

-Vale. Te prometo que no volveremos a entrar en La Parra.

-A mí eso me da igual,

yo no quiero andar por el barrio con miedo

de entrar en cualquier comercio,

en la comisaría a dar bocatas y veros ahí, ¿sabes?

Y no te quiero contar si os veo abrazaditos

o morreándoos en cualquier garito, que es lo que os mola.

Así que voy a poner tierra de por medio,

quiero irme y empezar una vida sin vosotros.

-¿Adónde?

-A Barcelona.

-Paty... -Tía, no me digas nada, en serio.

Si he venido aquí es porque María me ha dicho que no puedo ir allí

con un nudo en el estómago por no sincerarme contigo.

Y me da igual que llores,

esas lágrimas son mentira, me da igual.

Eres mala persona, tía.

Espero en Barcelona encontrar gente

en la que pueda confiar y con la que pueda ser feliz.

Porque en Distrito Sur yo no puedo ser feliz.

Tú y Toni me habéis jodido mi vida aquí.

-Iker, aquí no hay nadie.

"Has llegado demasiado pronto. ¿Me estáis viendo?

Perfectamente".

Aunque tú no nos veas, estás rodeado.

¿Y si se han rajado? Negativo.

Dos coches oscuros se dirigen hacia aquí.

"Cuelga ya o van a sospechar". Está bien, no falléis.

-Hola, amigo.

¿Qué tal todo? -Bien, todo bien, ¿y tú?

-Mira, pareces nervioso.

-¿Yo? No, quizá solo estoy cansado.

Anoche no dormí demasiado bien. -¿Y por qué?

-Será porque anoche jugué a la ruleta rusa contigo.

Y al final se me ocurrió llamar a una amiga

para liberar algo de tensión, ya sabes.

La noche se alargó un poco, así que...

Cuanto antes acabemos con todo esto mejor.

Aquí tienes la mercancía, material de primera.

-Excelente.

Parece que este va a ser el inicio de una fructífera relación.

¿Qué estás esperando?

-Nada, solo quería comprobar que no os hayan seguido.

-Los policías españoles son estúpidos,

es fácil esquivarlos para mí.

Ya podéis ir cargando.

¿Qué te pasa, tienes miedo? -¿Yo miedo?

No, creo que ayer ya te demostré que no tengo miedo a nada,

pero al igual que tú soy un poco desconfiado.

-Tranquilo, conmigo de socio no tendrás nada que temer.

He venido para quedarme, ¿sabes?

Ni uno ni mil policía impedirán que me haga con el sur de Europa.

Me gusta el Mediterráneo, y tenerte a ti de socio.

-Todo eso me parece estupendo,

pero será mejor que vayamos cerrando este asunto

definitivamente, ¿no te parece?

-Ahora verás la pasta.

(CHASQUEA LOS DEDOS)

¿Quieres contarlo? -¿Debo hacerlo?

-¡Vamos!

-Espera.

¿Y ahora qué?

-Ahora a pensar en el próximo envío.

Ya quedaremos para tomar un trago de vodka,

para jugar. Y anima esa cara,

que todo ha ido bien, socio.

-Todo ha ido bien...

Iker, ¿se puede saber qué cojones ha pasado?

¿Por qué no habéis intervenido?

Cambio de planes. El operativo se ha suspendido.

¿Cambio de planes? ¿Por qué se ha suspendido todo?

Esta noche nos vemos y te cuento.

(QUINTERO GRUÑE)

-¿En serio, papá?

Qué guay, me encantaría estudiar en el extranjero.

Yo me lo pienso tranquilamente y te digo algo.

Voy a decirle a la escuela

que me preparen los documentos para la convalidación.

No te preocupes. Luego hablamos.

Un besito. Chao.

-Parece que tienes prisa con irte a Barcelona.

-Sí, si me convalidan las asignaturas

ya no tendré ninguna duda.

-Parece que lo tienes claro. -Sí.

He seguido tu consejo y fui a hablar con Olga,

la verdad, me he quedado bastante a gusto.

-¿Habéis discutido? -Discutir discutir tampoco,

simplemente le he dejado las cosas bien claras.

-¿Y ella cómo se ha quedado?

-Pues ha soltado cuatro lágrimas, pero poco más.

Sinceramente, me da igual cómo se haya quedado.

-Vamos, que vuestra amistad se ha ido al garete.

-Sí, pero ha quedado bastante claro quiénes son los culpables.

Así que me voy a Barcelona limpia por dentro.

Nueva vida, nuevos amigos.

Hola, Nacha. -Hola, Paty.

-Hola, Nacha, ¿qué quieres? -Hola, María,

¿me pones un zumo de naranja, por favor?

Oye, María, ¿cómo es eso que Paty se va a Barcelona?

-Bueno, Max le ha encontrado una escuela

que le convalidan algunos de los estudio,

y tiene ganas de cambiar de aires.

-Ah.

Qué raro, ¿no?

¿Tú sabes si ha pasado algo con Toni?

-¿Por qué me preguntas eso?

-Porque desde ayer está como un alma en pena por la comisaría.

-A ver, yo...

yo no te lo he dicho,

pero Paty pilló a Toni con Olga dándose el lote en el Moonlight.

-Mmmmm...

Qué fresquito está el zumo.

Paty, ¿cómo así que te vas a Barcelona?

-Porque la última vez me fue bastante bien y quiero repetir.

-¿Y es porque te fue muy bien o...

porque te has peleado con Toni?

-¿Qué pasa, te ha contado él algo? -No, contármelo no,

pero está que no le llega la camisa al cuerpo.

El pobre está con un disgusto que no veas.

-¿Disgusto, él?

Disgusto el mío, que lo pillé enrollándose con mi mejor amiga.

Para que veas la clase de individuo que tienes a tu lado.

-Ya, ya me voy dando cuenta, sí.

-Que lo aproveche con otra.

-Paty, cariño, que los vasos no tienen culpa.

-Oye, Paty, ¿tú te acuerdas que hace unos meses

yo estuve a punto de dejar la policía?

-¿Por qué me cuentas esto ahora?

-Porque me alegro de no haber tomado la decisión en caliente.

¿Y sabes por qué no lo hice?

Porque la gente que me quiere me ayudó a reflexionar

y a no precipitarme, y me alegro mucho

porque a día de hoy sigo aquí.

-Yo también me alegro, Nacha.

¿Ves cómo ella sí hace caso de los gente que le quiere,

de los consejos que le dan?

-Sí, pero no te confundas, que esta decisión no es inmediata.

Pero tengo cada día más claro que me voy a pirar.

-Y no piensas en los que nos quedamos.

-Te voy a dar tiempo de sobra para que encuentres un sustituto.

-Paty, no es por eso, lo sabes de sobra.

-Y si hace falta entrenarlo yo lo entreno.

-¿No te das cuenta que no es por eso?

No quiero que tomes una decisión de la que te puedes arrepentir.

-Y dale...

Yo de lo único que me arrepiento es...

Es de muchas cosas.

-Bueno, chicas...

Aquí te dejo lo del zumo, que tengo que volver al curro.

-Oye, Nacha,

ni se te ocurra decirle a Toni que me voy a Barcelona.

-Tú sabes que yo soy como una tumba.

Pero piénsalo bien y no tomes decisiones de esa manera.

Y ánimo. -Ya.

-Chao.

-Chicos, ¿hemos decidido ya? Muy bien.

-¿16 años?

-16 años,

y estaba de siete meses cuando ingresó en el hospital

quejándose de un fuerte dolor de barriga.

-Pero ¿no sabía que estaba embarazada?

-Ella sí lo sabía, pero no se lo había dicho a nadie,

ni a sus padres ni a sus amigos ni a nadie.

Y lo peor es que no suelta prenda de quién es el padre.

-¿Y tú crees que ha podido ser un abuso?

-Pues...

yo creo que sí.

Me fui al hospital para interrogarla

y ella estaba cerrada en banda,

pero luego, por lo que me contó,

infiero que van por ahí los tiros.

-Muy fuerte, muy fuerte, la de cabrones que hay en este mundo.

-Ya te digo,

si hubiera que extrapolar el número de cabrones

resultante de los casos de la UFAM,

vamos, estábamos listos. -Ya.

Espe, yo te veo un poco chafadilla.

¿Es por el caso de la cría o ha pasado algo más?

-Ha pasado algo más, pero no tiene importancia.

-Que has discutido con Pablo.

-No he discutido con él, no va por ahí.

Tiene que ver con Pablo, pero...

-Ya, y no me lo vas a contar.

-Tío, es que...

¿a ti te parece normal que con el tiempo que llevamos saliendo...?

-Semanas. -Semanas, tío.

¿Te parece normal que esté pensando en formar una familia,

en irse a una granja al campo con perro, niño...?

-Normal, normal, no me parece,

pero cada uno tiene sus sueños.

-Sí, pero cuando ha pasado un poco más de tiempo, digo yo.

Antes de todo ese sueño de casa, niños, perro y todo el equipo,

habrá que conocerse, divertirse, viajar.

-Ya. Yo lo que creo es que...

En vuestra relación manejáis velocidades distintas.

Igual deberías hablar con él antes de que os peguéis el tortazo.

(Puerta)

-Hola, cariño.

Espero que no hayas tomado el postre.

-Pues no, todavía no. Pasa.

-Hola, Pablo.

-Hola, Fede, ¿quieres un poquito de helado?

-Pues no, ya he cenado,

y he quedado con unos colegas para tocar, así que...

-Claro, me dijo Espe que tú eres músico.

-Sí, amateur.

Gracias a Espe recuperé un poquito la afición

y las ganas. -No te lo creas, es un crack.

-Cuando vayas a dar un concierto me avisas y así te veo en acción.

-Todo se andará.

Venga, que lo paséis bien.

-Tu helado favorito. No sé, ¿te apetece?

-Me encanta que me des estas sorpresas tan dulces.

¿Quieres que lo ponga en un bol,

o cojo unas cucharas y lo tomamos directamente del bote?

-Dos cucharitas.

(ESPE SUSPIRA)

-Pues... a ver, no sé muy bien cómo empezar, pero...

me gustaría pedirte disculpas por lo que te dije en la ferretería.

-No me dijiste nada que me molestara.

-Sí, me dio la sensación de que

te había agobiado con el tema de los hijos,

y lo último que quiero es agobiarte.

-Pues no volvamos a hablar del tema y punto.

-Yo solo quiero tranquilizarte,

Cariño, yo quiero tener hijos,

pero solo cuando los dos estemos de acuerdo.

-Esto está delicioso, de verdad, qué rico.

-Por ahora lo único que quiero es estar contigo,

disfrutar de estar a tu lado, de estar juntos...

-Pues come y calla. -No tengo prisa.

-Pero el helado se está derritiendo. -Ya lo sé.

Yo quiero que te quede clara una cosa,

que yo pienso lo mismo que tú.

que yo creo que tener un hijo no puede ser fruto de un accidente.

-Pues cómete el helado o bésame,

pero deja de ser un plasta.

(Puerta)

Pasa, Iker, pasa.

Antes de que digas una palabra

quiero que sepas que estoy muy cabreado.

¿Se puede saber qué carajo os ha pasado? Lo teníais ahí,

solo teníais que trincarlo, ¡maldita sea!

Llevo más de una semana jugándome la vida con todo este asunto,

y ese tío me podía haber matado delante de vuestras narices,

sin importarle una mierda ni a él ni a vosotros, ¡joder!

¡Se puede saber por qué demonios lo habéis dejado escapar!

¿Ya? ¿Te has desfogado? ¡Sí, ya me he desfogado!

Y estoy deseando escuchar lo que me tengas que decir.

Si me dejas hablar te lo contaré. Habla.

Recibimos la orden de cancelar la misión.

¿Por qué? Eso es información confidencial.

Que es información confidencial, la madre que me parió.

¿Me vas a decir que es información confidencial?

Sabes que me estoy jugando la vida con esto,

¿y tú me saltas con que es información confidencial?

¿Sabes lo que te digo? Lo dejo.

Dile a Fidalgo que me devuelva a la cárcel ahora mismo,

no seguiré colaborando con vosotros en estas condiciones.

Está bien, te lo contaré,

pero insisto, es confidencial, ¿vale?

Habla.

No pude avisarte porque la orden llegó

cuando Konchalovsky ya tenía la droga

y hubiese sigo peligroso para ti.

Iker, ve al grano, todavía no me has dicho por qué carajo

lo habéis dejado escapar.

El CNI ha descubierto que las drogas son una minucia

comparado con lo que prepara el ruso.

Ha empezado a traficar con material militar.

¿Qué? Principalmente

armas obsoletas del ejército: explosivos,

restos de los conflictos de Ucrania y Chechenia.

¿Y qué se supone que hace después con esas armas?

Venderla a mercenarios en guerra en diversas partes del globo.

Y en su catálogo también hay armas químicas.

¿Armas químicas? Pero ahí no acaba la cosa.

¿Todavía hay más?

El CNI también ha descubierto

que una célula yihadista planea atentar en España.

Y supongo que vosotros creéis que es Konchalovsky

el que les va a proporcionar las armas a esos yihadistas?

Así es.

¿Entiendes ahora por qué las drogas han pasado a ser un mal menor?

Necesitamos detener a Konchalovsky

cuando les esté vendiendo las armas a esos terroristas.

Ya, Iker, pero yo creo...

Sinceramente, yo creo que os habéis equivocado conmigo.

Yo he sido un traficante, sí,

pero soy un tío de barrio,

un tío muy sencillo,

con una empresa más bien pequeña,

y tú me estás hablando de células yihadistas

de armamento químico, de...

Todo eso es demasiado grande para mí, yo no estoy preparado para esto.

Quintero, tú eres la única persona en España

que ha conseguido conectar con el ruso.

Te has ganado su confianza, y eso para nosotros es oro.

Solo podemos seguirle la pista a través de ti.

Y tampoco te pedimos mucho,

simplemente que sigas ganándote su confianza,

confraterniza.

Dile que vais a hacer grandes negocios con las drogas.

Te equivocas, Iker, me estáis pidiendo demasiado.

Demasiado.

Quintero, si de verdad quieres recuperar tu libertad,

tendrás que seguir colaborando con el CNI.

Así están las cosas.

Lo siento.

(Puerta)

Hola, cariño.

-¿Qué haces aquí? Creía que estabas en el baño.

-Quería darte una sorpresa.

Es Fede el que está en el baño. ¿Por qué no te vas a la cama?

-Antes tengo que coger el bolso, que me tomo la píldora con el desayuno.

-Claro.

-¿Qué haces?

-Pertenece a una cadena de WhatsApp.

"Primero fue Rita, después Carolina y Susana,

¿quién será la siguiente?

Por nuestras hijas, hermanas y madres movilízate,

únete a la caza del estrangulador".

Lo que nos faltaba.

El organizador se hace llamar Apolo,

y su avatar es un arco con una flecha, ¿no le suena de algo?

Sí, Apolo, el dios de las artes.

Pero también es el protector contra las fuerzas malignas.

¿Me estás diciendo que estamos ante una especie de secta?

¿A ti quién te ha dicho que vamos a pagarles a los Morales?

-Es el porcentaje que íbamos a pagarles al asociarnos con ellos.

-Pero tú sabes que ese desgraciado

nos despreció que por eso tuvimos que amenazarle.

-Mamá tiene razón,

esos tíos no se merecen nada.

-Es un "cagao" que se esconde en las faldas de su mamá.

Anoche seguro que tu mamaíta te tiró de las orejas, ¿a que sí?

-Mira, chaval, te he perdonado la vida una vez,

pero no me toques los huevos.

-¿Por qué no te vas a casa? Juan está a punto de llegar

y los dos podemos ocuparnos del pub. -¡No me digas lo que debo hacer!

-Si necesita irse a Barcelona con su padre yo no lo voy a impedir.

-Pues yo tengo que hablar con ella como sea,

y si no la localizó llamaré a su padre.

-Tú misma, pero yo no lo haría.

-No me digas que se va a ir por mi culpa.

-Por tu culpa no, por nuestra culpa.

No quiero perderla, Toni, y ya no sé cómo resolver esto.

-Vosotros podíais ser un poco más discretos, ¿no?

Es Cifuentes, igual ha pasado algo con papá.

Eduardo, dime, ¿ha pasado algo?

¿Lo sabe Antonio?

Vale. ¿Y cómo se lo ha tomado?

No sabes las ganas que tengo de que termine todo esto

y poder pasar por tu casa para verlo y echar una tarde entera con él.

Pronto podrás venir.

Eso espero, hija.

(Teléfono)

Disculpa.

Es él, Konchalovsky, tengo que cogerlo.

¿Sí?

-"Eres un cerdo, Quintero,

la droga que me vendiste es una mierda.

Te vas a acordar de esta, nadie se burla de mí".

-Te va a encantar lo de la huerta.

¿Cuántos metros decías que tienes? -Unos 30 metros cuadrados.

-Pues vas a necesitar ayuda,

¿por qué no se lo dices a tus hijos? -No tengo.

-Pues yo hubiera jurado que sí, tienes pinta de ser una madraza.

-Si te soy sincera, no tengo ningún instinto maternal.

¿Ocurre algo?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 454

Servir y proteger - Capítulo 454

21 feb 2019

La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que gira la vida personal y profesional de sus compañeros y los casos policiales que afectan al barrio.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 454 " ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 454 "
Programas completos (479)
Clips

Los últimos 1.609 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 476 Completo 58:10 100% ayer
    Capítulo 476 ayer La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 475 Completo 58:15 96% pasado viernes
    Capítulo 475 pasado viernes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 474 Completo 57:35 93% pasado jueves
    Capítulo 474 pasado jueves La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 473 Completo 56:52 100% pasado miércoles
    Capítulo 473 pasado miércoles La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 472 Completo 57:45 100% pasado martes
    Capítulo 472 pasado martes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 471 Completo 57:08 100% 18 mar 2019
    Capítulo 471 18 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 470 Completo 58:10 98% 15 mar 2019
    Capítulo 470 15 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 469 Completo 58:07 98% 14 mar 2019
    Capítulo 469 14 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 468 Completo 54:39 98% 13 mar 2019
    Capítulo 468 13 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 467 Completo 58:10 99% 12 mar 2019
    Capítulo 467 12 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 466 Completo 58:10 100% 11 mar 2019
    Capítulo 466 11 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 465 Completo 56:11 92% 08 mar 2019
    Capítulo 465 08 mar 2019 Konchalovsky retiene a Quintero e Iker y está decidido a matarlos. Mientras, en comisaría, intentan localizar al mafioso. Sara y Álvaro preparan su primera cita como pareja.
  • Capítulo 464 Completo 55:30 95% 07 mar 2019
    Capítulo 464 07 mar 2019 El CNI se dispone a detener a Konchalovsky. Tras el caso de los cangrejos chinos, la policía descubre una trama de tráfico de personas. Espe empieza a pensar que ha llegado la hora de cortar con Pab...
  • Capítulo 463 Completo 57:49 96% 06 mar 2019
    Capítulo 463 06 mar 2019 Mientras continúa la búsqueda del armamento químico, Konchalovsky cita a Quintero para la mañana siguiente. Elvira convence a Álvaro de que no acuda a la policía. Harta d...
  • Capítulo 462 Completo 57:18 98% 05 mar 2019
    Capítulo 462 05 mar 2019 Quintero consigue colocar un localizador en la chaqueta de Konchalovsky. Silvia y Fede encuentran a Kim, pero el caso se complica. Elvira y Ricky deciden dar un escarmiento a Manzanedo. Bremón decide coger...
  • Capítulo 461 Completo 57:32 99% 04 mar 2019
    Capítulo 461 04 mar 2019 Iker pide a Quintero que coloque un localizador a Konchalovsky. Silvia y Fede descubren el enlace de la mafia que controla el tráfico ilegal de cangrejos. Elvira presta dinero a un ludópata. Pablo a...
  • Capítulo 460 Completo 58:26 92% 01 mar 2019
    Capítulo 460 01 mar 2019 Para indignación de Silvia, Miralles la aparta del caso del estrangulador y le asigna a uno de tráfico ilegal de cangrejos chinos. Konchalovsky contacta con Quintero y accede a venderle armas con un...
  • Capítulo 459 Completo 56:56 94% 28 feb 2019
    Capítulo 459 28 feb 2019 La policía sigue el rastro de Pedro Aparicio, que se ha dado a la fuga. Toni se recupera del navajazo. Olga pide a Paty que le acompañe al hospital. Elvira intenta que Álvaro vuelva a casa.
  • Capítulo 458 Completo 56:19 100% 27 feb 2019
    Capítulo 458 27 feb 2019 La investigación de Alicia y Silvia comienza a dar sus frutos. Sabiendo que le pisan los talones, Pablo decide pasar a la acción. Pedro recibe una llamada en la que acusan a Luis Soler de ser el est...
  • Capítulo 457 Completo 55:20 100% 26 feb 2019
    Capítulo 457 26 feb 2019 La policía averigua quien está detrás de las patrullas ciudadanas. Mientras, Pedro molesta a Sara y Luís interviene. Miralles pide a Alicia y Silvia que averigüen que tienen en co...