www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4932009
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 423 - ver ahora
Transcripción completa

No sabes la cantidad de vecinos que ha venido hasta la ferretería

para arreglar sus cacharros.

-Yo todavía no. -Cuando quieras

-La ternera al curry te ha quedado estupendamente,

a Pablo le ha encantado.

-Sí, a Pablo le ha encantado la ternera al curry,

y a ti te ha encantado Pablo.

-No veo la necesidad de convocarme hoy si me incorporo mañana.

No creo que el trabajo en esta comisaría sea muy distinto

al que hacía en otros destinos. Cada comisaría es un mundo.

Tú has colado a este tipo, y le vas a dar un trato de favor

porque es tu amigo.

-No, no, yo trato a todo el mundo por igual.

Mercedes, es fundamental que la atención al ciudadano

sea lo más profesional posible.

Creo que tu actitud es manifiestamente mejorable.

No tendré en cuenta tu salida de tono

porque es tu primer día de trabajo.

¿Qué pasa, Paty? Hoy no necesitas ayuda por lo que veo.

-Igual cuando cierre el bar sí.

-¡Toni! -Este es mi Toni.

-Sí, y el mío también.

-¿Entonces, qué? -Pasamos de él.

Yo por lo menos. -Sí, sí, pasamos de él.

-Me he pillado de dos chavalas

y no sé qué decidir y me estoy volviendo loco.

-Sopesa qué tienes en común con cada una de ellas.

-¿Conoces a The Little Beast?

-Ojalá vinieran a Madrid a tocar dentro de poco.

-¿Me estás vacilando? ¿No sabes que tocan esta noche en Madrid?

-¿En serio? No me he enterado de nada.

-Tronca, ¿vamos juntos? -¿A qué hora es?

-A las diez.

-No es darle plantón. Con tu madre puedes quedar cualquier día,

pero el concierto no se puede mover.

-No hace falta que me convenzas de nada, Olga,

yo estaría encantada de ir,

pero es el cumpleaños de mi madre y no...

voy a dejarla sola a la pobre.

-Será mejor que salgas a tomar el aire.

-No te pago para que hables sino para atender la barra.

-Vamos... -¡No me toques!

-¡Chaval, vamos a calmarnos un poquito!

He estado repasando su ficha,

y tiene varias detenciones por alteración del orden público,

conducción temeraria, e incluso una condena

por un delito leve de daños.

Me da mala espina todo lo que tiene que ver con esta familia.

Te diré más,

Elvira Soler me intriga especialmente.

Lo reconozco, Álvaro me encanta.

-¿Por qué no pasas a la acción? -Porque solo tiene ojos para otra.

¿No vas a quedar con esa chica para la inauguración del taller?

-¿Qué chica? -Una amiga, mamá.

¿Qué haces aquí? -Venía a conocer el taller,

pero veo que estás ocupado. ¿Me la presentas?

-Sí, claro. Silvia, es Luis, mi hermano mayor.

-Hay algo de Álvaro que tienes que saber,

la chica con la que está saliendo. Es inspectora de policía.

¿Qué queréis? Te queremos a ti.

-Tal vez Alicia salió a dar un paseo

y usted está sacando las cosas de madre.

Yo le digo que le ha pasado algo grave de verdad.

Utilice sus contactos para investigar a Konchalovsky

y su organización.

Es acerca del muchacho de 15 años que abatió durante la misión,

Yuri Konchalovsky.

¿Era familiar de Kiril Konchalovsky? Es su único hijo.

Marcelino, cariño... -Pero ¿qué le han hecho?

Si lo que quiere es vengarse de mí,

en su lógica criminal lo que primero querrá hacer es torturarla.

¿Qué decía Fidalgo?

Que el CNI se hace cargo de la investigación.

Nosotros no podemos intervenir.

Que Quintero y Oleg hayan tenido negocios en el pasado,

podría allanarnos el camino de la investigación.

Debes ayudarnos a encontrar a Oleg Ivanov,

es la mano derecha de Konchalovsky.

Sospechamos que ha entrado en España

para hacerse cargo del secuestro de Alicia,

y la vía más rápida de encontrarla es a través de Ivanov.

(Música emocionante)

¿Por qué Alicia?

La muerte del hijo de Konchalovsky es la causa,

y yo fui el responsable.

Un padre que busca venganza siempre resulta muy peligroso.

En el mail que me mandó ponía: "Glaz za glaz".

Ojo por ojo.

¿Te sigue pareciendo un montaje para hacerte colaborar con nosotros?

No.

Sería demasiado retorcido, incluso para el CNI.

Quintero...

necesito que me cuentes todo lo que sabes sobre Oleg.

No soy policía,

nada de lo que digas quedará registrado.

Si eso te preocupa,

nadie podrá acusarte ante un tribunal.

Me importa una mierda lo que pueda decir un juez el día de mañana.

Ahora mismo, lo único importante es que la vida de mi hija está en juego.

Te diré todo lo que sé. Entonces, hazlo ya.

Un cruasán.

¿Se puede saber qué es lo que estás haciendo?

¿Es que no has aprendido nada?

-Te juro que no quería hacerlo,

pero no sabía cómo decírselo a Olga, de verdad, no sabía.

-Pero ¿qué dices? Te hablo de los servilleteros,

que parece que estás rellenando un pavo.

-Ah...

Perdona, estoy un poco despistada.

-¡El cruasán! -Vale.

-No estás despistada, tú estás ida.

A ver, ¿qué ha pasado con Olga?

-No ha pasado nada. -Paty, que no soy tonta.

Te pregunto por los servilleteros y tú mencionas a Olga.

¿Qué ha pasado?

-Que he hecho algo horrible.

Algo horrible.

¿Sabes cuando te he pedido que me dejaras salir un poco antes,

que iba a un concierto acompañada?

-¿Ibas con Olga y al final no puede?

-No es eso, a Olga le encantaría venir conmigo.

Pero yo voy con Toni.

Y lo peor es que Olga no sabe y yo nos sé cómo decírselo.

-Vamos a ver, alma de cántaro,

¿no quedasteis en que ninguna de la dos volvería a salir con Toni?

-Sí, precisamente por eso. Yo ahora mismo me siento...

Me siento culpable, traidora, una mala amiga...

-Y muy ilusionada.

Te conozco como si te hubiera parido.

-Pues sí, claro que lo estoy.

Y eso me hace sentirme peor todavía.

Estoy por irme corriendo a ponerme guapa para el concierto,

o ir corriendo a Alaska y no parar.

¿Tú qué harías?

-Si te sientes tan culpable por haberle mentido...

a lo mejor cancelar el concierto, ¿no?

-Pues sí.

¿Cómo lo hago? ¿La llamo, le escribo un whatsapp...?

-No va a hacer falta, viene por ahí.

Decisión, decisión y decisión.

-Decisión, decisión, decisión. -¿Qué pasa, Paty?

¿Preparada para ver a The Little Beast petándolo fuerte?

-No voy a poder ir, lo siento muchísimo,

mira cómo tengo el bar. -¿Cómo que no puedes ir?

-No voy a poder.

Y no voy a ir con la ropa de haber estado currando todo el día.

-Hoy no me pillas, chaval. Mira.

La camiseta oficial del tour de The Little Beast.

-No.

-Agotadísima, una para ti y otra para mí.

-¿En serio?

¡Me encanta, es una pasada?

No sé qué decir.

Y si quieres que te ayude para aligerar el curro,

me meto y te ayudo. Más facilidades no te puedo dar.

-No va a hacer falta.

Déjame ver si María me deja salir un rato antes.

Que conste que yo lo he intentado.

-Sí, ya he visto que cuando pones decisión, decisión y decisión...

Anda, vete y pásatelo bien.

-Ni una palabra a nadie, por favor.

Gracias, María, ¡eres un sol!

Venga, nos vamos.

-Muchas gracias, María.

Y os asociasteis para que moviera tu droga por la zona.

Cuéntame algo que no sepa, por el amor de Dios.

Éramos amigos.

Nos llevábamos bien, teníamos buena relación.

Nos respetábamos.

Incluso salíamos juntos a cenar o de copas

por los locales más exclusivos de Marbella,

hasta que tuvimos un desencuentro y todo se acabó.

¿Qué pasó?

Fue por un camello de poca monta, un tipo al que llamaban Casper.

Se pasó de listo. Nos dijo que había perdido un fardo y...

Nos comentó que...

se lo dio a un par de agentes de aduana

que lo habían pillado para que mantuviera la boca cerrada.

¿Oleg se lo creyó? No.

Esa tarde envió a uno de sus matones

a su casa y en un simple registro encontró el fardo.

A la mañana siguiente

su cadáver apareció tirado en mitad de una plaza

con una bolsa de plástico en la cabeza.

Lo dejaron abandonado para que sirviera de escarmiento.

Unos días después me enteré que fue Oleg el que lo había hecho.

Y que la bolsa de plástico

no era más que su firma.

Empiezo a hacerme una idea de cómo es ese tío.

A partir de ahí empecé a darle vueltas a la cabeza,

a ver de qué forma podía romper nuestra asociación,

la sociedad que tenía con él de una forma amistosa, no sé...

Lo único que se me ocurrió fue

decirle que los gibraltareños estaban amenazando con una guerra,

y que lo mejor sería que nos separásemos,

para que no terminase salpicándole toda la historia.

Afortunadamente se lo creyó,

y hasta el día de hoy no hemos vuelto a hablar.

Que Konchalovsky haya enviado a Oleg a secuestrar a Alicia

no es nada tranquilizador. Si en aquel momento

llego a imaginarme que algo de esto podría estar pasando,

te juro que lo habría matado con mis propias manos.

Pero no puedo volver atrás, maldita sea.

Estoy aquí encerrado y ahora mismo no puedo hacer...

nada por mi hija.

Igual te interesa escuchar mi propuesta.

¿Qué propuesta?

Tenemos un punto de partida. Si dices que rompisteis amistosamente,

podíais volver a retomar el contacto.

¿Pretendes que le envíe cartas desde aquí?

¿Qué crees que hago aquí, Quintero?

Con lo que me has contado, es evidente que el CNI te necesita.

La casa tiene recursos suficientes para sacar a cualquier de la cárcel.

Eso el CNI solo lo hace con la gente que le interesa.

Y tú nos interesas, a mí particularmente.

Pero sobre todo a Alicia.

¿Puedo contar contigo?

Hola, María.

¿Dónde está Paty?

-Pues... ¿Por qué lo preguntas?

-Porque estaba aburrida en la biblioteca y quería verla.

-Pues se ha ido hace un rato. -¿Y sabes dónde ha ido?

-¿Y por qué voy a saberlo?

Ni que Paty me contara dónde está en cada momento.

-Y ahora ponéis así las servilletas en La Parra.

-No. Perdona, no tengo la cabeza en su sitio.

-Supongo que Paty se ha ido con su madre. Me dijo que es su cumple.

-Claro. Me ha pedido un rato...

antes salir porque iba a comprar una tarta.

-¿Una tarta? ¿Por qué no me la ha encargado a mí?

-No, una tarta no, un regalo. iba a comprarle.

-Ah...

Pues ya me paso mañana a verla. -Venga.

-Chao. -Adiós.

Yo estoy muy mayor para esto. Yo ya no tengo edad para esto.

-Así que Álvaro sabe que esa chica es poli y no le importa.

-No me siento orgulloso de habértelo contado.

-Has hecho bien.

Has protegido a tu familia,

cosa que Álvaro parece que no quiere hacer.

Sabe perfectamente que esa relación no nos conviene.

-Álvaro parece que vive en la inopia.

No quiere pensar. Se conforma con su taller y...

-¿En serio? Joder...

Cada vez que entro os calláis.

No perezco de esta familia. -No empieces.

-Si no confiáis en mí, no me encarguéis el palo de esta noche.

-No quiero cagadas.

El robo al salón de juegos tiene que ser limpio.

Planeadlo bien. No quiero que la policía

vuelva a poner el foco sobre nosotros.

-Mamá, lo tengo todo controlado.

¿Me vais a contar ahora lo que pasa?

-Yo creo que es muy bueno que Ricky lo sepa.

Primero porque todos debemos estar alerta,

y segundo porque es de justicia.

Si vosotros criticáis sus errores,

él tiene derecho a criticar los vuestros.

-¿Me vais a decir lo que está pasando, sí o no?

-Que Álvaro se está metiendo en un lío.

Mejor dicho, nos va a meter en un lío a todos.

-Se trata de la chica de la que se ha encaprichado.

-¿No os estaréis refiriendo a Sara? -Que no...

Que es la chica con la que se besó en el pub.

Tú mismo me dijiste que Sara los vio.

-Sí. ¿Y qué pasa con ella?

-Es inspectora de policía.

Se llama Silvia Orestes, no sé si te suena.

-Silvia Orestes vino a interrogarme al bar

cuando intentaba montar el negocio en internet con Rubén.

-Esa misma. ¿Qué te parece?

-Me parece que Álvaro ha marcado un punto, porque está muy buena.

Pero me parece que es un hueso que flipas.

-Peor que eso. Tiene pinta de ser la típica poli insobornable.

-En resumen, la típica persona

que nos conviene tener a kilómetros de distancia,

y Álvaro se empeña en meterla en casa.

-Yo no me preocuparía tanto, ya sabéis cómo es Álvaro,

nunca repite. Seguro de que se le pasa en seguida.

-Los he visto juntos y esta vez es diferente,

si no, no estaríamos hablando de esto. Conozco a Álvaro.

Se está pillando de verdad por esa chica.

-¿Y tú de qué te ríes? A mí no me hace ninguna gracia.

-¿En serio te crees lo que te dice Luis? Venga, por favor.

¿Desde cuándo Míster Soso es un experto en el amor?

Se pasa el día encerrado haciendo números.

-Porque tengo cabeza, no como tú. -Basta ya, chicos...

Tenemos un problema con Álvaro y lo tenemos que solucionar juntos.

-¿Qué quieres que hagamos? -De momento nada.

Vosotros dedicaos al golpe de esta noche.

Preparadlo bien, que nada os distraiga.

Ya me ocupo yo de Álvaro.

-Debes pensar que soy un bicho raro

trayéndote un tocadiscos tan antiguo.

-Para nada, debes tener tus razones.

Seguro que es un recuerdo de familia.

-Sí, me lo regaló mi abuela.

-Pensé que te lo regalaron tus padres.

-Bueno, de familia es.

-No hay nada como el sonido de un vinilo.

-Eso pienso yo también. Le digo siempre a Fede

que me gusta más cómo suenan los vinilos en estos aparatos,

que cualquier CD. -Sí, porque estos tocadiscos

los hacían para que durasen toda la vida.

No tiene nada que envidiar a un smartphone de hoy en día.

Es sonido analógico de calidad, por eso han vuelto los vinilos.

-Eres una caja de sorpresas, sabes de ferretería, de electricidad,

de electrónica...

Si haces que esto funcione me vas a dejar sin palabras.

-Pues ya está arreglado. -¿En serio? ¿Ya

-Mira, gira.

-Es verdad, da vueltas el plato.

-Sí, había un poco de cardenillo en el sistema,

pero creo que ya funciona.

-Pues qué rápido. No sabía que ibas a terminar tan pronto.

-¿Te vas a quejar del tiempo que he tardado en repararlo?

Pero si quieres lo vuelvo a abrir y le echo un vistazo otra vez.

-No me importaría.

-¿Lo estás diciendo en serio? -No, es broma.

Te pago, que tengo que irme a comisaría.

-Son 22,50.

-Pues a ver...

Aquí tengo 25...

Oye, a lo mejor te traigo...

más aparatos que encuentre en casa, para ver si me los arreglas.

¿Te importaría? -No, claro. Cuando quieras.

Me encantará volver a verte.

-Pues muy bien. Muchas gracias. Chao.

-Espe...

el tocadiscos.

-¡Qué cabeza tengo!

-Así lo llevas bien. -Pues gracias.

-Que tengas un buen día.

-Enhorabuena.

-¿Por? -¿Por?

Esa chica está loquita por ti.

Y a ti también te gusta, se nota.

-Bueno... -No pasa nada.

Parece muy maja.

-Es que cuanto más la conozco más me gusta.

-Pues mira qué bien. Quién sabe,

a lo mejor es la mujer que buscas para crear un hogar

y tener una familia numerosa.

No me puedo imaginar lo que estará sufriendo Alicia.

Buenas tardes.

Buenas tardes, general. ¿Novedades sobre Alicia?

No.

Nuestros expertos analizaron las cintas que nos proporcionaron

de las cámaras de seguridad de la urbanización,

y no se han podido hallar ningún dato relevante del todoterreno.

¿Y los análisis de Científica no han arrojado nada de luz?

Tampoco. No hay fibras ni huellas sospechosas.

Todo parece indicar

que el secuestro ha sido planificado, limpio y profesional.

¿No se puede confirmar que el responsable sea Oleg Ivanov?

El secuestro es compatible con su trayectoria criminal.

Mi equipo ha usado un software

comparando la fisonomía del hombre encapuchado del vídeo

con los rasgos de Ivanov.

¿Y coinciden? En un 92%.

Aquí tienen una fotografía de Oleg Ivanov.

Necesito que me ayuden a distribuirla.

Aunque no podemos hacer públicos todos los detalles,

cualquier identificación positiva nos podría llevar hasta Konchalovsky.

Querrá decir para llegar hasta Alicia.

¿O está insinuando

que es prioritario llegar al capo ruso antes que a ella?

No sea susceptible, inspectora jefe.

En este caso, una cosa está muy ligada a la otra.

Y si esto es una venganza de Konchalovsky como parece indicar,

dar con él será dar con Alicia Ocaña.

Si pretenden llegar a Konchalovsky a través de Oleg,

primero habrá que dar con Oleg. Obvio.

¿Cómo piensan hacerlo? Nos serviremos de un valioso activo

que se ha sumado a la causa: Fernando Quintero.

Ya saben que tuvo tratos con Oleg Ivanov en el pasado.

¿Quintero nos va a ayudar desde la cárcel?

Mañana leerán en los periódicos

noticias sobre su puesta en libertad.

Y lo entenderán todo. ¿No hay otra forma de hacerlo?

¿Van a conseguir soltar a Quintero

a pesar de todos los delitos que se le imputan?

No se escandalicen tanto y piense un poco en Alicia.

Ya les he dicho que la clave para encontrarla es Fernando Quintero.

Ahora estén con los ojos bien abiertos con esta fotografía,

y esperemos que alguien lo reconozca.

¿Se da cuenta de que lo que nos pide

pone en juego nuestra credibilidad ante nuestros hombres?

Si la clave para liberar a Alicia es Fernando Quintero,

y para eso hay que excarcelarlo estoy de acuerdo,

pero tendremos que establecer una estrategia común.

A nuestra gente le ha costado mucho ponerle las esposas a Quintero.

Si no les explicamos, no van a entender nada.

Y debemos emitir una orden de búsqueda y captura

contra un mafioso ruso,

pero no podemos explicar nada de él, ni por qué se le busca.

No deberían sorprenderse tanto.

No es la primera vez que colaboran con el CNI.

Ya saben que trabajamos con información compartimentada.

Piensen que tienen más información que el resto de comisarías.

Todavía tendremos que darles las gracias.

Le recuerdo que quien está secuestrada

es una inspectora de esta comisaría.

Distrito Sur se ha enfrentado a situaciones peores que esta,

y se ha ganado nuestro respeto.

Solo les pido que tengan la misma profesionalidad

que mostraron en la Operación Valentina.

Si trabajamos codo con codo esto saldrá bien.

De acuerdo.

Supongo que no hay otra forma de hacerlo, ¿verdad?

Bien, veo que vamos en la buena dirección.

Yo no tengo nada más que decirles.

Estaremos en contacto.

Comisario.

Inspectora.

Alicia secuestrada, Quintero liberado,

¿te parece que vamos en la buena dirección?

Bueno, Claudia, nos guste o no nos guste,

por ahora Quintero es la única manera de ayudar a Alicia.

(Puerta)

No.

Deshazte del todoterreno.

También de la matrícula.

Sí, aunque sea falsa.

No quiero correr riesgos. Quémalo todo.

Después consigues una furgoneta.

Mete una pala y dos sacos de cal.

No quiero armas de fuego, yo trabajo con otra cosa.

(HABLA EN RUSO)

No hace falta que finjas.

Ya sé que estás despierta.

La última dosis de benzodiazepina fue suave.

No estoy fingiendo.

Solo evito verte la cara.

¿Tan feo te parezco?

No quiero darte más razones para matarme.

No te preocupes,

ya tengo muchas razones para matarte.

Así que puedes mirarme.

No sé quién eres.

En cambio yo sí, sé quién eres.

¿No dices nada?

Debes tener algunas preguntas que hacerme.

¿Para qué?

Si no me vas a responder.

Y tampoco creo que tú quieras interrogarme.

Si no, no me habrías estado drogando.

¿Cuánto tiempo llevo aquí encerrada?

Un día y medio. ¿Te parece poco?

Para una madre es mucho tiempo sin ver a su hijo, ¿verdad?

Mírala,

la valiente inspectora de policía ahora está muerta de miedo,

porque no sabe ni quién soy, ni qué hace aquí.

He estado inconsciente, pero no soy imbécil.

Desde que me he despertado no has dejado de darme información.

¿En serio?

Es evidente que perteneces a la mafia rusa.

Has estado hablando por tu móvil

en tu idioma.

Y la pantalla de tu móvil tiene los caracteres en cirílico.

Podía ser búlgaro,

también usan los caracteres cirílicos.

He detenido muchos delincuentes búlgaros,

y su idioma y su acento es mucho más duro.

Y al despedirte,

has dicho "do svidaniya". Eso es ruso.

Tengo que reconocerlo,

me impresionas.

¿Qué más has averiguado, chica lista?

Que el secuestro,

la forma de drogarme y de amordazarme,

está claro que soy profesionales.

Y si me mantenéis con vida es porque os soy útil.

Seguramente,

me estáis utilizando como moneda de cambio para hacer pagar a otro.

¿A Iker Lemos, quizá?

Todo esto tiene que ver con lo que pasó en Chechenia, ¿verdad?

Y tú no eres Kiril Konchalovsky, pero trabajas para él.

Ya ves...

una policía no siempre tiene que hacer preguntas

para obtener respuestas.

Ya que eres tan lista, dime quién es este chico.

Se llamaba Yuri, era valiente y noble.

Tenía un gran futuro por delante,

hasta que su marido se lo arrancó de las manos.

Era casi un niño.

Matar un niño es horrible,

pero matar

al hijo único de Konchalovsky es aún peor.

Es un suicidio.

Y si esto es una venganza, ¿por qué no me has matado ya?

Esa es una buena pregunta, inspectora, la mejor.

Y así, torturando a tu familia y tu novio

es lo que gusta a mi jefe.

Jugar al gato y el ratón.

¿Qué vais a hacer conmigo?

Es otra buena pregunta.

La respuesta cuando va a llegar no te va a gustar.

"Do svidaniya"

-Estas fotos son del salón de juegos.

Es un local pequeño, está en una calle estrecha y mal iluminada.

-Anoche un gamberro rompió todas las farolas,

y todavía no las han repuesto.

El gamberro fui yo preparando el terreno.

Esta noche van a cerrar antes,

porque mañana pintan el local y quieren dejarlo recogido.

El golpe tiene que empezar a las nueve en punto.

-Porque a las diez llegan los de seguridad a recoger la recaudación.

Siempre van a la misma hora, no van a cambiar.

Tenemos 60 minutos para desvalijar las cajas.

-Hay que llevar los espráis para las cámaras de seguridad.

-Y las caras tapadas. -Esos es.

-Este es el modelo de tragaperras que tenéis que desmontar.

Aquí está el dinero. Hay seis en el local.

-Vosotros ya sabéis de qué va esto.

Son máquinas progresivas con cerradura trasera.

-Ya me ha dicho Ricky que habéis ensayado cómo abrirlas,

y que lo habéis cronometrado.

Tenéis que abrirlas sin forzarlas y sin romper nada,

después manipular el mecanismo que da los premios,

y sacar el dinero.

-Aquí tenéis un mapa de la planta donde aparecen las máquinas

y las cámaras de seguridad.

Uno para ti y otro para ti.

-Si sale bien podemos sacar un botín de varios miles de euros.

Si sale mal habremos aprendido para la próxima vez.

Lo importante es que no nos cojan. -Va a salir bien, confía en mí.

-Eso espero.

Vosotros id a revisar el material y esperadnos en los coches.

Muy bien.

Has hecho un plan estupendo, sin fisuras y contrastado.

-Bueno, solo espero que la mamá piense lo mismo.

A ver si se da cuenta de que no eres el único con cabeza en la familia.

-Cabeza tenemos todos, pero yo soy el único que la usa.

Tú bebes demasiado y Álvaro está alelado con esa poli.

-¿Podemos volver a la parte en la que me felicitabas?

Gracias. -Cuando volvamos de dar el palo.

Necesito que esto salga bien.

Nos hemos dejado una pasta en material.

Con el porcentaje de estos dos... -Que va a salir bien, confía en mí.

-Bienvenido a su nueva casa.

-Bueno, no está mal.

Comparado con la cárcel parece un palacio.

-No es un regalo, forma parte de su tapadera.

Debe ser un lugar creíble y cercano.

El lugar donde Fernando Quintero elegiría llevar su plácida vida,

para su puesta en libertad.

Yo habría elegido estar en mi propia casa.

-Ella no tiene casa.

Aquí estarás bien.

A ojos de los ciudadanos debe parecer

un hombre dispuesto a tomar las riendas de su vida.

-No siga, general, terminará haciéndome llorar.

No lo tomes a guasa, Quintero.

Debes convencer de tu situación a tus nuevos socios,

para que quieran hacer tratos contigo.

¿Y hasta dónde se supone que va a llegar mi...

supuesta libertad?

Hasta el pasillo de aquí fuera. Ya decía yo.

Agentes especiales te vigilarán 24 horas al día,

haciéndose pasar por clientes y personal del hotel.

¿Estáis hablando en serio?

¿De verdad creéis que voy a intentar escaparme?

Os recuerdo que está en juego la vida de mi hija.

No pienso irme a ningún sitio, por Dios.

-Nos encantaría fiarnos de su palabra,

pero ese tren ya pasó cuando violó nuestro acuerdo

y se fue de Cabo Verde sorteando la protección que le habíamos puesto.

-¡Porque ustedes empezaron violando ese acuerdo!

Usted me prometió que protegerían a mi familia,

pero casi mataron a mi hijo Julio.

Por eso no podía quedarme de brazos cruzados en Cabo Verde.

Bueno, vamos a centrarnos.

Ahora estamos en el mismo barco con el mismo objetivo.

Pero déjame decirle antes algo a Fidalgo.

Escúcheme bien, general. Si estoy aquí es por mi hija,

no por Konchalovsky, ¿le queda claro?

De Iker creo que puedo fiarme, porque en el fondo

tenemos algo en común.

Pero de usted no me fío ni un pelo.

-Me da risa que alguien de su calaña pretenda cuestionarme.

Pero, aun así, le tranquilizaré.

Mi objetivo principal es recuperar a Alicia sana y salva.

Ahora que ya no nos queda ni un minuto que perder, tome.

-¿Qué es esto?

¿De verdad pretende que haga todo lo que dice aquí?

Es el protocolo a seguir en este tipo de operaciones.

Me importa una mierda el protocolo.

Oleg Ivanov esperará encontrar al Fernando Quintero que conoció

en Marbella, en los locales y los sitios de fiesta,

de la Costa del Sol, y no a un actor que sigue un guion.

Yo no sé hacer las cosas así.

-Pues tendrá que aprender.

No hay tiempo para dejar que las cosas fluyan de manera natural.

¿Por qué cree que lo pusimos en libertad con tanta celeridad?

Además, es importante que vuelva a su entorno habitual

lo más rápidamente posible.

Por eso estamos ultimando la adquisición de Transportes Quintero.

-¿Qué?

Le devolveremos su título de propietario.

-Vaya, ¿también voy a recuperar mi empresa?

-No se haga ilusiones, Quintero.

No olvide que esto es una simulación orquestada por el CNI.

Usted no es más que un simple actor.

No cometa el error de creerse su personaje.

-Escúcheme bien, general,

Fernando Quintero no es ningún personaje.

Fernando Quintero soy yo.

Fingiremos que vuelves a activar las rutas del sur.

Intervendremos aduanas

y simularemos que nuestros agentes son corruptos.

Tú solo serás una marioneta en este juego.

Así que...

le recomiendo que vaya ensayando su papel

para la función.

Si quieres que salvemos a Alicia,

tendrás que ponerte en nuestras manos.

No tengo otra opción.

-Si todo va bien, mañana mismo

podrá ponerse en contacto con Oleg Ivanov.

Sé que es arriesgado, pero tenemos que jugarlo todo a una carta.

Y para que salga bien,

usted tendrá que hacer punto por punto lo que dice ahí.

¿Podemos confiar en ti?

Ya he perdido demasiadas veces a mi hija,

ahora que estoy a punto de recuperarla,

no voy a permitir que unos malditos rusos me la quiten para siempre.

¿Entonces qué?

Sí, podéis contar conmigo.

-Vaya empanada dejarte la cartera aquí.

-Es que no sé dónde tengo la cabeza hoy.

Pero va a ser solo un momento.

Mírala, a la primera.

-Mejor habértela dejado a que te la robaran en el concierto.

-Pero me siento fatal porque me has tenido que invitar a las cervezas.

-Sí, te vi sintiéndote fatal allí.

Que han sido un par de cañas, por favor.

Lo he pasado muy bien bailando contigo.

Y viéndote cantar. ¿Por qué no me dijiste que cantabas así?

-Cállate, estúpido.

Yo pago siempre mis deudas, así que te voy a pagar la cerveza.

O no, porque no tengo un céntimo.

Tengo que ir al cajero.

-¿Adónde vas a ir? Estamos a gusto aquí.

Te he invitado porque me apetecía.

-Eso significa que la próxima vez te invito yo.

Cuando quieras, pero te invito yo.

-Vale.

Invítame ahora. -¿Ahora?

¿Pretendes ir a un garito petado de gente con la música a tope?

Yo ya he tenido suficiente fiesta por hoy.

-¿Quién dice de ir a un garito?

Yo estaba pensando en ir a un sitio que conozco que es más íntimo...

Y no tenemos que aguantar a la peña borracha y sudada.

Igual bebemos gratis.

-Ah, ¿sí?

Ese plan me gusta un poco más.

¿Conoces al que pone las copas? -Estamos conociéndonos.

La chavala mola mogollón, de hecho, a mí...

te diré que cada día me mola más.

-Igual no voy porque a lo mejor sobro.

-Lo tienes chungo para no ir.

-Eres tonto.

¿Quieres que te ponga una copa con el bar cerrado

a estas horas de la noche?

-Tú me has dicho que me invitabas cuando yo quisiera.

Pero no te rayes, que no te voy a pedir la licencia,

ni el permiso para poner copas a estas horas ni nada.

-Venga, vale.

Pero no te pondré del ron caro.

-Me puedes poner el que te dé la gana porque no lo diferencio.

Habrá que poner música, que estamos solos.

-¡Chist!

Que María vive arriba, loco.

-Perdón, no me había dado cuenta. -No pasa nada.

-Ven. -¿Qué?

-Casi mejor, así tenemos que estar más cerca para entendernos.

-¿Tú y Fede tenéis previsto salir alguna noche a tomar algo?

-Sí, seguro que sí.

¿Tienes ganas de fiesta? ¿Quieres acompañarnos?

-No exactamente.

Tenía previsto...

-¡Madre de Dios! ¿Cómo has llegado a este nivel?

Con todo esto puedes montar un tenderete en el Rastro.

-Chico, estoy revisando qué funciona y qué no,

si no vamos acumulando trastos inútiles.

-Ya, para llevárselos a quien yo me sé.

-No sé de qué me hablas.

-¿Qué me estoy perdiendo?

-Espe ha arramplado con todos los cacharros que no funcionan,

para llevárselos a su ferretero favorito.

Con decirte que esta mañana

ha sacado un tocadiscos que ganó en una tómbola de beneficencia.

-¿Qué pasa? Si estaba estropeado, habrá que arreglarlo.

-A mí me parece bien, si algo está roto,

se arregla y no hay que comprarlo nuevo.

-Pero la que se ha quedado rota es Espe con su amigo el ferretero.

Lo ha invitado a comer.

-¿Es verdad? Te va el ferretero.

-A ver, no sé...

Es muy majo y es muy guapo...

Tiene unos ojos verdes muy bonitos, muy claros...

-Se ha quedado con lo de los ojos verdes.

-También tiene una sonrisa preciosa.

¿Y sabes lo más importante de todo? -No.

Que creo que yo también le gusto.

Y cuando eso ocurre hay que aprovechar.

-Di que sí. Yo voy a buscar cacharros de los 90,

todo lo que se pueda arreglar.

¿No ves que yo te entiendo?

Es que estoy igual.

-Anda...

Por eso me preguntabas cuándo vamos a salir Fede y yo.

¿Quieres que te dejemos la casa para ti sola?

-Pensaba preparar una cena, invitar a Álvaro, unas velitas...

Pedirte una de tus recetas. -Estupendo.

-¿Y él qué tal?

¿Ya te ha invitado a casa? -No, eso es imposible.

No hay privacidad, vive con su madre y sus hermanos.

-Tranquila, tú nos haces una señal, te despejamos la casa,

y puedes hacer tu cenita romántica.

Igual la siguiente es Espe. -Bueno, quién sabe.

¿Y tú no tienes nada a la vista?

-Cuenta.

-Déjalo que se vaya, que a veces es de un reservado que...

-¿Qué pasa?

-Oye, ¿el DVD funciona bien?

-Yo creo que iba mal de arranque.

-Pues perfecto, porque esto es media hora más con mi ferretero guapetón.

-Espe...

Qué fuerte eres.

-El concierto ha estado guapísimo, pero para mí, sinceramente,

The Little Beast no es lo que era ni de lejos.

El concierto del año pasado fue un desfase.

-El concierto del año pasado fue increíble,

el sonido era superpotente...

-¿Me estás diciendo que tú también fuiste?

-Es uno de mis grupos favoritos, claro que fui.

¿Sabes que tengo el "Alive" de Chicago?

-¡Qué va! Ese esta agotadísimo.

-Lo sé. Cuando quieras te lo dejo.

-Vale.

-Aunque, también te voy a decir una cosa,

desde que echaron al batería no ha sido igual.

-No sé por qué lo echaron, era un crack.

-Porque no se tenía de pie en los conciertos.

¿No viste que el año pasado se quedó sobado en la tercera canción?

-Eso fue parte del show. -Que no fue parte del show.

Iba tan pedo que se quedó dormido. -¿En serio?

-¿No te diste cuenta? Hubo varias canciones

que no había percusión, ni batería ni nada.

Hasta que los del "backstage" consiguieron despertarlo.

Fue increíble. Vaya risas que me eché con Olga.

-Paty, ¿estás bien?

-Es que...

Estaba pensando que a Olga le hubiera encantado venir al concierto.

-Si Olga hubiera querido ir al concierto

podría haber ido por su cuenta y yo no la vi allí.

-No, Olga me dijo de ir juntas.

Y no me atreví a decirle que iba contigo.

Así que...

Le mentí. Soy una egoísta.

-No te tortures.

Yo creo que sé por qué no la avisaste.

Porque tú y yo teníamos una cita pendiente.

Nos la merecíamos.

-¿Cómo estás tan seguro de eso?

-Porque yo me sentía igual.

-Eso no me ayuda a sentirme menos culpable.

-Paty...

escúchame.

Tú te lo has pasado bien esta noche,

bailando conmigo y haciendo el capullo en el concierto.

Y en el pub que me ha abierto mi amiga la encargada.

¿Sí o no?

-Sí. -Yo también.

-Así que...

lo único que te puedo decir es gracias, porque...

igual sin esa mentirijilla...

esta noche no habría sido posible.

-Tienes que reconocerlo,

por un momento has pensado que la hemos cagado

y se te han puesto de corbata.

-Ya te digo, demasiados imprevistos.

Que justo hoy hayan ido media hora antes a por la recaudación...

-Lo peor ha sido cuando se me ha atascado el cajetín,

pensaba que nos iban a pillar de canteo.

-Ha salido bien de milagro.

Para la próxima vez pensaremos un plan B,

para salir pitando si las cosas se tuercen como hoy.

-Tienes razón.

Pudo haber sido un fracaso, así que no te vengas arriba.

Cuando uno se relaja es cuando comete errores.

-Vale, pero yo a esto tampoco le llamaría error.

Esta noche vamos a nadar en dinero.

-¿Qué haces?

-Con toda esta pasta contrataremos un par de camareras como Dios manda.

Y vamos a poner un equipo de música...

-¿Qué pasa, Sara?

-Perdonad si llego en mal momento.

-¿Por qué has vuelto?

-Pues...

Había olvidado el cargador. Adiós. -Adiós.

-Hasta luego.

-Te lo dije, no hay que bajar nunca la guardia.

No hagas ninguna estupidez.

-No podemos dejar que se vaya.

-Vas a ponerla más nerviosa y hacer que sospeche.

-¿Y si se va de la lengua? -¿Y qué quieres hacer?

¿Amenazarla? ¿Encerrarla en el almacén?

-¿Y si llama a la policía? -¿Para contar qué?

Solo ha visto una mesa con bolsas que pueden contener cualquier cosa.

-A mí esto me parece bastante sospechoso.

-Tranquilo. Déjame pensar en algo.

-Con lo bien que nos había salido todo hasta ahora,

nos tiene que pillar en el último momento.

Mamá no se puede enterar de esto,

porque solo se va a fijar en esta cagada y nos echará la bronca.

-A mamá no le vamos a contar nada. Deja que lo solucione yo a mi manera.

Conozco a Sara, es una chica muy discreta

y antes de hacer cualquier tontería querrá hablar conmigo.

-Eso espero, porque esto es un marrón que flipas.

-Lo sabremos mañana si lo es.

Si lo es, hablamos con ella y punto.

Hay que pensar una buena excusa y rezar para que se la trague.

Alicia...

(Puerta)

Pasa, Marcelino.

¿Qué se sabe de Alicia?

Todavía nada, pero hay que ser positivos.

¿Positivos? Marcelino, si la hubiesen matado,

hubiesen querido que lo supiésemos.

Ya sé que la incertidumbre es horrible, pero es buena señal.

Pues si tú lo dices...

¿Cómo está Leo?

Bien, con Montse y conmigo está tranquilo.

No tiene edad para enterarse de nada.

Pasa y siéntate.

¿Quieres que te prepare algo, una infusión?

No, muchas gracias.

Ya sabemos quién es el ejecutor del secuestro de Alicia,

se llama Oleg Ivanov.

Es el lugarteniente de Konchalovsky,

lo que significa que se ha tomado este asunto como algo personal.

¿Y podéis dar con ese tal Oleg?

Mira, lo que voy a contarte no te será fácil digerirlo,

pero si lo piensas bien son buenas noticias.

Se trata de Fernando Quintero.

¿Qué tiene que ver ahora ese criminal?

¿Le hemos soltado? ¿Cómo?

Mañana saldrá a la luz que ha sido puesto en libertad

a la espera de juicio.

¡No puede ser, yo soy su abogado!

¡No se me ha informado de nada!

Y no hay ningún asidero legal que justifique esa medida.

Oleg y Quintero se conocen.

Hicieron negocios en el pasado,

y ahora mismo Quintero es la única opción para llegar hasta Alicia.

No ha sido fácil sacarlo de la cárcel.

En el CNI tenemos abogados muy imaginativos.

Ya sé que la medida es sucia y desesperada,

pero no tenemos opción.

Así que la vida de mi hija está...

otra vez en manos de ese narcotraficante.

¿Otra vez? ¿A qué te refieres?

¿Recuerdas cuando le dieron una puñalada estando embarazada?

Necesitó una transfusión de sangre urgente.

Yo no pude.

¿Quién estaba ahí para hacerse el héroe?

Quintero.

He dedicado toda mi vida a cuidar de Alicia.

Le he dado la mejor educación.

La he criado en la honestidad.

Y ahora su vida está en manos de...

de Quintero...

y de sus contactos con la mafia.

Qué cruel puede llegar a ser el destino, ¿verdad?

Te entiendo perfectamente, yo siento algo parecido.

Pero nos guste o no, a los dos nos une algo a Fernando Quintero:

el amor por Alicia.

Y eso es en lo único que debemos centrarnos ahora.

Sí, tienes razón.

Apoyaré a Quintero en todo lo que pueda,

por mucho que me duela.

-Ah. Hola, cariño.

-Hola.

-Qué cara de cansado, ¿no?

-No sé ni la cantidad de horas que he trabajado en el taller.

Tenía un encargo y se me han hecho las tantas.

-¿Te preparo un tazón de leche? -No te preocupes,

me voy a la cama directo, estoy molido.

Quiero descansar, mañana he quedado para desayunar pronto.

-¿Con tu novia policía?

-Vaya, ¿ya te lo ha contado Luis?

-Él se preocupa por la familia, no como tú.

-Hay una gran diferencia entre preocuparse y meter las narices.

Yo puedo salir con una sastra o con una médico si me da la gana.

-Que yo sepa, ni una sastra ni una médico me metió en la cárcel,

sino policías.

Estás llevando al lobo a tu propio rebaño.

Escúchame. Te guste o no te guste, esto es lo que hay.

Tu familia se dedica a actividades delictivas.

Abre los ojos y acéptalo de una vez.

-Mamá... -¡Ay!

No, tranquilos, adelante.

Quiero que Álvaro vea con sus propios ojos

lo que habéis hecho esta noche. Venga, aquí.

Aquí, aquí.

Encima de la mesa.

Muy bien, hijos.

Muy bien.

Muy bien...

¡Muy bien!

Vosotros sí que sabéis cuidar de la familia.

-Me voy, no quiero saber nada. -No tú te quedas aquí.

Llevas demasiado tiempo mirando hacia otro lado.

Ya es hora de que asumas la realidad.

-Paso. Esta realidad no me gusta y los sabes perfectamente.

-Pues esto es lo que somos, esto es lo que hay.

Mira tus hermanos,

llevan demasiado tiempo respetando que lleves una venda en los ojos,

y no te quieras ensuciar las manos como ellos

para sacar adelante la familia.

-Yo aporto con mi sueldo de mecánico, no les debo nada.

-¡Y un cuerno! ¿Cómo te crees que se paga esta casa?

¿Los muebles y todo lo demás?

Pero tu prefieres proteger tu conciencia.

Y yo no voy a consentir que nos arrastres a todos.

-Yo solo quiero vivir mi vida, mamá.

-Tu cobardía está poniendo en peligro la vida de tus hermanos,

¿no lo ves? -Eso no es verdad.

Aunque no me guste lo que hacéis, sois mi familia,

y no voy a denunciaros ni dejar que os pase nada malo.

Pero no me culpes por el riesgo que queréis correr.

-Hablas de esto como si no fuera contigo,

pero si aceptas el dinero que te mantiene,

aceptas de donde viene.

¿Cómo crees que se pagó tu querido taller?

Con esto, Álvaro, con esto.

Piensa qué haría tu querida amiguita si se entera de todo esto.

Vete a dormir y piensa en tu familia.

Piensa en lo que somos.

Piensa en lo que eres.

¿Me dices en serio que lo han soltado?

-Lo pone aquí: "Fernando Quintero en libertad con cargos

a la es pera de juicio.

Salió de prisión a última hora de la tarde".

-Te juro que no me lo puedo creer.

-No sé en qué piensan los jueces de este país.

En aplicar la ley, que es para lo que les pagan.

No tengo más información que la que da la prensa.

Dado el puesto que desempeño, no cuestiono las decisiones judiciales.

Yo también procuro... Si le han soltado será por algo.

Yo creo que podría emplear mi tiempo en algo más útil.

Insisto cordialmente en ello. Pues no se hable más.

Yo sí tengo algo más que hablar contigo.

A no ser que tengas algo más importante que hacer

para emplear tu tiempo.

He oído que Bremón estuvo liado con una agente 20 años más joven que él,

incluso más, y que la hizo responsable de la UFAM

sin estar cualificada para ello.

Vamos, que enchufó a su joven amante.

-Que sea la última vez que tengo que mentir por ti.

-Tienes razón.

-Es tu mejor amiga, Paty. -Que ya lo sé.

Te prometo que se lo voy a decir.

-Me he decidido ya. Lo tengo claro, ya sé quién me gusta.

Es Paty, seguro.

Ayer fuimos a un concierto y hubo temita.

Lo de ayer... Tenemos que hablar.

-Sí, estamos hablando ya. -No quiero que pienses...

-No le des tantas vueltas y dímelo ya.

-Me molaría seguir viéndonos como ayer.

-¿Qué haces esta tarde? Yo pensaba ir al cine.

-Te lo ha contado Paty, ¿no? Y me estás vacilando.

¿Es eso?

-¿Qué me tiene que contar Paty?

-Tú y yo tenemos muchas cosas en común,

por eso me gustaría que tu relación con Álvaro fuera adelante.

-¿Perdona?

-Álvaro va de chica en chica como un atontado.

Pero es hora de que siente la cabeza, ¿no te parece?

Tú eres un egoísta y un insensato. -¿Yo soy un insensato?

¿Que soy el único que dejó de pegar palos para no terminar en la cárcel?

Aquí tiene sus llaves. Su coche está aparcado a la vuelta de la esquina.

Le he pegado un manguerazo, espero que no le parezca mal.

Al contrario, muchas gracias. Esto es un obsequio del taller.

Muchas gracias y hasta la próxima. Hasta otra.

-Si la jefa te hace publicidad, tendrás de clientes

a toda la policía de Distrito Sur.

Me he escapado para preguntarte si quieres cenar conmigo esta noche.

-Quería explicarte lo que viste ayer aquí.

-No tienes que darme explicaciones de nada.

-Sí que tengo. No quiero que pienses cosas raras.

A ver, eh... Mi hermano Ricky...

Bueno, ya sabes cómo es, qué te voy a contar.

Es un cabeza loca y últimamente le está dando por el póker.

-Cada minuto cuenta, Quintero. -Lo que está en juego,

y lo más importante ahora mismo es la vida de mi hija,

sacarla de allí y devolverla con vida a casa.

Así que, por favor, déjeme hacer las cosas a mi manera.

Vamos a intentar hacerlas bien esta vez.

Alicia va a estar bien y la vamos a traer de vuelta.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 423

Servir y proteger - Capítulo 423

09 ene 2019

La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que gira la vida personal y profesional de sus compañeros y los casos policiales que afectan al barrio.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 423 " ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 423 "
Programas completos (478)
Clips

Los últimos 1.608 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 475 Completo 58:15 96% pasado viernes
    Capítulo 475 pasado viernes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 474 Completo 57:35 93% pasado jueves
    Capítulo 474 pasado jueves La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 473 Completo 56:52 100% pasado miércoles
    Capítulo 473 pasado miércoles La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 472 Completo 57:45 100% pasado martes
    Capítulo 472 pasado martes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 471 Completo 57:08 100% pasado lunes
    Capítulo 471 pasado lunes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 470 Completo 58:10 98% 15 mar 2019
    Capítulo 470 15 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 469 Completo 58:07 98% 14 mar 2019
    Capítulo 469 14 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 468 Completo 54:39 98% 13 mar 2019
    Capítulo 468 13 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 467 Completo 58:10 99% 12 mar 2019
    Capítulo 467 12 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 466 Completo 58:10 100% 11 mar 2019
    Capítulo 466 11 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 465 Completo 56:11 92% 08 mar 2019
    Capítulo 465 08 mar 2019 Konchalovsky retiene a Quintero e Iker y está decidido a matarlos. Mientras, en comisaría, intentan localizar al mafioso. Sara y Álvaro preparan su primera cita como pareja.
  • Capítulo 464 Completo 55:30 95% 07 mar 2019
    Capítulo 464 07 mar 2019 El CNI se dispone a detener a Konchalovsky. Tras el caso de los cangrejos chinos, la policía descubre una trama de tráfico de personas. Espe empieza a pensar que ha llegado la hora de cortar con Pab...
  • Capítulo 463 Completo 57:49 96% 06 mar 2019
    Capítulo 463 06 mar 2019 Mientras continúa la búsqueda del armamento químico, Konchalovsky cita a Quintero para la mañana siguiente. Elvira convence a Álvaro de que no acuda a la policía. Harta d...
  • Capítulo 462 Completo 57:18 98% 05 mar 2019
    Capítulo 462 05 mar 2019 Quintero consigue colocar un localizador en la chaqueta de Konchalovsky. Silvia y Fede encuentran a Kim, pero el caso se complica. Elvira y Ricky deciden dar un escarmiento a Manzanedo. Bremón decide coger...
  • Capítulo 461 Completo 57:32 99% 04 mar 2019
    Capítulo 461 04 mar 2019 Iker pide a Quintero que coloque un localizador a Konchalovsky. Silvia y Fede descubren el enlace de la mafia que controla el tráfico ilegal de cangrejos. Elvira presta dinero a un ludópata. Pablo a...
  • Capítulo 460 Completo 58:26 92% 01 mar 2019
    Capítulo 460 01 mar 2019 Para indignación de Silvia, Miralles la aparta del caso del estrangulador y le asigna a uno de tráfico ilegal de cangrejos chinos. Konchalovsky contacta con Quintero y accede a venderle armas con un...
  • Capítulo 459 Completo 56:56 94% 28 feb 2019
    Capítulo 459 28 feb 2019 La policía sigue el rastro de Pedro Aparicio, que se ha dado a la fuga. Toni se recupera del navajazo. Olga pide a Paty que le acompañe al hospital. Elvira intenta que Álvaro vuelva a casa.
  • Capítulo 458 Completo 56:19 100% 27 feb 2019
    Capítulo 458 27 feb 2019 La investigación de Alicia y Silvia comienza a dar sus frutos. Sabiendo que le pisan los talones, Pablo decide pasar a la acción. Pedro recibe una llamada en la que acusan a Luis Soler de ser el est...
  • Capítulo 457 Completo 55:20 100% 26 feb 2019
    Capítulo 457 26 feb 2019 La policía averigua quien está detrás de las patrullas ciudadanas. Mientras, Pedro molesta a Sara y Luís interviene. Miralles pide a Alicia y Silvia que averigüen que tienen en co...
  • Capítulo 456 Completo 55:25 100% 25 feb 2019
    Capítulo 456 25 feb 2019 Miralles y Silvia investigan el ataque del estrangulador a Ibarra. Mientras se organizan patrullas vecinales para intentar buscar al estrangulador, Nacha y Toni intentan detener la llamada "Noche de Caza&quo...

Añadir comentario ↓

  1. Cáncer

    Hola,pobre Íker lo que le faltaba que lo dejen sin Alicia,parece un anima en pena y no debería pues él no hizo más que defenderse,menos mal que su suegro Quintero es mucho Quintero y les va a hechar una mano,aunque me imagino que nos las harán pasar de todos los colores,y Miralles y Bremon también harán lo que les dejen aunque hechan humo pues no es mucho-esperando ver que pasa con el corazón en un puño

    09 ene 2019