www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4899596
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 410 - ver ahora
Transcripción completa

La UFAM es muy importante para reconducir conductas

que pueden terminar siendo peligrosas en los chavales.

-Yo ayudaré mucho más evitando

que Zaldívar levante una red de narcotráfico.

Si empleas tu tiempo en este caso, estás descuidando la UFAM

y eso es un problema, ¿sabes por qué?

Porque eres el máximo responsable de esa unidad.

¿Quién es el príncipe azul? No sé nada de él,

solo que se ha venido al barrio a vivir por trabajo,

bueno, claro, y que es alto, moreno, guapo, con pinta de deportista...

Y no sabes su nombre ni dónde para. No.

-Estoy currando de poli. -¿De poli?

-Claro. Si lo piensas bien, te estoy salvando la vida.

Estoy sirviendo a los demás y protegiéndote a ti,

lo que hacemos los polis.

-Igual deberías darle un voto de confianza.

-Si tuviera dónde agarrarme, lo haría,

pero mi obligación es abrirle los ojos y marcarle el camino.

-¿Cuál es ese camino?

-Que no cometa las estupideces que vuestro padre.

-Tú pruebas. ¿Que te parece bien? Repites.

¿Que no es lo esperado? Pues lo dejas.

Eso sí, te recomiendo hacer el ciclo completo.

-Los productos que vendes están por debajo del precio de mercado.

Seguramente, toda esa morralla la compres en la "deep web",

pero me apuesto lo que quieras

a que el 80 % no pasa un control de Sanidad.

-Cuéntame los detalles del negocio y lo que sepas de tu socio.

-Anda, ¿por qué tendría que hacerlo?

-No me fío un pelo de la persona con la que te asocias.

-"Os pido que me perdonéis por lo que voy a hacer".

"Estoy muy solo. Adiós".

Fue un suicidio y punto. Por desgracia, estas cosas pasan.

No tengo tan claro que fuese un suicidio.

¿En qué te basas para decirlo?

En el extracto bancario se puede ver que compraba el mismo producto.

Es interesante, pero...

¿Quieres que sigamos ese hilo, a ver dónde nos lleva?

No, quiero que termines las diligencias de los robos.

Yo creo que lo que necesitas es airearte un poco.

-No te digo que no. -Podemos ir al Moonlight.

-¿Para qué quiero tu tarjeta?

-Por si tienes un imprevisto con el coche o te deja tirada.

Nunca se sabe. -Claro.

-Lo único que me importan ahora mismo son mis hijos, ¿te queda claro?

-Hemos encontrado tres transferencias por igual cantidad

y las tres han sido realizadas a antiguos socios de Quintero.

-Esos gabachos dicen que no quieren hacer negocios conmigo.

Solo entran si es contigo.

Tú me has fallado con esos "franchutes"

y me lo vas a solucionar.

"Está todo listo. Mañana salgo a Marrakech".

"Cuando han sabido que venía Quintero,

no se les ha ocurrido darme largas".

Al parecer, se han asociado para reorganizar la ruta del sur.

Eso me extraña mucho, Claudia.

El otro día, cuando hablé con él, no tenía esa intención.

¡Alto, policía ¡Contra la mesa!

-Vamos.

-Él me obligó a hacerlo bajo amenaza de muerte.

Si quieres que resulte creíble, dinos dónde está Quintero.

Miralles, hemos llegado tarde. Quintero se largó ya.

Dejé escapar a un delincuente

y los hechos me demuestran que Quintero jamás se rehabilitará.

(Música emocionante)

¡Madre mía! ¡Qué día tan bonito hace hoy!

Mira, creo que voy a ir a la escuela andando.

Muy contenta estás esta mañana. Pues como todos los días, ¿no?

Bueno, como todos los días, no, hoy estoy más contenta

porque ayer hice un postre... Todos mis profesores me felicitaron.

Ya sabía yo que ese optimismo mañanero

tenía que tener un motivo. Cuéntame lo del postre.

Hice un flan con chocolate blanco

y de acompañamiento le puse helado de frutos rojos.

¡Qué rico! Por lo que veo,

la crisis profesional ya se te ha pasado.

Me alegro mucho. Estaba preocupada.

Que me dijeras todo el tiempo que ya no tenías vocación

y que no querías ir a la escuela...

Tonterías que dice una cuando está de bajón,

pero tú me has ayudado mucho y Paty también,

aunque lo que más me ha ayudado ha sido ver a papá tan contento.

No sabes cómo te entiendo.

Esto de su enfermedad me ha hecho darme cuenta

de las cosas que son realmente importantes

y perderme un "stage" en Lisboa no lo era tanto.

¿De verdad que lo piensas? Claro.

Iba a estar muy triste sabiendo que papá estaba lejos

y que tú estabas aquí sola, así que, cuanto más lo pienso,

me doy más cuenta de que es la decisión adecuada.

Tienes razón, pero te advierto que es normal.

Estás pasando por momentos duros, estamos todos pasándolos

y es normal que nos pase factura y que tengamos bajones.

Yo también los tengo, ¿eh? Pero tú los disimulas muy bien.

Lo importante es saber reconocer el problema

y solucionarlo y tú has salido del bache.

La verdad es que ahora estoy animadísima.

Ya, pero ese ánimo, a lo mejor, tiene que ver con otra cosa,

tiene que ver con un chico. ¿Perdona?

¿No habías conocido a un chico guapísimo en la ferretería nueva?

Se te caía la baba cuando me lo contabas.

¡Qué exagerada eres! ¿Lo has vuelto a ver?

No, si ya te dije que ni nos dimos los teléfonos,

ni siquiera los nombres. Ha sido como un espejismo.

Por eso no te preocupes. Me dijiste que se había trasladado al barrio.

Seguro que te lo encontrarás.

(Timbre)

Voy yo.

-Hola, guapa, ¿cómo estás?

Hola, Miralles, perdona por molestar. No te preocupes, Nacha.

¿Quieres un café? No, gracias.

Ya llevo unas cuantas tazas. -Voy a terminar de prepararme.

¿Qué ha pasado, Nacha? Para que vengas tiene que ser grave.

Quintero no da señales de vida.

Todo el mundo le está buscando, he estado toda la noche patrullando

por los sitios que frecuentaba, pero se lo tragó la tierra.

Bueno, lo importante es mantener el operativo de vigilancia

que tenemos montado. Sí, si en eso estamos.

Las posibles salidas están vigiladas, las carreteras,

las estaciones de tren y de bus, los aeropuertos...

Hemos puesto un dispositivo especial

para vigilar la salida de los camiones de la ciudad

por si entra en contacto con un antiguo camionero,

pero tampoco ha servido de nada hasta el momento.

Quizá no ha salido de Madrid. Ya, eso es lo mismo que pienso yo.

Yo creo que ese tal Charly nos mintió o nos ocultó información.

Otra cosa sería más difícil. Mira, me voy contigo a comisaría,

vamos a apretarle las tuercas a Charly, a ver qué cuenta.

Eh... Venga.

¡Olga, cariño! ¿Recoges tú, mi vida?

Me tengo que ir corriendo a comisaría.

"Vale". Gracias, cielo. Te quiero.

¿Sabas una cosa que me sorprende de vosotros?

-Que ninguno de los tres tenga novia.

-¿Acabas de llegar y ya quieres emparejarnos?

-No, ya te dije que en la cárcel me acostumbré a no dormir.

La noche es muy larga, me vienen muchos pensamientos a la cabeza.

Mira, hoy le ha tocado a este.

-¿Y es un tema que te preocupe mucho?

-Me choca porque si algo he hecho bien en esta vida

es parir a tres hijos cañones. De Ricky no me sorprende demasiado,

es un cabeza loca, pero de Luis y de ti, sí.

-Bueno, a lo mejor tenemos otras cosas en la cabeza

y no estamos para novias. -Tú siempre has sido un ligón.

-A lo mejor me he hecho viejo. -No digas chorradas.

Tú podrías tener a la chica que quisieras,

eres el más guapo del barrio.

-Cómo se nota que eres mi madre. -¿No hay ninguna que te guste?

-No, la verdad es que no.

Ahora estoy centrado en tener mi propio taller

y no pienso en otra cosa. Es lo que me haría feliz, ¿sabes?

-Y a mí me haría mucha ilusión poder ayudarte a cumplir tu sueño.

-Ya te dije que estoy ahorrando desde hace un tiempo.

Te lo agradezco, pero no hace falta.

Si todo va bien, estaré dentro de poco llevando mi propio taller

y no le tendré que agradecer nada a nadie.

-Pues al paso que vas no sé si lo lograrás.

Lo que deberías hacer es mandar a paseo al roñoso de tu jefe

y liarte la manta a la cabeza de una santa vez.

-Ya, mamá, pero no es fácil. Necesito el local perfecto

y los que he visto, o están ocupados o están por las nubes.

-¿Le has echado el ojo a alguno en particular?

-Hay uno que me flipa,

es medianamente amplio, está equipado y tiene posibilidad de reforma.

Además, el dueño está a punto de jubilarse.

Creo que se llama Jeremías.

-¿Y a qué esperas para hacerle una oferta de compra

o que te lo traspase?

-Ya le he hecho una oferta bastante importante,

pero no quiere escuchar hablar de darle el taller a otro,

y eso que no tiene ningún beneficio. -¿Y por qué se niega?

-Porque dice que el taller es su vida y respeto su opinión.

-Buenos días.

-¿Qué haces despierto? Si no te mola madrugar.

-No podía dormir,

estaba cansado de dar vueltas en la cama.

-Ya. Me piro, ¿vale? Se me ha hecho tarde

y Ramón me va a echar la bronca. Luego nos vemos.

Adiós. -Que vaya bien.

(Puerta)

¿Eres consciente de que vas a pasar a disposición judicial

y de que, si no nos ayudas, nos va a costar trabajo

convencer al juez de que no sea duro contigo?

No me vengas con esas ahora. Estoy colaborando desde el principio.

Les dije lo que sé de Quintero y dónde encontrarlo.

No tengo la culpa de que se les escapara.

No te alteres, hombre.

Te necesito tranquilo para hacerte unas preguntas.

Me prometieron que hablarían con el juez.

Cumplan su palabra. Lo vamos a hacer.

La policía siempre cumple su palabra,

pero hay veces que los jueces son duros de pelar

y te enfrentas a delitos muy graves: reorganización de banda criminal,

obstrucción a la justicia, resistencia a la autoridad,

encubrimiento y delito contra la salud pública.

¿Te parece poco?

Ya les dije que Quintero me obligó a esconderle,

si no era hombre muerto y también me obligó

a intentar reflotar la ruta de la droga del sur.

Eso sigue pareciéndome raro. Pues es la verdad.

Yo no quería manejar el cotarro, él lo haría desde la sombra.

Yo solo era un mandado. Sí que estarás a la sombra

y, como no colabores, vas a salir de la cárcel

cuando lleves dentadura postiza. ¿Qué más quiere que le diga?

Le he contado lo que sé de Quintero. Haz memoria.

Igual se te ha escapado algún detalle

que no consideraras importante. ¿Importante?

¿Como qué? Dónde pensaba ir después.

Algún sitio donde se pudiera ocultar,

no sé, un local clandestino, la casa de una examante

o de un viejo amigo que le diera cobijo.

Le juro que no recuerdo nada.

Quintero es un tipo reservado, no le gusta hablar de sus cosas.

15 minutos, es el tiempo que te queda

para ir delante del juez y, si no colaboras,

ya te he explicado cómo van a ir las cosas para ti.

¿Qué más quiere que le diga?

¿Que quería largarse a Miami porque allí está su hijo?

Bueno, ya veo que empiezas a recordar, ¿qué más?

No sé, una tarde fue a un parque

a mirar a su hija con unos prismáticos,

pero no entiendo que eso tenga que ver...

¿Qué acabas de decir?

Sí, Quintero iba a espiar a su hija y a su nieto a un parque.

¿No sabía que tiene una hija secreta con la que no mantiene relación?

No tengo información de ella, no sé quién es,

tampoco Quintero me dijo nada. Ya le he dicho

que es un tipo muy reservado para sus asuntos.

Dame más detalles de esas visitas al parque.

Fue varias veces a verla a un parque de las afueras

donde ella suele pasear con su hijo siempre a la misma hora.

Advertí a Quintero de que era peligroso,

pero un día le acompañé. Muy bien, ¿qué más?

Parecía que sentía algo por ella.

Una noche la llamó estando delante yo

y se notaba que le tenía cierto cariño.

¿A qué hora dices que solía ir al parque?

A las seis de la tarde, pero no veo el interés.

Me parece una chorrada. ¡No me la juegue!

¡Dígale al juez que he colaborado!

-Vale, lo reconozco, tienes motivos para estar enfadada conmigo,

pero no tienes que retirarme la palabra.

-Me sacas de quicio, Ricky.

A veces pienso que estaba más tranquila en la cárcel

sin aguantar tus tonterías. -Lo siento, de verdad que lo siento.

Ayer me comporté como un imbécil. -Ajá.

-Me puse muy chulo, solo me estabas dando tu opinión

acerca del negocio que te comenté. ¿Me perdonas?

-Es que no se puede funcionar así, hijo.

No puedes hacer las cosas sin pensar y pedir perdón.

Tienes que madurar, no eres un niño. -Ya he madurado,

pero ninguno de vosotros me toma en serio.

-¿Cómo te vamos a tomar en serio si te comportas como un caprichoso?

-Ya estamos, que no soy así. -No te centras, eres irresponsable,

no ayudas a tus hermanos, llegas a las tantas borracho,

no te pones las pilas para buscar un trabajo.

¿Me puedes contar cómo le llamarías a todo eso?

-Te juro que este negocio de internet es algo serio.

-Ya, otra de las ventoleras tuyas.

-No, mamá, no es ninguna ventolera. Lo tengo todo bastante atado

y ya verás cómo este trabajo me trae bastante dinero.

-Espero que sepas dónde te estás metiendo.

-Claro que sí.

Lo único que necesito es que confíes en mí.

-Bien, cuéntame lo que sepas del tipo con el que te pillé hablando.

-Se llama Rubén Gimeno, vamos a ser socios.

-¿Sí?

-Te lo puedo presentar para que veas que todo es cierto.

-De acuerdo, ¿cuándo? -Esta misma tarde, si quieres.

Me gustaría que vinieras conmigo.

¿Se puede?

¿Qué es eso tan importante que me tenían que contar?

¿Es por Quintero? ¿Lo han localizado?

No, todavía no.

Tenemos a la caballería detrás, pero no hemos dado con él.

Pero hemos averiguado algo importante

y ahí es donde entras tú. ¿Yo?

He vuelto a interrogar a Charly

y nos ha dado una información muy importante

que nos puede ayudar a atrapar a Quintero.

Sigo sin entender qué tiene que ver conmigo.

Quintero te ha espiado

mientras paseabas por el parque cercano a tu casa con tu hijo Leo.

¿Qué? De lejos, con prismáticos.

¿Tú sabías algo? No, yo qué iba a saber.

Según Charly, lo hizo en varias ocasiones,

en una, incluso, hasta le acompañó él.

¿En ningún momento has notado nada raro

ni has sospechado nada? No, en absoluto.

Está claro que parece

que a Quintero le cuesta mucho olvidarse de ti y de Leo

y que tiene necesidad de veros y de saber que estáis bien,

por eso te llamó por teléfono una noche

con el móvil prepago que le consiguió Charly.

Veo que Miralles se lo ha explicado.

Me hubiera gustado hacerlo antes, ahora me arrepiento,

pero ya le expliqué a ella mis razones.

Tranquila, entiendo que era una situación delicada.

Al fin y al cabo, tienes implicaciones personales en esto.

Y supongo que, tras lo que te hemos contado, más.

Pero no te hemos hecho venir para hablar de esa llamada.

Queremos hacerte una propuesta.

Nos gustaría atrapar a Quintero

aprovechando que ahora conocemos cuál es su punto débil.

Si sigue en Madrid,

quizá sea porque no quiere irse sin veros por última vez.

Creo que ya sé por dónde van.

Tal vez movido por su instinto de padre y de abuelo,

en esta ocasión salga del escondite.

Lo que se pretende es tenderle una trampa.

Si voy al parque a pasear a Leo, estará en la distancia observando.

Ahora mismo es a lo único a lo que podemos agarrarnos.

Es nuestra última oportunidad.

Según ha confesado Charly, iba al parque a las seis.

Es la hora a la que paseo a Leo.

Ahora, la cuestión es si quieres hacer de cebo,

al fin y al cabo, Quintero no deja de ser tu padre.

No podemos obligarte a hacerlo, debes hacerlo por voluntad.

Te adelanto que en el operativo estaríamos tú y yo

y otros agentes que no conoce Quintero, esa es la razón

por la que hemos dejado fuera a Nacha.

Tengo vínculos de sangre con Quintero, pero soy policía

y él es un delincuente, así que tengo claro lo que hacer.

Entonces, ¿aceptas? Así es.

Creía que Quintero podría cambiar,

pero la realidad es que nos ha vuelto a engañar.

No voy a permitir que juegue con mis sentimientos,

voy a actuar como debí hacerlo, sin consideración hacia él.

Alicia, te lo voy a preguntar por última vez,

así que piensa bien la respuesta

porque después no habrá vuelta atrás:

"¿Crees que serás capaz de ponerle las esposas a tu propio padre?".

Marcelino Ocaña es mi padre,

él es el que me ha apoyado y ha estado a mi lado

y si soy lo que soy es gracias a él. ¿Le vale eso como respuesta?

Creo que sí. ¿Tú qué dices, Claudia?

Solo espero que estés siendo sincera contigo misma.

Por supuesto.

Lo único que deseo es acabar con esto de una vez,

pasar página y olvidarme de Quintero.

Desde que ha aparecido, solo consigue hacerme sufrir

y tengo muy claro que debe terminar en la cárcel.

Gracias, solo será un momento. -Por favor, procure ser rápido.

El detenido va a ser puesto a disposición judicial.

-¿Te acuerdas de mí? -Vaya, si es mi amigo,

el inspector "Lapa". -No te pases, Charly.

-Perdona, es la costumbre. Así te llamábamos en el barrio

porque cuando se te metía alguien entre ceja y ceja, no te despegabas.

-En cambio tú te resististe y no me gustó nada.

-Ya me di cuenta en aquella conversación amistosa

en la que me trataste con cariño para sacarme información.

-Si no te hubieras resistido y me confesaras quién asesinó a Rodri,

seguro que las cosas habrían ido de otra manera.

-¿Aún le estás dando vueltas a eso? ¡Olvídate de una vez!

-Hay cosas que no se pueden olvidar.

-¿De verdad has venido a Distrito Sur desde tu comisaría

para volver a darme la brasa con eso? -No, me han trasladado,

pero en cuanto he sabido que estás entre rejas,

he bajado para hacerte una visita de cortesía.

-Podrías habértela ahorrado.

-Fue "el Rata", ¿verdad?

Fue él quien mató al Rodri.

-¿Cuántas veces te lo tengo que decir?

El Rodri era mi colega.

Si hubiera sabido quién lo mató, me habría encargado de él,

pero yo no estaba allí, no sé quién fue.

-¡Claro que estabas! ¡No me tomes por imbécil!

¿Qué está pasando aquí?

Perdón, comisario,

Charly y yo somos viejos conocidos del Distrito Cuatro.

Estaba charlando con él, espero que no importe.

Charly, llegó la hora. Vas a pasar a disposición judicial.

Merinero, procede.

Dígale a la inspectora que cumpla su palabra

y que interceda por mí ante el juez.

No te preocupes, Charly, tendremos en cuenta tu colaboración.

¿Se puede saber qué haces?

¿No te quedó claro lo que te dijo la inspectora jefe?

Que te centraras en la UFAM

y no metieras las narices en el caso de Carlos Zaldívar.

Estaba intentando sacarle información sobre uno de los pocos casos

que no he podido cerrar.

Métetelo en la cabeza, ya no estás en Distrito Cuatro.

Usted haría lo mismo.

En una pelea entre pandillas, mataron a un chaval a sangre fría.

Él estaba presente y sabe quién lo hizo,

pero lo niega. Nunca conseguimos que cantara.

Está bien.

Tobías, por experiencia conozco lo frustrante que puede ser eso,

pero, te guste o no, tu misión ahora es encargarte de la UFAM

y no resolver casos antiguos, ¿está claro?

Está claro, está claro, comisario.

-Alicia, ¿tienes un momento? No, tengo un operativo importante.

Solo te robaré un minuto. Es importante.

Está bien, un minuto. ¿Qué pasa? Es por el caso de Germán Aparicio.

He estado investigando en mis ratos libres.

¿Ya estás otra vez con eso?

El caso está cerrado, fue un suicidio y punto.

¿Si te dijera que sus compras por internet

podrían tener que ver con su muerte? Explícate.

¿Recuerdas que estuve revisando los extractos bancarios del sumario

y que descubrí que hacía compras frecuentes de una web

que tiene un dominio incompleto? ¿Sabes algo de ese dominio?

No soy una experta en informática, pero hallé la web, Naturfortex.

Venden un montón de suplementos nutricionales,

vitaminas, anabolizantes... Productos milagrosos, vaya.

Aquí están los datos.

Bueno, esto podría tener que ver con Germán.

Mi padre me comentó su obsesión con parecer más joven,

pero ¿qué tiene que ver con su muerte?

La mayoría de estos productos

no pasan ningún tipo de control sanitario.

Se elaboran clandestinamente fuera de Europa.

¿Son nocivos para la salud? El prospecto dice que son inocuos,

pero consumidos en grandes cantidades y con frecuencia

tienen graves efectos secundarios. ¿Cuáles?

Insomnio, cólicos, mareos, alteraciones en el hígado

y, por supuesto, ataques de angustia y depresión.

¿Como para incitar al suicidio? Sé que puede parecer exagerado,

pero he encontrado dos casos, un hombre y una chica

que, tras consumir este producto, sufrieron una crisis de depresión

y se quitaron la vida, uno en Zaragoza y otra en Barcelona.

¿Hace mucho de eso? No, hace menos de tres meses.

Él tomaba unas vitaminas para recuperar la visión

y ella un diurético quita grasas.

Vale que no son productos de Naturfortex,

pero siguen la misma pauta.

Piensas que a Germán le pudo ocurrir eso.

Según las diligencias era un hombre vital, con ganas de vivir

¿y entra en un estado de pánico y depresión

que le lleva a quitarse la vida?

Ya. Entonces crees que pudo ser producido

por la ingesta de productos con ingredientes tóxicos.

Sí. ¿Crees que es muy descabellado?

No, me parece un buen hilo del que tirar. Buen trabajo, Silvia.

Gracias.

Ahora debemos averiguar qué producto de Naturfortex compró Germán.

Con los extractos bancarios no lo sé.

Igual Fede puede ayudarnos. Hablemos con él.

¿No debías prepararte para un operativo?

Hay tiempo y, con lo que has averiguado,

hay que esclarecer esto ya.

¿Sabes que esta madrugada han agredido a Margarita Molina?

-Margarita Molina, ¿debería saber quién es?

-Se supone que sí.

Vino hace unos días a la UFAM para de denunciar a su novio,

pero fuiste borde con ella, la verdad.

-Disculpa, pero ahora mismo no le pongo cara.

-¿Ah, no? Pues no te preocupes

porque podrás ponérsela. Mira, estas son las fotos

que ha mandado el hospital con el parte de lesiones.

Aunque no me extraña que no le pongas cara

porque estas mujeres no te importan nada.

-Ten cuidado con lo que dices. -¡Estoy harta de tener cuidado!

¡De morderme la lengua y defenderte ante los jefes!

Si hubieras tratado a Margarita como debías,

con respeto y con cariño, ¡esto no hubiera pasado!

¿Sabes qué? Llegó a la comisaría muerta de miedo,

pero yo conseguí convencerla para que denunciara

y luego tú la trataste con tanta frialdad

que se lo pensó mejor y, al final, no tramitó la denuncia.

-Yo no fuerzo a denunciar a no ser que esté segura...

-¡Lo que es seguro es que, ahora mismo, está en el hospital!

-Y espero que hayan detenido a ese malnacido.

-No te das cuenta lo que supone para esas mujeres

cruzar la puerta de la comisaría, ¿no?

Saben que, a partir de ese momento, su vida va a cambiar para siempre,

pero no, tú no te das cuenta, no. ¡Tú estás ciego!

-No te consiento que me hables así. -¡Ciego y sin corazón!

¿No entiendes el infierno

por el que están pasando todas estas personas?

-No tengo por qué seguir soportando tus insultos.

-Te dan igual las mujeres maltratadas,

los niños acosados, las charlas de prevención...

Todas esas personas que están suplicando tu apoyo

y tu ayuda, ¿para ti qué son? ¿Son estadísticas, simplemente?

O no, peor, un trabajo que te supone un incordio.

-Cuidado, oficial, que te estás pasando y mucho.

-Y más que me voy a pasar

porque no consentiré que por ti vuelva a pasar lo que ha sucedido,

aunque me cueste una sanción disciplinaria.

-Estás diciendo que soy mal policía.

-No, a lo mejor eres muy bueno arrestando ladrones y asesinos,

pero no tienes ni idea de cómo tratar a mujeres indefensas y maltratadas.

-He visto a muchas más víctimas de crímenes y delitos

de los que puedas llegar a imaginar.

-¿No comprendes el terror de una mujer

cuando oye abrir la puerta de su casa en la madrugada

y no sabe de qué humor viene su marido?

¿Y la angustia que siente un niño víctima de "bullying"

en el patio de un colegio? No tienes ni idea.

-Estás diciendo que no estoy cualificado

para dirigir la UFAM en esta comisaría.

-No eres el más indicado, la verdad, por muchas medallas

que te hayan dado a tus méritos policiales.

-Muy bien.

Después de lo que has dicho, no puedo permitir que se quede así.

Ahora mismo vamos tú y yo a hablar con el comisario.

-Te pido disculpas si me he excedido en el tono,

pero estoy muy afectada por la paliza a Margarita.

-Pero sigues pensando todo lo que has dicho, ¿no es cierto?

-Sí, palabra por palabra.

-En ese caso, no perdamos más el tiempo.

Vamos los dos a ver al comisario.

-Madre mía de mi vida,

la de productos que se venden en esta web.

Suplementos nutricionales, medicamentos para la hipertensión

y la impotencia... Afrodisíacos, también.

Y crecepelo y de todo. -Fijaos.

Informan, en todo momento,

de que son productos naturales sin efectos nocivos.

-Esto tiene una pinta de timo que flipas.

Además, por desgracia, estas ventas "online"

están proliferando en la red a mucha velocidad.

Según las investigaciones de Silvia, el producto que compró Germán

costaba 69 euros. A veces compraba varias unidades,

por eso los importes son múltiplos de 69: 138, 207...

-Tranquila, sabemos multiplicar, hemos ido a la academia todos.

Si os parece, lo que podemos hacer es empezar a buscar productos

que se venden por ese precio.

69 euros, bien, pues nos salen tres.

Peloxal, unas píldoras crecepelo, una bebida energizante

y Tiroxam, que son unas pastillas que aumentan el pecho.

Igual de esto nos olvidamos. -No.

Nos quedaría el crecepelo y la bebida energizante.

¿De verdad pensáis que estos dos productos

podrían haber provocado una depresión tan grave a Germán

como para suicidarse?

-He leído varias noticias donde estos productos milagrosos,

supuestamente inocuos, han provocado efectos secundarios graves.

-Hombre, graves, vale,

pero tanto como para que un tío se tire por la ventana...

-Fede, hay antecedentes. -Bueno, vale.

Si os parece, vamos a empezar a ver la composición.

La bebida energizante está compuesta de ginseng, carbohidratos,

guaraná, vitaminas...

Mira, aquí hay unos comentarios de gente que lo ha usado.

¿Qué dicen? Gente que lo apoya y que lo denosta,

pero nadie habla de sus efectos secundarios.

Busca los comentarios sobre el crecepelo,

a ver qué opinan. Vale, perfecto. Vamos a ver.

Peloxal. Mira, he encontrado algo interesante.

Hay un foro en el que uno de sus usuarios

advierte de su posible uso y que sea nocivo para el organismo.

Dice que empezó a tomarlo

y comenzó a sentir mareos y estados de ansiedad.

Sí y que también mandó a analizar el producto

y descubrió que tenía una sustancia llamada finasterida.

Si queréis, puedo mirar a ver qué demonios es la finasterida.

-Vale.

-Bingo, ahí lo tienes. -Fijaos.

Pone que uno de los efectos secundarios de la finasterida

es la depresión aguda.

Sí, exacto, el operativo ya está en marcha.

Con un poco de suerte, hoy podremos detener a Quintero.

Le mantengo informado, por supuesto. Adiós.

Adelante. Sí, siento molestarle, comisario,

pero necesito hablar con usted seriamente.

¿Qué ocurre?

Acabo de tener una conversación con la oficial Beltrán,

una conversación muy desagradable, por cierto.

-Comisario, solo pretendía... -Estoy hablando, no me interrumpas.

La oficial Beltrán considera que yo no estoy capacitado

para dirigir la UFAM de esta comisaría

y que los problemas de las mujeres maltratadas

me importan un rábano.

En definitiva, que soy un incompetente.

-Yo no quería decir eso, exactamente. -No te eches ahora atrás.

Has tirado la piedra, no escondas la mano.

La situación es insostenible.

¿Y qué es, exactamente, lo que pretendes?

¿Que la sancione? No,

porque la oficial Beltrán tiene razón.

Aunque no me han gustado sus formas,

lo cierto es que esa charla me ha abierto los ojos.

No valgo para estar en la UFAM

ni en esta comisaría ni en ninguna otra.

Renuncio a mi puesto como inspector encargado de la unidad.

Perdona, ¿cómo dices? Dimito de mi cargo.

Hola, papá. Será solo un momento, quería preguntarte una cosa.

¿Germán te comentó si tomaba unas píldoras crecepelo, Peloxal?

Ajá, vale. Venga, llámame luego.

Sí, perdona por haber interrumpido tu reunión. Venga. Chao.

¿Qué te ha dicho?

Efectivamente, me ha confirmado que Germán se estaba sometiendo

a un tratamiento capilar. No sabe cómo se llama,

pero estaba muy contento.

Va a llamar a sus hijos a ver si saben algo.

Me parece superfuerte.

No solo que jueguen con el dinero, que ya está mal,

pero que jueguen con las vidas de la gente me parece...

-¿No hay forma de saber quiénes están detrás de esta web?

-Es muy complicado

porque los empresarios que tienen estas empresas,

pues lo que hacen es usar alias

o lanzan las páginas desde IP fantasmas,

los domicilios sociales de las empresas varían de sitio...

No se les puede denunciar porque ni se les encuentra.

-¿Y eso se permite? -Lamentablemente, sí.

No me extraña que proliferen las estafas por internet.

Esperad, se me está ocurriendo algo.

Bueno, parece que el propietario de Naturfortex

no tiene mucha idea de informática. Se llama Rubén Gimeno.

Buen trabajo, Fede. Gracias.

-Es evidente que me falta la sensibilidad necesaria

para ponerme en el lugar de las víctimas.

Valgo para otras cosas.

¿Estás seguro del paso que vas a dar?

Mi continuidad desprestigia la UFAM

y las mujeres y niños maltratados salen perdiendo.

¿No es así, oficial? -Bueno, dicho así suena un poco duro.

-No te preocupes, te he dicho que llevas razón.

En ese caso hablaré con Jefatura,

pero en esta comisaría no hay plazas en otros departamentos.

Lo sé.

Permítame que le dé un consejo, comisario.

Cuando hable con Jefatura, haría bien en convencerles

de que sea la oficial Beltrán la que ocupe mi lugar.

Es la persona idónea para dirigir la unidad en esta comisaría.

-No sé qué decirte, Almazán.

-Mejor no me digas nada, que ya por hoy me has dicho bastante.

Hace falta valer mucho

para hacer ese trabajo tan bien como ella lo hace.

Su grado de implicación es extraordinario.

Eso ya lo sabemos.

Y deberían sentirse orgullosos de contar con alguien como ella.

-Muchas gracias, inspector.

-Las gracias te las debo dar yo por darme una lección de humildad.

Hágame caso, comisario, cuando hable con Jefatura,

convénzales para que le den el puesto a ella.

Me parece muy bien.

Esto no te lo esperabas, ¿verdad?

¿Qué te ha dicho tu padre exactamente cuando le has llamado?

Prefería que hablásemos en persona,

por eso nos citó aquí, pero se retrasa.

Los pinchos, chicas. Perdona, pero no los pedimos.

Es verdad, perdona. No doy abasto, te lo juro.

No sé dónde tengo la cabeza. -No, solo hemos pedido los cafés.

-¿En serio? ¿Y para quién era la ensaladilla?

-Te noto nerviosa, ¿por el operativo

que estáis preparando? Lo de Quintero.

Sí, pero salga como salga, ya nada volverá a ser como antes.

Hija. Perdona por el retraso,

pero he tenido un caso complejo en el bufete.

Tranquilo. Te presento a la inspectora Orestes.

Él es mi padre, Marcelino. Encantada.

¿Has averiguado algo sobre el crecepelo?

He preguntado a los hijos de Germán y no sabían nada,

pero uno de ellos ha ido a su casa y ha encontrado en el baño

un montón de frascos de este crecepelo, Pelo...

Peloxal. Sí.

-Eso es. Efectivamente, Germán tomaba esas pastillas.

Esta información es muy importante, confirma nuestras sospechas.

¿Me podéis decir qué está pasando?

La policía no quería investigar la muerte de Germán

alegando que era un suicidio ¿y me salís con esto?

Tranquilo, Silvia te informará de todo.

Hemos reabierto el caso gracias a sus investigaciones.

Pero...

Lo siento, me tengo que ir a un operativo importante.

Suerte. Gracias.

Siempre con prisas. -Es lo nuestro.

Si se sienta, se lo explico todo. -Ah.

Por favor, te pediría que me tuteases.

-Por supuesto.

-Pues verás, Germán y yo

éramos viejos amigos

y su muerte me ha pillado por sorpresa.

No concibo que se haya podido suicidar,

así que háblame de ese crecepelo.

-Germán compraba ese producto en una web que se llama Naturfortex.

Según sus extractos bancarios,

lo consumía desde hace tiempo y en grandes cantidades.

-¿Sabes? Recuerdo que, en nuestras primeras conversaciones,

me decía que llevaba muy mal eso de quedarse calvo.

-Por la frecuencia y el volumen de las compras,

diría que, más bien, su amigo estaba enganchado al producto.

-Ajá. Sí, su hijo me ha dicho

que ha encontrado en el baño muchos botes de este crecepelo.

Pero ¿qué tiene que ver con su muerte?

-Primero habrá que confirmar los análisis en los laboratorios,

pero creemos que el crecepelo contiene un fármaco muy nocivo.

-¿Qué fármaco es? -Finasterida.

Tiene efectos secundarios, entre ellos

provocar depresiones agudas que pueden resultar graves.

-¿Me está diciendo que Germán se ha suicidado

por la depresión causada por el crecepelo?

-Si consumía las píldoras desde hace tiempo,

es posible, sí. No es la primera vez que pasa.

Hay casos de gente que, tras consumir estos productos,

supuestamente milagrosos, han acabado mal.

-¿Tan nocivo es?

-Se suelen elaborar en laboratorios clandestinos fuera de Europa

y se comercializan a través de internet,

con lo que elude los controles sanitarios.

Auténticas bombas de relojería.

-Sabía que debía haber una causa

para que Germán se tirase por la ventana.

No encajaba con su carácter.

-Siento tener que darle la noticia. Imagino cómo se debe sentir.

-Sea como sea, el responsable de esa venta va a pagar por ello.

-Ya sabemos quién está detrás de Naturfortex.

Investigaremos la procedencia y la legalidad de sus productos.

Si los análisis confirman que el Peloxal contiene finasterida,

te aseguro que actuaremos contra él.

-Bueno, ya conocéis mi propuesta para el reparto de beneficios.

¿Qué os parece? -A mí me parece estupendo.

¿Tú qué dices?

-Sí, a mí también me parece bien, sobre todo para ti.

Vas a ganar el doble de lo que ganabas hasta ahora.

De entrada, te ahorrarás

el transporte del género desde esos laboratorios asiáticos.

-Yo aporto la logística y la web de Naturfortex,

que está muy bien posicionada en la red.

Ricky se está subiendo a un tren que está en marcha.

-Por eso le das una participación pequeña en los beneficios.

-No es pequeña. Ricky solo tiene que encargarse

de suministrar los productos a bajo coste.

Cuanto más barato sean, más ganará él,

eso sí, productos con los mismos componentes.

-A mí me parece todo perfecto. Podemos empezar cuando quieras.

Si el negocio crece, tendremos tiempo para renegociar.

-Entonces, ¿estamos de acuerdo? -Estamos de acuerdo.

-Pues vamos a brindar por el futuro. -Sí.

-¿Tú no brindas? -Sí, sí.

-Mañana te llamaré para firmar los contratos

y empezar así nuestra asociación.

-Estupendo. -Encantado de haberla conocido.

-Hasta luego. -Chao, Rubén.

-Chao.

-A ver.

Dos cañas, el limón,

la tónica, las albóndigas...

No, las albóndigas no son para la terraza.

-¡Hola, simpática!

-Lo que me faltaba es que se me cayera la bandeja.

-¿Soy yo o estás un poco agobiada? -No sé, ¿tú qué crees?

-Madre mía, cómo está el patio.

A ver, parroquia, ¿quién ha pedido unas albóndigas?

Pues para ti, majete.

-¿Qué haces? -¿Tú qué crees?

Echarle una mano a la chica más guapa del barrio.

Estás muy fea cuando te agobias. -¿Que estoy fea?

-Mira, no podrías estar fea ni queriendo.

¡Que era una broma, mujer! -Déjate ya de bromitas.

¡Y sal de la barra, hombre!

¿No recuerdas la bronca que te echó Nacha por ayudarme?

-No te rayes, está redactando un informe, no vendrá.

-Si no es Nacha será el comisario, que viene a estas horas.

¿Qué le vas a decir cuando te pille?

-Que la labor de la policía es servir al ciudadano

y más en situaciones de emergencia y esto lo es, ¿o no?

-Pues sí, esto es un caos.

Solo quiero que venga María ya de Barinas.

-¿De dónde? -Su pueblo en Murcia.

¡Matías, tu café!

-¡Todo esto es lo que te queda por servir!

-Sí, pero trae, que ya lo sirvo yo, de verdad.

Te agradezco mucho que me ayudes y todo eso,

pero sal de la barra ya, de verdad.

Además, no quiero que te sancionen por mi culpa

y estás en prácticas, deberías andarte con cuidado.

-Vale, pues me preparo unos cafés para llevar y me voy,

pero vamos, no sabía que te preocuparas por mí.

-A ver, que no es preocupación, ¿eh? Es sentido común.

-Pues nada, hermosa, ya he acabado, me voy.

-Bien. -Un besito por ayudarte como ayer.

Bah, porfa.

Venga.

-¿Has visto, mamá? No me podía salir más redondo, ¿no?

Voy a ganar mucho dinero con todo esto.

-Sí, puede ser.

-Además, la gente se gasta una millonada en estas mierdas

pensando que le van a solucionar la vida,

hacer milagros, no sé. -Eso sí que no te lo discuto.

-¿Sabes qué es lo mejor?

La mayoría del producto que le daremos a Rubén

lo robará el contacto que tengo en el laboratorio de Valencia.

La jugada no podía salir mejor. -Tienes razón, es verdad.

Podría ser un negocio rentable. -Entonces, ¿qué?

¿Estás orgullosa de mí? -Mucho, Ricky, mucho,

pero no vas a hacer negocios con ese tipo.

-¿Qué has dicho?

-Que te olvides de ese negocio y de ese tío.

-Pero ¿por qué? ¿Porque tú lo digas?

-Porque ese negocio te llevaría a la cárcel

y allí no durarías ni dos telediarios.

-Pero ¿por qué me haces esto?

Siempre que tengo una idea, me la jodéis

y si no eres tú, Luis o Álvaro. -Ricky, escucha,

en la cárcel conocí a expertas en todo tipo de delitos.

Allí hice buenas migas con Mamen,

una "hacker" experta en estafas y chanchullos por internet.

-¿Y qué tenía, 55 años?

-26, cumplió tres en Picasent conmigo.

Por cierto, está en Barcelona ahora

trabajando para una multinacional de productos electrónicos.

Lo que te digo, un genio con la informática.

Pues esta mañana he consultado con ella.

-¿Y qué sabrá la Mamen esta de Rubén o de Naturfortex?

-¿Sabes que esos medicamentos que se venden en la web,

aparte de ser falsos, son perjudiciales para la salud

y que, incluso, ha muerto gente? -No.

No, Rubén me ha garantizado que todos son productos naturales

y nada peligrosos. -Ricky, abre los ojos.

Ese tipo te está engañando.

Lo malo de internet es que puede dejar rastros.

¿Quieres que te condenen por asociarte a un tipo así?

-Y todo porque la Mamen te ha comido la oreja.

-No, me ha dado información.

En la cárcel nos ayudamos mutuamente, sé que jamás me traicionaría.

Igual que yo me fío de ella, tú te debes fiar de mí.

-Tú te puedes fiar de la Mamen esa, pero yo no de Rubén.

-Ricky, a ese tipo, tarde o temprano le pillarán

y le cantará a la policía que le vendías medicamentos robados.

¿Qué condena crees que te caerá si hay muertos de por medio?

¡Ricky!

Venga, cariño.

Nosotros no tenemos que meternos en este negocio.

Ni es nuestro mundo ni queremos que lo sea.

Nosotros nos movemos en otros ámbitos y así debe ser.

-Oye, ¿qué tal hoy? ¿Menos agobio que ayer?

¡Paty! -¿Eh?

-Que estás en Babia. -Ay, perdona, ¿qué dices?

-Por esa cara de felicidad es que vuelve María del pueblo.

-No, mucho mejor.

Me acaba de pasar una cosa flipante, estoy totalmente flipando, flipando.

-Por esa cara que llevas es que te ha pasado algo

sobre el policía que te gusta tanto. -Tía, no sé.

Acaba de venir, se ha quedado en la barra,

me ha ayudado a recoger todo y, antes de irse,

¿no va el tío y me roba un beso, así porque sí?

-Bueno, tú estás encantada. -Mira, la verdad es que sí.

-Ojalá me pasase lo mismo con el mío

porque no da señales de vida. Creo que no le voy a volver a ver.

-Hombre, no digas eso.

Tú tranquila que, cuando menos te lo esperes, aparece.

-No sé qué me pasa, pero no dejo de pensar en él.

Pero te digo una cosa, ¿eh? La próxima vez que le vea,

no voy a ser así de sosa, me tiro a la piscina.

-Claro, esa es la actitud,

pisando fuerte, como decía Alejandro Sanz.

Que sí, tía, ya verás, va a caer rendido a tus pies.

Son más de las seis.

Si pensaba venir, debería estar aquí.

Tranquila, tenemos todo el equipo desplegado,

pero todavía no veo a nadie que pueda ser Quintero.

A lo mejor nos equivocamos y está fuera de Madrid.

Bueno, podría ser,

pero vamos a seguir alerta,

tenemos que estar pendientes de cualquier movimiento extraño

o cualquier persona que pueda resultar sospechosa,

¿de acuerdo? De acuerdo.

(Móvil)

¿Sí?

"Hola, hija, soy yo".

¿Por qué te empeñas en llamarme? "No lo puedo evitar".

"Necesito saber que mi hija y mi nieto están bien".

"Por cierto, esa chaqueta negra que llevas puesta te sienta muy bien,

espero que te abrigue".

¿A qué te refieres? ¿Me estás viendo?

"Sí, te estoy viendo. No es la primera vez".

"Me gusta venir al parque cuando puedo escaparme

para verte pasear con Leo". "Me gusta mucho

cuando lo sacas del carrito porque está nervioso

o llorando por algo y lo acurrucas entre tus brazos".

Sigue hablando con él, Alicia.

No he podido establecer contacto visual, no sé dónde está.

¿Por qué me llamas hoy si otras veces no lo has hecho?

"Si no te llamo más es porque no quiere hablarme,

pero esta vez es distinto". ¿Por qué?

"Ya te lo he dicho en otra ocasión, cada vez que te llamo o te veo

es porque pienso que puede ser la última vez que te vea en mi vida

y, esta vez, tengo que irme muy lejos".

Dices que Leo y yo somos lo que más te importamos

¿y lo demuestras yéndote lejos? "No tengo otra opción".

"Sabes bien que me gustaría mucho quedarme en Madrid contigo

y con mi nieto, por eso estoy aquí".

"Me gustaría mucho poder darte un abrazo para despedirme

y poder darle un beso, también, a Leo

pero, no sé, supongo que no es buena idea".

"Bueno, hija, solo quiero decirte que te quiero muchísimo,

te quiero con toda mi alma".

"Por favor, dale un beso muy grande a Leo de mi parte".

"Adiós". Espera.

"¿En serio?".

"¿De verdad quieres que me acerque para darte un abrazo"".

"¿No prefieres que desaparezca de una vez para siempre de tu vida?".

Ven, por favor.

Yo también quiero darte ese abrazo.

Alerta todo el mundo.

Lo tenemos, Alicia, a tus nueve.

Gracias por dejarme despedirme de ti. y también de ese pe...

¿Qué es esto, Alicia? ¿Qué hace ahí ese muñeco?

No me habrás preparado una trampa, ¿verdad?

¡Ahora!

Dime que no.

Fernando Quintero, queda usted detenido.

Tiene derecho a permanecer en silencio,

tiene derecho a asistencia letrada

y cualquier cosa que diga podrá ser usada en su contra.

¿Por qué, Alicia? ¿Por qué haces esto?

¿Que mundo le entregaría a Leo si te dejo marchar?

Eso ya lo hice una vez y no sabes cuánto me arrepiento.

Hija... No vuelvas a llamarme así nunca más.

Me mentiste, pero eso se acabó.

Donde tienes que estar es en la cárcel

y ahí vas a terminar. ¿Tanto me odias?

Una vez te dije que haría todo lo que estuviera en mi mano

para ponerte las esposas. Así ha sido.

Suéltame, suéltame.

-Entonces, ¿cuándo te nombran jefa de la UFAM?

-El comisario está por la labor, pero no hay nada decidido.

No quiero pecar de impaciente,

pero estoy que me subo por las paredes.

Quisiera saber si voy a poder estar al frente de la UFAM o no.

-Hombre, si es la chica de los pastelitos, ¿qué tal?

-No me lo puedo creer, qué casualidad, ¿no?

La segunda vez que nos vemos y aquí otra vez.

-Sí.

-Esa sonrisica me la conozco yo. Cuenta.

-Nada, pues que he conocido a un chico

y viene mucho por el bar ¡y me encanta!

-Si quieres, yo te doy mi número.

-Venga. Apúntatelo y te hago una perdida.

-Vale. Ahí está. -Perfecto.

Ya lo tienes. ¿Cómo te llamas, por cierto?

-Olga, ¿y tú? -Yo soy Toni.

-¿Vosotros no conoceréis ningún taller de confianza, no?

-Anoche, el mecánico que me dio la tarjeta

a mí me pareció muy amable y muy atento.

-"¿Álvaro? Soy Silvia, la chica

que te confundió con el camarero del pub, ¿me recuerdas?".

-Sí, claro, ¿cómo no voy a acordarme?

-A ti ese mecánico te hace tilín. -Tilín, tilín.

-Qué va, para nada.

-¿Quién era? ¿Uno de tus ligues?

-No, pero no me importaría que lo fuera, ¿sabes?

Es una tía muy simpática, inteligente y muy guapa, tío.

-Vengo de recoger los resultados de los análisis de Germán Aparicio.

-¿Y había restos de finasterida? -Sí y en grandes cantidades.

Ya he solicitado la orden de detención para Rubén Gimeno.

-Le he dado vueltas y no veo tan claro el "business".

-Tu madre te tiene acojonado.

Pensaba que hacía negocios con un hombre, pero eres un pelele.

-Pírate de aquí que me tienes hasta los...

Hace unas horas hemos detenido a Quintero.

Yo misma le he puesto las esposas, he servido de cebo para atraparle.

¿Quintero? ¿Qué Quintero? Fernando Quintero, papá.

Hace tiempo que me retiré, no tengo que ver con este negocio.

¿A quién quieres engañar? Tenemos pruebas

de que querías reorganizar tu red de tráfico

y que muy pronto iba a estar operativo.

Mire, Bremón, no sé de dónde has sacado esa información,

pero es completamente falsa. Yo no estoy reorganizando nada.

Aquí guárdese sus mentiras.

Lo que tenga que decir, dígalo ante un juez.

"Querría visitar a Quintero en el calabozo a título personal".

Bueno, si crees que esto te va a hacer sentirte bien,

no hay inconveniente. Bremón dice que sí.

Estarás contenta, ¿no?

Por fin me has metido entre rejas, lo que siempre has querido.

No me has dado otra opción. No sé cómo has sido capaz.

La verdad es que no sé ni cómo puedes mirarte al espejo

después de vender y traicionar a tu padre.

No vas a conseguir que me sienta culpable

porque tú me has obligado a hacer esto.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 410

Servir y proteger - Capítulo 410

18 dic 2018

La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que gira la vida personal y profesional de sus compañeros y los casos policiales que afectan al barrio.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 410" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 410"
Programas completos (433)
Clips

Los últimos 1.563 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 430 Completo 57:07 93% pasado viernes
    Capítulo 430 pasado viernes Silvia descubre nueva información sobre el caso del estrangulador. Alicia recibe la visita de Quintero. Miralles viaja a Italia para estar con su marido y con Olga. Luis despide a Andrea y le dice a su mad...
  • Nuevo Capítulo 429 Completo 54:39 91% pasado jueves
    Capítulo 429 pasado jueves El tiempo se acaba. A Alicia solo le quedan cuatro horas de vida y el éxito del operativo de rescate depende de Maica. Ricky descubre que Andrea tiene mucho que ocultar. Tras su ruptura con Silvia, Á...
  • Nuevo Capítulo 428 Completo 56:55 100% pasado miércoles
    Capítulo 428 pasado miércoles Quintero intenta convencer a Maica para que seduzca a Oleg. Konchalowsky llega con la intención de matar él mismo a Alicia. Ante la gravedad de Antonio, Olga decide viajar a Milán. Espe quier...
  • Nuevo Capítulo 427 Completo 55:38 98% pasado martes
    Capítulo 427 pasado martes Iker propone a Quintero otro plan para rescatar a Alicia que supone utilizar a Maica. Nacha y Toni investigan al ex novio de Carolina como sospechoso de su muerte. Miralles habla con Olga de la salud de Antonio.
  • Nuevo Capítulo 426 Completo 56:13 94% pasado lunes
    Capítulo 426 pasado lunes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 425 Completo 58:07 100% 11 ene 2019
    Capítulo 425 11 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 424 Completo 55:51 100% 10 ene 2019
    Capítulo 424 10 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 423 Completo 57:42 100% 09 ene 2019
    Capítulo 423 09 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 422 Completo 54:10 100% 08 ene 2019
    Capítulo 422 08 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 421 Completo 54:25 100% 04 ene 2019
    Capítulo 421 04 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 420 Completo 56:16 100% 03 ene 2019
    Capítulo 420 03 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 419 Completo 53:03 100% 02 ene 2019
    Capítulo 419 02 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 418 Completo 58:05 95% 31 dic 2018
    Capítulo 418 31 dic 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 417 Completo 56:42 76% 28 dic 2018
    Capítulo 417 28 dic 2018 La coartada de José es muy sólida. La policía sospecha que el asesino de Rita anda suelto. Iker sigue muy afectado por haber matado al joven Yuri, y Alicia le recomienda que se ponga en manos...
  • Capítulo 416 Completo 56:55 98% 27 dic 2018
    Capítulo 416 27 dic 2018 La policía busca a José, el marido de Rita, como principal sospechoso de su asesinato. Elvira quiere que Ricky empiece ya a encargarse del Moon Light. Luis no está muy convencido de ello. Qui...
  • Capítulo 415 Completo 55:35 99% 26 dic 2018
    Capítulo 415 26 dic 2018 Silvia visita el piso de Espe y Fede y decide trasladarse a vivir con ellos. Marcelino acepta llevar la defensa de Quintero y le visita en la cárcel para comunicárselo. Miralles y Espe citan a Rita ...
  • Capítulo 414 Completo 55:12 93% 24 dic 2018
    Capítulo 414 24 dic 2018 Ricky, por orden de su madre, asalta el taller de Jeremías. Por otra parte, Elvira pide a Luis que haga socio del pub a Ricky. Silvia tiene su primera cita con Álvaro. Miralles pide a Espe que inves...
  • Capítulo 413 Completo 56:17 94% 21 dic 2018
    Capítulo 413 21 dic 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 412 Completo 57:25 90% 20 dic 2018
    Capítulo 412 20 dic 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 411 Completo 53:31 100% 19 dic 2018
    Capítulo 411 19 dic 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos