www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4874821
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 402 - ver ahora
Transcripción completa

Creo que debo irme solo a Milán.

¿Tú te das cuenta de lo que me estás pidiendo?

Os quiero muchísimo. Y nosotras a ti.

Según el doctor Salazar,

tu padre está reaccionando muy bien al tratamiento.

Me parece todo demasiado fácil. Pues no lo es.

No lo es y no podemos lanzar las campanas al vuelo.

Pero según el equipo médico y tal y como yo veo a tu padre,

creo que podemos ser optimistas.

Fidalgo ha confirmado a Iker que una tonelada de cocaína

procedente del cártel de Sinaloa está a punto de entrar en Madrid,

concretamente a Distrito Sur.

Aquí tienes toda la información que hace falta

para atrapar a Sofía Collantes y que caiga con todo su equipo.

¡Policía nacional!

¡Alto!

Ni un paso más.

Cada bala sobre mis agentes va a recaer sobre usted,

junto con todos los delitos que se le imputan, que no son pocos.

Se entregará la Cruz al Mérito Policial

con distintivo rojo a dos magníficas profesionales

de esta comisaría.

Les hablo de la inspectora jefe Claudia Miralles,

y la inspectora Alicia Ocaña.

Mi enhorabuena a ambas.

-El secreto de mi éxito es el fracaso matrimonial.

-O sea, ¿divorciarse es un éxito? -Sí, así es.

Tendrías que probarlo. -No, yo estoy muy feliz con Montse.

-¿Y si te propongo tomar algo cuando acabes tu turno?

-Sara es la camarera del Moonlight y te preparará las copas que quieras,

pero nada más.

Entonces, es una decisión que ya está tomada, no hay marcha atrás,

Te vas a Valladolid.

Sí.

Y me gustaría que no pongas ningún obstáculo para mi traslado.

Tranquila, firmaré la solicitud.

Gracias.

Como vuelan las noticias.

Es Lola, que me felicita por la condecoración.

Está haciendo un magnífico trabajo en la UFAM de Valladolid.

Sí, ya me lo habían comentado. ¿No mantenéis el contacto?

No.

¿Ya sabes a quién vas a poner al frente de la UFAM?

Ya urge saberlo.

Hay un escollo para que el comisario me escoja.

-¿Que no eres inspectora? Lola tampoco lo era,

y Bremón hizo una excepción.

¿Ya tiene nuevo destino Iker o no?

De momento, su única misión es pintar la pared de Leo

con pintura de pizarra. Me alegro que estéis tranquilos.

Me alegro mucho de tenerlo en casa y de verlo tan relajado.

Verás, me han encargado una misión,

no es precisamente cerca.

¿Dónde? En Grozny, Chechenia.

¿Cuándo tienes que comunicar tu decisión?

Mañana.

¿Qué quieres? -Tus enlaces, tu gente de confianza.

Toda la información para recomponer tu imperio del narcotráfico.

No te rías. -Está bien, pero necesito tiempo.

-¿Para qué?

-Para saber cómo están las cosas ahí abajo.

-Haz lo que tengas que hacer,

pero yo me convertiré en el nuevo rey del narcotráfico.

(Música emocionante)

Buenos días.

Veo que has hecho la cafetera grande.

Vengo con ganas de una ración doble de cafeína.

Me costó coger el sueño

pensando los detalles de la operación de rescate de Mendoza.

Y cuando conseguí dormirme, no he parado de soñar.

Estaba...

Gracias.

Estaba en un sitio frío y desierto, había mucha niebla.

Solo podía escuchar los gritos de Mendoza llamándome.

No podía llegar hasta él porque la niebla me lo impedía.

Así una y otra vez, ha sido horrible.

Por lo que veo, tú tampoco has pasado buena noche.

¿Tú qué crees, Iker?

¿Piensas que puedo dormir tranquila sabiendo que te vas a una misión?

Perdona por soltártelo así. Tranquila, no pasa nada.

Voy a ducharme. Necesito despejarme.

Alicia,

creo que deberíamos hablar de esto con calma.

Crees que os estoy abandonando, ¿es eso?

Que aceptar esta misión

lo hago pensando únicamente en mí y no en vosotros.

De verdad, si piensas que estoy siendo un egoísta

me gustaría saberlo. No pienso que seas un egoísta.

Al contrario, creo que eres muy buen agente del CNI.

Te entregas en cuerpo y alma a tu trabajo, solo que...

A veces tengo la sensación que es lo único que te importa.

Es injusto que tú me digas eso

con lo que representa el cuerpo de policía para ti.

Escucha.

Para lo bueno y para lo malo, somos como somos,

personas entregadas a nuestro deber.

Sí, pero es complicado.

Sí.

Y esta ocasión es distinta.

¿Y si...

desapareces tú también como Mendoza?

No entiendo cómo te asignan una misión

cuando no hace ni dos semanas que terminó la Operación Valentina.

¿El CNI premia a sus agentes pidiendo que se inmolen?

Entiendo que estés preocupada,

y que te asuste lo que me pueda pasar.

Pero, Alicia, es mi trabajo.

Y sabes en qué consiste, lo sabías desde el principio.

Por supuesto.

Y creo que siempre te he apoyado.

Entonces, ¿qué ha cambiado esta vez?

Nada.

Y todo al mismo tiempo.

No sé, me gustaba...

tener la sensación de que éramos una familia normal.

Vivir sin amenazas de narcos ni...

tiroteos ni secuestros.

Y han sido las dos mejores semanas de mi vida.

Me había acostumbrado a que nuestro mayor conflicto fuera

si cenar carne o pescado, elegir...

la decoración de la habitación de Leo.

Ahora soy yo la egoísta, ¿verdad?

No, no me parece egoísta.

Eso es una utopía.

Alicia, eres inspectora de policía.

Sí.

Pensaba que este era nuestro premio por todo lo que habíamos pasado.

Creo que te tendrás que conformar con una medalla.

A ti te han dado una. No es solo eso, Iker.

Leo perdió a su padre de forma muy cruel,

y no quiero que le vuelva a ocurrir lo mismo.

Cariño, esta...

esta operación es distinta.

Estamos hablando de Mendoza.

Ya sé que es distinta.

Y también sé que Mendoza fue tu mentor, pero...

Estoy convencida de que habrá muchos agentes del CNI

que estén encantados de ocupar tu lugar.

Pero ninguno conoce a Mendoza como lo conozco yo.

Nadie es capaz de pensar como él, y de seguir su rastro, solo yo.

Entonces, ¿ya has tomado una decisión?

No, todavía no he aceptado.

Pero sí que he llegado a la conclusión de...

de que esta misión me ha elegido a mí

y no yo a ella.

(LEO LLORA)

Déjalo, ya voy yo. Si vas a marcharte,

será mejor que Leo se acostumbre a que no estés.

Buenos días.

-Buenos días. Llegas a tiempo, estoy haciendo tostadas.

Pero si eres más de cereales o de huevos,

tú pide por esa boca que tenemos de todo.

-Muchas gracias, pero no es necesario.

-¿Estás a dieta o algo así? -¿Lo dices por esto?

Es un batido con proteínas, carbohidratos, minerales,

y vitaminas que necesito para desayunar.

Mis comidas está organizadas por un software

creado con la ayuda de un nutricionista.

Establece lo que necesito en función de mi peso, estatura,

mi edad, metabolismo...

Y con los datos biométricos de mi reloj inteligente

hace un cálculo de los soportes que necesito de estos elementos.

-¿Y comes eso a todas horas? -No, mujer.

Este es dulce, los de la comida y cena son salados.

-¿Y eso es lo que estuviste haciendo hasta las tantas de la madrugada?

Vi la luz de tu cuarto encendida cuando salí a beber agua.

Has debido dormir muy poco.

-Te equivocas. Según mi aplicación,

he dormido dos horas de sueño profundo

más cuatro horas de sueño REM.

No necesito más tengo muy regulado mi ciclo circadiano.

-Ya...

¿Y la aplicación te dice cuándo tienes que ir al baño?

-Esto todavía no lo tengo muy afinado,

pero contabilizo mis deposiciones y las horas...

-Ya, ya, ya...

No me des más detalles, me hago una idea

de lo fiable y precisa que es tu aplicación.

Mi reloj biológico me dice que voy a llegar al trabajo tarde,

así que voy a prepararme cuanto antes.

-¿Qué tal, tío? ¿Cómo has dormido?

He estado viendo lo de la expo, tiene una pinta que alucinas.

-Te lo he dicho, es una expo muy "top".

-Sí, todas las tecnologías punteras tienen su stand,

y las provincias tienen una pinta superinteresante.

-Yo no entiendo cómo trabajando en lo que trabajas,

te ibas a perder una cita con la vanguardia tecnológica.

No te reconozco, tío

¿Qué fue del Fede que "crackeaba" las videoconsolas en el colegio

o hackeaba los ordenadores de la facultad?

-Pues que ahora se dedica a detener a esos Fedes que delinquían.

Ahora soy un agente de la ley y el orden,

y todo eso pertenece al pasado.

Pero me apetece darme una vuelta a ver qué se cuece por ahí.

-Genial, a ver si se te pasa el apalancamiento.

Yo quería ver al otro Fede, no al muermo del poli.

-No te pases, a ver si te dejo sin wifi

y te mando a desayunar al bar como todo el mundo.

Tienen un café igual de repugnante que el de la comisaría.

Así que has oído lo de la aplicación, ¿no?

Pues no te vendría mal invertir un poquito en ella.

-Yo para eso prefiero seguir siendo analógico.

Te veo igual de picajoso que siempre.

Que sepas que no me vas a ganar a "La invasión sideral 3".

-Eso está por ver.

-Café con leche y tu pincho de tortilla.

¿No era tortilla? Era un cruasán. Ahora mismo te lo traigo.

Paty, concéntrate.

Buenos días a ti también, Paty. ¿Buenos días?

No ha empezado y ya estoy deseando que se acabe.

No sé cómo lo voy a hacer hasta que vuelva María.

¿Y qué sabes de ella? -Que la echo mucho de menos.

¿Te dijo cuándo volvía? No.

Cuando va al pueblo nunca se sabe cuando vuelve.

Da igual. ¿Te pongo un café? Sí. Solo, por favor.

(Teléfono)

Ahora te lo pongo.

Nacha, ¿qué tal?

"Hola, Claudia. ¿Cómo estás?" ¿Cómo te encuentras?

No lo sé, creo que mejor.

Bueno, eso suena esperanzador.

"No sé, va por momentos".

Hay días en los que sigo tocada después de todo lo que pasó.

"Es normal, aún ha pasado poco tiempo".

Tómate el tiempo que necesites.

Yo no sé si eso será lo mejor para mí.

"Nunca se sabe. Cada uno tiene su proceso.

"Hay quien necesita descansar"

y hay quien necesita ponerse a trabajar de inmediato.

Ese es mi caso y me va muy bien. "Lo sé".

¿Y cómo está Antonio?

"Ya está ingresado en Milán",

estamos muy esperanzados con el tratamiento experimental.

Eso son buenas noticias. Me alegro un montón.

"Gracias."

Miralles, ayer hablé con Elías.

Lo sé. "Por lo que veo",

no sabe mantener la boca cerrada.

Es que está preocupado por ti, como todos.

¿Por qué no vienes y charlamos un rato?

"Todo el mundo te echa de menos en comisaría".

¿Estás ahí, Nacha?

Sí, sí, perdona. Es que a veces...

me agobio un montón, lo siento.

Bueno, tranquila. Pero apóyate en nosotros, mujer.

Apóyate en tus compañeros.

Anímate. Pásate por comisaría aunque solo sea para charlar.

Vale, ya veré lo que hago.

Muchas gracias, Claudia.

Adiós.

Venga. Hasta luego.

El DNI, una foto con la cara descubierta y sin gorra,

efectivo para la tasa...

-He traído una copia del padrón municipal.

Tengo que actualizar mi domicilio, ya no vivo en Valencia.

-No, pero tiene que ser el volante de empadronamiento.

-Aquí está.

-Esto es. Perfecto.

Veo que llevas tiempo residiendo en Madrid.

-Tengo un pequeño negocio, el Moonlight, no sé si lo conoces.

-¿El Moonlight? Sí, me suena.

¿Es el que está aquí cerca? -Sí.

Intentamos darnos a conocer en el barrio.

Llevamos más o menos un año abiertos.

-Yo creo que he ido una vez.

A partir de hoy intentaré ir más. -Genial.

-Siéntate en la sala de espera,

que los compañeros te llamarán con el número de cita.

-Gracias.

(Teléfono)

¿Sí?

-"Luis Campo Soler? -Sí, soy yo.

-Soy Rafael Bermejo, te llamo del centro penitenciario de Picassent.

¿Es usted familia de Elvira Soler?

-Sí, soy su hijo.

¿Le ha pasado algo? -No, tranquilo."

-Buenos días, comisario.

¿Cómo va todo? Pues aquí, muy bien.

Todo el día con mucho trabajo entre la UFAM y la UDAC,

desdoblándome como puedo.

Me imagino que debe ser un engorro.

Siento mucho ser el causante de tantas molestias,

pero no te preocupes porque ese trajín se solucionará pronto.

¿Sí? ¿Cuándo?

Todavía no puedo asegurarte fechas, pero en cuanto sepa algo te lo diré.

Perdona por hacerte esperar. No.

Gracias.

Hola, Alicia, ahora mismo te atiendo. Hola.

¿Y esa cara?

¿Desde cuándo tomas un vaso de leche?

Desde nunca.

Si lo quieres tú. No, gracias.

¿Qué pasa, no has dormido?

¿Tanto se me nota?

No he pegado ojo en toda la noche, pero no ha sido por Leo.

¿Iker? Sí.

Me dijiste ayer que estáis viviendo una especie de luna de miel.

Y ese es el problema, he estado viviendo algo que no es real.

Llegar a casa y encontrar a Iker bañando a Leo,

preparándole la cena o simplemente durmiendo en el sofá.

Eso es fantástico. ¿Dónde está el problema?

El problema es...

que todo ha sido un espejismo, y ayer me di cuenta.

Iker es un agente del CNI y siempre lo va a ser.

Ya, Fidalgo le ha asignado una misión en un país lejano, ¿no?

Y no sabes el miedo que me ha entrado.

Además, es una misión realmente peligrosa.

Entiendo la cara que traes.

Le he dejado caer que no quiero que vaya,

pero me siento tremendamente injusta.

Parece que le estoy obligando a tomar una decisión

porque tengo miedo de volver a quedarme sola.

No sabes lo egoísta que me siento.

No eres egoísta.

Solo eres una mujer joven que ha soportado más desgracias

que cualquier otra a tu edad.

Y si alguien se merece tener una vida normal, esa eres tú.

Y él también, Claudia.

A nosotras por hacer un buen trabajo nos condecoran,

pero a él le mandan una misión igual de peligrosa que la anterior.

Y salga bien o salga mal,

siempre va a ser lo mismo.

Da igual, porque el miedo siempre va a estar ahí.

No sabes cómo te entiendo.

Yo ahora, siento lo mismo con...

con Antonio lejos, sin saber ni cómo ni cuándo volverá.

Ni siquiera si va a volver

No digas eso, Claudia. Es verdad.

¿Te das cuenta qué casualidad?

Las dos nos enfrentamos a...

a un futuro incierto con nuestras parejas.

Al menos, Iker está preparado para enfrentarse a esa misión.

En cambio, Antonio en sus circunstancias no puede hacer nada.

Ahora sí que me siento una egoísta. Disculpa, me he expresado mal,

no quería decir eso.

Yo quería que lo vieras desde el lado positivo.

Iker está sobradamente preparado

para enfrentarse a una misión peligrosa,

y si hay alguien que sabe

lo que es poner a la gente en situaciones peligrosas,

esa soy yo. A ver, con el corazón en la mano.

Si yo te pongo al frente de un operativo peligroso

y cuando se lo dices a Iker te dice

que es mejor que no vayas, que está inquieto por ti, ¿qué?

¿Tú renunciarías?

Pues ahí tienes la respuesta.

Hola.

-¿Qué haces aquí? Aún queda mucho para abrir.

-Como ayer dijiste que querías hacer inventario,

he venido a echarte una mano.

-Muchas gracias, Ana.

Eres el mejor fichaje que he hecho en mi vida.

Conozco pocas personas que se tomen tan en serio su trabajo.

-No exageres, solo sigo tu ejemplo.

¿Cuánto llevas haciendo números?

-Da igual, al final las cuentas siguen dando lo mismo.

Ojalá nos fuera bien para contratar a alguien que lo haga por mí.

-No acabamos de remontar, ¿no?

-A ver si con la reestructuración de plantilla,

y la negociación con nuevos proveedores levantamos cabeza.

Me gustaría recompensarte por tu esfuerzo.

-No pienses en eso, lo importante es sacar adelante el Moonlight.

-Buenas.

¿Qué pasa, Sarita?

¿Cómo está la chica más guapa de Madrid?

-Hola, Ricky.

-¿Y tú ya estás haciendo números?

Deja eso y vamos a tomarnos unas cervezas.

Carita guapa, sácate unos botellines. -Todavía no está abierto, Ricky.

Hemos venido antes para currar y no para estar de fiesta.

A ver si tomas ejemplo. -Algo me dice que los números

siguen sin cuadrar, hermanito.

Trabajar está sobrevalorado. Si el pub está en horas bajas,

echarle más horas no es la solución. -Ah, ¿no?

-No. Lo que tienes que hacer es sacar partido a los activos disponibles.

-A ver, Ricky, ilumíname.

Según tú, ¿cuáles son esos activos? -¡Hola!

¿Tengo que ser más explícito?

Tienes camareras espectaculares, pero vienen vestidas como monjas.

El género entra por los ojos, hay que mostrarlo.

-Ricky... -Sara,

¿me traes los albaranes de los licores de ayer?

¿Tú de qué vas? -¿Cómo de qué voy?

En Estados Unidos hacen casting para contratar a las camareras.

Tienen que tener unas medidas determinadas,

y luego les dan una minifalda y una camisa escotada bien entalladita.

Eso sí que vende. Así los tíos se quedan babeando en la barra

y se lo gastan todo en copas. -Ricky, ¿tú te estás oyendo?

Pareces sacado de una caverna.

¿Esa es tu idea de la gestión empresarial?

¿Hablarle como un cerdo machista a mi empleada?

-Yo no soy machista,

si quieres puedes contratar dos chulazos

que pongan copas sin camiseta. -Basta.

-¿Qué pasa? ¿Ahora vas a hacerte el estrecho?

Tú a las camareras las contratas por el coeficiente intelectual

y el número de másteres que tienen.

Además, está buena. ¿Cómo le va a molestar que se lo digamos?

Sara, ¿a que a ti no te importa?

-Hay veces que es mejor guardarse las cosas para uno mismo.

Tanta información cortocircuita el cerebro.

-¿Qué dices? -Que la dejes en paz de una vez.

-Voy al almacén y empiezo con los refrescos.

-Gracias.

¿A ti qué coño te pasa?

¿Crees que esta es manera de hablarle a Sara?

¿Crees que tienes posibilidades con ese discurso?

-No exageres.

Sara está acostumbrada a quitarse moscones peores que yo cada noche.

Además, a ella le va la marcha.

-Tú qué vas a saber.

No te dice nada porque eres el hermano del jefe,

si no, ya te habría metido un buen corte.

Otra vez te ahorras tus consejos empresariales.

-Yo no me invento nada.

Lo he visto en un reality de los que montan negocios.

-Ah, en un reality. -Sí, americano.

Sí, tío.

Tenías que ver a las camareras, parecían modelos.

-Cállate la boca, anda.

-Mira, si el consejo te lo hubiera dado Álvaro,

las cosas serían de otra manera, pero como te lo doy yo,

es una idea machista.

-Me da igual de quién viene el consejo,

yo regento un pub, no una barra americana.

-¡Que te pires! -Que te pires tú.

-Hasta luego.

-Hola, Álvaro, ¿qué tal?

¿Te puedes pasar luego por el pub?

Sí, ya sé que estarás superliado en el taller, pero...

lo que quiero decir, mejor no te lo digo por teléfono.

Vale, muchas gracias.

Nos vemos después. Chao.

¿Querías verme? Ah... señor.

Te estábamos esperando, Claudia.

¿Me siento? Siéntate.

El director general quiere tratar con nosotros

un tema confidencial.

Les voy a pedir su colaboración en un tema de ciberseguridad

a nivel nacional.

Se está produciendo una oleada de secuestros

informáticos, más conocidos como Ransomware.

Se trata de un ataque al sistema informático

que bloquea y encripta los archivos del usuario

quitándoles el control del mismo.

Entiendo que esta es la lista de las empresas afectadas,

y que también hay administraciones públicas.

En efecto, y cada minuto que pasa

se engrosa con nuevos hospitales,

instituciones públicas y privadas...

El ataque es indiscriminado.

El sistema infectado se bloquea y no pueden trabajar.

¿Quiere decir que todas estas empresas

en este momento están paradas?

Desde un punto de vista informático sí.

Y ya pueden imaginar el problema que esto supone.

Una situación caótica. Así es.

A los pocos minutos de detectarse la anomalía

reciben un mensaje que les exige una cantidad de dinero

a cambio de liberar el bloqueo.

Aquí dice que con abrir un archivo infectado

desde un móvil conectado a la red de la empresa

puede propagarse el virus.

Pero contra eso no hay defensa, ¿no? La hay, naturalmente.

El problema está en que no se crea ese antivirus

hasta que no se conoce la operativa del mismo.

Mientras tanto, la lista de empresas crece y crece...

Entre las más afectadas hay tres multinacionales,

una de ellas es española, Cuida Bank.

Supongo que aunque pagaran les quedará la duda

de adónde han ido los datos de las cuentas de los clientes.

Por eso el caso debe llevarse con la máxima confidencialidad.

Si trascendiera a la opinión pública,

las empresas afectadas se enfrentarían, además,

a un grave problema de prestigio.

Por ahora sabemos que todos los afectados

son víctimas del mismo hacker.

Y que además de utilizar el mismo encriptado

para introducir el virus,

utiliza un nombre muy particular.

Lo firma Ghost Team.

Un nombre nuevo en la red, y que sepamos,

es su primera fechoría.

Supongo que recurrir a Distrito Sur

está motivado porque quieren contar con la colaboración

de Fede Alarcón, nuestro inspector de la UIT.

Así es, estamos trabajando a contra reloj

para intentar llegar al culpable o culpables.

Sí, me han informado que el inspector Alarcón

es una de las personas más cualificadas en este terreno.

Eso sin lugar a dudas, y supongo que para Fede

constituirá un lamentable, pero estimulante reto.

Comisario. Cuente con ello.

Fede, además de ser un genio de las redes,

es un policía excelente y muy serio.

Teo, estoy viendo los vídeos de los robots

y me estoy partiendo la caja.

¿Tú crees que quedarán entradas para el torneo?

-¿Estás haciendo algo? -Enviando un mensaje, una chorrada.

-He abordado el comisario, como tú me aconsejaste...

-Y vienes a darme las gracias, porque el consejo fue estupendo.

-No, espera que te lo cuente. El comisario se ha hecho el loco.

-¿Cómo que se ha hecho el loco¿? ¿Qué le dijiste exactamente?

-Yo le he insinuado que estaba hasta arriba de trabajo con la UFAM,

que tenía que desdoblarme,

y él me ha dicho que eso se iba a solucionar pronto.

Y yo he seguido preguntando para saber cuándo se iba a solucionar.

Y me ha dicho que ya me lo diría.

Así, sin más. -Eso es muy del comisario.

Siempre está a sus cosas aquí y allá,

igual no tenía tiempo de una conversación de pasillo.

-No, no, yo lo conozco demasiado bien.

-¿Y? -Que me sé todos sus gestos.

Cuando está agobiado se pasa la mano por la frente

y cuando está incómodo se hace el loco y cambia de tema.

-No te agobies, tú eres la persona idónea para ese puesto.

Tú eres el espíritu de la UFAM.

-Ya lo era antes de que se lo dieran a Lola,

y entonces todo el mundo decía que yo era la candidata ideal.

-Eso era otro momento. Relájate.

El día menos pensado llegará el comisario y te dirá:

"Para ti la UFAM".

Espe, tengo que pedirte alto.

¿Sí?

Necesito que me dejes a solas un rato con Fede.

Sí, claro.

-Dígame, señor comisario.

Fede, el mismo director general de la policía en persona

ha solicitado la ayuda de Distrito Sur.

Tengo que pedirte que te pongas de inmediato con esto.

Soy todo oídos, comisario.

Se trata de un ciberataque masivo

contra grandes compañías internacionales.

Al parecer, secuestran todo el sistema operativo.

Sí, se llama Ransomware. Sí, eso es.

Mira, te he traído un listado de todas las empresas afectadas,

y toda la información que han recopilado del virus

desde que comenzaron los ataques.

Tus compañeros de las otras UIT, ya trabajan en ello,

y están esperando tu OK

para compartir más información contigo,

y podáis establecer un cauce seguro de trabajo en red.

Fede, ¿estás preparado? Absolutamente, señor comisario.

-Aquí tienes tu gin-tonic, sin angostura y con un poco de limón,

espero que te guste.

-Hola, Sara.

¿Qué tal, cómo va?

-Bien, esto está tranquilo. ¿Vas a tomar algo?

-No, venía a pedirte disculpas.

Sé que me he portado como un imbécil.

No me has dado un corte porque soy el hermano pequeño del jefe,

pero lo tenía merecido. -No te preocupes.

Desde que trabajo en el pub, ya me han dicho de todo,

pocas cosas pueden asustarme. -Ya.

Pero seguro que has pensado que soy un capullo.

-Pues sí.

-Lo que he dicho antes del reality y las camareras

enseñando cacho no lo he dicho en serio,

lo he dicho para picar a Luis, yo no pienso así.

Lo que pasa es que está muy flipado, dando órdenes todo el día,

intentando hacer ver que sabe cómo se hacen las cosas,

pero mira cómo está esto, muerto.

Le gusta hacer de cabeza de familia y jugar a ser empresario,

pero no le va.

-Yo creo que Luis es un tío trabajador, exigente,

que se toma muy en serio las cosas.

A cargado con todo a la espalda desde que tus padres no están.

-Pero no tiene que ir todo el día con un palo metido por el culo.

-Lo que intenta es que te tomes las cosas en serio

y sientes la cabeza.

-Ya veo que tienes a tu jefe en un pedestal.

-¿Qué pasa, hermanito, cómo vas?

-No me toques con las manos, que mira cómo las tienes.

-Hola, Álvaro, ¿que te pongo? -Un agua está bien.

¿Está Luis por aquí? -Ha salido al banco.

-Ha ido a ver si le cuadran los números, pero me parece que...

-Que te saldrían mucho mejor a ti, ¿verdad?

-Si Luis me dejara, yo llevaría el bar mucho mejor que él.

Te aseguro que sería mucho mejor gestor.

-Qué vas a gestionar tú nada.

Eres incapaz de tener tu habitación ordenada.

-Mira quién fue a hablar, el empresario del año.

Llevas tiempo diciendo que vas a montar tu taller

y lo único que haces es romperte el culo

en el taller del cutre de Ramón.

-Estoy haciendo un estudio de mercado para asegurarme que todo está bien.

Pero qué vas a saber tú de hacer la cosas bien.

Aunque no lo creas, estoy aprendiendo mucho en el taller de Ramón:

gestionar clientes, proveedores...

A llevar un negocio, chaval. -Recauchutando ruedas, no te digo.

No me hagas reír.

Mira, has dejado el vaso lleno de grasa.

¿No te puedes lavar antes de venir aquí?

-Lo siento, Sara. -No pasa nada.

-Gracias.

Me piro. Dile a Luis que me voy a duchar y a cambiar. Luego vuelvo.

-Venga.

¿No le da vergüenza venir así de guarro?

-Qué exagerado eres.

No, Olga, no prepares cena para mí,

no consigo ponerme al día con el trabajo pendiente.

Yo creo que tengo para dos horas mínimo.

No te preocupes, cena tú. Luego nos vemos.

Un besito, cariño.

Me querías ver, ¿no? Sí, quería verte.

Quería alertarte de un tipo que me parece peligroso,

me ha llegado por un "confite".

¿A estas alturas tú tirando de "confite"?

Teniendo a Elías de vacaciones, había que bajar al barro.

Me ha costado muy pocas llamadas telefónicas, te diré más.

A algunos les ha hecho ilusión que la propia inspectora jefe

les llamara en persona. Tú dirás.

Te presento a Carlos Zaldívar, alías Charly.

Se le ha visto por Distrito Sur

recién llegado del Campo de Gibraltar.

En su ficha policial he visto que había entrado y salido de la cárcel

por distintos delitos: menudeo, reyertas...

Tráfico de todo tipo de sustancias.

¿A qué no sabes con quién trabajó hace años durante bastante tiempo?

No.

Con Fernando Quintero.

Empezó desde muy abajo, casi como recadero,

y llegó a tener un puesto de importancia

en la organización de la ruta del sur.

¿Crees que busca un hueco ahora que está todo desmantelado?

No lo sé exactamente, pero está claro que este tipo

conoce a todos los contactos del tinglado que tenía montado Quintero,

y por lo que me han dicho,

viene haciendo alarde de ello.

Buen trabajo, Claudia.

(Puerta)

¡Adelante!

Permiso.

Pasa, Nacha, pasa.

Me alegro de verte. ¿Cómo estás?

Bastante mejor que antes,

pero si están ocupados no les quiero molestar.

No molestas. Además, esto te puede interesar.

¿El qué? Un caso que te quiero asignar.

Ya. Le recuerdo que yo presenté mi renuncia.

Y yo nunca la tramité.

Le he contado al comisario

que hablamos esta mañana por teléfono, y que además,

Elías me dijo que estás mejor, bastante más animada.

Sí, estoy bastante más animada, pero...

Pero te necesitamos, Nacha.

En comisaría estamos desbordados,

y yo no puedo prescindir de una de mis mejores policías.

Ya, Miralles, pero...

¿Qué ocurre? ¿No te alegra saber que puedes volver con nosotros?

Nacha, esta comisaría te necesita.

Mañana podrás hacer todo el papeleo

para que tu reincorporación sea efectiva,

pero necesito que me escuches atentamente.

Claudia, yo creo que esto puede esperar hasta mañana.

No, comisario, de verdad.

Prefiero estar al tanto de lo que me voy a encargar.

Bien.

Te presento a Charly Zaldívar,

un excolaborador de Quintero.

Se le había visto en el puerto de Algeciras

hablando con camioneros que trabajaron con Quintero,

y que se libraron de la Operación Valentina

porque Somoza los despidió cuando adquirió la empresa.

¿Y este Charly está ahora por Distrito Sur?

Esto nos ha llegado por un "confite" que tú conoces,

"El Ácidos".

Sí, es uno de los "confites" de confianza de Elías.

Lo más importante es repartir ahora la fotografía

por toda la comisaría porque hay que localizarlo en Madrid.

No podemos permitir que se monte un tinglado de drogas

después de lo que nos costó cerrar la Operación Valentina.

Al parecer, Charly viene con la intención

de postularse para cubrir el hueco que dejó Quintero.

Y le pueden salir competidores.

La cosa se nos puede ir de las manos,

ya sabemos de hace años lo que puede ser una guerra entre bandas.

Efectivamente, tenemos que adelantarnos a ellos.

Hay que organizar los turnos de seguridad ciudadana,

sobre todo por Barlovento y por el polígono.

Perfecto. Vete a descansar. Y bienvenida.

Gracias. Permiso.

Nacha...

me alegro mucho de que vuelvas a estar con nosotros.

Te necesitábamos.

Yo también me alegro. Muchas gracias.

Por lo menos una buena noticia, ¿no? La vuelta de Nacha.

Pues sí, porque vamos a necesitar todos los efectivos

para luchar contra lo que se nos viene encima.

No puedo más. Necesito salir a que me dé el aire.

Escúchame bien, grandullón, porque no te lo voy a repetir.

Apártate de esa puerta y déjame salir.

-Ya te lo he dicho, tienes que esperar al jefe.

-¿A tu jefecito? ¿Qué pasa?

Me parece que no tienes ni idea de quién soy yo,

¿no te lo ha dicho tu jefe?

Apártate de esa puerta.

-Buenas.

¿Me echabas de menos? -No sabes cuánto.

-Percibo tensión en el ambiente. -El zoquete grandullón este

que me has puesto de carcelero,

que no me deja ni bajar a comprar tabaco.

-No se lo tomes en cuenta.

¿Pone mucho celo en su trabajo?

Le pedí que me esperaras, pero ya estoy aquí.

Así que vamos a relajarnos,

vamos a tomar algo,

y nos vamos a sentar.

Porque tú y yo tenemos que charlar.

-Pues sí, vamos a hablar,

vamos a hablar porque hay algo que quiero comentarte.

Verás, Charly, estaba pensando que

quizá tenga que agradeceros lo que estáis haciendo por mí,

esto de darme cobertura para pasar desapercibido en Madrid

y ayudando a esconderme en este piso.

Así que creo que...

tendría que ofreceros un...

un aumento, un incentivo, ¿no?

¿Qué os parece? A modo de agradecimiento.

Pero antes de hablar de cantidades ni nada de eso,

necesitaría salir a que me dé el aire.

Aunque sea bajar al bar de la esquina.

-El problema es que si sales y te ocurre algo...

-No me ocurrirá nada. Ya sé cuidarme solo.

-Lo mejor es que te quedes aquí conmigo.

Él puede bajar, hacerte el recado, y mientras nosotros charlamos.

¿Verdad, Zeus?

-Mira, Charly, no sé muy bien de qué va todo esto.

Yo os agradezco mucho lo que estáis haciendo por mí,

ayudándome, pero...

Creo que ha llegado el momento de seguir por mi cuenta.

-¿Sí? Seguir por tu cuenta, ¿dónde? -A Miami, por ejemplo.

Tengo un hijo allí que tiene problemas y me necesita.

-Me encantaría ser testigo de ese reencuentro.

Yo soy muy sentimental, ¿verdad, Zeus?

Pero me temo que tenemos algo más importante que hacer.

Lo de darme más pasta por ocultarte del CNI me parece bien.

Pero te olvidas de algo que me prometiste.

-Yo no me olvido de nada, sé muy bien lo que te dije,

y tú sabes perfectamente que siempre cumplo mi palabra.

Pero será mucho más seguro para todos...

-Lo que es seguro es que me vas a entregar a ruta del sur

como habías prometido.

Te dije que quiero tus contactos en aduana,

la lista de proveedores y clientes,

los trayectos exactos por las carreteras secundarias...

Lo quiero todo. -¡Lo vas a tener, maldita sea!

Lo vas a tener todo, pero necesito tiempo para organizarme.

Y tengo que reunirme con gente para saber cómo están las cosas ahí fuera.

-Buen intento, buen intento.

Pero de aquí no se mueve nadie hasta que no me pases el testigo.

Si quieres salir, ya sabes cuál es el precio.

-¿Me estás diciendo que estoy dejando de ser tu invitado

para empezar a ser tu prisionero, es eso?

-Llámalo como quieras.

Piensa que cuando me des lo que te estoy pidiendo volverás a ser libre.

¿Alguna duda, alguna pregunta?

Te dejo aquí pensando, ya que tienes tanto tiempo.

Espero que mañana hayas entrado en razón.

Intenta no cabrear a Zeus,

cuando está de malas tiene un punto agresivo.

-Chaval, lo que me ha dejado flipado son los prototipos

que ayudan a la vida humana,

y los humanoides que ayudan a la gente con movilidad reducida.

Eso me ha dejado alucinado.

-A ti lo que te hubiera venido genial es el robot contra el acoso escolar.

La de novatadas que te habrías ahorrado.

-Qué majete eres.

-En serio, tío, ¿dónde has estado metido todos estos años?

-¿A qué te refieres?

-Me sorprende que no estés al tanto de las novedades de domótica,

y los avances en impresoras 3D.

Dentro de poco será normal imprimir órganos humanos.

-Yo de impresoras 3D claro que sé,

pero yo me fijo en la tecnología un poco más de mi ámbito laboral.

¿Entiendes?

Estoy metido en comisaría y hay cosas que se me pueden pasar.

-Pero no puedes vivir de espaldas al futuro, tío.

Tienes mucho talento. Yo creo que aquí te estás acomodando,

lo estás desperdiciando.

-No sé por qué dices eso, la verdad.

Ahora mismo estoy trabajando en un caso de ciberseguridad

a nivel internacional. Ríete tú de Snowden.

-¿Ese? Menudo pringado.

-Será un pringado, pero era tu héroe.

-¿Eso qué tiene que ver?

Cuéntame algo más sobre este caso tan importante.

-No te puedo contar nada porque es confidencial.

Solo te digo que es a nivel internacional y es muy gordo.

-Pero somos colegas, hay confianza.

Me cuentas en lo que estás y yo te enseño los planos de Arthur,

un robot humanoide que estoy creando.

-¿En serio?

Pues no puedo, y además me tengo que poner a currar.

-¿Ahora? -Sí, me han pedido para mañana

un informe de diagnóstico y lo tengo que presentar.

Insisto que es confidencial. Déjame.

-Ahora no tengo nada que hacer, si quieres que le eche un vistazo.

-Dale pedales con la historia. Que es confidencial.

-Pues nada.

Me voy a seguir con mi robot.

Si cambias de opinión, estaré en mi habitación dándole vida a Arthur.

-Tú tranquilo que monstruos no aceptamos en el piso.

-Qué, ¿se ha ido ya tu amigo el ciborg?

-No le llames así, mujer.

-Le podría llamar cosas peores, la verdad.

-Ahí donde le ves, aunque tenga los ciclos circadianos,

es un tío de lo más normal. -Sí, sí, claro.

¿Y tú te vas a poner a trabajar ahora?

-Sí. ¿Algún problema? -No, ninguno.

¿Qué es eso tan importante que te ha encargado Bremón?

Es un caso de ciberseguridad.

Todo coordinado a nivel nacional por el director general.

-Pues sí que debe ser importante.

Aunque te has pasado media tarde en la expo esa.

-He estado una hora.

Pues no, he estado más de una hora.

Se me presenta una noche fina.

Archivos que desencriptar, con mil movidas...

-Que te sea leve.

Yo voy a ayudarte poniendo una cafetera.

-Muchas gracias.

-No podría ayudarte de otra forma aunque me cuentes de qué va el caso.

-Como no sepas de DNS o de HTTP, es complicado.

-¿De HTT qué? No tengo ni idea.

Intenta descansar algo, que no quiero encontrarme un ciborg

mañana cuando me despierte.

Buenas noches, Robocop.

Y no te olvides de apagar la cafetera.

-¡Joder!

¿Se puede saber a qué viene tanto misterio?

¿Qué es eso tan importante? -En cuanto llegue Álvaro lo sabrás.

-No será otro de tus sermones familiares, ¿no?

-No, tranquilo.

Por cierto, te felicito.

Me ha dicho Sara que te has disculpado con ella,

y que has echado una mano detrás de la barra.

-¿Puedes repetirlo? Lo quiero grabar.

Mi hermano Luis reconociendo que he hecho algo bien.

-No seas niñato, anda.

Creo que he sido siempre justo contigo.

Y para que veas que te escucho,

he pensado en lo que me has dicho esta tarde.

-¿Lo del uniforme sexy? -No.

Lo de tener en cuenta tus ideas. Eso no me ha gustado nada.

Pero si te implicas en el negocio, se te ocurrirán cien ideas más

y yo estaré encantado de escucharlas. -¿En serio?

-Sí.

Incluso he pensado en...

en hacerte socio del pub.

-Genial, no te vas a arrepentir. Vamos a hacer grandes cosas tú y yo.

Ya verás como dentro de un mes, todo esto está petado.

-Ojalá. Pero también quiero que sepas una cosa,

ser socio implica asumir una serie de responsabilidades.

Negociar con los proveedores, aumentar el número de clientes,

cumplir unos horarios, tratar con el personal...

Eso significa que tendrás que entrar y salir a tu hora,

que no podrás reunirte de fiesta con tus amigotes,

y tampoco emborracharte. -Sí, me queda claro.

-¿Claro?

-Ya sé que llego tarde. -Vaya horas, Nano.

-Tenía que ir a casa a cambiarme.

¿Qué pasa, qué es tan urgente?

-Es por la mamá.

Hoy me han llamado de la cárcel de Picassent.

Mañana la ponen en libertad.

-Eso es un notición, Luis.

Yo pensaba que le quedaba más de un año.

-Le quedaba más de un año, pero ya sabes cómo es mamá,

lo habrá calculado todo para conseguir la reducción de condena.

Asistir a actividades culturales, buen comportamiento,

cursos de formación...

-Se habrá metido en el bolsillo a todos los funcionarios de la prisión.

-Me imagino que sí, porque el informe de la cárcel ha convencido al juez

para darle la libertad provisional.

Mañana la voy a buscar.

-Te acompañaría, pero no creo que Ramón me dé el día.

-Es mejor que os quedéis en casa

limpiando y preparándole la habitación.

Quiero que mamá se lleve una buena impresión.

-No te preocupes. Ricky y yo nos encargamos.

¿A que sí, Ricky?

¿Eh?

¿Qué pasa, no te alegras?

-Sí, claro que me alegro.

Lo que pasa es que...

cinco años es mucho tiempo.

-Ya.

Tú tranquilo, que por mucho que la mamá haya cambiado,

estoy convencido de que seguirás siendo su mayor dolor de cabeza.

¿Te vas ya a la cama?

Sí. Iba a leer un rato, pero...

creo que deberíamos... Que deberíamos hablar.

Esta mañana cuando te has ido me he quedado pensando.

Tienes razón en muchas cosas,

pero sobre todo en una:

nos merecemos la oportunidad de ser felices.

Me he jugado la vida demasiadas veces y no tengo por qué demostrar

nada a nadie.

Ya sé que esta misión es distinta.

Yo también he estado pensando y...

sé que es una misión especial, se trata de Mendoza.

Cariño, él ha sido para mí como...

como Miralles para ti.

Sé que hay muchos agentes capaces de realizar esta misión.

Mil razones para que yo no vaya.

Todas ellas más racionales que aceptar.

Pero...

Pero no estaría siendo fiel a mí mismo.

Seguiría soñando con que Mendoza me necesita, y lo peor de todo,

sentiría que le estoy fallando a él,

a mí, y a vosotros.

No quiero fallarle a Leo como padre.

Sé que no soy su padre biológico, pero tú lo has dicho esta mañana,

somos una familia,

y he pensado mucho en ello.

Yo siento a Leo como parte de mí,

y supongo que yo también soy parte de él.

Alicia, quiero poder mirarle a la cara y sentirme orgulloso.

Que me vea como un ejemplo, y poder decirle el día de mañana

por qué tomé las decisiones que tomé, incluida esta.

Ya, Iker, pero no creo que están siendo consciente

de que quizá no vuelvas de esa misión.

Entonces, seré yo quien tenga que explicarle

qué fue lo que pasó contigo.

No entiendes. Nunca podría explicarle

por qué abandoné a un amigo en peligro.

Y lo más importante de todo, creo que no estás valorando

en qué me convertiría si me quedo.

O sea, que ya has tomado una decisión.

Cariño,

nunca he tenido mejores razones para salir con vida de una misión.

Quiero volver a casa con mi familia.

Odio que tengas que irte.

Pero...

tienes razón en una cosa,

si te quedas, no serías la persona de la que me enamoré.

¿Significa eso que cuando vuelva no encontraré la cerradura cambiada,

ni mis cosas esparcidas por la entrada?

Siempre y cuando vuelvas con menos de tres costillas rotas

y sin ningún rasguño en la cara.

Pero tienes que prometerme una cosa.

Lo que quieras.

Que terminaremos juntos la pared de pizarra de Leo.

No pintaré ni un centímetro más hasta que vuelvas.

Ese es otro buen motivo para regresar en plenas facultades.

(LEO LLORA)

¿Sigues pensando que es mejor que se acostumbre a no verme?

No.

Pero esta noche te quería solo para mí.

Aunque no me perdería por nada del mundo la despedida entre Leo y tú.

Para quienes no lo sepáis, os comunico que Nacha Aguirre

se reincorpora hoy al servicio activo.

Ya tendréis tiempo de darle la bienvenida como merece.

Pero ahora quiero que os concentréis en este tipo.

Carlos Zaldívar, alias Charly.

Es uno de los antiguos hombres de Quintero.

Quiere ocupar el vacío de poder, pero le pueden salir competidores.

He pedido a Nacha que se haga cargo del caso.

No quiero saber nada más de este mundo ni de este negocio.

Solo quiero tener una vida tranquila y en paz.

Y si puede ser, salir de aquí cuanto antes.

-Ni lo sueñes.

No saldrás hasta que no me des lo que te he pedido.

-Yo ahora me voy a embarcar en un crucero de "singles",

¿por qué no te apuntas?

-Porque no soy "single", estoy muy feliz con Montse.

-Ya, eso decimos todos.

Que yo lo digo con conocimiento de causa:

el matrimonio es la tumba del amor.

Me resulta muy duro irme tan lejos y separarme de vosotros.

Pero no puedes negarte a hacer lo que debes.

Mendoza es más que mi mentor,

me salvó la vida muchas veces.

Prometo que intentaré estar lo más tranquila y confiada que pueda.

¿Muchísimo lío por aquí? -Tía, es que voy de culo.

He estado a punto de ponerme a gritar y echar a todo el mundo del bar.

-Llevar el bar tú sola no es fácil. -No.

Yo pensaba que María venía mañana,

y resulta que se queda más días en Barinas.

Aprovecho para comunicaros que mañana

se incorpora a la comisaría un joven agente, Antonio Ríos.

Os pido que seáis comprensivos y tengáis paciencia con él.

Y por último, deciros que mañana se incorpora otro compañero,

pero con muchos años de servicio a sus espaldas,

el inspector Tobías Almazán,

que viene para hacerse cargo de la UFAM.

Espe, estoy muy liado con esto,

¿lo podemos hablar tranquilamente en casa?

-No te preocupes,

estoy acostumbrada a ser el último mono de esta comisaría.

No tenemos nada de qué hablar,

tú sigue cubriéndote de triunfos y de gloria delante de los jefes.

-¿Tú no ves la presión que me está metiendo Bremón con el caso?

Cada vez hay más empresas infectadas, y no doy abasto.

-¿Por qué no pides ayuda a alguien? -¿A quién le voy a pedir ayuda?

-A tu amigo el ciborg, el que me has metido en casa.

-Creo que estoy perdiendo la ilusión por la cocina.

No lo dices en serio, ¿no?

No estoy motivada y por eso no me salen bien los platos.

A ver, insisto.

Porque tú la ilusión por la cocina

no la vas a perder de la noche a la mañana.

¿Qué ha ocurrido? Creo que sé lo que es.

Pero no lo quiero reconocer.

-¿Estás nervioso porque llega la mamá?

-¿Qué te pasa a ti, tú no?

-Creo que no tanto como tú.

-Es que no sé cómo va a ser el reencuentro después de...

lo que pasó.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 402

Servir y proteger - Capítulo 402

05 dic 2018

La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que gira la vida personal y profesional de sus compañeros y los casos policiales que afectan al barrio.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 402" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 402"
Programas completos (413)
Clips

Los últimos 1.543 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios