www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4851486
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 392 - ver ahora
Transcripción completa

Por la cara que traes, debes ser portador de una mala noticia.

-El doctor Salazar quiere hablar contigo

antes de decidir si participas en el ensayo clínico.

-He hablado con Cifuentes, voy mañana mismo a Milán.

No sabes qué alivio oír eso.

Venía a traerte unas pastillas para que empieces a tomarlas hoy.

-¿De qué son? -Son unos compuestos naturales

para que mejores tu concentración.

-No te irás a tomar las pastillas que te ha dado ese charlatán.

-Mira, Iago es mi guía espiritual,

y es una persona muy importante para mí.

Te pido que no le insultes porque me sienta muy mal.

Estas pastillas son cien por cien naturales, ¿sabes?

Me encanta vivir contigo y con Leo,

y creo que todo va como la seda, ¿no?

¿Quieres casarte conmigo?

Me gustaría ofrecerle el puesto de jefe de seguridad de mi empresa,

pero el obstáculo es que ese puesto ya está ocupado.

-Si ese puesto estuviese vacante,

¿me daría el empleo a mí? -Sin dudarlo.

-Quiero lo que tú tienes. -Para eso tendrás que matarme.

-¿Estás bien? ¿Te pasa algo?

Estás temblando. Parece que has visto un fantasma.

-Se llama Cholo Trejo y es el asesino de mis padres.

-Quítate del medio, negra, o te vas a arrepentir.

-¡Eh, alto!

Soy Nacha Aguirre Rueda, oficial de policía de Distrito Sur.

Queda detenido por atentado contra la autoridad.

Esa detención es irregular,

es chapucera, es precipitada y es contraproducente.

Tenías que haber acudido a mí desde el principio.

¿Me hubieras creído a mí? ¡Por supuesto que te hubiera creído!

El calabozo me ha refrescado la memoria, ¿sabe?

Estas dos cuentas de aquí

son un homenaje para sus queridos papás.

-¡Voy a matarte, cabrón! ¡Voy a matarte!

-¡Nacha!

¿Tú sabes la gravedad que tiene todo esto?

Sí, lo sé, pero no es menos grave

que ese tipo se jactara de haber matado a sus padres,

y la amenazó de muerte.

¿Hay testigos de esto? Ese tipo es muy listo,

y no se pilló los dedos, solo lo insinuó, lo dejó caer.

Yo no sé si eso de seguirla es la mejor idea.

Vigílala con discreción,

tenemos que impedir que haga una tontería.

Va a pagar por todo el daño que ha hecho.

Yo misma me encargaré de que así sea,

aunque sea la última cosa que haga en mi vida.

Funciona.

-El informante, para hablarme del Cholo Trejo.

Esto está en el quinto pino,

con lo fácil que es quedar en el bareto de la esquina.

-¿Ese colega tuyo es de fiar?

-Ibas para figura del toreo

y acabarás muerto en las afueras de un polígono.

-Nacha, ¿qué coño ha pasado aquí? -Nada,

cuando yo llegué ya estaba agonizando.

-Tienes la ropa y las manos llenas de sangre.

-¡Porque estaba intentando reanimarlo, Elías!

-Nacha, Nacha...

por favor.

(Música emocionante)

No tienes que contestar ahora,

tómate tu tiempo, sé que es una decisión importante.

No me imagino un hombre mejor que tú con quien compartir mi vida.

¡Uffff!

Por un momento pensé que recibiría calabazas.

Te enamoraste de mí cuando estaba embarazada,

y desde que Leo ha nacido, lo quieres como si fuera tu hijo.

Porque es así como lo siento.

Y me derrito cuando te veo jugar con él y hacerle monerías.

La culpa es de él que me tiene ganado.

Lo mío tiene poco mérito.

Tienes...

todo lo que deseo. Eres...

guapo, eres inteligente, divertido...

¿Qué más podría pedir?

Entonces, ¿eso es un sí?

El problema no eres tú,

sino lo que el matrimonio representa para mí.

Supongo que lo mismo que para mí,

un paso más en nuestra relación, ¿no?

Mira, Rober y yo estábamos muy bien,

y él se empeñó en que nos casáramos.

E hicimos los preparativos con muchísima ilusión.

Y a punto de darnos el "sí quiero", delante de familiares y amigos,

un sicario le disparó y murió en mis brazos.

Lo sé, y debió de ser horrible.

Supongo que igual de horrible que cuando Khady murió,

poco después de haberos casado.

Tú me dijiste que una parte de ti murió con ella.

Ya veo por dónde vas.

Para mí el matrimonio no se asocia a la felicidad.

Sé que los dos hemos vivido experiencias traumáticas

en relación al matrimonio.

pero eso no tiene que paralizarnos.

Tenemos derecho a ser felices. Yo no hablo de paralizar nada.

Para mí, la felicidad

está en las pequeñas cosas que compartimos cada día.

No quiero poner un título a nuestros sentimientos.

Ni quiero que nuestra relación entre

en una categoría que otros le otorgan.

¿Te basta si te digo que te amaré y te respetaré

todos los días de mi vida, hasta que la muerte...?

Me basta.

Alicia, yo no tengo ningún interés en firmar ningún documento.

Mi compromiso contigo y el amor que me das,

es mucho más importante que cualquier papeleo.

Aunque es verdad que gustaría verte el anillo puesto.

No pensaba devolvértelo. Ah, ¿no?

¿Te gusta?

Me encanta, es precioso.

Iker,

yo no necesito pasar por el altar

para sentir que estamos unidos en esta aventura.

Ni yo.

Y te aseguro que es la aventura más importante de mi vida.

Te quiero. Y yo.

¿Te das cuenta en el lío en que te has metido?

-Te prometo que yo no lo hice, yo no lo maté.

-¿Qué hacías encima de él? ¿No conoces el protocolo?

-Lo estaba reanimando, no quería que se muriera.

-¿Por qué no llamaste una ambulancia? -Claro, lo iba a hacer, pero...

-¿Pero?

Vamos a relajarnos un poquito.

Cuéntame todo lo que ha ocurrido con todo detalle.

Yo te ayudo. ¿Por qué sabías tú que Cholo Trejo estaba en el parque?

¿Lo estabas siguiendo? -Ay, Elías, déjame en paz.

-Intenta comportarte un poco y colaborar que está aquí el comisario.

¡Joder!

Guevara, cuéntame qué sabemos, ¿cómo ha muerto?

Asesinado, tiene un fuerte golpe en la cabeza,

parece que utilizaron un objeto contundente.

Nacha, ¿tú qué pintas aquí?

Nacha ha descubierto el cadáver.

Por favor, Nacha, dime que no tengo por qué preocuparme.

No. Cuando yo llegué ya estaba muerto, no se podía hacer nada.

¿Cómo llegaste aquí? ¿Le estabas siguiendo?

Sí, en realidad yo le estaba siguiendo.

Elías, tú diste el aviso,

¿cómo llegaste hasta aquí?

En realidad, yo también estaba siguiendo a Nacha.

Bravo, aquí todos nos seguimos.

¿Por qué? Fueron órdenes de Miralles.

Quería evitar que se metiese en problemas.

Pues no ha sido muy eficiente.

Por lo menos dime que puedes corroborar

la versión de tu compañera.

Cuando llegué estaba junto al cadáver intentando reanimarlo,

no sé lo que ocurrió antes, no puedo decirle.

-Comisario,

¿tiene un momento?

Ahora intenta ser un poco convincente y dejar ese tono.

Y haz el favor de decir toda la puta verdad.

-La única verdad es que yo no lo maté.

-¿Qué pasa, comisario?

Nacha...

¿tienes idea de lo que es esto?

Es un localizador. Sí.

Y tiene toda la pinta de ser uno de los nuestros.

Dime que no estaba conectado a tu teléfono, por favor.

Sí lo está.

¿Y qué hacía en la chaqueta de Trejo?

Porque la primera hipótesis que me viene a la cabeza

es que lo estabas siguiendo gracias a este localizador.

¿Por qué se lo colocaste?

Se lo coloqué y lo estaba siguiendo

porque no quería que cometiera más crímenes.

Porque la única verdad es que ese tipo era un asesino.

¡La única verdad aquí es que ese tipo ahora es un cadáver, Nacha!

Comisario, confíe en ella, Nacha no ha sido.

¿Tú por qué lo sabes?

¿Eh, Elías? Nacha...

Espero que puedas demostrar tu inocencia.

No hay nada que me duela más que ponerle las esposas

a uno de mis agentes.

La pistola.

Elías.

Nacha Aguirre, quedas detenida por asesinato.

El tema es la cocina japonesa,

y cada alumno puede llevar un amigo que además hará de jurado.

-Yo creo que no voy a poder ir.

¿A qué hora es esto? -A la hora de comer.

Pero va a durar muy poquito.

-A la hora de comer es cuando más gente hay aquí.

No sé si María me va a dejar.

-¿Quieres que le pregunte yo? -No, no, no.

En realidad, tampoco puede negarse.

Últimamente abro el bar todos los días.

-¿Te ha cambiado el turno?

-No, pero me levanto a las cinco para meditar y me cunde más el tiempo.

Me levanto, me ducho, medito y vengo al bar a primera hora.

-Claro, y todo esto

es gracias al "coaching" que estás haciendo con Iago.

-Sí, y a las pastillas nootrópicas que me da también.

Te juro que noto

como si se me estuviera expandiendo la mente.

-A lo mejor, aunque sean naturales,

deberías ver qué efectos te provocan.

-De momento superpositivos, la verdad.

Rindo muchísimo más en el curro, en los estudios... En todo.

-Trabajar, estudiar, meditar...

¿Divertirse para cuándo?

-Sinceramente, creo que ya no necesito divertirme

como lo hacía antes, de esa forma tan superficial,

y tan a lo loco. -Ah, bueno.

Pero a la degustación del japonés vienes, ¿no?

Vienes porque yo te he reservado una plaza.

-Vale, voy contigo.

No te pienso fallar. -Genial.

Además, vas a salir de allí flipando con mis fideos con salsa Teriyaki.

-No tengo ninguna duda de eso.

-Chao. -Te veo, guapi.

¿Qué, te pongo algo más? -No, gracias. Estoy bien.

Una cosa. ¿Tienes un momento para hablarme del barrio?

-¿Del barrio en general?

Madre mía, eso da para una enciclopedia de las gordas.

De hecho, un periodista escribió una novela.

-Pero ¿hay mucha violencia en las calles?

-No sé, lo normal.

Como dice mi "coach":

"El lugar hay que entenderlo

por la energía que irradian las personas que viven en él".

-Creo que no has entendido mi pregunta.

Distrito Sur aparece a menudo en los periódicos por...

casos de secuestros, violaciones, amenazas yihadistas...

-Te he entendido perfectamente, sí.

Pero creo que no estamos en la misma onda.

Aunque tú vivas en un entorno hostil,

si tú tienes conciencia plena y vives en armonía,

no tiene por qué afectarte.

Donde tú ves violencia, yo veo bloqueos energéticos.

-Vale. Gracias.

-De nada.

-Buenas, Paty. -Hola, Fede.

-Ponme un zumito de esos ricos,

porque necesito activarme para estar en la Batcueva.

-Lo que te vendrían bien son unos nootrópicos,

que con el trabajo que tienes en comisaría no paras de darle al coco.

¿Sabes lo que son? -Sí, son estimulantes cognitivos.

¿Estás tomando esas cosas? -Sí.

Sí, Bandeca, y me van superbién.

¿Quieres una? -Déjame a mí de Bandecas.

Bastante estrés tengo en la UIT para encima meterme estimulantes.

-Pues son naturales y no tienen efectos secundarios.

-Perdona, ¿trabajas en la comisaría de aquí al lado?

-Sí, correcto. -Yo también.

Acabo de salir de la academia de Ávila y me incorporo mañana

para empezar las prácticas. Miguel Flores.

-Federico Alarcón, soy inspector de la UIT.

Me imagino que te van a pasear por todos los departamentos,

y pasaremos un par de días juntos. -En tu Batcueva, ¿no?

-Sí, sí...

Lo de la Batcueva es una manera que tengo yo coloquial

de llamar a mi puesto de trabajo.

Si lo dices en comisaría, se me cae el pelo.

-Tranquilo que no.

Me encantará aprender contigo, controlando todo desde las entrañas.

-¿Y qué pretensiones tienes? ¿Qué opción quieres pillar?

-Después de conocer los índices de criminalidad,

creo que prefiero la UIT.

Así me mantengo alejado del peligro de las calles,

al barrio le llaman Kabul, por algo será.

-Eso era hace mucho tiempo.

Gracias al trabajo del comisario Bremón, de la inspectora Miralles,

el león no es tan fiero como lo pintan.

-Estuve dando un paseo y lo he visto relativamente tranquilo.

-La verdad que lo está.

¿Quieres ir a comisaría?

Por conocer el terreno y mañana no ponerte nervioso.

-Pues sí, sería genial.

-Me termino el zumo y nos vamos.

-Nacha, ¿qué haces aquí?

-Merinero, Nacha tiene que pasar un rato en el calabozo,

mientras se aclara una cosilla.

¿Te importa dejarnos un ratito a solas?

-Vale, espero que no sea nada grave.

-Os equivocáis, Elías.

-Esto no va conmigo, pero has visto que Bremón no se anda con chiquitas.

-Elías, yo no maté a ese hombre.

-Y yo te creo, pero ahora tienes que demostrarlo,

tienes que aportar pruebas.

-¿Tú de verdad me crees? -Claro que te creo.

Pero te digo que la cosa está muy chunga.

-El asesino de Trejo está ahí fuera.

-Pues ahora tenemos que encontrarlo.

¿Tú quién crees que podría querer hacerle eso?

-Un sicario como Trejo tiene un montón de enemigos.

-Ya, pero solo un enemigo

le estaba siguiendo con un localizador previamente puesto.

¿Dónde tenías la cabeza cuándo hiciste eso?

-Yo quería pillarlo en caliente,

sabía que en breve cometería otra ilegalidad.

-¿Y tú no sabes que colocar un localizador

sin una investigación abierta es ilegal?

-Vale sí, me equivoqué en las formas.

Pero esa no era mi intención, yo solo quería atraparlo.

Yo no tenía intención de matarlo y no lo hice.

-O encontramos pronto al verdadero asesino,

o los de Régimen Disciplinario te van a empapelar.

-¿Tú sabes si han encontrado el objeto contundente

con el que se supone que yo lo maté?

-No me lo han dicho. -Ya.

¿Otra cosa? ¿Por qué lo maté con eso en vez de utilizar mi arma?

-¿Para evitar incriminarte?

-Pero ¿tú no dices que me crees?

-Yo estoy haciendo de abogado del diablo

porque nuestros jefes van a ser muy duros contigo.

-Trejo no había quedado ahí conmigo, quedó con otra persona.

Seguramente esa persona estaría rondando cuando yo llegué,

o se marchó antes y se llevó el objeto con el que lo mató.

Yo qué sé.

-¿Tú no viste nada, no oíste nada, un grito, algún coche...?

-No.

No oí nada, no vi nada.

Elías, no me mires así, compañero.

Somos policías, lo que tenemos que hacer es investigar, buscar pruebas.

Podríamos empezar por ver los últimos movimientos de Trejo.

¿Por qué fue allí?

¿A quién citó a él? ¿O citó él a su asesino?

Y echar un vistazo al móvil, quizá encontramos ahí alguna pista.

-¿Tú quieres llevar la investigación desde el calabozo o qué?

-Elías, por favor, sácame de aquí.

-Nacha, de verdad te prometo

que haré todo lo posible para encontrar al verdadero asesino.

De verdad. -Gracias.

Yo sé que solo puedo contar contigo.

-Ya sabes que sí.

¡Merinero! -¿Elías, que...

Perdóname, esta mañana fui una borde contigo.

No dije la verdad, tú has estado conmigo en esto

desde el minuto uno y siempre lo estás.

-No te lo he tenido en cuenta. Sabía que estabas muy cabreada

por las vacaciones que te había dado Bremón.

-Si le hubiera hecho caso, seguramente...

-Deja de darle vueltas a la cabecita, hay que mirar adelante.

Y te juro por mis padres

que haré todo lo posible por acabar con esta pesadilla.

¿Compañera?

Sé fuerte. -Gracias.

-Merinero, ¿me abres, por favor?

-No hay mucho movimiento. -Movimiento dices,

no veas cuando hay operativo, esto se pone...

Un ajetreo de gente, y todos con la adrenalina en el corazón...

-¿En serio?

-Que te estoy vacilando.

Pero lo importante es pillar a los malos.

-Eres muy bromista tú ¿no? A mí me gusta vivir tranquilo.

-Entonces has venido al sito equivocado, muchacho.

En Distrito Sur nos gusta sentir el pulso de la calle.

-Creo que me he equivocado de destino.

-No te has equivocado, con el primer operativo cambiarás de opinión.

-Seguro que sí.

-Esto de aquí es la ODAC,

y aquí tenemos a la superagente Esperanza Beltrán.

-Qué tonto. Me puedes llamar Espe. -Hola, Espe.

-Te traigo un pipiolo, un joven efebo

que va a hacer prácticas con nosotros y se incorpora mañana.

-¿Y te llamas? -Miguel Flores.

-Miguel, qué nombre más bonito. No hay Miguel malo.

¿Y te incorporas mañana?

-Sí, pero Fede me propuso hacer una visita.

-Lo encontré en La Parra y lo traje para que conozca el terreno.

Ahí está el comisario, te lo voy a presentar.

-No hace falta que sea hoy. -Comisario, comisario.

Le quiero presentar a Miguel Flores,

está en prácticas y se incorpora mañana.

Si empieza mañana, que venga mañana, hoy no es el día más apropiado.

¿Ha pasado algo?

¿No te has enterado de lo que ha pasado?

Negativo, señor comisario.

Pues ponte las pilas porque el asunto es grave.

Yo que quería empezar con buen pie,

creo que la he fastidiado antes de empezar.

-No te preocupes, él tiene estas cosas.

Me tengo que marchar a mi puesto de trabajo.

-¿A la Batcueva?

-Sí. -Nos vemos mañana, ¿no?

-Sí, sí, nos vemos mañana.

-Y gracias por todo. -¡Venga!

-¿Qué primer impresión te ha causado la comisaría?

-Creo que he metido la pata con el comisario.

Ha dicho que hoy no era el día apropiado.

-Ah, no te preocupes,

es que él tiene un asunto muy grave entre manos,

bueno, él y todos. -¿Qué es lo que ha pasado?

-Pues es un asunto interno, y como tú te incorporas mañana...

No lo tomes a mal, que no es personal.

Tú aprovecha y descansa,

que en cuanto te incorpores no vas a tener ni un respiro.

-Pues espero estar a la altura. Nos vemos mañana.

-Venga, hasta mañana.

Qué pequeño...

-¿Lo ha pensado bien, comisario? Nacha no es una delincuente común.

Nacha es la principal sospechosa de un asesinato,

y si la tengo en el calabozo

es para que no pase a disposición judicial.

Nacha no asesinó a Trejo.

¿Y cómo estás tan seguro de eso?

Si tienes alguna prueba, compártela conmigo,

soy el primero que quiere soltarla. Hay mucho que investigar.

Te aseguro que investigaremos todo lo que sea necesario,

no tengas la menor duda.

¿Has hablado con ella? Sí, ella insiste

en que no quería que Trejo muriese.

¿Y qué va a decir?

Nacha es inocente, yo pongo mi mano en el fuego por ella.

La conozco muy bien, de verdad. Si la conoces tan bien,

me dirás que fue normal

el comportamiento que tuvo con Cholo Trejo

en cuanto se enteró que estaba por aquí.

Al enfrentarse con ese tipo se alteró y perdió los papeles.

Enloqueció, solo pensaba en vengarse,

lo sabemos todos los que la vimos y la escuchamos estos días.

Quería meterlo entre rejas, no matarlo.

Elías, ya tenemos una edad

y sabemos que cualquier persona por pacífica que sea

puede matar si se le empuja al límite.

Yo enloquecí y estuve a punto de matar con mis propias manos

al inspector Castillo por lo que hizo a mi hija.

Imagínate Nacha con su pronto y con el carácter que tiene.

Dime una cosa. Si ese hombre la hubiera provocado

y ella en caliente hubiera tenido la capacidad para vengarse,

¿tú crees que la hubiera aprovechado?

Yo lo único que sé es que hay que seguir investigando,

y cuando descartemos otras posibilidades,

que el juez determine su culpabilidad o no.

Ahí te tengo que dar la razón.

Elías, lo único que te digo es

que no te dejes llevar por las emociones,

está claro, te importa Nacha.

Pero la mejor manera de ayudarla es investigar con la cabeza fría.

Yo me voy a entregar en cuerpo y alma para resolver este caso.

Lo sé, Elías.

Reconozco que tuve muchas dudas a la hora de darte esta investigación,

por la implicación que tienes con Nacha.

Pero sé que eres un investigador excelente.

Y también sé que vas a hacer muy buen trabajo.

Se lo agradezco mucho, comisario.

Pues date prisa, porque los de Régimen Disciplinario

están a punto de llegar.

¿Me puedes contar qué está pasando con Nacha?

¿Tú no tendrías que estar preparando tu viaje a Italia?

El vuelo sale mañana temprano, pero todavía puedo ser útil aquí.

Pues no, porque ahora te vas a ir a casa a estar con tu marido.

¿Has hecho las maletas? Sí, lo tengo todo controlado,

a mí lo que me preocupa es Nacha. Pues aparta esa preocupación,

y céntrate en tu marido que lo debe estar pasando muy mal.

Pero dime, por favor, si hay pistas,

si conocemos la razón por la que Cholo Trejo estaba en Madrid,

qué es lo que hacía, con quién se relacionaba...

Puede ser un hilo del que tirar. Que pares el carro.

No vas a sacar ni un solo dato de mí, es más,

voy a decirle a todo el personal de esta comisaría

que no compartan ninguna información policial contigo.

No estás hablando en serio. Completamente, Claudia.

Tu marido tiene una enfermedad muy delicada,

y tú tienes que estar con él y tener la cabeza centrada en él.

¿Está claro? Y te digo una cosa,

como no salgas por tu propio pie, te pongo una patrulla que te vigile

hasta que subas al avión.

Sé porque lo haces, pero te aseguro que no es necesario.

De todas maneras, gracias.

Para tu tranquilidad te diré que he decidido que Elías

esté al frente de la investigación.

Eso ya es algo. Buen viaje, y mucha suerte.

Qué buen día que hace hoy.

-Lo normal para esta época. -No sé...

Será que estoy más receptiva a los estímulos de la naturaleza.

-No sé de qué naturaleza me hablas,

como no sea el geranio que tiene Herminia en el balcón.

-La luz, el clima, todo eso son estímulos.

Pero hay que tener los canales sensoriales bien abiertos,

para percibirlos. -Ah, muy bien.

Pues tira para adentro y abre los canales de la campana, anda,

que están embozados de la grasa.

-Oye, que te lo digo muy en serio.

Me siento con una sensibilidad especial.

-Ah, ¿sí?

-Lo he visto antes con Elías,

que ha pasado por la terraza y lo he notado como...

-¿Cómo qué?

Triste, como muy apagado.

-No me digas.

-He intentado hablar con él por si se quería desahogar.

-No, Elías no es de esos.

-Desde luego, no ha dicho ni mu. -Si lo conoceré yo.

-No sé, pero le pasa algo seguro.

-Pero ¿tú le has notado que sea algo personal o del trabajo?

-No sé, habla con él,

yo te puedo decir que lo he visto muy agobiado.

-Vaya tela. -Ya.

Me meto a limpiar la campana. -Sí.

Se me ha ido el santo al cielo con lo que me has dicho.

-Igual te vendrían bien la pastillas nootrópicas que estoy tomando.

A mí me están sentando de lujo, te lo juro.

Estoy mucho más concentrada, más energética...

Si quieres alguna yo te doy.

-Yo no sé si te están sentando bien esas pastillas.

Tan malo es no llegar como pasarse.

-¿Por qué dices eso?

-Porque lo mismo estás alelada que no te enteras de nada

que te da el subidón y te pones a tope.

Para mí que ese amigo tuyo te está intoxicando.

-Pero ¿qué dices de intoxicarme, María?

Todo lo que hace Iago está demostrado científicamente.

¿Tú sabías que usamos el 10% de nuestra capacidad mental?

¿A que no?

Yago lo que hace con las sesiones es expandirnos la mente.

-Pues a mí me parece un charlatán.

-Igual deberías probar sus enseñanzas antes de criticarle.

Yo creo que a quien más falta le hace es a ti.

Hasta Iago lo ha notado.

-Ah, ¿sí? ¿Y qué es lo que ha notado?

-Ha notado que no utilizas tu voluntad

y mecanismos de anticipación positiva.

Vamos, que te victimizas.

Y yo le tengo que dar la razón,

porque no hay más que ver cómo te va con Elías.

-Mira lo que te digo, entra y limpia la campana.

Que me victimizo, dice, el tonto del culo.

¿Qué tal estás?

No te voy a decir que estupendamente.

Supongo que vienes a echarme la bronca.

No, no he venido para eso.

He venido para intentar comprender cómo has acabado aquí.

Ya te habrán contado que han asesinado a Cholo Trejo.

Y te encontraron a ti al lado del cadáver.

Estaba intentando reanimarlo,

por eso me encontraron a su lado llena de sangre.

No quería que se muriera, solo lo estaba salvando.

Miralles,

yo no lo maté.

Pero no estás en el calabozo porque sí.

Nacha, yo puedo creer en tu inocencia,

pero por lo que he averiguado, no lo tienes fácil.

¿Vas a ocuparte tú de la investigación?

No, se ocupa Elías por orden de Bremón.

Pero si tú quieres,

cancelo un viaje que tenía previsto a Milán y me pongo al frente.

No, por lo que entiendo, lo de Antonio es bastante delicado.

Le tienen que hacer unas pruebas muy importantes, ¿no?

Sí, pero no soporto tener a uno de mis agentes

en una situación tan comprometida sin hacer nada.

Lo siento, inspectora, pero Antonio es mucho más importante que yo.

Lo suyo es de vida o muerte.

Además,

estando Elías en esto,

me quedo más tranquila, confío plenamente en él.

Al fin y al cabo, él es como mi familia.

Eso es cierto. Y la familia...

es lo más importante, te lo digo yo

que mira dónde he acabado porque...

Se me fue la cabeza intentando hacer justicia

por el asesino de mis padres.

Esa comparación no se sostiene.

No es posible. Para mí sí, Miralles.

Yo no pude disfrutar de ellos por culpa de ese monstruo.

Y no voy a permitir que la investigación de este asesinato,

le robe a Antonio tu tiempo y tu compañía,

estando en una situación tan delicada.

Eres muy noble y muy generosa.

Y sabes que te aprecio de verdad.

Es mutuo,

yo también te aprecio, inspectora.

Y la verdad es que...

me da fuerza, me sienta bien que haya venido aquí a verme.

Bien,

¿tienes alguna idea de quién ha podido asesinar a Cholo Trejo?

No lo sé.

He estado hablando de eso con Elías.

Un sicario como él tiene un montón de enemigos,

pero no tenemos ningún indicio sólido.

Ese tipo actuaba como un fantasma.

Lo único claro que hay es que era un asesino.

Hay que investigar a fondo todos sus contactos, estoy segura

que la persona que lo asesinó

tiene conexiones con sus actividades delictivas.

Sí, no hay duda alguna.

Pero, por favor, aparta todo esto a un lado y ocúpate de Antonio.

Y tú deja que te riña de nuevo por tu comportamiento con Cholo Trejo.

Eres una gran policía,

pero no te has comportado como tal.

Lo siento.

Yo no quería hacer venganza.

Yo quería justicia, Miralles.

Yo quería que Cholo Trejo pagara por todos los crímenes que ha cometido,

quería llevarlo ante el juez y que sufriera en la cárcel.

Pero todo eso ya no va a poder ser. ¿Entiendes mi desesperación?

Si yo me hice policía fue porque el asesinato de mis padres quedó impune.

Y si he perseguido el delito durante todos estos años,

es por las víctimas que hay como mis padres.

Pero te equivocaste usando el poder que da una placa

y una pistola para meter en el calabozo a ese tipo,

sin pruebas, por mucho que fuera el asesino de tus padres.

Cuando pienso en todo esto, me siento fatal, Miralles.

Siento como...

como si hubiera perdido la partida.

a pesar de que él esté muerto ya.

Ese comentario dice mucho de ti.

Te prometo que aunque esté en Milán,

voy a estar muy pendiente de la investigación.

Muchas gracias.

Por favor, dale un abrazo muy grande a Antonio de mi parte,

y que todo vaya muy bien. Claro que sí.

Gracias, Miralles. Mucho ánimo.

Venga.

"Buenas noches, un tribunal ha rebajado...

(Puerta)

"...al joven que fue grabado en un portal

cuando propinaba una brutal paliza a su novia.

La sentencia concluye que cometió un delito de maltrato familiar..."

¡Claudia! Pasa.

Gracias.

¿No deberías estar haciendo la maleta?

Para que salga el avión quedan unas cuantas horas.

¿Has venido a despedirte? También.

¿Tienes cinco minutos? Claro, siéntate.

Iker ha salido a correr y Leo está durmiendo.

¿Te apetece tomar algo? No, gracias.

Supongo que has venido por lo de Nacha.

Sí, he estado con ella hace un rato.

¿Crees que ella pudo matar al sicario mejicano?

No me cabe la menor duda de que ella no lo mató.

¿Cómo estás tan segura?

Me ha bastado bajar a los calabozos, mirarle a los ojos

para comprender que ella, por mucho que odie a ese hombre,

no lo mató.

Como diría Bremón, tienes una fe ilimitada en tus agentes.

Sí, si ellos se lo ganan, y es el caso de Nacha.

Lo que me duele es no poder ayudarla a encontrar al asesino.

Elías está al cargo de la investigación, ¿no?

Sí, y se va a dejar la piel, te lo aseguro,

pero está demasiado involucrado emocionalmente,

necesita una cabeza fría a su lado,

así que te pido que le eches una mano

y que busquéis debajo de las piedras si fuera necesario.

¿Tienes alguna pista de la que tirar?

He estado analizando el "modus operandi",

y por ahí se cae la teoría de que fue Nacha.

Trejo iba armando, ella llevaba su pistola,

¿por qué matarlo con un golpe en la cabeza?

¿Datos de la autopsia? Si los hay, los desconozco.

Pero Elías debe tener algo, pídeselos a él.

Cuenta con ello.

¿Y tú cómo estás?

Supongo que con los nervios a flor de piel por el viaje a Italia.

La verdad es que la preocupación por Nacha me ha hecho olvidarme

de lo que se nos viene encima.

Ya. Y supongo que Antonio estará como un flan.

Nunca lo había visto tan afectado, pero es normal,

si no lo admiten en el ensayo clínico...

Seguro que lo admiten.

No las tiene todas consigo.

Hay que comprobar que el tratamiento sea compatible con su dolencia,

no se puede hacer nada que resulte irreversible.

Sea como sea, estando juntos os resultará más fácil.

Os deseo mucha suerte, y estaré pensando en vosotros.

Gracias. ¡Me voy!

Ay, se me olvidaba...

Mañana se incorpora un nuevo agente en prácticas,

Miguel Flores, está recién salido de la academia de Ávila.

Quiero que le supervises y organices sus turnos y sus horarios,

me gusta que todos los nuevos pasen por los departamentos.

¿No sería mejor que lo hiciera un veterano?

Yo creo que él va a aprender mucho a tu lado.

Y a ti te vendrán bien esas prácticas,

ya va siendo hora que te ocupes de los pepinillos, según van llegando.

Como tú hiciste conmigo.

Yo lo tuve fácil porque te conocía de la academia.

Tranquila, me ocuparé bien de él.

Bueno.

Nos vemos a la vuelta.

Buen viaje. Gracias.

"En algunos puntos del país, por ejemplo, en el Mediterráneo,

donde ha estado lloviendo nuevamente.

Estas son imágenes desde Tossa en el litoral catalán..."

-Pero ¿qué hace todavía en el calabozo?

Tiene que pasar a disposición judicial ya.

Mientras la investigación esté en curso,

yo preferiría que se quedara aquí. Pero ¿qué tienes que investigar?

Hace tiempo que en Régimen disciplinario

no vemos un caso que se pueda articular tan fácil.

Aguirre asesinó a Cholo Trejo por sus historias del pasado,

y punto.

Déjame apurar todas las posibilidades,

antes de cerrar la investigación. Te aseguro que todavía hay dudas.

Aguirre tenía un motivo, oportunidad y medio.

Además, llevaba tiempo planeando su venganza.

Incluso declaró en público el odio que sentía hacia la víctima,

y lo arrestó de manera irregular. ¿Qué más quieres?

Todo eso no la convierte en culpable.

Además, se quedó allí e intentó reanimarlo.

Por mucho que la quieras proteger, las pruebas son contundentes.

Actuó de forma premeditada mediante un localizador,

y esperó a que Trejo estuviera solo para asesinarlo.

Y ella tenía los medios para hacerlo.

Si has leído las diligencia, habrás visto que en ningún momento

Nacha utilizó su arma reglamentaria.

He hablado con el forense, que por cierto,

todavía no ha cerrado el informe de la autopsia y me ha confirmado

que lo golpearon con una piedra.

¿Me puedes explicar por qué Nacha iba a actuar así, según tú?

Para no incriminarse.

Lo siguió con la ayuda de un dispositivo a un lugar solitario,

y utilizó un "modus operandi" que no pudiéramos asociar con ella.

La pistola reglamentaria la hubiera delatado inmediatamente.

¿Y no te parece que hay muchas contradicciones en todo eso?

¿Para qué se expuso amenazándolo en público

para orquestar un plan así de chapuzas.

Montse, de verdad,

hay demasiadas incongruencias en todo esto.

Y en este caso tenemos que ser muy rigurosos.

Me molesta mucho que a toda costa quieras cubrir a una de tus agentes.

Le estaba siguiendo.

No solo trato de proteger a uno de mis agentes,

trato de proteger a todo el cuerpo nacional de policía.

¿Te imaginas que todo esto sale en los medios?

Te lo pido por favor, permíteme

que apure todos los límites que permite la ley

para que no quede ninguna duda.

Dame tiempo, Montse.

Sospechamos que pudo haber una tercera persona en la zona,

que se escabulló después de matarlo.

Las marcas de las ruedas en la arena son muy confusas,

pero en Científica se me ha dicho que es posible demostrar

que hubo otro vehículo ahí aparcado.

¿Y solo tienes unas huellas confusas para corroborar la presencia

de una tercera persona?

Es una hipótesis de trabajo. Es una sospecha infundada.

De momento. Mira, Emilio,

si en vez de un agente del cuerpo fuera una ciudadana cualquiera,

ya la habrías empapelado.

Hay demasiadas circunstancias que la señalan.

Si encontró a la víctima agonizando, ¿por qué no dio aviso?

Porque estaba en estado de shock. Es policía.

Está acostumbrada a lidiar con situaciones mucho más terribles.

Al parecer, Trejo sobrevivió solo unos segundos

después de que llegara Nacha.

Eso es lo que ha dicho ella. Te lo advierto,

Aguirre va a recibir el mismo trato que cualquier otro ciudadano.

Y está en tiempo de descuento para pasar a disposición judicial.

Buenas noches, Emilio.

Buenas noches.

Bueno, Iago, qué bien verte por aquí.

-Ya no queda nadie. ¿Estás cerrando? -Sí.

-Estoy deseando llegar a casa y ponerme con los ejercicios nocturnos.

-Te van a venir muy bien.

Vas a limpiar todas las toxinas que acumulas de día.

-Aunque no estoy nada cansada. Todo lo contrario,

me siento más llena de energía y más viva que nunca, te lo juro.

Podría estar fregando la cacerola más sucia del planeta,

y aún sentiría que me estoy desarrollando espiritualmente.

-Eso es porque todo lo que ocurre a tu alrededor te alimenta.

Estás en sincronía con el universo.

-Debe ser eso, porque las sensaciones que tengo

son increíbles.

-Es una reacción habitual para las personas que tienen la mente dormida,

y de repente se despiertan. Quédate con esta palabra: epifanía.

-Epifanía, ¿eso qué es? -Una revelación.

Es lo que te conduce a estar en sincronía con el universo.

-Debe de ser eso, porque me siento como si estuviera en otra dimensión.

Los colores, los sonidos, lo olores, todo lo percibo diferente.

-Y esto solo es el principio.

Cuando avances en los ejercicios, y con las pastillas nootrópicas

verás que puedes alcanzar el 100% de esa capacidad.

Te sentirás que estás en otro planeta.

-Qué guay. -Pero nada de correr.

Yo estoy aquí para ser tu guía en tu evolución.

Para frenarte cuando te precipites

y para estimularte cuando te detengas.

-Muchísimas gracias, Iago.

Eres un guía maravilloso y es un lujo que estés pendiente de mí.

-A mí me encanta ayudarte. Por eso estoy aquí,

para saber cómo estás esta noche.

-Mírame, me siento superbién, podría limpiar otra vez el bar.

-Eso no está bien.

-Ah, ¿no? -No, no, no.

Tu energía necesita ser renovada,

al igual que tu cuerpo necesita recuperarse.

Te he traído unas pastillas para ayudarte.

-¿Otras?

-Son diferentes, pero igual de necesarias.

Piensa que para tu mente, el sueño es tan importante como la vigilia.

Estas pastillas harán que cuando descanses profundamente,

tengas una recuperación reparadora.

Tómate una después de estudiar, antes de ir a la cama.

-¿Cuánto cuestan? Te las pago ya mismo.

-Son 50 euros, pero a ti te las dejo a 45.

Por ser tú. -¿Seguro?

No quiero que pierdas dinero por mí.

-A mí el aspecto económico no me importa.

A mí lo que me interesa es vuestra evolución y vuestro bienestar.

Que acabéis alcanzando el nirvana.

-Ojalá.

-Mañana puedes hacer un gran progreso.

Mañana celebramos la meditación de sagitario.

Te he hablado de ella, ¿no? -Sí, pero no sabía que es mañana.

-No te he metido en el grupo porque no es para principiantes,

pero contigo hago una excepción.

-Ya, y tiene que ser mañana.

Mañana se entra en la casa de Sagitario,

es el momento idóneo para que nos empoderemos con su energía.

Celebramos una meditación grupal.

Verás cómo subes muchos grados energéticos,

para sentirte como en una nube.

-¿Mañana? -¿Sucede algo?

-Si, es que...

Tenía otro compromiso con una amiga.

-Queda con ella en otro momento. -Es que ya le he dicho que sí.

-No me estoy enterando. ¿Qué compromiso es tan importante?

-Es una degustación gastronómica,

pero es muy importante para ella, es de su escuela de cocina.

-¿Estás comparando el día de meditación más importante del año

con una degustación gastronómica? -Yo no quiero comparar.

-Yo sí, la meditación con influencia sagitario,

es tan importante que tendrás un repunte brutal de energía.

-Pero no me puedo partir en dos, y tampoco quiero fallare.

-¿Te acuerdas que hablamos de compromiso?

Tú me dijiste que no me fallarías.

Sé que no es fácil, esta vida conlleva sacrificios.

Este mundo es así. No es apto para todos.

-Yo estoy dispuesta a sacrificarme, -No lo parece.

Faltar a una meditación por una degustación de gastronomía,

no lo demuestra.

-Yo te prometo que yo no...

-Por favor, no prometas nada que no puedas cumplir.

Yo te voy a reservar la plaza,

y, tú, decide la senda que quiere tomar.

-¿Se puede, comisario? Pasa, Merinero.

Traigo estos papeles para firmar.

(Teléfono)

Perdona.

"Comisario. Elías, ¿dónde te metes?

No sabes la de presiones que estoy recibiendo con el asunto de Nacha.

Estoy en un callejón sin salida, por favor, dime que tienes algo.

Estoy en ello, jefe.

No sabes la cantidad de presiones que estoy recibiendo.

Ha estado Ibarra, me está presionando

para que pasemos a Nacha a disposición judicial.

He ganado algo de tiempo, pero no sé cuánto tiempo más

podré mantenerla en el calabozo.

Gracias, comisario, pensé que iba a crucificarla.

Nada me gustaría más que abrirle la celda a Nacha,

pero necesitamos alguna prueba,

algún indicio que pruebe su inocencia.

Dime, por favor, que tienes algo.

Hay grabaciones que evidencian los tratos entre Cholo y Sofía Collantes,

y esto abre una nueva vía,

su posible vínculo con el negocio del narcotráfico.

Elías, por favor, no fantasees.

Aún no hemos podido probar que Construcciones SZ

esté relacionada con el narcotráfico.

¿Cómo vamos a probar tu teoría?

¿Me dices que quieres descartar ese camino?"

No estoy diciendo eso. Vamos a seguir investigando,

no vamos a dejar a Nacha a los pies de los caballos.

Pero si tienes algo llámame.

Necesito algo, no puedo mantener más tiempo a Nacha en el calabozo,

sin pasarla a disposición judicial.

No nos va dar tiempo a vernos, no.

El avión sale a primera hora, Eduardo.

¿Y qué te ha dicho el doctor Salazar?

Bueno, el miedo lo llevo por dentro, soy un pésimo paciente.

Te agradezco muchísimo lo que estás haciendo por mí.

No nos pongamos tiernos, no.

Lo sé. Un coche nos recoge en el aeropuerto y nos lleva a la clínica.

Muy bien. Gracias por todo, Eduardo.

Chao.

¿Se puede saber para qué llevas tanta ropa?

Hay que ser precavido, nunca se sabe lo que puede pasar.

Entonces no lleves una maleta de cabina,

busca una para facturar. No, ni hablar.

Luego tenemos que esperar a que salga.

Imagínate que la extravían, habría que poner una reclamación

y no podemos hacer esperar al chófer de la clínica en el aeropuerto.

Eso tiene fácil solución: lleva menos cosas.

Ay, no protestes tanto, y siéntate aquí para ayudarme a cerrarla.

No seas ridícula, eso no hay quien lo cierre.

Y deja de manipular la cremallera, que la vas a romper.

Antonio, ya está bien.

¿Tú crees que esta maleta me va a ganar la partida? Siéntate.

Pobre maleta, no quisiera estar en su lugar.

-¿Y esa maleta? ¿Tú también te vas, mamá?

Cariño, no te lo quería decir por teléfono,

pero no voy a dejar que tu padre vaya solo a Milán.

No te importa, ¿verdad? -¿Cómo me va a importar?

-¿Te apañarás sola? -Papá, ya he vivido sola en París.

-Pero echabas de menos vivir con tus padres.

-Un poquito y a ratos.

Vas a disfrutar de la casa para ti sola.

Os voy a echar de menos.

Y cuando volváis, va a seguir todo impecable.

-Gracias, hija. -De nada.

Cerrada. No confiabas en mí, ¿eh? Yo siempre he confiado en ti.

-Me llamaréis para contarme las novedades

que os diga el doctor Salazar, ¿no? -Por supuesto que sí.

Y mañana os podría hacer un desayuno de despedida, ¿no?

No, no, que nos vamos muy temprano, ¿verdad, Antonio?

Sí, mejor que nos despidamos ahora y te quedes durmiendo, ¿vale?

-No, aunque me tenga que levantar a las cinco de la mañana,

quiero darte un achuchón. -Me acabo de acordar,

no me hadado tiempo a mirar lo del medicamento de tu amiga.

-Ah, bueno, no pasa nada. Tienes muchas cosas en la cabeza.

¿Nos llevamos un chubasquero por si llueve?

No.

Bueno...

¿Por qué nos habrá citado a estas horas?

-No tengo ni idea. Yo sé tanto como tú.

(Puerta)

Buenas noches.

Perdón por las horas,

preferí no hacerles pasar por comisaría.

Déjese de rodeos, comisario,

yo debería estar en una cena y no me gusta perder el tiempo.

Supongo que será importante.

Sí, es un asunto grave,

solo necesito hacerles un par de preguntas urgentes.

Espero que no anden tan desencaminados

como cuando intentaron vincular Transportes Quintero

con el tráfico ilegal de menores subsaharianos.

Nadie les vinculó. Alicia Ocaña.

No les estamos acusando de nada,

simplemente tengo que formularles un par de preguntas.

Nosotros nunca tenemos problema en colaborar con la policía.

Siéntese, por favor. Gracias.

¿Conocen ustedes a un señor mejicano llamado Cholo Trejo?

Sí, vino en un par de ocasiones a pedir trabajo.

¿Solo vino a pedirles trabajo?

No sé si es la única empresa a la que ha solicitado incorporarse.

Sus credenciales eran que conocía a mi exmarido, trabajó para él.

¿Cómo qué? Como especialista de seguridad.

Vino a pedirme ese puesto que ya estaba ocupado,

y adiós muy buenas.

-¿Por qué tiene la policía tanto interés en Cholo Trejo?

Ha aparecido muerto.

Lo encontramos hace dos horas en un descampado, a las afueras.

¿En alguna de sus conversaciones dijo algo que dejara entrever

que podía estar en peligro o tener algún enemigo?

Ese tipo era poco comunicativo, y nos ceñimos a asuntos de trabajo.

Señora Collantes, ¿podría decirme exactamente

a qué actividades se dedicaba con su marido este hombre.

Yo ya estaba separada de mi exmarido en aquella época.

Por lo que sé, fue su guardaespaldas, pero no le puedo decir nada más.

-¿Necesita algo más, comisario? No, me voy. Muchas gracias.

No son horas de andar molestando.

Un placer.

Buenas noches.

¿Tienes alguna idea de lo que ha pasado?

-Primera noticia.

-¿Y a tu amigo Gallardo lo tienes controlado?

-La verdad es que no.

Llevo intentando dar con él todo el día, y no contesta mis llamadas.

Eso muy normal no es.

-Como ese gañán tenga que ver con la muerte de Trejo,

vamos a tener un problema.

A por todas, papá.

Hola, Paty.

No sé, mis padres se acaban de ir a Milán y estoy de bajón.

Tengo mucho miedo de que no admitan a mi padre en el ensayo.

-A ti te gustaría venir a la sesión de meditación, ¿verdad?

Pero vas a ir a la escuela de Olga

renunciando a algo que es primordial para ti.

-Lo hago para no defraudar a mi amiga.

-¿No ves que ella no está dispuesta a renunciar y tú sí?

No tenéis una relación de igualdad.

Paty, las amistades falsas son muy dañinas.

Esta llamada he recibido una llamada de arriba.

Han pensado que lo mejor para Nacha

es que todo esto entre en una fase de instrucción.

Por eso la han hecho pasar a disposición judicial.

¿Y por qué no me lo ha contado?

Como te dije ayer, mi intención era agotar las 72 horas

para que avanzaras en las investigación.

Pero a mí me habría gustado acompañarla al juzgado.

Le prometí que iba a encontrar más cosas.

No sé cómo, pero el asesinato del mejicano ya está en los medios.

¿Dicen algo de Nacha? No.

¿Crees que ella pudo hacer algo así?

Por lo que la conozco no me lo parece, pero...

Yo no conocía el trauma que sufrió cuando mataron a sus padres,

y he visto a compañeros perder la cabeza por menos.

No lo puedo creer. ¿Se sabe quién lo ha matado?

-Por lo visto hubo una pelea y lo mataron de un golpe en la cabeza.

-Cuando nos enteramos, quisimos localizarte

para saber si tenías algo que ver. -¿Yo?

Os he dicho que estuve toda la noche de fiesta.

-Pobre Nacha, no me extraña que reaccionara así.

-¿Qué reacción? Nacha es inocente, no ha hecho nada.

-Ya lo sé, solo digo que lo encaró.

¿A ti quién te ha dicho que Nacha haya matado a ese sicario?

Un amigo, ya sabes que me gusta estar bien informado.

Pues esta vez tu amigo se ha equivocado.

Si esa policía no es la responsable de la muerte de Cholo Trejo,

haced vuestro trabajo, que es encontrar al culpable,

y dejad que los demás sigamos con el nuestro.

Mi trabajo es venir aquí a preguntarte por Cholo Trejo,

y tu obligación es responderme la verdad.

Solo venía...

a devolverle mi placa. En cuanto se solucione todo,

la recuperarás y volverás a tu puesto de trabajo.

Comisario, no voy a volver.

La placa se la entrego definitivamente,

y le hago entrega de mi dimisión firmada.

La inspectora Miralles estará fuera unos días,

y yo me ocuparé de tus prácticas.

Durante los primeros días verás la diferencia que hay

entre la academia y los casos reales.

Siempre que mantengas los ojos abiertos

y sigas las instrucciones de tu oficial al mando,

no correrás riesgo. He revisado tu expediente,

y veo que tienes muy buenas calificaciones.

Espero que estés a la altura.

Descálzate y junta los brazos.

-Pero ¿no esperamos a los demás?

Pensé que era una meditación colectiva.

-No te preocupes, estarán llegando. Te voy introduciendo en la técnica.

-No entiendo por qué me has dejado plantada,

tú nunca te habías comportado así conmigo.

¿Por qué lo has hecho? -Por un día que no esté contigo,

creo que no pasa nada.

Me imagino que el plato te habrá salido buenísimo,

todo estaba genial y todos te lo habrán dicho.

-Nadie me ha dicho nada, porque no me he presentado,

no tenía ánimo.

-Muy bien.

Y vienes aquí a echármelo en cara.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 392

Servir y proteger - Capítulo 392

21 nov 2018

La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que gira la vida personal y profesional de sus compañeros y los casos policiales que afectan al barrio.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 392 " ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 392 "
Programas completos (411)
Clips

Los últimos 1.541 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. María

    No sé por qué pero los videos que veo en RTVE se me entrecortan. Me parece raro porque ni en Antena 3 ni en Telecinco me ocurre.

    24 nov 2018
  2. Cáncer

    Hola sólo dos cosas,que pena en el lio se a metido Nacha por impulsiva ojalá salga con bien,¡¡Que escena tan bonita la de Alicia e Íker!!!y perdón ánimo Miralles deseo que salga bien Antonio..Gracias por vuestra compañía

    22 nov 2018