www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4305178
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 137 - ver ahora
Transcripción completa

y me va a encontrar. ¿Qué compañero?

Jairo trabaja honradamente, y me parece fatal

que vengas a malmeter en nuestra relación.

-Está jugando con fuego y va a acabar quemándose.

y no quiero que tú salgas chamuscada.

-Después de escuchar a Elías, necesitaba saber

que no estás en todo esto. -¿Te has quedado tranquila?

-Mírame, ¿has dicho toda la verdad?

-Todo lo que hago en mi trabajo es legal.

lleva un año ingresada en un hospital, en coma.

Átate, sí, tú solito.

Sé que sabes hacerlo, -Tu hermana me hizo creer

que disfrutaba con aquellos juegos, que se lo pasaba bien.

No me gustan los policías que piensan

que para salir a la calle deben ponerse una coraza.

Justo eso creía que debía hacer cuando llegué aquí.

Y por eso te quiero a mi lado, porque has sabido rectificar.

Te has equivocado, y has aprendido de tus errores.

Hora de marcharse.

¡Caray!

Su sueño era ser inspectora de policía.

Es que no me encaja nada de todo esto.

¿Y si Elena no ha desaparecido voluntariamente?

Si no aparece en el día de hoy,

mañana iniciaré una investigación en toda regla.

Acaban de ingresar a mi padre de urgencia por una trombosis.

¡Ha muerto, Espe!

Ha muerto y yo no estaba con él.

En los momentos difíciles de la vida,

puedes contar con mi apoyo. Lo tendré en cuenta.

-"Me da igual lo que digan esos análisis,

me da igual que tenga tus genes.

Me da igual que seas su padre biológico".

-Ni tú ni nadie puede cambiar la realidad,

yo soy tu padre. Marcelino Ocaña

es el único padre que he conocido.

Te quiero mucho, hija, mucho.

Hay una chica en el barrio tonteando con ideas yihadistas.

¿Ah, sí? ¿La conozco? Es Lorena Peláez,

la hija de la frutera del mercado.

Es paciente mía, pero no le pega nada.

Ojalá lleguemos a tiempo de rescatarla de ese disparate.

Aquí tenemos un tal Ahmed

que le manda noticias sesgadas sobre la guerra,

panfletos de reclutamiento, vídeos...

¿Y eso no la echa para atrás? No, pero creo que aún tiene dudas.

Esta era Fátima, ¿la reconoces del instituto?

Los que la condujeron a Siria quieren hacer lo mismo contigo.

Ahmed, perdona, no podía contestar.

Claro, mañana, ¿el gimnasio Atlas te parece bien?

Perfecto.

En la calle habrá un Apolo con Márquez y Menéndez,

ellos lo están preparando.

Vosotros estaréis dentro del local en máxima alerta.

pero con mucha discreción.

Quedas detenido por los delitos de captación

y colaboración con banda terrorista. Tienes derecho a guardar silencio,

a no declarar o a manifestar que solo declararás ante el juez.

(Música emocionante)

Buenos días.

¿Ya has salido tan pronto a la calle?

Sí, hoy me apetecía desayunar churros,

como los domingos cuando eras pequeña.

Sí, pero hoy es día laborable y tenemos que trabajar.

¿Qué tal has dormido? Bien, del tirón.

Yo también.

Es la primera noche que duermo en condiciones

desde que supe que Quintero era... Papá, por favor.

No quiero que digas eso.

Unos análisis no van a decidir quién es mi padre.

Yo solo me siento hija tuya, y muy orgullosa de serlo.

Una cosa, no me dijiste quién pidió los análisis,

si fue Quintero o fuiste tú.

Ninguno de los dos,

pero no me apetece hablar de eso ahora.

Me resulta muy desagradable.

Ya me lo imagino, pero ayer...

prometimos no tener más secretos entre nosotros.

Pues está bien.

Los encargó Sergio.

¿Sergio? ¿A cuenta de qué?

Parece ser que la tía Inma le contó

que Fernando era tu padre biológico.

Fue la noche que Sergio la trajo aquí,

después de tomar unas copas de más.

-Necesito ayuda.

¿Qué ha pasado? ¿No lo ves, hija?

-Me ha costado Dios y ayuda traerla hasta aquí.

-Calzonazos.

-Rober, ¿me ayudas a llevarla a su habitación?

(INMA RÍE)

¿Qué pasa, qué me miras? No, nada.

Perdona.

¿Sergio pidió los análisis para corroborar

que lo había dicho la tía Inma era cierto?

De alguna manera tuvo que conseguir muestras mías de ADN.

Y de Fernando. A saber cómo.

¿A santo de qué metió las narices en nuestra familia?

Sabes que su ambición no tiene límites.

Él quería utilizar esa información para sacar tajada.

Espera,

¿no utilizaría las pruebas de ADN para hacerte chantaje?

¿Por eso le hiciste socio?

No tenía elección, Alicia,

o aceptaba su propuesta,

o te lo habría contado todo de inmediato

sin darme la oportunidad de hacerlo yo mismo.

No entiendo cómo una persona es capaz de hacer algo así.

No se puede caer más bajo.

Y yo que pensaba emparejarlo contigo.

Papá, es normal que nos engañara,

Sergio es un lobo con piel de cordero.

Sí, es la codicia personificada, es capaz de todo con tal de...

obtener sus objetivos. Pero ahora que se ha destapado todo,

puedes despedirlo. No es tan fácil.

Me hizo firmar un contrato. Pero hay un chantaje por medio,

y puedes demostrarlo ante un juez.

Yo sé lo que supondría empezar un litigio como ese,

duraría años, y aun así,

dudo que consiguiéramos anular completamente el acuerdo.

El mundo del derecho no siempre es del todo justo.

Además, piensa en la imagen del bufete,

tantos años de trabajo y prestigio tirados por la borda.

Pero no podemos dejar que Sergio se salga con la suya.

No estoy hablando solo desde el punto de vista profesional.

¿Qué quieres decir?

Para mí ha sido muy duro digerir la infidelidad de tu madre.

Si este asunto sale a la luz,

la intimidad de nuestra familia sería "vox populi",

y no tengo ganas de estar más expuesto.

Quizá podemos conseguir llevar un proceso judicial discreto.

Ya buscaría Sergio hacer filtraciones interesadas.

En cualquier caso, te prometo que voy a luchar contra él

cuando las aguas se calmen.

Por supuesto, no voy a permitir que se salga con la suya.

Cuando esté más confiado,

iré a por él para echarlo del bufete.

Eso es, precisamente, lo que quería escuchar.

Ahora, quien sí me preocupa es Fernando Quintero.

Sé que intentará acercarse a ti.

Pues no quiero que te preocupes por eso.

El otro día en su despacho le dejé muy claro

que las cosas entre nosotros no van a cambiar.

Y que, para mí, tú eres mi único padre.

(Puerta)

Buenos días.

Buenos días, Alicia.

Buenos días, Montse.

Llegas justo a tiempo para los churros.

Gracias, pero ya he desayunado para poder tomarme la medicación.

Entonces os dejo.

Yo me tengo que duchar y pasar por casa de Rober.

Adiós, Montse. Adiós.

Parece que ya habéis solucionado todos vuestros conflictos.

-Sí, y no puedo ser más feliz.

La verdad.

Menos mal que Lorena

no se echó para atrás en el último momento,

su colaboración fue fundamental.

¿Estáis seguros que la captó el mismo que a Fátima?

Sí, sí, tenemos pruebas de ello.

Él fue quien la captó

y quien la convenció para irse a Siria.

¿Le habéis informado a Sole

de que el terrorista está en la cárcel?

Sí, ayer pasé por su casa, y la pobre...

se echó a llorar, me dio las gracias...

Me dio una pena.

A ver si con esa noticia recupera el ánimo,

porque desde que perdió a su hija, no levanta cabeza.

Menos mal que con Lorena conseguimos frenar a tiempo

para que no se radicalizara más.

El aviso de la orientadora del colegio fue fundamental.

Más vale prevenir que curar.

Pero vamos a dejar de hablar de mi trabajo, ¿no?

¿Qué tal tus clases de alta cocina?

Pues muy bien,

los compañeros y profesores son supermajos,

y estoy aprendiendo cosas muy interesantes,

ayer nos explicaron la esferificación.

-Es una cosa de grandes chefs.

Te veo muy puesto, Antonio.

No solo de medicina vive el hombre.

Consiste en hacer bolitas muy pequeñitas con la comida.

¿Sí? Bueno,

sí, más o menos.

Se hace, sobre todo, con los líquidos,

con vino, zumo de manzana...

Eso es muy interesante, ¿no?

Y otra cosa, ¿a que no sabéis

por qué la clara de huevo se pone blanca

cuando la fríes o la cueces?

A que tú no sabes eso, listo. Ahí me has pillado.

-Pues eso pasa porque...

(Teléfono)

Hola.

Se acabó la explicación gastronómica.

¿Por qué me llamas tan temprano?

Agobiado por qué, ¿qué ha pasado?

-Ahora se va a pasar media hora hablando, ya verás.

-Si me lo cuentas, a lo mejor te puedo echar una mano.

Vale, mejor en persona, ¿dónde quedamos?

Vale, en el gimnasio en 20 minutos, ¿no?

Vale, y yo a ti. Ahora te veo.

-Bueno, ¿me quieres explicar

por qué se queda blanca la clara del huevo?

Me has dejado intrigado. -Os lo cuento por la noche, ¿vale?

Ahora me voy con prisa. ¿Pero a qué hora entras en clase?

Entro en un rato,

pero voy a pasar por el gimnasio a ver a Quico.

¡Adiós!

¡Aaaaaay!

Jairo, ¿has visto el café?

¿Me estás escuchando? Que si has visto el café.

Lo tienes detrás de la pasta, que estás cegato.

Vale, tranquilo.

Yo no sé qué mosca te ha picado, pero...

¿A qué viene esa mala leche?

Que estoy un poquito harto de todo.

Si puedes ir más al grano...

Voy a ir al grano, tu compañero de la barbita me está buscando

y me va a encontrar. ¿Qué compañero?

El de siempre. ¿Elías Guevara?

¿Y qué te ha hecho ahora?

Cogió a Paty por banda y le contó mierda de mí.

Todo inventado. ¿Y qué es lo que le ha dicho?

Que soy la mano derecha de un delincuente,

de Fernando Quintero, ¿te puedes creer?

El desgraciado este. ¿Y se lo ha creído ella?

Ha conseguido que dude de mí, y que me haga un interrogatorio.

Muy mosqueada no estará si habéis dormido juntos.

La convencí de que todo es mentira,

de que Elías se inventa mierdas de Quintero.

Es normal que Elías se preocupe por Paty.

Ahora que Max está en Barcelona

siente la obligación de protegerla. ¿Protegerla de qué? ¿De mí?

¿Le voy a hacer yo daño a mi novia?

No creo que Elías haya dicho eso.

No sé por qué se mete en mi relación.

¿Quién se cree que es el madero de mierda este?

Se cree muy listo,

pero un día va a encontrar un problema gordo.

Déjate de tonterías,

no busques un lío con un compañero mío.

¿Qué pasa, que piensas como él? Pues no.

¿Y por qué no estás conmigo en esto? Estoy contigo,

pero no quiero que te metas en líos con la policía.

Mejor hablo yo con él.

Hola. Hola.

Yo me piro, parejita.

Pasadlo bien y tened cuidado,

que lo mismo viene algún mierda y os corta el rollo,

que, últimamente, abundan los mierdas por ahí.

¿Qué le pasa? ¿Por qué está tan cabreado?

Elías le ha dicho a Paty que ande con cuidado con Jairo,

pero no quiero hablar del tema. ¿Qué tal con tu padre?

Muy bien,

si me invitas a un café te cuento la reconciliación.

Claro.

Fue recibir la llamada de su novio, y pasar de nosotros olímpicamente.

No pasó, hombre,

lo que ha hecho Olga es hacer sus planes.

Di lo que quieras,

pero a mí se me ha quedado cara de tonto.

Cariño, yo creo que nos tenemos que mentalizar

de que ahora su prioridad es Quico.

Bien, pero que no nos deje con la palabra en la boca,

por lo menos.

Hay que ver la falta de memoria tenemos,

acuérdate cuando salías disparado de casa de tus padres

porque habías quedado conmigo. Pero ahora estoy al otro lado,

y no me acostumbro, sí, ley de vida.

Formas una familia y pasa a ser lo más importante.

Para el carro, que Olga tiene 18 años

y, que yo sepa, todavía no va a formar una familia.

Lo va a hacer antes que después.

Viendo lo enamorada que está, ese día está muy próximo.

Pero qué exagerado eres, ahora los jóvenes no se van de casa

hasta pasados los 30. Porque no pueden.

Cuando Olga se ponga a trabajar, vamos, se va con su novio

y la perdemos de vista.

¿Y no es pronto para empezar con el síndrome del nido vacío?

Imagínate, hay padres que lo pasan muchísimo peor

cuando los hijos se trasladan de ciudad

para ir a la universidad. O de país.

La hija de Maribel, la dermatóloga, se va a estudiar a Estados Unidos.

Pues yo te digo que con el plan que tiene Olga,

me doy con un canto en los dientes,

y vamos a disfrutar mucho de ella todavía.

(Puerta)

Elías, ¿cómo estás? Bien, todo controlado.

Quería que lo comprobases por ti misma.

Siento interrumpiros el desayuno. -No te preocupes,

ya habíamos terminado, ¿quieres café? -Venga.

Qué rabia me dio no ir al operativo ayer,

según me ha contado Nacha, Espe estuvo muy grande.

Brillante, Elías, brillante.

¿Tú qué tal? ¿De verdad que no te hiciste nada?

Me duele un poco el cuello

por el latigazo que me di en las cervicales.

-Esas cosas pueden ser muy puñeteras, ¿te han hecho una radiografía?

-El médico de urgencias me miró de arriba abajo

y pasé la ITV sin problema.

Así que, otra vez a su servicio, inspectora Miralles.

Pero mira que eres,

te podías haber quedado un par de días en casa.

Consejos vendo que para mí no tengo.

Tú no te quedas en casa así te estés partiendo a pedazos.

¡Ay, cuánto se preocupa por mí! Calla, calla.

Yo te diría las veces que has ido a trabajar

con dolencias importantes. Elías, termina el café y nos vamos,

que este hombre me va a sacar todo el inventario de dolencias.

Permiso.

¡Venga! Doctor.

¡Hasta luego!

Me alegra que has recuperado la relación con tu padre.

Yo también, la verdad, ha sido un alivio.

No sé, Rober, de todas formas sigo...

descolocada por haber descubierto que Quintero es mi...

progenitor biológico.

Es normal, eso descoloca a cualquiera.

¿Crees que seguirá dándote la vara para que tengáis una buena relación?

Espero que me deje en paz.

Lo más cerca que quiero estar de él es para ponerle las esposas.

Puede ser muy duro enchironar a tu propio padre.

Estos días me he dado cuenta de que...

el cariño no tiene que ver con los genes,

sino con la relación que construyes con cada persona.

¿En qué estás pensando?

Que estoy harto de que Elías le toque las narices a mi hermano.

Vamos a desayunar y nos vamos,

que tenemos mucho curro por delante.

Si se siente más segura,

vaya unos días a dormir a casa de su hijo.

Y tranquila, Asunción,

que la vamos a avisar en cuanto atrapemos a esos ladrones.

-Adiós. -Hasta luego.

-Vaya cara que lleva doña Asunción, ¿no?

-¿La conoces? -Sí, hombre,

está todo el día en un parque por el que paso todos los días.

Normalmente me saluda,

pero ahora va tan atribulada, que ni se ha enterado.

-Es que lleva un mal rato la pobre...

Y no me extraña. -¿Y qué ha pasado?

Si se puede saber. -Sí, se puede saber,

pues que han desvalijado su casa

y creemos que es una banda de ladrones,

porque van unas cuantas casas de ancianos este mes.

-Robar es reprochable, pero además a un anciano...

-Menos mal que son robos sin violencia, si no...

-Vamos a ver si lo entiendo; estos ladrones siempre van

a pisos habitados por personas mayores

y esperan a que no estén en el domicilio, ¿no?

Ese es el "modus operandi". -Tal cual.

-Podría escribir un artículo para alertar a los ancianos.

Y que extremen las precauciones.

-No me parece mal.

Oye, que cara de sueño tienes, ¿no? -¡Ah!

-¿Os duró mucho la juerga anoche a Laura y a ti

en la celebración del piso? -No, qué más quisiera yo.

Vamos, ese era el plan.

Sí, fuimos a ver el piso, que está...

bueno, nos encantó.

Pero al poco de salir me llamó mi jefe

para cubrir la información de un incendio forestal en Toledo,

así, en plena noche. -¿Un incendio? Qué faena.

¿Y fue muy grave? -Al principio lo parecía,

pero vinieron los bomberos y aquello fue increíble,

no hubo ninguna víctima. -Menos mal.

Y no has dormido en toda la noche. -Nada.

Cero. Pero dime una cosa,

¿a ti quién te ha dicho que Laura y yo nos mudamos?

-¿Qué pasa que no me conoces? -Ah, bueno, entonces...

-No, hombre, ha sido Nacha,

que os vio anoche celebrando en La Parra.

-Es que no es para menos, mira, mira.

Es un piso... es alucinante.

Mira, mira las fotos. -¡Oh!

¡Venga ya! Pero qué "pintaza" tiene, ¿no?

Cuánta luz. -Ya.

¿Sabes qué te digo?

Presiento que Laura y yo vamos a ser muy felices en esa casa.

-Y los críos cuando vengan también, ¿no?

-Pues también, pero no tengas tanta prisa,

espera que las cosas sucedan.

Está en su despacho, ¿no?

-No, hoy es su día libre.

No lo sabes, ¿o qué?

-Toda la noche en blanco, no sé ni dónde tengo la cabeza.

Bueno, bueno, vale.

-Si quieres puedes llamarla a su casa.

-¿A esta hora? ¿Estás loca? Me gruñe.

Me voy a mi ratonera, a ver si puedo dormir un rato.

-Otro día que pases por aquí

me cuentas todos los preparativos de la boda,

que Laura no suelta prenda. -Yo te lo cuento,

pero no esperes una boda de pamela, esmoquin

y carro de caballos, yo qué sé.

Decepciona, ¿no? Bueno, hasta luego.

-Chao.

-Vaya tela, Quico, qué marrón.

Si se te ocurre algo en lo que te pueda ayudar

dímelo, ¿vale? -Gracias, de verdad. Ya te lo diré.

-¡Hola, chicos! -Hola,

¿y esa energía por las mañanas? ¿Tú qué tomas?

-Nada, pero tengo mucha prisa,

vengo a ver a Quico un segundo, y me voy a la escuela.

-Pues os dejo solos, que tengo dos nuevos clientes

y necesitarán ayuda para las máquinas.

Y a ver si animas a este, que tiene un bajón de cuidado.

-Olga, muchas gracias por venir,

sabes que no me gusta agobiarte con mis problemas,

pero necesitaba verte.

-Cuéntame qué te pasa, que me tienes preocupada.

-Nada, que mi casero me quiere echar de casa.

Que me deja de patitas en la calle. -¿Cómo? Pero ¿por qué?

-Porque quiere alquilarlo para turistas.

No sé si por días o semanas...

Que se quiere sacar una pasta. -Pero tú tendrás un contrato,

no puede echarte de un día para otro.

-Sí, hay un contrato, pero tiene una cláusula

donde dice que puede rescindirlo durante el primer mes.

Y la pone por seguridad, por si llega un inquilino moroso.

-¿Y cuándo tienes que abandonar el piso?

-Mañana mismo. -¿Y qué vas a hacer?

-No lo sé, pero mientras no encuentre un piso estoy vendido,

y no tengo a nadie en Madrid para pedirle el favor.

-Me lo podrías pedir a mí, yo lo hago encantada.

-Olga, tú vives con tus padres.

-Seguro que están encantados de que te vengas con nosotros.

-Pues sería la solución ideal.

-Pues no te veo yo muy convencido.

-Ya, pero no me quiero hacer ilusiones.

Igual a tus padres no les hace gracia

meter al novio de su hija en casa. -Cuando yo les explique los motivos,

seguro que te reciben con los brazos abiertos.

-Pero diles que es solo por unos días.

Que no piensen que tengo mucho morro

y que voy a quedarme más de la cuenta.

-Cómo van a pensar eso, si ya te conocen.

-¿Te he dicho alguna vez que eres increíble?

-Sí, pero me lo puedes decir más veces, no me canso de oírlo.

(SUSURRA) -Eres increíble. -(RÍE)

Ya me ocupo yo de que no duermas esta noche en la calle.

¿Qué habéis encontrado allí?

El detenido tenía en su casa manuales de terrorismo,

explicando cómo hacer la yihad electrónica

o convertirse en terrorista suicida.

¿Sabéis si quería cometer un atentado?

No, su misión consistía, exclusivamente,

en adoctrinar a los jóvenes.

Además de captar a Lorena, fue el que reclutó a Fátima.

Supongo que no son las únicas con las que mantuvo contacto.

Lo intentó con otros jóvenes del barrio,

pero afortunadamente sin éxito.

Aun así, deberíamos avisar a la familia

del peligro al que se han expuesto. Sí, yo misma hablaré con los padres

y con los hijos.

De verdad, has hecho un trabajo impecable.

Gracias, pero cuando puedas, felicita a Beltrán y a Aguirre.

El éxito de este operativo es cosa de ellas.

Lo haré, no te preocupes. ¿Sabes algo de Lorena?

Sí, acabo de hablar con Matilde, su madre.

Por suerte, han podido descansar después de los nervios de ayer.

Ya, me lo imagino.

Ojalá todo se resolviera tan rápido y con tanta eficacia, ¿verdad?

Escucha...,

necesito hablar un momento contigo

de un tema que me preocupa de verdad.

Tú dirás.

He puesto en marcha la investigación sobre la desaparición de Elena.

¿Desaparición?

Yo creía que, simplemente, había decidido dejar de ser policía

y se había retirado agobiada por tanta presión.

Sí, eso se dejaba entrever en los mensajes que nos envió

tanto a mí como a su novio, Sergio Mayoral.

Entonces, ¿cuál es el problema?

Que lleva tres días sin dar noticias, y no me cuadra

porque esta chica tiene madera de policía

y, además, estaba feliz con sus prácticas.

Miralles, entonces, ¿qué estás pensando?

Verás, esos mensajes y la desaparición tan repentina,

a mí me tenían muy mosqueada, pero ayer Sergio me sugirió

que podía ser una desaparición no voluntaria.

¿Alguna prueba para pensar eso?

A Sergio le sorprendió que lo dejara

sin más explicación que un mensaje de tres líneas.

Es normal que tenga el orgullo herido,

pero he conocido abandonos más crueles.

Puede ser, pero resulta llamativo que no fue a ver a su hermana,

cuando acaba de salir de un coma.

Y, por lo que sé, las dos están muy unidas.

¿No ha contactado con otro miembro de su familia?

Con ninguno, y salió corriendo para irse al hospital.

Hay motivos suficientes para empezar a investigar.

Está bien, ¿por dónde comenzamos?

Yo llevaría el protocolo habitual:

hablar con el entorno más cercano a Elena,

empezando por Sergio Mayoral.

¿Sospechas que puede estar implicado en su desaparición?

No tengo nada todavía, pero...

ya sabes cómo es nuestro trabajo,

no podemos descartar ninguna posibilidad.

Está bien, ponte con ello, pero cualquier novedad,

me informas rápidamente. Por supuesto. Gracias, Emilio.

¿Sergio? Soy la inspectora Miralles.

Necesitaría hablar contigo, ¿podrías venir a comisaría?

Muy bien. Gracias.

Hola, papi. -Hola, ¿qué haces aquí?

¿No tenías que estar en la escuela?

-Sí, pero te quería pedir perdón,

por un día que llegue tarde no pasa nada.

-¿Perdón por qué?

-Por irme rápido en el desayuno, con la conversación a medias,

y he notado que te ha molestado. -Hombre.

No comemos, no cenamos nunca juntos,

para una vez que nos vemos las caras a la hora del desayuno

y contarnos nuestras cosas...

-A mí me encanta que desayunemos en familia,

pero a Quico le ha pasado algo, y me lo tenía que contar.

-¿Tan grave como para que te fueras corriendo?

-Sí.

Lo que pasa es que le han echado del piso.

El casero quiere hacer un piso de alquiler para turistas.

-Vaya, tampoco en este barrio nos vamos a librar de esa pesadilla.

-Me parece que no.

Y lo peor...

es que Quico tiene que dejar mañana el piso.

-¿Así, tan pronto? -Sí.

Y como lleva tan poco tiempo en Madrid,

no conoce a nadie que le haga el favor de acogerlo.

-Me da la impresión de que quieres decirme algo.

-A ver, papá, que si le podríamos acoger nosotros.

-Ya me parecía extraño que vinieras a pedirme perdón.

Has venido a pedirme que acojamos a tu novio.

-Yo he venido a las dos cosas.

Lo que pasa es que me parece muy injusto

lo que le está pasando a Quico. -Pero es que es un tema que...

¿No tiene otras opciones? -Pues no, papá,

ya te he dicho que no conoce a nadie.

Además, lo suyo es que le ayude yo, que soy su pareja.

Solo van a ser unos días.

Hasta que encuentre otra cosa.

-Es que se van a dar situaciones un poco incómodas.

-¿Por qué? Si él va a dormir en su cuarto de invitados.

pero su cuarto está pared con pared con el tuyo.

-No irás a pensar

que voy a meter a Quico a escondidas en mi cama.

-No seas tan explícita, déjalo.

-Venga, papi, es que le tenemos que ayudar.

Yo soy su pareja, y fíjate que situación tiene él,

que te echen de tu casa...

-Vale, por mí de acuerdo. -Muchas gracias.

Yo sabía que no me ibas a fallar, papá.

-No tengas tanta prisa,

tienes que hablar también con tu madre,

a ver qué piensa ella.

-Tengo prisa porque voy a la escuela, pero, ¿se lo puedes comentar tú?

-Anda, ahora tienes mucha prisa para ir a la escuela.

-Muchas gracias.

Por cierto, lo de la clara del huevo.

La clara del huevo se pone blanca cuando la cocinas,

porque sus proteínas se descomponen con el calor

y se coagula.

-Anda, deja eso y tómate un respiro.

-Cuando termine con el pisto

tengo que preparar las patatas para la tortilla

y rellenar las cámaras. -Tortillas, he hecho tres,

y las cámaras están todas cargadas.

-A veces pienso que tienes una hermana gemela,

¿cómo te cunde tanto el tiempo? -Vete a descansar.

-No, que no te dejo sola con todo.

-Igual que cuando te fuiste de crucero al Caribe.

-Pero qué interés tienes en que yo descanse,

¿quieres que me jubile con lo joven que soy?

-Se nota a la legua que estás cansada.

Mira qué ojeras llevas.

-La verdad, últimamente, no duermo muy bien.

Desde que volví de viaje como que no recupero el ritmo.

-Hay mañanas que bajo, veo todo lo que tengo que hacer,

y se me cae el mundo encima.

-Llevas muchos años al pie del cañón, y el cuerpo se resiente.

Deberías tomarte el trabajo con más calma.

-¿A qué te refieres?

-Que puedes ejercer de dueña del negocio,

y no estar aquí desde que se abre hasta que se cierra.

-¿Y con qué morro te dejo sola con todo a tu cargo?

-¿Y si contratas a un pinche? Alguien que nos adelante el trabajo,

que corte las patatas y pique la cebolla.

Cualquiera que sepa algo de cocina lo puede hacer.

-¿Quieres que ahora contrate a otra persona?

-Con lo bien que va el negocio te lo puedes permitir.

-Pero no es solo por el dinero, yo qué sé, una persona aquí...

que nos rompa el equilibrio, acuérdate lo que paso con Reni.

-Sí, pero eso no es lo mismo,

él no tenía experiencia en cocina, y...

Reconozco que fui un poco suspicaz por la relación que tenía contigo.

Pero yo le pedí perdón y si se hubiera quedado,

nos habríamos llevado estupendamente.

-No sé, a lo mejor no es tan mala idea,

pero no tengo la cabeza para ponerme a seleccionar

quien entra de pinche.

-Que no, del proceso de selección me encargo yo.

Contactaré con el INEM y que nos envíen unos candidatos,

y pondré anuncios en internet.

-¿De verdad quieres encargarte de eso?

Mira que eso es mucho quebradero de cabeza.

-Qué sí, yo puedo hacerlo,

hace falta que te fíes de mi criterio.

-Pues claro que me fío, más que del mío.

Venga, ponte a buscar pinche.

-Madre mía,

sí que me ha costado convencerte de que no trabajes tanto.

¡Anda! -¿Qué haces?

-Librarte del trabajo.

Vete a descansar o a dar una vuelta, o vete de compras.

¿No te quejas siempre de que te hace falta ropa?

-De verdad, hija mía,

el día que te contraté se me apareció la Virgen.

Tú sí que eres un fichaje galáctico, no el Cristiano Ronaldo.

-De verdad...

(Puerta)

¿Sí?

Son los informes sobre igualdad de género

que hemos impartido en colegios e institutos en el primer trimestre.

Lola, esto no corría ninguna prisa.

Te dije, que después de lo de tu padre,

te tomaras las cosas con tranquilidad.

Lo sé, pero hoy he encontrado un hueco

y quería sacarme el informe de encima.

Estás mejor. Sí, muchas gracias.

Bueno, quería comentarte una cosa.

Claro, dime.

Verás, ayer me vino muy bien escuchar lo que me dijiste.

Muchísimas gracias por tu apoyo.

Lola, por favor,

no tienes que darme las gracias por eso.

Es lo normal, ¿no?

La verdad es que...

para mí es muy necesario contar contigo

en momentos tan difíciles.

Sabes que puedes contar con mi apoyo incondicional siempre.

Y si tienes algo en concreto que pedirme,

no tienes más que decirlo.

Gracias, no necesito nada ahora mismo.

¿Seguro?

Bueno, la verdad es que...

me gustaría pedirte algo, pero me da un poco de vergüenza.

Anda, seguro que no es para tanto.

¿Qué?

Igual te parece una tontería, pero...

me vendría muy bien que me dieras un abrazo.

¿Eso es todo?

(SUSPIRA)

Gracias.

Esto era todo lo que necesitaba.

¿Ves qué sencillo era conseguirlo?

(Teléfono)

Perdona, seguro que es mi hermano.

Alberto.

¿Qué tal? ¿Cómo estás?

¿Y mamá?

Ya.

Sí, lo dejé todo en una carpeta, encima de la mesa del salón.

En cuanto pueda pillo unos días y me voy para allá.

Un beso. Adiós.

¿Algún problema?

Nada grave, el típico papeleo en estos casos.

¿Tu madre y tu hermano están bien?

Mi madre estaba muy afectada, la verdad.

Y mi hermano estaba bastante entero en el entierro, pero...

ahora lo he pillado un poco de bajón.

Creo que deberías ir a Valladolid ahora mismo, Lola.

No, de verdad, tengo muchos frentes abiertos,

y no quiero que se acumule la tarea. Si das instrucciones a Espe

o a cualquier compañera, te echarían una mano.

Donde nadie puede sustituirte es al lado de tu familia.

Sé que eres una mujer muy fuerte, y no dejarás de serlo por...

admitir que estás afectada por la muerte de tu padre.

Y que necesitas estar con tu familia.

Los que hemos perdido a nuestros padres

sabemos que eso es lo que toca ahora.

Nunca me habías hablado de tus padres.

Pues no será porque no les eche de menos.

¿Murieron hace mucho?

Mi madre sí, cuando era un adolescente.

Me afectó muchísimo.

Era una mujer muy especial.

Siempre estaba de buen humor.

Debió ser terrible perderla tan joven.

Sí.

Estuve mucho tiempo peleado con el mundo,

me costó mucho superar aquello.

Me lo imagino.

Lola, hazme caso,

vete a casa con tu familia

y disfruta de ellos todo lo que puedas.

Está bien, te tomo la palabra.

Me cojo unos días y me voy a Valladolid.

Muchas gracias, Emilio.

No hay de qué.

(Puerta)

Sí, adelante.

Hola, Claudia.

Hola.

Te traigo las diligencias del robo en la tienda de móviles.

Gracias, luego lo miro.

(SUSURRA) Siéntate.

¿Cómo fue ayer?

¿Al final hablaste con tu padre? Sí, largo y tendido.

Le pedí perdón por todas las cosas horribles que le dije,

y le dije que para mí, él era mi único padre.

Me alegro mucho.

Bien está lo que bien acaba,

porque este era un problema de los gordos.

Y la verdad es que me ha costado bastante.

Debe ser difícil, estás implicada por partida doble,

pero nada depende de ti. Ya, tienes razón.

No sé, pero al final la lógica me dice que...

que soy Alicia Ocaña.

No sé, me he criado con mis padres,

y mi padre siempre ha estado ahí.

A veces pienso

que sacar adelante a los hijos es el trabajo más difícil del mundo,

de guardia las 24 horas para el resto de tu vida.

(Teléfono)

Disculpa. Miralles, sí.

Sí, síque pase, lo he llamado yo misma. Vale.

Sergio Mayoral.

Supongo que tiene que ver con el tema de Elena,

¿hay alguna novedad? No, ninguna.

Ya son tres días que no sabemos nada de ella.

Espero hablar hoy con su hermana,

quizá arroje algo de luz sobre el asunto.

Si necesitas algo me lo dices. Ya lo sé, gracias.

(Puerta)

¡Adelante!

Hola, Alicia.

Hola.

Perdón por el retraso,

no me he podido escapar antes del bufete.

Siéntate.

Tranquilo,

ya te dije por teléfono que no tenemos novedades.

Quiero hablar con el entorno más cercano de Elena

para recabar la máxima información posible.

Cada momento que pasa sin noticias suyas

me genera más angustia.

Con hoy son tres días y el teléfono sigue apagado,

y no hay manera de rastrear su señal, con lo cual,

no podemos encontrar su ubicación. ¿Has pensado en lo que te dije ayer?

¿Que si era una desaparición no voluntaria?

Esa posibilidad siempre la contemplamos

en este tipo de investigaciones.

Me dijiste que vosotros dos os gustáis mucho, ¿no?

Para mí, desde luego, era una relación muy importante,

y para ella creo que también.

¿Crees? ¿No estás seguro?

Lo estaba,

hasta que recibí ese mensaje de: "Fue bonito mientras duró".

Ya, pero en cualquier caso, ¿cómo era de seria vuestra relación?

¿Habíais hecho planes de futuro?

Bueno, alguna vez hablamos de vivir juntos.

No hubiéramos tardado mucho en dar ese paso.

Sin embargo,

cuando hablé con su madre no sabía nada de ti,

ni siquiera sabía que tuviera una relación de pareja.

¿No parece raro esto?

Al fin y al cabo, solo llevábamos unas semanas,

y Elena es muy reservada para eso.

Sí, es verdad.

A veces parecía que ocultaba algo,

como si tuviera algún secreto. ¿Un secreto?

Sí, como si la rodeara un halo de misterio.

Nunca lo había visto así.

¿En alguna ocasión le observaste un comportamiento extraño?

No, a veces la veía preocupada, pero siempre lo achacaba al trabajo.

Era una persona muy responsable,

se lo tomaba todo muy a pecho.

¿Por qué hablas de ella en pasado?

Ha sido una forma de hablar, no...

Lo he hecho sin pensar.

¿Y observaste en algún momento,

durante alguna llamada de teléfono

que se sintiera incómoda?

No que yo recuerde.

¿Te habló de su hermana Isabel?

Sí, sí, se puso muy contenta cuando despertó del coma.

¿Tú conoces a Isabel? No.

¿Por qué iba a conocerla? Bueno, no sé.

Pensé que quizá te habría pedido

que la acompañaras al hospital a verla.

Imagino que en una situación tan delicada

la familia no querría muchas visitas.

Ya.

Pero es curioso que ha desaparecido justo ahora que su hermana...

se ha despertado del coma.

¿Crees que puede tener relación una cosa con la otra?

No lo sé, pero espero hablar con Isabel

y que nos dé datos de Elena que no sepamos.

Me imagino que los médicos no estarán a favor

de que se someta a un interrogatorio.

Por supuesto, solo podré hacerle unas preguntas,

y espero hacérselas hoy mismo. ¿Vas a hablar con Isabel hoy?

Sí, espero la llamada del hospital

para que me autoricen hablar con ella.

Ojalá te dé alguna pista que nos ayude.

Tengo que asistir a un cliente en un juicio,

pero no quiero que se ponga nervioso esperando.

Si no me necesitas para nada más... No, gracias por tu colaboración.

Lo único que te pido es que estés operativo

por si tenemos que hablar en cualquier momento.

Por supuesto. Disculpa.

Miralles.

Sí, doctora, me alegro mucho de hablar con usted.

¿Sabe cuándo podría hablar con Isabel?

¿Qué tal, Sergio?

¿Cómo lo llevas? -¿Cómo llevo el qué?

-La desaparición de Elena.

-Mal, estoy muy intranquilo.

-Nosotros también, pero te juro

que hacemos todo lo necesario para encontrarla.

-Lo sé, ojalá deis con ella pronto y todo sea un susto.

Me tengo que ir, no puedo desatender mis obligaciones.

-Ya, supongo que así estás distraído,

y dejas de darle vueltas a la cabeza,

pero quiero decirte que si necesitas desahogarte,

sabes que puedes contar conmigo. -Gracias, de verdad.

Muchas gracias.

-¡Sergio, espera!

la inspectora Miralles te llama.

-Perdona, inspectora, con las prisas no te he escuchado.

No te preocupes. ¿Nos dejas un momento, por favor?

¿Qué pasa?

Es por la hermana de Elena. ¿Ha pasado algo?

Según salías por la puerta, me han llamado del hospital.

¿Pudiste hablar con Isabel?

No, y me temo que no voy a poder hacerlo.

Me acaba de decir su doctora que ha vuelto a entrar en coma.

¿Otra vez? ¿Cómo es posible?

Con la lesión cerebral que sufre, existía ese riesgo.

Confiemos en que vuelva a despertarse y puedas hablar con ella.

Sus médicos no tienen mucha esperanza,

así que la cosa no pinta bien.

Pobre Isabel.

Todavía podemos esperar un milagro,

aunque no creo que se recupere.

Gracias, inspectora.

Mucho ánimo.

Aquí tienes el listado con los chicos del barrio

qué últimamente han tenido contacto con Ahmed.

Ya lo tienes. Qué rápida eres, Espe.

Qué pena Sergio, ¿eh? Tiene que estar hecho polvo.

Es que parecían tan enamorados.

-Tendrías que haber visto,

la mano que tuvo para convencer a Lorena de que no se echara atrás.

-No me extraña,

Espe tiene un don especial para tratar a la gente.

-Por suerte, no es tan bruta como nosotros.

Yo estuve tomando mis anotaciones sobre el tacto que tiene.

-Una cosa te quería preguntar,

¿cómo llevas tú lo de la boda entre Martín y Laura?

-Si crees que por haber estado enamorada de Laura

guardo algún resquemor, ya te digo yo que no.

Ante todo somos muy buenas amigas,

y si ella decidió ser feliz con Martín, pues...

yo soy feliz por ella.

-Me alegra oír eso.

-Cuando alguien no te quiere como te gustaría

lo mejor es tomarlo con deportividad, aceptar, y querer de otra forma.

-Me quito el sombrero, compañera, eres una "crack".

¿Vamos tirando?

-Voy al baño y ahora te veo.

-Muy bien, ya me ocupo yo.

¿Qué pasa Rober? ¿Quieres un café?

Igual debería invitarte a una tila, porque menudo careto que traes.

El careto normal cuando un compañero se mete en la vida de mi hermano.

Yo no me he metido en la vida de Jairo.

Fuiste con el cuento a Paty de que mi hermano es un mafioso.

No le dije exactamente eso, y medí mucho mis palabras.

Dame tu versión, ¿qué le dijiste? Que Quintero es un delincuente,

y tu hermano se está convirtiendo en su mano derecha.

No sé quién te crees para decirle a Paty nada de mi hermano.

Casualmente, Paty es hija de Max, uno de mis mejores amigos,

y solo me importa ella,

lo que haga Jairo con su vida es asunto suyo y tuyo.

Últimamente, estás obcecado con mi hermano

y con la familia Batista en general. Y fuiste a Miralles

para apartarme de la investigación del camionero que apareció muerto.

Sacar ese tema

no ayudará a limar asperezas, compañero.

Yo tampoco quiero remover mierda, pero deja en paz a mi hermano.

Vete a por el mafioso de Quintero,

pero deja a mi hermano en paz, que está limpio.

No quiero discutir contigo,

pero yo peino muchas canas para creerme esa mierda, ¿vale?

Si jodes la relación de mi hermano con Paty,

la vamos a tener.

Yo que tú me estaría tranquilo. Lo dicho.

Y a este ¿qué bicho le picó?

-Lo de siempre, su hermano,

que le ciega la sangre.

-¿Por qué? ¿Qué pasó?

-"¿Algún zeta de Distrito Sur para H-50?"

-Adelante H-50 para K-53.

-"Ha aparecido un cadáver por muerte violenta en el Parque de la Dehesa".

-Recibido. ¿Qué heridas presenta el cuerpo?

-"Parece que tiene el tórax atravesado por una flecha".

-Recibido. Vamos para allá.

Da igual.

-Entonces, ¿qué es lo que te extraña tanto?

-Que a tus padres les parezca bien que me mude a tu casa.

Hace nada, tu madre me pidió que fuéramos despacio.

-¿Eso que tiene que ver con echarte una mano?

-Olga, tus padres no son tontos.

-Tú estás pensando como ellos,

que viviendo bajo el mismo techo

no vamos a ser prudentes, no vamos a ir despacio...

-Es lo que pensaría yo en su lugar, ¿estás segura de que han aceptado?

-El que ha dicho "sí" ha sido mi padre.

Con mi madre no he hablado, pero no hay ningún problema.

-¿Y cómo estás tan segura?

-Cuando mi padre dice "sí", mi madre dice lo mismo.

Se la camela superbién.

-Y tú te lo camelas a él. Como si lo viera.

Mira,

yo prefiero esperar a que tu madre lo sepa

y que le parezca bien.

-¿Tú tienes algún problema con mi madre?

-De eso se trata, ni lo tengo ni lo quiero tener.

-¿Y, de momento, qué vas a hacer?

-Yo había pensado en dejar las cosas en el gimnasio.

-¿Qué dices? No, tú vienes a mi casa.

-Madre mía, qué peligro tienes.

Normal que a tu padre se le caiga la baba contigo.

(TOSE)

¿Tu clase de "spinning"

no empezaba hace dos minutos, señorito?

-Sí, perdón. -Ha sido culpa mía.

-Sí, la culpa es de la lianta de tu amiga.

-¿En qué le has liado esta vez?

-Estoy hablando con mis padres para que se venga unos días a casa.

-Tengo la casa sola,

desde que se fue mi padre hay mucho espacio,

¿por qué no se viene? -No, gracias.

Quiero tenerlo unos días cerquita, de día y de noche.

-Sí que eres una lianta tú.

Tienes mucha suerte de estar con Quico.

-La verdad es que es muy perfecto.

De hecho, me da miedo despertarme un día

y que todo sea un sueño.

-Si ahora te pasa eso,

puedes ir a la habitación de al lado a comprobar si es verdad.

-Me tengo que ir. Por cierto,

tú no te quejarás de suerte, que Jairo es un amor.

-Espero que no se trate de un asesino en serie

que va disparando a la gente con flechas.

-Puede que sea un pirado que odia a las palomas

y al disparar erró el tiro y le dio a un transeúnte.

Un caso de mala suerte. (ASIENTE)

-Cuéntale ese caso tan original a tus compañeros de científica.

Igual lo eligen chiste del mes. -No creas que es tan raro.

Yo, cuando le daba a la botella,

estuve a punto de matar una paloma con la pipa.

Menos mal que al final no apreté el gatillo.

-Me alegra no haberte conocido en esa época,

menos mal que la dejaste atrás. -No sabes tú bien.

-Mira, debe ser el barrendero que dio el aviso,

vamos a ver qué es lo que vio. -Si vio algo.

-Hola, supongo que es el hombre que vio el cuerpo, ¿no?

-Sí, ha sufrido una impresión muy grande.

-¿Podríamos hacerle alguna pregunta?

-Inténtelo, acabo de suministrarle unos calmantes.

-Caballero... -Déjame esto a mí, Elías,

tú vete a contarles tu historia de palomas y flechas

a los de Científica.

-Esta vez te voy a hacer caso,

que este hombre ya lleva muchos sustos,

y siempre es más agradable hablar con una chica joven.

Venga, que aquí no hay nada que ver, que corra el aire.

¿Qué, cómo lo lleváis?

-Estamos empezando, no puedo avanzarte nada.

(GIME)

-Ese hombre está que no puede articular palabra.

-Habla con él otra vez, a ver si le sacas más información.

Yo sé que tú eres capaz de hacerlo. -No insistas.

Ahora mismo es mejor dejarlo un rato tranquilo.

¿A ti qué te pasa? Estás blanco como un papel.

-Estoy un poco impresionado por lo de la flecha en el pecho.

-¿A estas alturas?

Yo pensé que ya lo habías visto todo.

¿Alguna novedad? -No, ninguna, todo bien.

No, no hagas eso, Nacha, te lo ruego.

-¿Por qué?

-Porque es alguien que conoces.

-¿Qué?

¿Quién es?

Dime quién es, Elías.

-No, no lo hagas, Nacha.

-¿Por qué no me dices de una vez quién es?

-Se trata de una compañera.

Es mejor que no lo veas, por favor, Nacha.

-¿Es Elena?

¿Entonces?

-No, Nacha, Nacha...

-No...

¡No!

No puedes ser tú, Laura, tú no.

-Nacha.

Nacha.

Nacha.

-¡No!

-¿Laura? ¿Nuestra Laura?

No, no, dime que no es ella.

-Por lo que veo, ya sabes quién es tu verdadero padre.

El único padre que tengo

es un buen hombre al que chantajeaste

para convertirte en su socio.

¿Un buen hombre Marcelino? No me hagas reír.

En este negocio, todos manejamos información,

la compramos y la vendemos.

Yo tenía una información muy valiosa,

y tu padre no quería que nadie más la tuviera.

No se puede ser más cínico.

¡Hola!

Hola, Martín.

Miralles, me ocupo.

¿Estás segura?

Hola, perdone que no la atienda, pero no trabajo aquí.

-¿Entonces que hace detrás de la barra?

-Estoy echando una mano. -Salima, ¿y esto?

-Es Carlos, que ha hecho la prueba y estaba esperando para conocerte.

Carlos, la jefa. -Hola.

-Hola, Carlos. -Este es mi currículum.

-Le vamos a echar un ojo, ¿no?

No sabemos lo que Laura estaba haciendo en el parque,

ni hay testigos que hubieran visto al agresor o agresores.

Por no hablar del arma.

Laura tenía muchos casos abiertos desde...

pervertidos a bandas organizadas.

Si le hubieran tendido una emboscada para dispararle, sería lógico,

pero una flecha...

¿Cree que todo esto tiene algo que ver

con algún caso que llevaba ella?

Laura era una magnífica policía.

No quiero ni imaginarme lo que tuvo que ver

en los sitios de la red donde se metía.

No sabemos cuántos enemigos se pudo buscar, pero...

seguro que muchos. Eso tendría sentido,

al menos para ella.

Morir en acto de servicio.

¿Y el registro del piso de Laura? Fui yo en persona.

Solo vi esta libreta. Laura no se separaba de ella.

Ahí hacía las anotaciones de los casos que tenía entre manos.

-¿No tienes un poquito de dignidad?

-No creo que seas el más indicado para hablarme del tema.

No solo eres un cornudo,

sino que vas a seguir fingiendo

que eres el padre de la hija de tu peor enemigo.

Eso sí que es falta de dignidad.

Todo indica que no tenía ningún plan,

excepto quedarse en casa.

Sale de noche, se dirige a un parque sola,

y no se lo dice a nadie.

Alguien que ella conoce la llama por teléfono

y la cita en un parque.

O pudo presentarse en el piso

y convencerla para que le acompañara al parque.

Puede ser, tenemos que darle vueltas a todo,

y no cerrarnos a nada.

Ella ya sabe que yo soy su padre,

y nunca se lo podrá quitar de la cabeza.

Ni siquiera tú vas a poder hacerlo,

por mucho que te empeñes.

Como tú comprenderás, esto...,

Marcelino...,

  • Capítulo 137

Servir y proteger - Capítulo 137

14 nov 2017

Tras reconciliarse con su padre, Alicia descubre que Sergio fue quien le dijo que ella era hija de Quintero y que usó esa información para chantajear a Marcelino. Rober se enfrenta a Elías por haberse entrometido en la relación sentimental entre Jairo y Paty.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 137" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 137"
Programas completos (146)
Clips

Los últimos 679 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 143 Completo 52:36 8% hoy
    Capítulo 143 hoy Nacha y Elías siguen con el caso del asesinato del Laura. Una pista les lleva a una reunión de cosplay de temática medieval, a la cual Laura fue invitada semanas atrás. Paty recrimina ...
  • Nuevo Capítulo 142 Completo 53:51 93% ayer
    Capítulo 142 ayer Jairo decide romper con Paty, para no involucrarla en ningún peligro. Quico se muda a su nuevo piso y, junto a Eric, ultima los preparativos para sabotear el Congreso de Energía. Sergio entabla rela...
  • Nuevo Capítulo 141 Completo 56:11 95% pasado lunes
    Capítulo 141 pasado lunes Paty da un ultimátum a Jairo sobre su relación. Rober y Alicia, con la ayuda del Lupas, desarticulan la banda de descuideros. Olga está a punto de pillar a Quico cuando éste logra hace...
  • Nuevo Capítulo 140 Completo 53:05 86% pasado viernes
    Capítulo 140 pasado viernes Alicia y Rober siguen tras la caza de los descuideros que roban a ancianos. Martín, continúa destrozado por la muerte de Laura, quiere colaborar en esa investigación con la policía. Pa...
  • Nuevo Capítulo 139 Completo 54:31 86% pasado jueves
    Capítulo 139 pasado jueves La comisaría se prepara para despedir a Laura con honores en un acto que presidirá el Ministro de Interior. La aparición del Lupas, uno de los colaboradores callejeros de Rober, destapa un ca...
  • Capítulo 138 Completo 54:20 82% pasado miércoles
    Capítulo 138 pasado miércoles Tras encontrar a la inspectora Laura Escalada asesinada en un parque, Elías y Nacha comunican la fatal noticia en la comisaría. Alicia se enfrenta a Sergio. En La Parra, Salima cree haber encontrado...
  • Capítulo 137 Completo 53:47 91% 14 nov 2017
    Capítulo 137 14 nov 2017 Tras reconciliarse con su padre, Alicia descubre que Sergio fue quien le dijo que ella era hija de Quintero y que usó esa información para chantajear a Marcelino. Rober se enfrenta a Elías po...
  • Capítulo 136 Completo 54:33 93% 13 nov 2017
    Capítulo 136 13 nov 2017 Miralles pone en marcha un operativo para acabar con el cabecilla de la red yihadista. Además sospecha que hay algo raro en la desaparición de Elena y decide investigar. Marcelino decide hablar con ...
  • Capítulo 135 Completo 56:01 77% 10 nov 2017
    Capítulo 135 10 nov 2017 Miralles intentar alejar a Lorena del fanatismo islámico y trata de descubrir quién ha sido su captor. Sergio trata de que nada le incrimine tras la muerte de Elena. Elías, preocupado, decide...
  • Capítulo 134 Completo 53:42 73% 09 nov 2017
    Capítulo 134 09 nov 2017 Miralles decide emplearse a fondo en la investigación sobre un posible captador yihadista en el barrio. Elías decide cerrar la investigación sobre la venta de artículos robados por Int...
  • Capítulo 133 Completo 56:30 78% 08 nov 2017
    Capítulo 133 08 nov 2017 Miralles encarga a Nacha y Elías el caso de una web de internet que vende artículos de segunda mano que han sido robados. Por otra parte, Espe informa a Miralles de un posible nuevo caso de captaci&...
  • Capítulo 132 Completo 55:58 93% 07 nov 2017
    Capítulo 132 07 nov 2017 Alicia ha descubierto el más terrible secreto sobre su vida: es hija de Fernando Quintero. Sergio continúa secuestrado por Elena, que está a punto de cumplir su venganza. Jairo comienza a ten...
  • Capítulo 131 Completo 51:44 92% 06 nov 2017
    Capítulo 131 06 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 130 Completo 52:57 89% 03 nov 2017
    Capítulo 130 03 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 129 Completo 51:52 77% 03 nov 2017
    Capítulo 129 03 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 128 Completo 53:56 90% 31 oct 2017
    Capítulo 128 31 oct 2017 Los policías creen que tienen pillado a Quintero. Sergio, que cada vez se encuentra peor de salud, decide visitar al médico. Elena se preocupa pues teme que su plan contra el abogado se malogre. Sal...
  • Capítulo 127 Completo 55:56 92% 30 oct 2017
    Capítulo 127 30 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 126 Completo 53:36 82% 25 oct 2017
    Capítulo 126 25 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 125 Completo 51:52 90% 24 oct 2017
    Capítulo 125 24 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 124 Completo 54:48 93% 23 oct 2017
    Capítulo 124 23 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...