www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4303260
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 136 - ver ahora
Transcripción completa

Un compañero empezó a criticar a los terroristas yihadistas,

y ella se puso a defenderlos con vehemencia.

Y no es la primera vez

que se le escapan comentarios por el estilo.

-¿Tan raro es querer saber sobre otra cultura?

No es raro, pero no queremos que se aprovechen de tu inocencia

Hay una chica en el barrio tonteando con ideas yihadistas.

¿Ah, sí? ¿La conozco? Es Lorena Peláez

la hija de la frutera del mercado.

Sí, es paciente mía, pero no le pega nada.

Espero que lleguemos a tiempo

de rescatar a Lorena de ese disparate.

Necesito que entres en sus redes sociales.

que compruebes sus amistades.

Que mires si ha tenido comunicaciones sospechosas

o hace búsquedas en páginas de islamismo radical.

Cualquier indicio en esa dirección. Pues me pongo a ello.

lleva un año ingresada en un hospital.

En coma.

Átate. Sí, tú solito.

Sé que sabes hacerlo.

-Tu hermana me hizo creer que disfrutaba con aquellos juegos,

que lo estaba pasando bien.

No me gustan los policías que piensan

que para salir a la calle hay que ponerse una coraza.

Es justo lo que creía que debía hacer cuando llegué,

ponerme una coraza. Y por eso te quiero a mi lado,

porque has sabido rectificar.

Te has equivocado y has aprendido de tus errores.

Hora de marcharse.

¿Qué turno tenía hoy Elena? Turno de mañana.

Pero ahora que lo pienso, no la he visto entrar.

-Nada, no da señal.

A mí me acaba de poner un mensaje. Ves, Espe, no hay que preocuparse.

Está con su hermana, ¿no? Sí, igual ha tenido una recaída.

Debe ser grave, porque me ha dicho que hoy no puede venir a trabajar.

Que seáis muy felices, que tengáis muchos hijos,

y que yo lo vea.

¡Salud! -Gracias, amigas.

-Jairo trabaja honradamente

y me parece fatal que vengas aquí a malmeter en nuestra relación.

-Está jugando con fuego y va a acabar quemándose.

Y no quiero que tú salgas chamuscada.

-Mira, aquí tenemos un tal Ahmed

que le manda noticas sesgadas sobre la guerra,

panfletos de reclutamiento, videos...

¿Y todo eso no la echa para atrás? No, pero creo que aún tiene dudas.

Hay que hacerle ver a Lorena que es una trampa.

Es Fátima, ¿la reconoces del instituto?

Las personas que la condujeron a Siria

quieren hacer lo mismo contigo, Lorena.

No quiero que tomes una decisión que te haga perder la vida.

Ahmed, perdona, no podía contestar.

Claro, mañana. ¿El gimnasio Atlas te parece bien?

Perfecto.

-"Me da igual lo que digan esos análisis.

Me da igual que tenga tus genes.

Que Carmen nos engañara,

me da igual que seas su padre biológico".

-Ni tú ni nadie puede cambiar la realidad.

Yo soy tu padre. Marcelino Ocaña

es el único padre que he conocido.

Para mí sigues siendo un delincuente y te voy a terminar pillando.

Se acabó el chantaje.

(Música emocionante)

Buenos días.

Así da gusto madrugar.

¿Te has levantado muy temprano?

Llevo desde las seis con los ojos como platos.

Me imagino que le habrás dado vueltas

a lo que hablaste ayer con Quintero.

Ayer no te quise tirar de la lengua porque estabas muy cansada.

Pero hoy sí me gustaría que me cuentes lo que pasó.

Si tú quieres, claro.

Fue una situación muy desagradable.

Y cada vez que lo pienso, se me revuelve el estómago, pero...

Quiero contártelo todo.

Te va a venir bien desahogarte.

él pensó que le hablaría de uno de sus asuntos turbios.

Pero, rápidamente, le dije que sabía que...

que era mi padre biológico.

Se quedaría a cuadros, ¿no?

¿Y te dijo por qué lo sabías? Sí, pero yo no se lo dije.

Además, tampoco creo que sea lo más importante.

¿Y cómo reaccionó a que supiera que eres su hija?

Pues...

me dijo que se había quitado un peso de encima.

Que había estado buscando el momento de contármelo, pero...

que no lo había encontrado. Ya.

¿Y desde cuándo lo sabía? Desde hacía unos días.

Ojalá yo no me hubiera enterado nunca.

Es que no...

no soporto ser la hija de ese... Bueno, Alicia, pero...

Tía, no te vengas abajo ahora, que lo estás haciendo muy bien.

¿Te puedes creer que insistió

en que tuviéramos una relación más cercana?

¿Y tú qué le dijiste? Que ni lo sueñe,

que las cosas no van a cambiar, que es un delincuente

y no pararé hasta meterlo en la cárcel.

Me imagino que no le sentaría nada bien.

No lo sé, nada más decírselo, me fui de allí corriendo.

Me imagino lo difícil que debe ser pasar por una situación así.

Es como si fuera una pesadilla.

Es que no me puedo creer que Quintero sea...

(SUSPIRA)

si cree que vamos a estrechar lazos por tener los mismos genes.

Lo que tienes que hacer es no seguirle el rollo

Lo único que hago es ser borde y tajante con él.

Pues cada vez que lo veas o te cruces con él

te vas a llevar un buen palo. Lo sé, y por eso le he dicho

que mi actitud hacia él no va a cambiar.

Que tengo que convencerme de que...

para mí, mi único padre, el que me ha criado,

me ha querido y me ha cuidado desde que nací es...

Marcelino Ocaña.

Esa frase estaría bien que la escuchase alguien más.

¿Has ido a hablar con él?

Cuando tenga un hueco iré a buscarle a casa o al bufete.

¿Y tienes que esperar a tener un hueco?

Alicia, es una situación lo bastante importante

como para que la zanjes lo antes posible.

Tú estás sufriendo horrores,

pero Marcelino no lo está pasando nada bien.

Cuanto antes habléis de ello y lo zanjéis,

antes os vais a quitar el problema de encima.

Hablad cara a cara y sed claros.

Sí, esta semana iré a hablar con él.

¿Y por qué no vas ahora, antes de ir a trabajar?

Porque ahora no me da tiempo. Pero si te das prisa, sí.

Cinco minutos tarde puedes llegar, y yo te puedo cubrir perfectamente.

La situación lo requiere, ¿no?

No seas cabezota.

No busques excusas, anda. Ve y habla con él.

Tú sí que eres cabezota. Y lo voy a seguir siendo siempre.

Sobre todo si te echo una mano.

Cosita bonita.

Esto es muy raro, muy raro, muy extraño...

¿De qué hablas?

De Elena, la nueva inspectora en prácticas.

Me ha mandado un mensaje de madrugada

que acabo de ver.

¿Qué dice?

Mira:

¡Caray!

Algo gordo le habrá pasado en las prácticas

para tomar una decisión tan tajante.

Pues no, estaba fenomenal.

De hecho, le propuse quedarse con nosotros en comisaría

cuando terminara las prácticas.

¿Y qué te dijo?

Que estaba encantada, llegó a emocionarse y todo.

Sí que es raro el mensaje. ¿Por qué no la llamas?

La he llamado, pero no está operativa.

Voy a intentarlo otra vez.

Nada, nada, no contesta, no lo tiene conectado.

¿Te preocupa que le haya pasado algo?

Un poco sí, porque me parece muy raro el mensaje

y que haya desaparecido así de golpe.

Si está en medio de una crisis gorda, es normal que no te coja el teléfono.

De todas formas,

mejor que se haya dado cuenta estando en prácticas.

Elena es el tipo de persona que tiene los objetivos muy claros.

Su sueño era ser inspectora de policía.

No me encaja nada de todo esto.

Pero una cosa es un sueño y otra es ser capaz de cumplirlo.

¿Te acuerdas de Angélica?

¿La compañera tuya de facultad? Sí, siempre quiso ser cirujano,

pero no tenía ni la habilidad con las manos

ni la sangre fría para esa especialidad.

Ahora es pediatra y está encantada de la vida.

Aunque ese fuera el caso de Elena,

¿por qué no ha venido a decirlo personalmente?

De todas maneras, tiene que pasar por comisaría para comunicarlo.

(Puerta)

A lo mejor es ella que viene a darte explicaciones.

Lorena, ¿qué haces aquí? ¿Ha pasado algo?

Siento molestarte, Claudia, pero necesito hablar contigo.

¿Puedo entrar? Claro, por favor. Pasa, pasa.

-¿Qué tal? ¿Cómo estás? -Mal.

Estoy muy asustada.

¿Ahmed se ha vuelto a poner en contacto contigo?

No, pero llevo toda la noche dándole vueltas a lo del operativo,

y no me veo capaz de colaborar.

Mi madre me ha dicho que venga a verte.

Has hecho muy bien, cariño. Siéntate y me lo cuentas con calma.

¿Quieres una tila? -Sí, por favor. Gracias.

Vamos a ver,

¿qué es lo que te da miedo exactamente?

Ponerme nerviosa cuando llegue la cita y...

que Ahmed se dé cuenta de que le tendí una trampa.

Por eso no te preocupes, no podría hacerte nada,

tendríamos a los agentes muy cerca. Ya, pero...

¿y si le da tiempo a sacar una navaja o una pistola y me mata?

Voy a ser muy sincera contigo.

No hay riesgo cero en ningún operativo,

pero te prometo que mis agentes están muy bien entrenados.

Al menor movimiento de Ahmed se echarán encima de él

y lo neutralizarán. Además, estarán a muy pocos metros.

Toma.

Te sentará bien. -Gracias.

¿Qué pasaría si me echo atrás y no colaboro en el operativo?

Te lo voy a decir de manera muy clara.

Nos costaría más demostrar

que Ahmed colabora con los terroristas.

Por lo tanto, los jóvenes del barrio

serían más susceptibles a ser captados, llevados a Siria

y a acabar como Fátima.

Si me atreví a proponértelo

es porque creo que puedes hacerlo, pero no estás obligada.

La última palabra la tienes tú.

Lo haré, Claudia, colaboraré.

Lola, cariño.

¿Qué haces aquí tan pronto?

-Bueno, ya te dije que quería volver hoy mismo.

-Ya, pero como Miralles quedó en llamarte,

para que agotaras tus días de asuntos propios, pues...

No sé, pensé que le harías caso. Te hacía en Valladolid.

-Después del entierro decidí volver por...

mantener la mente ocupada en algo.

-Lo siento mucho, pero ya te expliqué

que no pude ocultarle al comisario lo de tu padre.

-No pasa nada, es normal.

Además, me llamó

y tuvo unas palabras de ánimo muy bonitas.

-¿Cómo estás?

-Bien, pero a veces lloro como una Magdalena.

-Es normal.

Yo, por desgracia,

también sé lo que es perder a un padre

y cuesta mucho hacerse a la idea.

-Es muy extraño

saber que nunca más volverás a verle, ¿verdad?

Lola.

Hola.

¿Qué tal, comisario? ¿Cuándo has venido?

Acabo de llegar ahora mismo.

Pensé que aprovecharías tus días de asuntos propios

para pasar tiempo con tu familia. Ya, pero...

decidí volver para mantener la mente ocupada.

¿Cómo estás?

Regular.

Si en algún momento te encuentras mal y lo necesitas,

no dudes en pedirme los días de descanso.

Sin problema, ¿de acuerdo? Gracias, no hará falta.

Tengo muchas ganas de trabajar. Gracias por el ofrecimiento.

Cualquier cosa que necesites, ya sabes dónde estoy.

Y ve poco a poco, no te cargues mucho de trabajo.

Gracias.

Ánimo.

Me parece muy bonito. -¿El qué?

-Que Bremón está demostrando que tiene un corazón muy grande.

-Voy a cambiarme, luego te veo.

-Hola, Salima, ¿has visto a Paty? Quedé con ella aquí.

-Mira, ahí la tienes.

-Hola. -Hola.

-¿Qué tal? -Bien.

Bueno, regular.

-¿Y eso?

-Te eché de menos anoche en mi cama.

Necesito que durmamos juntos y amanecer contigo.

-Ya, yo también.

-A ver, por favor,

dejad de ponerme los dientes largos y decidme qué os pongo.

-Yo un café con leche. -Yo un cortado con leche fría.

-Muy bien.

-¿Me paso esta noche a buscarte cuando salga del trabajo?

-Creo que esta noche no puedo, Jairo. -¿Y eso?

-Porque tengo un mogollón de curro,

y cuando llegue a casa solo tendré ganas de pillar la cama.

-Pues no pasa nada, dormimos allí.

-No me has entendido, quiero dormir tranquila y relajada.

-¿Se puede saber qué te pasa que estás un poco rara?

-¿Rara por qué?

¿Porque no quiera tener tema esta noche?

-Tranquila, si no quieres tema, no lo tenemos,

dormimos juntos y ya está. Sin nada más.

¿Te crees que solo te quiero para...?

-Lo siento, Jairo, estoy un poco nerviosa,

no sé ni lo que digo.

-Con leche caliente y con leche fría, ¿vale?

-Vale.

-¿Me quieres contar por qué estás nerviosa?

-Pues...

porque desde que mi padre se fue a Barcelona

tengo muchas responsabilidades y...

y mucho estrés y mucho curro.

-Pues a mí eso me suena a milonga que flipas,

porque tú puedes con el gimnasio perfectamente.

¿Me quieres decir qué te está pasando?

Mierda, Quintero. Espérame un segundo, ¿vale?

Don Fernando, buenos días.

Sí, eso ya está hablado con Vicente,

es el muelle número dos el que está preparado

para la carga de los aires acondicionados de pared.

Calculo que antes de las doce,

porque los camiones se ponen en marcha a las siete.

Vale, sin problema.

No se preocupe, don Fernando, puede contar conmigo para lo que sea.

Quédese tranquilo, ¿vale? Hasta luego.

¿Paty?

¿A dónde vas?

-¿Al gimnasio sin despedirte de mí?

-Sí, Jairo, porque no tengo tiempo para escuchar cómo tu jefe

no para de comerte la cabeza con sus movidas todos los días.

-Jairo, las vueltas de Paty.

Como se fue corriendo no he podido devolvérselas.

¿Qué le pasa?

-Eso me gustaría saber a mí, qué le pasa.

-Suena al típico malentendido del inicio de una relación.

Pero tranquilo que tiene arreglo. -¿Tiene arreglo?

¿Y qué arreglo tiene? Yo estoy superperdido.

-Yo creo que la clave está en la comunicación.

Yo lo he aprendido con Eugenio,

nosotros lo hablamos todo hasta que aclaramos las cosas.

-Lo llevas al registro de juzgados, y que te hagan una copia, por favor.

Gracias.

Alicia, cuánto tiempo.

¿Todo bien?

¿No está mi padre?

Necesitaba hablar con él un momento. No, está en Zaragoza.

Pasará todo el día con unos clientes. ¿No te ha dicho nada?

Pues no, estos días apenas hemos coincidido.

¿Sabes a qué hora vuelve?

Me dijo que por la noche cogería el último AVE.

Gracias.

Oye, ¿te encuentras bien? Estás muy pálido.

He estado malo, pero ya voy mucho mejor.

Gracias por preguntar.

Claudia. Hola, Alicia.

¿Qué haces por aquí?

Vengo a hablar con Sergio. ¿Tienes un minuto?

Por supuesto, inspectora.

Supongo que será por Youssef

el refugiado que recibió una paliza y tiene miedo de denunciar.

No, ese tema está solucionado,

ya he hablado con la ONG, y está dispuesto a hacerlo.

No, vengo a preguntarte por Elena Ruiz.

Es que no la localizamos

y quería saber si se ha puesto en contacto contigo.

Ayer me mandó un mensaje, es personal.

Perdona, Claudia, pero ¿pasa algo con Elena?

Ayer no vino a trabajar a comisaría,

y me mandó un mensaje diciendo que tenía que estar con la familia,

no me sorprendió, porque su hermana acababa de salir del coma.

Entonces, ¿cuál es el problema?

Pues que esta mañana tenía otro mensaje diciéndome

que quiere dejar de ser policía

y que necesita encontrarle otro sentido a su vida.

Pero eso no cuadra nada con la personalidad de Elena

ni con lo que le gusta su trabajo.

La verdad, yo también estoy muy desconcertado.

No entiendo qué le está pasando a Elena.

¿Tú la has vuelto a llamar por teléfono?

En cuanto recibí el mensaje la llamé, pero lo tenía desconectado.

Yo también la he llamado varias veces

y está apagado o fuera de cobertura.

Lo que voy a hacer es ir al hotel donde se aloja.

¿Tú has estado por allí? No, no.

Es que estoy con un lío de trabajo ahora mismo que no...

Además, tengo una reunión urgente,

si no me necesitas para nada más... No.

Bueno.

Todo eso es muy extraño.

La vocación de Elena estaba a prueba de bomba.

Eso pienso yo, pero cosas más raras se han visto.

Todo puede ser. No sería el primer policía

que en prácticas le da un ataque de pánico

y quiere dejar el cuerpo. Ya.

Entiendo que todas las líneas de investigación están abiertas.

Me estás preguntando

si dudo de que se haya ido voluntariamente, ¿no?

Pues tú lo has dicho,

todas las líneas de investigación están abiertas.

Pero bueno, te veo aquí.

¿Qué ha pasado? ¿Cómo estás?

¿Has venido a ver a tu padre? Sí.

Rober y tú me ayudasteis a aclarar las ideas

y a ordenar los sentimientos.

Así que, precisamente, venía a pedirle perdón.

Me alegro mucho, en cuanto lo hagas, te vas a sentir mucho más tranquila.

Me voy. ¿Vienes? Sí.

Vamos.

Sí, el horario de mañana tiene un 20 % de descuento.

Eso es.

Claro, puede venir a probar la clase que usted quiera.

Zumba, pilates, "spinning"...

Nada, gracias a usted. Hasta luego.

-Toma. -¿Y eso?

-Tu vuelta, tía, que como te has ido corriendo

a Salima no le ha dado tiempo a dártela.

Toma. -Gracias.

No hacía falta que vinieras solo para esto.

-He venido para ver qué te pasa,

porque estábamos normal hasta que ha llamado Quintero.

-Pues utiliza un poquito la cabeza,

igual tiene algo que ver esa llamada.

-¿Te ha sentado mal que me aparte para hablar con mi jefe?

Es que no entiendo nada, de verdad.

-Pues no, bueno...

Mira, sí, algo tiene que ver, fíjate.

-Paty, mira,

yo los jeroglíficos no, dime qué te pasa.

-Que qué me pasa. -Sí.

-Pues que ayer Elías me contó cosas sobre ti

y sobre tu trabajo. -Elías, ¿qué?

Ese madero quién se cree para hablarte de mí,

¿qué es lo que te ha dicho? -¿Que qué me ha dicho?

Pues que mi novio es la mano derecha de un delincuente.

De Fernando Quintero.

-Qué asco de policía mentirosa, de verdad, qué asco.

-¿Mentirosa? ¿O sea, es mentira?

-¿Tú te has puesto así conmigo por eso, Paty?

Te crees lo que te suelta cualquiera por la calle.

-Elías no es cualquiera, ¿eh?

Es el mejor amigo de mi padre y, además, es poli.

-Elías es un amargado,

y un mentiroso, eso es lo que es.

Que se conoce con Quintero desde hace años del barrio,

y no sé qué pasaría entre ellos, que lo tiene cruzado.

Y se inventa cosas para desacreditarlo

porque está obsesionado con él.

-Dudo muchísimo que Elías se invente algo,

simplemente, porque le cae mal Quintero.

No, además,

hace nada murió un camionero que era de tu empresa,

y tenía el camión lleno de drogas. -¿Y qué?

¿Y qué?

¿Sabes también que hubo una investigación policial

y que se quedó en nada? ¿Lo sabías?

Había un camionero que era yonqui en mi empresa,

¿eso qué tiene que ver con el jefe y conmigo?

-¿Y por qué cuando llama Quintero te apartas para que yo no te escuche?

-No lo sé, Paty, eso es un acto reflejo.

Porque mi jefe me impone un respeto y me aparto para hablar.

Sí, y no quiero que estés escuchando las historias de cargas y descargas

Eso hablo con él, cosas del trabajo.

(RESOPLA)

-¿Y si es él quien está metido en cosas chungas

y tú no te enteras?

-Paty, dime una cosa,

si tú fueras jefa de una empresa de transportes

y te dedicaras a mover droga, ¿cómo lo harías?

Con los camiones, ¿no? -(ASIENTE)

-Muy bien.

Y yo que me paso la vida en el muelle,

¿no iba a darme cuenta de eso?

¿Qué pasa, qué estoy ciego?

(RESOPLA)

Esta conversación

ya la tuvimos el otro día, Paty.

Lo que pasa es que en esta vida, la gente es muy envidiosa.

Pero muy envidiosa.

Y si alguien como Quintero llega a donde ha llegado,

tiene que ser porque está metido en eso,

o en aquello, no ha podido llegar él solito

sin que nadie le regale nada.

No, tiene que ser porque está pringado en algo.

Pero nunca le han encontrado nada, ¿sabes por qué?

Porque está limpio.

Una vez registraron la empresa, lo pusieron todo patas arriba,

y luego echamos no sé cuántas horas extra,

¿y qué encontraron? Nada.

-No encontraron nada, pero si entraron a registrar

será porque la policía sospechaba de él, ¿no?

-Paty, no te comas la cabeza, la policía no, Elías Guevara.

Elías Guevara sospechaba de él,

y se quedó en ridículo

porque no encontraron ni esto.

De verdad, tía,

que mi jefe puede ser muchas cosas,

un pesado que me llama estando contigo.

Pero es un tío legal.

Lo es.

Y es la persona que más hace

por los chavales del barrio que lo necesitan.

-¿Cuando estuvo en el hospital no fue porque le metieron un tiro?

-Sí, un tal Algecireño, y ese sí era un delincuente, ¿ves tú?

-¿Y por qué le dispararon? -No sé si contártelo, la verdad.

¿Puedo confiar en ti? -Deberías confiar en mí.

Sí. -¿Sí?

¿Puede haber confianza aquí? ¿Sí?

Vale, pues te lo voy a contar.

Ese tío le ofreció una pasta a mi jefe

por mover droga con sus camiones,

y Quintero no se cortó en mandarlo a la mierda.

Y por ser honrado se llevó dos tiros y casi la palma.

(SUSPIRA) -Vale.

Perdóname por tantas preguntas, pero es que...

después de lo que me ha contado Elías necesitaba saber que era mentira,

que no estabas en todo esto. -No pasa nada, Paty.

¿Te has quedado tranquila ya?

-Casi.

Mírame a los ojos.

(INSISTE) Mírame a los ojos.

¿Me has contado toda la verdad?

-Te juro que todo lo que hago en mi trabajo es legal.

A veces hago algo un poco ilegal.

Me distraigo mucho pensando en alguien,

¿la conoces?

-Qué tonto eres, ¿eh?

Venga, luego recógeme y dormimos juntitos.

Luego te veo.

Discúlpeme, no quería alarmarla,

pensé que Elena estaría con su familia,

estaba muy preocupada por su hermana.

Aparecerá pronto, no se preocupe, seguro.

Por supuesto,

si sé algo de su hija, enseguida la llamo.

Y usted haga lo mismo, por favor.

Gracias.

(Puerta)

Adelante.

Hola, de nuevo, inspectora.

Hola, Sergio. Siéntate, por favor.

¿Sabes algo de Elena?

¿O has recordado algún dato que nos pueda llevar hasta ella?

No, he terminado una reunión lo antes posible para poder venir.

¿Has hablado con el hotel? Sí.

Al parecer mantiene la reserva, pero no pueden determinar

el tiempo que llevan sin verla.

Ella paga el hotel a primeros de mes por adelantado,

y con la tarjeta magnética entra y sale

sin necesidad de pasar por recepción.

Por una entrada trasera del edificio. Exacto.

Lo sé porque alguna vez ella y yo entramos por allí.

¿Han mirado si en su habitación están sus cosas?

No, no queda nada de ella.

Se lo ha llevado todo,

y eso concuerda con los mensajes que nos mandó

diciendo que quería replantearse su vida.

Quizás deberíamos hablar con su familia para asegurarnos.

Ya lo he hecho. ¿Sí?

Su madre lleva días sin saber nada de ella.

Su hermana Isabel

despertó hace pocos días de un coma,

y ellas estaban muy unidas, no me cuadra que no haya ido a verla.

Eso es lo que más preocupada me ha dejado a mí.

¿Y si Elena no ha desaparecido voluntariamente?

¿Por qué dices eso?

¿Sabes si Elena estaba amenazada o había manifestado en algún momento

que temiera por su integridad? No, no sé, solo que...

aunque nos conocíamos desde hace poco,

nuestra relación era importante, nos gustábamos mucho.

Por eso me cuesta creer que de un día para otro

no quiera saber nada de mí. Ni de ti, ni de comisaría,

ni de su vocación.

¿Qué podemos hacer, inspectora?

Vamos a dejarle un poco de tiempo, si no aparece en el día de hoy,

mañana iniciaré una investigación en toda regla.

Está bien.

Si se pone en contacto conmigo se lo haré saber enseguida.

Muy bien, Sergio, muchas gracias.

Ojalá aparezca pronto y se quede todo en un susto.

Ojalá.

-Te traigo unos informes que dejé a medias

antes del entierro de mi padre.

Gracias.

Espe me ha contado que Elena no viene desde ayer.

Qué raro, ¿no?

Sí, al parecer le mandó un mensaje a Miralles

diciendo que no se sentía a la altura del puesto

y quería buscar un nuevo sentido a su vida.

Qué cosa más rara, parecía una chica con mucha vocación.

Ya, a veces, las cosas más seguras no lo son tanto.

En cualquier caso,

puedo destinar a otra agente a la UFAM,

si quieres que te echen una mano. Gracias, comisario,

pero no hace falta, me apaño sola. Lola, un momento, por favor.

Me gustaría comentar contigo algo.

Claro.

Verás, me sorprendió

que no me dijeras nada de lo de tu padre.

Ya.

La verdad, pensé en hacerlo, pero no me parecía nada justo.

No sé por qué no,

después de todo lo que hemos compartido

hubiera sido lo más normal, ¿no?

Lo sé, pero te había insistido tanto

en que nos limitáramos a tener una relación profesional,

que contarte algo de mi vida personal me parecía...

Me parecía contradictorio.

Creo que podrías haber hecho una excepción.

La muerte de un padre es algo muy doloroso.

Me hubiera gustado que me lo contaras tú,

y no tener que sacárselo a la pobre Espe con calzador.

La verdad es que...

Aunque no estemos juntos me gustaría que...

no me apartaras por completo de tu vida.

Quizás fui demasiado estricta.

Un poco.

A ver, no quiero que pienses

que te estoy reprochando nada, solo que tengas muy claro que...

en los momentos difíciles de la vida

puedes contar con mi apoyo.

Muchas gracias, comisario.

Lo tendré en cuenta.

Siento mucho lo de tu padre.

Sé lo que es pasar por ese mal trago.

Y sé, también, que es bueno tener gente alrededor

que te arrope.

La verdad es que hay momentos en los que me siento muy sola.

Es como si nos arrancaran una parte de nosotros, ¿verdad?

Lola, puedes sentirte afortunada

porque tienes a tu alrededor a mucha gente que te quiere.

Te quiere mucho.

Por lo que sabemos, la misión de este individuo

consiste en captar a jóvenes inestables y vulnerables.

Con ese perfil es más fácil manipularlos

y convencerlos de viajar a Siria y unirse a terroristas del Dáesh.

Parece ser que esta es una imagen de Ahmed de hace unos años.

¿Sabemos si fue él quien adoctrinó a Fátima?

Creo que a ese respecto, Laura tiene que decirnos algo.

He rastreado la actividad de Ahmed en las redes

y no hay ninguna evidencia de que sea la misma persona.

Esto no quiere decir nada,

puede estar utilizando distintas identidades.

Pero sí puedo confirmar que su forma de actuar

coincide paso a paso

con la que utilizó la persona que captó a Fátima.

Además, se trata de dos jóvenes del barrio

de edad similar.

No creo que nos equivoquemos si creemos que es la misma persona.

Razón de más para ir a por él lo antes posible.

Lo de Fátima fue horrible.

Eso fue una tragedia que no se puede repetir,

así que, efectivamente, tenemos que actuar rápido.

¿A qué hora ha quedado Lorena con Ahmed en el Atlas?

A las nueve.

En la calle habrá un Apolo con Márquez y Menéndez,

ellos ya están preparándolo.

Vosotros estaréis dentro del local en máxima alerta.

Pero con mucha discreción.

Tranquila, inspectora, lo tenemos todo controlado.

No he querido poner sobre aviso ni a Paty ni a nadie del gimnasio,

sería muy peligroso que Ahmed se oliera algo.

¿Qué tal está la chica?

Si os digo la verdad,

Lorena es lo que más me preocupa del operativo.

Esta mañana la he visto entrar en tu despacho

y estaba nerviosa. Sí.

A primera hora se presentó en mi casa

con intención de tirar la toalla hecha un manojo de nervios.

Pobrecilla, verse de pronto involucrada en un operativo policial

tiene que impresionar. He podido tranquilizarla

y convencerla de que colaborara, pero no las tengo todas conmigo

de que se eche atrás en el último momento.

En ese caso no habría ningún problema,

estando Espe, seguro que consigue tranquilizarla.

Eso es lo que pensé cuando Elías se quedó fuera del operativo.

Espero estar a la altura, pero tampoco prometo nada.

Pues tendrás que hacer milagros.

En caso de que Lorena se arrepienta o entre en pánico

quiero que no le quites la mirada de encima,

y estés muy pendiente de ella. Y si intuyes que se echa atrás,

la convenzas de que no lo haga. Nos jugamos mucho en esto.

Cuenta con ello, inspectora.

Por mi parte eso es todo, ¿alguna pregunta?

Confío en vosotros, agentes. Buen servicio.

¡Vamos!

¿Necesitas ayuda?

-No, gracias.

-No te había visto nunca por el Atlas.

-Es que llevaba varias semanas sin venir.

-Ah, debe ser eso.

Si necesitas algo me avisas, ¿vale? -Vale.

-Espe, yo creo que Lorena sigue demasiado nerviosa.

Deberías acercarte e intentar tranquilizarla un poco.

-Pero si entra Ahmed y me ve hablando con ella,

el operativo se va a la mierda.

-Bueno, Márquez y Menéndez están controlando en la calle,

hasta que no nos digan que lo ven venir deberías...

calmarla un poquito. -Ya, es verdad.

Pero yo quiero darle un voto de confianza a la chica.

Si la dejamos a su aire, seguro que ganará confianza.

-No sé yo qué decirte.

-¡Espera, espera! Lorena.

-Lo siento, Espe, pero todo esto me supera.

Solo de pensar que Ahmed entra por la puerta

me da algo. -Pero, mujer, si ya lo hemos hablado.

Ese hombre no puede hacerte nada.

-Si descubre que lo he traicionado, me mata.

-Entiendo que estés nerviosa, y asustada,

yo también lo estaría en tu lugar.

-¿Lo ves? Tú misma reconoces que estoy en peligro.

-Que yo no he dicho eso.

Yo lo único que digo es que tener miedo,

es normal, si no lo tuvieras, serías una inconsciente.

Además,

que si ese tipo te toca un pelo,

Nacha y yo nos lo merendamos en un segundo.

Mujer.

Nacha y yo tenemos los recursos de sobra para...

neutralizar a ese tipo en un segundo.

Nuestro trabajo es protegerte,

y eso lo hacemos fenomenal.

-Pero siempre puede haber algún fallo.

-No lo habrá.

Lorena, no estás obligada a ser valiente,

pero si te quedas, atraparemos a ese tipo.

Y no volverá a tener más poder sobre ti

ni sobre ningún chico del barrio.

¿Sí?

¿No tienes ganas de que esta pesadilla

termine de una vez?

¿Vamos?

(LORENA SUSPIRA)

-Pensé que se iba.

-¿Te he dicho alguna vez lo mucho que te admiro, compañera?

-Ya.

Dímelo cuando salgamos de esta.

Porque yo, mucho animar al personal,

pero por dentro estoy de los nervios.

-¿Y si no aparece?

-Tranquila, aparecerá.

-¿Cómo puedes estar tan segura? -Pues no lo estoy.

Pero para mantener la concentración necesito pensar que aparecerá.

-Si antes lo dices, el pájaro viene volando.

-¿Está solo? -Sí.

Lo tenemos.

En cinco segundos entrando por la puerta.

-"Salam aleikum"

-"Aleikum salam".

-Este libro terminará de abrirte los ojos.

-Ahmed.

Quedas detenido por los delitos de captación,

y colaboración con banda terrorista.

Tienes derecho a guardar silencio, a no declarar,

o a manifestar que solo declararás ante un juez.

Llévatelo, Nacha, vamos.

Muy bien. Dame.

Tranquila. Ya está.

Siéntate, por favor, siéntate.

Siéntate aquí.

Ya está todo controlado. Ven aquí, cariño, ya está.

Ya pasó. Tranquila, vamos.

Ya pasó.

Ya está. Vamos.

Ya está.

Alicia, qué sorpresa

Hola.

¿Qué tal por Zaragoza?

¿Cómo sabes que he estado fuera?

Porque estuve en el bufete y Sergio me lo contó.

Por cierto, tenías razón, parecían un alma en pena.

Bueno, ahora...

está mejor, pero...

ha estado bastante mal,

tenías que haberlo visto hace unos días.

Has preparado la cena.

Sí, lo que me ha dado tiempo, una ensalada y...

he comprado una empanada de La Marquesita.

Pues me va a saber a gloria.

Y no por el menú,

sino por la compañía.

Hoy me he pasado todo el día escuchando las tonterías

de un cliente que se cree que es

Bill Gates.

No deberías trabajar tanto.

Es cierto, pero bueno, hoy he hecho una excepción.

Quería estar ocupado y no pensar mucho.

Por eso, precisamente, he venido, para...

para que podamos hablar las cosas con calma.

Alicia, estoy muy contento de que hayas venido a verme, pero...

voy justito de fuerzas. Lo sé.

Pero solo he venido para pedirte perdón.

El otro día te dije cosas horribles que no te merecías.

Alicia, tenías motivos para estar enfadada.

No debí ocultarte que Fernando es...

tu padre.

No lo es, así que, por favor, no vuelvas a repetir eso.

Esa palabra le queda muy grande a Quintero.

Si te lo oculté fue porque tenía miedo de perderte.

Tenía miedo de tu reacción y que...

no quisieras saber nada de mí.

¿De verdad crees que puedo dejar de quererte

de un día para otro?

Quintero ya me quitó una vez a la persona que más quería,

a tu madre.

Tenía miedo de que hiciera lo mismo contigo.

Jamás nadie va a conseguir separarme de ti.

Tú eres mi único padre, tú me...

me has criado, me has enseñado, me has apoyado,

y eso es lo único que me importa.

Es lo único importante, papá.

No sabes la alegría que me da escuchar esas palabras.

Te quiero mucho, hija, mucho.

Y yo a ti.

Fui una imbécil, dejándome enredar por Ahmed.

Pero él parecía entenderme mejor que mis amigos.

y que mi propia familia. Claro, ese tipo está entrenado

para manipular a los jóvenes y haceros creer que os guiará

a encontrar el sentido de la vida.

¿Eso se consigue alguna vez?

Bueno, más o menos,

pero no por el camino que te pensaba llevar Ahmed.

El sentido de la vida, es lo opuesto a la violencia.

¿Y en qué consiste para ti?

En disfrutar de la familia, de los amigos,

en cumplir con mi trabajo, sentirme en paz conmigo misma.

Pero todo eso es muy personal,

cada uno debe encontrar su propio camino.

(Puerta)

¡Adelante! Pasad, por favor.

-Ya nos han dicho que has sido muy valiente.

-Pero si yo no he hecho nada.

Lo que ha hecho Lorena tiene mucho mérito,

sin su colaboración habría sido muy difícil

capturar a ese criminal

Estoy muy orgullosa de ti, hija.

-¿Podemos irnos ya a casa? Por supuesto.

Te has ganado un buen descanso, cariño.

Muchas gracias por todo, inspectora.

Nunca olvidaré todo lo que has hecho por mí.

A quien tenéis que dar las gracias es a Cristina.

Ella nos alertó sobre lo que podía estar pasando.

Yo solo cumplía mi trabajo, y...

tampoco puedo olvidar el caso de Fátima.

Todos nos acordamos de ella.

Vamos a descansar.

¿Alguna novedad?

La Unidad Central de Información está analizando el móvil de Ahmed.

Fue él quien captó a Fátima y la convenció para viajar a Siria.

Han conseguido recuperar

algunos de los mensajes que intercambió con ella.

¿Sabemos si intentó captar a otros jóvenes del barrio?

Había lanzado algún anzuelo,

pero, por suerte, nadie más ha picado de momento.

Agentes, hoy es uno de esos días

en los que más orgullosa me siento de ser policía.

Habéis hecho un excelente trabajo.

(TODOS) Gracias, inspectora.

Bueno, a mí solo me queda una cosa por hacer,

voy a ir a ver a Sole,

ya que no pudimos salvar a Fátima,

por lo menos, comunicarle personalmente

que hemos detenido al responsable de lo que le pasó a su hija.

-Dale un fuerte abrazo a Sole de mi parte.

-Y de la mía. Se lo daré.

No me equivoqué, poniéndote en el operativo,

¿eh, Espe?

Tu intervención en el último momento

convenciendo a Lorena de que no abandonase

ha sido fundamental. Bueno, no ha sido para tanto.

-Ay, Espe va de humilde, pero es una "crack" inspectora.

-Al final, le voy a pedir a Claudia

que me ponga a patrullar contigo, solo para que me subas la moral.

-Oye, a mí no me importaría,

tienes mucho mejor humor que el cascarrabias de Elías.

Por cierto, Claudia, ¿Sabes cómo está?

Sí, me ha mandado un mensaje hace un rato

con una foto desde el sofá de su casa

para que vea que no tiene un brazo roto ni nada parecido.

Mañana estará aquí dando guerra. ¡Venga!

Buenas noches.

Creo que ya va siendo hora de recoger el chiringuito, ¿no?

-Pues sí, tienes razón.

-Seguro que lo que estás haciendo es muy importante, pero oye...

tu chico también es importante, ¿no?

-La verdad es que lo que estoy investigando

no es ninguna tontería. -Ya.

¿De qué se trata?

-No me lo puedo creer,

hueles carnaza y te tiras a ella, ¿no estamos dejando de trabajar?

-Tienes razón, tienes razón.

Además, tenemos que aprovechar, ¿no?

Para una vez que terminas...

antes de medianoche, ¡qué lujazo!

-Tienes razón, se acabó el trabajar.

Pero no lo digas muy alto, que en cualquier momento

puede aparecer alguien con un marrón.

¿Qué te pasa? Estás muy contento, ¿no?

-Sí, es que tengo una buena noticia

que afecta a nuestro futuro inmediato.

-¿No serán dos billetes al Caribe para después de la boda?

-Pues ahora que lo dices,

no me vendría mal estar una semana en una tumbona

con un mojito en la mano. -No cuentes conmigo.

Mi concepto de pasarlo bien no tiene nada que ver con eso.

-Ya lo sé, era una broma.

En realidad,

la noticia no tiene que ver con la luna de miel,

sino con dónde vamos a vivir cuando nos casemos.

-Pues en mi casa, no, y luego, ya veremos.

-No te ofendas, pero en tu ratonera hay sitio

para tu cacharrería informática y poco más.

-Digamos que tu cuchitril tampoco es ninguna maravilla.

-Estoy completamente de acuerdo.

Y por eso he pensado que estaríamos mucho mejor,

no sé, en un ático con tres habitaciones,

recién reformado,

y que está por aquí, por el distrito sur.

-¿Has alquilado un piso sin consultármelo?

-No, no, no, líbreme Dios.

Resulta que a mi colega Berta

la han destinado de corresponsal en Nueva York,

así que alquila su piso, un piso que tiene esas características.

-Ya, y tu colega Berta nos va a cobrar un "pastizal".

-Pues no, porque prefiere tener unos inquilinos de confianza

que le cuiden el piso mientras está fuera,

así que nos va a hacer un precio superespecial.

-Suena bien, la verdad. -Mírate las fotos.

Mira.

Ahí vamos a tener espacio de sobra para los dos.

Además, podemos montar un despacho

con tus ordenadores, tus cosas y todo eso.

Y una tercera habitación

para nuestro bebé.

-Martín, aún no sabemos si podemos tener hijos.

-Tampoco te vayas a poner negativa.

A ver, los médicos solo te han dicho

que tienes menos posibilidades de quedarte embarazada

que otras mujeres de tu misma edad, no que sea misión imposible.

-Bueno, pues el hecho de tener menos posibilidades

a mí me pone más presión. -Pues relájate.

Acabamos de empezar a intentarlo,

todavía no tenemos motivos para desanimarnos, ¿no?

-Y si pasa el tiempo y no me quedo embarazada, ¿qué?

-Cuando lleguemos a ese río, ya veremos cómo lo cruzamos.

Ahora, de momento...

Todavía es pronto para pensar en alternativas.

-Yo no me veo sometiéndome a un tratamiento de fertilidad.

-Pero, a lo mejor, la adopción sí, ¿no?

Una posibilidad, ¿no?

¿Sabes qué te digo?

Que si vivir en una casa que tiene una habitación para el niño

te va a someter a más presión, olvídalo. Olvídalo, en serio.

Yo me traslado a tu superratonera, sin problema.

-Después de haber visto este "casoplón",

no voy a volver a mi casa. -Entonces, ¿qué?

¿Qué? ¿Le digo a Berta que lo alquilamos?

-Pero tendremos que verlo antes, ¿no? Digo yo.

-Bueno.

Te propongo: vamos de camino al bar La Parra

yo la llamo y le pido que nos lo enseñe lo antes posible.

-Vale.

A ver, que apago esto...

-Hasta luego.

-Hola, Salima,

¿me da tiempo a tomarme algo o estás cerrando?

-No, dime qué quieres. -Pues ponme una tónica

y un pinchito de algo que te quede del día.

-¿Te vale con un platito de ensaladilla rusa?

-De sobra. Muchas gracias.

Llevo un día de mucho curro en la comisaría

y no me apetecía irme a casa sin tomarme algo

y desconectar un poquito.

(Risas)

-Lo has visto tú primero. -Qué más me da.

Es verdad.

-Pero bueno, pareja, qué contentos se os ve, ¿no?

-Parece que os ha tocado la lotería. -Más o menos.

Hemos encontrado un piso que es un chollazo.

-No será un chalé a las afueras, porque eso te pega menos, la verdad.

-Tranquila, que no nos vamos del barrio.

Es un piso que está por el Parque de la Dehesa,

eso sí, es un aticazo

con tres dormitorios que...

-Cuánto nivel, ¿no?

-Después vamos a verlo, pero tiene muy buena pinta.

-Me alegro de que mis clientes no se vayan del barrio.

¿Qué os pongo? -Yo quiero un botellín.

-Sí, para mí lo mismo.

-Está muy rico.

-Aquí tenéis, invita la casa. -Gracias.

-Pues nos viene muy bien, así vamos ahorrando para la boda.

-Os dejo que me voy a la cocina a recoger.

-¿Y cuándo os mudáis?

-Por mí, cuanto antes.

-Hombre, yo...

-Me encanta verte así de contenta, Laura.

-Me gusta mi trabajo, mi pareja,

y tengo la mejor amiga que se puede tener.

¿Qué más puedo pedir?

-Pues por estos momentos, que no se olviden nunca,

que estén siempre aquí y aquí, ¿no?

-¡Oye!

Habrá que hacer una foto, un selfi, ¿no?

-Sí. -Que no,

que yo no me hago fotos, ya lo sabéis.

-Una nada más, la excepción que confirma la regla.

A cambio, te prometo que en la boda no habrá ni un solo fotógrafo.

¿Qué me dices?

-Está bien, la hacemos.

Porque sois las personas más importantes de mi vida.

-A ver.

-Que va, que va. -Y sonreíd.

Por una foto que me hago.

-Sonríe, Martín, que estás muy serio. -¿Yo? ¿Pero qué dices?

-A ver.

-Agobiado por qué, ¿qué ha pasado?

-Se va a pasar media hora hablando, ya verás.

-Si me lo cuentas, a lo mejor te puedo echar una mano.

Vale, mejor en persona. ¿Dónde quedamos?

Vale, en el gimnasio en 20 minutos, ¿no?

Vale, y yo a ti. Ahora te veo.

-Tu compañero de la barbita me está buscando y me va a encontrar.

¿Elías Guevara? ¿Y qué te ha hecho ahora?

Cogió a Paty por banda y le ha contado mierda de mí, tío.

Todo inventado. ¿Y qué es lo que le ha dicho?

Que soy la mano derecha de un delincuente,

de Fernando Quintero. Se cree muy listo,

pero un día va a encontrar un problema gordo.

-No te confundas, yo no me he metido en la vida de Jairo.

Fuiste con el cuento a Paty de que mi hermano es un mafioso.

Es que Paty es la hija de Max, uno de mis mejores amigos.

lo que haga Jairo con su vida es asunto suyo.

¿Cuándo tienes que abandonar el piso? -Mañana mismo.

-Tan pronto, ¿y qué vas a hacer? -Pues no lo sé.

Hasta que no encuentre un piso estoy vendido.

Y no tengo a nadie en Madrid a quien pedirle el favor.

-Me lo puedes pedir a mí, yo te lo hago encantada.

-Pero tú vives con tus padres.

-¿Y qué? Seguro que están encantados de que te vegas con nosotros.

-Pues sería la solución ideal.

-Para mí es muy necesario

contar contigo en momentos tan difíciles.

Sabes que puedes contar con mi apoyo incondicional siempre.

Y si tienes algo en concreto que pedirme...

no tienes más que decirlo.

Me gustaría pedirte algo, pero me da un poco de vergüenza.

-Tengo la casa sola, desde que se fue mi padre

¿por qué no se viene?

-No, gracias, prefiero tenerlo unos días cerquita, ¿sabes?

-Tienes mucha suerte de estar con Kiko, tía.

-Sí, la verdad es que es muy perfecto.

Me da miedo despertarme un día y que todo sea un sueño.

Papá, es normal que nos engañara,

Sergio es un lobo con piel de cordero.

Es la codicia personificada,

es capaz de todo con tal de obtener sus objetivos.

Pero ahora que se ha destapado todo, puedes despedirlo.

No es tan fácil.

Me hizo firmar un contrato.

Pero hay un chantaje por medio, y puedes demostrarlo ante el juez.

He puesto en marcha la investigación sobre la desaparición de Elena.

Está bien. ¿Por dónde comenzamos?

Yo llevaría el protocolo habitual,

hablar con el entorno más cercano a Elena,

empezando por Sergio Mayoral.

¿Te habló de su hermana Isabel?

Se puso muy contenta cuando despertó del coma.

¿Crees que puede tener relación una cosa con la otra?

Pues no lo sé, pero espero hablar con Isabel

y que nos dé datos de Elena que no sepamos.

Ojalá...

te dé alguna pista que nos ayude.

-Adelante H-50 para K-53.

-"Ha aparecido un cadáver por muerte violenta

en el Parque de la Dehesa".

Es el hombre que vio el cuerpo, ¿verdad?

-Sí, ha sufrido una impresión muy grande.

-¿Cree que podemos hacerle alguna pregunta?

-Inténtelo.

Acabo de suministrarle unos calmantes.

(GIME ANGUSTIADO)

  • Capítulo 136

Servir y proteger - Capítulo 136

13 nov 2017

Miralles pone en marcha un operativo para acabar con el cabecilla de la red yihadista. Además sospecha que hay algo raro en la desaparición de Elena y decide investigar. Marcelino decide hablar con Alicia. Lola se reincorpora al trabajo y Laura y Martín deciden irse a vivir juntos.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 136" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 136"
Programas completos (145)
Clips

Los últimos 675 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 142 Completo 53:51 91% ayer
    Capítulo 142 ayer Jairo decide romper con Paty, para no involucrarla en ningún peligro. Quico se muda a su nuevo piso y, junto a Eric, ultima los preparativos para sabotear el Congreso de Energía. Sergio entabla rela...
  • Nuevo Capítulo 141 Completo 56:11 95% pasado lunes
    Capítulo 141 pasado lunes Paty da un ultimátum a Jairo sobre su relación. Rober y Alicia, con la ayuda del Lupas, desarticulan la banda de descuideros. Olga está a punto de pillar a Quico cuando éste logra hace...
  • Nuevo Capítulo 140 Completo 53:05 86% pasado viernes
    Capítulo 140 pasado viernes Alicia y Rober siguen tras la caza de los descuideros que roban a ancianos. Martín, continúa destrozado por la muerte de Laura, quiere colaborar en esa investigación con la policía. Pa...
  • Nuevo Capítulo 139 Completo 54:31 86% pasado jueves
    Capítulo 139 pasado jueves La comisaría se prepara para despedir a Laura con honores en un acto que presidirá el Ministro de Interior. La aparición del Lupas, uno de los colaboradores callejeros de Rober, destapa un ca...
  • Nuevo Capítulo 138 Completo 54:20 82% pasado miércoles
    Capítulo 138 pasado miércoles Tras encontrar a la inspectora Laura Escalada asesinada en un parque, Elías y Nacha comunican la fatal noticia en la comisaría. Alicia se enfrenta a Sergio. En La Parra, Salima cree haber encontrado...
  • Capítulo 137 Completo 53:47 91% 14 nov 2017
    Capítulo 137 14 nov 2017 Tras reconciliarse con su padre, Alicia descubre que Sergio fue quien le dijo que ella era hija de Quintero y que usó esa información para chantajear a Marcelino. Rober se enfrenta a Elías po...
  • Capítulo 136 Completo 54:33 93% 13 nov 2017
    Capítulo 136 13 nov 2017 Miralles pone en marcha un operativo para acabar con el cabecilla de la red yihadista. Además sospecha que hay algo raro en la desaparición de Elena y decide investigar. Marcelino decide hablar con ...
  • Capítulo 135 Completo 56:01 77% 10 nov 2017
    Capítulo 135 10 nov 2017 Miralles intentar alejar a Lorena del fanatismo islámico y trata de descubrir quién ha sido su captor. Sergio trata de que nada le incrimine tras la muerte de Elena. Elías, preocupado, decide...
  • Capítulo 134 Completo 53:42 73% 09 nov 2017
    Capítulo 134 09 nov 2017 Miralles decide emplearse a fondo en la investigación sobre un posible captador yihadista en el barrio. Elías decide cerrar la investigación sobre la venta de artículos robados por Int...
  • Capítulo 133 Completo 56:30 78% 08 nov 2017
    Capítulo 133 08 nov 2017 Miralles encarga a Nacha y Elías el caso de una web de internet que vende artículos de segunda mano que han sido robados. Por otra parte, Espe informa a Miralles de un posible nuevo caso de captaci&...
  • Capítulo 132 Completo 55:58 93% 07 nov 2017
    Capítulo 132 07 nov 2017 Alicia ha descubierto el más terrible secreto sobre su vida: es hija de Fernando Quintero. Sergio continúa secuestrado por Elena, que está a punto de cumplir su venganza. Jairo comienza a ten...
  • Capítulo 131 Completo 51:44 92% 06 nov 2017
    Capítulo 131 06 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 130 Completo 52:57 89% 03 nov 2017
    Capítulo 130 03 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 129 Completo 51:52 77% 03 nov 2017
    Capítulo 129 03 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 128 Completo 53:56 90% 31 oct 2017
    Capítulo 128 31 oct 2017 Los policías creen que tienen pillado a Quintero. Sergio, que cada vez se encuentra peor de salud, decide visitar al médico. Elena se preocupa pues teme que su plan contra el abogado se malogre. Sal...
  • Capítulo 127 Completo 55:56 92% 30 oct 2017
    Capítulo 127 30 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 126 Completo 53:36 82% 25 oct 2017
    Capítulo 126 25 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 125 Completo 51:52 90% 24 oct 2017
    Capítulo 125 24 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 124 Completo 54:48 93% 23 oct 2017
    Capítulo 124 23 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 123 Completo 55:20 84% 20 oct 2017
    Capítulo 123 20 oct 2017 Israel y Elías se despiden, reconciliados al fin. María recibe la visita sorpresa de Reynaldo, un apuesto cubano. Jairo y Paty están emocionados tras la primera noche que han pasado juntos. T...