Serie que muestra la vida cotidiana de una comisaría de un barrio del sur de Madrid en la que se mostrará el lado más humano de las personas que trabajan por la seguridad. a serie cuenta con un reparto muy coral con las actrices Luisa Martín y Andrea del Río en los papeles protagonistas: el de la inspectora jefe Claudia Miralles y la inspectora Alicia Ocaña, recién llegada a la comisaría.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
4037806
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 21 - ver ahora
Transcripción completa

¿Zumo? ¿Tostadas?

Es posible que estemos ante un agresor sexual en serie.

Soy Eugenio Oliver. -Olía igual que el violador.

Llevaba vendada la mano izquierda, donde yo le herí.

Acompáñanos a comisaría.

(FURIOSA) ¿Qué es esto?

En la ONG colaboramos con hospitales infantiles.

(GRITA) ¡Estaba en tu mesa!

Sí. La última vez fui yo porque era el único que podía ir.

Hay indicios suficientes.

Pero todos circunstanciales.

Yo soy la primera interesada en pillarle,

pero no quiero equivocarme. Es nuestro hombre.

Tenemos que desmontar esa coartada. Pero no llames a la prensa, ¿eh?

Según Torralba, usted ascendió gracias a su suegro.

Usted me dice a quién tienen abajo en el calabozo

y yo le entrego la cabeza de Torralba en bandeja de plata.

Se llama Eugenio Oliver.

Es trabajador social en una ONG del barrio.

Una de las víctimas le ha identificado.

En efecto.

¿La semana pasada, Eugenio Oliver pernoctó en su casa?

No.

-Lo tenemos, Claudia.

-Lárgate y busca trabajo en otro sitio.

-Se le presenta un chaval con problemas de verdad,

¿y le da una "patá" el culo? ¡Es como "tos" los demás!

-¡Eh, no es por ahí!

-¿El qué? -Recursos Humanos.

Diles que te preparen un contrato de mozo de almacén.

-¿Por qué ha cambiado de opinión? -Todos merecemos otra oportunidad.

Tengo dos millones de euros en efectivo.

Hay que lavarlos ya.

-Estaba pensando retirarme de este tipo de operaciones.

-O lo haces, o te saco los trapos sucios delante de tu hija.

-Esta será la última vez.

-Está bien.

Será la última vez que te lo pida.

-¿Un anticipo? Imposible.

No puedo dejar las cuentas al descubierto. ¿Y si pasa algo?

-Pues dámelo de tu dinero.

-No. Si quieres cobrar, cobras a fin de mes,

como todo hijo de vecino.

-Voy a necesitar unos días para conseguirlo.

Por favor, no hagas nada. Te lo suplico.

Mañana tienes tu dinero.

Estaba saliendo con un chico. Me hizo unas fotos desnuda.

-¿En qué cabeza cabe?

-Y dice que si no le pago 1.000 euros

va a subir las fotos a Internet.

¡Y, papá, es que prefiero morirme, te lo juro!

No sé qué te diría, pero no soy su novia.

No me la quito de la cabeza.

Si te mola, ¿por qué no la trincas y se lo dices?

No es tan fácil.

Pudisteis salvar a mi madre. ¡Estaba muerta cuando llegué!

¿Entonces quién? ¿Quién provocó su muerte?

Ya vale, Martínez.

Déjenos cinco minutos más.

Esta conversación se ha acabado aquí.

Deberías hablar con él otra vez.

Pero, claro, él estará allá, en Soto del Real.

Ha pasado algo con Martínez.

Martínez está muerto.

¡Estaba a punto de decirme la verdad!

Habrá otra línea de investigación. No hay más hilos para tirar.

Los habrá, lo verás.

Alicia, espera.

Has recibido una mala noticia y no estás en tu mejor momento.

No quiero que hagas nada de lo que te arrepientas.

(Música emocionante)

Pero ¿otra vez aquí?

¿Hasta cuándo me van a tener detenido? ¡Por Dios!

(SUSPIRA)

No puedo decirles más. ¡Ya se lo he dicho todo!

(COGE LA SILLA CON RABIA)

¡Por favor! ¿Me está escuchando alguien?

¡Por favor!

¿Hay alguien ahí?

(GRITA) ¡Soy inocente!

¡Soy inocente!

(SOLLOZA)

¿Le han dado de desayunar? Sí, hace una hora.

Tiene pinta de no haber dormido en toda la noche.

(SUSPIRA)

Buenos días, Eugenio.

¿Has dormido bien? Pues no.

¿En ese agujero, cómo quiere que duerma?

Mira...

Hay sitios peores, ¿eh?

No me gustaría probarlos.

Todos estamos deseando que acabe esta pesadilla.

Eso es. Una pesadilla es lo que estoy viviendo.

Pero para que se acabe, tienes que decirnos la verdad.

Te vas a quedar muy a gusto cuando nos lo cuentes todo.

-No sé cómo quieren que se lo diga, no soy ningún violador.

¡Soy inocente!

-Eres un mentiroso y a nosotros no nos gustan los mentirosos.

Si fueras policía, ¿te gustaría que un detenido te mintiera a la cara?

Ayer conocimos a un sacerdote muy simpático.

El padre Carlos, de Pamplona. ¿Te suena?

Él también empezó mintiendo, pero duró poco.

Sí. Hasta que le contamos

lo que implica encubrir a un sospechoso de violación.

Entonces se vino abajo y nos contó la verdad.

Lo menos que se puede esperar de un sacerdote.

Sí, pero qué feo.

Qué feo obligar a un amigo sacerdote a infringir

el mandamiento octavo. ¿Era el octavo o el noveno?

(DUDA)

El noveno es "no desearás a la mujer de tu prójimo".

Ese te suena, ¿no?

-Carlos no tiene culpa de nada.

-¿Carlos? Uy.

¿Le llamas Carlos? Y esas confianzas?

-Él no ha hecho mal a nadie.

-No como tú, ¿verdad?

Dinos dónde estabas esa noche

y por qué le pediste que te cubriera.

(SUSPIRA)

(RESUELLA)

(GIME DE RABIA)

-A ver. Si le das cuando viene el saco, te vas a romper la mano.

-Joder, qué susto, papá.

-¿Cuándo te has ido de casa? No te he oído.

-No quería despertarte. Me he levantado temprano.

No podía dormir.

-Anda, flexiona un poco las piernas. Ponte más de lado.

Eso es. Golpe natural, va.

Oye, he estado pensando en lo que hablamos anoche.

-Yo, desgraciadamente, no tengo otra cosa en la cabeza.

-Lo vamos a solucionar, no es el fin del mundo.

-No, ¿eh? Si fueras tú el que va aparecer desnudo en internet

igual no le quitabas importancia.

-No le quito importancia. Digo que lo vamos a arreglar.

-La única manera de arreglarlo es pagando.

Te he dejado el dinero en el cajón por si no te fías.

-Bueno...

Tampoco se trata de que discutamos entre nosotros.

-No. Me voy a duchar.

-Y tampoco se trata de huir.

-No estoy huyendo. -Pues lo parece.

-Bueno, pues dime, ¿cuál es la solución?

Porque no quieres pagar, está clarísimo.

-No sé cuál es la solución, solo digo que lo pensemos bien.

-Yo ya lo he pensado y solo llego a una conclusión:

o pago o estoy jodida. Pero tú eso no lo quieres entender.

-Tranquila. -¡No! "Tranquila", no.

Es que no veo la complicación. Son mil euros. ¡Mil!

En tres o cuatro meses te los devuelvo, ya está.

-Vale. Ya está bien.

Ahora cuéntame algo más de tu novio.

-Parece que ya no es tan novio. -¿Cómo se llama?

-Damián.

-Damián. ¿Dónde vive? ¿Dónde trabaja?

-¿Qué más da? -¿Tanto te cuesta decírmelo?

-Lo único que necesitas saber

es que tiene unas fotos mías en pelotas y que las va a publicar.

Y no son fotos artísticas. -No me des detalles.

-Te los voy a dar porque así a lo mejor lo entiendes.

Son fotos nuestras teniendo sexo, ¿vale?

Fotos y un vídeo. -¿Cómo que un vídeo?

-Me convenció para grabarnos mientras lo hacíamos.

-Joder, ¿estás loca? -¡No me grites!

-Pero ¿en qué cabeza cabe?

-¿Esta es tu manera de hablarlo sin discutir?

¿Sabes qué? Que mejor no me ayudes.

¡Joder!

-A mí en Pamplona me conoce mucha gente.

Tengo una reputación.

Y aquella noche hice algo. -Concreta.

-Algo que puede despertar rumores.

Y para evitar esas habladurías, me aseguré de tener una coartada.

-¿Qué tipo de rumores?

(SUSPIRA)

Estuve en un club de carretera.

En un burdel, vaya.

No es que sea aficionado a esos sitios,

de hecho, jamás había estado en uno.

Pero...

era mi última noche antes de venir a Madrid,

había bebido un poco...

Y pensé en echar una canita al aire.

-¿Qué club? ¿Dónde estaba? ¿Cómo se llamaba?

-Está en las afueras de la ciudad.

Se llama...

No me acuerdo. Era un nombre en inglés.

-Ahora nos dirás que te acuerdas solo de las luces de la puerta.

-Pues sí, tenía luces.

¿Y cómo llegaste hasta allí?

Andando.

-¿Andando?

Pues te diste un paseo muy largo, ¿no?

-Bueno. Pillé un taxi que me acercó hasta el sitio,

pero no quería que me vieran bajarme delante de la puerta.

-¿Dónde cogiste el taxi? ¿Lo cogiste en la calle?

Tranquilo. Tómate tu tiempo.

Lleva un buen rato inventarse una mentira así de sopetón.

Yo no estoy mintiendo.

Hemos rastreado tu correo electrónico

y el movimiento de tu tarjeta de crédito.

No estabas ni con el padre Carlos ni en un burdel de carretera.

Ese día tenías billetes de tren para venir a Madrid.

El día que atacaron a Pilar ya estabas en Madrid.

(SUSPIRA)

¿Sabes qué?

Creo que lo mejor será que te tomes...

un ratito para pensar.

Para pensar tu próxima mentira o, tal vez,

para pensar que nos tienes que decir la verdad.

Solo así se acabará tu pesadilla.

(La puerta se cierra)

(SOLLOZA)

-Buenos días, dormilona.

¿Zumo? ¿Tostadas?

No, no quiero nada.

Algo tendrás que desayunar.

Al final fui solo al cine.

Vi una película de viajes en el tiempo, pero no me enteré.

Toma.

No quiero comer nada. Me duele mucho la cabeza.

No tendrás fiebre.

Con un té y un paracetamol, se me pasa.

Mejor que el té, una infusión de tomillo y miel.

¿Te acuerdas? Como las hacía tu madre.

Y si te vas a la cama a descansar, mejor todavía.

¿O no te puedes tomar un día de baja?

Sí. Sí que puedo, pero no quiero.

Tengo mucho trabajo. Y los malos no se cogen días de baja.

Alicia, no eres la única policía en Madrid.

Ni eres un robot.

¿Cómo se llamaba el policía este que era medio robot

y medio hombre?

No sé.

A ver, hija, lo que digo es que si estás mala, estás mala.

Papá, simplemente tengo resaca. Se me pasa enseguida,

si me dejas tomarme el té en vez de darme la vara.

¿Saliste de marcha con Sergio?

¿De marcha? Papá, por favor, no seas antiguo.

Como se diga. ¿Saliste con Sergio?

¿Qué pasa?

Nada. No quiero darte la vara.

Bueno, que Sergio es un muchacho estupendo

y creo que os complementáis bien.

¿Muchacho? ¿Qué estamos, en el siglo pasado?

Bueno, ríete, pero creo que tú y Sergio hacéis muy buena pareja.

Vale, papá. Voy a coger mis cosas.

¡Eso, Robocop! ¡Se llamaba Robocop!

(Móvil)

"Soy Quintero. ¿Cómo va lo mío?"

-Buenos días, digo yo.

-Serán buenos cuando me digas cómo va.

-No me metas prisa, lleva un tiempo.

-"¿Cuánto?"

-Pues no lo sé. Tengo que verificar ciertas cosas.

Hay que estar muy seguro de todo.

-Bla, bla, bla... No me cuentes historias, hombre,

que nos conocemos ya. Y no me des más largas.

-No te estoy dando largas,

estas cosas no se pueden tomar a la ligera.

-Ya hemos perdido mucho tiempo.

-Quiero que te pongas con eso ya. ¿Entendido?

¿Va todo bien, papá?

Sí. ¿Por?

Porque sonabas preocupado. ¿Quién era?

El despacho...

Oye, cariño, perdóname si he estado pesado con el tema de Sergio.

No te preocupes.

Perdóname tú si he sido demasiado gruñona.

¿Sabes qué?

Que te voy a aceptar esa tostada.

Perdón, inspectora. No sé si has visto esto.

(SORPRENDIDA) "Detenido el violador de la máscara".

"Los esfuerzos del comisario Bremón,

por encontrar al violador empiezan a dar sus frutos.

El sospechoso, que responde a las iniciales E.O....

está detenido en las dependencias policiales del distrito sur".

Y sigue con una descripción física de Eugenio.

Esto se supone que no tenía que salir a la luz.

Y esto está firmado... ...por Martín Díez.

Qué mosca cojonera el tío,

qué fijación tiene con esta comisaría.

Si Eugenio queda libre, le costará quitarse el sambenito.

Esto solo tiene una explicación.

Miralles, ¿tienes un momento?

¡Sí! También quería hablar contigo. Espe, ¿nos dejas, por favor?

¿Me puedes explicar esto?

Alguien le ha tenido que pasar información a este periodista.

He sido yo. Me reuní con Martín Díez anoche.

Pero ¿por qué le has dado el nombre de Eugenio?

¡Sabes que no tenemos nada concluyente!

¿No eras tú la que decía que fuéramos claros con los ciudadanos

para que no hubiera rumores?

No, yo dije que había que dar información veraz,

no un panfleto sensacionalista.

Lo único que dice es que está detenido y que es sospechoso.

No da su nombre, solo las iniciales.

¿Y qué ganamos con esto?

La gente quiere ver que trabajamos. Hay que rebajar la alarma social.

¿Y así lo vamos a conseguir?

No estaríamos discutiendo si tú hubieras hecho bien tu trabajo.

¿Qué quieres decir? Que menos discutir con tu superior

y más demostrar que Eugenio Oliver es el agresor sexual,

que lleva casi 48 horas detenido.

A veces pienso que eres capaz de cualquier cosa por tu titular.

Si fuera por ti, Eugenio ya estaría juzgado.

No te pases, Miralles.

¿Quieres saber lo que me importa?

Lo que me importa es que ese agresor sexual

quede bien encerrado.

Y si hay un titular positivo a nuestro favor,

significará que hemos hecho bien nuestro trabajo.

¿Se puede pasar? -En cinco minutos. Estoy fregando.

-Me tengo que duchar, llego tarde al trabajo.

-Haber venido antes, o, si no, te vas sin duchar.

Aquí no entras hasta que no acabe de fregar, coño.

-Pero bueno.

-Toño, ¿has probado las nuevas barritas energéticas?

Están en el mostrador, coge una. De hecho, coge dos.

Y vuelve en dos minutos, que enseguida se seca.

-¡Pero, hija!

-Lo siento, me he "pasao" tres pueblos con Toño,

con lo majo que es siempre...

-Bueno, yo también debo pedirte disculpas.

Estamos todos un poco alterados.

-¿Tú a mí por qué?

He sido yo la que me he metido en este lío.

Todo por confiar en un tío. A quién se le ocurre, de verdad.

-Verás, lo he estado pensando

y creo que tenías razón, ¿vale?

La única forma de solucionar esto es pagando, así que...

Toma, ahí van los 1.000 euros.

-¿En serio?

¡Papá! De verdad, muchísimas gracias.

¡Muchísimas gracias!

-Bueno, bueno. -Te lo devolveré, te lo juro.

-No pasa nada. Solo hay una cosa que me preocupa.

No me gustaría que estuvieses a solas con ese tío.

Intenta quedar aquí.

-Pero ¿aquí, por qué? -Pues no sé, hija,

porque no quiero que te hagan daño.

-No me va a hacer daño, él solo quiere el dinero.

-Ya, ya, pero no sé.

Me quedo más tranquilo.

Anda, llámalo e intenta quedar aquí.

-Vale.

(CHICO) -"Hola, guapa". -Hola, Damián.

-"Estaba mirando tus fotos.

No sé a qué resolución subirlas. ¿Cuál prefieres?"

-Tengo tu dinero.

-"Resulta que tienes cerebro, además de un cuerpazo.

Pásate por casa a las 21:00". -No, a esa hora no puedo.

Salgo de trabajar a las 22:30.

-"Ven cuando te dé la gana, estaré jugando a la Play".

-¿Por qué no te pasas tú por el gimnasio donde trabajo?

A las 23:00 no habrá nadie.

-"¿Al gimnasio ese?

(PROTESTA) Ese barrio está a tomar por saco".

-Ya, pero es que no quiero ir con tanto dinero por la calle.

Si me dan el palo, ¿qué?

-"Pues subo las fotos y mucha gente me lo agradecerá.

Estoy por venderlas, igual me saco más pasta".

-Déjate de cachondeítos. No me hace ni puñetera gracia.

-"Anda, no me llores, tonta.

Con lo bien que te lo pasaste el día de la foto.

Esos grititos que das en el vídeo. Todavía lo veo de vez en cuando".

-Gimnasio Atlas a las 23:00. ¿Vienes o no?

-"Que sí, que voy. Ponte guapa, ¿eh?"

-Muy bien, hija, muy bien.

Tranquila, lo has hecho muy bien. Todo se va a solucionar.

Justo cuando estaba a punto confesar, se ahorca en su celda.

No me lo creo. Quizá haya sido una ejecución.

Tokarev tiene gente en ese módulo.

Ha podido ordenar su asesinato.

¿De un policía? Un policía jubilado y corrupto.

Tokarev culpa a Martínez de su caída.

Y Tokarev no era su único enemigo.

Sabiendo lo que hacía, seguro que muchos se alegran de su muerte.

¿Qué quieres decir?

Que las compañías de Martínez eran dudosas.

Como el hombre que le acompañaba tras el accidente de mi madre.

Quizá ese hombre sea responsable... Un momento.

Que la muerte de Martínez sea un ajuste de cuentas, puede.

Pero ligarlo con la muerte de tu madre,

que sea responsable de ella,

o que le hayan matado por eso, es mucho especular.

Recuerda que estaba a punto de contarme lo que pasó.

¿Y por qué no le mataron antes

o por qué no te mataron a ti?

En cualquier caso, quiero que seáis discretos en esta investigación.

Bremón no debe enterarse, al menos de momento.

No quiero que se vuelva en vuestra contra.

No te entiendo.

Bremón e Ibarra me tienen en el punto de mira.

Lo de Martínez es un asunto peliagudo.

No creo que quieran airearlo.

No era un policía limpio

y a Bremón solo le importa la imagen de su comisaría.

¿Y qué tiene que ver la inspectora Ibarra?

Digamos que le gusta echarme tierra encima.

¿Y eso por qué?

No viene al caso.

Pero sabemos que hubo algo turbio en la muerte de Martínez

y en el accidente de mi madre.

No digo que miremos a otro lado,

digo que investiguemos solo nosotros.

Lo que sea con tal de llegar al final de esto.

Me mantenéis puntualmente informada.

Y no habléis de esto con nadie, ¿vale?

Buenos días, comisario. Pasa.

¿Ha leído mi artículo de hoy? Sí.

Bueno. Pues ahora que ya somos socios...

Un momento.

No te confundas, Martín. Un comisario no tiene socios.

Pero tiene colaboradores, ¿no?

Porque al fin y al cabo, eso es lo que quiero,

colaborar con usted.

No se ponga a la defensiva, por favor,

si ahora me ha llegado el turno de hacerle favores a usted.

Y por eso le he traído

mi parte del trato.

Tal y como quedamos.

¿Por qué me traes esto?

Porque pensé que le gustaría echarle un vistazo antes.

¿Antes de...?

Antes de que salga publicado en varios medios.

¿Le gusta cómo está redactado?

No me puedo quejar.

Deja a Torralba fuera de juego.

Es que un tipo que ha mentido sobre su expediente académico

no merece ser jefe superior.

Estoy de acuerdo.

Y cuando esta noticia aparezca en los medios,

todos estarán de acuerdo con usted, comisario.

Así que tendrán que encontrar otro candidato.

A lo mejor usted.

No me vendas la piel del oso antes de cazarlo.

Comisario, tengo la transcripción de las escuchas.

Ahora no, Laura.

Me dijo que era urgente. Ahora no.

Estamos con un asunto importante.

Si necesita algo, estoy en mi despacho.

-Cómo me gusta esa chica.

¿Laura? ¿En serio?

Es muy sensual.

Tenemos un concepto diferente de la sensualidad.

Quizá yo no tenga unos gustos tan refinados como los suyos.

Quizá.

No le entretengo más. Aquí le dejo.

Disfrute de su artículo.

¿Qué estamos buscando? Aquí no se ve nada.

No lo sé, pero no tenemos mucho más.

Perdona por lo de anoche.

No me tienes que pedir perdón por nada.

Me presenté en tu casa borracha y diciendo tonterías.

No dijiste ninguna tontería y no estabas tan borracha.

Un poco sí. Un poco.

Me tomé un par de copas y me sentaron como un tiro.

No me sienta bien beber, pero ayer lo necesitaba.

Lo entiendo.

Me vine abajo con la noticia de Martínez.

Es normal, pero la próxima vez, en vez de irte al bar,

te vienes directa a hablar conmigo.

La botella no ayuda, te lo digo por experiencia.

He visto al alcohol destruir un matrimonio.

Me ayudó mucho hablar contigo.

¿Sí?

Perdona por haberme ido así, tan rápido.

Me entró vergüenza.

Pero me ayudó hablar con una persona cercana.

Me alegro de las dos cosas. ¿Qué dos cosas?

De poder echarte una mano

y de que me consideres una persona cercana.

Claro que sí.

Cuanto más te conozco, más me gusta tenerte cerca.

Eres buen tío. Bueno, tengo mis momentos.

(RÍE)

¡Coño, cuánta gente!

¿Regalan algo aquí o qué?

Rober, ¿qué haces en mi sitio?

Venimos a ver las imágenes de las cámaras de seguridad.

¿Otra vez? ¿Podrías ampliarlas un poco?

Tú has visto muchas películas.

Quítale redundancia espacial de esa.

¿Qué dices?

Codificación redundante o como se llame.

Necesitamos saber quién es ese hombre

y cualquier detalle nos ayudaría.

Puedo limpiar la imagen, pero no esperéis milagros.

Lo que veis es lo que hay.

Lo que puedas. Es para unas diligencias.

No me des explicaciones.

Si me lo pides es que lo necesitas.

A ver, dame una horita para renderizar esto

y vuelve a pasar a ver.

Gracias.

Hasta luego.

¡Mamá!

¿Qué tal, cariño?

Voy a la clase de defensa personal.

Fenomenal, yo iba a ver a tu padre.

¿Qué miras?

Pues que estás muy guapa

y que estoy muy orgullosa de ti.

¿Por qué? Si no he hecho nada.

¿Cómo que no? Eres muy fuerte y muy valiente.

(GIME CARIÑOSA)

Y...

¿Se sabe algo del detenido?

Le estamos interrogando, pero no sabemos si es o no es, ¿eh?

Bueno, ¿tú qué opinas?

En este trabajo te acostumbras a no opinar,

solo te puedes guiar por los hechos.

Pero tendrás una intuición, ¿no?

¡Mamá! ¿Eh? Dime. ¿Qué?

Que qué dice tu intuición.

La intuición falla mucho, hija. Mucho.

¿Pasa algo? Estás superrara.

No, no. De verdad, no pasa nada.

Vale. Bueno, me voy al gimnasio. Venga, cielo.

Adiós.

(REPRIME EL SOLLOZO)

Os dije que milagros no podía hacer.

Está muy bien, gracias. Pero si es lo mismo que teníamos.

No hay de qué, simpático.

Perdona. Gracias por intentarlo.

Si no queréis nada más, me largo. Es mi hora de comer.

Y no toques mi ordenador. Vale.

Adiós.

¿Repasamos un poco a ver?

Tenemos un varón, aparentemente de mediana edad,

de raza blanca y parece que alto.

Y nada más. No tenemos una mierda.

No nos pongamos negativos. No, estoy siendo realista.

Otra vez en la casilla de salida.

Es peor que eso.

Los testigos están muertos, no hay datos concluyentes

y encima no podemos investigar abiertamente.

Tienes razón.

Pero intentarlo, lo vamos a intentar.

¿Intentar el qué?

¿Qué quieres? ¿Mirar esta pantalla hasta quedarnos ciegos?

Quiero que te tranquilices. Claro, tu madre no está muerta.

Perdona.

No quería decir eso, soy una estúpida.

No eres estúpida. Estás cabreada y es normal.

¿Y si me estoy equivocando?

¿Y si fue un accidente y me estoy empeñando en ver otra cosa?

Al final os voy a meter en un lío a ti y a Miralles

por perseguir un fantasma.

A mí me da igual que me metas en un lío.

Y no es ningún fantasma. La primera vez que me lo contaste

dije: "Esta tía flipa".

Pero no, aquí hay algo muy raro. ¿De verdad lo crees?

Ese tío es un malo muy gordo.

Tenía policías a sueldo para limpiar sus cagadas.

¿Cómo lo sabes?

Porque Martínez era corrupto, pero no gilipollas.

Si falsificó el informe de atestado para encubrir a ese hombre,

algo muy chungo tenía que ocultar.

Y tú y yo lo vamos a descubrir.

Los dos juntos.

(Móvil)

Miralles.

(CANSADA) Ah, sí...

Pero no estoy en comisaría, tengo el documento en el despacho.

Vale, pues luego te lo mando por correo electrónico, ¿vale?

Venga. Esta tarde, sí.

Tenemos la confirmación de Renfe.

El billete fue escaneado en Pamplona

y el interventor confirma que el asiento estaba ocupado.

(PERDIDA) ¿El billete de Eugenio?

¿De qué billete voy a hablar?

Perdón, estaba pensando en otra cosa.

Claudia, a ver si nos centramos.

Eugenio estaba en Madrid la noche que violaron a Pilar.

Llegó a Atocha a las 18:00,

así que tuvo tiempo de sobra para llegar al lugar de la agresión.

Bien.

¡Tenemos que hablar con ese chico ya!

Tenemos que presionarle para que pida un abogado

y sacarle una declaración.

¿A ti qué te pasa?

¿Es por el artículo que ha publicado la sabandija esa?

(TOMA AIRE)

Mi matrimonio se va a hacer puñetas.

A ver, ¿qué ha pasado?

He visto a Ibarra en el centro médico.

Iba a ver a Antonio. ¿Cómo lo sabes?

Porque es su turno y porque no es la primera vez.

¿La has visto salir? No, pero eso da igual.

Seguro que han quedado en otro sitio, un hotel o a saber,

que ya me enteraré yo.

Oye, no irás a espiar a tu marido.

¿Qué te crees, que le voy a poner un dron?

Lo que pasa es que estaré atenta a los horarios

y con los ojos más abiertos.

¿No ibas a hablar con él civilizadamente?

¿Y le voy a preguntar que si se acuesta civilizadamente

con esa zorra que me quiere echar de la Policía?

Acostarse, si se ven en público...

Tiempo al tiempo.

Yo conozco bien a Ibarra.

Primero va a la consulta,

luego le pide una opinión forense y luego sin excusas.

Yo creo que te estás montando una película.

Y tú estás justificando lo injustificable

lo que no sé es por qué.

Oye, a ver si voy a ser yo sospechoso de algo.

No, sospechosa, ella. Recuerdo bien lo que hizo.

No. No me estoy montando ninguna película.

Pero ¿le has preguntado a Antonio? Déjale que se explique.

Ya le pregunté. ¿Sabes qué me contestó?

¿Qué?

Pues que no podía contarme nada. ¿Cómo que no podía contarte?

Que si era una cuestión entre médico y paciente,

que si la confidencialidad... Que se cree que soy idiota.

No sé qué decirte, Claudia. La verdad es que es un poco raro.

Solo puedes pedirle explicaciones

y que no te crezca ese monstruo en la cabeza. Bastante tenemos.

(Móvil)

Miralles.

Vale, ahora vamos para allá.

Estoy con Elías, sí.

Eugenio quiere declarar.

Vamos.

Hasta luego.

(Puerta abriéndose)

Bueno.

A ver... ¿Qué pasa?

Vamos a la sala, quiero confesar.

-Tienes derecho a confesar delante de un abogado.

-No importa, lo cuento aquí mismo.

Muy bien. Pues nos ahorramos el paseo.

La noche en que violaron a ese chica

yo ya estaba en Madrid. -Dinos algo que no sepamos.

Llegaste a la estación de Atocha a las 18:02,

dicho por Renfe.

Dime algo nuevo.

¿Saben? Yo iba para sacerdote.

Estudié en el seminario.

-Y yo tengo un módulo de Fontanería. ¿Qué tiene que ver?

-Déjeme terminar.

Abandoné el seminario porque tuve una... crisis de fe.

Las cosas que vi en ese sitio...

Aquello no casaba con la moral cristiana.

¿Y qué cosas viste?

Abusos.

Por parte de uno de los sacerdotes

a los seminaristas.

-Esto sí que es irse por las ramas.

-Sé de lo que hablo.

(SOLLOZA)

Porque lo intentaron conmigo.

Pero yo no lo iba a permitir, por eso me largué de allí.

A ver, que yo me aclare.

¿Estás diciendo que ahora vas a poner tú una denuncia...

por abusos?

Sería perder el tiempo, no podría demostrarlo.

-¿Y a qué viene este melodrama?

-Vine a Madrid a vengarme del responsable de esas atrocidades.

-¿Y quién es el responsable?

-El padre Rivera.

Háblanos del padre Rivera.

Él se aprovechaba de los jóvenes que llegábamos al seminario.

¡Él es el culpable!

Lo sacaron de Pamplona porque el escándalo estaba

a punto de estallar. Pero nadie se atrevía a hablar.

-¿Y cómo querías vengarte de él?

-Me enteré de dónde vivía aquí en Madrid

y fui directo del tren a su casa.

Esperé a que se hiciera de noche y entré por la ventana.

Le llené las paredes de pintadas...

llamándole acosador,

degenerado, violador, de todo...

(SOLLOZA) Quería asustarle y humillarle.

Quería que supiera que muchos no estábamos dispuestos a callar.

¿Y esa noche

el padre Rivera estaba en su domicilio?

Sí.

Debí despertarle porque apareció de pronto en pijama

gritando que me iba a denunciar.

Pero yo llevaba la cara tapada con un pasamontañas

y no me reconoció. -¿Y qué pasó después?

-Nada...

Le dije que era yo el que le iba a denunciar.

Y que todo el mundo se iba a enterar

de las cosas que había hecho.

Después me largué de allí.

O sea, que la noche que agredieron a Pilar

en este barrio, tú dices...

que estabas en casa de ese sacerdote

cometiendo actos vandálicos.

Por eso le pedí al padre Carlos que me cubriera.

Les estoy diciendo la verdad.

Sé que es un delito y tendré que pagar por ello,

pero yo no tengo nada que ver con las violaciones.

-Vamos a comprobar todo esto.

Espero que no sea otro de tus inventos.

-Se lo juro...

Yo no he violado a nadie. -Más te vale.

(SOLLOZA)

-Pasa, Jairo.

¿Qué querías?

-Me dijo que le avisara cuando descargáramos los camiones.

(RÍE)

Pero, bueno, ¿has terminado con todos los camiones?

-Ahora mismo. Acabamos de terminar con todo.

¿Qué hay que hacer ahora? -¿Qué hay que hacer?

Irte a tu casa a descansar, que te lo has ganado

después de haber cumplido.

Creo que has batido un récord.

-¿Yo? -Sí, tú.

Toma, esta propinilla es por la rapidez.

-Guau, muchas gracias, Sr. Quintero.

-Gracias a ti.

Cuanto antes se despejen los muelles de carga,

más dinero gano yo.

En este negocio de la distribución

llegar el primero, marca la diferencia.

-Vale, me lo apunto.

-Métetelo bien aquí.

Y ahora, venga, puedes irte a tu casa.

-¿En serio? Falta un rato para mi hora.

-Bueno, ¿aquí quién manda, chaval?, ¿el reloj o yo?

¿Y yo qué te estoy diciendo? ¡Que te vayas a casa!

¿O vas a desobedecer a tu jefe?

-No, por supuesto.

Muchas gracias, señor Quintero. -¡Venga, tira!

(EXCLAMA)

¡Buenas tardes, comisario!

¿Qué hay? Muy bien. Siéntese, por favor.

Discúlpeme por haberle hecho venir hasta aquí.

Es un detalle por su parte.

No es ninguna molestia.

Siempre es agradable salir a respirar un poco de aire puro.

¿Y eso por qué? ¿Está viciado el aire de la comisaría?

No, el aire va bien.

Pero allí no tengo un "whisky" de 20 años como el que tiene Ud.

Siempre es un placer compartirlo con usted.

¿Y bien? ¿Qué tal va todo?

¿Hay algo nuevo sobre el desagradable asunto del violador?

¿Algún avance en la investigación?

Hay algo, pero todavía nada definitivo.

Yo porque no tengo hijas, que si las tuviese...

...estaría preocupado.

Las familias del barrio lo están pasando mal.

Ojalá se acabe pronto esta pesadilla.

Sí, la verdad es que sí.

El "whisky" es estupendo y un paseo siempre sienta bien,

pero no me habrá hecho venir

solo para hablar de las hijas que no tiene.

Sí, claro que sí. También quería verle en persona

para comentarle que acabo de hacer...

Bueno, mi empresa acaba de hacer una donación

a la fundación de huérfanos de la Policía.

Es muy generoso por su parte.

¿Y el negocio marcha bien?

Sí, sí, todo bien, estupendo. Sin problemas, como siempre.

El otro día me encontré al salir del nuevo centro cívico

con nuestro amigo, Elías Guevara.

Por lo que veo, sigue en su comisaría.

Sí, allí sigue. ¿Por qué?

No, por nada.

Por nada.

¿Seguro? ¿Ha vuelto a tener algún problema con él?

Lo de siempre: faltas de respeto,

salidas de tono... Pero nada nuevo.

Usted ya sabe que no soy fácil de provocar.

Lo ignoré y punto.

Hizo bien. El oficial Guevara es perro ladrador,

pero le quedan pocos ladridos.

¿Ah, sí? ¿Por qué? ¿Lo van a trasladar?

Solo digo que tiene antecedentes con los de Régimen Disciplinario

y cualquier otra crítica que tuviera

podría hacer que tuviera los días contados en la Policía.

Tampoco creo que sea tan fácil

quitarse de en medio a un funcionario de un plumazo.

Se le puede enviar a Escuchas, por ejemplo.

Eso sería como borrarle de la faz de la Tierra.

Pues, aunque suene feo decirlo,

brindo por ello.

-¿Qué te parece lo de Eugenio?

-"Mu" fuerte. Si su nombre aparece en los papeles

es que la cosa está clara.

-Alguien ha leído mi artículo sobre el violador de la máscara.

-Pues sí.

¿Cómo se ha enterado de quién es el delincuente?

-Pues como me entero de todo, Salima, investigando.

Pregunto, deduzco, recuerdo...

...ato cabos.

La información está ahí fuera y hay que salir a buscarla.

Y en este momento soy el periodista mejor informado del barrio.

(RÍE)

(FLIRTEA) Buenas noches.

-Salima, ¿me pones el sándwich para llevar, por favor?

(DÍEZ DUDA)

¿Has tenido tiempo de leer mi artículo?

-¿Qué artículo?

Mis horas de trabajo las dedico a labores policiales, no a leer.

-Bueno, pero es importante estar informada.

-Sí, en eso tienes razón,

y para eso existe la prensa seria, no tus artículos.

-¿Qué estás insinuando?

-¿Insinuando? Nada.

Lo digo abiertamente: lo que escribes es basura.

-Eso demuestra que lo has leído.

¡Ja! ¡Lo sabía! -¿No hay otro lugar donde incordiar?

-Venga, mujer, no seas tan arisca.

Aunque no te lo creas, quiero ofrecerte mi ayuda.

-Cuando necesite tu ayuda, te la voy a pedir.

Hasta entonces, te sugiero que esperes sentado.

-Esta mañana cuando has entrado en el despacho de Bremón

me ha parecido que no te tenía muy en cuenta, ¿no?

-Tengo 20 minutos para tomarme un café y comerme un sándwich.

¿Tienes la necesidad de amargármelos?

-No... Lo que quiero decir es que yo tengo buena relación con Bremón.

Deja que le hable bien de ti.

-Lo que hables con Bremón me trae sin cuidado.

-Tienes poco respeto por el cuarto poder, ¿eh?

La libertad de prensa... -El cuarto poder es "The Guardian",

el "Washington Post".

No una sabandija que va por las comisarías de barrio

mendigando un titular sensacionalista. ¡Por favor...!

-Bueno.

-Pues no está mal el garito este.

Pensé que sería más cutre en este barrio de mierda.

¿Qué pasa, Paty? Dame dos besos, ¿no?

(SECA) -Quita. -¿No te alegras de verme?

Yo a ti sí. Y más me alegraré cuando vea los 1.000 euritos.

No sabes qué bien me vienen.

(RÍE)

Mírala. ¿No me vas a dirigir la palabra?

¿Qué pasa? ¿Estás mosqueada por lo de las fotos?

Porque te pedí permiso para hacerlas.

-¿Las vas a borrar o qué? -Si te portas bien, sí.

(RÍE) ¿No me crees?

-¿Por eso te has venido a este barrio? ¿Tienes miedo?

-Damián, borra todo lo que tengas y coge tu dinero y te vas.

Venga.

-Este sitio es de tu padre, ¿no?

Los clientes tienen que estar "encantaos".

Con las vistas, digo.

Seguro que te pones ropa bien ajustadita

y luego te vienes a cualquier máquina de estas...

...y acabas toda sudadita.

Me pongo tonto de pensarlo. -¿De qué coño vas, tío?

-No te hagas la durita conmigo.

Tengo un vídeo en el que estás bien suavecita.

-Tenemos un trato. Quiero ver cómo borras todo ahora mismo.

-Eso lo voy a decidir yo.

-Pero, de verdad, ¿qué más quieres?

-Es que este sitio...

Aquí hacéis dinerito, no me jodas.

Y seguro que tu padre te tiene sin contrato

para ahorrar, ¿no? ¿Cuánto se paga aquí al mes?

-Ni se te ocurra pedir más dinero porque no te lo pienso dar.

-¿Ah, no? -No.

-Pues entonces prepárate para ser famosa.

Porque si tú no me das a mí lo que yo te pido,

les daré a los del foro lo que me piden ellos.

-¿De qué estás hablando?

-En Internet he dejado caer que tengo un vídeo bastante jugoso.

El rollo "amateur" tiene mucho éxito, ¿sabes?

-Aquí el único "amateur" eres tú, gilipollas.

-¿Tú quién eres? -El que te va a romper la cara.

-Papá, por favor, márchate. -Calla y déjame hacer.

-¿Esto qué mierda es? ¿Me estáis vacilando?

-Sí, te estoy vacilando. ¿Sabes por qué?

Porque eres un mierda.

¿Cómo te atreves a chantajear a mi hija?

-Suéltame, que te mato. -¿Sí? ¿Me vas a matar?

-¡Papá, no! ¡Para!

¡Papá, por favor, para! ¡Déjale en paz!

-¡Levántate!

(PATY SOLLOZA)

-Da gracias que está mi hija, si no, te mato.

Lárgate.

Lárgate y no vuelvas por aquí.

Hija... Tranquila.

Tranquila, ya pasó. (PATY RESPIRA CON DIFICULTAD)

-Ese mierda no te volverá a molestar.

Va, cariño.

¡Hola! Hola. Pensé que no venías.

Bueno, me he tomado mi tiempo.

Necesitaba dar un paseo y pasar por casa.

Fíjate yo, se me ha complicado el día. Menudas horas.

Miro estas radiografías y acabo. Vale.

¿Qué tal?

¿Algo nuevo con los interrogatorios?

Bueno, Eugenio nos ha contado una historia bastante rocambolesca.

Tengo que comprobarla, pero juraría que es falsa.

Ya. No crees que sea culpable.

¿Por qué lo dices?

Porque son muchos años.

Bueno, no te fíes.

A veces crees que conoces a alguien y te equivocas.

¿A qué viene eso?

(TENSA) Nada.

¿Qué tal tu día?

Normal. Mucho lío, como siempre.

¿Algún caso...?

¿Algún caso especial...?

¿Algo fuera de lo normal? ¿En qué sentido?

No sé, algún caso raro...

¿Algún paciente que haya venido especial?

¿Qué haces?

¿Qué haces, Claudia?

Ibarra tiene cáncer.

Esto es un informe confidencial.

Por eso venía a verte tantas veces.

Y por eso no me podías contar nada.

Lo siento, Antonio.

Lo siento.

¿Ese teléfono era de ella?

Sí, me llamó después de tener el accidente.

Quizá alguien borrara los datos del teléfono.

Tanto Martínez como quien le acompañaba pudieron hacerlo.

Tenemos que hablar con Laura para que analice el teléfono.

Voy a hacer un seguimiento de su enfermedad.

No soy oncólogo, pero voy a ayudarla en todo lo que pueda.

Sí, me parece muy bien que en sus circunstancias

le eches una mano. Creo que... Estoy de acuerdo.

Claudia lo sabe, ¿verdad?

No me lo puedo creer.

Me prometiste que mantendrías el secreto. Yo confié en ti.

Pensaba contarlo cuando y a quien yo quisiera.

Y Claudia es la última de esa lista.

-Mi dinero va a pasar por muchas manos.

-Habrá que pagar algunos peajes

si quieres que tu dinero llegue a buen puerto.

-Bien. Sé sincero, Marcelino.

¿Qué riesgo hay de que mi nombre salga a la luz?

-Mínimo.

Me he encargado de que tu nombre no salga en ningún sitio.

-¿Seguro?

-Un tal Damián Castro te ha denunciado por lesiones.

-¿Qué?

Yo no he pegado a nadie.

-¿Seguro, Max?

-¿Es que vas a creer a cualquiera que vaya por comisaría?

-Ha presentado un parte de lesiones.

-Tú no te vas a morir.

Porque vas a salir de esta, no estás sola,

y porque voy a hacer lo que sea necesario para ayudarte.

(LLORA) -Gracias, Antonio.

Tú siempre has sabido animarme.

Es posible que sea una cortina de humo,

pero hay algo que no me cuadra.

Eugenio nos ha mentido siempre, está jugando con nosotros.

Eso es verdad.

Pero acusar a un sacerdote de abusos...

Si es verdad que es un mentiroso compulsivo,

es capaz de inventarse cualquier cosa.

No sé, Elías. No sé.

Deja a mi padre en paz. -¿Yo?

Has sido tú la que le ha metido en el ajo.

-Damián ¿qué quieres? ¿A qué vienes ahora?

-Sabes de sobra lo que quiero. Quiero mi pasta,

y voy a hacerte una oferta que no podrás rechazar.

-Este es Eugenio Oliver, de Pamplona.

¿Le conoce?

Le conozco muy bien.

Servir y proteger - Capítulo 21

26 may 2017

Los últimos 136 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 21 Completo 51:08 78% ayer
    Capítulo 21 ayer Miralles consigue que Eugenio confiese que el día de la primera violación estaba en Madrid. Además decide hablar con Antonio para saber qué pasa con Ibarra. Por su parte, la muerte de ...
  • Nuevo Capítulo 20 Completo 53:45 80% pasado jueves
    Capítulo 20 pasado jueves La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 19 Completo 50:19 81% pasado miércoles
    Capítulo 19 pasado miércoles La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 18 Completo 50:05 79% pasado martes
    Capítulo 18 pasado martes Miralles da una rueda de prensa para intentar calmar los ánimos, al tiempo que intenta encajar que su marido haya vuelto a ver a Ibarra. Alicia y Rober siguen los movimientos de Martínez. Olga cree ...
  • Nuevo Capítulo 17 Completo 50:34 73% pasado lunes
    Capítulo 17 pasado lunes Alicia interroga a Martínez. Rober no quiere reconocer que siente celos de Sergio y promete ayudarle a investigar la muerte de su madre. Antonio y Miralles están muy preocupados por Olga y la inspec...
  • Capítulo 16 Completo 50:03 77% 19 may 2017
    Capítulo 16 19 may 2017 Miralles y su familia están conmocionados tras el atasque sufrido por Olga. Martínez le propone un trato a Alicia. Rober y Sergio tienen un nuevo choque. Bremón le propone a Martín hac...
  • Capítulo 15 Completo 51:42 77% 18 may 2017
    Capítulo 15 18 may 2017 Alicia intenta sacarle información a Martínez, al tiempo que Sergio y Rober empiezan a competir por atraer su atención. Sigue la tensión entre Miralles y su marido y la inspectora, ade...
  • Capítulo 14 Completo 50:18 77% 17 may 2017
    Capítulo 14 17 may 2017 Con la ayuda de Svetlana, Alicia y Rober tienden una trampa a Martínez. El caso del violador hace que Miralles reviva una parte complicada de su pasado. Y el dolor se acentúa cuando sorprende a su m...
  • Capítulo 13 Completo 50:02 76% 16 may 2017
    Capítulo 13 16 may 2017 El artículo de Martín crea alarma social en el barrio y es el motivo de una fuerte discusión entre Miralles y Bremón. Por su parte, Alicia y Rober estrechan el cerco en torno a Tokarev...
  • Capítulo 12 Completo 52:35 73% 15 may 2017
    Capítulo 12 15 may 2017 Alicia y Rober preparan el dispositivo para detener a Tokarev. Miralles sigue tras la pista del violador, mientras el periodista Martín Díez presiona a Bremón para obtener información....
  • Capítulo 11 Completo 51:02 74% 12 may 2017
    Capítulo 11 12 may 2017 Elías y Nacha se encargan del caso del violador. Miralles y Antonio hablan sobre Olga. Alicia y Rober sigan la pista de Martínez. Mientras ella decide ir más despacio con Sergio y Rober inten...
  • Capítulo 10 Completo 51:16 75% 11 may 2017
    Capítulo 10 11 may 2017 Una joven del barrio es violada. Miralles se pone al frente de la investigación, temiendo que se repita un caso que quedó sin resolver diez años atrás. Además descubre que Olga ...
  • Capítulo 9 Completo 51:36 75% 10 may 2017
    Capítulo 9 10 may 2017 Alicia descubre que su madre quería divorciarse y decide pedir consejo a Miralles. Por su parte Antonio se da cuenta de que Olga ya no es tan pequeña como piensan. Espe y Lola acaban enfrentadas. La...
  • Capítulo 8 Completo 53:26 75% 09 may 2017
    Capítulo 8 09 may 2017 Asuntos Internos investiga a Miralles por el tiroteo en el que murió Jorge. Rober decide ayudar a Alicia en el caso de la muerte de su madre. Además les encargan detener a un peligroso carterista. R...
  • Capítulo 7 Completo 49:53 75% 08 may 2017
    Capítulo 7 08 may 2017 Miralles aún muy tocada por la muerte de Jorge, se reconcilia con Olga. Alicia sigue tras la pista de los jóvenes que dieron la paliza al medigo, mientras trata encontrar a Martínez.. Por su ...