Serie que muestra la vida cotidiana de una comisaría de un barrio del sur de Madrid en la que se mostrará el lado más humano de las personas que trabajan por la seguridad. a serie cuenta con un reparto muy coral con las actrices Luisa Martín y Andrea del Río en los papeles protagonistas: el de la inspectora jefe Claudia Miralles y la inspectora Alicia Ocaña, recién llegada a la comisaría.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4320102
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 143 - ver ahora
Transcripción completa

Lo que necesitéis, ya sabéis.

Ella ya sabe que yo soy su padre

y nunca se lo podrá quitar de la cabeza.

Ni siquiera tú vas a poder hacerlo.

Lo que le dijiste a mi padre de que la sangre tira,

que antes o después te sentiré como padre,

ni en tus mejores sueños, Quintero.

Ahí hay mal rollo, ¿no? -Parece que sí,

-Pensaba que Quintero en el barrio era como un superhéroe.

-Muchos policías no comparten esa opinión.

-¿Esa chica es policía?

Nunca lo hubiera dicho.

-¡No, Nacha, Nacha!

¡Nacha!

Laura tenía muchos casos abiertos,

desde pervertidos a bandas organizadas.

Si le hubieran tendido una emboscada y disparado

sería lógico, pero ¿una flecha?

Creo que tengo algo.

Carmelo Sánchez, de profesión agricultor.

Fue hallado muerto en un sembrado.

Es un pueblo de Segovia, ¿qué tiene que ver con Laura?

Carmelo fue decapitado.

¿Y el arma del crimen? Una espada.

Una forma de ejecución típicamente medieval.

¿Introducir nuevos clientes, ampliar capital?

¿Te sorprende que sepa inglés?

Voy a introducir nuevos socios.

He hablado con un bufete inglés que nos facilitará la vida.

-¿En qué sentido, si se puede saber?

En resumidas cuentas, me van a ayudar

a hacerme con el control absoluto de Ocaña Abogados.

Las circunstancias en ambos crímenes son extrañas.

En cierto punto parecidas,

pero no podemos especular, necesitamos indicios.

Nada indica relación entre Laura y este agricultor.

Esto no querrá decir que piensan archivar el caso.

Este caso no se va a cerrar jamás.

Oye, ¿seguro que no te apetece el concierto?

-No, mejor que no.

-Es que va a estar muy bien.

Si te aburres o no te gusta, te acompaño a casa.

-Ya. Verás, es que tengo pareja.

-Llevo un día en esa casa.

-Vamos a contrarreloj.

Cariño, tengo que preparar un protocolo de seguridad.

¿Algo interesante en el barrio?

Un congreso de energías y sostenibilidad.

Haces sonreír a mi hija como hacer mucho tiempo

que no la veo sonreír.

-La verdad, me alegra oír eso.

Para mí lo más importante es su felicidad.

¿Cuántos agentes necesitas?

El protocolo está muy flojo, pero es que ese polideportivo

"Hay que abrir los ojos a la opinión pública

Hay que señalar a los culpables".

Empresas que se niegan a usar energías limpias,

manipulan los datos de contaminación

y que se permiten montar un congreso de sostenibilidad.

Ese cinismo debe castigarse. Para eso se creó Planeta Libre.

-¡Espera, espera, espera!

-En un trabajo normal cuando roban llamas a la Policía y punto.

-¿Te das cuenta de lo que me pides, que deje mi trabajo?

-¿Que deje mi trabajo? -Sí.

O Transportes Quintero o yo.

-Yo te he salvado la vida.

Yo me he manchado estas manos de sangre por ti.

Lo que quiero es tu lealtad.

Porque el día que esa lealtad me falle,

atente a las consecuencias.

-¿Cómo que no puedes dejar el trabajo?

¿Qué me estás contando?

-Lo siento, no puedo.

(Pasos alejándose)

(Música emocionante)

-¿De verdad crees que la muerte del agricultor

tiene que ver con el asesinato de Laura?

-De momento no desecharía ninguna opción.

Martín está convencido de que sí.

-Tampoco tenemos que hacer caso de todo lo que diga Martín.

Los policías somos nosotros.

-Ay, no sé, Elías. Pasa de él.

Haz lo que quieras.

-Estás empezando a preocuparme.

Llevamos un rato hablando y solo me das la razón.

Por no hablar de esas ojeras que tienes.

-Me cuesta horrores dormir.

Ayer me pasé por la consulta de Antonio

a ver si me recetaba somníferos, pero me ha convencido

de que de momento era mejor no tomar nada.

-Agradece tener un buen médico.

Otro te hace una receta y andando.

Y hoy estarías grogui, esas pastillas te dejan grogui.

-Por lo menos habría podido dormir.

-Todo lo que te tomes para evadirte de la realidad

te pasa factura, te lo digo por experiencia.

No duermes porque te pasas la noche pensando en Laura

y eso... pues es el duelo, es normal.

-El duelo.

Fue lo que me dijo Antonio.

-Pues mira, me alegra que le hagas caso a tu médico.

Así me quedo más tranquilo.

Buenos días.

Hola, Róber.

-Hombre, ¿qué tal, Róber?

Aquí un día más.

¿Vas a ir al congreso de energía?

Claro, estoy en el operativo de vigilancia.

Nosotros también vamos. Por lo visto va media comisaría.

¿No estabais con lo de Laura?

Ya, pero Miralles nos ha pedido que nos incorporemos

en este operativo.

No me imaginaba que se necesitara tanta vigilancia

para un congreso de estos.

Por lo visto, van muchos peces gordos.

Abogados, políticos y esas cosas. De todas formas, voy con Antúnez.

Alicia libra, se casa su padre.

Ah, es verdad. Me lo dijo.

¿No vas a la boda?

Corriendo en cuanto acabe el operativo.

Puede tocarme llegar con las luces para que se aparte le peña.

Ten cuidado, una boda lleva a otra. A ver si Alicia y tú...

¿Y a ti qué más te da, tío?

Ya sé que no me vas a invitar a tu boda, Róber.

-Bueno, a mí la verdad es que hablar de bodas

ahora mismo no me hace mucha gracia, sinceramente.

La próxima a la que pensaba asistir era la de Martín y Laura.

¿Sabéis que quería que fuera su madrina?

Todos lo hemos pasado fatal con lo de Laura.

Tú la que más, lo sabemos. Pero no te puede venir abajo.

Hay que estar fuertes, hay que trincarlos, ¿vale?

Si necesitas lo que sea, ya sabes.

Gracias, Róber. De nada. Me piro.

Eh, Róber.

(SUSPIRA)

¿Seguimos con la pista del agricultor?

(ASIENTE) -Seguimos con lo que haga falta.

-Hey, Róber tiene razón.

No podemos dejarnos llevar por el dolor

y darnos por vencidos.

-Sí.

-Sé que es difícil, pero ¿recuerdas qué hiciste

con Laura las últimas semanas?

-¿Te crees que no lo he intentado?

¡Decenas de veces!

Es que no consigo recordar nada nuevo.

-Está bien, no importa.

Tranquila, siéntate.

Vamos a repasar lo que tenemos, ¿vale?

A ver...

Verás...

Según Martín, el arma homicida era una espada "claymore",

escocesa, que tiene dos filos y usada en la Edad Media. ¡"Joé"!

Vaya sofisticación, ¿no?

-Espera. -¿Qué? ¿Qué pasa?

-¿Qué has dicho?

-Una espada "claymore", escocesa...

-No, eso no. Lo de La Edad Media.

Claro.

¿Cómo no lo pensé antes?

(RECUERDA) "¿Y eso? ¿Tienes una invitación a un evento medieval?

-No, es una reunión de 'cosplayers'.

-¿'Cosplayers'? ¿Debería saber lo que es esto?

-Es una reunión de amigos que usan disfraces y objetos

para representar temas o personajes.

-¿Como un carnaval? -Es algo más que eso.

-Explícame porque ahí sí que me perdí.

-A ver... 'Cosplayer' es la conjunción

entre 'costume', disfraz, y 'play', jugar.

Normalmente los disfraces están supercurrados, pero el juego

también es muy importante. Si tu eres alguien

tienes que hacer y pensar como ese personaje.

-¿Con guion y toda la cosa? -Más o menos.

Es una especie de evento. Gira alrededor de películas épicas,

de videojuegos de superhéroes. Es todo un arte, eh.

-O sea que tengo una amiga que es toda una 'cosplayer'.

-Lo fui, lo fui. Formaba parte

de un grupo muy activo. No me perdí ni una reunión.

Y, bueno, cada 'cosplay' tiene su personaje favorito.

-¿Y cuál era el tuyo?

-Catwoman.

No te rías, que tenía un disfraz supermolón.

Me inspiré en la Catwoman de Halle Berry".

-Elías, creo que...

Creo que tenemos algo.

-Hola, Carlos. -Hola.

-¿Podemos hablar? -¿Ahora?

-Acabo de empezar con las patatas y todavía tengo tajo.

-Será solo un momento.

-Vale, dime.

-Quería pedirte disculpas. Ayer estuve algo brusca.

No debía reaccionar tan mal

cuando me invitaste a ir al concierto de música electrónica.

Ya que estamos, te pido disculpas a ti también.

No me conoces, acabo de empezar aquí y te invito a un concierto.

Es normal que te sientas incómoda.

-No, para nada. Fuiste majísimo invitándome.

Fui yo la que reaccionó de forma exagerada.

Fue mi culpa. -Yo también tengo culpa.

No te preocupes, me pasa mucho, a veces con las chicas...

soy un poco torpe, porque intento caer bien,

creen que quiero otra cosa y soy pesado.

-Pesado no, eres muy majo y muy amable.

-¡Y muy guapo!

(RÍE)

-Mira, ¿te parece si empezamos de cero?

-Me parece. -Vale.

¿Me perdonas por lo de ayer?

-Sí. -Y otra cosa.

Si la invitación sigue en pie, me gustaría ir.

(RÍE) -Me apetece tanto salir a bailar,

a gritar, a saltar...

-Esta música no es para pegarse una maratón de baile,

pero si quieres saltar, gritar y bailar, lo hacemos.

-Hace mucho tiempo que no salgo de fiesta.

Siempre de casa al bar o del bar a casa.

-Me imagino a lo que te refieres. (RÍE)

Nos lo vamos a pasar muy bien.

Me salvas la vida, porque esto de ir solo a conciertos es un poco raro.

-Pues sí.

-Además, los Play Now te van a encantar.

Si convenzo a mi colega, igual entramos VIP y lo conocemos.

-Primero tengo que pedir permiso para salir un ratito antes.

-Seguro que no te pone pegas.

-¿Por qué no me has llamado?

-Calla, calla. Porque me he liado.

He ido por tomates para el salmorejo

y parece que va a venir la guerra de cómo vengo de cargada.

¿te puedo pedir un favor?

-Ya estás tardando.

-Al final he dicho que sí a Carlos,

a ir al concierto de música electrónica,

por si me dejas salir antes.

-Pues claro. Y me alegra que hayas dicho que sí.

Ya cierro, no te preocupes.

-Gracias.

-No has comido ni un pastelito.

-No, si tienen buena pinta, pero no creo que me entre nada.

-¿Y eso?

-Casi no has comido. -No sé, no tengo hambre.

-Intentas perder el último kilito antes de la boda.

-Qué va, para nada.

-Mejor, porque no te sobra nada.

Vas a estar preciosa vestida de novia.

-Gracias, mi amor.

Es eso lo que me quita el hambre.

No sé cómo haces para no estar más nervioso.

-No, yo estoy muy nervioso.

No se me nota porque antes estaba mucho más nervioso.

-¿De verdad no te da miedo?

-Hablé con Alicia y me ha ayudado a verlo de otra manera.

Cariño, siento haberte asustado.

¿Creíste que me echaría atrás?

-Estaba preocupada por ti, nada más.

(Puerta)

Hola. Hola, ¿qué tal?

-¿Quieres café? Está recién hecho.

¿Y estos pastelitos? ¿Tenéis invitados?

Lo que no tenemos es hambre.

Los trajimos volviendo de comer,

pero con los nervios que tenemos por la boda,

ni los hemos tocado.

Entre la tarta de ayer y esta maravilla

tengo calorías para una semana.

Pues no sé dónde las guardas, estás hecha una sílfide.

-¿Duermes aquí esta noche?

No, en casa de Róber.

He venido por algo de ropa.

¿Cómo van los preparativos? ¿Todo listo?

Todo menos nosotros dos, que estamos hechos un flan.

Lo que necesitéis, ya sabéis.

Deberíamos hablar de la casa.

Cuando volvamos de la luna de miel iremos directos al piso nuevo.

-Tienes que venir a verlo.

Te va a encantar, ha quedado precioso.

¡No sabes el buen gusto de tu padre con los muebles!

-Por supuesto, siempre tendrás una habitación para ti.

Cuando digo siempre, quiero decir siempre.

No es la habitación de invitados, ese cuarto es distinto.

Un cuarto para ti sola.

Es un detalle muy bonito, gracias.

Te va a encantar cómo lo hemos decorado.

-El caso es que ahora

como te quedas con la casa para ti sola,

tal vez te puedes plantear hablar con Róber

y veniros aquí los dos.

A ver, yo no me quiero meter.

-¡Claro!

Esta casa se te va a hacer enorme para ti sola.

Y como Róber vive con su hermano,

aquí vais a tener más intimidad.

Pues...

la verdad es que es muy buena idea.

Yo estaré encantado de que te quedes en casa.

Hablaré con Róber, a ver qué le parece.

Aunque le encanta el barrio, no lo sacamos ni con grúa.

(RÍEN)

Alicia, yo sí quería pedirte un pequeño favor

Solo si quieres y si estás cómoda.

Sin ningún compromiso.

Claro, Montse, lo que quieras.

Nos haría mucha ilusión

que dijeras unas palabras en la boda.

¿Unas palabras?

¿En el estrado?

Nos haría mucha ilusión.

-Me haría mucha ilusión.

Pues... sí, claro que sí.

Pero no sé muy bien qué voy a leer.

Además, no se me da bien hablar en público.

¿Podría ser el pasaje de un libro?

El texto lo eliges tú.

-Algo que sea especial para ti.

O puedes improvisar también.

Lo que quieras, cariño.

Es una boda civil.

Improvisar creo que no, mejor leer.

Lo que no sé muy bien es el qué.

Tendré que buscar algo.

No, no, no. Se me ha cerrado el estómago.

Ya somos tres.

-¿Se puede saber qué estamos buscando?

-Creo que entre las cosas que archivamos hay una pista.

-Ya, ¿pero sabes lo que es?

-Una tarjeta de invitación.

-¿Una tarjeta?

-Sí. Laura me estuvo hablando

de un evento en el que los invitados iban con atuendo medieval.

Aquí está.

Una invitación a un evento "cosplay" medieval.

-¿Qué leches es un "cosplay" medieval?

-Bueno...

Laura me explicó que era como...

un evento en el que los aficionados

a los cómics, dibujos animados, juegos e Internet

elegían un personaje preferido y se disfrazaban para el evento.

-Como una fiesta de disfraces de toda la vida,

-Sí, pero en este caso la temática era la Edad Media.

-No le veo la relación para sacar una pista de aquí.

(RESOPLA)

-No pasa nada, Javi. Déjale.

-Bueno, ¿qué? Decidme que tenéis algo nuevo.

-Antes de morir, recibió esta invitación.

-¡Ah, sí! Sí, sí, ya me acuerdo.

El encuentro este "cosplay".

No le di importancia, me dijo que no pensaba ir.

-Ya. A mí también me dijo lo mismo.

Prefería pasar esa noche contigo.

Me comentó que hacía mucho que no asistía a estos eventos,

pero le seguían enviando invitaciones

porque perteneció a un grupo de "cosplay" mucho tiempo.

-Yo sigo sin verle la relación.

La clave está aquí, Elías. Medieval.

A Laura la mataron con una ballesta, un arma medieval.

-Y al agricultor de Segovia

con una espada claymore de doble filo,

también típica de esa época.

-Hay algo más. Sabemos que ese agricultor

enseñaba desinteresadamente el castillo del pueblo

porque era aficionado a la Edad Media.

-Espera un momento. Entonces, podríamos pensar...

que el asesino de Laura asistió a este evento "cosplay"...

y tal vez también fue a visitar el castillo.

-Entonces deberíamos localizar a los tipos

que asistieron al "cosplay" este.

-¡Mira, mira, mira!

Número y dirección de la imprenta que hizo las invitaciones.

Probablemente sepan quién organizó el evento.

-¿A qué esperamos? Vamos, ¿no?

-Venga, ¡al lío!

-Lo vamos a encontrar, mi amor.

Te lo prometo.

-Al principio me daba corte

que estuvieses en casa con mis padres,

pero ahora te echo de menos.

-Y yo a ti también. Ahora calla y relájate

y deja estirar el músculo mientras suelas aire.

-La verdad, era divertido, con esas escapadas a tu cuarto

y lo nervioso que te ponías tú.

-Ya, y la gracia que te hacía.

Pero me cagaba que entrara tu madre y nos pillara.

-¿Tú sabes el yuyu que da tener una suegra con pistola?

-¡Ay! -¿Te he hecho daño?

-Sí, un poco. -Perdón.

-Más fuerte.

Y más abajo.

-Más abajo no es el bíceps femoral, es el glúteo.

-Ya.

-Estoy trabajando, esto no es profesional.

-Ay, hijo. Qué formalito eres a veces.

-Venga, dame la otra pierna. -¡No!

-Te vas a ir descompensada,

con una pierna estirada y otra no. -Da igual.

Estoy enfadada contigo.

-¿Y eso? -Pues, hombre, yo te llevo a mi casa

y te acojo y no me enseñas el nuevo piso.

Parece que no quieres.

-Claro que sí, pero prefiero limpiarlo antes.

No está como me gusta.

-¿Tienes una telaraña y un par de cajas?

No ve voy a asustar.

Porfa. Ahora que tenemos un sitio para los dos, me apetece estrenarlo.

-Venga, mañana te lo enseño. -Mañana no, hoy.

-Vale, hoy.

(BESA) -¡Ah! Perdón, señor entrenador.

La verdad es que sí que me noto...

una estirada y la otra no.

-Estira en casa, anda.

-Por cierto, me han dicho en la escuela

que hay un restaurante nuevo. Si quieres, vamos esta noche.

Y el postre en tu casa.

Y no me mires mientras me voy.

No estoy nada sexy, parezco la vieja del visillo.

-¡Jairo!

-¡Joder!

Paty...

Ni te había visto, tía.

-¿Eres tan cobarde que ni quieres hablar conmigo?

-¿De qué, si está todo hablado?

-No, no lo está. Tú me debes una explicación.

Quiero que me la des mirándome a los ojos.

¿Por qué me has mentido todo este tiempo?

¿Por qué has jugado conmigo de esta manera?

-No he hecho nada de eso.

-¿Cómo que no?

Llevas meses detrás de mí, todos los día erre que erre,

consigues que me fije en ti, que me enamore, y vas y me dejas.

Y eso no es cruel, ¿no?

-Lo siento mucho, no te quería hacer daño.

-Pues me lo has hecho.

Podrías haberlo cortado al principio,

no llegar a esta situación de mierda.

-Lo sé, Paty. Tienes razón.

He sido egoísta, tenía que haberte dejado,

pero no podría.

Estaba muy "enamorao".

Y lo sigo estando.

-Si tanto lo estás, deberías haberme elegido a mí.

-A Quintero no le puedo dejar.

-Jairo, es un jefe, por Dios. ¡Un jefe!

-No es un jefe, Paty. Es mucho más que un jefe.

Hay mucho detrás que mejor que ni sepas.

Me dio una oportunidad cuando no me la daba nadie.

Me ha puesto en una posición con la que no habría soñado.

No le puedo traicionar.

Estoy en deuda con él.

-Estás en deuda con alguien que te destroza la vida.

Ahora sí estoy convencida de que está en asuntos sucios.

Y tú estás pringado hasta arriba.

Todo lo que me dijo Elías era verdad, ¿no?

Que me digas la verdad.

Que seas sincero conmigo de una vez.

Lo único que saco bueno de esto es que al menos no es mi culpa.

-No has hecho nada, tenlo muy claro siempre.

-¿Sabes lo que creo?

Que estás con Quintero porque estás cagado.

Estás acojonado de que si le dejas te puede pasar lo que sea, ¿eh?

-No le des más vuelas, de verdad.

-Por favor, dime.

¿Estás metido en sus negocios?

-Sí. Estoy metido hasta el cuello.

Es muy tarde para que salga. -Lo sabía.

Lo sabía.

(SUSPIRA)

-Para el caso es lo mismo.

Cuanto más lejos y menos sepas, mejor.

Lo siento.

-Este programa lo hace todo por ti.

Calcula la velocidad, la inclinación...

(Móvil)

¿Me disculpas? Es una llamada urgente.

Tú le das al "start" y empieza.

-Dime, Eric. -"Quico"...

Tenemos que repasar todo el plan.

En cuanto cierres, nos vemos en tu casa.

-¿Esta noche?

Había quedado con Olga a cenar y luego a casa.

-"¿Cómo?".

-Mañana tiene clase, no creo que se quede mucho.

La acompaño a casa y quedamos después.

-¿Qué rollo me estás contando?

Mañana nos lo jugamos todo ¿y piensas en cenar con una chica?

-Te pido retrasar solo un poco la reunión.

Si te vas al cine y luego cenas algo por ahí,

podemos quedar en casa a las 0:00, tenemos tiempo para repasar el plan.

-¿Te crees que es un juego?

-"No, sé lo importante que es la operación de mañana".

Pero si anulo la cita con Olga, podría sospechar.

-Me estoy llevando una gran decepción.

-O sea, ayer me felicitas por mi buen trabajo

y hoy te mosqueas por pedir un favor.

Dos horas te estoy pidiendo, ¡dos horas!

No tienes claras tus prioridades.

"No me esperaba esto de ti".

-Mira, está bien. Lo que tú digas.

-Eso está mejor.

No vemos en tu casa en cuanto cierres.

-Vale. Venga, adiós.

-¿Entonces no te suena haber visto a alguien

que te diera mala espina?

En esos entornos siempre hay un tarado.

-Perdona, ¿tarado por qué?

¿Porque nos disfrazamos de superhéroes y elfos?

Si es así, en carnaval esto estaría lleno de delincuentes y tarados.

-Pero en esos grupos siempre hay algún "zumbao".

Aunque sea en fútbol, que son más normales.

A ver, no quiero decir que no seáis normales.

-A ver, los "cosplayers" no somos

gente rara ni violenta. No somos fetichistas.

Todo lo contrario. Somos gente joven, sana, normal

que hace esto de buen rollo.

-No, si yo de joven también tenía mi punto friki.

Larga vida y prosperidad.

Es el saludo de Vulcano.

Doctor Spock, Star Trek.

-Ya. Bueno, yo...si no tenéis nada más...

-Bueno...

Muchas gracias por todo lo que nos has contado.

Nos será de gran ayuda.

-Te acompaño a la salida.

-Venga, majete.

(RESOPLA)

-Tanta vaina con eso del "cosplay"

y al final no es más que una fiesta medieval

con gente normal, incapaz de matar a una mosca.

-¿A quién van a matar con armas de gomaespuma?

Juegan a ese juego como podrían jugar al parchís.

-De verdad, toda la tarde aquí metidos para nada.

-Para nada tampoco.

Siempre se puede sacar algo de provecho.

-¿Qué? A ver, por ejemplo.

-Mira, por ejemplo, la chica que iba de gótica.

Me ha dejado con la mosca detrás de la oreja

cuando ha dicho que a veces se van de las manos.

-Lo dijo de oídas, ni siquiera participaba en nada de eso.

No sabía ni de dónde podíamos tirar, no sabía nada.

-¿Entonces no crees que Laura haya podido ser asesinada

en uno de esos juegos?

-Si te digo la verdad, Elías,

yo ya no sé ni qué pensar.

-Ya, bueno. Tranquila.

Toda la gente que hemos entrevistado parecía inocente,

pero había más gente en esa fiesta.

-¿Qué?

¿Os han contado algo interesante?

-Nada.

-Todos los que hemos entrevistado era gente normal,

simplemente iban una fiesta vestidos del siglo XII

y armas de gomaespuma.

-Sí, el chaval al que acabo de acompañar

El pobre estaba muy preocupado porque...

El jefe le iba a echar la bronca por faltar dos horas al trabajo.

Le he dicho que si tiene problemas, que me llame.

-Todos los que hemos interrogado tenían más o menos el mismo perfil.

Estudiantes, muy leídos, preparados. Simplemente les gusta ese juego.

-Una pérdida de tiempo total.

-Nacha, calma. ¡Calma!

Ya me gustaría que fuese como en las películas.

A alguien se le ocurre una idea feliz y zasca.

Atrapan al malo a la primera.

Pero lo que más malos atrapa es la rutina

y el trabajo policial sistemático, así que venga.

A seguir como hormiguitas, juntando piezas de aquí y allí

hasta que tengamos el puzle.

-Espe, si no existieras, habría que inventarte.

-Voy a llamar a Martín para ponerlo al día de todo.

Si lo encuentro muy decepcionado,

le cuentas tú historias de las hormiguitas.

-Ostras...

¿De verdad crees que Nacha tendría que estar en este caso?

Yo la veo demasiado involucrada.

-Si no estuviera investigando el asesinato de Laura,

Además, prefiero tenerla cerca.

-Para ayudarla, como haces siempre.

Una cosilla, ¿eh?,

el símbolo de Star Trek es este.

Si es que esto ya... Espe...

-Martín, ¿quieres un platico de pisto,

que lo acabo de hacer? -Pues no María.

Lo último que me apetece es un platito de pisto

ni nada de comer. Me estoy tomando una copa.

-Ya ves, anda que no te he visto hacer cosas peores.

¿Te acuerdas del día que pediste un bocadillo de mejillones

con un batido de vainilla?

Hay que tener estómago, vamos.

(RÍE)

-Ya me acuerdo, sí.

Aquello lo hice para llamar la atención a Laura.

Sí, para ver, yo qué sé,

si podía sacarle una sonrisa.

Que mira que era dura la "jodía".

-Bueno, entonces ¿qué?

¿Te pongo ese platico de pisto?

De verdad, María, eres muy pesada.

Pareces mi madre.

-Es que soy casi tu madre.

Igual que la de media comisaría.

¿No ves que te veo hundido y lo único que puedo hacer

es traerte un plato de pisto?

-¿Sabes lo que te digo? Tráeme la tapa de pisto.

Si así te quedas más tranquila...

-Cuando lo pruebes vas a pedir una ración doble,

ya lo verás.

-Hola, Elías. -Hola, María.

Ponme algo de limón, lo que sea, anda.

-Ahora mismo.

-¿Estás sola?

-Pues sí.

Salima se ha ido a dar una vuelta con el nuevo pinche, Carlos.

-Ya. ¿Y eso?

-Pues eso, que se ha ido a dar una vuelta con el chico este.

Una vuelta en plan amigos, compañeros.

¡Cómo sois los hombres!

Siempre pensáis las cosas como no son.

-Hablando de hombres...

¿Cómo anda Martín?

-Me tiene muy preocupada porque no come "na".

Estoy todo el día pendiente y no come.

Acabo de meterle un plato de pisto, se lo saco ahora.

Qué alegría, ponme una tapita a mí también con el limón.

-Desde luego, a ti sí que no hay que forzarte.

-Hey, ¿puedo?

-La silla no es mía, así que...

tú mismo.

Bueno, ¿qué?

Ya me ha contado Nacha.

Que el interrogatorio de los participantes del "cosplay",

nada, ¿no?, un fiasco.

-Como todos los interrogatorios.

Si por cada uno en el que no he sacado nada

me hubieran dado un complemento, sería rico.

Pero Nacha se hizo demasiadas ilusiones

y eso tampoco es bueno.

-Mañana visitamos tiendas de videojuegos y rol.

-No vamos a poder, tenemos un refuerzo en un operativo.

-Y así es como vais a atrapar al asesino de Laura, ¿no?

-Tú tranquilo, que antes o después lo atraparemos.

Aunque sea lo último que haga en esta vida.

-Espero que no te cueste lo mismo que con Quintero.

-Martín, entiendo que estás muy jodido

y supongo que no es la primera copa.

-Ah, no. No, claro que no.

Eso es porque llevo toda la tarde brindando por la eficacia policial.

¿Eh? ¿Por qué no te apuntas?

-Sabes que no bebo.

Te advierto que yo también empecé así,

ahogando mis penas en eso.

Cuando me quise dar cuenta, estaba enganchado.

-¿Qué cuentas? ¿Que me puede pasar lo mismo?

-No, solo te esto contando lo que a mí me pasó.

-Ya. Pues no necesito sermones.

Lo que necesito es que atrapemos al asesino de Laura, ¿eh?

Pero como es obvio que vosotros estáis demasiado ocupados,

yo voy a buscar soluciones, que sé dónde encontrarlas.

-Pues venga, majete.

-Chico, ¿dónde vas? Si...

¿Se puede saber qué le has dicho?

-¿Yo? Yo no le he dicho nada.

Oye, déjame su tapita también, que me la como yo.

-Desde luego, vaya saque que tienes.

No sé dónde lo metes.

-Tráeme un poquito de pan o algo. -Que sí, ahora te traigo.

Se esperan unas 400 personas de público, más o menos.

No es mucho, podemos tenerlo bien controlado.

Sí, los de subsuelo están revisando y sellando el alcantarillado.

Por si acaso tengo a dos K patrullando ahora mismo

por los alrededores. Dos K, muy bien.

Sí, te explico. Mañana tendremos destacados

dos agentes por cada una de las dos puertas centrales

de control de acceso y otros dos

en las puertas de emergencia.

Sí, pero está clausurada y fuera de uso.

De todas maneras, tendré a un agente a intervalos.

También quiero poner a dos en la azotea.

¿Y dentro del edificio?

Dentro la vigilancia está a cargo

de una empresa de seguridad privada.

Estaremos en contacto permanente.

De todas maneras, también tenemos acceso

a las imágenes de estas cámaras de dentro.

Por si acaso, meteré a dos de nuestros hombres de paisano

controlando desde dentro. Pero vamos...

A Róber y Antúnez.

Alicia está libre por la boda de su padre.

Ya, es verdad. ¿No te ha invitado a ti Ibarra?

Sí, tenía intención de ir. Pero bueno,

si prefieres que me quede supervisando...

No hace falta, el protocolo es más que seguro.

Yo te cubro, vete tranquila.

Pues gracias, porque me hace ilusión.

Después de lo mal que lo ha pasado con la enfermedad,

verla ahí casándose me hace mucha ilusión.

La verdad es que se lo merece.

¡Bueno!

¡Mira quién está aquí! ¿Eh?

La inspectora jefe y el comisario Bremón reunidos.

¿Qué tal? ¿Echándose flores mutuamente?

¿Felicitándose por lo magníficos policías que son?

¿Qué haces en mi despacho?

¿Quién te ha dado permiso para entrar?

Le recuerdo que fue usted, comisario,

en el que en el homenaje a Laura se acercó a mí

para darme un abrazo muy sentido, ¿hum?

Y delante de Esperanza dijo que siempre estaría ahí para mí,

que su puerta siempre estaría abierta.

Bueno, como Esperanza lo escuchó, me ha dejado pasar.

Y aquí estoy.

Así que, bueno, ¿qué tal?

¿Eh? ¿Ya sabemos algo del asesino de Laura?

Quiero que sepas que hacemos todo lo que está en nuestra mano.

¿Sí? ¿Seguro? No, porque...

resulta que me he enterado de que los dos únicos policías

asignados a la investigación, Nacha y Elías,

resulta que se van a ocupar de otras tareas.

¿Es eso lo que os importa el caso? A ver, Martín...

Nacha y Elías se van a dedicar exclusivamente mañana

a la seguridad de un operativo.

Pero al día siguiente volverán a la investigación

del asesinato de Laura, ¿vale?

¿Volverán a la investigación? ¡Qué bien!

¡Qué detalle! (RÍE)

Aquí mucho rasgaros las vestiduras,

mucho decir que vais a dar caza al asesino

y en realidad Laura os importa un pimiento.

Lo que os importa es que vino el Director General,

que os felicitó y salisteis en las noticias

¡Ya está bien Martín! Ya está bien, ¿de acuerdo?

Miralles, escucha. Escucha un momento.

¿Nacha y Elías son imprescindibles en lo de mañana?

No, imprescindibles no son.

Bien, pues que se dediquen en tiempo completo

al caso de Laura, ¿te parece? Por supuesto.

Para mí descubrir al asesino de Laura es prioritario.

Anda, vete a casa tranquilo.

¿Sabe cuándo me quedaré tranquilo?

Cuando el hijo de perra que disparó la ballesta

y le reventó el corazón esté entre rejas.

(RÍE) Pero es algo que dudo que ocurra.

Porque aquí sois todos una panda de inútiles.

La paciencia tiene un límite, por favor.

¡De inútiles! Por favor, Martín. Venga.

(Pasos alejándose)

¿Qué pasa, hermano?

Un día más. ¿Tú qué tal?

Me han liado con el protocolo de seguridad

de un congreso sobre energías mañana en el pabellón deportivo.

Leo a ver si me entero.

¿No tenías una boda mañana?

Sí, la tengo. La del padre de Alicia.

Cuando acabe el congreso vendré pitando, me ducharé

y corriendo para la boda.

Muy bien, seguro que llegas. Eres un crack.

Uf, me bebo esto y voy al sobre, tío.

¿Cómo que al sobre?

Voy a hacer hamburguesas con patatas.

No tengo hambre. Venga, Jairo.

Algo gordo ha pasado para que no comas hamburguesas.

¿Tiene que ver con Paty?

Últimamente todo tiene que ver con Paty.

¿No habíais arreglado las diferencias?

No, ni las vamos a arreglar. Eso ya no tiene arreglo.

La ruptura es definitiva.

¿Seguro, Jairo? Y tan seguro.

La relación no tiene futuro.

Teníamos que haberlo dejado antes o no haber empezado.

¿No será por lo que dijo Elías? Si es eso, me lo echo a la cara.

Que no, no tiene que ver con eso, han sido cosas nuestras.

Pues no lo entiendo, si estabas tan enamorado.

Estaba y lo sigo estando.

A Paty la quiero mucho, no le quiero hacer daño.

Por eso lo he dejado.

Paty se merece alguien mejor que yo,

se merece un tío que sea educado, responsable,

formal...

que se comprometa de verdad y eso no es lo mío, Róber.

Mi terreno es el aquí te pillo, aquí te mato.

Eso sí es lo mío. Mis relaciones siempre han sido así

y cuando van un poco a más, han fracasado.

Ya te lo expliqué ayer.

Te escucho hablar y me pones de los nervios.

¿Por qué?

No puedo creer que pienses así y te valores tan poco.

¿Encuentras una chica tan especial y la rechazas?

No te entiendo, de verdad.

Pero yo respeto tu decisión, tú sabrás lo que haces.

¿Sabes lo que hago?

Irme a mi cuarto, eso es lo que hago.

-¡Déjeme pasar! ¡Que me deje pasar he dicho!

-¿Se puede saber qué está pasando?

-Vengo a hablar sobre Jairo.

-Está bien, déjala pasar, Sebastián. Ya me encargo yo.

Pasa, Paty, pasa.

(RESPIRA ACELERADAMENTE)

¿Cómo estás?

¿Quieres tomarte algo, que te ponga una copa?

-No.

-Bueno, pues tú dirás.

¿Qué te ocurre para que te hayas presentado así?

-Lo sabe perfectamente.

Lo que hace con Jairo no tiene perdón.

-¿Cómo?

Disculpa, no sé de qué estás hablando.

-Está echando su vida a perder, si no lo ha hecho ya.

Le está corrompiendo y es buena persona.

-No digas tonterías, por favor.

Lo que esté pasando entre tú y Jairo en vuestra relación

no es asunto mío, no me metáis por medio.

-Jairo me ha dejado por su culpa.

(RÍE)

-Verás, verás, verás...

Lo que Jairo haga con su vida, es asunto suyo.

Como comprenderás, bastantes problemas y trabajos tengo

en esta empresa como para estar preocupándome

de la vida sentimental de mis empleados.

-Para Jairo usted es mucho más que un jefe.

¿No se da cuenta de lo dominado que lo tiene?

Si usted le dejara en paz,

si se alejara de este trabajo, de usted,

seremos felices los dos.

Pero no quiere.

O no puede.

Jairo lo ve como un padre, el que nunca tuvo.

Y usted utiliza eso

para tenerlo controlado y atado.

-Bueno, si Jairo me ve a mí como un padre,

será que me comporto como si fuese un hijo, ¿no te parece?

-No. No, eso es mentira.

Yo sí que tengo un padre

que es un señor de los pies a la cabeza

y él me ha enseñado que por los hijos se hace lo mejor.

-Yo también soy padre, Paty.

-Sí, pero no es padre de Jairo,

que parece que no lo quiere entender.

No sabe el daño que le está haciendo.

De verdad, no se da cuenta.

-Vamos a ver.

Jairo ya es lo suficientemente mayorcito

como para saber lo que tiene que hacer,

no hace falta que se lo diga yo, ¿no crees?

Aunque entiendo que para ti sea mucho más fácil

echarme a mí toda la culpa en lugar de admitir

que si Jairo te ha dejado es quizás porque ha descubierto

que a lo mejor tú no le mereces la pena.

(RÍE)

-Madre mía.

Si ya me advirtió Elías sobre usted.

Que es una mala persona. Yo no le creí.

Le defendí y todo, fíjese.

Ahora veo que es todo verdad.

-Lo que diga o no Elías Guevara, sinceramente, me importa un carajo.

Todos saben cuánto me odia

y lo que diría con tal de hacerme daño.

Lo que sí me interesa saber es...

¿qué te ha dicho Jairo sobre mí?

-No me ha dicho nada. Es incapaz de hablar mal de usted.

-¿Entonces?

-Entonces no soy tonta.

Le he estado observando. Sé que es un mafioso,

que corrompe a Jairo y lo arrastra consigo.

-¡Bueno, ya está bien, niña!

Haces acusaciones muy graves y si no te echo a patadas

precisamente es por respeto a Jairo, que lo sepas.

-Pues déjele tranquilo.

Déjele en paz, aléjese de él, deje que sea feliz conmigo.

-Que me dejes en paz tú a mí, lo que pase entre Jairo y tú

no es asunto mío, me da exactamente igual, niña.

-Déjele en paz.

Déjele ya en paz, de verdad. No se da cuenta,

le está destrozando la vida.

¡Le está descorazonado la vida!

-Esto ya se ha acabado. No voy a seguir aguantando.

-¡Va a acabar en la cárcel o muerto! -¡Fuera de aquí!

¡Maldita sea! ¡Sebastián!

-¡Suéltame! -¡Llévate a esta loca de aquí!

¡Maldita sea!

(Portazo)

-Ay, pues claro que hemos recibido la invitación.

Te confirmé que íbamos los dos a la boda la semana pasada.

siéntanos con quién quieras, ¿qué más da?

(RÍE) ¿Pero te quieres relajar?

Estás muy nerviosa, estás atacada.

Venga, descansa.

Venga, anda, vale.

Venga, hasta luego. Adiós.

Caray. Perdone, ¿ha visto usted a mi hija?

-¡Papá! -Ah, eres tú.

Creí que era una modelo, perdona.

-¿Voy muy arreglada?

-¿Qué dices? ¡Estás guapísima!

-He quedado a cenar con Quico. -Ah, ¿sí?

Pues otras veces no vas tan arreglada.

-Pero hoy me apetecía que me viese más guapa.

No es por nada en especial.

-¿Qué tal el nuevo piso?

-No lo he visto, me ha dicho que nos pasamos antes de cenar.

Según él, es muy luminoso y acogedor.

-Qué bien, ¿no?

-¿Por qué me lo dices con ese cachondeíto?

-¿Por qué me parece que no te vamos a ver el pelo

con esto del nuevo piso?

-Papá, no digas tonterías. Me vais a ver lo mismo.

(Móvil)

-¿Hola? -"Hola".

-Tengo que darte un pequeño disgusto.

-¿Qué ocurre?

-"Me ha llamado un profesor".

Quiero que vaya a un cóctel de deporte de élite

y no puedo decirle que no.

-¿Me estás diciendo que no vamos a cenar?

-He intentado quitármelo de encima,

pero el profesor mira mucho estás cosas.

-¿Y me lo dices ahora?

-Lo sé, lo siento.

-Pero podemos quedar después, cuando acabe.

-Es que no sé ni siquiera cuándo voy a salir.

De verdad, no depende de mí.

Me quiere presentar a unos contactos en gestión deportiva.

-¿Es buena oportunidad?

-Es fantástica.

De todos los alumnos, solo me lo ha pedido a mí.

-Bueno, pues nada. Tú tranquilo. Si es importante para ti...

Me hacía mucha ilusión esa cena

y que conocieras el piso.

-Y a mí.

-"¿Habías empezado a arreglarte ya?".

-No, qué va.

Ya me conoces, te iba a tener un rato esperando.

-"Otro día te compenso, de verdad. Te quiero".

-Y yo.

-¿Algún problema?

-Pues que a Quico le ha surgido una cosa del máster

y no vamos a poder cenar.

-Ya ves, dos horas de chapa y pintura para nada.

-¡Alto, señorita! ¿Cómo que para nada?

Si tu chico no te saca a cenar, te saco yo.

-¿En serio? -¡Hombre!

Quiero presumir de hija guapa.

Esperamos a que venga tu madre y os llevo a un sitio de categoría.

-¡Qué mono eres! (RÍE) -¿Mono, yo?

Voy más para gorila, me parece, que para mono.

-¿Algún problema?

-Ninguno.

-Creo que me ocultas algo y creía que la sinceridad

era plena entre nosotros.

-No te oculto nada. No sé adónde quieres llegar.

-¿Y por qué estás así?

-Estoy nervioso por lo de mañana. Es normal.

-Mañana será un día grande.

Pero no estás así por lo del pabellón.

-Estás así por esa chica.

Te pregunté si te estabas enamorando y no me diste respuesta.

-¡Pues sé sincero de una vez!

Creo que me lo merezco.

-Está bien. Olga me gusta.

Esa es la verdad.

-¿Lo ves?

Tú no puedes engañarme. Ni ahora ni nunca.

-Pero no va a interferir en mi compromiso con Planeta Libre.

Eso tiene prioridad absoluta, te lo juro.

-Eso espero.

Los vínculos emocionales son un lastre.

Te despistan y te hacen vulnerable.

Estando en una misión tan peligrosa, es un lujo que no puedes permitirte.

-Tú también te enamoraste en una operación.

-Eso fue distinto. Fue de una compañera.

-Nadia es mucho más que una compañera.

-Ahí tienes razón.

Es nuestro ejemplo a seguir, nuestra ideóloga.

Me enseñó todo lo que sé, me abrió los ojos.

Igual que todo me lo enseñaste tú.

No compares a Nadia con Olga, no tienen nada que ver.

-Te prometo que no voy a fallar a Planeta Libre.

Y menos a ti. Sé cuánto te debo, Eric.

-Lo sé y no es que desconfíe de ti.

Pero te quiero alerta.

-¿Has preparado los artefactos?

-Sí, están en esa mochila.

-¡Tranquilo!

Sin el transmisor no pueden accionarse.

-¿Está controlado el radio de acción?

-Sí, y no tenemos que preocuparnos de los inhibidores de frecuencia.

La idea del transmisor del teledirigido fue brillante.

Enhorabuena, chico listo.

¿Qué te preocupa?

-Me preocupa que algo se tuerza.

-Tranquilo.

La misión es dejar la mochila en el pabellón.

Si logramos dos detonaciones, perfecto.

Pero con una sola ya conseguimos sabotear el congreso

y captar la atención del país.

-Lo tienes todo planeado.

-Ese es el mensaje que queremos enviar.

Mañana demostraremos que sabemos lo que hacemos.

-Será un gran día para Planeta Libre.

-Los que destruyen el planeta serán castigados y advertidos

de que nuestra lucha va en serio,

no nos creemos su farsa y su política medioambiental.

-¿Y esa pistola?

-La llevo solo por seguridad.

No podemos permitir que nada se estropee.

Hemos llegado muy lejos y debemos asegurarnos el éxito.

Ahora solo hay que pensar en mañana.

Tranquilo.

Papá, andas como si pisaras huevos.

¿Qué quieres que le haga?

Estoy intentando domar esos zapatos.

¿Es el primer día que te los pones?

Sí, pensaba ponérmelos unos días por aquí, por casa,

para ablandarlos, pero...

se me ha olvidado.

¿Qué haces, hija?

Nada, intentar escribir el dichoso discurso de la boda.

Creí que lo habías escrito.

Sí, pero no me gustaba y lo he roto.

He vuelto a escribir otro nuevo.

Llevo todo el día escribiendo, tachando, tirando folios

y volviendo a escribir.

En comisaría he estado con un boli y un papel.

No sabía que era tan difícil. ¿Quieres que te ayude?

¿Cómo me vas a ayudar? Ni hablar.

Es una sorpresa para dos. Tengo que hacerlo solita.

¿Cuál es el problema?

Que solo me salen cosas cursis.

Yo no sabía que era tan ñoña.

Anda, déjalo para después de cenar. Es tardísimo, ¿hum?

Aunque yo estoy muy nervioso.

Tengo... No sé, tengo el estómago encogido.

¿Montse no va a pasar la noche contigo?

Pero bueno, ¿no sabes que eso da mala suerte?

No podemos despertar juntos el día de la boda.

Y menos ver el vestido antes de la ceremonia.

Son supersticiones absurdas, no tienes que hacerles caso.

Supersticiones o tradiciones, llámalo como quieras.

Pero tienes razón.

Porque tu madre y yo las cumplimos a rajatabla

y mira cómo nos fue.

Todo salió mal.

Espero tener mejor suerte esta vez,

Pues... yo sé qué vais a ser muy felices.

A partir de mañana tienes que dejar de pensar en el pasado,

mirar solo la futuro y disfrutar con Montse.

Contigo...

y con mis nietos.

Echa el freno y no vayas tan deprisa.

Ni siquiera me he planteado tener hijos.

Y tú todavía eres muy joven para ser abuelo.

Bueno, casarte sí que lo has pensado hacer alguna vez, ¿no?

Papá, Róber y yo estamos bien.

No necesitamos un papel para saber que queremos estar juntos.

Pues yo estoy encantado de convertirme

en el esposo de Montse.

Y yo de verte feliz.

(BESA)

Esperaba que me invitaras a tu boda.

-¿Tu cinismo no conoce límites?

¿Cómo puedes pensar que yo voy a invitarte a mi boda?

¿Estás mal de la cabeza o qué?

-Soy tu socio en el bufete.

Es lógico que me invites.

Aunque solo fuera por guardar las formas.

-Me importan un pimiento las formas.

-Te van a preguntar por mí y será una situación muy incómoda.

Oye, Jairo, te voy a dar un consejo.

Entre el amor de tu vida y Quintero,

Nunca ha sido sincero,

Nunca me ha contado las cosas como son.

-¿Qué quieres que te cuente?

-Verás, esa chica ha llegado demasiado lejos, Jairo.

-Es una chica normal.

¿Cómo imaginar que haría algo así?

-Llevo diciéndote un tiempo que lo mejor es cortar con ella.

-Y he cortado con ella. -Vale, está bien.

Lo que quiero saber ahora es...

¿qué sabe ella sobre mis negocios?

-He tenido que hablar con la Policía.

-¿Que has hecho qué?

-Se lo he contado todo.

-¿No vas a la "pelu"?

No, tengo que pasar primero por comisaría

y revisar el protocolo de seguridad del congreso de energía

que tenemos hoy en el barrio.

Quico dice que eso lo montan los poderosos para quedar bien.

Quico es muy mono, pero me parece que de cuestiones políticas

El reto es sacudir las conciencias dormidas.

-No con palabras, con hechos contundentes.

¿Qué hay del tipo que la citó en el parque, Sagitario24?

Los de la UIT de distrito 12 están tras la pista.

Pero la verdad es que les está costando un montón.

Ese tipo tiene cualidades de un auténtico "hacker".

¿Creéis que Laura le conocía?

Todavía es pronto para saberlo, comisario.

-Será útil que estés cerca de la madre de Olga.

Nos debe mantener informados.

Para algo debes mantener la relación.

Servir y proteger - Capítulo 143

22 nov 2017

Programas completos (146)
Clips

Los últimos 679 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 143 Completo 52:36 74% ayer
    Capítulo 143 ayer Nacha y Elías siguen con el caso del asesinato del Laura. Una pista les lleva a una reunión de cosplay de temática medieval, a la cual Laura fue invitada semanas atrás. Paty recrimina ...
  • Nuevo Capítulo 142 Completo 53:51 93% pasado martes
    Capítulo 142 pasado martes Jairo decide romper con Paty, para no involucrarla en ningún peligro. Quico se muda a su nuevo piso y, junto a Eric, ultima los preparativos para sabotear el Congreso de Energía. Sergio entabla rela...
  • Nuevo Capítulo 141 Completo 56:11 95% pasado lunes
    Capítulo 141 pasado lunes Paty da un ultimátum a Jairo sobre su relación. Rober y Alicia, con la ayuda del Lupas, desarticulan la banda de descuideros. Olga está a punto de pillar a Quico cuando éste logra hace...
  • Nuevo Capítulo 140 Completo 53:05 86% pasado viernes
    Capítulo 140 pasado viernes Alicia y Rober siguen tras la caza de los descuideros que roban a ancianos. Martín, continúa destrozado por la muerte de Laura, quiere colaborar en esa investigación con la policía. Pa...
  • Nuevo Capítulo 139 Completo 54:31 86% pasado jueves
    Capítulo 139 pasado jueves La comisaría se prepara para despedir a Laura con honores en un acto que presidirá el Ministro de Interior. La aparición del Lupas, uno de los colaboradores callejeros de Rober, destapa un ca...
  • Capítulo 138 Completo 54:20 82% 15 nov 2017
    Capítulo 138 15 nov 2017 Tras encontrar a la inspectora Laura Escalada asesinada en un parque, Elías y Nacha comunican la fatal noticia en la comisaría. Alicia se enfrenta a Sergio. En La Parra, Salima cree haber encontrado...
  • Capítulo 137 Completo 53:47 91% 14 nov 2017
    Capítulo 137 14 nov 2017 Tras reconciliarse con su padre, Alicia descubre que Sergio fue quien le dijo que ella era hija de Quintero y que usó esa información para chantajear a Marcelino. Rober se enfrenta a Elías po...
  • Capítulo 136 Completo 54:33 93% 13 nov 2017
    Capítulo 136 13 nov 2017 Miralles pone en marcha un operativo para acabar con el cabecilla de la red yihadista. Además sospecha que hay algo raro en la desaparición de Elena y decide investigar. Marcelino decide hablar con ...
  • Capítulo 135 Completo 56:01 77% 10 nov 2017
    Capítulo 135 10 nov 2017 Miralles intentar alejar a Lorena del fanatismo islámico y trata de descubrir quién ha sido su captor. Sergio trata de que nada le incrimine tras la muerte de Elena. Elías, preocupado, decide...
  • Capítulo 134 Completo 53:42 73% 09 nov 2017
    Capítulo 134 09 nov 2017 Miralles decide emplearse a fondo en la investigación sobre un posible captador yihadista en el barrio. Elías decide cerrar la investigación sobre la venta de artículos robados por Int...
  • Capítulo 133 Completo 56:30 78% 08 nov 2017
    Capítulo 133 08 nov 2017 Miralles encarga a Nacha y Elías el caso de una web de internet que vende artículos de segunda mano que han sido robados. Por otra parte, Espe informa a Miralles de un posible nuevo caso de captaci&...
  • Capítulo 132 Completo 55:58 93% 07 nov 2017
    Capítulo 132 07 nov 2017 Alicia ha descubierto el más terrible secreto sobre su vida: es hija de Fernando Quintero. Sergio continúa secuestrado por Elena, que está a punto de cumplir su venganza. Jairo comienza a ten...
  • Capítulo 131 Completo 51:44 92% 06 nov 2017
    Capítulo 131 06 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 130 Completo 52:57 89% 03 nov 2017
    Capítulo 130 03 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 129 Completo 51:52 77% 03 nov 2017
    Capítulo 129 03 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 128 Completo 53:56 90% 31 oct 2017
    Capítulo 128 31 oct 2017 Los policías creen que tienen pillado a Quintero. Sergio, que cada vez se encuentra peor de salud, decide visitar al médico. Elena se preocupa pues teme que su plan contra el abogado se malogre. Sal...
  • Capítulo 127 Completo 55:56 92% 30 oct 2017
    Capítulo 127 30 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 126 Completo 53:36 82% 25 oct 2017
    Capítulo 126 25 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 125 Completo 51:52 90% 24 oct 2017
    Capítulo 125 24 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 124 Completo 54:48 93% 23 oct 2017
    Capítulo 124 23 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...