www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3980500
Semana Santa 2017 - Procesión de La Soledad (Medina de Ríoseco, Valladolid) - ver ahora
Transcripción completa

Buenas tardes desde Medina de Rioseco,

donde venimos a celebrar después de los Santos Oficios

en Alcalá de Henares.

Tenemos al alcalde de esta localidad.

Tenemos que darle la bienvenida.

Buenas tardes.

Hoy es Viernes Santo.

Es la ciudad de los almirantes.

Hoy es, como hace cuatro siglos,

Viernes Santo en Medina de Rioseco.

Se van a expresar de manera colectiva

unos sentimientos que en La 2 conecta con la historia.

Espero que disfruten los teleespectadores

de TVE de esta retransmisión,

porque en Medina de Rioseco son muy especiales.

Estabas viendo imágenes de los hermanos

de los pasos grandes.

Van a sacar el primero de los pasos.

Julio, buenas tardes.

Es una maniobra sumamente complicada.

Tienen unas dimensiones muy especiales.

Lo sacan 20 hombres.

Este es el ambiente...

En este Viernes Santo.

Tocan por segunda vez la trompeta.

Es el momento más esperado, Julio,

de la Semana Santa, quizás.

Creo que los corazones están palpitando a un ritmo muchísimo

más elevado de lo normal.

Dentro de momento vamos a escuchar "La lágrima",

el himno de la Semana Santa de Medina de Rioseco.

Es una tradición que,

como dice nuestro ilustre persona en estos momentos,

dice que la Semana Santa

de Medina de Rioseco tiene tres pilares.

Transmito las palabras.

(Trompeta)

El tercero anuncia que esto comienza, Julio.

Efectivamente.

Contienen la respiración.

Suena "La lágrima".

(Música)

Ahora es el momento.

El Cristo no se ve todavía.

Es el paso de la Crucifixión del Señor.

20 hermanos cargan 1500 kilos de peso.

Las cosas mágicas no se pueden concretar.

Qué tensión está habiendo en estos momentos

en los hermanos que sacan el paso.

Longino, que abrió el costado de Cristo.

De ese costado salió la Iglesia.

Observen ustedes la cantidad

de ánimo que reciben los hermanos que sacan el paso

de los que están alrededor.

Los animan, los impulsan...

Han bajado.

(Aplausos)

Y el pueblo irrumpe en aplausos un año más.

Lo tienen en el suelo aguantado a pulso.

Ahora, hasta el pecho.

A sangría se llama.

Todos han hecho caso.

Ahora, al hombro.

El paso va bailando

para ir a su lugar en la procesión.

Desde luego, en estos momentos,

se está detectando el orgullo de pertenencia,

de todos los que pertenecen a una cofradía.

Ya está fuera y se ha cumplido un año más la tradición.

Otro de los grandes pasos,

La Escalera, antes de empezar su desfile procesional

por las calles de Medina de Rioseco.

Una procesión que consta de siete pasos.

Son los que veremos en las calles.

Recorriendo esas angostas calles por momento.

Parece mentira que fueran a caber estos pasos,

sobre todo, de grandes dimensiones.

Preciosa la talla.

Así empieza esta procesión del Viernes Santo,

donde participa todo el pueblo de Rioseco.

No sé cuántos hermanos puede haber procesionando.

Miles.

Hoy desfilarán 2000 hermanos.

Esta ciudad tiene 5000 habitantes.

El 50% está desfilando.

Ayer desfilaron 2800.

El martes tenemos otra procesión más íntima,

es una procesión nocturna.

Lo que sí está claro es que nos nos imaginamos

un Rioseco sin su Semana Santa.

Sería otro Rioseco.

Es algo que está muy unido el uno al otro,

es la seña de identidad de todo un pueblo

que vive por y para su Semana Santa.

Vemos los hermanos que van a sacar La Escalera,

el Descendimiento de Cristo.

Pedirán a la banda que comience la música.

Se tocará de nuevo esa "Lágrima".

Antes tienen que recogerse la túnica.

Puede ser peligroso cargar el paso en este momento.

Vemos cómo se la recogen.

Es una segunda faja para proteger más los riñones en el esfuerzo.

Esta da una manifestación artística.

--Es toda

Son maravillosas las tallas

que tenemos tiempo de ver con detenimiento durante el desfile.

Ya se está moviendo el Longino para comenzar...

la procesión,

mientras El Descendimiento está a punto de salir por esta puerta.

Por esta capilla que alberga durante todo el año estos dos pasos.

Están siempre en esta capilla.

Los demás están nuestro museo de Santa Cruz.

En Semana Santa,

unos están en la iglesia de Santa María

y el Viernes Santo de la iglesia de Santiago.

El Ecce Homo preside esta capilla de los Grandes Pasos.

El presidente de la hermandad.

Está con el banderín,

porque fue el año pasado el mayordomo de la hermandad.

Hablaremos durante la tarde de las funciones,

de toda esta gente que participa

directamente en la confección de la Semana Santa.

Tendremos tiempo hasta las 21:15

de ver también con ese fondo extraordinario

de la ciudad de Medina de Rioseco

el desfile.

Como ven, niños, muchos niños.

Son protagonistas en la Semana Santa riosecana.

Es el futuro de la Semana Santa.

Ahí están.

A punto de salir el paso de El Descendimiento,

que se incorporará a la procesión.

Suena ya la "Lágrima".

(Música)

Acaban de dar el conforme a los puestos.

Y al oído del cadena, ahora oiremos...

Ahí están, moviendo el paso

para embocarlo hacia la puerta.

El cadena, que va en el centro,

es quien da las órdenes.

Abajo, hombre.

Adelante.

Adelante.

Abajo.

"Abajo, más abajo".

Y el coro es lo último...

La tensión es tremenda.

Y esa energía que desde fuera se transmite

para los hermanos que necesitan esas fuerzas.

Silencio.

Silencio.

Arriba.

(Aplausos)

Aún tiene que subir más.

Mirad la cara del esfuerzo que están realizando.

Subid, subid.

(Aplausos)

Impresionante la salida de La Escalera.

La salida de los pasos grandes.

Esperen, que van a ver salida de mi Cristo de la Paz.

Quiero añadir que estos son unos momentos muy especiales,

todos tienen este esfuerzo, es de ánimo.

El resto de cofradías y hermandades sienten del mismo modo.

Quiero dar las gracias al alcalde y a Julio

ser estos magníficos anfitriones

y haber conservado durante siglos

está Semana Santa

para que la podamos vivir y disfrutar.

Muchas gracias.

Se tienen que incorporar a la procesión.

Disfruten de este gran tesoro que tenemos.

Despedidos el señor alcalde

y el presidente de la Junta de Semana Santa,

Julio,

doy la bienvenida a los dos compañeros que me van a acompañar.

Ramon, buenas tardes.

--Ramón

Y José Antonio Lobato.

Riosecano de pro.

Me estaba comentando antes que tiene el honor

de ser el pregonero más joven de la Semana Santa.

Buenas tardes, amigos.

Es verdaderamente espectacular.

Es un momento cargado de emotividad.

Estamos viendo la salida del Cristo de los Afligidos.

Perteneciente a la hermandad de Santo Cristo de los Afligidos

y Santo Cristo de la Paz.

Tiene dos pasos.

La imagen titular es el Cristo de la Paz.

Es una salida que tiene una gran complicación,

aunque son dos pasos que no tienen la envergadura de los pasos grandes.

De la iglesia de Santa María pasan el resto.

Deben tener un equilibrio tremendo.

Es la marcha de nuestro padre Jesús.

Son momentos, como pueden ver, de una excitación

que las cámaras no puedan recoger en toda su extensión. T

que las cámaras no puedan recoger en toda su extensión.

Ha salido el Cristo de los Afligidos.

Una magnífica talla.

Es una talla del siglo XVI.

Procede del convento de Santo Domingo.

Desconocemos exactamente su origen.

Luego hablaremos de ella.

Es el momento de escuchar

al cadena para que el paso se eleve y tome las calles.

Jesús San José es quien ha dado esa voz de mando.

Pone en alerta al resto de cofrades.

El golpe del oído, el golpe en el tablero

lo da para levantar el paso,

para dar todo tipo de instrucciones.

Hace que el paso pare y descanse sobre las horquillas.

Es el conductor del paso.

Todos los hermanos cofrades siguen instrucciones.

Aquí se llama tablero sencillamente.

Es una madera sin policromar siquiera.

Efectivamente, son conjuntos sumamente sobrios.

La Semana Santa es muy sobria en los aspectos estéticos,

pero como han podido ver en la salida

del Cristo de los Afligidos,

la sobriedad nada tiene que ver con la pasión.

Es una Semana Santa muy pasional

en la que esa aparente sobriedad castellana

se vuelve aplausos.

Es un momento de una tensión tremenda.

A veces podemos pensar si los aplausos

forman parte de la liturgia de Semana Santa.

Y Rioseco los aplausos son tan litúrgicos

como el sonido de las carracas.

Son parte inherente de la procesión.

Empieza a recorrer las calles este Longino,

es como se conoce a este conjunto escultórico de La Crucifixión.

La "Lágrima" no es una marcha procesional, es una marcha fúnebre.

Se está interpretando en Medina de Rioseco

desde comienzos del siglo XX.

Se cree que un director

de banda la incorporó a repertorio profesional musical.

Parece que fue creada ad hoc.

Dura cuatro minutos aproximadamente.

Escuchamos la música.

Sigue el orden en la procesión.

Hemos visto a Longino.

Ahora vemos dos Cristos.

El Cristo de la Paz,

para después unirse El Descendimiento a la procesión.

Es el propio relato bíblico.

(Música)

Ya se aproxima a la puerta.

Podemos ver uno de los puestos.

Ya está ahí el Cristo de la Paz.

Es muy complicado de salir por su enorme volumen.

Nuestros amigos de Jaén nos han prestado esta marcha.

Es emotiva, vibrante.

Ahí vemos el momento

que exige una enorme pericia.

Todos los cofrades tienen que bajar por igual

a las órdenes del cadena.

Casi con las manos a ras de suelo.

Ahí, ahí.

Como ven...

(Gritos)

No es una Semana Santa de sobriedad de emociones,

ni mucho menos.

Vemos esa imponente talla del Cristo de la Paz.

Sin duda, una de las mejores imágenes de la Semana Santa

de Medina de Rioseco.

(Gritos)

A hombros de los hermanos.

Cristo, que hoy ha muerto, elevado sobre todo.

Bailar el paso es ese movimiento rítmico.

La escena se vuelve mucho más viva.

Vemos al hermano cofrade.

Atentos.

-Oído.

Era el hermano Jaime Izquierdo

quien está al mando de este Cristo de la Paz.

Se fundó esta hermandad en el siglo XX.

La plaza que estamos contemplando

se denomina Corro de Santa María.

Es el espacio principal en el cual se desarrolla esta escena.

Todos los años llena de emoción Medina de Rioseco.

Y la iglesia de Santa María la Mediavilla.

Se construyó muy pocos años.

--en

En 40 años terminó su construcción.

Habla del momento económico tan boyante

que se vivía en ese momento gracias a los almirantes de Castilla

y gracias a la importancia de sus ferias.

Es uno de los linajes más importantes

de la Corona de Castilla.

Se asientan en Medina de Rioseco.

Guarda esta iglesia parroquial

varia de las joyas patrimoniales de Medina de Rioseco.

Entre ellas, la capilla de Benavente.

Un importante banquero y comerciante.

Dando la vuelta por la calle

donde se encontraba el rosario de la parroquial.

Ahora veremos en detalle...

Magnífico el Cristo de la Paz.

Una obra que estaba atribuida erróneamente a un escultor

del siglo XVI.

Pertenecía una poderosa familia de escultores.

Existían importantes talleres de artistas.

Sobre todo, escultores.

La Semana Santa sigue generando la presencia de artesanos

y artistas, con tableros,

confeccionando túnicas, todo tipo de elementos para la Semana Santa.

Una Semana Santa que,

por caracterizarla dentro de las de España,

ha tenido continuidad a pesar de las crisis

que conocieron las penitenciales en el siglo XVIII-XIX.

La existencia de estos talleres escultóricos locales

que hacen pasos para esta localidad, si bien la tipología es distinta,

marca un punto de originalidad para la Semana Santa

de Medina de Rioseco.

Se va organizando la procesión.

A los dos Cristos les va a seguir El Descendimiento,

la Escalera, que es el gran paso.

Ocupará el puesto en el orden cronológico bíblico.

Después de muerto el Señor, fue bajado de la cruz.

José de Arimatea pidió permiso para guardar el cuerpo de Jesús

y con la ayuda de Nicodemo lo bajaron de la cruz.

Después, aunque no forma parte del relato bíblico,

no podemos dudar de que fuera así...

En el regazo de su madre, María, el siguiente paso.

Está procesión del Viernes Santo por la tarde

tiene su origen en una de las tres cofradías históricas.

El origen está en el hábito de esa cofradía.

Era la camisa que utilizaban los disciplinantes.

Todas pueden parecer iguales porque tienen un predominio del blanco,

pero todos tiene sus propias distintivas.

Se acompañan de medallas.

Tienen características que los independizan.

También la importancia simbólica e íntima

que tiene para los habitantes.

Muchos la llevan a su tumba.

Es su último testimonio de pertenencia a una cofradía.

Se respeta mucho.

No se puede entrar a un bar con la túnica.

Está multado con una importante cantidad económica.

Se denomina la mortaja.

Muchos cofrades lo eligen como último vestuario

para la eternidad.

El hecho de vestirse de túnica es un rito muy íntimo.

No se viste en cualquier lugar.

El convite que hace el mayordomo solo con los que sacan el paso.

Cada uno se viste en la intimidad.

Es un momento con una honda carga emotiva.

Es el símbolo de la tradición que se perpetúa y se transmite.

Vemos el paso de El Descendimiento.

Es un paso que tiene una puesta en escena barroca imponente.

Y que gana mucho más en cuanto salgamos del Corro de Santa María

por las calles de Medina de Rioseco.

Vemos ahora la otra cara de la iglesia de Santa María,

con el Cristo de los afligidos.

Escuchamos el sonido de la banda de cornetas y tambores

de Cristo,

que es la banda a oficial de la Junta de la Semana Santa

de Medina de Rioseco.

Han podido ver las imágenes por debajo del tablero.

Son portadas por 20 personas.

Las más pequeñas por 12-14.

Cada puesto dentro de ese paso,

cada persona que lleva, tiene un nombre específico.

Todo tiene un ritual concreto.

¿Quién saca el paso?

Se saca por riguroso orden de lista.

Hay unas normativas internas en cada cofradía.

(Música)

Son más de cuatro siglos de historia

las que se dan cita aquí en esta Semana Santa.

Siglos de historia representadas en esas tallas,

en esos edificios...

Además, está Semana Santa de Medina de Rioseco

conserva una particularidad en cuanto a la puesta en escena.

Es barroca y se mantiene con muy pocas alteraciones.

Se incorpora ya,

en estos momentos,

el Descendimiento al desfile.

Realmente, es espectacular la composición.

Efectivamente.

El paso de El Descendimiento fue realizado en 1663

por un escultor vallisoletano.

Tomaba como modelo

que Gregorio Fernández realizó

para la cofradía de la Veracruz.

Vemos la figura de Nicodemo en la parte alta.

José de Arimatea.

Cristo y, por supuesto, la Virgen,

una Virgen que desapareció del conjunto.

No sabemos qué fue de ella.

Esa Virgen,

alguien le tendría una especial devoción

y la separaría del conjunto.

Esta se talló de nuevo.

Llevaba un pequeño libro en el que se van anotando

todos los cofrades que fallecen.

En el caso de este Cristo de los Afligidos,

es de mediados del siglo XVI, acompañada por dos figuras.

Es un Cristo magnífico del siglo XVI.

Y la torre de Santa María de Mediavilla.

Vemos imágenes de las típicas manolas con mantilla.

Tenemos el paso de El Descendimiento.

En la parte baja está el libro.

Desde hace unos cuantos años,

anotan las personas que van falleciendo.

Es una señal perfecta de cómo la Semana Santa

se convierte en un punto de encuentro entre pasado,

presente y futuro.

Ahí están para siempre y por siempre.

Se avisa cuando se produce un óbito de los hermanos.

Pasan para dar la mala noticia.

Está a punto de salir tu paso.

Efectivamente.

Es el de mi madre, el de mi abuelo y el de mi bisabuelo.

Un recuerdo para todos ellos.

Vemos a la derecha de las imágenes

un resto de las edificaciones que poseía.

Paso de Longino.

La rúa Mayor es uno de los conjuntos de arquitectura popular

mejor conservados de España.

Aquí veremos esa devoción popular.

Sus calles, sus aceras, sus balcones...

Vemos de frente el paso.

Un casco histórico

que está declarado conjunto histórico desde hace varias décadas.

Tiene calles muy estrechas.

La gente está, precisamente,

contemplando en sus balcones.

En es una de las imágenes más bellas.

Fue creada en 1673 por Andrés de Oliveros.

Copiando un paso que había en Valladolid.

Es de complicada historia.

En determinados momentos se van añadiendo esculturas

de tal manera que diferentes escultores, el más notable,

Tomás de Sierra, le terminarán de configurar.

Escuchamos ese típico sonido de las horquillas.

Las horquillas que se utilizan para sujetar el paso

en los periodos de descanso, que se llaman posos.

Este poso nos permite apreciar este Cristo de la Paz.

Ahí vemos a los hermanos cofrades.

Nuevo golpe en el tablero.

Da la orden cuando haya que volver a cargar el paso

para seguir su camino hacia la calle Mayor, la rúa Mayor.

No hay presencia de flores ni grandes faroles de plata

ni ningún otro tipo de ornamento.

Esto, lejos de ser consecuencia de cuestiones económicas,

se conserva así porque los habitantes

considera que así tiene que ser su Semana Santa,

libre de todo ornamento.

Siendo pasos tan poderosos, llegar a tener apelativos.

Son representaciones de Cristo

que llegan a tener motes y se tratan con una familiaridad tremenda.

Ese es el espíritu de la Semana Santa, íntima y muy cercana.

Paso de Longinos.

Es una rúa complicada.

La gente se estira para tocar la cruz.

Sí, realmente hay unas tradiciones en Medina de Rioseco,

que es estirarse para tocar los pasos de esta procesión.

Se pide un deseo, se eleva una plegaria.

Golpe del oído.

Se pone en movimiento el paso del Cristo de la Paz.

Mientras, la procesión sigue

su lento caminar por la calle mayor,

abriéndose paso entre los balcones.

(Música)

Es la banda del Cristo de la Clemencia.

Momento para recordar las palabras de Miguel de Unamuno.

Que escribió en 1932, en plena república.

Un artículo en el diario "El sol".

Comentaba que los pasos pasaban por la rúa comunal, familiar,

era la misma procesión de antaño.

El niño, aún sin darse cuenta,

espera ver la misma cuando llega a anciano, si llega.

Y no ha pasado más.

Ni monarquía ni dictadura ni revuelta ni república.

Pasan los pasos y lo llevan los mozos.

Esa Semana Santa conmovió muchísimo a Miguel de Unamuno.

Una talla, la más antigua de las que salen en procesión en Rioseco.

Siglo XV, ¿verdad, Ramón? Se ha atribuido a Rodrigo de León.

Siglo XV, ¿verdad, Ramón? Se ha atribuido a Rodrigo de León.

Pero ahora sabemos que es de una persona que hacia retablos.

De una calidad extraordinaria.

Suenan los compases de "La saeta",

una canción de Antonio Velasco.

Ese manto, una imagen, en principio,

no prevista para salir en procesión.

El manto lo ha bordado una religiosa.

Una hermana cofrade del paso, desaparecida.

Nonagenaria.

Realmente, es una donación de esta hermana.

La piedad es una talla que no estaba concebida para procesionar

y que, realmente, ese manto cubre parte de su propia estructura.

No es una imagen de cuerpo completo.

Un poso.

Que es esto de dejar descansar el paso sobre las horquillas.

La Crucifixión.

En la rúa Mayor se pueden ver las estructuras de esta calle.

Hay canes que son del siglo XV.

Recuerdan la quilla de los barcos y que, precisamente,

es tan integrados en la arquitectura riosecana de los siglos 15 y XVI.

es tan integrados en la arquitectura riosecana de los siglos XV y XVI.

están integrados en la arquitectura riosecana de los siglos XV y XVI.

El Cristo de los Afligidos.

Le toca ahora el turno para acoger este poso.

El Descendimiento,

que ya va por la parte trasera de la iglesia de Santa María.

Ha dado la vuelta a este magnífico templo, de proporciones colosales.

Un templo en planta salón.

Las iglesias de Medina de Rioseco también eran, no solamente,

templos para los oficios religiosos,

sino también para la propia exhibición, digamos,

de la sociedad de la época.

La Piedad.

Siendo una imagen gótica, incorpora un naturalismo

que avanza hacia finales del siglo XV.

Con una particularidad,

y es que la cabeza del Cristo se le giró

cuando se le colgó en ese retablo, lo cual le da un mayor naturalismo.

El paso de La Crucifixión.

Creo que se aprecia bastante bien la diferencia de calidad

de los escultores.

Longino y el mancebón

con las riendas con, sobre todo, las figuras de la parte delantera.

Como pasaba ayer,

cuando comentábamos la procesión desde Cuenca,

tampoco aquí en Rioseco se ensaya nada.

El que coge el paso, lo coge por primera vez.

No ha ensayado,

no ha tenido oportunidad de haber hecho ninguna prueba.

Esfuerzo añadido.

Nervios, tensión.

De saber hasta dónde pueden llegar las fuerzas.

Realmente, sacar el paso en Rioseco supone un hito vital.

Un cambio de ciclo.

En Rioseco, se es adulto,

se entra a formar parte de las juntas y a tener voz y voto,

precisamente, cuando vas a sacar el paso.

Sacar el paso es la entrada en la madurez, en la plenitud.

Le toca, por orden, sigue en un orden riguroso.

Escrupuloso.

Entre los que ese año les toca, por orden, sacar el paso,

el más alto ejerce el oficio y es el que manda.

Lógicamente, es el cadena delantero.

Los siguientes más altos ocupan toda la parte delantera.

La parte trasera, el cadena trasero.

Pude presenciar esa mañana una ceremonia dentro de la iglesia

donde medían a los que iban a sacar el paso.

El Cristo Yacente,

el penúltimo de los pasos de esta procesión de Viernes Santo,

también procedente de la Cofradía de la Quinta Angustia.

Otro de los escultores que trabajaron en Rioseco

y que trajeron una tipología escultórica propia.

Qué bellísima marcha.

Es una de las marchas procesionales más interpretadas.

Justo delante del paso de Longinos,

podemos ver al mayordomo y al mayordomo del año anterior,

los cargos de máxima responsabilidad.

Hablando con alguna persona de Rioseco,

puede comentar que los días más especiales de su vida

fue cuando se casó, cuando nacieron sus hijos y cuando sirvió el paso.

Servir el paso es el máximo orgullo como cofrade.

Está al servicio de toda la Cofradía y de todos los hermanos.

Antes de salir a la procesión tiene que servir un refrigerio

y después de la procesión, una cena.

Esta procesión la describiremos a las 21:15

para dar paso al Vía Crucis desde el Coliseo de Roma

que preside el santo padre, pero seguirá hasta la madrugada.

En años, por ejemplo, tiene bastante que ver la climatología,

por ejemplo, y en el número de personas que sale,

pero aproximadamente, sobre la 1:00 de la mañana.

Ya va a aparecer el último paso, La Soledad.

Mientras, la calle Mayor es ocupada por el larguísimo número de fieles

y de bandas de música y de pasos.

La gente llenando los soportales para ver su procesión,

nuestra procesión.

Planta procesional que, aproximadamente,

desde sus inicios hasta el final, ocupa unos 600 m longitudinales.

Creo que en Rioseco solo están en sus casas los que tienen balcón

que les permite ver la procesión.

La propia puesta en escena

es teatralidad barroca.

Los caramelos son para mitigar el esfuerzo.

Necesitan algo de glucosa.

Son momentos en los que no se beben líquidos.

Realmente, para continuar un larguísimo trayecto,

una licencia permitida...

La Soledad sale ya.

Esta es la talla más reciente, la única del siglo XX

que salen en la procesión de esta tarde.

Preciosa esta talla de la Virgen, contemplando la cruz desnuda.

Sonaba la banda de Coca, el municipio soriano de Coca.

Lleva interpretando marchas procesionales

desde hace 37 años en Medina de Rioseco.

Ha interpretado muchísimas veces la marcha procesional de "La lágrima".

Los esfuerzos de los que están en los balcones,

por poder tocar la cruz de este Cristo de La Crucifixión.

Decía el alcalde que no se entiende Rioseco sin su Semana Santa.

Es la gran fiesta de este pueblo.

Sobre todo, Jueves y Viernes Santo.

Es el acontecimiento que nos hace riosecanos.

Y es el momento en el que Rioseco es más Rioseco que nunca.

Hay personas que ya no tienen vínculo con Rioseco,

ni siquiera casa aquí, pero que vienen en Semana Santa.

En definitiva, venir en Semana Santa e reverdecer las raíces.

Hay un hermano de la hermandad del Descendimiento

que ha venido desde Filipinas para sacar el paso.

Comentaba que estarán sus compañeros de trabajo viendo estas imágenes.

Nuestro saludo para ellos.

Para todos los que nos están siguiendo

desde el Canal Internacional de TVE.

También desde RTVE.es, donde también se puede ver estas procesiones,

está procesión.

Allá donde hay un riosecano,

hay un embajador de la Semana Santa de Rioseco.

Vemos cómo se realizan esfuerzos por tocar esas cruces.

Una tradición...

Estas son Manolas del Santo Cristo de la Paz y Afligidos.

La procesión, las procesiones de Rioseco,

son procesiones que invitan, precisamente,

a no estar estáticos.

A lo largo del recorrido se producen distintos acontecimientos

de especial emoción.

Hemos vivido a algunos bien poderosos,

como la salida de los pasos de sus capillas.

Ahora vamos a ver la calle Mayor, los bailes y posteriormente,

La Rodillada, una inclinación de todos los conjuntos delante

de una Virgen ubicada en un arco de la ciudad.

También podremos ver, no dentro de esta retransmisión,

la subida de los conjuntos escultóricos

por la calle de la Mediana.

El que viene a Rioseco está obligado a moverse

buscando sitios, lugares, acontecimientos.

La Soledad.

La Soledad es una imagen, efectivamente,

podríamos decir recientes,

de las pocas que hay recientes en Rioseco, aunque es de 1902.

Solo tenemos dos imágenes del siglo XX,

perdón, tres imágenes, tres pasos del siglo XX.

El resto se mantienen del siglo, sobre todo, XVII.

Es una imagen de Dionisio Pastor,

escultor zaragozano que falleció en Mallorca.

El Cristo de la Paz.

Está también en la calle, en la rúa Mayor.

Es esta una de las hermandades más numerosas d

Es esta una de las hermandades más numerosas

de la Semana Santa de Medina de Rioseco.

Una cofradía fundada en 1952.

A iniciativa del arcipreste y párroco de Santa Cruz

que, través de una reunión en el Ayuntamiento,

creó esta nueva cofradía que muy pronto se hizo populosa

y que fue encontrando su camino hasta llegar a Viernes Santo,

procesionado distintos días.

Hasta, finalmente, ubicarse ya, en los años 60,

en la procesión del Viernes Santo, entre Longino y la Escalera.

Hizo que no se viera con buenos ojos que, en el medio, entre ellas,

se incluyera a la cofradía del Cristo de la Paz.

Esto está completamente superado.

Pero es una especie de rivalidad, para que nos entiendan,

entre Real Madrid y Barcelona. Con momentos realmente maravillosos.

De nuevo se detiene.

Le toca aquí, llaman poso a ese espacio

para tomar un poco de aire los hermanos.

Unas cuantas decenas de kilos cargan sobre su hombro los hermanos.

La propia configuración de las calles...

Llama la atención también porque, a simple vista,

todos visten la túnica igual,

aunque ya nos han dicho que no son exactamente iguales,

pero son todas blancas.

Es también, en esta procesión de Viernes Santo, algo peculiar.

También los faroles que llevan cada hermandad, que es distinto.

Sobre el pecho, el crucifijo, la medalla, otra seña identitaria

que caracteriza a las hermandades.

Con lo cual, se pueden distinguir unos hermanos de los otros.

Va cayendo el sol poco a poco en Rioseco, en la meseta castellana.

La ciudad del canal.

Del Canal de Casilla.

Por aquí pasa el Canal de Casilla,

otro de los elementos

característicos de esta ciudad.

Es la obra más importante de ingeniería civil

de la ilustración española y que, realmente,

se creó como medio de transporte para transportar el grano

de esa meseta castellana hacia otros lugares.

El Santo Sepulcro.

Este es otro de los momentos especiales.

Ya tenemos el baile de Longinos.

Siguen los titulares, las personas que han sacado el paso,

siguen siendo las que lo llevan en estos momentos que, como pueden ver,

supone un esfuerzo tremendo.

Tiene, además,

una marcha propia, "Elogio al Cristo crucificado".

La escuchamos.

(Música)

A medida que avance la música y a medida que avance la melodía,

los sonidos de los hermanos,

las horquillas y las voces de ánimo,

el resto de los hermanos se irán creciendo cada vez más y más.

Es una hermosa marcha creada por un hermano cofrade, compositor,

de Medina de Rioseco.

El Cristo que, prácticamente,

se mete en las casas de los riosecanos.

Es una calle angosta la rúa Mayor.

Una calle con una función auténticamente comercial.

Para guardar bajo sus soportales las transacciones comerciales

que se venían haciendo desde los siglos XVI y XVII.

Es uno de esos grandes cristos, de una poderosa anatomía,

típica de comienzos del siglo XVII.

Y que este escultor, Mateo Enrique,

repitió para distintas poblaciones,

pero, sin duda, esta es su gran obra maestra.

Es un completo tratado de anatomía.

Efectivamente, llena toda la calle Mayor.

Es el Cristo de la Paz.

Ojalá nuestros telespectadores, con estas imágenes,

quieran venir en alguna ocasión a vivirlo desde dentro,

a vivirlo desde Medina de Rioseco,

para dejarse imbuir dentro de esta fuerza que tienen

las procesiones del Jueves y Viernes Santo.

Semana Santa, por otra parte,

llena de singularidades,

que alberga una pureza en la ritualidad como pocas.

Este año se ha incoado el expediente

para declarar la Bien de Interés Cultural.

Por tantas y tantas circunstancias, por tantos y tantos elementos,

sin duda, se lo merece.

Es talla declarada interés turístico internacional

desde hace años.

Aquí tiene que girar la escalera, El Descendimiento.

Y acoger la calle Mayor.

Tienen que tener una capilla propia

porque no cabrían por la puerta de los templos de Rioseco.

5000 habitantes, Rioseco,

que se mantiene en los últimos años con esta población,

pero más de 3000 pertenecen a alguna de las cofradías

de las hermandades de la ciudad.

No solamente hay cofrades que residen en el municipio,

pero muchos cofrades acuden a Medina de Rioseco

cada una de las Semanas Santas.

Creo que con un futuro más que asegurado,

por la presencia masiva de esos niños.

Ha pervivido durante estos siglos, con altibajos,

como pasa siempre, en todas las cofradías.

Con tan larga historia, ha podido pasar de todo,

pero lo que no se ha movido un ápice es la fe de los cofrades,

de los hermanos.

Que se tratan como tal, como hermanos

que acuden al entierro del hermano por el que rezan misas

y se crea una camaradería desde la más tierna infancia,

en ese tratamiento, como hermanos.

Una manera de auxilio social cuando no existía Seguridad Social,

seso corrían, dentro del gremio, unos a otros.

Se iba en ayuda de aquel que más lo necesitaba.

Ayuda económica y de todo tipo, ¿no?

De hecho, se sigue denominando a Medina de Rioseco,

a las hermandades, en muchos casos se le sigue llamando gremios,

que recuerda el origen gremial de las cofradías.

Gremios constituidos por los diversos oficios

que existían en la localidad.

Hoy, la movilidad social ha hecho que esos gremios

estén no tan configurados, tan cerrados,

como hace centenares de años, pero, realmente,

siguen existiendo en la Semana Santa de Rioseco.

Vemos los detalles de este estupendo paso.

El Descendimiento.

Equilibrio y posible.

Una pierna al aire y la otra sobre la escalera.

Hay que señalar que, por ejemplo,

mientras que nuestras localidades a finales de siglo XVIII,

con los cambios políticos y la llegada de la ilustración,

la Semana Santa en general vivió una decadencia.

En el caso de Medina de Rioseco, no fue así,

los pasos siguieron saliendo a la calle.

Hay un documento maravilloso que señala cómo las autoridades

quisieron eliminar estos pasos procesionales

para evitar excesos

y hacer un recorrido mucho más modesto y mucho más discreto.

Fue el propio cabildo eclesiástico el que paró al Ayuntamiento.

Que sigan saliendo los dos pasos grandes,

el Longinos y la Escalera.

Era absolutamente imposible prescindir de ninguno

de estos pasos y de los gremios que los llevaban.

Hablamos de este carácter plenamente identitario de la Semana Santa

de Medina de Rioseco que todavía se mantiene.

Este es un momento crucial,

porque la calle Mayor está diseñada para el paso ajustado de sus pasos.

Como pueden observar los telespectadores,

el desfile procesional

sigue un orden cronológico de la Pasión de Cristo.

Se ordenaron las procesiones de las antiguas archicofradías,

se ordenaron en dos grandes procesiones,

la de Jueves Santo, que salió ayer, y la procesión de hoy,

la Procesión de la Soledad.

Alejandro García, el cadena, tiene una responsabilidad doble,

porque ayer fue mayordomo de la Cofradía de la Pasión

y hoy es el responsable,

el cadena delantero de la Escalera, de El Descendimiento.

Y es nieto del cofrade número uno del paso de la Escalera.

Parece una conjunción de astros.

Vemos al Cristo de la Paz.

No sé si está parada por alguna razón especial

o sencillamente que se está reorganizando la procesión.

La Crucifixión tiene que descansar

después del esfuerzo notable, del baile.

Pero, a continuación, seguirá el discurrir de la procesión.

También estará bailando, supongo, en estos momentos,

o estará a punto de bailar el Cristo de los Afligidos.

Mientras, la Escalera inunda la rúa Mayor.

Esa maniobra que vemos es la maniobra de horquillar

para que el peso del paso descanse sobre las horquillas.

El Cristo de los Afligidos, que ya está muy próximo a su baile.

Y aquí va La Soledad ya, dando la vuelta a la Iglesia.

La única imagen que tiene claveles

y que una vez terminada la procesión,

van a recoger los cofrades para llevárselo a casa.

Y que conserva parte del primitivo paso de La Soledad,

como es esa cruz y el tablero,

que proceden de ese paso primitivo de la imagen de vestir.

Bellísima también la talla.

Y que, al final de la procesión,

va a condensar la mirada de todos los cofrades

en el Corro de Santa María porque ante ella se reza la Salve.

Aguardando el día glorioso de la resurrección.

Es un rostro lleno de dolor, ojeroso, demacrado.

La imagen de la Virgen María, lógicamente,

con los padecimientos del martirio y la pasión del Señor.

El Cristo de los Afligidos, que llega a ese lugar donde bailan.

Cada paso tiene sus particularidades.

Por ejemplo, a partir del Descendimiento,

los pasos no bailan.

La Soledad, sí.

Pero otras dos cofradías tienen como costumbre en no bailar.

En cambio, en el caso de la Piedad, se hace sonar la música

y se producirá un lento avance.

Baila La Soledad.

Cada hermandad tiene sus propias costumbres.

Por ejemplo, parar el paso a la puerta,

en el discurrir de la procesión,

en la puerta donde vive algún familiar de la Cofradía.

Ahí vemos esos faroles de fina platería

que van sobre el paso.

Sobre el paso de La Soledad.

Baila rítmicamente en el Corro de San Miguel.

Antes hemos visto un enfoque magnífico

de la Torre de Santa María.

Cerrando el cortejo,

el párroco de Santa María y Santiago y la vara mayor,

el presidente de la Junta y el resto de las autoridades.

Mientras, el Cristo de los Afligidos,

al son de la música, ya baila.

(Música)

Suena el nuevo "Nuestro Padre, Jesús".

Marcha que, por otra parte, incorpora...

Espectacular también.

Decíamos que esta marcha incorpora compases

del himno oficial de Jaén.

Y los aplausos.

Ese estallido de emoción de todos los que contemplan la procesión.

Hay que agradecer el esfuerzo que están haciendo las cofradías.

La Virgen de la Piedad que va a enfilar la calle Mayor

en este momento acompañada de un precioso tablero

y faroles construidos a finales del siglo XIX

acompañada de un precioso tablero y faroles construidos a finales

del siglo XIX por un artista local, Eduardo de Arenillas,

y ampliados por Eduardo Martín, que actualmente trabaja en Rioseco.

Un conjunto sobrio,

un conjunto muy sencillo,

pero de una fuerza emotiva realmente notable.

Y hoy ejerce como cadena de la Piedad

el hermano Miguel Ángel Escudero.

Majestuosa la Piedad.

Con ese manto negro bordado en oro.

Al fondo, bajando la calle Mayor,

la iglesia de Santa Cruz, la tercera de las parroquias.

Y que, actualmente,

es donde está instalado el museo de pasos.

En el siglo XX se hundió y se restauró.

Todos los visitantes pueden contemplar,

durante el resto del año,

la mayoría de los conjuntos escultóricos

y un montaje de la Semana Santa de Medina de Rioseco.

Llama la atención en Rioseco la magnificencia de sus templos.

Realmente sorprendentes.

Medina de Rioseco era una de las grandes ciudades de Casilla

durante el siglo XVI.

Magníficas iglesias catedralicias

propias de la importancia de Medina de Rioseco.

Medina de Rioseco llegó a tener unos 12.000 habitantes,

era una de las ciudades importantes de Casilla.

Idea ahí está Semana Santa,

con un modelo urbano, procedente de ese momento de esplendor

y de la existencia de las tres grandes cofradías penitenciales,

mantenidas hoy gracias a estos gremios,

gracias a estas cofradías que se fundan a partir del siglo XIX.

La impronta del propio almirantazgo.

Y la escultura.

La escultura que hay que tocar en las calles de Rioseco,

que hay que sentir.

Esa trompeta que ha ido anunciando y que va anunciando

el discurrir de las procesiones, lo que está haciendo, realmente,

es anunciar el paso de Cristo por las calles.

(Aplausos)

Ramón hablaba del Pardal,

un toque característico de la Semana Santa

de Medina de Rioseco.

Presente desde comienzos del siglo XVII.

Se vincula a un apellido de una de las personas

que en la época ejercía el oficio de Pardal,

apellidado, precisamente, Pardal.

Es tan increíble que desde finales del siglo XVII

siga escribiendo ese nombre y esa tradición.

Hoy la mantiene José Luis García, tercera o cuarta generación,

que sepamos,

de miembros de la misma familia que tienen este papel

tan importante del Pardal, de anunciar la salida de los pasos.

En estos momentos, es una especie de dignidad hereditaria.

Una Semana Santa plagada

de tradiciones.

Que, primorosamente, cuidan los riosecanos.

Orgullosos de su Semana Santa,

que es una manera de entender la vida, la Semana Santa de Rioseco.

Alrededor de ella, gira la vida del riosecano.

Prácticamente, desde el momento de su nacimiento.

Tan es así que muchos cofrades son inscritos en las cofradías

prácticamente nada más nacer.

Aunque prácticamente nada está escrito,

todo el mundo en la localidad reconoce

hasta el más mínimo detalle.

Por ejemplo, en el atuendo, el cordón con el que se atan,

se colocan de una determinada posición,

hacia el centro o hacia un lado, en función, por ejemplo,

del hombro con el que se carga el tablero.

No son procesiones de diseño,

no son procesiones creadas en un momento concreto,

siguiendo una estética concreta,

sino que son procesiones creadas año tras año.

Un componente importante de emocionalidad, de espontaneidad.

Es, precisamente,

lo que se persigue en esa declaración de interés material,

la recreación constante, no fosilizar la tradición,

sino que esa tradición va cambiando, pero aparentemente,

sin que nada cambie. Adecuándose a los tiempos.

Mientras, el Cristo de la Paz va a bailar

frente a la iglesia de Santa Cruz.

Hoy son dos las bandas de música que intervienen en esta procesi/c>on

de la Semana Santa de Medina de Rioseco, la banda municipal

del propio municipio que dirige el maestro José Luis Gutiérrez,

y la banda de Coca.

Esto es lo que decíamos,

los niños ya forman parte de la cofradía

y están encantados de poder participar

y deseando ponerse su túnica y salir en la procesión.

Es la máxima ilusión.

todos los niños jugamos a ser mayores,

cualquier oficio,

y en Rioseco se juega a sacar pasos de juguetes.

Es el futuro.

(Música)

Aquí podemos observar el Santo Sepulcro. Desde arriba.

Magnífica talla.

Formaba parte de un conjunto más amplio.

Los jazz entes de Casilla,

Los yacentes de Casilla,

que tanto impresionaron a Miguel de Unamuno.

Es la banda municipal de Medina de Rioseco

es la que está interpretando el baile.

Es una de las bandas más antiguas de España, 1874.

Aquí, en el Medina de Rioseco

hemos vivido esta segunda parte después de los Oficios

donde hemos celebrado la pasión del señor,

lo hemos vivido en las calles de Rioseco.

les dejamos ahora con el Vía Crucis que, desde Roma,

dirige el papa Francisco.

Mañana volveremos a las 22:00 con la Pascua.

Feliz Viernes Santo a todos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Procesión de La Soledad (Medina de Ríoseco, Valladolid)

Semana Santa 2017 - Procesión de La Soledad (Medina de Ríoseco, Valladolid)

14 abr 2017

Programas completos (56)
Clips

Los últimos 87 programas de Semana Santa en RTVE

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios