www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
3494906
Seguridad Vital - 21/02/16 - Ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que España ocupa el quinto lugar en el mundo

de países con mejores datos de seguridad vial?

Y dentro de la U. E. estamos entre los tres países

con menor siniestralidad, por delante incluso de Alemania.

Esto es "Seguridad vital".

Hoy a contraluz desde Granada. Comenzamos.

Nuestro Radar nos explica por qué las carreteras secundarias

son las vías donde más accidentes se producen.

Nuestros presentadores se enfrentan

a algo que más de la mitad de los españoles nunca ha hecho:

cambiar una rueda.

Un tironcín... Y ya la tenemos.

Y ya la tenemos. Aquí está el pinchazo.

Los radares de tramos son el futuro

para controlar la velocidad en las carreteras

y hoy conoceremos un poco más sobre ellos.

Y entrevistamos al gran Paco Costas,

el precursor de la seguridad vial en Televisión Española.

Hay una cosa en la que sí efectivamente creo que he influido;

en la utilización del cinturón de seguridad.

Porque en los primeros programas de TV que yo hacía,

lo decía siempre al despedirme:

"Por favor, pónganse el cinturón de seguridad".

Hola, muy buenas. Cada día miles de personas usan

las llamadas carreteras secundarias.

Son vías habitualmente menos seguras porque suelen ser

antiguas, estrechas, con trazados sinuosos,

como este de montaña en el que nos encontramos,

y sobre todo porque hay cruces

y además al adelantar hay que invadir el sentido contrario.

Saludos a todos. Son carreteras más peligrosas y, a pesar de ello,

hasta un 39% de los conductores circula por ellas

a más velocidad de lo permitido.

Ahora vamos a entender todos

por qué ocho de cada diez fallecimientos el año pasado

en vías interurbanas se produjo precisamente en este tipo de vías.

En España hay cerca de 150 000 km de carreteras secundarias,

lo que equivale a dar la vuelta al mundo

prácticamente cuatro veces.

Es en este tipo de vías donde más accidentes se producen.

Hay una posibilidad de mayor riesgo y ese mayor riesgo

desafortunadamente se traduce

en que ocho de cada diez víctimas mortales

se produzcan en este tipo de carreteras.

Hay que tener en cuenta que nos hemos acostumbrado

todos los conductores a circular por autovía fundamentalmente

y entonces tenemos en el ADN el 120 km/h.

Y esa velocidad en las carreteras convencionales es un problema.

Hay estudios que demuestran

que el 39% de los vehículos que circulan por estas carreteras

supera el límite de velocidad legal.

Este es uno de los motivos por los que ha aumentado

el número de fallecidos en carreteras secundarias,

pasando de un 76% en 2014 a un 82% en 2015.

Este es uno de los cerca de 1600 puntos negros que hay en España

y cientos de ellos están en carreteras convencionales.

En estas vías secundarias podemos encontrar,

además de coches, peatones, ciclistas, motoristas, animales

y a veces cosas tan sorprendentes como esta.

Imprudencias como la que acaban de ver

son las que provocan que cada año

haya una media de 900 fallecidos en estas carreteras.

También hay otros factores a tener en cuenta.

En general tanto las autovías, las autopistas

como las carreteras convencionales

han sufrido la falta de conservación por la crisis.

Y ahí hay una asignatura pendiente, también.

Sea por el motivo que sea,

recuerde adecuar su conducción a las circunstancias de la vía

para así evitar que esos 900 fallecidos anuales

vuelvan a repetirse.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar algún punto negro en la circulación,

señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras de Twitter, Facebook e Instagram.

Me llamo Begoña del Amo Martín,

tengo 54 años, estoy casada,

tengo una hija de 20 años...

Y mi situación es porque tuvimos un accidente de tráfico.

El accidente me produjo una lesión medular a nivel C7

y, bueno, eso es una tetraplejia.

Llevábamos a mi hija al pueblo porque estaba enferma.

Yo iba delante con mi marido

y en un momento del viaje la niña empezó a vomitar.

Entonces claro, te asustas,

coges e inmediatamente te vas para atrás

y la coges en brazos, ¿no?

Y bueno, pues no me puse el cinturón de seguridad, ¿no?

Entonces se reventó una rueda, el coche se salió de la carretera

y se empotró en la mediana.

Y mi hija y yo salimos despedidas por detrás del coche.

Y lo único que te preocupa es cómo está la niña.

Mi hija se rompió la clavícula,

mi marido tuvo heridas...

Pero bueno, la que se llevó la peor parte fui yo.

Tienes los brazos operativos, lo que es muy importante

porque te permite entrar y salir del coche,

poder impulsar la silla;

pero no tienes los dedos de la mano.

Entonces bueno, pues eso te imposibilita;

necesitas la ayuda de una tercera persona.

A raíz del accidente te quedas sin ninguna fuerza.

Nosotros aquí hacemos media hora de pesas cada día que venimos.

Además si estás tiempo, como en mi caso,

que estuve tres meses en una UCI,

pues lógicamente sales que no puedes ni moverlos.

Yo tenía 35 años

y es una edad, pues que estás en lo mejor, ¿no?

Tienes que intentar tirar para adelante.

Siempre digo que nadie te va a venir a buscar a tu casa,

que tú tienes que salir.

Me ocupo de mi casa, mis compras, mis recados...

Cuando mi hija era pequeña, yo la llevaba al colegio,

la recogía, la llevaba a sus actividades extraescolares...

Tenía muy claro que tenía que volver a conducir.

Volví a sacarme el carné

en el Hospital Nacional de Paraplejia.

Allí lo que te potencian es lo que te ha quedado,

a base de terapia ocupacional y rehabilitación.

Hay muchas cosas que no puedes hacer,

pero también hay muchas que se pueden hacer.

Entonces tú tienes que potenciar lo que tienes

y no pensar en lo que no puedes hacer.

Yo pienso que eso es lo mejor.

Siempre que vayas en el coche,

piensa un momento antes y ponte el cinturón,

porque tú lo puedes evitar.

Según el Foro Económico Mundial, España es el décimo país

que cuenta con mejores infraestructuras viarias del mundo,

mientras que Hong Kong lidera el ranking.

El último clasificado en el puesto 140 es el Chad.

Para ello se consideran entre otros factores

la existencia y mantenimiento adecuado

de una red de carreteras y ferrocarriles,

así como la disponibilidad

de buenas conexiones marítimas y aéreas.

La infancia es la mejor etapa para aprender

y nosotros como padres podemos enseñar a nuestros hijos

lo que es educación vial.

¿Cómo? Teniendo una conducta cívica

y siendo respetuosos como peatones y conductores.

Seguro que ellos nos imitarán.

Eso por supuesto; pero es que además

decenas de personas a las que hemos entrevistado

en el programa opinan que la seguridad vial debería estar

mucho más presente en la escuela.

Vamos a conocer la iniciativa de dos mujeres

que se dedican precisamente

a llevar la seguridad vial a los colegios.

¡Hola! Pero qué bonitos son todos.

-El objetivo de este taller es intentar enseñar a los niños

en el aprendizaje de las señales, tanto en su forma como en su color.

-Hemos elegido esta actividad de educación vial

puesto que vemos fundamental que los niños aprendan

desde edades muy tempranas

nociones básicas de lo que son

normas de seguridad, señales de tráfico...

-La seguridad vial la tenemos que respetar todos.

-Para no tener accidentes. -No dejan de ser niños

y el peligro está ahí y ellos no lo ven.

Entonces todos estos talleres les vienen fenomenal.

Y por supuesto lo más importante es dar ejemplo.

Si los adultos damos un buen ejemplo,

pues ellos continuarán ese modelo.

-Estas señales las podemos encontrar en la calle.

-Cuando vemos esas señales, tenemos que hacer caso.

-Para que no nos pase nada.

-Empezamos a trabajar desde Educación Infantil,

disfrazadas de las señales de prohibición y advertencia.

De la de prohibición enseñamos que es circular y roja

y que está prohibido. Y en la tripita de prohibición,

metemos las señales.

-Está prohibido montar en bicicleta.

¿Quién tiene esa prohibición?

A ver si es verdad, acércamela. De uno en uno, eh.

-De la señal de advertencia lo que intentamos inculcarles es

que tengan cuidado a la hora de ir por la calle

y que haya, por ejemplo, una zona de obras.

-Pues el otro día iba yo por el parque

y había aquí un agujero más grande. -¿Sí?

-¿Y qué significaba, amiga?

(NIÑOS) ¡Obras! -¡Obras!

-Después les presentamos al semáforo,

donde les enseñamos a cruzar la calle.

-A ver, ¿quién tiene en la tarjeta un semáforo en rojo?

¿Podéis pasar? (NIÑOS) ¡No!

-Cuando llegue a casa, le voy a explicar

todo lo que nos habéis dicho a mis padres.

-¿Habéis aprendido las señales? (NIÑOS) ¡Sí!

-Pues hay que seguir trabajando en la calle con ellas, eh.

-¡Muchas gracias!

-Quiero que vengan otra vez

para enseñarnos seguridad vial.

-Según estudios realizados en Madrid, Barcelona y Valencia,

el ser humano como conductor es ineficaz, anárquico,

individualista, insolidario;

un arquetipo inadecuado por su escasa receptividad

a las campañas de persuasión para el abandono del vehículo privado.

-Yo diría que hay dos grandes tipos de conductores;

unos que tienen una forma de conducción altamente correcta,

frente a otro grupo que tiene una forma de conducir estresada,

excesivamente agresiva y competitiva

y, desde luego, con una carencia de respeto a las normas;

lo que les convierte en conductores altamente peligrosos.

-El futuro será para el transporte público.

El centro urbano quedará vedado al vehículo privado.

Aparcamientos disuasorios,

cobro de peaje al entrar en las ciudades,

prohibición de que circulen coches con un solo ocupante,

vehículos de reparto durante la noche

o diversificación de horarios de trabajo

son algunas de las ideas en marcha o en estudio.

Llevábamos mucho tiempo queriendo hablar con el gran precursor

de la comunicación de seguridad vial en España,

Paco Costas, y hoy por fin hemos quedado con él.

Paco, ¿qué tal? ¿Qué tal?

Un honor estar con el gran maestro. El honor es mío,

que además ya veo vuestro programa y me encanta.

Pues me alegro mucho.

Oye, me vas a dar un paseo y un par de consejos, ¿vale?

Hombre, consejos no; quizá te comente alguna cosa

y pasemos un buen rato juntos.

¿Pues vamos al coche? Vale.

¿En qué año te sacaste el carné?

Con 18 años. Yo había estado conduciendo por Madrid sin carné.

Conocía a aquellos famosos guardias del casco blanco.

Sí, que estaban montados en un... Nos conocíamos todos

y les daba unas cajitas con nata y hacían la vista gorda.

Pero claro, llegó un momento

que no tuve más remedio que sacarme el carné.

Costaba 150 pesetas

y, cuando me iba a examinar y llevar el dinero y todo eso,

me puse a jugar al julepe

con unos chicos de mi barrio mayores que yo,

¡y me lo limpiaron todo! (RÍE)

El disgusto más grande de mi vida.

¿Qué participación te atribuyes en el hecho de que España hoy sea

un país mejor en seguridad vial de lo que fue en su día?

Yo de ningún modo me atribuyo nada personalmente

incluso en "La segunda oportunidad".

Que se me atribuya a mí...

Y realmente lo hicimos en un equipo

y en ese equipo había gente buenísima.

Hay una cosa en la que sí efectivamente creo que he influido;

en la utilización del cinturón de seguridad.

¿Y sabes por qué?

Porque en los primeros programas de TV que yo hacía,

lo decía siempre al despedirme:

"Por favor, pónganse el cinturón de seguridad".

Hasta un punto en que Chicho me dijo:

"Paco, qué coñazo te pones con el cinturón".

¿Cuál crees tú que es la cosa que mejor se ha hecho

en estos últimos años para mejorar la seguridad vial?

El avance de los neumáticos ha significado

un porcentaje altísimo

de la seguridad del automóvil en general.

Y ahora mismo es casi imposible

que tengas un reventón o una cosa de esas,

que antes eran muy frecuentes.

¿Cuál es la asignatura pendiente de los conductores,

qué debemos mejorar todavía? No sé si te has fijado

que desde que me estás haciendo la entrevista,

yo ni siquiera te he mirado. Sí, sí.

Porque donde debo mirar es a la carretera.

Lo estamos viendo todos los días.

Las pérdidas de concentración por distracciones,

fundamentalmente por el móvil,

están haciendo que haya muchísimos accidentes

y ahí sí que yo creo que Tráfico debe actuar con mucha energía.

Estamos ya llegando a tu casa, ¿no? Pues sí.

Oye, pues me ha encantado. Y a mí,

ha sido un paseo muy agradable y muy instructivo.

Bueno, ya hemos llegado a casa.

Si quieres, te invito a una cerveza, ¿eh?

Perfecto. ¿Cómo lo ves?

Me parece un planazo;

pues nos tomamos una cervecita y ya me voy yo para la oficina.

-Hola, chicos, ¿os podría hacer unas preguntas para TVE,

para "Seguridad vital"?

-Sí, sí, claro; sin problema. -Vale.

-Verdadero. -Falso.

-Falso. -Falso.

-Falso. -Verdadero.

-Verdadero. -Verdadero.

-Falso. -Eh... Falso.

-Verdadero. -Verdadero.

-Falso. -Falso.

-Habéis acertado cuatro preguntas los dos;

tenéis un empate y, bueno, habéis aprobado.

Raspado, pero aprobado.

-Cuatro de siete; bueno, no está mal.

-Habrá que darle un repaso. -Un repaso a la teoría, sí.

-Muchas gracias, chicos. -A vosotros.

A la hora de llevar un bebé en nuestros coches,

es fundamental que todos los anclajes

y sistemas de protección estén bien ajustados.

Una empresa estadounidense ha desarrollado una silla

que nos permite chequear que todo esté perfecto.

A través de una aplicación para móvil,

sabremos si está sujeta de manera adecuada

a los enganches del coche.

Además, podremos nivelarla de manera automática

para que el bebé esté en la posición más segura y cómoda.

También incluye un ajuste de autotensión,

para que la sillita no tenga ninguna holgura ni movimiento

durante el trayecto.

El sistema permite además monitorizar el estado de la silla

a través de la aplicación mientras circulamos.

Conducir con vehículos de tracción a las cuatro ruedas

a veces supone un problema

si nos encontramos con pendientes importantes o zonas resbaladizas.

Para ello algunas marcas han desarrollado un sistema

que ayuda en estas situaciones.

Lo que hace es optimizar

la respuesta de esa tracción a las cuatro ruedas,

actuando sobre el freno y el acelerador automáticamente,

independientemente en cada rueda para asegurar la máxima adherencia.

Das al botón en cuanto llegas a la superficie deslizante

y lo único que debes hacer es acelerar con suavidad

y, en caso de una pendiente, simplemente soltar los pedales.

El conductor solo debe sujetar el volante

y olvidarse de los pedales.

El propio sistema actúa sobre las ruedas,

sobre los frenos, sobre el motor, sobre la tracción,

para facilitar todo lo posible al conductor,

sin necesidad de que sea un conductor experto,

poder afrontar esa zona de baja adherencia.

Además, en el cuadro de mandos podemos ver cómo el sistema

actúa de modo diferente en cada rueda

a medida que el coche maniobra.

Para ayudar a las personas con movilidad reducida

existen sillas de ruedas con avances tecnológicos

que les permiten ser más independientes.

Para ello desarrollan un sistema

que permite subir y bajar escaleras

gracias a unas ruedas en forma de oruga.

Además, la silla se autonivela,

permitiendo subir por todo tipo de terrenos.

También cuenta con un sistema de amortiguación

que facilita subir y bajar los bordillos

con mayor seguridad y de manera más cómoda.

El exceso de velocidad está presente en la mayor parte

de los accidentes que se producen en España.

Por eso las autoridades se empeñan en que seamos conscientes

y en que levantemos el pie del acelerador.

Para conseguirlo les ayudan, y mucho, los radares.

Los hay de muchos tipos, fijos, móviles

o los que están instalados en los helicópteros Pegasus.

Pero sobre todo cada vez se implantan más

los radares de tramo. Vamos a ver cómo funcionan.

Un radar de tramo consiste básicamente en que el conductor

entra en un determinado punto de la calzada

y sale por otro punto dentro de 2, 3 o 4 km.

Se mide la velocidad entre el punto de entrada

y el punto de salida.

Si esa velocidad media de circulación

supera el límite legal, se produce la denuncia.

-Un radar de tramo está compuesto de un ordenador,

una cámara y un foco infrarrojos en cada extremo del tramo.

Esas cámaras tienen posibilidad

de leer las imágenes de los vehículos que pasan,

hacen instantáneamente en un tiempo de varios milisegundos

un análisis de la matrícula

y se lanza al mismo tiempo un flash infrarrojo

que ilumina la escena cuando pasa el vehículo

y entonces eso permite que en condiciones nocturnas

tú puedas leer la matrícula del vehículo.

Para asegurar que la hora es exacta,

lo que tiene cada uno de los ordenadores

al principio y al final es un receptor GPS

que está dando la referencia exacta del tiempo en cada punto.

-¿Características del radar de tramo?

Primero, es más justo que el radar de punto.

En el de punto el conductor puede tener un descuido;

en el de tramo durante 2, 3 o 4 km hay una intención, una voluntad,

de infringir mayor que en el caso del radar de punto,

que puede deberse a un simple descuido del conductor.

Además, infringe mucha menos gente

en el radar de tramo que en el radar de punto,

porque para infringir en el radar de tramo

es necesario hacerlo de una manera constante, continua, permanente.

Es importante en el radar de tramo, la señalización;

que se avise al conductor, que se advierta.

Como el radar de punto, pero quizá en el de tramo más.

-Ya sucedía que algunas quejas de los conductores

tienen que ver con el hecho de que no siempre se tiene claro

dónde empieza y acaba un límite de velocidad que no sea genérico.

Estamos viendo que hay zonas con radares de tramo

en los que sucede lo mismo

y eso puede ser una trampa para el conductor.

-Donde tiene el problema nuestro país en la siniestralidad

es en las vías secundarias.

Instalar los radares de tramo dentro de las vías secundarias

es una buena medida, es una buena opción,

porque permiten un control permanente durante un tramo

en cuanto a límite de velocidad,

y por tanto deben implantarse en esas vías

que producen el 80% de la siniestralidad del país.

El coche autónomo es una de las grandes apuestas

de la seguridad vial en el futuro.

Para ayudar a su desarrollo, la Universidad de Míchigan

ha creado una auténtica ciudad fantasma para probar estos coches.

Trece hectáreas con rotondas, puentes, calles cortadas,

diferentes tipos de superficie y todo tipo de obstáculos;

pero donde las casa no tienen habitantes,

ya que son de cartón piedra; al igual que los peatones.

Un laboratorio perfecto para probar la movilidad del futuro.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar algún punto negro en la circulación,

señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras de Twitter, Facebook e Instagram.

¿Cuántos de nuestros entrevistados han dicho que jamás

habían cambiado una rueda, que no tenían ni idea...?

Pues hoy vamos a aprender con Pablo, de Robisco Motor,

cómo se cambia una rueda.

Parece muy sencillo, pero no debe serlo.

Es más complicado de lo que parece.

¿Vosotros habéis cambiado alguna rueda?

Yo varias. Yo... no.

Me toca a mí, ¿no? Le va a tocar a Marta.

Lo primero, ¿dónde está la rueda de repuesto y el gato?

En el maletero,

en el hueco de la rueda de repuesto.

Pablo, con la rueda y con el gato,

al lío. A trabajar.

Vamos a lío.

Yo conozco a más de uno que no sabe ni ponerlo,

si para arriba, para abajo... ¿Cómo es?

Lo primero que debemos tener en cuenta es poner el gato

lo más cercano a la rueda que cambiamos.

Hay una ranura que debe coincidir

con el nervio que tiene a lo largo el coche.

¿Con este de aquí? Exacto.

Entonces abrimos el gato un poco y buscamos el nervio

y lo colocamos debajo del nervio.

Aquí estaría, ¿no? Perfecto.

Y ahora la herramienta más importante.

Unos guantes. Ah, vale, buena idea;

para no mancharse.

Bueno, pues esto... lo vais a usar ahora.

Ahora tenemos esta herramienta para aflojar las tuercas, ¿no?

¿Y dónde están las tuercas?

Efectivamente, las tenemos detrás del tapacubos.

Vale. Podemos dar un tirón y sale.

Muy importante, los tornillos siempre se aflojan en cruz.

Vale.

Para aflojar, siempre giramos a izquierda.

Y ahora tenemos que hacer equilibrios,

porque nos debemos subir encima; no tenemos otros medios.

¿Así con el pie, literal encima? Así, literalmente, sin miedo.

Ahí. Uy, madre.

Perfecto. Vale.

Y a la última. Esto es divertido y todo, eh.

Perfecto. Ya tenemos los tornillos flojos

y viene lo más importante,

cuando subimos el coche. Vamos allá.

¡Ánimo, Marta! Venga.

Qué bien, Carlos, tú hoy, eh.

El coche hay que subirlo hasta que la mano quepa

debajo de la rueda; con esto es suficiente.

Y ya podéis quitar los tornillos, ¿no?

Efectivamente, con la llave y luego con la mano.

Pues ahora ya... Con la mano pueden salir todos los tornillos.

Y ahora ya... Podéis quitar la rueda.

Un tironcín... Y ya la tenemos.

Ya la tenemos. Aquí tenemos el pinchazo.

Pues ahora tenemos que hacer todo el proceso

que hemos hecho hasta ahora, pero a la inversa.

La ponemos en el centro...

Ahí.

Y la giramos buscando...

Un pelín, ahí. Ahí está.

Y ahora empezamos a enroscar los tornillos.

Cuanto más entren, mejor, para que no se rompan;

que queden bien apretados a mano. Sí...

Ahora empleamos la llave.

Reforzamos con la llave y el apretón final

ya con el coche abajo. Sí, bajaremos el coche

y con el pie terminaremos de apretar los tornillos.

Siempre en cruz, a la inversa. Vale.

Bueno, pues ahora hasta abajo, hasta que podamos sacar el gato.

Ya lo tienes libre, perfecto.

Ya está. Ahí.

Ahora con la rueda abajo,

podemos apretar bien los tornillos con el pie.

Bueno, chicos...

Ya solo queda apretarlos un poco más, poner el tapacubos...

¿Pero qué tal lo ha hecho? Perfecto.

Ya aprenderemos más. El próximo día hablaremos

de reparaciones con el kit antipinchazos...

En fin. Importante.

Mil gracias, Pablo.

Gracias. A vosotros.

Hasta otra. Hasta luego.

-Claro que la he visto.

-Pero no sé qué es.

-Me suena, sí.

-Verla sí, pero... poco más.

-Representa una carretera, un sentido.

-Una carretera hacia arriba.

-Es como un callejón sin salida.

-Por favor, por favor...

-Vienen coches; una vía que entra en la carretera donde estás.

-Es una zona de peligro.

-Prohibición. -Prohibido es redonda.

-Es de advertencia.

-Precaución. -Ay, no, perdóname. Precaución.

-A la hora de incorporarse a dicha carretera, ¿no?

-Precaución, incorporación. -Que vayas con atención.

-Pueden venir por la derecha. -Por la derecha, sí.

-Que tenga cuidado por si viene uno.

-Precaución porque puede entrar un vehículo por la derecha.

-Una incorporación de una carretera de inferior tráfico

a una más importante.

-Esta ya... Esta no se me cuela.

-Pues la verdad es que sí, pero nunca me había parado a pensar

ni siquiera lo que podía significar.

-La teórica la saqué a la primera y la práctica... a la segunda.

Y bueno, me acuerdo que me preparé bastante.

No soy propensa a multas...

Bueno, multas, las de aparcamiento, por ejemplo;

pero porque ahora las ciudades están horribles para aparcar

y los parquímetros a veces no funcionan

o funcionan mal...

Y luego la multa, claro, te viene a ti.

No, y eso es una cosa que me aterroriza.

Porque me siento completamente incapacitada

si me pasara en la carretera.

Y sí, el gato sí sé dónde está

y también el triangulito de la seguridad y todo eso

también sé dónde está.

Soy bastante impetuosa;

o sea, en general en mi vida, soy muy nerviosa

y además por eso tampoco me gusta hacer viajes largos,

porque voy tensa.

Me pondría un... siete.

Creo que no soy una extraordinaria conductora,

pero tampoco soy una...

Soy una conductora mediana tirando a bien.

Si tuviera que hacer un viaje largo con un copiloto,

sin duda, mi marido.

Esto ha sido "Seguridad vital", gracias por estar ahí.

La próxima semana, más. Nos vamos de tapas, ¿no?

Estamos en Granada. ¡Nos vamos de tapas!

Hala, adiós. Adiós.

Grabando. ¡Toma, las palomas!

(RÍE) Esto es...

(BALBUCEA)

Más herramientas para "desaflojar", ¿no?

Para aflojar las tuercas tenemos...

(RÍE) Para "desaflojar", ¡vamos! (RÍE)

El año pasado en carreteras inter... urbanas se produjo

en este tipo de vías. Tengo que repetir, ya.

Aquí Fu Manchú...

Y Lady Chan.

El mundo nipón. No se dan cuenta

de que estamos grabando, están en todo el medio.

Con mejores datos de seguridad... ¡Grabando!

(BALBUCEA) ¿Sabían que España ocupa...?

(RÍEN)

Esto ha sido "Seguridad vital", gracias por haber estado...

Jo, te ha quedado que te pasas, tío.

"Semos" unos profesionales.

  • Seguridad Vital - 21/02/16

Seguridad Vital - 21/02/16

21 feb 2016

Esta semana nos subimos al coche del periodista Paco Costas, aprendemos a cambiar una rueda paso por paso y la soprano Ainhoa Arteta responde a nuestro cuestionario.

ver más sobre "Seguridad Vital - 21/02/16" ver menos sobre "Seguridad Vital - 21/02/16"
Programas completos (146)
Clips

Los últimos 1.493 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios