www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3981858
Seguridad Vital - 16/04/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que más de seis millones de conductores españoles

no saben para qué sirven

la mitad de los componentes tecnológicos de sus vehículos?

¿Y que entre los menos conocidos destacan

el sistema de seguridad precolisión o el ISOFIX?

Esto es "Seguridad vital". Hoy pendientes

de la operación retorno. Comenzamos.

Se acaban las vacaciones de Semana Santa

y las carreteras se vuelven a llenar

de vehículos volviendo a casa.

Hoy nuestro Radar nos aconseja

cómo circular más seguro en nuestro retorno.

Marta Solano se pone a los mandos de un coche prácticamente autónomo.

Ahora mismo voy sin manos y sin pies.

Esto se lo cuentas a cualquiera

y si no lo vive y no lo ve te dice que...

Es mentira. Que es ciencia ficción.

Cuando el accidente es inevitable, podemos minimizar los daños

si adoptamos la postura correcta.

Hoy sabremos cómo debemos acomodar el cuerpo

para protegernos mejor de un impacto.

Y entrevistamos a Perico Delgado,

que nos cuenta cómo fueron sus primeros momentos al volante

con su padre de profesor y copiloto.

Muerto de miedo, con las manos en el volante...

Y de pronto me dice: "Frena". Y yo: "Pero si no pasa nada".

"Quiero que tengas claro dónde está el freno,

entonces si yo digo 'frena', tú pisas el freno inmediatamente".

Hola, muy buenas. Este anuncio de Renfe de 1991

comparaba la velocidad a la que nos movemos en los atascos

con el ritmo que suelen llevar las procesiones de Semana Santa.

Aunque las cosas han mejorado, y mucho,

por desgracia siguen siendo las retenciones muy habituales

en estas fechas.

Saludos a todos. Hoy y mañana son días de operación retorno,

lo que significa que habrá más tráfico en las carreteras

y que las imprudencias tendrán consecuencias más graves.

Por eso desde aquí nuestro consejo es que recuerden:

la paciencia es la mejor compañera de viaje.

La operación salida tiene

unas diferencias de la operación retorno.

En la operación salida estamos más estresados por irnos,

por abandonar el trabajo

e irnos a la zona vacacional donde vayamos,

y eso nos genera más prisas, más estrés.

La operación retorno

yo creo que la hacemos más tranquilamente.

Además ya no estamos eufóricos, estamos un poco más tristes

por abandonar ese sitio en el que hemos estado tan bien,

hemos estado de vacaciones...

Una es prisas por llegar, la otra es pocas prisas por irnos.

-Semana Santa

es la época donde se produce mayor número de desplazamientos.

Hay que recordar que se producen grandes caravanas

y es en estos momentos

cuando se pueden producir más accidentes.

-Parece que en vez de dilatarse la salida, por ejemplo,

o la llegada,

pues todos nos ponemos en carretera más o menos en dos periodos

y eso hace difícil el tema de la conducción y del tráfico

porque genera mucho estrés;

son periodos un poco más complicados.

-Un 24,5% de los accidentes por colisión o alcance

se producen precisamente en caravana.

Por eso, para esa operación retorno,

aconsejamos extremar las precauciones.

Por ejemplo, mantener la distancia de seguridad.

Hay que recordar que la carga debe ir siempre

perfectamente sujeta en el maletero.

Pero no solo la distancia de seguridad o la carga;

la velocidad es otro gran problema en este tipo de situaciones.

¿Consejos para la gente

que va a afrontar una operación retorno?

Que lo haga escalonadamente;

es decir, que no se ponga en carretera el mismo día

que se va a poner todo el mundo.

Merece más la pena salir un poquito antes,

salir descansados,

preparar qué nos vamos a llevar con un poquito más de antelación,

no dejar cosas para última hora...

Y tomarnos las cosas con tranquilidad.

Yo creo que es mejor decir

que nos volvemos a incorporar a la vida normal

y que estamos esperando las siguientes vacaciones.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar algún punto negro en la circulación,

señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

Me llamo Javier Borges

tengo 49 años

y hace unos 25 años, en el año 92,

tuve un accidente con la moto

y a causa de ese accidente tuve una lesión medular grave.

Era un domingo

y como muchas veces nos juntamos varios moteros

para dar una vuelta.

Ya de por sí ese día era un día de niebla

y luego ya, después de comer, la niebla se fue,

se quedó un día bueno

y nos dio por correr un poco con las motos.

Uno te adelanta, el otro ahora se queda atrás...

Íbamos jugando un poco y, entre juego y juego,

uno de ellos me hizo uno interior en una curva derecha,

me rozó... y en ese momento caímos los dos.

La torpeza mía fue que me quise agarrar a la moto

para que no le pasara nada a la moto

y, como la moto pesa más,

pues me arrastró hasta el final del alquitrán,

se clavaron ahí las ruedas, en la arena,

y yo salí catapultado.

El otro motero creo que se rompió un brazo.

Se rompió un brazo y nada más; tuvo más suerte que yo.

Me rompí la espalda.

Yo no sentía nada,

era como tocar una pierna de otra persona.

Es una sensación rarísima.

Y yo pensé: "Aquí pasa algo raro".

"Aquí pasa algo raro". Y en efecto, una paraplejia,

que llevo desde los 25 años en silla de ruedas.

Al principio fue muy traumático,

o sea, esto no... Te tiras un año entero

queriendo recuperar, siempre tienes esa esperanza.

Pero cuando ya ves que no hay más, a los tres o cuatro meses,

lo que tienes que hacer es vivir con esto.

Hay una vida y tienes que vivirla de la forma que sea y ya está.

No te puedes amargar y quedarte ahí.

Vamos, si otra vez pudiera montar en moto,

lo disfrutaría más.

Pero disfrutar no es sinónimo de correr.

Al límite puedes ir alguna vez,

pero para eso están los circuitos.

Nunca crees que a ti te pueden pasar esas cosas, ¿no?

Te das cuenta de que somos todos iguales,

que te puede pasar y hay que tomárselo en serio.

Incluso yo recomendaría

que fueran a un curso, que los hay, de aprendizaje.

Y que no te fíes,

que no te fíes de que sí sabes pilotar,

porque para salir de esos imprevistos,

pues tienes que saber cómo hacerlo.

Cuando cojas tu moto, tómatelo en serio,

no juegues con ella,

porque puedes derivar en un accidente grave.

Tú lo puedes evitar.

¿Alguna vez se han preguntado para qué sirve

esa banda con puntos negros

que hay en las lunas delanteras y traseras de todos los coches?

Se denomina "fritband" y está hecha de pintura cerámica.

Su función principal es proteger de los rayos ultravioletas

el pegamento que sella el cristal.

Esto evita que la película se desgaste

y que la luna acabe despegándose con el paso del tiempo.

También cumple una función estética,

pero además la "fritband" es la responsable de impedir

que el agua y otras sustancias

se introduzcan en el interior de nuestro coche.

La seguridad vial es el conjunto de acciones

dirigidas a prevenir accidentes de tráfico.

Este programa trata, por ejemplo,

de minimizar las situaciones de riesgo

invitándoles a todos a que usen el cinturón de seguridad.

A pesar de ello, hay accidentes que son inevitables.

Yo ya no tengo remedio porque estoy dado la vuelta,

pero cuando vamos a tener un accidente inminente

es muy importante que sepamos

cómo podemos reducir la gravedad de nuestras lesiones.

Una buena reacción al volante o una correcta posición en el coche

pueden salvarnos la vida.

Cuando vamos conduciendo

es muy difícil prever que vamos a tener un accidente

y tampoco sabemos cómo vamos a reaccionar.

Por eso es muy importante saber

cuáles son las lesiones más frecuentes

según el tipo de accidente y qué podemos hacer

para minimizar los daños.

El choque por alcance es uno de los más frecuentes

y las lesiones cervicales son las lesiones más comunes.

Cuando el impacto viene de atrás, como la cabeza no está sujeta,

se desplaza hacia adelante y luego vuelve atrás.

Es fundamental tener el reposacabezas

a la altura adecuada, unos 3-4 cm de la cabeza,

para que en el momento del retroceso,

no se desplace mucho más.

Lo ideal es tener la cabeza mirando para adelante

para que solo se mueva en un plano de flexión y extensión.

Los codos no deben estar estirados, sino un poco flexionados.

El choque frontal es uno de los choques más violentos

por la velocidad que lleva nuestro coche

y el impacto que vamos a recibir.

Es fundamental que en estos casos intentemos, lo primero,

reducir la velocidad del coche pisando el freno al máximo

para que se activen los sistemas de seguridad pasivos

y que no perdamos nunca el control del coche,

con las manos bien sujetas al volante.

Y en la medida de lo posible, si se puede,

desplazar el coche para evitar el golpe directo.

Otra de las lesiones más frecuentes

en un impacto frontal o choque por alcance

es el desplazamiento del cuerpo hacia adelante

si llevamos mal puesto el cinturón.

Es el llamado efecto submarino.

El cuerpo se desplaza hacia adelante

y golpea contra el salpicadero al nivel de las rodillas.

Esto suele provocar lesiones

de fracturas de rótula, de fémur y de cadera.

Por eso es importante

que pegues el culo a la parte de atrás.

Y el cinturón de seguridad también bien puesto.

En un impacto lateral,

el movimiento del cuerpo será mucho más descontrolado.

La distancia desde el impacto hasta el conductor es mucho menor

y las puertas, pese a los elementos de seguridad,

nos pueden impactar directamente en el cuerpo

y ser causa directa de lesiones.

Además, el cuello en este movimiento

tiene menos libertad de movimiento

que en el movimiento de flexión y extensión,

y las lesiones suelen ser un poco más graves.

Después del impacto lateral, nuestro cuerpo vuelve a la ventana;

debemos tener en cuenta que nos podemos golpear

con el chasis y con la ventana.

Por eso es recomendable no llevar el cristal a media altura.

Al final lo más seguro es hacer una buena conducción

y evitar tener accidentes.

Aquí estamos para entrevistar,

y nos hace especial ilusión, a Perico Delgado,

que no sabe uno muy bien cómo entrevistarte,

si en una bicicleta...

Hum, o una moto, una moto de estas de la tele.

Tú practicas también moto.

Yo monto en moto, sí. Moto, moto...

O en un coche. Yo creo que lo tengo fácil.

A ver... En coche,

porque la bici no es tándem. Y no te cogemos.

En moto puedo llevar a uno; te llevaría a ti

y Carlos se pondría celoso. Ya.

Así que mejor en coche... Y yo voy de lastre.

¿Sí? Venga, fenomenal. De carabino.

Hala. (RÍEN)

No sé cuándo te sacaste el carné de conducir,

si fue tu padre el que te cogió por banda

y te dio consejos que se te han quedado grabados...

Yo vivía en Segovia

y tenía que ir a las ciudades a competir

y entonces estaba deseando cumplir los 18 años

para sacarme el carné de conducir.

Bueno, y ya cuando estaba en esa fase de los 18 años,

mi padre en un Seiscientos... (RÍE)

Bueno, me enseñó a conducir.

Íbamos tranquilamente y yo, claro, muerto de miedo,

con las manos en el volante, las marchas

con una tensión a tope... Sí.

Y de pronto me dice: "Frena". Y yo: "Pero si no pasa nada".

"Quiero que tengas claro dónde está el freno,

entonces si yo digo 'frena', tú pisas el freno inmediatamente".

¿Por qué defiendes que el casco en ciudad no es necesario?

No, o sea, yo creo que el casco es necesario siempre.

Lo que sí que es verdad, de lo que yo estoy en contra

es de su obligatoriedad.

Yo cojo mi bici para ir a comprar el pan a 200 m

y da la casualidad de que me paran y me multan por no llevar casco,

¿y al final qué haré?

Pues a lo mejor, como hay mucha costumbre en Madrid,

coger el coche para todo.

Se debería enseñar también a los ciudadanos

a circular en bici en una ciudad, en esa convivencia,

porque vemos auténticas barbaridades.

Estoy convencido de que la mejor medida para una mejor convivencia

es cuanto más ciclistas haya, mejor,

porque antes no había ciclistas

y el conductor de un vehículo a motor

se encontraba con un ciclista

y o le daba por no adelantarle por miedo a tirarle

o le daba por adelantarle como si no hubiese ciclista.

¿Cuál ha sido el momento de mayor susto de tu vida?

No sé si en bici, en coche o en moto.

En bici.

En una carretera secundaria, con buena visibilidad, una recta,

un coche adelanta a otro coche en sentido contrario.

Y tú dices: "No me ve, no me ve, no me ve".

Y tener que tirarte por el campo

porque el tío pasaba por encima de ti.

La teoría la sabemos.

Los ciclistas en carretera no deben circular agrupados.

Pueden circular agrupados de dos en dos.

De dos en dos, pero no un grupo que invada...

Cinco o seis. Claro, sí.

No pueden ir tres o cuatro en paralelo en carretera.

Sin embargo, ¿tú lo justificas por vuestra seguridad?

¿Crees que habría que cambiar esa norma o no?

¿Qué ocurre? Que cuando vas en grupo,

cuando vas dos, cuatro, seis, ocho, diez corredores o ciclistas,

el bulto ya es más importante

y al conductor le revienta muchas veces,

pero ve que tiene que frenar

y entonces es una manera de proteger al ciclista.

Pero yo según está lo veo bien.

Porque al final creo que tiene que haber

una especie de equilibrio en todas las cosas.

Todos debemos ser conscientes de que debemos facilitar

que la circulación fluya.

Estoy pensando, Carlos, que hoy es domingo,

no tenemos nada que hacer,

¿nos vamos a Segovia a comer cochinillo?

Te invitamos nosotros. Te invitamos.

Tú eliges el sitio y nosotros invitamos.

¿Cuánto falta, papá? -Mamá, ¿cuánto falta?

(NIÑOS) Papá, ¿cuánto falta?

-¿El autobús? Yo sí. -Yo... no.

-Sí, el año pasado sí

porque íbamos todos los días al cole en autobús.

-A Micrópolis, a museos...

-Al museo. Hemos ido al museo.

-A mí a mi casa.

-Igual que un coche, pero el tamaño es más grande.

-Es como más grande.

-Hay muchos asientos.

-En las curvas no es como tan...

Me refiero que costaría un poco más... girar.

-Sentarte o agarrarte a un palo

para protegerte.

-Mirando para adelante y con el cinturón.

-Vemos pelis. -Cantábamos canciones.

-Veíamos la tele y jugábamos al veo-veo.

-Como esa que era de...

-Hum, es que no me sale ahora. La de "sufre, mamón".

-Alguien se ha hecho pis en...

-En el saco. -Sí, en el saco de dormir, era.

-Empezamos ahí a cantar y nos sale esa.

Desde nuestra página de Facebook se puso en contacto con nosotros

Alberto Martínez.

En la imagen que nos enviaba, dos coches querían hacer

un giro a la izquierda en un cruce

y debían atravesar la vía

en la que se encontraba el otro vehículo.

Quería saber cuál de ellos tenía preferencia,

si el que ha de hacer el giro o el que se mantiene en la vía.

Buenos días, Alberto Martínez.

Vamos a responder a la pregunta que nos has hecho

cuando dos vehículos se encuentran para realizar giros a la izquierda

en una intersección.

Para que sea más clara la explicación,

vamos a darle a uno de los vehículos el color rojo

y al otro vehículo el color negro.

Cuando los dos vehículos se ponen en movimiento,

siempre tienen que realizar un tramo recto

y luego realizar un giro a la izquierda de 90 grados.

Imagínate que el vehículo negro se encuentra ya

para realizar el giro de 90 grados

y el vehículo rojo se encuentra ya en movimiento

y se encuentran uno enfrentado con el otro.

Siempre en este caso el que tiene la preferencia

es aquel vehículo que se encuentra a la derecha del otro.

En este caso,

como el vehículo rojo está a la derecha del negro,

tendrá preferencia este vehículo.

Luego él acabará la maniobra y luego el negro

podrá realizar el giro de 90 grados.

Imagínate que es al revés

y ahora se encuentran en la otra posición.

Ha atravesado el vehículo rojo todo el tramo recto

y se encuentra en el ángulo de 90 grados para girar.

El vehículo negro ha arrancado y se encuentra enfrentados.

En este caso, el vehículo negro se encuentra a la derecha del rojo

y por tanto tiene preferencia el vehículo negro.

Atraviesa el vehículo negro y ya el vehículo rojo

puede acabar de realizar el giro a 90 grados.

Espero haberte aclarado la pregunta, Alberto,

y muchas gracias por la misma.

Si quiere que nuestros expertos

respondan a sus dudas o preguntas acerca de seguridad vial,

puede enviarnos un vídeo

a nuestro correo de participacion@seguridadvital.es

o través de nuestras cuentas en redes sociales.

Estos coches que hay hoy en día los veía, no sé, en alguna revista,

porque eso no salía ni en la tele todavía.

-Yo no me lo creo, casi.

Tendría que probarlo yo para creerlo.

-Y hoy día, ¿cómo iba a pensar yo que hasta coches sin conductor

que puedan circular? Imposible.

-Claro, que estés en el coche sin hacer nada

y que se esté moviendo aparcando lo veo un poco raro.

-Ahora ves unos avances que ni te los podías imaginar.

-He visto en la televisión que ahora ya van a poner

helicópteros-taxi.

-Precisamente anoche lo vi en la tele, que iba solo,

y lo llamas y va a buscarte.

-Dirigido desde la tierra van:

"Lléveme a la calle... Príncipe de Vergara", digamos,

y hacen así, desde abajo, teledirigidos...

Es para una persona nada más.

-Sí, sí, que se conducen solos, y algunos hasta hablan.

(RÍE) -Bueno, yo todavía no me he montado en un coche así.

No me fío de eso.

-Pues no, no me podía imaginar eso, efectivamente.

Ten en cuenta que tengo ya 82 añitos,

voy a hacer el mes que viene, no, este mes ya,

y entonces en aquella época no te podías imaginar eso.

Desde los tiempos en los que nos movíamos a caballo hasta hoy

los medios de transporte han evolucionado tremendamente

y llegará un día en el que nos montemos en el coche volador.

De momento hoy a lo que nos enfrentamos

es al reto del coche autónomo.

La tecnología ya permite que los coches conduzcan solos,

pero aún quedan muchas cuestiones prácticas y éticas por resolver.

De todo ello se habló

en la II Jornada sobre Tecnología y Seguridad Vial.

La tecnología ligada

tanto a la movilidad como a la seguridad vial

es un tiempo que lo tenemos encima

y por tanto nuestra obligación, como institución pública

que es la Dirección General de Tráfico,

es adelantarnos o al menos estar preparados

cuando nos llegue ya de manera definitiva.

-Una de las dimensiones nuevas

de la formación del conductor va a tener que ser

conocer cómo funcionan las nuevas tecnologías.

Porque bien usadas evitarán muchos muertos,

pero mal usadas podrán ser un verdadero desastre.

-La tecnología del futuro va a necesitar una pintura blanca

de alta calidad en las carreteras, una conservación adecuada,

que supone coeficiente de rozamiento bueno

e irregularidad superficial para hacer cómodo el viaje.

El vehículo está trabajando a un ritmo espectacular

y el reto será

que la infraestructura se adapte un poco a su ritmo de avance.

-Muchas nuevas tecnologías empiezan a ir en el parabrisas,

desde sensores de lluvia, sensores de luz,

ya empiezan a llevar también todo lo que son los sistemas

de detectores de carril, detectores de señal,

detectores de peatones...

Por lo tanto, empieza a ser una parte muy importante.

¿Por qué? Porque ante una sustitución de ese parabrisas,

debemos volver a recalibrar las cámaras;

hay que asegurarse de que esa cámara

está en perfecto estado.

-Estamos hablando de pantallas que nos indiquen qué está pasando,

qué ve el coche en ese momento,

cuál va a ser la reacción, de una forma muy fácil e intuitiva;

podremos conducir nosotros o dejar que el coche conduzca

de forma automatizada.

Y todo esto ayudará a aumentar la seguridad en el vehículo.

-El optimismo tecnológico quizá nos está cegando para no ver

que existen todavía muchas cuestiones, muchos problemas

y muchas preguntas.

¿Cuál va a ser la responsabilidad en caso de accidente,

quién la va a tener?

¿Qué va a pasar con el problema del dilema moral?

Si el coche decide salvar mi vida para atropellar a 20 niños,

¿eso va a ser así?

Porque el que haga los algoritmos de qué tiene que hacer el coche

tendrá que plantearlo.

-Yo pienso que el vehículo autónomo

modificará las necesidades aseguradoras;

los accidentes debidos a fallos mecánicos

lógicamente aumentarán en la medida en que los vehículos

se hagan cargo de la situación y disminuirá el fallo humano.

Si el vehículo es conducido en modo autónomo,

la responsabilidad es del vehículo, no del conductor.

-La realidad del coche autónomo la tenemos aquí ya.

Por tanto, la única incertidumbre es cuándo podremos tenerlo

plenamente integrado con la conducción tradicional

o con la conducción automatizada.

A diario escuchamos hablar del coche autónomo,

si está ya en nuestras calles, si está por venir,

si es presente o futuro;

vamos a desvelar la incógnita con Borja Hormigos,

jefe de prensa de BMW. Hola. Hola, Marta.

¿Hay ya coches 100% autónomos en las carreteras?

No, ahora mismo no es seguro.

A nivel de infraestructura y legislación no estamos preparados.

Vale, pero por ejemplo, ¿sí podemos tener sistemas

de conducción autónoma, 100% autónoma,

en autovía o en ciudad?

Sí, pero, por ejemplo, al llegar a una rotonda,

deberemos actuar sobre el coche porque aún no están preparados.

O sea, son coches semiautónomos.

Lo comprobamos al volante. Venga.

Ya estamos en autovía.

Bueno, ahora lo único que debes pulsar

es el botón que tiene una forma de volante en el mando.

Vale, este. Sí.

Y tendremos en la pantalla,

un volante que ahora marca líneas verdes,

por lo que puedes soltar el volante.

¿Esto es legal? Claro.

Esto es totalmente legal.

Y llevo 10 o 15 segundos...

Otra vez me reclama el coche que toque.

Y levantes otra vez. Esto es importante

para no despistarnos ni confiarnos.

Vamos a dejar que nos regañe; el coche pita y nos reclama

una asistencia inmediata de las manos en el volante.

El coche está a punto... (PITIDO)

Ahora. De avisarnos para que lo cojamos.

Y entonces ya lo cojo.

Ahora si quieres puedes volver a soltar las manos.

¿Y qué más puede hacer? También reconoce señales

y mantiene la distancia de seguridad...

Ahora mismo le diremos al coche

que regule la distancia con el coche que nos precede.

Y ahora vamos a volver a repetirlo en ciudad

y vamos a poner un límite de velocidad

para que adecue la velocidad al vehículo que nos precede.

Podemos poner ya el radar de velocidad a 50.

Vale.

Y vuelvo a soltar. Suelta.

Bueno, yo imagino que esto se lo cuentas a cualquiera

y si no lo vive y no lo ve te dice que...

Que es mentira. Que es ciencia ficción.

Lo mejor es experimentarlo como estás haciendo tú.

Vas a ver ahora en ciudad cómo el coche frena

con respecto al vehículo que le precede

cuando este coche pare en un semáforo.

¿Y el coche va a frenar solo? Efectivamente.

¿Tú estás seguro? Sí, por supuesto.

Yo estoy muy tranquilo, ¿no me ves?

(RÍE) Ya, pero yo no lo sé...

Los coches de delante se están deteniendo.

Confía en el coche que frenará.

El coche está frenando... (RÍE) El coche está frenando solo.

Está frenando solo, y yo no hago nada.

Yo no estoy haciendo nada.

Ni pies ni manos. Y yo tampoco.

Y frena mejor que yo cuando conduzco,

porque deja la distancia de seguridad perfecta.

Y además muy progresivo, muy suave. Muy suave y muy bien.

Y ahora cuando iniciemos la marcha, el coche la va a iniciar él solo.

Ahora te dice que el coche se va. Dale un toquecito.

Se lo doy. Y él acelera solo y se pone a 50,

que es la velocidad que le hemos estipulado para ciudad.

Borja, yo sigo con las manos arriba y el pie totalmente relajado...

¿Me dejas que dé una vuelta más y vamos a buscar a Carlos?

Venga, vamos. ¿Sí?

Sí, claro.

Qué gozada, me ha encantado.

Creo recordar, eso es que fue hace mucho tiempo,

que fue a la primera.

Me lo saqué superrápido, porque era muy concienzuda

y me fijaba muchísimo en cómo conducía mi padre...

Cumplí 18 y me saqué el carné.

Sí. A ver, me han multado por exceso de velocidad...

¿Vale?

Y luego me han multado mucho por estacionamiento, por despiste.

Pues vamos a ver, como trasto, yo lo llevaría en el maletero;

pero no tiene mucha lógica

porque si tienes que salir ya no llevas el chaleco.

Me enfada si hay alguien que intenta abusar,

el típico chulito...

Pero no me enfado, creo que no merece la pena.

No hay que jugarse la vida por eso, para nada.

Voy en plan Gandhi, superzén.

He dicho que me gusta conducir y creo que lo hago bien,

o sea, yo me pondría por lo menos un 8, sí.

Sí, superconvencida.

A mi marido, a mi marido, sí, me lo paso bien.

Habla cuando tiene que hablar y se calla cuando toca callarse.

A mi marido, sin duda.

O a mis hijos también, que son un amor.

Así que cualquiera de los tres.

Esto ha sido "Seguridad vital", gracias por estar ahí.

La próxima semana, más.

Y ahora cada uno en su medio de transporte

nos vamos a dar un paseo. Me parece bien.

¡Adiós! ¡Adiós!

Su pu...

Grabando.

Hay una torda aquí... (RÍE)

Creo que en mi camino no hay ninguna.

(RÍE) ¡Voy cagado!

Ánimo, Marta. ¡No, no, no!

Todavía no me sueltes. Ay.

Que no soy Manolín.

O sea, más vale que a la primera salga, ¿vale, queridos compañeros?

O sea, ¡ya!

Bueno, a ver si conseguimos hacerlo a la primera.

Si sale algo un poco mal, no pasa nada.

Pero todavía quedan muchas cuestiones prácticas y...

(RÍE) Técnicas... por resolver.

¡Adiós!

(GRITA)

(RÍE) ¡Socorro!

  • Seguridad Vital - 16/04/17

Seguridad Vital - 16/04/17

16 abr 2017

Pedro Delgado habla en 'Seguridad vital' de su relación con el volante y explica cómo fue el mayor susto que ha vivido circulando en bicicleta. Además, nos cuenta cómo fueron sus primeros momentos como conductor, con su padre de profesor y copiloto.

Con el final de las vacaciones de Semana Santa las carreteras se vuelven a llenar de vehículos que regresan a casa. La operación retorno tendrá lugar el domingo y el lunes. Durante esos días la DGT prevé una mayor concentración de desplazamientos. En estas circunstancias, las imprudencias pueden tener peores consecuencias. En el 'Radar' de esta semana se explicará cómo circular más seguros en nuestro retorno.

Cuando nos encontramos ante un accidente inminente, conviene saber cómo podemos disminuir la gravedad de las lesiones. Una reacción adecuada al volante o adoptar la postura correcta en esos momentos, puede ser vital. El programa mostrará cómo acomodar el cuerpo para protegernos mejor de un impacto.

Los medios de transporte han pasado por muchas etapas en su historia. El próximo reto sería el de la conducción autónoma. La tecnología ya hace posible que los vehículos se conduzcan solos, pero quedan todavía muchas cuestiones prácticas y éticas por resolver. El programa asistirá a la Segunda Jornada de Tecnología y Seguridad Vial para conocer, de la mano de los expertos del sector, el futuro de la movilidad en nuestras carreteras.
Javier Borges sufrió un accidente de moto cuando circulaba en ruta un domingo de 1992. Como consecuencia del siniestro Javier padece una lesión medular. Este domingo en 'Tú lo puedes evitar' se mostrará cómo ha salido adelante y se ha adaptado poco a poco a su nueva situación.

ver más sobre "Seguridad Vital - 16/04/17" ver menos sobre "Seguridad Vital - 16/04/17"
Programas completos (135)
Clips

Los últimos 1.378 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios