www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3798759
Para todos los públicos Seguridad Vital - 13/11/16 - ver ahora
Transcripción completa

es de 0,15 mg/l?

¿Sabían que la tasa de alcohol permitida para conductores noveles

es de 0,15 mg/l?

¿Y que aunque deban llevar la L el primer año

pueden ir a la misma velocidad que el resto?

Esto es "Seguridad vital".

Hoy desde Boadilla del Monte, en Madrid.

Comenzamos.

Esta semana nuestro Radar nos muestra los peligros

que supone para la circulación

las señales poco visibles o en mal estado.

Reunimos a tres jóvenes menores de 22 años

para hablar sobre las principales causas

de fallecimiento en carretera en esas edades:

la velocidad, las distracciones y el alcohol.

Realmente, ¿cuántos radares

o cuántas muertes son necesarias para que la gente se conciencie?

Conoceremos Udrive, un proyecto financiado por la U. E.

para saber cómo conducimos realmente los europeos.

Y Marta pondrá a prueba

algunas de las últimas tecnologías de ayuda a la conducción

que podemos encontrar en nuestros coches.

Imagínense que se nos va el coche y corrige,

el volante solo, la trayectoria, y es de gran ayuda,

sobre todo en casos de despiste o que nos quedamos dormidos,

que tantos accidentes provoca. Efectivamente.

Hola, muy buenas. Las señales de tráfico

son fundamentales para la convivencia

en nuestras calles y carreteras;

pero para ser eficaces deben cumplir cuatro reglas básicas.

Deben ser comprensibles, visibles, legibles y creíbles.

Muchas veces las señales que están para guiarnos

y protegernos de peligros sirven para todo lo contrario.

Aunque este no sea el caso, cuando están tapadas o deterioradas

se convierten en una auténtica trampa para la circulación.

Fíjense en la parte izquierda de la pantalla.

Una señal tan importante como el ceda el paso

desaparece de nuestra vista.

En el ejemplo de esta rotonda,

el nivel de reflectancia de varias señales está deteriorado

y hasta cinco de ellas desaparecen,

con el peligro que esto supone para la seguridad vial.

En este panel encontramos

diferentes señales rotuladas con distintos materiales,

distintas clases de materiales retrorreflectantes.

Esto se hace precisamente para ver la diferencia que hay

entre unos niveles y otros.

-Las señales llevan unas láminas retrorreflectantes;

cuando la luz de nuestros faros incide en la señal,

esa lámina devuelve la luz para que la veamos perfectamente.

Si esa lámina se desgasta, pierde su característica

y no la vamos a ver por la noche.

Las señales pueden tener una vida útil de 10 años o de 7,

dependiendo del tipo de material;

pero a partir de ahí lo que conviene es revisar

si esa señal se ve correctamente, sobre todo por la noche;

porque podría estar 20 años sin ningún problema.

Estas dos señales se ven perfectamente,

pero supongamos que estamos circulando de noche

por una carretera poco iluminada.

La señal nueva devuelve la luz,

mientras que la que está deteriorada no lo hace

y deja de ser visible.

La florescencia es un fenómeno

para potenciar la visibilidad diurna.

Es lo que ocurre en las señales amarillas fluorescentes.

Sería muy recomendable usar este material

en la señalización de obra.

Son puntos que no nos esperamos en la carretera,

situaciones que nos encontramos de repente,

y conviene enfatizar su señalización

para llamar la atención del conductor

y que pueda entrar en esa zona con una velocidad segura.

-Las señales deben ser visibles,

comprensibles,

creíbles

y tienen que poderse leer perfectamente.

Los ciudadanos, cuando hay una señal

cerca de su casa o en el camino al trabajo,

una señal que está en mal estado,

lo que deberían hacer es notificarlo a su Ayuntamiento,

a la Diputación, la Comunidad Autónoma,

al Ministerio;

para que cambien esas señales.

Tenemos derecho a ver las señales adecuadamente.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar algún punto negro en la circulación,

señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

Me llamo Rafa Díez.

Hace nueve años tuve un accidente de moto.

Como consecuencia del accidente, me rompí 17 costillas,

me impactaron en el pulmón izquierdo con dos neumotórax,

la escápula, el bazo, la rodilla

y sobre todo tres vértebras que desaparecieron.

Salí a rodar con todos los compañeros del grupo

y fuimos por la carretera de Rascafría,

muy conocida por todos los motoristas...

La típica mañana; muy soleada, muy a gusto,

no tenía problemas en la moto, buena equipación;

todo era perfecto.

Pero bueno, pues un momento de descuido,

quizá un exceso de confianza,

una falta de previsión...

Y de repente te fijas un momento en un poco de gravilla,

la velocidad un poco inadecuada, intentas corregir,

y desembocó en una salida de la curva.

La moto cayó sobre mí, impactó en mi espalda,

y fue la que me provocó todos los daños.

La Guardia Civil me dijo que me había salvado la vida

mi casco y mi espaldera metálica.

Y gracias a que iba con compañeros que supieron cómo reaccionar;

me salvó el evitar que yo me moviese,

el extraer el casco de una forma adecuada,

las inmovilizaciones esperando a que llegase el personal sanitario,

al que le debo la vida;

fue un poco lo que marcó la diferencia.

Tenía un helicóptero que justo estaba libre.

Llegué a La Paz, me cogió el cirujano

y me dijo: "Ni te muevas, tienes la médula al aire".

"Si te mueves, te quedas tetrapléjico".

A las 24 h me dijeron que debía despedirme de mi familia,

que no iba a superar el colapso del pulmón,

que la zona no estaba bien...

Y bueno, entró toda mi familia

y les tuve que decir que siguieran sin mí...

Me acababa de casar hacía un año. Un poco complicado.

Pero bueno, lo mejor de eso es que sobreviví.

Durante un mes estuve mirando al techo

hasta que pudieron darme la vuelta para facilitar la operación

de unión y reconstrucción de mis vértebras.

Te da mucho tiempo para pensar.

Que este momento que estamos aquí puede ser perfectamente el último.

Esta experiencia, como imaginaréis, cambió totalmente mi vida.

Me hizo relativizar mucho de nuestro estilo de vida.

Yo me dedicaba a estar muchas horas delante de un ordenador

e intenté cambiar ese rumbo,

y desde entonces me he dedicado a entrenamiento personal

específico en conceptos de movimiento.

Ahora puedo disfrutar de mi hijo, de mi vida;

pero todo se podría haber quedado en esa curva,

porque esa moto y ese exceso de confianza

podrían haber hecho que aún estuviese en esa cuneta.

Cuando vayas en moto, usa siempre la equipación adecuada,

haga frío o haga calor;

las condiciones de la vía son importantes,

pero lo importante es que tú controles la situación

y estés en máximo estado de alerta.

Un solo segundo puede marcar la diferencia.

Tú lo puedes evitar.

La lluvia es el fenómeno meteorológico

que provoca más accidentes.

Para circular con seguridad existen productos que repelen

el agua de los cristales de los vehículos.

La aplicación de la sustancia genera una capa en la luna

que provoca que el agua resbale por la superficie del cristal.

Su aplicación mejora la visibilidad

sin necesidad de usar el limpiaparabrisas

en condiciones meteorológicas desfavorables.

Mejorar la seguridad vial es uno de los objetivos de la U. E.

y, dentro de las estrategias en las que está trabajando,

destacamos el proyecto Udrive,

para saber cómo afecta el comportamiento

de los conductores a la siniestralidad.

Los participantes en el programa llevan instalados en sus vehículos

cámaras, GPS y detectores de velocidad,

que registran con detalle cada uno de sus movimientos.

En España el estudio se está centrando

en el comportamiento de los motoristas.

Udrive es un proyecto

fundado por la Comisión Europea, en el cual se van a recoger

muchos datos de conductores de camiones, coches y motos,

para intentar ganar conocimiento

de las situaciones críticas de la circulación viaria.

Dentro del proyecto somos 20 socios de 12 países europeos diferentes.

En Francia, Inglaterra, Alemania y Polonia

se están haciendo pruebas con coches;

en Holanda se están haciendo pruebas con camiones y coches,

y aquí, en España, estamos haciendo las pruebas con las motos.

Los dos principales objetivos del proyecto son, por un lado,

que se reduzcan las emisiones contaminantes del tráfico rodado;

por otro lado, que se reduzcan las víctimas

de accidentes de tráfico.

Queremos estudiar la interacción de las motos con otros vehículos,

la interacción de las motos con los usuarios vulnerables

y la velocidad.

En el 95% de los accidentes de tráfico

el factor humano está presente.

Por eso van cámaras apuntando directamente al conductor

y a sus acciones.

-La moto tiene principalmente una serie de cámaras que graban

un entorno de 360 grados a tu alrededor;

una que te apunta a ti directamente a la cabeza

para ver hacia adónde miras y si estás atenta al tráfico o no,

y otra debajo del manillar,

que enfoca a los vehículos que tienes delante.

Junto con las cámaras hay un GPS,

con lo cual tenemos continuamente monitorizada

cuál es la ubicación de la moto.

Luego hay una serie de sensores de velocidad

que están aquí instalados, en la pinza del freno,

que nos indican a la velocidad a la que circulas.

Y todo eso se almacena en un equipo que tenemos aquí,

que va registrando todos estos datos.

-Va a ser prácticamente un año que llevo ya con ella

y es una moto a la que le echas gasolina,

la cuidas y te responsabilizas de ella.

He hecho, además,

lo mismo que hacía habitualmente con mi moto.

Cuando nos llaman,

tenemos que venir aquí a que se descarguen los datos

que están grabados en estas cámaras que están en el interior,

y a ver cuando acabe el proyecto si ha servido para algo.

-De momento todavía estamos en la fase de recogida de datos.

Lo poco que podemos confirmar es que en nuestro caso de las motos,

cuando hay interacciones con otros vehículos,

la gran mayoría de las veces es el otro vehículo

el que no percibe a la moto.

-Mi coche tiene tres años.

-Diez.

-Tiene cuatro años... Tres. Sí, cuatro.

-Es de 2002, así que tiene 14.

-Tendrá... diez años o así.

-Yo creo que no.

Creo que sí dan más facilidades los nuevos.

-Sí, son menos seguros.

-Porque se van desgastando,

entonces, claro, tiene una media de vida

y habrá un momento en que habrá que cambiarlo.

-Solo porque se innova más, se diría que es menos seguro.

-Tiene más probabilidades de que se estropeen.

-Yo creo que más nada depende de cómo lleves tú el coche.

-Si el conductor tiene cabeza, ningún coche es peligroso.

-Al ser más antiguo es menos seguro

y hay más peligro cuando te chocas a lo mejor.

-Yo pienso que cuantos más años tiene el coche,

más probabilidad de siniestralidad tiene.

-Supone un peligro más para la carretera.

Una empresa japonesa ha desarrollado

un medio de transporte eléctrico personal

que apenas ocupa el tamaño de un ordenador portátil.

Se trata de una pequeña base cuadrada con cuatro ruedas

que nos permite situarnos encima y mantener una posición natural,

como si estuviésemos de pie. Se mueve como un segway,

desplazando los pesos hacia los lados o hacia adelante,

y para detenerlo solo hay que saltar fuera.

De esta manera, el propio vehículo se detiene totalmente

sin desplazarse como haría, por ejemplo, un monopatín.

Puede alcanzar una velocidad máxima de 10 km/h

y tiene una autonomía de 12 km.

Se alimenta de una batería de iones de litio

que necesita tres horas para recargarse.

Además, es capaz de soportar un peso de hasta 120 kg.

En Case IH ya hoy por hoy

disponemos de sistemas de guiado que se utilizan en los tractores;

pero este prototipo de tractor es un pasito más,

en el que ya no es necesario que el operario vaya en el tractor;

sino que lo puede controlar directamente desde su oficina,

como un controlador aéreo controla el espacio aéreo

360 grados alrededor.

Funciona a través de una serie de sensores que porta

y también un sistema de localización,

y lo que hace es trabajar

según un patrón de guiado establecido previamente.

Este prototipo nos ayuda a mejorar la seguridad en dos aspectos.

El primero es que eliminamos o minimizamos el factor humano,

con el que muchas veces se producen accidentes

por cansancio o fatiga,

y después también eliminamos

el hecho de que se cometan decisiones imprudentes,

puesto que a través de una serie de sensores

y de parámetros que analiza a su alrededor

es el tractor el que toma la decisión de en un momento dado

detenerse por un posible peligro o riesgo de accidente.

Hasta ahora hemos visto navegadores incorporados en teléfonos,

GPS en coches, etc.; pero en Italia han ido más allá

y desarrollan un proyecto para incorporarlos en cinturones.

Con una aplicación específicamente diseñada para el cinturón,

definimos la dirección a la que nos dirigimos

y si vamos a pie, en moto, coche o autobús,

y el cinturón nos guiará sin tener que mirar el móvil o GPS.

Para ello, la prenda lleva instalados 16 motores diminutos

estratégicamente ubicados por la circunferencia del cinturón,

que nos avisan mediante vibraciones de la dirección que debemos tomar.

Si hemos de girar a la izquierda,

vibrará de forma constante el sensor de ese lado.

Si debemos seguir recto en una intersección,

será el delantero.

En caso de haber tomado una dirección errónea,

vibrará el sensor trasero.

Todo ello sin tener que separar la vista de la carretera,

incrementando así la seguridad en los trayectos.

Si vamos en bus, cuando estemos en la parada correcta,

el cinturón vibrará con los sensores izquierdo y derecho

para que sepamos que nos acercamos a ella.

¿Cuánto falta, papá? -Mamá, ¿cuánto falta?

(NIÑOS) Papá, ¿cuánto falta?

-Rotonda. -Glorieta.

-A mí me suena más rotonda que glorieta,

porque es que glorieta es un poco...

-Eh, glorieta, pero rotonda sí.

-A mí también.

-¿La glorieta? (AMBOS) -Sí.

-¿Los caminos que hay en las rotondas?

(AMBOS) -No.

-Una glorieta es lo mismo que una rotonda.

-Ah, mira.

-Algo que está en un círculo,

que te ponen una señal para que lo sepas

y tú giras.

-Y para no provocar atascos, ponen una rotonda,

para ir más rápido a los sitios que quieres ir.

-Hay distintos carriles,

que tú das una vuelta y te vas por el sitio que quieras.

-Bueno, como un sol, como un sol.

-Que...

-Un sol, y los caminitos son los rayos.

Les llaman la Generación Y, la Generación del Milenio

o poniéndonos finolis los "millennials";

son aquellos nacidos entre los años 90 y 2000.

Crecieron con un móvil en la mano y reconocen

que ni conduciendo pueden prescindir de él.

Dicen que son concientes

del peligro de mezclar alcohol y conducción,

pero muchos confiesan

que se han montado en un coche con un conductor bebido.

Por eso hemos reunido a un grupo de jóvenes

para que intercambien opiniones sobre seguridad vial.

"El 80% de los jóvenes dice haber visto a sus amigos conducir

bebidos o drogados". -En mi caso,

la verdad es que formo parte del 80%

porque sí que he visto a algún amigo,

tampoco de ir muy borracho ni muy drogado,

pero sí que he visto situaciones un poco "curiosas" en ese sentido.

-Y parece hasta escaso, el 80%, y lamentablemente es así.

Y yo, al menos, me incluyo también en ese porcentaje.

-Me parece una situación que es demasiado común

y, en ese momento, te da un poco más igual;

pero luego piensas en el peligro que has pasado,

en todo lo que podría haber llegado a pasar

y eso sí que te asusta. Si ves que la persona va muy mal,

obviamente hay que tener un poco más de cabeza,

aunque no la tengas siempre, todo hay que decirlo;

pero sí que en ese momento intentas decir:

"Oye, igual que yo no voy a subir en tu coche,

tú no deberías llevarlo".

-Pasa muchas veces que no se puede evitar realmente,

porque hay gente que no tiene esa conciencia.

-"Cuatro de cada cinco jóvenes utiliza el smartphone

al volante".

-Es algo en lo que se puede educar perfectamente,

es tan fácil como guardar el móvil en el bolso;

pero no se hace por el hecho de tener que estar siempre comunicado.

-Al final siempre tenemos el móvil a mano

y yo, por ejemplo, reconozco que veo un mensaje y lo leo,

y lo peor de todo es si lo contestas;

pero sí que es un tema que genera también un montón de accidentes

o distracciones al volante.

-En mi opinión usarlo al volante o en pleno viaje

me parece ser un inconciente total y es casi como ir borracho;

o sea, no tiene justificación posible.

El manos libres también me parece peligroso,

no solo usarlo con las manos, porque a mí me ha pasado alguna vez

con el manos libres que me distraigo

y no estoy tan atento a la carretera como debería.

-Ese optimismo que hay siempre

de: "Eso le pasa a los demás, pero a mí nunca me va a llegar".

Hasta que llega.

-"Tráfico cazó a 97 conductores

a más de 180 km/h en los tres últimos años".

-En mi caso, yo conduciendo nunca he llegado a 180.

En una ocasión sí que subí a un coche de un amigo,

volviendo de viaje,

teníamos prisa, pues sí que se subió a 180

y es la sensación de que cualquier obstáculo o cosa que pase,

con la capacidad de reacción de esa persona

es imposible que no pase nada,

que no colisiones o que no se vaya el coche.

-Sí que existe cierto atractivo por la velocidad.

La mayoría de mis amigas nos hemos sacado el carné

hace relativamente poco y es coger un coche...

Y esa sensación de poder que te da el coche y todo eso.

-Yo creo que más que una cuestión de edad

es una cuestión de experiencias vitales

y, como tú comentabas antes, si has tenido algún accidente

o a alguien cercano que le haya pasado algo,

te conciencia y cambias tu conducción;

no creo que tenga que ver solo con los años.

Si llevas 25 años conduciendo y nunca te ha pasado nada,

no creo que cambies.

-Realmente, ¿cuántos radares o cuántas muertes son necesarias

para que la gente se conciencie?

¿Cuántas cosas son necesarias que haga la sociedad,

que haga Tráfico y todo eso, para que la gente diga:

"Oye, la velocidad sí que es importante,

como lo pueden ser el alcohol y las drogas perfectamente"?

-Si yo te contara la falta

de información que teníamos sobre seguridad vial...

-Ha evolucionado bastante a mejor.

-Yo tenía cinturón en el coche, pero no me lo ponía casi nunca.

-Pues mira, irme de aquí a La Línea de la Concepción

con cinco personas en el Simca 1000

y cargada la baca hasta arriba... Que yo no sé ni cómo podía llegar.

-Antes te metías en un coche, en un 600...

Yo me acuerdo que nos metíamos mis dos hermanas

y una tenía dos hijos, la otra tenía uno, yo tenía dos...

Dentro del coche todos.

-Se iba el coche para un lado y para otro del viento que hacía.

Y ahí me empecé a dar cuenta de que eso era un peligro.

-Llegó un momento en que eso cambió,

pero fue años más tarde.

-Ahora es cuando me doy cuenta de las burradas que he hecho.

-Yo a partir del programa "Segunda oportunidad",

de Paco Costas,

empecé a tomar conciencia de lo importante que era

tomar medidas de seguridad conduciendo.

-Yo conducía perfectamente bien porque tenía una idea muy clara,

que era pensar en llegar, no importarme el tiempo.

¿Te ha gustado la expresión?

-Aunque el código de circulación ceda la preferencia

en los pasos de cebra a los peatones,

estos deben esperar a menudo a algún conductor comprensivo

para cruzar la calle.

Muchos viandantes se sienten, con razón,

víctimas de este comportamiento.

-Yo me he visto muchas veces en situaciones

en las que si doy un paso un poco más largo,

me cepillan.

-En el estrés alimentado por las colas que genera a diario

un número cada vez mayor de coches, que no de calles y carreteras,

se han buscado las raíces de este comportamiento

denominado "ansiedad circulatoria",

que además de aumentar el riesgo de accidente en ciudad,

se extrapolan a la carretera con el consiguiente aumento de peligro.

-Un ejemplo de esta extrapolación es el uso del casco.

Después de un primer periodo de adaptación,

su uso llegó a generalizarse en carretera y en zona urbana.

Posteriormente se produjo una pequeña relajación

en cuanto a su uso en zona urbana,

que desgraciadamente se extrapoló a carretera,

con lo que ha aumentado el número de víctimas

y, sobre todo, el número de muertos por no usar el casco.

Aquí estamos con Jaime Álvarez,

jefe de producto de Citröen. Hola, ¿cómo estás?

Hola. Nos vas a hablar

de los sistemas de seguridad que incorporan los vehículos nuevos.

Efectivamente; en este vehículo contamos

con un sistema de vigilancia de ángulo muerto.

(ASIENTE) El aviso de cambio de carril...

Y muchas más cosas; pero yo lo que quiero es

comprobarlo al volante. Vamos a probarlo.

¿Nos damos una vuelta? Venga.

Me vas a hablar de elementos de seguridad

que hoy en día están incorporando muchos coches;

pero este puede conducir solo; ya lo ha hecho, de Madrid a Vigo.

Efectivamente; es el primer coche que de una forma autónoma

ha recorrido la distancia que hay entre Vigo y Madrid

a finales del año pasado.

¿Cuál es el primer elemento de seguridad que vamos a probar?

El aviso de cambio involuntario de carril,

que trata de evitar distracciones.

El propio vehículo reconduce y vuelve a la trayectoria

para evitar una posible colisión.

Imagínense que se nos va el coche y corrige,

el volante solo, la trayectoria, y es de gran ayuda,

sobre todo en casos de despiste o que nos quedamos dormidos,

que tantos accidentes provoca. Efectivamente.

Vamos a hacerlo una vez más.

Comprobando que no vienen coches, porque esto es un simulacro...

Y de nuevo el volante... Lo estoy cogiendo con los pulgares;

si no lo llevara, también corregía la trayectoria;

pero vamos a hacerlo bien, ¿no? Exacto, exacto.

¿Qué otro sistema de seguridad incorpora este coche?

El regulador de velocidad activo.

Previamente puedes fijar la distancia que quieres mantener

con el vehículo que te precede.

Aprietas el regulador de velocidad. Ahí.

Ahora tienes puesto, por ejemplo, 76 km/h.

Sí. Ahora vas a una velocidad constante

y mantiene la distancia con el vehículo precedente.

Ajá. Si el coche de delante

reduce la velocidad,

este vehículo iría adaptando la velocidad

al vehículo que nos precede.

Ahora está acelerando para seguir manteniendo

esa distancia. Yo no estoy haciendo nada.

El sistema reconoce qué distancia hay

y te acelera o te frena para mantener esa distancia.

¿Y qué haces con el walkie, que me das miedo?

Para avisar a tus compañeros

para ver el nuevo sistema de seguridad,

de vigilancia de ángulo muerto.

Gracias a un testigo en los retrovisores,

nos alerta sobre la presencia de un vehículo,

de una moto, de una bici,

en el punto ciego del coche

y nos alerta para no cambiar de carril

que puede ocasionar un accidente. Pasa muchas veces,

que no nos damos cuenta de que nos están adelantando.

Aquí entonces se va a activar una señal lumínica

en el espejo retrovisor. Efectivamente.

Si te parece, lo vemos. Sí, mejor, mejor.

¿Nos adelantáis, por favor? Estamos en un entorno seguro.

Y ahora nuestros compañeros se van a poner

a nuestra vera. Nos están adelantando

y, como ves, hay un testigo. Ay, mira.

Me está avisando:

"Atención, no se te ocurra cambiar de carril ahora,

que tienes un accidente". Efectivamente.

Jaime, qué maravilla, eh.

Te ha gustado, ¿no? Me ha encantado, ¿sabes por qué?

Porque aparte de que pueden evitar un montón de accidentes,

son muy fáciles de usar.

Efectivamente, inciden sobre aumentar la seguridad

de nuestros conductores y evitar posibles distracciones

que causan muchos accidentes. Tomamos nota.

Gracias, hasta la próxima. Muchas gracias, un saludo.

Adiós. Hasta luego.

¿Sabían que el primer semáforo que se instaló en Madrid

ha cumplido 90 años?

Está situado en el cruce entre las calles de Gran Vía y Alcalá

y las obras para su instalación duraron más de dos meses.

En su origen era solo para vehículo

y tal fue el desconcierto que generó

que los periódicos publicaron las pautas

sobre cómo debían cruzar los peatones.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar algún punto negro en la circulación,

señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

Pues tengo 32... Siete años.

Me lo saqué supertarde el carné de conducir.

Yo creo que siete u ocho añitos llevaré con él.

Sí; no porque fuese malo, sino porque era supervago

y tenía que estudiar...

Luego me puse y en dos semanas lo saqué.

Me multaron, tuve que hacer el examen de recogida de puntos;

no por ninguna infracción gorda, pero vas por la Castellana

y en vez de hacer lo que debes que es ir a 50 km/h,

yo iba a 71 km/h... Te multan.

Porque es normal, a lo mejor son las 11 de la noche,

le das un poco al coche y se te pone en 60, 71...

Pero nunca por una infracción gorda, velocidad de 180 km/h...

No, no, me da miedo.

Sí, sí he tenido que cambiarla; he podido y he sabido.

Hulk, soy Hulk.

Me encantaría decir "soy Gandhi", pero soy Hulk.

Sí, atrás en el maletero, donde la rueda de repuesto.

Un ocho.

A mi hermano; a mi hermano Raúl.

Esto ha sido "Seguridad vital", gracias por estar ahí.

La próxima semana, más.

Y aunque esté lloviendo, ¿nos vamos a por setas

al monte de Boadilla? Vale.

Hala, adiós. Adiós.

Hoy desde Boadilla del Monte,

en Madrid. Comenzamos.

Vámonos... No, que ha dicho que no.

¿Que no nos vamos?

¿Empiezo por?

¡Empiezas conmigo! ¿Con qué "migo"?

Conmigo. -Conmigo.

Venga... Me habéis dicho los dos "conmigo".

¿Y dónde empiezo? Perdón. ¿Pero a quién empiezo?

Jesús. -Con Jesús.

Empiezo con Jesús, termino con Ángel

y no vuelvo a ti. No.

Los "millennials" son aquellos que nacieron entre los años 2000...

(RÍE) Hala, ¿nos vamos? ¡Otra!

Solano. No puedes vivir sin mí.

¡Oye, Solano!

(GRITA)

Perdón. Va, venga.

(BALBUCEA) Del peligro de mezclar...

(BALBUCEA) De mezclar...

Y ahora, aunque llueva, ¿un paseo por el monte de Boadilla?

(BALBECEA) Sí, propiamente dicho... Joder, perdón. Va.

Se me ha hecho una "zopa".

Hala, adiós. Adiós.

¡Toma! He dicho "com-prensibles", pero bueno...

Venga, vámonos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad Vital - 13/11/16

Seguridad Vital - 13/11/16

13 nov 2016

Hoy hablaremos de las señales poco visibles, de la visión de los jóvenes y la seguridad vial, cómo conducimos los europeos. Invitado: Adrián Lastra.

ver más sobre "Seguridad Vital - 13/11/16 " ver menos sobre "Seguridad Vital - 13/11/16 "
Programas completos (146)
Clips

Los últimos 1.493 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios