Saca la lengua La 2

Saca la lengua

Fuera de emisión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
1275648
Para todos los públicos  Saca la lengua - 17/12/11 - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado realizado por i-RTVE.

Bienvenidos.

¿Han pensado cuántas expresiones se refieren al cielo?

Del afortunado se dice que tiene buena estrella.

Del despistado, está en las nubes.

El creyente confía en su ángel de la guarda.

Y del solidario se dice que con su trabajo

se gana el cielo.

Vamos a escudriñar el firmamento.

Tanto el que vemos desde la tierra

como el otro cielo, el del más allá.

Les propongo que miremos hacia arriba.

Y avistemos todas las palabras que utilizamos cada día.

Que nos llegan caídas del cielo.

Luna, estrella.

Ángeles.

Paracaídas.

Jesús.

Arco iris.

Divino.

Sol.

Planeta.

Azul.

Celeste.

Avionetas.

Parapente.

Nubes.

Cometas.

Meteoritos.

Dios.

Vírgenes.

Pájaros.

Algo grande.

Para referirnos a una buena persona decimos, es un sol.

O es un cielo de persona.

El firmamento está lleno de expresiones que mezclan

el sentimiento con la ciencia.

Eso puede ser, ¿verdad?

¿Qué es el cielo?

Me sugiere muchas cosas.

Algo muy grande.

Infinito.

Hablamos de unas edades muy grandes.

También cosas muy cotidianas.

Cuando hablamos del día y la noche.

Esa alternancia de luz y oscuridad.

Día sugiere a dios.

De hecho las dos vienen de una palabra que era brillar.

También colores.

El azul celeste.

La negra noche.

Un sol que los niños pintan amarillo.

Luna gris.

Sugiere muchas cosas.

El cielo es algo que está muy lejos.

Y por otro lado está próximo.

Ponemos a nuestros hijos nombres celestes.

Sin duda.

Selena.

Estrellas como Arturo.

Otros nombres relacionados como Aurora.

O Alba.

Los relacionamos con los ciclos del cielo.

Luna también.

Hay muchos.

Expresiones relacionados con el firmamento.

Desde tener buena estrella.

A estrellarse.

Lo positivo y lo negativo.

Lunático.

Hay muchas.

Han ido pasando a las expresiones cotidianas.

¿Por qué se dice lo de estrellarse?

Seguramente porque ve las estrellas.

Sienten mucho dolor.

Hay otra cosa si es de mitología que es la influencia de la luna.

Relacionadas con la cosecha.

¿Tanta influencia tiene?

No, la única influencia medible son las mareas.

Hay quienes piensan que la vida salió del mar.

Y empezó a colonizar la tierra gracias a las mareas.

El hecho de que las aguas se retiran.

Todas las demás explicaciones eran fruto de la ignorancia.

No sabíamos explicar ciertos comportamientos.

Se buscaba una explicación fácil.

Dioses, lunas o estrellas.

¿Hay vida allá?

Seguramente sí.

La descubriremos algún día, no en los planetas más próximos.

Pero dado que agarra en cualquier sitio, da la impresión

de que en otros planetas seguramente lo encontremos.

No necesariamente hombrecillos verdes, pero sí.

Lo que más nos fascina desde aquí son las estrellas.

Esas constelaciones que son mágicas.

Ha generado mucha literatura.

¿Brillan más por la proximidad?

No, una constelación no es nada.

Es una agrupación de estrellas a las que damos una entidad

que no tienen.

Eso es para localizarlas.

Luego les personificamos cosas.

Hacemos que sean gigantes, osos.

Las hacemos en parte para recordar dónde están.

Y nos inventamos historias entre ellas.

Algunas son fáciles de ver.

Por ejemplo, Orión.

Tiene forma de pajarito.

Se ve desde ambos hemisferios.

Está encima del Ecuador.

Han generado leyendas.

Para los polinesios es una red, para los griegos, un gigante.

En el hemisferio norte, tenemos la Osa Mayor.

Un trozo de la cual llamamos el carro.

Orientarse viene de oriente.

Es por dónde sale el sol.

¿Existe la estrella de oriente?

No se sabe qué pudo ser.

Se ha investigado si fue una estrella muy brillante.

Fue un grupito de estrellas.

Si pudo ser un cometa.

No hay ninguna conclusión.

Nosotros la representamos como el cometa Halley.

Apareció cuando Giotto, un pintor italiano,

estaba pintando un nacimiento.

En una iglesia.

Al verlo en lugar de pintar la estrellita común en la Edad Media.

Lo hace con cola.

Hay viene el hecho de usemos una estrella con cola.

Es una explicación científica pero a la vez sentimental.

Es una mezcla.

No, la ciencia está separado de esto.

Pero a veces se utiliza el mismo vocabulario.

Lo cual puede inducir a confusión.

Pero hay que saber de qué estamos hablando.

Vamos a despedirnos con una frase

"No perder nunca el norte".

Significa estar bien encaminado bien orientado.

Como los antiguos utilizaban la estrella polar

para conocer el norte pues supongo que viene de aquí.

No pierdan ustedes el norte, nunca.

Estáis al aire.

Ya se va posando, ya.

Ahí está.

Luna quieres ser madre y no encuentras querer

que te haga mujer.

dime, luna de plata,

qué pretendes hacer con un niño de piel.

a-ha-ha, a-ha-ha,

hijo de la luna.

Una de las acepciones de cielo es dios y su providencia.

¿Existe el cielo divino?

Sí, en casi todas las religiones.

El lugar de los dioses y deben de estar muy a gusto

y alejado de los hombres.

¿Es lo mismo el cielo que el paraíso?

En el cristianismo, sí.

Es indistinto, reino de dios reino de los cielos

y la escena de la crucifixión cuando uno de los ladrones

dice que se acuerde de él cuando estés en tu reino.

Jesús le contesta, "hoy estarás conmigo en el paraíso".

Todos coinciden.

En la tierra intentamos hacer las cosas como dios manda.

¿En cuantas expresiones lo ponemos en medio?

Todas.

El lenguaje refleja el imaginario colectivo.

Aunque vivamos en una sociedad secularizada, el catolicismo

sigue vigente.

Las expresiones del lenguaje popular reflejan el sentimiento religioso

que por muy ateos, agnósticos o alejados de la religión

estemos, en el fondo nos sale.

Porque refleja una serie de actitudes y comportamientos que trascienden

el mundo de la religión.

El hombre propone y dios dispone.

Pongo a dios por testigo.

Dios aprieta pero no ahoga.

A dios gracias.

Armar la de dios en cristo.

Dios quiera.

Dejado de la mano de dios.

A quien madruga, dios le ayuda.

Dios los cría y ellos se juntan.

Dios proveerá.

Dios proveerá.

Es una expresión que a mi personalmente no me gusta.

Es una idea muy providencialista de la vida.

Yo no me preocupo.

Me da lo mismo lo que suceda porque al final

dios va a arreglar las cosas.

Es un dios tapa agujeros.

Que suple los huecos de la inteligencia.

Y los ángeles.

¿Qué son?

Son seres espirituales.

Son puros y también tienen su ubicación.

Acompañando a dios.

Son seres de las religiones monoteístas.

Judaísmo, cristianismo e Islam.

Se consideran protectores que te acompañan en el camino.

Te ayudan a recorrer en una senda para que no te equivoques.

Cantar como los ángeles, ¿de dónde viene?

Es el grado supremo de la estética en este caso musical.

Son la perfección absoluta, es a ese deseo de llegar

a un estado de plenitud y de comprender.

Ya hemos hablado de dios.

Hemos hablado ya de los ángeles.

¿Y los santos?

Dentro de la religiosidad popular tiene más importancia que dios.

Los creyentes se dirigen a dios a través de los santos.

Creen más en su eficacia que en la de dios.

Se me ha ido el santo al cielo.

Al que dios se lo dio san Pedro se lo bendiga.

A todo cerdo le llega su san Martín.

Colgar el sambenito.

Se quedó para vestir santos.

Tienes más paciencia que el santo Job.

Desnudar a un santo para vestir a otro.

Llegar y besar el santo.

Santa rita, rita, lo que se da no se quita.

Una curiosidad, ¿por qué cuando uno estornuda dice Jesús?

Viene de finales del s.VI.

La peste que hay en ese momento reinaba el papa Gregorio I.

La forma o manifestación más importante de esa peste

era el estornudo.

Para evitar que contagiara a los de alrededor

porque era muy estridente, no se ponía la mano

delante de la boca.

Decían: "Jesús", con el fin de que no se produjera el contagio

y Jesús les protegiera.

Llegaste como caído del cielo.

El cielo puede esperar.

Remover cielo y tierra.

Estoy en caída libre.

Los niños están en la luna.

Eres un cielo.

Para muchos el cielo es un objetivo al que llegar.

Para otros como Miguel Ángel, más que un fin, es un medio.

Pues sí es un medio al que voy con frecuencia.

Es un medio para mi amable y acogedor.

¿Hubo una palabra clave que te hizo soñar con esto?

Cielo.

Evidentemente.

Atravesar el cielo es algo inigualable.

Yo lo imaginaba desde pequeño y lo he podido comprobar.

¿Qué palabras van unidas al paracaidismo?

Libertad, control, técnica, amistad, alegría, muchas.

Prudencia y satisfacción.

¿Y qué palabras tendríamos que desterrar en este deporte?

Imprudencia.

Clarísimamente.

Es un deporte muy seguro pero nosotros podemos hacerlo inseguro.

¿Tan chico?

Básicamente es un arnés, que se nos ajusta al cuerpo y sobre el arnés

los contenedores, tenemos paracaídas principal, de emergencia.

Algo que no se ve, un pequeño ordenador

que nos abriría el paracaídas de reserva si no hiciésemos

absolutamente nada.

Los materiales son tremendamente resistentes.

Y nos hace estar seguros.

Con este paracaídas en caída libre.

Han cambiado las técnicas y los materiales.

¿Para ti que es lo que más ha cambiado?

Los materiales han cambiado muchísimo.

En los comienzos se hacían con seda.

Ahora es sobre todo nailon.

Es bastante resistente.

¿Sabes de dónde viene la palabra?

La fibra se hizo en EE.UU.

En Europa no había.

Empezó a exportarse a Europa.

Vía aérea.

Desde Nueva York a Londres.

Y estaban con el marchamo de ny de Nueva York.

Y Londres, lon.

Siempre se leía nylon.

Son las iniciales.

Se quedó en Europa la denominación de la fibra.

El mundo desde la altura, ¿cómo es?

Una belleza.

Ver el suelo lejos.

Compartimentado.

A veces, lejos de los problemas que tenemos en el suelo

es lo más bello de saltar.

A veces te quedarías arriba.

No quiero regresar.

¿Podemos decir de ti que eres un hombre de altos vuelos?

Pues no y sí.

No tengo pretensiones exageradas.

Que vaya con ínfulas.

Y sí lo soy porque me gusta estar en el aire, alto.

Y disfrutar del vuelo.

Puedo decir que se me pasa el tiempo volando.

O que estoy en las nubes todo el día.

Nunca mejor dicho.

¿Cuando caes?

Me caigo con todo el equipo.

Se trastabillan al decirlo.

El cielo está enladrillado ¿quien lo desenladrillará?

El desenladrillador que lo desenladrille

buen desenladrillador será.

Dicen que el cielo es muy grande.

Pero la puerta para entrar es muy estrecha.

¿Verdad Javier?

En ello estamos.

¿Qué palabras debemos usar para ganar el cielo?

No son las intenciones.

Sino las buenas obras.

Palabras de compromiso con los demás.

Y de felicidad.

No las podemos separar.

La palabra cielo, ¿qué te sugiere?

Paz, depende del momento.

Conformismo.

Sobre todo satisfacción y lucha.

¿Y las palabras enemigas?

Aquello que no hace bueno al ser humano.

Es la referencia ineludible al infierno.

¿Hay algún dicho popular que tú suscribas relacionado

con lo divino y con lo humano?

Muchos.

A dios rogando y con el mazo dando.

Yo creo que hay muchos aforismos.

Que la tradición popular nos ha ayudado

a hacer ese maridaje entre lo divino y lo humano.

Estaba pensando en, a este no lo salva ni dios.

Todos somos susceptibles de salvación

sino es una concesión moral hacia el otro porque acaba

comportándose como yo.

Sino que todos somos susceptibles de ser salvados.

Porque todos somos susceptibles de vivir desde la justicia,

la solidaridad, la concordia.

No conozco a nadie que esté gustoso de habitar el infierno.

Todos tenemos anhelos de vivir en el cielo.

A veces es que su cielo son las drogas o la violencia.

Como para otros es el consejo de administración.

O el número del Ibex.

Y aquel dicho.

El aforismo del evangelio.

Es más fácil que un camello..

Dímelo tú.

Un camello entre por el ojo de una aguja

que un rico se salve.

¿Es así?

Nadie se puede ausentar de trabajar por los otros.

Cualquiera podemos ser ricos.

Jesús lo dice en un momento de confrontación con el poder.

Hemos descubierto, aquí en Entrevía, que el rico sería aquel

que no tiene fe.

No en sentido religioso.

Sino en el humano.

No tiene fe en sí mismo y en el otro.

Ese no entraría.

Creo que para tener fe nos tenemos que desprender

de dogmas que acaban marginándonos de aquellos que son los elegidos

de Jesús, que son los pobres.

Con el dinero puedes comprar un lugar en el cementerio.

Pero no te aseguras un lugar en el cielo.

Son formas que tienen que ver más con la tradición cultural.

Pero no tiene mucho que ver con el evangelio.

Hay una invitación por parte de Jesús a jugarnos la vida

en el encuentro con el otro.

Lo podemos hacer todos.

Listos, tontos.

La invitación es no marginar a nadie.

No es un reino categórico ahí arriba.

Sino que es el reino de la solidaridad.

Del compartir, del encuentro con el otro.

Yo creo que eso es el cielo, o las que me ayudan a entender

eso que llamamos cielo.

Esta es tu parroquia y eso me recuerda el dicho

de que cada uno en su casa y dios en la de todos.

Hay muchos refranes en que dios está presente.

A la buena de dios.

Se va a armar la de dios.

En esta parroquia se armó la dios hace unos años.

Como dios nos coja confesados.

Aquí no utilizamos el cacharro para confesarnos.

Pero nos encontramos y reconciliamos todos los domingos.

A la buena de dios.

Hay mucha gente que vive así.

Sin tener presente a los otros.

O la de dios dirá.

El lenguaje es muy rico.

Con lo antigua de debe ser.

La de expresiones que tiene.

Te voy a dar la de dios.

Hay va dios, es muy vasco.

Algunas palabras feas que no vamos a utilizar.

Eso es lo más.

Que dios nos pille confesados.

Que dios quiera no sé si confesados o no

pero que quiera.

Tú me tienes que decir que dios te bendiga.

Me gustaría preguntar a Fundéu si la palabra onomástica

vale lo mismo para santo que para cumpleaños.

Vale igual solo en el caso de aquellas personas

a las que cuando nacen, es una costumbre casi desaparecida

les ponen el nombre del santo del día en que nacen.

A veces es una buena faena, porque el santo tiene nombrecitos

como Fredesvinto que le puede llevar toda la vida al pobre cristiano.

En ese caso sí.

Pero los medios de comunicación se equivocan mucho.

Dicen es la onomástica del rey.

No es el santo, no es san Juan sino que el rey cumple años.

Es el día del santo patrón que lleva el mismo nombre que la persona.

Y cumpleaños es el día que lo parieron a uno.

Me gustaría saber si uso cielo como sinónimo de paraíso

tengo que escribirlo con mayúsculas.

El único cielo con mayúsculas es cuando se lo dices a una mujer.

Pero el resto de los cielos es con minúscula.

Tanto el cielo como sinónimo de paraíso como otro cielo.

Y suelen llevar un artículo, en el 99% de los casos de nombres

es un nombre común.

Quiero saber la diferencia entre beatificar, canonizar

y santificar.

La primera es hacer a alguien beato.

Es suficiente con haber hecho un milagro en vida.

Es el paso previo para ser santo.

No todos los beatos llegan a ser santos.

Hay que demostrar más milagros.

Entonces empieza un proceso de canonización.

O santificación.

Si termina bien, esa persona pasa de ser beata.

A ser santa.

Y aparece como un santo más en la nómina del santoral.

Hemos mirado el cielo, hemos aspirado a entrar en él.

Y casi lo hemos tocado.

Ustedes dirán si nos lo hemos ganado.

¿A qué no se imaginaban que una palabra daría

tanto de sí?

Estarán pensando en otras expresiones relacionadas

con el cielo.

Vayan pensando.

Terminamos aquí este paseo por las nubes.

Toca volver a poner los pies en la tierra.

Les espero la próxima semana.

Y espero que se les pase volando.

Saca la lengua - 17/12/11

17 dic 2011

 Saca la lengua nos propone mirar hacia arriba y avistar palabras y expresiones de uso cotidiano que hacen referencia al cielo. Del afortunado se dice, por ejemplo, que tiene "buena estrella"; del despistado, que "está en las nubes"; el creyente confía en su "ángel de la guarda"; y del solidario se dice que "se gana el cielo" con su trabajo.

Inés Ballester explora el firmamento que admiramos desde la tierra junto al astrónomo Pere Planesas; con Miguel Ángel Paredes descubre términos del paracaidismo y expresiones que han pasado a la vida cotidiana, como "ser una persona de altos vuelos", "estar en las nubes" o "caerse con todo el equipo"; por último, con el teólogo Juan José Tamayo y el cura Javier Baeza habla de otro cielo: el del más allá, y de los vocablos relacionados con la fe y las creencias.

En la sección Trabalalengua, los espectadores tratarán de recitar el conocido trabalenguas "El cielo está enladrillado....", y en la sección Momentos estelares del español veremos un fragmento de la retransmisión de la llegada del hombre a la Luna.

Como cada semana, Alberto Gómez-Font, de la Fundéu-BBVA, resolverá las dudas de los espectadores.

ver más sobre "Saca la lengua - 17/12/11" ver menos sobre "Saca la lengua - 17/12/11"
Programas completos (42)
Clips

Los últimos 46 programas de Saca la lengua

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios