Saca la lengua La 2

Saca la lengua

Fuera de emisión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
1352104
Para todos los públicos Saca la lengua - 17/03/12 - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto-iRTVE.

Bienvenidos a "Saca la lengua".

2012 pasará a la historia como el año del bicentenario

de la Constitución de Cádiz.

Hace 200 años, en este ciudad,

monárquicos y reformistas se pusieron de acuerdo

y lograron un hito: la unidad de España.

De aquella Constitución de 1812 nos queda un gripo popular:

"Viva la Pepa".

Hoy vamos a explicar el origen de esta expresión.

Y vamos a recuperar algunas expresiones

de aquella Constitución de hace dos siglos

que aún perviven en nuestro lenguaje de hoy.

Cañones de artillería

aunque pongan los franceses

cañones de artillería

o me quitaran el burro

de cantar con alegría.

Con las bombas que tiran los fanfarrones

se hace la capitana tirabuzones.

Y las hembras cabales de nuestra tierra

cuando nacen ya vienen pidiendo guerra, guerra, guerra.

Y se ríen alegres de los muchachos de los gorriones de los gabachos.

Y aunque saben hacerse tirabuzones

con las bombas que tiran los fanfarrones.

La Carta Magna de 1812 se convirtió en un verdadera hito democrático

en la primera mitad del siglo XIX.

No sólo inspiró a otras constituciones europeas

sino que influyó también en los orígenes constitucionales

y parlamentarios de otros estados americanos

durante y después de la independencia.

Alberto, ¿por qué es tan importante la Constitución de Cádiz de 1812?

Porque es la primera constitución española que se hace en asamblea.

Hasta ese momento no había ninguna ley

que se hubiese hecho en una asamblea.

Eran unas leyes otorgadas por un monarca o un poder político.

Y porque la Constitución de Cádiz establece una serie de principios

que dan la libertad a los individuos

porque recupera la soberanía para la nación y no la del rey,

porque legisla la libertad de imprenta, de pensamiento, expresión,

porque divide el poder: legislativo, ejecutivo y judicial.

Y por todo ese contexto de auténtico nacimiento de la libertad

en una nación que estaba sobornada por el poder absoluto del rey.

-Es la Constitución. -La Constitución de Cádiz.

-Pues eso será una revolución, ¿no? -La Constitución del 12.

-La Constitución de 1812. -La Constitución en Cádiz de 1812

por la cuál se proclama que todos los ciudadanos somos iguales ante la ley.

Todos tenemos el mismo derecho.

Se van desgranando toda una serie de principios de derechos individuales

de libertad del ciudadano; derecho al pensamiento,

derecho a la libre expresión, a la educación,

a que todo el mundo tuviese un colegio en su pueblo,

a la seguridad, a la inviolabilidad del domicilio,

a la detención del ciudadano vigilada por un juez sin encarcelamiento,...

Y toda una serie de principios

que después se han desarrollado en la democracia moderna

están ya inmersos en el texto constitucional.

Hay un término que era nuevo

y que está muy presente en esta Constitución, el término liberal.

Es un término muy curioso que se acuña en Cádiz y Asturias

y que en las Cortes se utilizaba porque cada vez que se concedía

un principio de un artículo, la respuesta era:

"concédase ser concesivo".

Se generoso era ser liberal.

Todo lo que se iba concediendo era el término de liberal.

Liberal a partir de ese momento también encaja con libertad

y por eso estos términos son importantes en este contexto político

Y surge también el término de los adversarios de los liberales.

Los serviles, que el primero que lo utiliza

es sobre si mismo un absolutista.

Servil en tanto que siervo pero el juego de palabras es importante,

los serviles son los que quieren seguir siendo siervos.

Si separamos ser-vil se puede convertir en casi insulto

para aquellos que querían seguir siendo absolutistas

o querían seguir siendo súbditos del rey y no ciudadanos.

El término en este momento es "las Españas" más que "España"

porque se hablaba de la España peninsular, europea y la americana

y la monarquía de los dos hemisferios.

La Constitución cuando enumera que es España

enumera región a región

así que hay un artículo que va enumerando Castilla, Aragón,

Cataluña, Andalucía, el reino de Sevilla, el de Córdoba,...

y la acuñación del término España

y como un término de defensa de un territorio

se utiliza exclusivamente para la Península.

Por eso, en muchos momentos, habla de "las Españas" en plural.

El origen del "Viva la Pepa" es muy curioso

porque la Constitución de Cádiz de 1812

no se dijo nunca en ese año "Viva la Pepa".

A la Constitución al principio se dice "La Niña",

a partir de 1814 los absolutistas atacan a la Constitución

diciendo "Viva la Pepa" porque daba un exceso de libertad.

El "Viva la Pepa" es un término que ya estaba en el siglo XVIII

para hablar de esa gente que es frívola, que vivía bien,...

y los absolutistas piensan que con la Constitución

esto va a ser un "Viva la Pepa".

Los propios liberales acuñan el término para sí

e imponen otra terminología para hablar de los serviles:

"Viva las cadenas"

porque el que quería ser absolutista quería seguir sometido al régimen

que anulaba la libertad,

si no tienes libertad, estás encadenado.

-Es "Viva la Virgen". -Que lo paso muy bien.

-Viva la Constitución de 1812. -No significa viva la Constitución

sino viva la juerga. -Pues viva.

-Significa, paso y que se ponga el mundo por montera.

-Pues un vividor. -Pues según "Viva la Pepa"

mejor para él.

-La "Pepa" es un torbellino.

Con la bombas que tiran, los fanfarrones

se hacen las gaditanas tirabuzones.

Que las hembras cabales en esta tierra

cuando nacen ya vienen pidiendo guerra.

Al margen de términos políticos, la Constitución de 1812

ha sido una fuente inagotable de expresiones de uso cotidiano.

¿Qué palabras se utilizaban e incluso nacieron en esta época?

Estén muy atentos porque se van a sorprender.

Marieta, ¿cómo eran los gaditanos de 1812?

Había habitantes de todas las naciones,

había irlandeses, franceses, genoveses, americanos,

negros, moros...

Era una población muy rica y muy variada

y se hablaban muchísimas lenguas.

Durante el asedio francés está demostrado

que la población se implicó y mucho.

Cuando pidieron contribución a los habitantes

hubo batallones de voluntarios que construyeron la muralla de Cortadura

y había mucha fama de la gente que se había implicado en la guerrilla

y los guerrilleros tenían mucha fama por su contribución a un combate

muy particular que sorprendía a los franceses.

Hay una imagen de la mujer un tanto distorsionada

por el folclore, las películas de hace unos años,

la sensación es que la mujer se implicó mucho y de manera activa.

Sí, porque en Cádiz tenían mucha preparación intelectual;

habían viajado, tenían educación en sus casas,

y en ese sentido contribuían en los periódicos, las tertulias,

iban a las murallas a trabajar,...

Estaban presentes en toda la vida cotidiana.

La leyenda la tienen la romántica,

las que defendieron el clero más liberal,

pero algunas procuraron luchar porque la Inquisición no se fuera

y estaban en contra de la libertad de imprenta,

de que se publicaran las ideas, sobre todo afrancesadas.

Hay una palabra para referirse a determinadas mujeres

que aún se utiliza en toda España pero tiene su origen en Cádiz.

Es la palabra marisabidilla.

Estaba ya en el contexto de la época pero aquí se utiliza mucho

para hablar de aquellas escritoras que publican en la prensa periódica

que era lo que más eco tenía en la época.

Y se les llama o literatas o marisabidillas en tono despreciativo.

En el XVIII,

mucha gente de la aristocracia adoptaron la moda francesa.

Pero en el pueblo hubo siempre una reacción

de seguir la moda española, esos jubones, faldas, corpiños,...

En ese sentido, veían en aquellas damas de la aristocracia

que se vestían a la moda francesa pues como unas enemigas,

así que el majismo, la moda a lo majo,

era lo que más permaneció sobre todo entre las clases populares.

Algunos aristócratas adoptaron esa moda a lo majo.

En el puerto de Cádiz podemos hablar de 500 o 600 barcos diarios.

Un muelle donde el barco no atracaba hasta el mismo puerto

sino que eran faluchos y abeques los que transportaban la mercancía

desde la bahía hacía el muelle.

Llegaban los productos

y los cargadores gallegos lo llevaban a las asesorías

y muchos hacía la Plaza de Abastos.

Se llamaba tablas a los puestos.

Es una palabra que hoy también ha desaparecido

junto al uso de abastos.

Al maestro de abastos, al abastecedor que se encargaba del mercado,

había que pagar por el uso de esas tablas.

Otra palabra que recuperamos es aljibe.

En Cádiz no había agua, el único pozo que había era aquí.

El único pozo en toda la ciudad de Cádiz.

El agua que llegaba venía en unas tinas desde el Puerto de Santa María

y que cobraban diariamente por su transporte

y luego el aguador vendía.

Cuando alguien compraba agua al aguador,

le daba el vaso de agua y una pastilla de anís

para que al tomar el agua, fuera agradable.

Hablando de palabras hermosas en cuenta a su sonido

el bálsamo de piure, la calizaya, el guayaco,

la chapa de asta de toro y los cueros de Buenos Aires,

la chinchona...

La chinchona era una forma de llamar a un producto

extraído de la corteza de un árbol que se llama Quino.

Ese producto se llama quina y se usaba como medicamento.

Se llama chinchona porque una de las personas que curó

de una de sus enfermedades gracias a la quina

era una señora llamada Ana de Osorio, que era bi-reina de Perú

y como la chinchona tomaba quina pues tomaba chinchona.

La grana, el cacao...

No se entendía la gente porque había tantas palabras nuevas

que la gente no se entendía.

Hay que tener presente que Cádiz a pesar de estar sitiada,

nunca pasó necesidad

y que la verdadera gente que lo pasó muy mal

es la gente de Porto Real, de Sanlúcar

que vivieron el sometimiento al francés

y continuo arbitrio de impuestos, de peticiones de comida, de material,

y además no estaban los jóvenes que estaban en la guerra.

En la época de "La Pepa", ¿se saben qué comían los gaditanos?

¿Hay platos que han sobrevivido?

Hay muchos platos que han sobrevivido.

La base de la cocina actual es de la cocina de entonces.

Se comía mucho pescado frito en Cádiz.

Estamos en un sitio abierto desde 1791, es el único.

Era de un freidor bodegón y se podía comer también aquí.

Se freía en este anafe que es de carbón y puede ser de leña.

Y también se vendía pescado frito en la calle,

en las casapuerta se freía y la gente comía pescado frito por la calle.

Esto es sangre encebollada, lengua en tomate

que es un plato que se ha mantenido desde entonces.

En aquella época, hace 200 años, no existía la nevera,

eso daría pie a un tipo de cocina muy específica, ¿no?

El problema de la conservación de los alimentos

hace que se desarrolle la imaginación

y haya productos que han ido desapareciendo

desde que hay formas más practicas de conservar.

Algunas de las palabras relacionadas con eso

son de ingredientes que han desaparecido por la técnica.

Está el tasajo que es una carne seca que ya aparecía desde 1611,

una carne salada y secada pero troceada.

Existía el sollo,

que era como se llamaba en el Golfo de Cádiz al esturión.

Y el tollo, que es un tiburón seco que se hacía con cazon,

y este plato ha pasado también a América,

se está haciendo en Colombia, Ecuador, Perú...

¿Qué son las maritatas?

Es una palabra que se emplea mucho en Cádiz desde muy antiguo,

tan antiguo que desde el Puerto de Cádiz se lanza a Latinoamérica.

Tiene el sentido, por una parte, de baratija,

como algo que se toma sin importancia pero de una forma cariñosa,

no algo que se desprecie.

Y también tiene el sentido de trebejo,

que es como el significado que sigue teniendo en Hispanoamérica,

como algo divertido, un juguete,

y se comía como una forma de entretener el hambre.

Les voy a desvelar algo.

Me ha sorprendido mucho porque no solo comían pescados,

había aves que me parece impensable, que se comían aquí no hace mucho.

En Cádiz y en el resto de España.

Se comía gaviota, es una carne desagradable, muy dura.

También se comía alpiste.

O los guisos del trigo, de la espelta, el farro,

que era un tipo de cereal que ha desaparecido.

Esto se ha ido sustituyendo por legumbres,

sobre todo la patata que triunfa en esa época por el hambre

y después ya desplaza a todos los demás ingredientes.

Para todos los ciudadanos,

la libertad de imprenta que se proclamó el 10 de noviembre de 1810,

y que se verificó posteriormente con la Constitución del 19 de marzo,

supuso liberarse de las trabas tanto civiles como eclesiales

a la libertad de pensamiento y a la impresión de ideas

que de alguna forman conculcaban los intereses del antiguo reino.

Primero la Isla y después Cádiz

se convierten en sede de las Cortes Constituyentes

y también del Consejo de Regencia,

con lo cuál Cádiz pasa a ser el foro, la villa y corte en ausencia del rey

donde todo el trasiego de ideas políticas relacionadas con la Corte

contrasta también con las nuevas ideas revolucionarias

que entra a Cádiz por el mar, de América, de Inglaterra,...

Se traficaba con ideas valientes y audaces para la época

y hubo también periódicos plurales.

Un periódico célebre, El Conciso,

el que mayor incidencia tuvo durante la etapa de las Cortes

y que frenó el periodismo parlamentario.

Fue el primero donde aparecieron de una forma constante

los debates de las Cortes reflejados en sus páginas

con un criterio de modernidad propio de la prensa política de hoy.

La ilusión de la libertad duró poco.

Con la llegada de Fernando VII y la abolición de la Constitución

también se restauró la inquisición

y la libertad de imprenta quedó en un sueño breve

pero marcó en gran medida el siglo XIX.

¿Qué eran las Cortes Chicas?

Denominaba a todo ese ambiente de las tertulias

a las que Alcalá Galiano describía que se prolongaban hasta tarde,

tanto en esta calle como en otras calles adyacentes...

Toda la España heterodoxa de aquel momento estaba aquí,

incluso los afrancesados.

Era un Cádiz plural que sobrevivía al asedio,

que estaba inventando en la libertad,

en un momento en que España no sólo corría peligro su soberanía,

si no que comenzaban los gritos de independencia al otro lado del mar,

en las colonias de las que tanto vivió Cádiz

sobre todo a partir del siglo XVIII.

¿Qué palabras relacionadas con la Constitución

o con la época han transcendido?

Hay muchísimas.

Además de guacamayo, lechugino, el levante o el poniente,

Ventorrillo el chato y su tapa,

arena, negro y esclavos, inquisición, las niñas de Sicourt...

Que se paseaban por la calle en pelotas y pavoneándose

y entonces la gente decía: "ahí van las niñas de Sicourt, cursi, cursi...

Referencias sobre la libertad o el sentimiento de libertad,

seguro que están en cualquiera de mis agrupaciones.

El edificio donde se aprobó la Constitución de 1812

tiene una peculiaridad;

inventó una palabra que hoy en día se utiliza en el teatro.

La del paraíso.

Durante mucho tiempo nos ha venido por transmisión oral

que la gente cuando iba a escuchar lo que se escocía iba arriba

y entonces era la parte del paraíso.

Y eso al final, en el mundo del teatro,

curiosamente ha quedado para eso.

Constitución es una palabra con mucha rima, ¿no?

Fácil de rimar, sí.

Pero imagino que depende del autor y de la impronta de cada uno,

pero se me ocurren algunas como revolución,

liberación, construcción, que era lo que había que hacer,

cañón, y por Pepe Botella se me ocurre botellón.

No es que sea recurrente hablar de La Pepa y la libertad,

pero sí es verdad hablar de los 3.000 años de esta ciudad,

ese sentimiento de libertad siempre está presente.

El carnaval es cultura y la libertad es aquí todos los años en febrero.

Chirigota

¿Todavía hoy inspira esa Constitución de 1812?

Hoy en día no tanto.

Antiguamente sí porque estaba más cercano

pero hoy en la lejanía,

es muy difícil encontrar letras que se refieran a la Constitución.

Si se hace referencia simbólicamente,

evocando la Constitución como cuna de libertad,

como que aquí se pararon a los franceses...

Un poco más de la épica del gaditano

que en relación con los artículos, los deberes de la Constitución.

¿Los tirabuzones?

Cuando el asedio de una francesa a Cádiz, eso se decía,

las bombas que tiraban tenían dentro como una especie de espirales

y las mujeres aprovechaban que estaban calientes,

se las metían en el pelo y se habían rizos.

Y por eso dicen: "las gaditanas se hacen tirabuzones

con las bombas que tiran los fanfarrones".

¿Qué palabra aparece siempre en cualquier canción vuestra?

La más típicas son: la galeta, la viña, tacita de plata...

Por ejemplo el guirigay; formar un follon,

el tangai, es otra cosa.

Palabras hay...Nos podemos llevar aquí seis horas.

Hay algunas que pueden estar encadenadas:

los nudillos, el mostrador y el pellizco.

Dirás, ¿qué tiene que ver una cosa con la otra?

Tú con los nudillos haces un ritmo y sobre un mostrador

y cantas una canción que a la gente le da pellizco en Cádiz.

¡Ay!, fueron a coger coquinas

los voluntarios de Cádiz, fueron a coger coquinas

y a la primera de cambio soltaron la carabina.

Y a la primera de cambio soltaron la carabina.

Que con las bombas que tiran los fanfarrones

se hacen las gaditanas, tirabuzones.

Tirabuzones, prima, tirabuzones.

Con las bombas que tiran los fanfarrones.

¿Crees que La Pepa tuvo su influencia en el flamenco posterior?

Todo el corpus de cantiña y de cantes por alegría

se nutre ahí, tantos las melodías como las letras.

De ahí que haya tantas alusiones a Cádiz en todo el corpus de cantiñas.

Y te hable de barrios que fueron "desgraciaitos",

en este caso Santa María y el Pópulo.

Ningún otro estilo flamenco condensa tanta alusión a un hecho histórico

como el caso de las Cortes de Cádiz y el sitio.

Hay un periódico en el 1812 que es El Conciso

que narra el bombardeo,

y cuenta tres días antes de la prolongación de las Cortes,

cuenta como las bombas tienen dificultades en atravesar

todo el saco de la bahía y llegar hasta aquí.

La letra te dice que de las 20 granadas que envía

se quedan 19 en la bahía.

Y las que llegan, rompen vidrios y espantan perros y viejas.

Hay unos cachondeos con Napoleón que son muy curiosos,

le llaman Napoladrón.

Más adelante le llaman Malaparte.

Ese juego que viene a ser el estribillo de las alegrías y cantiñas

viene a decir que Napoladrón Malaparte quema la estrella,

se le rompa el gollete a Pepe Botella.

Entiendo que es una joya viviente.

Es como ese animal que se ha quedado condensado en el ámbar, ¿no?

Que tengamos oportunidad de escuchar una copla flamenca

que hace 200 años se interpretaba así por la gente de aquí.

Napoladrón Malaparte, con sus escoltas

no pasaron de la Playa de la Victoria.

De la Victoria, primo, de la Victoria

Napoleón Malaparte con sus escoltas.

Cádiz es la ciudad que sonríe,

que acoge al visitante con los brazos abiertos.

También en 2012, un acontecimiento, que como habéis visto,

nos ha dejado una riquísima herencia lingüística.

Con todo este legado les dejamos

con el deseo de que perdure al menos 200 años más.

Con la bombas que tiran, los fanfarrones

se hacen las gaditanas tirabuzones.

Que las hembras cabales en esta tierra

cuando nacen ya vienen pidiendo guerra.

Y se ríen alegres de los muchachos y de los gorriones de los gabachos

y hasta saben hacerse tirabuzones

con las bombas que tiran los fanfarrones.

Subtitulación realizada por Lorena Torres Sánchez.

Saca la lengua - 17/03/12

17 mar 2012

Saca la lengua aborda esta semana el léxico relacionado con la Constitución de 1812. Conocemos el significado de términos como 'marisabidilla', 'cursi', 'paraíso' o 'maritatas', que surgieron en la época de 'La Pepa'. Charlamos, entre otros, con el periodista Juan José Téllez, con el gastrónomo Manuel Ruiz y con el popular letrista Antonio Martínez Ares. Y disfrutamos de dos versiones diferentes de la popular canción 'Con las bombas que tiran'.  

ver más sobre "Saca la lengua - 17/03/12" ver menos sobre "Saca la lengua - 17/03/12"
Programas completos (42)
Clips

Los últimos 46 programas de Saca la lengua

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios