Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5241178
No recomendado para menores de 12 años Saber Vivir - 26/05/19 - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a "Saber vivir".

Me habéis pillado aquí

haciendo la compra del fin de semana

como muchísimas familias están haciendo ahora mismo

porque el primer paso para saber comer

es saber hacer la compra.

Tenemos una muy buena ayuda

que es la de nuestro nutricionista y dietista.

Aitor Sánchez, muy buenas. Muy buenas, ¿qué tal?

Saber comer

no es solo para las personas que necesiten condición especial.

Todo el mundo debería comer saludable.

Hoy, específicamente, en el programa,

vamos a hablar de cómo comer saludable

en algunas patologías

como cuando tenemos que controlar la glucemia, ese azúcar alto,

y prevenir el sobrepeso y obesidad

que ya sabemos

que muchas personas en nuestro entorno

están en esa situación.

Vamos a prevenirlo. Así es.

Por cierto, ¿qué te parece mi compra de hoy?

Yo creo que está bastante bien.

Se nota que ves "Saber vivir". Hombre.

Tenemos por aquí una muy buena selección.

Mira, yo creo que es variada

y reúne características de las que solemos hablar.

Lo primero.

Tiene un poquito de protagonismo de productos frescos, ¿no?

Las hortalizas tienen que estar en nuestra comida y nuestra cena.

Muy bien por esta lechuga.

Obviamente, hay que meter algo de energía

y has hecho una selección adecuada de cereales.

Has elegido la avena, muy bien.

Seguro que te vas a hacer un "porridge"

con esta avena.

Veo que otros cereales.

Estos, probablemente, para hacerte algún sándwich

o algún bocadillo saludable.

Has elegido un pan integral, muy bien.

Se nota que vas leyendo las etiquetas.

Saciedad que van a aportar los tubérculos.

En tu caso, has seleccionado patatas,

pero podría haber sido, por ejemplo, boniato.

Fantástico.

Sabemos que nos quita el hambre durante las comidas

si lo hacemos al hombro o si lo hacemos también al micro.

Frutos secos.

Eso sí. No pueden faltar.

En versión cruda o tostada. Claro.

No nos vamos a las versiones saladas ni fritas.

Unas almendritas, que, además, suelen ser nacionales.

Fantástico, Míriam. Lo has hecho genial.

Especias.

¿De qué son sinónimo las especias?

De que cocinamos en casa.

La canela mucha veces se utiliza para dulces,

pero yo sé que en "Saber vivir"

le añadimos un poquito a esa tostada de plátano

y a los postres sin azúcar que solemos hacer.

Y la base de la grasa saludable que utilizamos en "Saber vivir"

es el aceite de oliva virgen.

También se puede comprar virgen extra,

ya sabemos que sería más saludable,

pero creo que has hecho una compra de nota.

Me queda claro que saber comprar es saber comer

y de la mano de nuestra chef más saludable

aprenderemos también a saber cocinar.

Yo traigo aquí hoy una cesta cargada de frutas

porque vamos a hacer repostería saludable sin azúcar

con frutas amarillas como las que traigo aquí.

Por ejemplo, tenemos plátano, tenemos piña...

Has cogido todo amarillo. Sí, ¿eh?

Todo del mismo color.

Vamos a hablar de esto en el programa

Qué tienen en común estas frutas y verduras frescas

de este color amarillo.

Por cierto, Marta, tú vas con lista, ¿no?

Yo creo que es de persona lista hacer la lista

porque quiere decir

que ha habido una planificación del menú semanal

y es el primer paso para el menú saludable.

Hay que pensar qué hay antes de la lista.

Lo primero de todo,

para que puedas haber apuntado ese listado de alimentos,

te has tenido que planificar.

Planificamos el menú

siguiendo los consejos de "Saber vivir",

hacemos una lista de la compra

para ver qué tenemos que comprar finalmente

y, luego, el contexto.

¿Cómo vamos a ir a hacer la compra?

Si vamos con hambre, mal,

porque va a ser más sencillo

que caigamos sobre esas distracciones

y todo lo que nos llama en la compra.

Por último,

creo que habría que mirar bien el etiquetado

no vayamos a comprar ese pan y resulte que no es integral

o un tomate frito

y por no leer la etiqueta

nos lo llevemos con un montón de azúcar para casa.

También os digo que me cuesta no salirme de la lista.

Bueno, Míriam.

Te puedes salir un poco, solo un poco,

si es para cosas que realmente necesitas

y se te ha olvidado apuntar,

pero no para ir comprando todas las ofertas que veas.

Porque para eso son ofertas, para que compres.

Claro, y no hay un 3x2

dentro de las berenjenas o de las alcachofas.

Todos esos reclamos de ofertas

suelen ser de alimentos no perecederos,

que pocas veces son sanos,

y, luego, nos encontramos esos reclamos.

Que si "light",

bajo en azúcar o sin azúcares añadidos.

Miremos la composición del alimento

no vaya a ser que nos la estén colando

y no sea realmente saludable.

Como dice nuestra psicóloga,

como tengas esos alimentos a la vista,

te los acabas comprando y comiendo.

Si ves más comida, comer más.

Y más a esta hora, a la hora del almuerzo,

que ya tenemos todos hambre.

Hay que tomar precauciones

cuando entremos a la cocina para hacer el aperitivo.

Hoy, en la sección de cocina, os voy a enseñar truquitos

para hacer aperitivos saludables, sabrosos y ligeros

para evitar el sobrepeso.

Un niño con sobrepeso fue el conocido actor Félix Gómez

y fijaos, además, cómo se cuida hoy en día.

Un modelo de vida saludable.

A raíz de ser actor,

empiezas a tener unas necesidades físicas.

De ser un niño gordito tuve que adelgazar

porque tenía que entrar en todos los parámetros

del canon de belleza de mi generación.

Desde que descubrí el "crossfit",

hago deporte simplemente porque disfruto,

porque me gusta y me viene bien para la cabeza.

Es una mezcla de ejercicios de halterofilia,

algo de gimnasia deportiva y, luego, de resistencia.

-¿Cuántas calorías puedes llegar a quemar ahí?

-Entre unas 400 o 600 calorías.

Te concentra en algo puramente físico

y a mí eso me centra y me calma

y me hace estar libre de las preocupaciones

que se quedan ahí en la puerta, ¿no?

-Hola, Félix. Cuéntame.

-Un kilo de patatas. -Sí.

Mi alimentación se basa en verdura

y hago la mezcla básica de legumbres con cereal.

De lentejas o garbanzos con arroz...

Pero sí, yo como de todo.

Soy omnívoro. Como carne, pescado o huevos.

Dame un kilo de manzanas, de las ambrosía,

y plátanos.

-Pues muchas gracias. -Gracias a ti.

-Hasta mañana. Chao. -Chao.

Como hoy la función es a las 20:00,

intento, evidentemente, no comer comidas muy pesadas

porque necesito tener el estómago vacío

para que esto trabaje bien, ¿no?

Ahora mismo, como veis, estoy en el teatro.

Estoy con "La golondrina".

Y me dijo: "Mamá, ya soy mayor".

Es el encuentro de dos personas que han perdido a seres queridos

y que a través de una canción, van a sanar esa herida.

Le había prohibido que se afeitase.

Me pongo la camisa de Ramón, me voy maquillando

y, poco a poco, Félix desaparece y Ramón sale y me posee.

El escenario requiere un esfuerzo.

Es un desgaste emocional muy grande

porque mi cuerpo atraviesa el duelo

que está atravesando el personaje cada noche.

Eso tiene un desgaste físico y emocional.

Mi madre siempre me la cantaba cuando era pequeño.

Como si fuera una nana.

Cuando tenía pesadillas o cuando quería animarme.

El modo de vida saludable me hace estar centrado

y tener mi energía concentrada para estar preparado

para que cuando se levante el telón, dar el 100 %.

¡No es suficiente!

Acaba la función

y a la media hora o tres cuartos me da como un bajón

por todo lo que he soltado.

La de cosas que me hubiera gustado decirle,

pero me acabé quedando dentro.

Que disfrutéis de la vida, que estamos aquí dos días,

y que digáis te quiero

a la gente que creéis que merece la pena.

Sí, señor.

Hay que tomar fruta y verdura como hace Félix Gómez

porque es muy nutritiva y la tenemos de todos los colores

Sí.

Esa recomendación que muchas veces se da

de "come alimentos de colores"

está muy bien

si nos centramos en materias primas frescas.

En frutas y verduras.

Si digo: "Come de todos los colores"

y tú te vas al beicon y, luego, a la nata...

No. No.

No es eso.

Estamos hablando de frutas y verduras

que sí que nos están dando pistas de que son saludables

debido a sus pigmentos.

Hoy nos vamos a fijar concretamente en los vegetales de color amarillo.

¿Por qué tienen ese color?

Tienen ese color...

Depende del motivo.

Hay algunos que puede ser por la especie

u otros por el punto de maduración,

pero suelen tener en común un pigmento,

que es el betacaroteno

que encontramos muchas veces en alimentos anaranjados o rojos

que tienen funciones fundamentales

para el correcto funcionamiento de nuestras mucosas,

de nuestra vista

y también del colágeno

y la formación del cuidado de los labios.

Ahí forman una función esencial.

Me llama la atención especialmente estos tomates amarillos

porque habitualmente nos los comemos de color rojo.

Suele ser lo típico ¿no?

Vamos al supermercado o al mercado

con la expectativa de encontrar tomates muy rojos,

pero si pensamos en la palabra "tomate" en italiano,

que es "pomodoro",

es como 'manzana dorada'.

Ya nos está dando pistas

de que, probablemente, en un inicio los tomates no eran tan rojizos

como nos los encontramos actualmente.

Lo que le pasa al tomate con ese "pantone" de colores

también es aplicable a otras verduras

como el pimiento, que conforme va madurando, cambia.

También según la especie.

Entonces, hay que apreciar la diversidad de colores

de nuestras frutas y verduras.

Se me ocurre que puede salir una ensalada de primavera

con esos tomates amarillos y hortalizas de hoja amarilla.

Claro que sí.

O, por ejemplo, con este pimientito quedaría muy bien la ensalada.

Además, la hoja,

que muchas veces la vemos tan vistosa,

pensamos que tiene que tener muchos nutrientes.

No por ello tenemos que despreciar el tallo.

Recordemos que lo más importante de la verdura

es que tiene un volumen que aporta gran cantidad de agua

y que esa masticación nos va a saciar.

No tiremos el tallo

a pesar de que pueda tener unas vitaminas menos

que esas hojas tan vistosas

que podemos encontrar en una lechuga o una acelga.

Vamos a seguir ahora con las frutas de color amarillo.

El limón concretamente.

Fíjate que hay mitos en torno al limón.

No sé si son mitos, tú me lo aclararás ahora.

Hay muchos en torno a sus superpropiedades.

Hay muchas veces que el zumo de limón, por ejemplo,

o el limón en un batido añadiéndolo a algunos alimentos

va a tener efectos maravillosos.

Es cierto que es sano, pero no exageremos.

A ver qué mitos has preparado.

¿Mito o realidad?

¿El limón depura el organismo? ¿Elimina toxinas?

Ya nos gustaría al personal sanitario.

"Tómate un limón que te desintoxica".

No.

Muchas veces,

es esta palabrería de depurar o detoxificar.

El limón no hace eso.

De eso se encarga nuestro cuerpo.

Nuestro hígado o nuestros riñones.

Eso sí que lo podemos hacer.

A ver, es perfectamente saludable

y va a tener un buen aporte de vitaminas y minerales

echarle un jugo de limón.

Pero no creamos que va a ser mágico

y ni mucho menos tomes limón y de postre una tarta.

Eso no está detoxificando ni nada.

¿Ayuda a adelgazar?

No, no ayuda a adelgazar.

Sería un fantástico tratamiento, pero no funciona.

Hay gente que lo suele tomar por las mañanas

creyendo que va a hacer efecto quemagrasa,

pero no funciona de esa manera.

Es una manera de meter esa vitamina C,

un poco de nutrientes por la mañana,

pero no tiene efecto quemagrasa ni adelgazante.

No podemos decir esa mención

de ninguno de los alimentos que nos rodean.

Tercer mito o realidad.

¿Daña el esmalte de los dientes? Esto no es tan mito.

Sí que tiene parte de realidad

El limón, como es ácido,

si lo dejamos mucho tiempo en contacto con el esmalte,

puede llegar a corroerlo y perjudicarnos.

Si somos de esas personas

que les gusta empezar el día con el vasito de limón

o una infusión con limón,

recomendaría que lo acompañemos con algo de comida

para que no esté todo el rato en contacto con nuestro esmalte

y pueda dañarlo a la larga.

Hay estudios

que dicen que tomarlo por las mañanas

no tiene, efectivamente, efectos adelgazantes,

pero sí puede dañar nuestro esmalte.

Una vez aclaradas esas ideas en torno al limón,

vamos a seguir hablando de las frutas amarillas

que algunas son muy dulces.

Enseguida vamos a hablar de la glucosa

y de las personas con diabetes.

Vamos a dar algún que otro consejo, pero quiero hablar de la piña.

Con las frutas tropicales

a veces tenemos esa sensación de que están muy dulces

y qué ricas están.

No hay que temer al azúcar de la fruta, ¿de acuerdo?

Hay que temer si se transforma.

Pensemos que el azúcar que añadimos en los terrones

algún día formó parte de una remolacha

o de la caña de azúcar.

Todo el azúcar que esté dentro de una fruta,

si la tomamos entera, no hay ningún problema.

Es cuando empezamos a transformarlo y quitamos, por ejemplo, la pulpa

o toda la matriz que tiene.

Si tomamos la piña entera, no hay ningún problema.

Estamos hablando de tomar la piña al natural.

No en almíbar. No, no.

El almíbar es una forma de conservar la fruta

que es sumergiéndola en agua con azúcar.

Ahí, por lo tanto, hay un aporte extra de azúcar

que no es el de la propia piña.

Si tomamos la piña entera, una rodaja,

fantásticamente;

si empezamos a transformarla a zumo,

peor;

y ya un almíbar de piña, muchísimo peor

porque no solo está el azúcar de manera natural,

que sería saludable,

sino que hay azúcar añadido de fuera.

Te voy a dar una pista para la lupa de hoy.

Va a ser una fruta tropical, ¿vale?

Vamos a ver, agudizamos un poquito la vista.

A ver qué tenemos por aquí.

Estoy mirando.

Yo creo que es el corte de un plátano.

Tiene pequeñas manchitas negras. Muy bien.

Sí, señor, es un plátano.

¿Por qué es interesante consumirlo?

El plátano es una fruta fantástica.

Se conoce mucho por el aporte de potasio

y muchas veces se dice que es para deportistas.

Sí, es fantástico,

pero cualquier otra fruta, en realidad,

nos aporta esa cantidad de azúcar saludable

y los mismos minerales que el plátano.

Ojo.

No solo tenemos el de Canarias, que todo el mundo lo conoce,

sino que también hay banana además del plátano.

Vamos a intentar fomentar el consumo de fruta nacional.

Teniendo plátano de Canarias,

no hay que traer del otro extremo del mundo

otros plátanos.

Pero si queremos una variante, tenemos el plátano macho,

el plátano verde.

¿Qué diferencia hay? No se consume tanto como fruta.

Hay que cocinarlo.

Tiene un aporte de almidón mucho mayor

y hay que calentarlo para que pueda ser digerible.

Si este te lo tomas verde... Mal, ¿no?

Te va a sentar mal.

Al igual que este se cocina, te voy a dar una idea.

El plátano, el de toda la vida,

se puede cocinar de maneras distintas

y yo he cogido tu compra, con la que has venido con la cesta,

para proponerte una idea alternativa

de bocadillo saludable como estamos haciendo últimamente.

He cogido tu pan integral, he cogido el plátano como idea,

y en lugar de recurrir siempre a los bocadillos saludables típicos

con un poco de mermelada o de mantequilla con azúcar,

que no son saludables,

vamos a hacer para casa una tostada

o un bocadillo de plátano.

Y para darle un toque todavía mejor

esa canela que tenías en la cesta la vamos a añadir.

Una manera de hacer un bocadillo dulce,

pero perfectamente saludable.

Perfecto.

Ahora vamos a conocer mejor cómo se cultiva

y cómo madura el plátano

para que podamos comerlo todo el año.

Mientras tanto, yo voy comiéndome uno.

No sé qué te parece.

Estamos en el norte de Tenerife, en la zona del Puerto de la Cruz,

en un cultivo de plátanos.

Nosotros producimos al año en torno a los 600 000 kilos.

Nuestro plátano es único.

Es famoso por sus motitas, su color amarillo intenso,

su menor tamaño con respecto a la banana

y, por supuesto, a su sabor dulce.

Seis, siete e incluso nueve meses

puede estar el plátano madurando en la planta.

Esta maduración lenta en la planta

hace que se vaya acumulando mayor cantidad de azúcar

que es lo que hace que tenga ese sabor inconfundible.

También es motivo

de que nuestro plátano tenga las características cintitas.

La planta de los plátanos,

que esta hierba tan grande

que puede tener un alcance de unos siete metros

desde la punta hasta el suelo,

suele echar de siete a ocho hijos.

Esta es la vaina de la fruta.

Esto que está aquí es el racimo de plátano

y una vez limpio de esta manera, pasaríamos a la limpieza del plátano

que sería una cosita así.

Siempre de abajo para arriba. Nunca de arriba para abajo.

El plátano de Canarias, como todos sabemos,

es una fuente importante de potasio

que nos va a ayudar a los músculos para el deporte

y para no tener calambres.

Además, contiene manganeso, que es un importante antioxidante,

y, cómo no, es fuente natural de fibra.

Aquí, como se puede ver, está óptima de corte.

Puede llegar a tener 300 plátanos.

47 kilos puede pesar.

El operario lo agarra bien, se cortaría y se llevaría al camión.

Los plátanos se recogen aquí en verde

para poder realizar el transporte.

Desde que sale de Canarias hasta que llega aquí

son cuatro días.

Una vez que llegan a Mercamadrid,

lo que hacemos es meterlos en estas cámaras de maduración.

La temperatura afecta directamente

a la velocidad a la que el plátano va a madurar.

Aquí hace una humedad aproximada de un 90 %.

Con unos 18 °C de temperatura comienza la maduración.

La temperatura perfecta en casa sería de unos 12 °C.

Así sería cómo llega de Canarias,

así es cómo los encontramos en el supermercado

y este es el punto óptimo de consumo.

Las motas están relacionadas con el azúcar

y cuanto más maduro esté, más motitas tiene y más dulce está.

Míriam, ¿ya te has terminado tu plátano?

Sabía que me lo ibas a preguntar. Cómo eres, ¿eh?

Claro que me lo he comido.

Cómo te lo montas aquí

cuando entras a la cocina de "Saber vivir".

Está todo riquísimo.

Rico y saludable, que es lo importante.

Sobre todo, cuando hablamos de lo que vamos a hacer hoy

que es repostería saludable.

Por eso, te traigo un montón de frutas.

Amarillas, cómo no, y de otros colores.

Esto me suena a mí a macedonia.

Eso es, macedonia.

Macedonia o cóctel o ensalada de frutas.

Os voy a dar un truco en casa para hacerla con un toque especial.

Aquí tenemos nuestras frutas amarillas.

Plátano, melocotón, manzana, "physalis"...

"Physalis". Eso es.

Esta que tenemos por aquí.

En casa siempre la aliñamos con un poquito de zumo de naranja.

Sí. Es un clásico.

Un truco con otra fruta que tiene pulpa amarilla

y da un sabor superespecial

es la fruta de la pasión.

¿A ver? ¿Cómo es por dentro? ¿Has visto?

Vamos a partirla para que lo veáis todos en casa.

Tiene un sabor superrico y con mucha personalidad.

¿Veis la pulpa?

Es de color amarillita.

La añadimos a nuestro zumo de naranja.

Así, así, por aquí.

Y todo muy natural. Y todo muy natural.

Como la vida misma y como esta fruta.

También podemos consumir en vez de la fruta al natural

en un almíbar siempre y cuando sea saludable.

Almíbar y saludable como que casa muy bien, ¿no?

Son matrimonios de sabores que se hacen aquí en la cocina.

Podemos hacer un almíbar saludable de esta forma.

Un almíbar lleva muchísima azúcar.

Os propongo en casa reducir toda la cantidad de azúcar

por otro tipo de azúcar que endulce más.

Como el sirope de agave.

Echas la mitad

y para conseguir

esa textura un poquito más densa que tiene un almíbar

añadimos semillas de chía

que van a soltar un gel que es un mucílago

y nos va a aportar esta textura

y, además, va a ser más nutritivo.

Lo hago este fin de semana seguro.

Seguro que lo vas a hacer este fin de semana.

¿Lo vas a cocinar o lo vas a probar?

Lo voy a cocinar.

Menuda fama tengo.

Te lo has ganado a pulso, Míriam.

La culpa la tienes todo

porque todo te sale muy rico y muy sabroso.

Ya que dices esto te lo agradezco, Míriam.

Y a todos en casa,

si algo sale rico para la persona que ha cocinado,

hay que decírselo. Sí, es verdad.

Es la forma más sincera de darle las gracias

por su esfuerzo en la cocina.

Cuando probamos repostería,

casi sale solo decir lo rico que está

porque todo está más sabroso.

Y, además, es el último plato

que es tu última impresión de la comida

y ya te da igual.

Con el fresquito que hace tomarnos un helado

que es el rey de los helados de postre

y encima de fruta,

¿qué me dices, Míriam?

Que yo quiero hacerlo también.

A ver, ¿cómo es? Supersencillo.

El mejor helado de todos, el más saludable,

es el que conseguimos con un mango bien maduro.

Solo hay que triturarlo y congelarlo

y ya tenemos un helado genial.

También lo podemos hacer con sandía.

Trituramos la sandía,

una cucharadita de aceite de coco que así graso

y va a permitir que solidifique mejor

y ya está que te mueres todo.

Me lo tomaría ahora mismo sin pensármelo.

Claro, ahora, a la hora del almuerzo...

Pero, por eso, traigo nuevas ideas

para aperitivos ligeros, saludables, bajos en calorías

y saciantes y buenísimos.

No me digas más.

No os lo podéis perder.

Tampoco os podéis perder el plato de repostería

que nos ha cocinado con frutas amarillas.

Es un "brownie" de limón con plátano.

¿Está cómo? (A LA VEZ) Que te mueres.

Buenos días, Ángel.

Hola. Buenas.

Venía a comprar limones porque voy a hacer un postre.

Aquí tenemos limones de Murcia buenísimos.

Me llevo un kilito.

Entran como cinco limoncitos. Superbién.

Son bastante grandes y con mucho jugo.

Muchas gracias.

Hasta luego. Adiós. Buen día.

De amarillo va la cosa hoy

porque vamos a hacer un "brownie" de limón.

Es un bizcocho que no suele llevar levadura

o lleva muy poquita.

Nosotros le vamos a poner.

¿Por qué?

Al hacerlo más saludable vamos a quitarle el azúcar

y vamos a quitarle la mantequilla

y no queremos prescindir de la esponjosidad.

Así que lo necesitamos.

Empezamos con los huevos,

la panela y batimos.

Añadimos dos plátanos maduros.

El zumo de medio limón.

Una cucharada sopera de ralladura de limón

y vamos a añadir harina integral con la levadura.

Incorporamos muy bien todo a mano

y en cuanto no queden grumos, ya está.

No batimos más y se va a quedar siempre esponjoso.

Vamos a echarlo en el molde.

Al ser un "brownie" va a ser una masa bajita

y se va a pegar.

Entonces, lo mejor, más que harina y mantequilla,

papel de horno.

Nos vamos al horno.

180 °C durante 15 minutitos.

Ahora vamos a hacer el "frosting" para decorar por encima

y dar un sabor que te mueres.

Necesitamos queso crema,

un chorrito de limón para fluidez y sabor a limón,

de nuevo, un plátano de Canarias maduro

y añadimos miel.

Solo nos queda triturar todo.

Y ya solo queda meterlo en la manga pastelera.

Ya está nuestro "brownie" de limón.

Voy a por él.

Desmoldamos ahora que está un poquito más frío

y ahora toca decorar con nuestro "frosting".

Hoy os voy a enseñar una decoración distinta.

¿Os acordáis

que con la "carrot cake" hicimos puntitos?

Vamos a hacer una superguay.

Y ahora

con la parte de atrás de una cuchara o una espatulita

vamos a arrastrar los puntos

para que quede con una forma superbonita.

Solo falta echar un poco de ralladura de limón.

Y yo me despido de vosotros

porque voy a comerme este "brownie" de limón

a vuestra salud,

que seguro que está que te mueres.

La cocina de Marta siempre es muy tentadora.

Yo creo que por eso tiene éxito en las redes sociales.

La verdad es que son fotos muy bonitas,

son muy apetecibles y muy atractivas

y por eso es gran parte de su éxito

y de la gran cantidad de seguidores que tiene.

Y también es cierto

que la vida casi que no se entiende sin redes sociales

y más aún si estás interesado en un estilo de vida más saludable

cuidando la salud y controlando el peso.

De hecho, es nuestro tema de hoy en el espacio de psico.

Como psicóloga, Silvia,

tú sabes muy bien cuáles son las consecuencias

del uso de las redes.

Es verdad que hay redes sociales

que hacen muy buena divulgación científica

y nos explican muy bien,

cuando queremos una vida más saludable,

cómo lo tenemos que hacer.

Qué alimentos comer, qué no comer y otra serie de cosas.

Sin embargo, por desgracia, también ocurre lo contrario.

Por ejemplo, en la consulta de psicología,

veo muchos adolescentes, más chicas que chicos,

pero también hay chicos en ocasiones,

que están siguiendo determinados perfiles

que les enseñan un poquito incluso, por ejemplo, cómo vomitar

y que nadie se esté dando cuenta,

sus padres o profesionales de la salud,

y, al final, se meten en un problema

de trastorno de la conducta alimentaria

niños o niñas que pueden ser más sugestionables.

Vamos entonces si quieres con esos consejos

para aquellas personas

que quieren un estilo de vida saludable

y quieren ver cómo cuidarse a través de las redes sociales.

Les decimos que tengan amigos saludables

que les animen y se estén animando entre ellos

y no creernos todo lo que vemos.

Decimos amigos saludables, ¿por qué?

Hay determinados estudios

que lo que nos están diciendo es que cuando tienes amigos obesos,

es más probable que desarrolles obesidad

o si queremos conseguir un objetivo,

por ejemplo, ponernos a dieta,

cuando tú lo dices y se lo comentas a tu comunidad,

es más fácil conseguirlo.

Vamos a aconsejar y animar a la persona que nos lo ha dicho

y dejarnos que nos animen.

Y mucho cuidado con lo que vemos

porque en ocasiones estamos viendo cosas

que nos las estamos creyendo y no son ciertas.

¿En qué debemos fijarnos entonces

cuando vemos consejos de alimentación

en redes sociales?

Vamos a saber muy bien quién nos está aconsejando

porque en ocasiones nos estamos guiando

y fijando de gente que no está acreditada

y que no tiene esa formación.

Mucho cuidado también con los resultados milagros

y no nos dejemos engañar.

Cuando vemos perfiles que nos dicen:

"Te prometo que vas a adelgazar o vas a conseguir algo

con poco esfuerzo y mucho resultado".

Huye porque no suele ser así.

Ojalá,

pero ya sabemos que son fórmulas que no suelen funcionar.

Y cuidado, mucho cuidado, con los engaños

que en internet y en redes sociales están a la orden del día.

Engaños que nos pueden llegar de las fotografías

que son fáciles de retocar y manipular.

Claro, así es.

Muchas veces, puede venir por las fotografías

o porque nos están diciendo cosas

que no tienen ninguna evidencia científica.

Es muy importante distinguir entre lo que son opiniones

y lo que son hechos,

porque son cosas que son completamente diferentes.

Es la cara negativa de las redes sociales.

¿Cuáles son sus riesgos?

¿Qué es lo que ocurre?

En ocasiones,

cuando estamos demasiado pendientes de las redes sociales,

fomentan el aislamiento

y tenemos una comunicación de muchísima peor calidad.

¿Por qué?

Estamos perdiendo toda la parte de la comunicación no verbal.

Cuando nosotros hablamos, nos estamos viendo

y los gestos nos dicen mucho.

Y también la voz.

Dice mucho cómo es mi entonación.

En las redes sociales,

por mucho que pongas un emoticono al lado,

hay mucha información que estamos ahí perdiendo.

Y la imagen.

Las imágenes no son reales. Están retocadas.

Llevan Photoshop.

Hay gente que incluso las sube

porque quiere generar envidia en los demás.

Determinadas personas se comparan mucho

y eso fomenta emociones como la tristeza

o, incluso, como el desánimo.

En consecuencia, redes sociales sí,

pero combinándolas con la vida real.

Al final, la vida real es analógica

y hay que disfrutarla también en el tú a tú.

Por eso, muchas veces, si nos ponemos a dieta,

conviene hacer una dieta digital.

Desconectar no viene mal de vez en cuando

y creo que nos va ayudar mucho esta propuesta de ocio saludable.

Es perfecta, de hecho,

porque donde vamos no hay cobertura.

Nos metemos en un lugar misterioso bajo tierra.

Estamos aquí en Vallada, en la provincia de Valencia.

Dicen que es la cueva con mayor desnivel del mundo

formada en yesos.

El equipamiento fundamental para esta cueva

es el casco, neopreno, como nos estamos mojando, es vital,

y también es muy importante el frontal.

No estoy nervioso,

pero sí que estoy muy emocionado porque es una cueva.

No he entrado en casi ninguna

y como es de yeso, tengo mucha emoción.

He hecho barranquismo, pero a una cueva es la primera vez.

¡Hala, cómo mola!

No sabía que estaba todo tan oscuro,

pero aquí te dan confianza porque vas con gente experimentada.

Aquí tenemos la zona de la trepada.

Ahora voy a subir yo primero

para lanzaros una cuerda y aseguraros desde arriba.

¿Cómo lo veis? ¿Fácil o qué?

-Fácil. -Sí.

-Sencillísimo.

Las personas que sufren claustrofobia

van a sufrir un poco.

Quitando eso,

cualquier persona con una condición física aceptable

puede venir a hacer este tipo de cueva.

De hecho, hoy venimos con niños.

Todos estos puntitos más amarillentos

realmente son microorganismos.

Como no hay luz,

van cogiendo su alimento de las sales minerales de la roca.

Ayuda mucho para desconectar entre semana del trabajo,

del estrés y de todo un poco.

Vamos a hacer una práctica

de qué pasaría si entramos aquí sin guía.

Vamos a apagar las luces.

Venga, apagamos.

En el supuesto de que venga una familia,

bajan hasta aquí,

y por un accidente se quedan sin luz,

¿cómo saldríamos?

-Siguiendo el ruido del río.

-No andaríamos ni diez metros sin que alguno se haya caído.

Lo suyo es avisar.

"Voy a estar sobre esta cueva y saldré sobre esta hora".

Estamos en la zona de los sifones.

Lo que no tenemos que hacer: ni levantar la cabeza ni agacharla.

A lo mejor, nos llega agua a la boca.

Cerramos la boca.

Lo que más me ha gustado ha sido toda el agua de la cueva.

Entre barro, murciélagos y de todo.

Me he mojado entero.

Poder disfrutarlo con la familia.

Me ha gustado tanto que no me iría hasta las 21:00.

¡Un brindis por "Saber vivir"!

Oculta está esa cueva

como oculto está muchas veces el azúcar que tomamos.

Ojalá estuviera tan visible como esos terrones que tenemos.

Sí, sí.

Ojalá pusiese en el etiquetado azúcar y punto

y no tuviéramos ningún tipo de duda.

Resulta que no.

Hoy en día, te vas a una etiqueta

y tienes muchas maneras de maquillar los nombres

con los que nos aparece el azúcar.

Ves glucosa, fructosa, lactosa, galactosa...

Todo. Todo terminado en -osa.

Prácticamente.

Es decir, sobre esa terminología

tenemos prácticamente que asumir siempre siempre

que son azúcares añadidos.

Y, luego, también se recurre muchas veces

a otros ingredientes

que tienen azúcar en su composición.

Jarabes, siropes, la miel,

que también casi en su totalidad es azúcar,

y también los concentrados o los zumos.

A veces vemos, "concentrado de naranja".

Nos suena a naranja, pero hay un montón de azúcar.

¿Es, entonces, el azúcar oculto

lo que hace que tomemos más azúcar de la cuenta?

Si fuese por la percepción de las personas,

todo el mundo diría:

"Si únicamente echo uno o dos terrones al café

o a las infusiones

y apenas tomo azúcar".

El problema es el azúcar que no vemos.

Ese azúcar oculto

que puede llegar en ocasiones

a superar los 110 gramos de azúcar al día.

Es lo que vemos aquí, ¿no?

Es la media que consume cada español.

Si te lo llevas a semanal, es casi un kilo.

Aquí tenemos un kilo de azúcar y dices:

"¿Dónde estaba? No he tomado azúcar".

En el azúcar oculto de estos alimentos que vemos.

Hay que concienciarse aunque cueste.

Si queremos mantener los hábitos, ¿qué tenemos que hacer?

Concienciarnos muy bien en positivo.

Esto de que si tomas azúcar, te va a pasar tal,

nos puede ayudar en un primer momento

a decir: "Venga, voy a cambiar".

Pero para mantenerlo a largo o medio plazo

hay que traer y visualizar

esas consecuencias positivas que vamos a tener

que es que estamos invirtiendo en salud.

Vamos también a lo práctico.

Si queremos controlar la glucosa,

¿a qué alimentos debemos decir que sí?

Hay que invertir en salud a base de frutas,

de verduras, de hortalizas y legumbres.

Esas tienen que ser nuestra fuente de hidratos.

Y también compensarlo con una proteína de calidad.

Esos productos proteicos que sean magros.

La carne, el pescado y el huevo.

Que no sean derivados.

No "fingers", sino frescos de verdad.

Y, por supuesto, la grasa que sea saludable.

El aceite de oliva y, por supuesto, los frutos secos.

¿A qué alimentos decimos que no?

A los que no hemos nombrado.

Pero, especialmente, los que tenemos por aquí.

A los dulces, a la bollería, a los embutidos,

a las bebidas alcohólicas, no las olvidemos,

y también a los refrescos y el azúcar añadido.

Los terrones hemos dicho que no cuentan mucho,

pero tienen un impacto importante.

Es más fácil decir que sí que decir que no.

¿Qué es lo que pasa?

Estos alimentos que son poco saludables

suelen tener una pinta bastante apetitosa

y cuando entramos a los sitios,

los tienen expuestos para que piquemos.

Por eso, hay que tener fuerza de voluntad

que ya sabemos que es algo que se entrena.

Una dieta saludable tiene mucho más.

Practicar ejercicio, ¿no? ¿Qué más?

Hablando de entrenar, eso es lo que hay que hacer.

Hacer actividad física.

No podemos manejar ni alcanzar un estado de salud completo

únicamente mediante la alimentación.

Hay que compatibilizarlo con actividad física constante

y también con la salud mental.

No podemos estar todo el rato estresados

o con relaciones sociales que no nos ayudan.

Cuántas veces hemos dicho eso de aprender a relajarnos.

En este caso, es fundamental

porque cuando estamos ansiosos,

se altera nuestra sensación de apetito.

Lo que estamos sintiendo es ansiedad.

No estamos sintiendo hambre.

Cuando aprendemos a diferenciarlos

y contamos con técnicas de relajación,

va a ser mucho más fácil

ser capaces de mantener una dieta sana

a lo largo del tiempo.

Son recomendaciones que tenemos que tener en cuenta,

pero todavía más a esta hora del día.

Hora del almuerzo. Claro.

Es como estamos enfocando el día.

Muy probablemente,

el desayuno que hayamos hecho habrá sido crucial

en cómo nos estamos encontrando.

Es decir, ¿cómo me encuentro? ¿Tengo hambre?

A ver si he desayunado una pasada de azúcar libre,

unos zumos, unos churros y un chocolate

que quizás no era lo más sano.

Si hubiéramos hecho un desayuno más saciante

con una tostada de pan integral, con un aguacate o un tomate,

seguramente tendríamos esas sensaciones distintas

de las que hablaba Silvia.

Vamos a hablar también de la dieta para adelgazar

y de cómo funciona si se practica en pareja.

Muchísimas gracias, Silvia Álava, por todos tus consejos

porque ahora vamos a almorzar.

No sé qué os parece.

Es la hora del aperitivo. La hora del "brunch".

El "brunch" es la fusión de dos palabras:

"breakfast" y "lunch".

Es el desayuno de primera hora

y ese almuerzo típico de las 11:00 y tal.

Sirve para reponer fuerzas después de un fin de semana.

Sábado y domingo son los días más fuertes

y en España,

que hay juerga y la gente sale mucho,

se ha aceptado muy bien esa moda del "brunch"

y justamente viene a sustituir el almuerzo.

Ofrecemos una infinidad de "brunches".

Tenemos más de seis referencias.

Empezamos desde el nórdico hasta el provenzal

y, claramente, nuestro ibérico

que lleva jamón ibérico, tortilla con patata confitada,

emulsión de tomate y aceite de arbequina

y chocolate con churros.

Los españoles no tenemos nada claro a qué hora hay que tomar el "brunch"

porque es una moda muy reciente

y es algo que se originó en los años 30 en Estados Unidos.

Allí se puso muy de moda.

La franja horaria real es de 11:00 a 13:00.

El "brunch" americano típico nosotros lo hacemos con tostadas,

tostadas con huevos benedictinos.

Tenemos dos variantes que ellos pueden elegir.

Ofrecemos tostadas con mantequilla y mermelada

o cruasán con mantequilla y mermelada.

Se trata de mezclar lo dulce y lo salado.

Es un "brunch" estilo americano adaptado un poco

a nuestras necesidades por así decirlo mediterráneas, ¿no?

En estas necesidades mediterráneas incluimos mucho aceite de oliva,

mucha verdura...

Son huevos benedictinos

y nosotros para adaptarlo a nuestra dieta mediterránea

sustituimos el beicon por costilla de ibérico

y kale salteado.

-Salud. -Por nuestro "brunch".

El "brunch" se ha convertido en un acto social.

Como es un desayuno tardío,

aprovechamos para reunirnos y para comer juntos.

Oye, Marta,

¿eres más del típico almuerzo español

o del "brunch" anglosajón?

Míriam, vaya pregunta también.

Soy "typical typical spanish".

Está claro

que la cocina está en constante evolución

y que se incorporan cocinas de todas partes del mundo,

pero lo importante es conseguir equilibrar los sabores

para que sea saludable.

Saludable y apetecible.

Hombre, claro, apetecible,

porque empezamos a comer siempre por los ojos, Míriam.

Nos tiene que gustar a la vista, claro.

Y por la nariz.

Cómo huele, claro.

¿Y luego qué? La boca. Y, luego, la boca.

Pero hay que tener mucho cuidado con lo que nos metemos en la boca

porque quien tiene boca se equivoca.

¿Cómo que se equivoca? ¿A qué te refieres?

Que llega la hora del aperitivo, que tenemos hambre

y queremos algo sabroso y no cogemos algo saludable

Pues no.

Voy a dar ideas de aperitivos saludables, ligeros y saciantes.

Vamos con esos trucos.

Por ejemplo,

¿te gustan los sabores salados y agridulces?

Tengo para todos los gustos.

Sí, a mí me gusta el agridulce.

Por aquí tenemos una idea de paté de salmón casero.

Tenemos un lomito de salmón

y lo podemos cocinar al horno o ahumado.

Trituramos con un poquito de nata

y tenemos este paté tan rico.

Casero. Casero.

Y acompañamos con unos pepinillos agridulces.

¿Y si no te gusta el agridulce?

No pasa nada. Tengo para todos los gustos.

Tenemos aquí una idea dulce.

Mira, una manzana,

todo el mundo tiene una manzanita en casa,

la cortamos para hacer un arito, así finita como este.

Te voy a hacer uno y así lo repetimos en casa.

Un chorrito de limón para que no se oxide,

que lo tenemos por aquí preparadito,

y lo vamos a acompañar con una mezcla muy rica.

Es un poquito de requesón.

¿Te gusta el requesón, Míriam? A mí me gusta todo.

No tengo problemas.

La manzana con queso está buenísima y con queso azul, vamos.

Y un poquito de especias.

Un poquito de canela

y un poquito de jengibre molido.

Ya te tiene que gustar, Míriam.

Te he dicho que a mí me gusta todo.

Bueno, te voy a dar otra propuesta que le va a gustar a todo el mundo.

A ver si sabes qué sabor. ¿Algo picante?

Frío.

Algo dulce.

Umami. ¿Te suena?

Umami. Sabor misterioso.

El sabor misterioso.

Umami viene de la fusión de dos palabras japonesas:

"umai", que es 'sabroso', y "mi", que es 'sabor'.

Se refiere a esos alimentos que tienen mucho sabor

y que te hacen salivar de más.

¿Cómo dirías? "Esto está umami, me encanta.

En vez de "está que te mueres", "esto está...".

Está umami. Es eso.

Os traigo una idea.

¿Qué alimentos tienen sabor umami?

Las setas, las alcachofas, el queso...

Os propongo hacer una crema

de champiñones cocidos con queso crema.

Trituramos todo

y dipeamos con corazones de alcachofa

porque hay que cocinar siempre con el corazón.

Para ti y los que más quieres. Qué romántica.

Eso lo voy a probar en casa.

Claro que sí.

Puedes probarlo

porque lo puedes ver todas las veces que quieras

en la web de "Saber vivir"

y redes sociales Instagram y Twitter.

Es la clave, sin duda.

Sobre todo, cuando estás haciendo dieta

y si quieres perder peso.

De eso vamos a hablar enseguida en "Saber vivir",

porque ahora nos toca dar ejemplo haciendo ejercicio

con nuestro entrenador personal

que, además, es ejercicio en pareja.

Vamos a hacer cuatro ejercicios

que nos ayudarán a reforzar

la confianza, el equilibrio y la fuerza

en pareja.

Hoy tenemos la suerte de contar con una pareja de lujo.

Luis y Eli.

En pareja, siempre se va a hacer más ejercicio,

puesto que uno motiva al otro y te dan más ganas.

Y si no tienes pareja, con algún amigo que te motive.

Normalmente, me motiva a mí a la hora de hacer ejercicio

porque me gusta mucho hacer deporte,

pero me cuesta más arrancar.

Vamos con un ejercicio fantástico para trabajar

sobre todo la zona de las piernas.

También hay que hacer fuerza con los brazos.

Por eso, a las diez repeticiones, cambiaremos de mano

y haremos otra serie de diez repeticiones.

Y nos sostiene nuestro compañero,

así que es muy importante también el trabajo de confianza.

Este ejercicio es buenísimo,

pues hace falta mucha coordinación y cada uno trabaja una cosa.

Aquí vemos a ella que está trabajando las piernas.

Para aguantar la posición ella está trabajando los brazos

y toda esta parte de atrás de los tríceps.

Para mí el ejercicio es fundamental,

puesto que es parte de mi vida, mi profesión y mi pasión.

Yo me presenté a Míster España en el año 2007

con tan buena fortuna que lo gané.

Fue ella la que me hizo la preparación física

para aquel evento.

Lo mejor de hacer ejercicio en pareja

es que no te vienes abajo nunca.

Vamos con un ejercicio muy chulo sobre todo de coordinación.

Él está trabajando mucho cardiovascularmente,

pues está saltando,

y ella está haciendo sobre todo ejercicios de abdominales.

Ahora vamos con un ejercicio de fuerza

donde trabajaremos todo el cuerpo.

Hay que hacer cuatro flexiones, después una palmada,

y a la cuarta palma se quedarán agarrados

e intentarán desequilibrar el uno al otro

a ver quién tiene más fuerza.

Sí cuesta. Da pereza. Hay días que es un verdadero rollo.

Un domingo por la mañana,

si has tenido una semana dura, dices:

"Ahora me voy a poner a hacer algo".

Para arrancarte viene muy bien alguien al lado

y es más fácil decir:

"Estamos los dos y vamos hasta el final".

Si no, alguna vez pecas y dices: "Ya está, suficiente".

El ejercicio físico es fundamental en mi vida.

Aparte, yo soy diabético

y llevo el parchecito para la medición de glucosa

y para mí el ejercicio es parte de mi vida diaria

y sin la cual no puedo vivir.

Qué, chicos, ¿nos atrevemos?

A pesarnos digo.

Tres, dos, uno...

A la báscula.

¿Qué tal? Bien, ¿no?

Yo hacía meses que no me pesaba. Bien.

Yo creo que bastante bien.

Si te encuentras bien,

que la báscula no te lleve la contraria.

Fijaos que como nosotros,

cada semana miles de personas aprovechan para pesarse,

para ver cómo ha ido la dieta que quizás han empezado

y según el peso que dé, la báscula es amiga o enemiga.

Depende. Sí.

Es un arma de doble filo

porque hay que analizar a la persona en cuestión.

A lo mejor, si eres una persona

que ha tenido una pérdida de peso constante,

que ha cumplido el nuevo modelo de alimentación

y se ha cuidado,

sí que pesarse con recurrencia puede servir como una motivación

y decir: "Mira qué bien voy".

Pero también hay otras personas que quizás se desaniman

porque no están viendo las expectativas

que depositaron en la báscula.

Puede ser un error

porque estás haciendo deporte y estás comiendo bien

y te pesas y dices:

"Madre mía, todo esto para nada".

Sí, has cambiado mucho.

Has empezado a cuidarte, que es el objetivo.

Lo importante no es perder peso.

En todo caso, sería perder grasa.

Pero tampoco. Lo importante no es perder grasa.

Lo importante es estar más sano. Es ganar salud.

Si esa nueva forma de comer te hace sentirte más sano,

que el peso no te lleve la contraria.

Vamos a ver cuáles son esos errores a evitar a la hora de adelgazar.

Cuando uno se pone en modo adelgazamiento,

el primero sería obsesionarte con la dieta y con el peso.

Es decir voy a hacer una cosa muy estricta

porque quiero ver resultados en el peso.

Obviamente, no.

Olvídate de eso.

Un adelgazamiento no es rápido.

A mí me gusta compararlo con el proceso contrario.

Ganar peso.

¿Las personas que están con sobrepeso y obesidad

cuánto tiempo han tardado en conseguirla?

Años, meses...

Volver a un peso saludable

va a implicar muchas veces

adherirte a un nuevo modelo de alimentación

durante mucho tiempo.

De ahí que sea tan importante la adherencia.

Tampoco podemos pensar

que la pérdida de peso es constante.

Siempre para abajo, siempre para abajo.

Nuestro cuerpo sufre transformaciones.

Hay veces que tenemos altibajos.

Si en algún momento no siempre subimos a la báscula

con la expectativa de "a ver cuánto he bajado"

o "ay, he ganado 400 gramos",

lo más importante de todo

es nunca abandonar este nuevo camino

que han sido los hábitos de vida saludables.

Y, sobre todo, no compararse.

Tenemos, por ejemplo, una pareja

que se han puesto los dos a hacer dieta y comer mejor

y uno ve que pierde peso más rápido que el otro

y el otro se agobia

porque cree que lo está haciendo mal.

Hay muchas cosas que hacen variar ese peso.

Tengo que seguir haciéndolo y seguir con esos hábitos saludables

que, al final, conseguiré estar más sano.

Estas comparaciones a veces llegan entre parejas

cuando uno se pone con su pareja a iniciar una dieta.

Si os parece, al hilo de eso, entre hombre y mujer,

vamos a hacer una especie de test.

Rápido, además.

Para empezar.

¿Quién se pone antes a dieta? ¿El hombre y la mujer?

Con más frecuencia, se suele poner la mujer,

pero es algo completamente entendible

desde el punto de vista social.

Las mujeres estáis más presionadas desde la estética,

desde las revistas, desde las películas y los anuncios.

Ponte a dieta y adelgaza

con un canon de belleza que muchas veces es el delgado.

Es comprensible por tanto que sean las mujeres

las que más veces se pongan a dieta.

Así que es la que antes lo hace, Fabiani.

Es la que antes lo hace, pero fíjate qué curioso.

Acabamos de hablar

de que el motivo para hacerlo

es fundamentalmente estético o social

cuando lo importante debía ser la salud.

Es posible que encontremos muchos hombres

que necesiten bajar peso por su salud

y no lo hagan

y, en cambio, mujeres que lo hacen por una cuestión puramente estética

que sabemos que va cambiando a lo largo de los años.

Una vez más,

el peso tiene que ir asociado a la salud.

Y cuando los dos se ponen a dieta, ¿quién es más disciplinado?

¿El hombre o la mujer? No depende del género.

Que tú cumplas el plan de alimentación

se va a deber a los factores del exterior

que te ayudan.

Que tengas a alguien en casa apoyándote,

que haya un buen menú en el trabajo,

que puedas tener tiempo suficiente para cocinar y comprar saludable...

No es que los hombres o las mujeres lo cumplan mejor,

sino que hay personas que lo tienen fácil,

que es todo cuesta abajo,

y personas que lo tienen cuesta arriba

La pregunta del millón.

¿Quién tarda menos en adelgazar?

¿Quién adelgaza más deprisa? ¿El hombre o la mujer?

La respuesta del millón

es que no depende de si es hombre o si es mujer.

Depende de cuanto antes incorpores esos hábitos saludables.

Y algo muy importante, Míriam.

Aprovechamos.

Digamos no a las pastillas para adelgazar.

Hay que evitar generar la automedicación,

aunque lo vamos a matizar ahora después.

Pero, por supuesto,

nunca es recomendable usarla para adelgazar.

Para adelgazar los consejos que estamos dando

durante el programa.

Enseguida lo vemos.

Muchísimas gracias, Aitor, por esos consejos que nos das

para comer mejor y ganar en salud.

Un último.

Hemos hablado de cómo emprender los cambios.

Si los hacemos en pareja o en familia,

mucho mejor.

Como si entre los tres nos ponemos de acuerdo

para emprender el cambio a la vez.

Al fin y al cabo, produce esa adherencia.

Así que en pareja.

Sí es cierto que cada pareja es un mundo.

Además, en todos los sentidos.

¿Qué les gusta a ellas? ¿Y a ellos?

Lo desvela nuestra sexóloga Nayara Malnero.

Nayara, qué bonito lugar este, el Paseo de San Lorenzo,

para venir a pasear tranquilamente.

Y también para conectar con uno mismo

o con quien vengas acompañado.

De conexión precisamente queremos hablar hoy

y de las diferencias entre los hombres y las mujeres,

si es que las hay,

a la hora de buscar pareja.

¿Somos tan distintos?

Pensamos que los hombres siempre buscan mujeres 90-60-90

o con grandes pechos,

o que las mujeres siempre queremos hombres fuertes,

altos y apuestos.

¿Y en el terreno sexual?

Ahí el conflicto está servido.

¿Te parece si lo comprobamos? Venga, vamos.

Saco una moneda. Cara, mujeres. Hombres, cruz.

Lo que salga de aquí es tuyo.

Vale. Venga.

Me ha tocado hombres. Y a mí las mujeres.

Vámonos.

¿Qué busca usted en un hombre?

Respeto, amor, que no sean derrochones,

que no sean viciosos...

Tiene que ser la sinceridad por delante siempre.

Que sea comprensivo, que no sea nada machista.

No soporto el machismo.

Es lo que nunca soportarías de un hombre.

Jamás.

Y no se debe soportar para nada.

¿Ellos en qué se fijan?

Supongo que en el tipo.

Que si una está buena o yo qué sé.

Lo primero, las manos y los ojos.

Eso no quiere decir

que para tomar una decisión haya otros valores.

El físico es muy bonito.

Yo de joven era más guapo que soy ahora,

aunque no sea muy guapo.

Que sea graciosa, espabilada...

Como ella, no sé.

No sé, buena madre.

Que sea cariñosa y mimosa.

-¿En la cama también? -Sí.

¿Que sea atrevido y lleve la iniciativa

o que no?

No, depende.

Depende.

Suave.

Ante todo, cariñoso.

Se habla entre hombres

y sabe usted y el hombre quiere marcha,

pero también tenemos que saber adaptarnos a las circunstancias.

No sé, creo que el 50 % cada uno.

Fuimos los dos muy igualitos.

De ser...

¿Cómo? Leones.

¿En la cama qué usan?

Con 84 años dormir.

-¿Solamente? -Dormir.

¿Qué tal, Míriam? ¿Cómo te ha ido? Bueno, yo creo que bien.

Te cuento lo que me han dicho las mujeres.

Pocas me han hablado del físico.

No le han dado demasiada importancia.

Sí que han hecho mucho hincapié en el carácter.

Sobre todo, que sean cariñosos y respetuosos.

¿Qué te han dicho los hombres?

Qué interesante esto que cuentas.

Lo que más valoran en una mujer es la lealtad,

la sinceridad, que sea buena compañera

y que sea buena persona.

Vamos a ver en el terreno sexual.

Los hombres me han hecho hincapié

en que para ellos lo más importante en la relación sexual

es que vayan a un 50 %.

¿Te han sorprendido estas respuestas?

La verdad es que no

porque en consulta veo

que hombres y mujeres no somos tan diferentes

como pensamos.

Vamos a dejar de buscar tantas diferencias

y vamos a dejar de pelearnos.

¿Sabes qué te digo?

Que tienes toda la razón, Nayara. Qué bien.

Dicen que el amor es una buena medicina, doctor.

Deben decirlo

porque uno cuando está enamorado, se siente muy bien.

No le duele nada.

Yo no sé, pero a mí no me duele nada.

Pues ya lo has dicho todo.

Yo estoy enamorada de la vida.

Ya, de la vida.

Ahora le llaman la vida.

La verdad es que cuando uno se encuentra bien,

cuando se encuentra feliz y pleno,

se siente mejor y acaba tomando menos medicación.

Y hablando de medicación.

¿Es bueno tener un botiquín en casa?

Un botiquín sí.

Media farmarcia no.

A veces nos pasamos un poquito. Efectivamente, sí.

¿Y automedicarse?

Automedicarse no es malo, pero tampoco es bueno.

Ahora vamos a aclarar exactamente

qué pasa con eso de la automedicación.

Porque hay que tener precaución con eso, claro.

Hay que tener precaución.

Siempre que va en la palabra "auto" y "medicación"

hay que tener precaución.

Uno, con la automedicación. Lo vamos a hablar ahora.

Pero también cuando tomamos medicación

y nos vamos a poner en el auto.

Es decir, cuidado.

Hay muchas medicaciones que provocan somnolencias.

Tenemos que preguntar siempre si vamos a ponernos al volante.

Yo, en casa, en mi botiquín personal,

solo tengo paracetamol, ibuprofeno y poco más.

Perfecto.

Un botiquín perfecto.

A la dosis adecuada, ¿eh?

¿Cuál es esa?

Muy sencillo.

El paracetamol de 500, el ibuprofeno de 400

y el chocolate del 90 %.

Mínimo.

Así nos gusta a nosotros la medicina.

En positivo y con simpatía.

Como tu mensaje de hoy, doctor Fabiani,

que va dirigido a ti, a todos vosotros.

¿Ha oído alguna vez que automedicarse es malo?

Seguro que sí, ¿verdad?

Pues no es cierto.

O, al menos, no es del todo exacto.

Lo hemos repetido los médicos, lo dicen los medios de comunicación,

te lo repiten en campaña de información sanitaria.

No te automediques.

¿Sabes cuál es el problema?

Que lo hemos explicado fatal y la gente nos ha hecho caso.

Empecemos por el principio.

La solución

a muchas de las molestias del día a día

no es una pastilla.

Muchas veces lo puedes resolver cuidando algo la alimentación,

bebiendo más líquidos,

aplicando un poco de frío o, a veces, un poco de calor,

descansando más,

o incluso al contrario, haciendo más ejercicio.

Como ocurre, por ejemplo, con los dolores de espalda.

Si con estos remedios no se ha controlado,

apunta.

Automedicarse es bueno. Y no solo eso. También es necesario.

¿Te duele un poco la cabeza?

¿Tienes algo de fiebre?

¿Te ha picado una avispa? ¿Te duele la garganta?

¿Tienes diarrea? ¿Estás resfriado?

Pues claro que sí, automedícate si te hace falta.

Tómate un paracetamol o quizás un ibuprofeno.

Aplícate esa pomada que ya te recomendó tu médico

o prueba de nuevo las pastillas de la alergia

que llevas tomando varios años

si en esta primavera han venido los mismos síntomas.

No está mal que lo hagas. Todo lo contrario.

No hace falta ir a la consulta por cualquier síntoma

y no hacer mal si tú mismo tratas de mejorarte.

Claro que sí.

Ahora, si no se resuelve,

lógicamente, puedes contactar con tu médico.

Una cosa es eso

y otra cosa muy diferente

es ante el primer pinchazo en la garganta

inflarte a tomar antibióticos que tenías en casa

porque te sobraron hace un año,

tomarte las pastillas que toma tu vecina para el reuma

a ver si te vienen bien para los dolores de espalda

o pedir las pastillas del tiroides a tu primo

porque te encuentras muy cansado.

Efectivamente.

Esa automedicación no solo no es recomendable,

sino que puede ser muy peligrosa.

Vamos, que puedes y debes automedicarte,

pero con sentido común.

A partir de ahora, recuerda:

automedicación sí, pero con precaución.

Nos ha quedado claro, doctor Fabiani.

Fármacos en su justa medida

y dentro de una vida saludable, mejor.

Es más, si llevas una vida saludable,

vas a tener que tomar menos medicación.

Acepta el reto.

Un reto saludable.

Fíjate, un reto saludable es el que os vamos a proponer

para la semana que tenemos por delante.

A ver si sois capaces de pasar una semana en casa

con cero azúcar.

Aprovechad nuestras redes sociales de "Saber vivir"

y nos lo vais contando.

Bueno, feliz reto, feliz semana.

Gracias por ver "Saber vivir",

un programa de servicio público en Televisión Española.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber Vivir - 26/05/19

Saber Vivir - 26/05/19

26 may 2019

Vamos a descubrir cuánto azúcar ocultan los alimentos preparados y por qué es tan importante aprender a leer correctamente los ingredientes, qué peligros puede acarrear el uso de las redes sociales, diferentes propuestas para hacer ejercicio en pareja o si automedicarse es realmente tan malo como dicen… O no tanto. ¡Dale al play!

ver más sobre "Saber Vivir - 26/05/19 " ver menos sobre "Saber Vivir - 26/05/19 "
Programas completos (385)
Clips

Los últimos 2.966 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios