Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5069979
No recomendado para menores de 12 años Saber vivir - 17/03/19 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Bienvenidos a "Saber vivir".

Tu programa de bienestar, salud y calidad de vida

en Televisión Española.

Hoy en nutrición

nos fijamos en la moda de productos integrales.

Si lo son de verdad, tienen muchísimas ventajas

y todas saludables.

En Cocina sana preparamos hamburguesas,

pero no las habituales de carne.

Lo vamos a ver en los trucos de Marta.

Efectivamente.

Hoy vamos a hacer hamburguesas vegetales

con las legumbres como protagonistas.

Además, os voy a dar las recetitas de unas salsas

que están para chuparos los dedos.

Salsa, precisamente, es el baile

que Helen nos va a enseñar en este programa.

El ejercicio más divertido para el cuerpo y para la mente.

Fundamental.

Ejercicio y divertido. Es perfecto para cuerpo y mente.

Y ayuda a algo muy importante que es a dormir bien.

Hoy vamos a ver cómo dormir bien

o cómo actuar cuando nos cuesta coger el sueño.

Estoy convencida

de que quien duerme muy bien es Natalia Millán,

nuestra siguiente protagonista.

En plena madurez y ahora triunfando en el musical

vamos a ver cómo se cuida.

El trabajo de un bailarín es el de un deportista de élite.

Es brutal

la de horas que dedica un bailarín a su formación.

-Un besito.

Quítate esto que vamos a empezar.

Te quiero ver yo esos hombritos.

-Hay una parte muy importante de mi vida

que ha sido siempre el ejercicio

porque como de siempre

quise tener una formación de actriz que baila y que canta

esa parte de trabajo físico la he tenido siempre muy clara.

De hecho, a día de hoy, en "Billy Elliot" es fundamental.

Yo no lo vivo como un sacrificio.

Todo lo contrario. Yo disfruto.

Me gusta regalarme cuidados a mí misma.

El tema de la alimentación también me preocupa mucho.

De hecho, fui más de diez años vegetariana

cuando ser vegetariano era una rareza

y una cosa muy extraña.

Ya no lo soy.

Me di cuenta de que me faltaban nutrientes.

Me gusta tener frutita en el camerino

porque se come fácil, se digiere fácil,

te da energía, te da azuquítar, vitaminas,

te hidrata y...

Los días de dos funciones, como cenamos en el teatro,

ya cojo cosas más potentes.

Hay arroces riquísimos integrales.

La quinoa me encanta.

Procuro no mezclar proteína con carbohidrato.

Una ensalada te permite todo lo que quieras.

Nueces, me gusta una salsita de yogur,

me encanta con queso, a veces también con legumbre...

Para ponerme a dar botes, a bailar y a saltar a la comba

y bailar claqué a la vez

no puede ser mucho volumen de comida porque esto te estorba.

Otra cosa que me encanta y que no siempre la puedo hacer

es caminar a buen paso.

Pero lo fundamental para el bailarín es su clase de técnica de danza.

También me interesa mucho el yoga.

Consigues una relajación mental muy importante

para, luego, conseguir mayor concentración.

Para cuidar la voz el descanso es fundamental también.

Si estás cansado,

no hay nada que puedas hacer para que la voz no se resienta.

Nada.

Con menos de ocho horas mi rendimiento baja muchísimo.

-¿Cómo te ves en un futuro?

-Me gustaría pensar

que voy a mantener una buena forma física.

Bailar todo el tiempo que el cuerpo me permita

en escenario o fuera del escenario

y creo que hasta un cierto punto uno es dueño de eso, ¿no?

Si hay un juego o algo que cada día me gusta más,

es el juego de la lupa.

¿A que estás temblando a ver lo que te pongo?

Llevamos una acertada y una fallada.

Hoy me voy a esforzar.

A ver si me adivinas lo que es.

A ver, tiene pinta, reconozco, casi que de pastel.

De postre. Sí.

Pero como siempre traemos alimentos que son saludables,

yo me la juego a que es un garbanzo.

Venga ya, yo me voy.

Es un garbanzo crudo. Sin cocer.

Míralo. Ahí lo tienes.

Efectivamente. Es un garbanzo.

Es uno de mis alimentos favoritos.

Una legumbre completa, por cierto.

Hay mucha gente

que dice que no tienen proteína completa.

El garbanzo es una legumbre que tiene todos los aminoácidos.

Es perfecta.

De la calidad del huevo, carne y pescado

que hablábamos en el programa

y un alimento completamente saludable,

ya sea en crudo, dejándolo en remojo,

o podemos comprar el garbanzo ya cocido.

Buena opción también, ¿no? Sí, claro.

Sobre todo, por la rapidez.

Eso sí que es comida rápida.

Una ensalada o para hacer curri a la sartén.

O un humus.

Muy de moda.

Además, completa la proteína del garbanzo

con un poquito de aporte de grasa saludable.

La que nos daría una semilla como es el sésamo,

porque tiene pasta de tahini

y hay tenemos una muy buena opción para dipear

con unas zanahorias, con algo de pepino...

Lo podemos restregar en un bocadillo.

Mira si hay formas.

Para dipear. ¿Qué es eso?

Mojar. De toda la vida, ¿no?

Con alimentos que sean sanos, ojo.

Menos pan blanco y podemos ahí mojar verduras.

Has acertado el garbanzo. pero fíjate ahora.

Vuelvo a poner la lupa a ver si lo aciertas.

Bueno, estamos con legumbres.

Podrían ser dos.

O soja o guisante.

Así, verdecitas.

El guisante es legumbre, por cierto.

Una de esas dos es.

Venga, es soja.

Es soja. Es soja.

La gente no está acostumbrada a ver la soja en el grano.

Es verdad.

Piensa en la soja

y tenemos en mente con los derivados.

La bebida de soja, el tofu o el tempe, ¿no?

Platos que se hacen a partir de esta legumbre

que también es muy completa.

Igual que el garbanzo.

Más de la gastronomía oriental.

El garbanzo es mucho más nuestro, más nacional,

pero son excelentes ejemplos de proteína vegetal.

¿Tan completa es la soja que es un superalimento?

Quizás, no deberíamos decir superalimentos

porque los superalimentos... Me encanta.

Crean superexpectativas y a veces no las cumplen.

Pero sí que es cierto que es un genial alimento.

Un poquito más completo que el garbanzo

por el tipo de ácidos grasos que tiene la soja.

A fin de cuentas, es una legumbre.

Háblame de otras legumbres.

Hay otras legumbres

aparte de las típicas que la gente conoce

como las lentejas o las alubias.

Te he dicho antes que os va a sorprender el guisante.

¿Por qué es una legumbre?

Porque viene en vaina.

No siempre tomamos el guisante seco.

Este que viene en las bolsas de frutos secos.

Por eso, como en ocasiones lo tomamos fresco,

lo equiparamos a una verdura porque tiene más cantidad de agua.

También están los cacahuetes. Eso te iba a decir.

No me ha sorprendido el guisante, el cacahuete.

Efectivamente.

Es una legumbre porque viene en esa vaina,

pero creemos que es un fruto seco.

Eso sí.

Características nutricionales muy parecidas.

Más cantidad de grasa

y menos cantidad de proteína que otra legumbre.

Nos vamos de momento al garbanzo

porque, a fin de cuentas, estamos en invierno.

Es tiempo todavía de cocido.

Es un plato emblemático de nuestra gastronomía

que tiene muchas variantes y todas igual de ricas.

Vamos a conocerlos en la ruta del cocido.

Nuestro cocido tiene cuatro vuelcos

y este es el primer vuelco de nuestro cocido.

La croqueta de pringá.

La elaboramos con morcilla, chorizo y tocino.

Como antiguamente hacían los serranos

en los tiempos de la posguerra.

Luego tenemos la sopa como segundo vuelco.

Como tercer vuelco tenemos el garbanzo con verduras

y como cuarto vuelvo las viandas.

Nuestro cocido lleva lo siguiente.

Lleva unos garbanzos de la parte de la Moraña,

nuestro hueso de caña de vaca asturiana,

le ponemos un buen morcillo de ternera joven asturiana,

nuestras verduras,

que es nuestro repollo de la parte de Castilla y Galicia,

nuestra zanahoria

y nuestra patata que ponemos un cachelo por persona.

Unos rellenos típicos en Madrid.

El secreto de nuestro cocido es hacerlo con mucho cariño

como si estuviera uno enamorado de él.

-Hacemos cocido maragato por los orígenes de mi padre.

Mi padre es de León.

Lo más característico de todo es a la hora de servirlo.

Primero se sirve lo que es la carne, garbanzos, etcétera

y se deja la sopa para el final.

En tiempos de guerra

os soldados preferían empezar por lo que son las viandas,

los garbanzos y lo contundente del cocido

por si acaso había algún impedimento y hubiese que salir a combate,

se quedaba la sopa sin servir.

-El cocido maragato, normalmente, tiene siete tipos de carne.

Sería la careta de cerdo, el morcillo, chorizo,

tocino salado y papada y la gallina.

El garbanzo que usamos es este. De pico pardal.

Es de León.

Es mantequilla pura.

Bueno, aquí tenemos el cocido en marcha.

Y, normalmente, lo cuezo en dos perolas

para respetar los tiempos de cocción de cada tipo de carne.

Una vez que está todo junto, se le da un pequeño hervor

para que coja los sabores de todas las cosas.

Los rellenos, normalmente, los meto al final

para que absorban un poco el caldo y estén un poco jugosos.

-Os vamos a enseñar cómo hacemos el cocido vegano.

Lo especial que tiene este cocido es que lo hacemos en horno de leña.

Lo hacemos en horno que trabaja a unos 120 o 130 grados

y lo dejamos haciéndose 24 horas.

Tenemos todos los ingredientes en crudo.

Sus garbanzos, calabaza, batata, setas, puerro,

aceite de oliva virgen...

Para darle sabor utilizamos pimentón de la Vera dulce

y echo agua fría hasta cubrirlo

y ya nos queda el último paso que es introducirlo en el horno

y dejarlo durante 24 horas.

Este sería.

El vuelco de todas las verduras y la sopita.

-"Cocido en cuatro vuelcos,

cocido maragato, cocido vegano de leña...

Un plato de puchero para todos los gustos.

Se nos hace a todos la boca agua.

La clave está en dar con la receta más saludable.

El cocido, primeramente, es una opción completa de menú

porque ya tiene el primer plato que por lo general es la sopa

y el segundo vuelco en el que ya incluimos la legumbre

y en muchas ocasiones la carne.

Si quisiéramos hacer un cocido todavía más saludable,

que es un plato sano,

podríamos tener una primera opción.

Que la mayoría de la proteína viniese de origen vegetal.

Es decir, aumentamos la cantidad de garbanzos

y reducimos la de carne,

si estamos haciendo un cocido que tiene embutido,

y priorizamos también la cantidad de verdura

frente a la de fideos,

que ya sabemos que va a ser pasta blanca

que no es la más saludable.

¿Y ese mito

de que hay que acompañar siempre el garbanzo con el cereal?

No, no es cierto.

La proteína del garbanzo es completa

y, luego, existe el mito

de que las legumbres no tienen todos los aminoácidos

en su proteína

y por eso hay que combinarlas.

De hecho, se habrá escuchado mucho esa recomendación

de que hay que tomar arroz con legumbres,

lo tienes que mezclar con las alubias,

lo tienes que mezclar con las lentejas...

Es cierto que a las lentejas les falta un pequeño aminoácido

para que sean proteínas completas,

pero no hace falta que sea en la misma ingesta

donde tengas que meter el arroz.

Luego puedes cenar otra cosa.

Ya se completará a lo largo del día esa proteína.

En cambio, no veo a la gente preocupándose

dando de cenar salchichas

que no es proteína completa y no es proteína de calidad.

¿No preocupamos por las lentejas? Qué injusticia.

Esa es la palabra. Injusticia.

Cómo seguimos aprendiendo contigo.

Bueno, hemos aprendido también, por ejemplo,

que hay alimentos que contienen harinas refinadas

y que hay que evitarlos.

Por eso, hoy, nos fijamos en la harina integral,

porque cada vez se consume más ese tipo de pan

con ese tipo de harina.

La harina integral.

Nacimos con la intención de poner en valor trigos antiguos,

trigos rústicos.

que, además, uno de ellos es muy significativo.

Es el trigo negrillo.

A día de hoy tenemos otros.

El primero, la espelta

y ya nos iríamos a un trigo duro,

que sería este, el cruasán o del corazón,

que hace esos panes de color amarillento

con esos tonos amarillos,

y el florencio aurora.

Esto es el fruto de nuestra muturación.

Aquí estáis viendo una harina integral de grano entero

y molida a la piedra.

Aquí están las tres partes que lleva un grano.

Lleva la fibra, que está incorporada en el salvado,

llevamos el germen, que es la parte grasa del grano

y donde están los antioxidantes,

y luego llevamos el endospermo, que es como se llama,

y llevamos los hidratos de carbono.

-Lo que vamos a hacer es un pan elaborado con cerveza.

Vamos a utilizar tres tipos de harina.

Tenemos el bagazo de la cerveza,

que es el resultante de la fermentación de la cerveza.

Aparte tenemos otra harina

que es harina de espelta ecológica con un 80 % de extracción

y una harina de fuerza también de trigo ecológico.

Hemos hecho una masa bastante burda

y lo único que vamos a hacer es dejar la masa reposar

durante entre 12 y 24 horas

y cuando la masa empiece a subir está lista para hornear.

Todas estas burbujitas que se ven

son los gases que ha generado la masa madre

y que van a hacer que el pan suba.

Tenemos que trabajarlo con mucha delicadeza

para no romper esas burbujas de aire.

Este es el resultado del pan.

Un pan con miga consistente y una corteza dura.

-Para reconocer una buena corteza en un pan

tenemos que fijarnos en varias cosas.

En primer lugar, vamos a ir a la parte de abajo.

A la suela del pan.

Deberíamos tener una suela que no lleve agujeritos,

una suela lisa.

Por otro lado, en la parte superior,

deberíamos tener una corteza dorada y crujiente.

Que cuando apretemos cruja.

La miga de un pan debe ser una buena mezcla.

Que no sea demasiado gomosa ni que se deshaga.

¿Ve esta?

Bueno, es una miga que es elástica, pero se rompe y te la puedes llevar.

Que cuando tú abras el pan, cuando lo partas y lo huelas,

huela a cereal, huela a campo, huela a naturaleza

y el sabor acompañando esto, ¿no?

Sabores que sean suaves.

Los panes de masa madre al final desarrollan menos.

Suben menos. Tienen menos altura.

Al tener menos altura, secan menos.

Son panes que se mantienen tiernos mucho más tiempo.

Cuanto más pesa en la mano, menos pesa en el estómago.

Un pan que tiene mucho peso ha trabajado mucho la levadura

y es más fácil de asimilar por el organismo.

Duda que me surge.

¿Todo este pan que tenemos aquí es integral?

Sí, lo es.

Hemos mirado el etiquetado

y la harina que tiene es harina integral.

Lo hemos comprobado. Esa es la manera, ¿no?

Si está envasado, hay que mirar el etiquetado.

¿Cómo lo podemos saber a través de eso?

Miramos los ingredientes

y la única harina que tenga sea harina integral.

También se puede utilizar otra palabra.

De grano entero.

Esas son las dos formas.

A veces se puede mezclar una harina integral

con una harina refinada.

Yo recomendaría

que al menos la mitad del peso fuese de harina integral.

Apuntado queda.

Este que tenemos aquí es multicereales.

¿Significa esto que es integral? No.

Multicereales o multisemillas

solo nos dice que tiene múltiples variedades

de cereales o de semillas.

Este es, concretamente, saludable

y es un buen pan porque sabemos cómo se ha hecho.

Encontramos panes de molde con varias semillas.

Ahí simplemente nos dicen que les echan por encima.

Porque algo lleve semillas de amapola

no va a ser necesariamente más sano.

No te enfades. No, no.

Pero pasa.

Hay gente que se lo cree. Es verdad.

Y este, por ejemplo, es de centeno. Sí.

También integral.

El centeno a veces se utiliza como un reclamo

y como tiene una harina mucho más coloreada,

se puede mezclar centeno y trigo

y te queda como resultado un pan mucho más marroncito.

Hay gente que a lo mejor dice:

"Qué buena pinta tiene este pan".

Miras los ingredientes

y solo encuentras un 8 o 10 % de centeno.

También hay que comprobar el etiquetado

si queremos un pan completamente de centeno.

¿Y si lleva salvado?

Bueno, el salvado es solo una parte del grano.

Está el grano del cereal que tiene una especie de cubierta

y es el salvado.

Lo podemos ver aquí ahora mismo.

¿Qué ha pasado muchos años en España?

Que hacían falsos panes integrales.

Nos ponían harina blanca,

harina refinada de la que hay en muchas casas,

y añadían un poquito de salvado.

Así, de esta cascarita, aumentas la cantidad de fibra,

pero la respuesta de nuestro cuerpo no es exactamente igual

a que si estuviéramos tomando un pan integral de verdad.

Luego, me has traído aquí estas galletas integrales.

Esto es una moda.

Tienen que ser fantásticas. Sí, ¿no?

Galletas integrales.

Esto le pasa a mucha gente.

Piensa que una galleta integral o un cruasán integral

van a ser más saludables.

No.

Hemos cambiado uno de sus ingredientes.

Pero ¿qué tiene en su composición?

También tiene azúcar,

también tiene un aceite que no es muy saludable

como el aceite de girasol o el aceite de palma.

No pensemos que la bollería integral

o las galletas integrales son saludables.

Hay que pasarse a los integrales, pero con una condición, ¿no?

Vamos a verlo. Sí.

Sustituimos refinados por integrales

en aquellos alimentos

que nos interesa mantener en nuestra alimentación.

Por ejemplo, el pan integral, aceptable,

el arroz integral

y la pasta en su versión de grano completo.

Pero no vamos corriendo al supermercado

ni a por galletas integrales ni a por bollos

que sean en versión integral.

Luego tenemos el pan sin sal. Sí.

En nuestro país, ha habido un gran compromiso

de reducir de manera progresiva la sal que tenía nuestro pan,

porque hemos consumido pan en bastante cantidad en España.

¿Qué diría a la gente que está consumiendo este pan?

Que no preste únicamente atención a la sal del pan.

La mayoría de sal de nuestra dieta viene por alimentos precocinados,

alimentos ya ultraprocesados...

Si no te gusta el sabor, que hay personas que...

Al principio, cuesta un poquito. Les pasa.

Prioriza más bien un buen pan integral

y si tomas el pan sin sal, que insisto, no es la prioridad,

tómalo en una receta que sea mucho más llamativa.

¿Sabes que te digo?

Que tus consejos son más buenos que el pan.

¿Sí? Sí.

Fantástico. Integrales.

Te tengo que dar las gracias como siempre

a nuestro dietista, nutricionista y tecnólogo alimentario

por todas esas recomendaciones que nos ayudan a comer bien.

Ahora vamos a llevar a la práctica en cocina

con nuestra chef Marta Verona

que se propone cocinar sin nada de sal

un plato de legumbre tan saludable como original:

hamburguesa de alubias.

Buenos días, Nora.

Vengo a comprarte alubias negras.

Venga.

¿Hay alguna temporada de alubias?

La siembra es hacia julio, la recogida, en octubre.

Luego, lo que dure, ¿no?

Me voy a llevar medio kilo.

Muchas gracias. "Eskerrik asko".

Tenemos las alubias que hemos comprado en el mercado.

Os voy a enseñar cómo se dicen en euskera:

"babarruna".

Y como son negras, "beltza".

Podemos tenerlas en remojo

entre 4 y 15 horas máximo.

Si no, van a perder propiedades.

Y, si no, directamente al agua.

Cocemos alrededor de una hora o una hora y cuarto.

Si las hubiéramos tenido en remojo, 45 minutos.

Si tenemos olla exprés, 15 minutitos.

Importante.

Intentar no mover mucho las alubias cuando las cocinemos

para que no se les rompa la piel.

Por aquí tenemos arroz integral.

Cocemos en agua hirviendo 25 minutitos.

Nuestra receta no va a llevar sal

porque recomiendo poner alguna salsita

que le dé sabor.

Ahora vamos a triturar nuestras nueces.

Puede ser el fruto seco que queráis.

Pistachos, almendras, piñones...

Suficiente.

No hace falta triturar más porque no queremos una pasta.

Queremos que haya un toque crujiente.

Siguiente paso.

Vamos a coger una yema de huevo, abrimos la cáscara...

A mezclar con todo que va a servir como pegamento.

Ya tenemos nuestras alubias cocidas y coladas.

Añadimos el arroz integral cocido también.

180 gramos.

Nueces, cebolla pochada, nuestra yema de huevo,

pan integral rallado...

Como no vamos a echar sal a nuestras hamburguesas,

añadimos especias que son un recurso superbueno.

Nuez moscada, ajito triturado y machacamos todo.

Siguiente paso.

Esto ya va al gusto.

El tamaño que queramos.

Vamos a hacer una hamburguesa grande.

Un chorrito de aceite en la sartén.

Ahora, vuelta y vuelta.

Ya tenemos nuestras hamburguesas tostaditas

que podemos comerlas así solas

o ponerlas con un mollete de pan, tomate, lechuga...

Nosotros hemos hecho una salsita, que ahora os explicaré,

muy rica para acompañarle y darle sabor.

Terminamos con algo gracioso.

Me lo voy a comer ya porque huele que te mueres.

Prueba de fuego.

Qué nervios, Miriam.

Pruébala y dime la verdad.

Tienes buena cara de momento.

Siempre traigo vídeos enseñando lo que cocino

y nunca te traigo nada.

Hoy tocaba.

No es que hayas superado el reto. Te has superado a ti misma.

Un plato sano, sin nada de sal...

Me encanta. Original.

Me alegro muchísimo.

Es una hamburguesa de origen vegetal.

Nada más y nada menos.

Cada semana Marta nos da ideas y trucos

para cocinar de una manera saludable y original

en este espacio que está iluminado de color rojo.

El color de la vida y la salud que nos dan los alimentos.

Ya hemos descubierto la hamburguesa de legumbre.

Danos otra propuesta de hamburguesa sin carne.

Perfecto.

Tenemos un tubérculo muy conocido que es la patata.

Hamburguesa de patata.

¿Cómo te suena? Estupendamente. ¿Cómo se hace?

Es supersencillito.

Tenemos patatas cocidas, tenemos guisantes cocidos,

pimiento asado también así que hemos pelado

y hemos cortado en laminitas

y harina de trigo.

Se mezcla todo muy bien y se añaden especias

porque como queremos reducir el contenido de sal

y sabemos que son un buen recurso para dar sabor,

es lo que hacemos.

Sería el resultado. Efectivamente.

Creo que deberíamos ponernos a pringarnos los dedos.

Vamos a ello. Yo te sigo. Efectivamente.

Primero no enharinamos las manos para que no se nos pegue la masa.

Como las de carne.

Normal y corriente, ¿vale? De toda la vida.

Y cogemos nuestro trocito.

Así.

Buen trocito, ¿eh?

Claro, es que esto va por...

Me gusta hacerlas grandes.

Un poquito más de harina si se pega.

Te pones así y ya está. Ya está listo.

Hecho. Tenemos nuestras hamburguesas.

Como está todo cocinado, todo lo que tiene,

le puedes dar un toque en el horno si lo prefieres

o en la sartén fuerte y que se nos queden así doraditas.

¿Has visto que bonitas estas? Qué maravilla.

¿Me recuerdas un poco los ingredientes?

Por supuesto, Miriam.

Tenemos tres patatas cocidas

que se pueden sustituir por calabaza o boniato.

Tenemos 3/4 de taza de harina de trigo,

1/2 taza de guisantes cocidos, un pimiento asado,

una cebolla morada pochadita y especias al gusto.

En mi caso, una cucharadita de curri,

una cucharadita de comino, una cucharadita de ajo en polvo

y una cucharadita de pimienta negra.

Rico, sano y fácil.

Ya tenemos la hamburguesa saludable.

Necesitamos una salsa saludable para acompañar.

Efectivamente.

Hoy estamos reduciendo la sal, ¿verdad?

Hemos utilizado las especias en nuestra hamburguesa,

pero hay otro truco muy bueno.

Las salsas.

Por aquí te traigo una mayonesa de tofu.

Tofunesa. Uy, me gusta.

Como queremos utilizar todo de origen vegetal...

¿Y la mayonesa qué lleva?

Lleva huevo, aceite y un poquito de sal.

Efectivamente.

Vamos a sustituir el huevo por tofu,

que es una pasta que hacemos con la soja.

Hacemos una leche de soja, la coagulamos y luego desueramos.

Como un requesón de soja, ¿vale? Bien explicado.

¿Siguiente ingrediente que lleva la mayonesa?

Chorrito de aceite. Efectivamente.

Aceite de oliva. Aceite de oliva.

¿Qué más? ¿Qué más tenemos por aquí?

Un ácido que antes no lo has dicho. Nunca le pongo.

El ácido, en nuestra mayonesa, aviso a navegantes,

sirve para que no se nos corte.

Es un supertruco. No lo sabía.

Casi siempre se me corta y casi nunca la hago yo.

Chorrito de limón. También vale vinagre.

¿Ahora qué nos queda?

Hombre, batir, desde luego. Triturar.

Efectivamente.

Pues nada. Así. Al lío. Al lío.

¿Ves que va quedando cremosita?

Siempre subimos y bajamos

por lo que se nos queda encima que no se tritura.

Qué de trucos nos trae siempre nuestra Marta.

Ya tenemos por aquí nuestra mayonesa de tofu.

¿Así de fácil? Así de sencillito.

¿Has visto qué rica?

¿Puedo olerla? Claro. Por supuesto.

Qué bien huele. Está buenísima.

Ya te contaré luego con qué podemos acompañarla.

¿Por qué me has traído yogur?

El yogur lo tenemos asociado a postres.

¿Tú como tomas el yogur?

Sí.

Con fruta, por ejemplo. Efectivamente.

Fresas. Exacto.

Te traigo una idea para hacerlo salado,

porque es ácido.

En Grecia toman muchísimas salsas con yogur.

Si quieres echármelo... Te voy a echar una mano.

Salsa tzatziki.

Lleva pepino y cebolla cruda. Qué buena...

Mira qué bien. Perfecto, Miriam. No se ha caído ni un poquito.

Vamos a hacer la versión española.

Con perejil que tenemos por aquí. Qué alegría el perejil.

Lo ideal es coger el menos tronco posible

y más hojitas, ¿vale? Vale.

Esto va por gustos de sabor a perejil.

Vamos a echar mucho hoy.

Creo que así está estupendo.

Una hojita más.

Vamos a echar...

Si puedes echarme un chorrito de lima...

Voy con ello. Perfecto.

¿Así? Tú me dices. Estupendo. Sí.

Ahí. Un poquito de fuerza.

Perfecto. Estupendo.

Y un chorrito de nuestro aceite de oliva.

Volvemos a triturar y tenemos otra salsa buenísima.

No utilizamos sal porque como el yogur está ácido,

la lima nos va a dar ese toque de sabor

junto con el perejil.

Qué maravilla.

Mira qué pinta, por favor, esta salsa.

Ese momento en que ves que tu salsa queda bien

es una alegría.

Te alegra.

La salsa tártara que siempre hacemos con mayonesa.

En vez de mayonesa, otra opción saludable, con yogur.

Por cierto.

He escuchado mucho últimamente eso de dipear.

Efectivamente.

Dipear viene del inglés "to dip", que es 'untar', 'mojar'.

Podemos decir untar o mojar y es lo mismo.

El problema que tiene dipear, untar cosas en una salsa,

es que solemos hacerlo con fritos.

No sé. Patatas.

Con patatas fritas.

Exacto.

Te propongo hacerlo con vegetales crudos.

Me gusta.

Por aquí tenemos zanahoria.

Mira qué guay. De colores. Qué bonitas.

¿Quieres partirla para ver cómo es por dentro?

¿Has visto qué bonita? Qué maravilla.

Así es divertido dipear.

Encima, es crudo

y aumentamos el valor nutricional de lo que estamos comiendo.

¿Y por aquí? Voy cortando, ¿eh? Voy cortando.

Mira qué bonita. Esta es más clarita.

¿Has visto?

Creo que saben todas iguales. Saben muy parecidas.

Esto lo cortas en bastones y a mojar en nuestras salsas.

Y por aquí te traigo apio. Apio.

Por aquí tienes tu ramita de apio.

Siempre lo solemos utilizar en sofritos.

Sí.

También se puede comer en crudo.

Apunten. Efectivamente.

Sabe a anís. Está buenísimo. Me encanta.

¿Qué hacemos con él? Hay que limpiarlo. Mira.

Cogemos la puntilla y tiramos hacia abajo.

Van a salirnos unos hilos.

¿Ves?

Ay, ay. Perfecto.

Sigue. No voy mal, ¿no?

Estupendamente.

La gente suele echarlos al sofrito o comerlos en crudo sin limpiar.

Esto es superincómodo porque nos podemos atragantar.

Se nos queda en los dientes. Otro truco más.

Otro truquito más. De nuestra Marta.

A limpiar el apio. Muy bien.

Oye, Marta, esto, la verdad, lo de picotear,

acaba siendo a estas horas un peligro.

Es algo muy peligroso y, sobre todo, a estas horas.

Igual que la hora del poste.

Eso te iba yo a decir.

Hablando de postres, precisamente, te propongo otro reto.

Venga, a ver.

Me gusta que lo recibas con una sonrisa.

A ti te gustan los postres igual que a mí.

Me encantan los postres. Me retas con uno, ¿no?

Uno saludable.

Vale.

¿Te gusta la "cheese cake"? Tarta de queso.

Me encanta.

Uno de mis favoritos, sin duda. Vale.

Os propongo cambiar el queso

por otro ingrediente muy rico y muy sano

y que es el favorito de Aitor, nuestro nutricionista.

Ya sé cuál es. Pero no te lo voy a decir.

Voy a esperar un poco. Voy a tener paciencia.

Siempre me dices que cocinando también se puede hacer deporte.

Que se puede compaginar. Exacto.

No puedes salir a correr porque estás en una cocina.

No puedes dar vueltas alrededor de la mesa.

De los fogones.

Podemos hacer ejercicios estáticos.

Vamos delante. ¿Qué vamos a hacer?

Adelante. Muchas gracias.

Unas sentadillas. ¿Unas sentadillas?

A ver. Venga.

Piernas a la altura de los hombros y abajo.

Venga.

No vamos mal.

Si queremos quemar calorías de verdad,

hay que calzarse unas buenas zapatillas.

Efectivamente. Y a correr.

Hombre, Juan. Hola, Miriam.

¿Qué tal? Ya ves que he empezado sin ti.

Te veo estupenda. Te veo equipadísima.

No te falta ningún complemento.

Es que así me motivo más, ¿sabes?

No está mal tenerlos,

pero tampoco los necesitamos para empezar.

Necesitamos unas zapatillas, ganas y espacio para correr.

Lo tenemos todo.

Vamos. Venga.

¿Qué? Para, para, para.

¿Qué pasa? Pero ¿cómo estás respirando?

¿Cómo?

Te noto una respiración superforzada.

Muy muy muy forzada. ¿Sí?

Respira normalmente. Vale.

De una manera mixta. Por la nariz y por la boca.

Y echa el aire con naturalidad.

No fuerces nada, ¿vale? ¿Así?

Nariz y boca a la vez.

Eso es.

Fantástica.

Vamos a por más. Venga.

Bueno, ¿frenamos un poquito? Sí.

Venga.

Nos toca marcha ahora. ¿Sí?

Vamos a hacer marcha.

Marcha no significa pasear.

Estamos todavía en la sesión de entrenamiento.

Vamos a caminar, pero caminar rápido.

Que no bajen las pulsaciones. Dando vidilla.

Vamos allá.

Pensaba yo que me ibas a dar más caña.

Prefiero que te quedes con ganas de más.

También es verdad.

Si no, no vuelves.

No sé si es bueno

tener un objetivo a la hora de correr.

Por ejemplo, ¿por qué corres?

Qué buena pregunta.

Esa es la pregunta del millón.

Correr para mí es mi momento del día.

Es el momento en que puedo estar pensando,

soñando y a la vez beneficiando mi cuerpo.

Y disfrutando de una actividad al aire libre.

Pero ¿y si llueve?

Tengo la solución para eso. Vamos al gimnasio.

Venga.

Antes de empezar es importante que sepamos

que al bajarnos de la cinta, la primera vez, sobre todo,

nos vamos a marear.

Yo ya me voy agarrando.

Te has estado moviendo, caminando o corriendo,

y lo de alrededor no se mueve.

De repente, te empiezas a mover...

Como si estuvieras en un barco.

Vamos a ponerle un punto de inclinación a la cinta.

Hay que aprender a salir de la máquina rápidamente.

Uy.

Venga, vamos a ponerla a ocho

y así tendremos una carrera un poquito natural.

Ocho kilómetros por hora es una velocidad tranquilita

y muy buena para los que estamos empezando.

La respiración. Que no se me olvide.

Bueno, me ha gustado, ¿eh? No te digo que no.

Pero yo, Juan, siempre he sido más de elíptica.

¿Qué te parece? Vamos a probarla.

Vamos a probarla.

Aquí tengo la sensación de que trabajo más músculos.

Tienes esa sensación porque es así.

Efectivamente.

Efectivamente.

Estamos trabajando más los brazos o deberíamos trabajarlos.

Otra de las ventajas que tiene la elíptica

es que elimina el impacto en las articulaciones.

Ahora a quemarla.

Yo sé que está mal que yo lo diga, pero creo que no se me ha dado mal.

Cuenta como primer entrenamiento, ¿no?

Sí cuenta como primer entrenamiento, pero prepárate para el segundo.

Miedo me das.

Mira que soy quejica, ¿eh?

Te quejaste. Te quejaste un poquito.

Que sepas que me sentí muchísimo mejor.

Pues sí porque el cuerpo es muy generoso

y a la que haces algo de deporte te premia generando endorfinas

que te provocan un bienestar muy grato.

Lo primero a tener en cuenta. Hay que calentar.

Pues sí. Hay que calentar.

Vamos a empezar con un calentamiento articular.

Facilito. Venga.

¿Qué te parece si vamos caminando de puntillas?

Estupendo. Esto se lleva bien, ¿verdad?

Imagínate 20 segunditos así

que los alternamos con 20 segundos con los talones.

En el cole. ¿Verdad?

Había que calentar en el cole.

¿Vale?

Después de esto, hacemos 20, 20, 20, 20.

Dos series de cada.

Ya empezamos a correr, pero poco a poco.

Me estás invitando ya, ¿no? Por favor.

Venga, sí. Adelante.

Adelante.

Start. Start.

Segunda cosa a tener en cuenta.

Segundo punto a tener en cuenta.

Progresivamente. Eso.

Hemos calentado nuestras articulaciones,

pero ahora se tiene que calentar nuestro sistema cardiovascular.

Nuestros pulmones, oxigenar nuestros músculos...

Elevamos a tres. Eso es.

Vamos subiendo, ¿no? Estamos subiendo a tres.

Esta es una velocidad de caminar.

Estamos subiendo a cuatro.

Aquí ya empezamos a sudar un poquito.

Cómo te ríes. No te rías tanto.

Luego vas a correr tú otra vez.

Venga. Venga. 5,5.

A partir de seis empezamos a correr.

Estoy preparada. Ahí estamos.

Venga. Muy bien.

Respecto a la carrera.

Se habla mucho y se escribe mucho.

Hay que rellenar muchas páginas de la técnica de carrera.

Corre natural.

Como te pida el cuerpo. Sí.

No te esfuerces demasiado en ir de puntillas ni pasos largos.

Como te pida el cuerpo.

Si hacemos gestos raros,

con el tiempo se puede volver en nuestra contra.

Podemos coger defectos que no nos interesan.

Bueno, un tema muy importante es...

Ir subiendo.

Primer día.

Primer día.

Nos hemos marcado 20 minutos.

Estás cansadísima. No puedes más.

¿Me paro y me voy a casa? Sí.

No.

Bajamos.

Un ratito caminando. Poco a poco.

Importante comentar no parar de golpe.

Eso que has hecho es lo que no hay que hacer.

Hay que parar progresivamente.

De esa manera...

Te explico por qué.

La gente lo sabe, pero no entiende el motivo.

Es muy importante saber el motivo

de por qué necesitamos parar progresivamente.

Con cada paso, los músculos aprietan las venas

y estas, como tienen válvulas antirretroceso,

ayudan a volver a la sangre al corazón.

Entonces, caminando estamos asistiendo al corazón.

Si paramos de golpe, las pulsaciones se van a incrementar

y es lo que no queremos.

Vale.

Vamos reduciendo poco a poco. Vuelta a la calma.

Lección aprendida.

¿Ahora ya sí puedo darle a Stop? Ahora sí.

Venga, Stop.

Y nos falta un último punto.

¿Estirar? Estirar.

Por ejemplo, no sé, ¿así?

Por ejemplo.

Es un estiramiento muy clásico de cuádriceps,

pero vamos a completarlo

estirando otros músculos de las piernas.

Por ejemplo, los gemelos,

que han participado mucho en la carrera.

Estiramos. Muy bien.

Por ejemplo, también, este que hacíamos en el colegio.

Estirar los isquiotibiales.

A ver hasta dónde llegas tú. A ver si tocas con las manos.

Como hemos corrido, tenemos la musculatura tensa.

Vamos a estirar poquito, suavecito,

y para soltar e irnos más recuperados a casa.

Pero no es el momento de forzar.

Frecuencia.

¿Cuántas veces a la semana hay que correr?

Cuando se está empezando. Vale.

Vamos a correr un día y otro día descansamos.

De esa manera...

Es tan importante el entrenamiento como el descanso.

La semana tiene siete días, vamos a descansar dos.

Hacemos tres días a la semana alternos.

La pregunta del millón.

¿Correr adelgaza?

Correr es un fantástico deporte para adelgazar, sí.

¿Y bailar? También, también.

Precisamente, vamos a ello.

A bailar con nuestra profesora Helen Canadell.

Hoy toca salsa.

La salsa, además de bailarse con pareja,

se puede bailar con pasitos libres.

El primero que vamos a hacer es el paso básico.

-La chica siempre empieza con la derecha atrás.

Tenemos que pisar todos los tiempos.

Uno, dos tres,

cinco, seis, siete.

-Normalmente,

las chicas bailan con la posición de bracitos abierta

y si yo fuese un chico, puedo cerrar un poquito más.

Vamos a intentar ir haciendo lo mismo,

pero nos vamos de lado a lado.

Fijaos.

A un lado y cierro.

-Podemos añadir hombritos, ¿sí?

Movimiento.

-Juntamos lo que sería un básico.

Un, dos, tres y ahora nos vamos a un lado.

Y un, dos, tres, cinco, seis, siete.

¿Y si giramos un poquito?

-Podemos ir con la derecha diagonal atrás

pisando y respetando los tiempos.

Y un, dos, tres, cinco, seis y vuelvo.

-¿Y qué pasa si queremos bailar salsa en pareja?

Lo primero, en la conexión, en el agarre voy suave

y luego, el agarre...

-Vamos a enseñar este lado.

-A la altura del omóplato de la chica

y la chica descansa su mano encima del chico.

Uno, dos, tres, cinco, seis, siete.

-¿Y si probamos a cambiarnos de lado?

-Para hacer el traslado, el cambio de posición,

das el espacio a la chica.

Uno, especio y la llevas.

Cinco, seis, siete.

Para el sombrero vamos a hacer un cambio de mano.

-Como si nos saludáramos. -Como si nos saludásemos.

Mano izquierda rápido abajo.

Uno, dos, tres, cinco, seis, siete.

-Suelto el brazo. -Suelto el bracito.

-Subo brazo arriba para apoyarme.

-Eso es. Y conecta con el chico.

Una vez aquí marcamos el dile que no.

Tres y cinco, seis, siete.

-Me gusta bailar salsa porque creo que es un baile rítmico.

Es fácil de aprender.

-Porque es una manera de evadirme de mis cosas.

Es mi tiempo, hago lo que quiero, lo que me gusta...

-Es un baile que se coge rápido y si te gusta, todavía más.

Lo disfrutas mucho.

Ya estamos con la doctora Natalia Jiménez,

nuestra especialista en dermatología clínica y estética.

¿Cómo sienta el baile a nuestra piel, Natalia?

El baile es una actividad ideal porque nos evita el estrés,

nos permite estar alegres y contentos

y se va a reflejar en una piel bonita.

Eso es importante.

Vamos a llenar el plató, en esta sección fucsia,

color de la estética y del cuidado personal,

para aprender a mimarnos por fuera y sentirnos mejor por dentro.

Entramos en el espacio de belleza.

Hoy nos centramos en las primeras arrugas.

Estas que suelen salir aquí en el contorno de los ojos.

No sé si hay alguna relación

entre el color de los ojos y la aparición de esas arrugas.

Las personas que tienen ojos claros, verdes o azules,

tienen más sensibilidad al sol

y siempre tienden a fruncir más el entrecejo.

A hacer este gesto. Eso.

Ese gesto que, a la larga, pasados los años,

va a hacer que esas arrugas se nos marquen más.

¿Y cómo podemos prevenirlo?

Está claro que el color no lo podemos cambiar.

No se puede cambiar,

pero tenemos una herramienta fundamental

que son las gafas de sol.

Las gafas de sol nos ayudan a evitar esos gestos forzados

y, por otro lado, es una herramienta de prevención,

de prevención del daño de la luz ultravioleta a los ojos.

No sé si puede haber también una relación

entre los problemas visuales como la miopía

y esas primeras arruguitas.

Sí, también.

Personas que tienen miopía no ven bien de lejos

o cuando tenemos la vista cansada

y hacemos ciertos gestos como leer, vamos a forzar la mirada.

Y si ese defecto visual no lo corregimos,

de nuevo las arrugas aparecerán y se marcarán más, desgraciadamente.

¿A qué edad suelen aparecer?

Todo depende de la prevención que tengamos.

Por ejemplo, las gafas de sol.

Pero incluso ya desde los 30 años

podemos ver la aparición de las primeras arrugas.

Ya es, precisamente, en esa etapa de la vida

en la que se encuentra nuestra protagonista.

Es la actriz Andrea del Río,

policía en "Servir y proteger" de Televisión Española.

Por su trabajo,

anda maquillándose y desmaquillándose a diario.

Lo sabemos bien

porque nos hemos colado en el rodaje.

Toda las mañanas nos toca un ratazo de maqui y pelu.

Tengo la piel muy seca desde pequeña y muy sensible.

O sea, inmediatamente me salen rojeces,

granitos, un poquito de sarpullido

y es un poco de quitar, poner y quitar, poner todos los días.

-Es honor para esta comisaría tenerla aquí

porque ha sido la primera de su promoción.

-Tengo tantas ganas de salir a la calle y trabajar

que no me importa hacerlo con quien sea.

-Si a veces estoy hasta final de jornada

y tengo un poco de prisa y tal,

cometo el error de llevarme una toallita,

lo cual irrita más la piel.

Me desmaquillo,

después me lavo la cara con agua fría

para que se calme la piel,

agua termal

y cuando se ha absorbido, me pongo una hidratante.

De mi día a día,

de bajar a la compra, ir enfrente o no sé qué,

no hago nada.

Salgo con la piel tal cual, muy hidratada, eso sí,

para que descanse.

Evidentemente, si quedo a cenar o a tomar algo,

un poquito de rímel, quitaojeras, colorete y ya está.

Las redes sociales para mí son importantes

y creo que hay que estar activo y cuidarlas un poco.

A mí me gusta mostrarme tal cual soy.

Por ejemplo, esta foto

que es un día por la mañana, saliendo de casa

y llegando a plató tal cual.

Con el pelo un poco desecho y la cara del revés.

Esta, por ejemplo, es del otro día.

Nada.

Es una foto que me hicieron aquí.

Ya estoy un poco maquillada y con los ojos un poquito marcados.

El paso del tiempo no me preocupa.

Quiero decir, realmente pienso que las arrugas son interesantes.

Alguna vez sí que uso contorno de ojos

e incluso alguna vez, aquí, como hay tantas cremas,

un día me puse antiarrugas.

"Yo qué sé si hace algo, pero me lo pongo".

Como dermatóloga, Natalia, ¿qué consejo le darías a Andrea?

Andrea hace algo fundamental

que es la limpieza de la piel mañana y noche

para eliminar los restos de maquillaje.

Pero sí es cierto que si usamos toallitas

a la larga puede irritar nuestra piel.

Es necesario, por lo tanto, usar productos de limpieza

que no dañen la piel

como el agua micelar o algunos jabones especiales.

Y, por supuesto, además de desmaquillar,

hidratar bien la piel

tanto por la mañana como por la noche

y sin olvidar nunca la protección solar.

Aquí tengo, por cierto, una crema hidratante.

Una cualquiera podríamos decir.

No sé siempre la más cara es la más buena.

Para nada.

No tiene ninguna relación.

Hay cremas buenísimas que no tienen un precio muy elevado.

Los dermatólogos vamos a elegir la crema

en función de los ingredientes

y en función de cada tipo de piel vamos a elegir una crema u otra

independientemente del precio

que no siempre la más cara es la mejor.

Para nada.

Aquí tengo una para hombres.

Contorno de ojo.

Aparte de que es "roll on",

no sé si hay alguna diferencia más entre la de mujer y la de hombre.

En general, no. Es algo más de "marketing".

Aunque sí que es cierto

que las cremas formuladas para hombre

suelen ser fluidas.

Pero imaginemos un hombre con piel muy seca en los párpados.

En ese caso, recomendaremos una crema propiamente

y no un "roll on".

El efecto que tiene el "roll on" sobre la piel

al tener esa terminación metálica, va a bajar la inflamación.

Es descongestionante.

Pero lo podemos usar tanto en hombres como mujeres

en caso de tener bolsas.

¿La crema hidratante se usa para el contorno de ojos

o es una específica?

¿Cuál es la diferencia?

Es mejor usar una específica para el contorno de ojos

porque tenemos que tener en cuenta

que la piel de esa zona es una piel delicada.

Si usamos una crema para el resto de la cara

con una alta concentración, imaginemos, de vitamina C,

puede irritar el contorno de ojos.

Por tanto, vamos a usar cremas específicas.

¿Por la mañana o por la noche?

En general, en ambos momentos.

Tanto por la mañana, es importante hidratar,

como por la noche.

Salvo que, por ejemplo, seamos una persona

que tiene bolsas en el párpado inferior.

Si tenemos mucha bolsa,

solemos evitar el contorno por la noche

porque a veces nos vamos a levantar con más bolsa

de la que tenemos en realidad.

Entonces, la receta, en resumidas cuentas,

que tú nos das

es esta que vamos a ver:

vitamina C por el día.

Vitamina C por el día, efectivamente,

crema de retinol por la noche, idealmente, si la toleramos,

evitar la exposición solar

y usar gafas de sol como hemos comentado

y, por último, muy importante, evitar el tabaco.

El humo del tabaco

se asocia a la aparición de manchas y de arrugas

y nos a dar un aspecto más envejecido

a lo que es la piel.

Luego hay otras arrogas que te voy a enseñar ahora.

Mira cómo salen. Las arrugas del enfado.

No me enfado mucho, pero hay que evitarlas.

No te enfadas mucho porque no tienes casi ninguna.

Hay que evitarlas

porque a la larga va a dar aspecto de persona triste,

y si se puede es mejor evitarlas.

¿Y estas? Voy a mirar a ver.

También las tengo marcadas. Las de la risa.

Esas son bonitas.

Tampoco nos tenemos que obsesionar con quitarlas

porque son estéticas y siempre quedan bien.

Hay que reírse y reírse más.

Gracias, Natalia.

Ahí la tenemos.

Nuestra dermatóloga de "Saber vivir"

hablando de risas y sonrisas.

Seguro que te va a gustar el siguiente reportaje.

Una invitación de ocio saludable para pasarlo bien en familia

haciendo ejercicio con el mejor humor.

El humor amarillo.

La familia de los Pérez a la izquierda

y la familia González a la derecha.

Lo más importante es estar con una sonrisa bien amplia

y pasarlo lo mejor posible.

-Vamos a por ellos, ¿no?

-La primera prueba es el Laberinto del chinotauro

y consiste en entrar en el laberinto

y salir sin que nos manche el chino Cudeiro.

# El chino Cudeiro ya está aquí.

# Si se cae, nos vamos a reír. #

Nos hemos propuesto llevar a la realidad

el programa que salió en los 90 que se llamaba "Humor amarillo".

Era ese programa que tanta gracia nos hacía a todos

viendo a los japoneses caerse y darse golpes.

-Nos hemos reído muchísimo y creo que lo has pasado muy bien.

-Sí. -¿Sí?

-¿Quieres que repitamos otra vez? -No.

Yo quiero ir a las bolas.

-Tenemos que pasar por encima de las bolas

hasta la plataforma.

Cada uno que pase allí será un punto

y el equipo que más puntos haga va a ser el ganador.

-¡Va, va, va! -Vamos a ganar, equipo.

-¡Venga, empezamos!

Aquí viene gente de todo tipo.

Es una actividad festiva y no es para nada peligrosa.

Como mucho, te puedes dar un culetazo.

-Me ha gustado más cuando me he tirado por las bolas

porque creía que me iba a caer de cara,

pero no me he caído y ha sido como que he volado.

-¡Mano derecha al verde!

Pie izquierdo al amarillo.

Pie derecho al rojo.

¡Cabeza al amarillo!

¡Te has caído!

¡Eliminado!

¡Eliminado!

-Queremos aprovechar para pasar el tiempo juntos

y esta es la mejor manera

de que tanto mayores como pequeños pasemos un día muy agradable.

-La última prueba y la definitiva es los Gladiadores.

-Te vas a enterar. Voy a ir a por ti.

Te voy a machacar.

Aunque parezca que nos estamos dando bien,

esto no duele nada y es genial.

Es un poco desestresante.

-En esta aventura los ganadores son los Pérez.

Ahora, los ganadores les podéis poner un castigo

a los perdedores.

-Hacer que bailen la "Macarena".

# Dale a tu cuerpo alegría, Macarena

# que tu cuerpo es pa' darle alegría # y cosa buena.

# Dale a tu cuerpo alegría, # Macarena.

# Ey, Macarena. #

Fernando Fabián, médico de "Saber vivir",

¿importa de disfrutar de la vida para tener buena salud?

Disfrutar de la vida es importante para tener buena salud

y para dormir bien.

Pasar un buen día es clave para dormir bien por la noche.

Hay gente que lo pasa muy mal con el insomnio.

Pero no lo dirás por ti, ¿no?

Lo dices por esta carita.

Tienes pinta de haber dormido ocho horas mínimo.

Sí, vas por el buen camino.

El problema no es tener insomnio.

El problema es hacernos una pregunta.

Y es qué nos quita el sueño.

Gran pregunta esa.

Solo con hacérsela y responderla

ya tenemos el primer paso

para arreglar el problema que tenemos.

Sí que es verdad.

Dicho eso, ten presente una cosa.

No siempre son cosas malas las que nos quitan el sueño.

Las cosas buenas también te hacen dormir mal.

Por ejemplo, mañana salgo de viaje porque me voy de vacaciones.

Que esté todo preparado. Esa noche no pegas ojo.

O, por ejemplo, mañana tengo una cita muy especial.

O que mañana llegan los Reyes Magos.

Los niños son los que por lo pasan.

Los padres tampoco duermen bien esa noche.

También es verdad.

Si no puedes dormir

y quieres saber cómo mejorar tu sueño,

escucha este mensaje de nuestro médico de familia.

Un mensaje positivo de Salud con simpatía

que va dirigido a ti.

Si llevas unos días que estás durmiendo mal,

evita tomar medicación.

La medicación para dormir no suele ser una buena idea.

Primero porque es eficaz durante poco tiempo;

segundo, tiene efectos secundarios importantes,

y, tercero, porque, además, engancha.

Genera dependencia.

Con lo cual, solo si te la recomienda tu médico.

Ten mucho cuidado con aquello de "¿no duermes bien?

Tómate la pastillita esta que es mano de santo".

Ni mano de santo ni mano de nada.

Aunque te la recete tu médico,

pregúntale si es realmente imprescindible.

Ese tipo de medicación es mejor tomarla poco.

Toma si quieres una infusión. Algo relajante.

La melatonina, aunque está un poco de moda,

tampoco creas que sirve para mucho.

Lo que sí es muy importante es que evites determinadas cosas,

como utilizar mucho el teléfono móvil.

Utilizar el teléfono móvil antes de acostarte

genera una excitación.

El sistema nervioso se pone activo

y luego cuesta mucho trabajo desconectarlo.

Lo mismo ocurre con las "tablets", viendo mucho la televisión...

Eso hay que evitarlo.

Por el contrario, en los momentos antes de dormir,

tienes que hacer cosas que te relajen.

Escuchar música tranquila, leer, por ejemplo, un buen libro...

Leer un buen libro te puede ayudar a coger el sueño

o si prefieres no leer,

siempre puedes ponerte a hacer punto.

Algo que te relaje,

que te ayude a entrar en ese modo sueño

y que evite esa circunstancia tan desagradable

de estar dando vueltas en la cama

porque no soy capaz de coger el sueño.

Esos momentos

constantemente mirando el despertador

a todas horas

haciendo que no me pueda quedar dormido.

Tenemos que evitarlo.

Disfruta durante el día. Disfruta. Disfruta.

Haz actividad física, da un paseo,

porque hacer ejercicio físico por la tarde

es el mejor consejo para un sueño profundo por la noche.

Para ese sueño con el que tanto sueñas.

Yo creo, doctor, que me he quedado con la copla.

Vamos a ver si lo he aprendido bien.

Nada de tener el teléfono móvil en la mesilla de noche.

Nada.

nada de dar vueltas mirando el despertador.

No aporta nada, ¿no? No ayuda nada.

Pero podemos tener un libro.

Tener un libro no. Leer un libro.

Tener un libro en la mesilla no provoca sueño.

Da sueño leerlo. Tienes toda la razón.

Podemos hacer punto, por ejemplo.

Algo que te relaje,

que te deje tranquilo y que te ayude a dormirte.

Me ha gustado la idea de dar un paseo a media tarde.

La actividad física por la tarde, dar un paseíto,

disfrutar de la naturaleza...

Dar un paseo al aire libre respirando a pleno pulmón

y disfrutando de la naturaleza que nos rodea.

Probad y veréis qué bien os sienta porque eso también es saber vivir.

¿Verdad que sí, doctor? Saber vivir y disfrutar de la vida.

Un paseíto por la playa, por ejemplo.

Viendo el atardecer. Viendo el atardecer.

Paseamos mucho en esta época.

Hay que pasear todo el año. Todo el año.

Atardece todo el año.

¿Me lo recetas?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber vivir - 17/03/19

Saber vivir - 17/03/19

17 mar 2019

En este programa hablamos de los productos integrales y cómo podemos identificarlos correctamente, de las propiedades de las legumbres… También aprendemos a preparar una hamburguesa de alubias negras, los beneficios que nos aporta correr, cómo podemos prevenir las primeras arrugas y los trucos para vencer el insomnio y poder disfrutar de un sueño reparador. ¡No te lo pierdas!

ver más sobre "Saber vivir - 17/03/19 " ver menos sobre "Saber vivir - 17/03/19 "
Programas completos (379)
Clips

Los últimos 2.912 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Eli

    Quisiera saber donde comprar el libro que tenga todas las recetas k la chica hace por favor gracias. Felicitaciones a todo el grupo del programa. Quisiera saber que fecha se hizo una tarta con dactiles en lugar de azúcar. Por favor.

    03 ago 2019