Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5048458
No recomendado para menores de 12 años Saber vivir - 10/03/19 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"Especialistas de cine,

profesionales muy especiales

que se cuidan de un modo muy especial.

Llena tu plato de ensalada,

un hábito saludable al alcance de todos.

Primera clase de yoga,

el ejercicio de moda para conectar cuerpo y mente.

Se enamoraron sin verse,

una historia de amor y pasión a ciegas en el espacio de sexo

y pareja."

Bienvenidos a "Saber vivir".

Tu hora de salud.

Bienestar y calidad de vida en TVE.

Vamos a ofrecer buenos consejos para aprender a cuidarte mejor

y empezamos poniendo la mirada de una profesión muy llamativa.

Son los especialistas de cine.

Ellos sí que necesitan cuidarse.

(Música)

Soy Ángel Plana,

y soy el director de la Escuela de Especialistas de Cine.

-Acción.

(Música)

Nosotros ensayamos mucho las acciones.

Hasta que no lo tenemos claro, no lo hacemos.

La seguridad depende de eso y de las protecciones

que utilizamos en el cuerpo.

Y sobre todo, de la repetición.

(Música)

Esta crema aguanta el calor en la piel.

Él nota el calor del fuego pero no se quema.

Y le vamos a poner un verdugo, la capucha y tal,

por si rueda por el suelo, que el fuego no le dé.

Vamos a poner la crema que arde.

-Tenemos en cuenta los factores de riesgo

que pueden incluirse dentro de la acción.

El fuego, el estar al tanto del coche,

la velocidad que lleve el coche.

Más que nada para tener precaución y que no te puedas lesionar.

(Música)

-Cuidamos las articulaciones,

hay que preparar mucho las piernas para dar unos buenos saltos.

Brazos, para poderte coger a los sitios y abdominales.

Y bastantes ejercicios de pectorales.

Hay que estar bastante en buena forma física.

(Música)

La clave para seguir siendo

mucho tiempo un especialista de cine,

es el entrenamiento, prácticamente diario.

Estar bastante en forma,

en activo y luego también es importante la alimentación.

El especialista no puede ir sobrepasado de peso.

El especialista tiene que cargar con su cuerpo,

ya estás viendo las acrobacias y las cosas que hacen.

No pueden tener sobrepeso.

Lo que hacemos es desayunar bien, un buen desayuno

y no comer nada para no tener el cuerpo pesado, como la digestión,

y estar concentrados simplemente en la acción.

-Acabamos de empezar a merendar un poco por reponer fuerzas.

El tema de grasas y dulces y temas así, no los solemos tocar.

Nos conviene.

Nada de alcohol y siempre agua o cosas naturales.

Por ejemplo, zumos o cosas así.

-Cuando tenemos que hacer unas acciones en las que

tenemos que llevar mucha ropa,

cuando terminas de hacer la acción,

esa ropa está empapada del sudor de la persona

y fácil ha podido perder kilo, kilo y medio o dos kilos de líquido.

Somos considerados deportistas de élite.

Se suele entrenar cuatro días a la semana,

en total, unas 16 o 20 horas a la semana.

Ser especialista es una superación de muchos miedos

que tienen las personas.

Y, si al final esto consigues que se convierta en una profesión

y puedas ganar dinero y vivir de esto,

es lo máximo.

(Música)

Ricos frutos secos como estos, Aitor,

son los que toman los especialistas de cine

que acabamos de ver.

Además, en un entorno laboral.

Es buena idea llevártelos al trabajo.

Siempre puedes tener una bolsita o un pequeño tupper,

echártelos en el bolso, en la mochila, así que,

me quedo con ese consejo sin duda.

¿Cuáles son los más saludables?

Creo que el que tiene más fama y estudios es la nuez.

Pero en realidad, todos los frutos secos son saludables.

Es más, me centraría más en el cómo los tomamos, a cuáles.

No puedes estar tomando todo el rato frutos secos

que sean fritos o salados.

Ahí estamos viendo.

Hay otros que son preferibles.

Nos referimos a un fruto seco crudo, como el caso de la nuez,

y también el tostado,

que aumentamos un poco la temperatura

y cambiamos los sabores,

en el caso de un pistacho o una almendra, viene genial.

Están igual de ricos.

Por cierto, tienen fama de engordar.

Sí, pero en realidad no engordan.

Se dice porque tiene muchas calorías y cantidad de grasa.

Pero, que un alimento sea muy calórico,

no hace que engorde.

Por ejemplo, tienen un montón de fibra,

que evita que esa energía se absorba.

Y también son muy saciantes.

Un factor clave.

Eso me gusta, que otros alimentos pueden ser saciantes.

Además de los frutos secos.

¿Te ha pasado que te has tomado una manzana y te vence?

Me ha ganado la batalla, muchas veces.

"Me rindo, no puedo más con esta manzana".

Es un elemento muy saciante por un elemento, la masticación.

Estás ahí...

Te sacia. Y también tiene mucho que ver el peso,

lo que pese el alimento porque luego

se te asienta en el estómago

y puede hacer que te sientas lleno. Por ejemplo...

La patata cocida es uno de los alimentos

que hay más saciantes.

Tenemos ejemplos que vemos en pantalla,

como por ejemplo la avena, las alubias, la naranja.

No mucha cantidad de agua, mucho volumen y peso,

al fin y al cabo en el estómago.

Todo ello va a ayudar a que estemos saciados.

Fíjate esta patata, qué bonita.

Y qué colores.

Qué colores. En Perú hay muchas variedades.

Gracias, Aitor,

con nuestro dietista,

nutricionista y tecnólogo alimentario,

aprendemos a comer bien.

Estamos en el espacio de nutrición.

(Música)

Verde que te quiero verde.

Vamos a jugar al juego de la lupa, ¿te apetece?

La primera se me dio muy bien, acerté.

Está no sé yo, te lo he puesto más difícil.

Fíjate.

Te voy a dar una pista; rojo es lo que perder suele ser.

Bueno, creo que tiene pinta...

Es una verdura claramente, una hoja,

al mejor tiene una hoja roja, un endivia...

Negativo. ¿No?

No es que me alegre porque falles, pero por una vez...

Que falle este muchacho...

Es una lechuga roja.

Bueno, nos hemos quedado...

Las dos sirven para una ensalada. Es verdad.

Una hoja así con tonalidades verdes...

Nutricionalmente, ¿va a ser igual?

Si lo hago con una lechuga verde, roja...

Muy parecida.

Creo que la elección de la hoja

con la que vamos a preparar una ensalada,

depende más de las recetas.

Si lo hacemos para una u otra.

Pero nutritivamente, al fin y al cabo son hojas.

Casi toda su composición es agua. Ajá.

Buen aporte de fibra... Pero poca diferencia nutricional.

Unos pocos micronutrientes entre un tipo y otro.

Pregunta, ¿esto que tengo en mis manos lo desecho?

Yo lo echaría.

Si lo hemos lavado bien,

y que además el tronco

es donde tenemos que ser más cuidadosos con la higiene

y el lavado, lo podemos echar perfectamente.

Venga, para adentro.

otra duda que me surge, ¿es nutritivamente igual?

Una lechuga de esas que vienen en bolsa...

Sí, de hecho, hay muchas personas que la compran por conveniencia,

porque qué cómodo es llegar a casa,

abrir una bolsa y prepararme la ensalada sin cortar.

Pero bueno, sobre todo para emergencias.

Estamos gastando muchos plásticos y si cuidamos el medioambiente...

Toda la razón.

Lo que está claro es que hay que comer lechuga

desde bien pequeños,

por eso está presente en el menú diario de muchos centros escolares.

A ver si se lo comen o no.

(Música)

¿A quién no le gusta la ensalada?

(TODOS) -A mí...

-No me puedo creer que haya tantos niños

que no les guste la ensalada.

Nos tenemos que animar a comer más ensaladas.

(Música)

-Como todos los días ensalada.

Pero más en mi casa.

-Me gusta la lechuga, el tomate, la zanahoria...

-Hoy tenemos para comer judías pintas con arroz,

nuggets de pollo y por supuesto, nuestra ensalada.

La elaboramos con lechuga, tomate,

maíz y zanahoria y aquí,

ya tendríamos el resultado de la ensalada ya terminada.

En el segundo plato, introducimos la ensalada de acompañamiento.

Empiezan a apartar cositas, pero bueno, al final se lo comen.

Aliñamos la ensalada con un poco de sal,

aceite de oliva,

y un poquito de vinagre.

(Música)

-Ya estáis en tercero de la ESO.

Estamos viendo anatomía y fisiología humana.

Tenéis que tomar conciencia de la importancia de cuidar

vuestro cuerpo, de cuidar nuestra mente.

-Me gusta el pescado, pero hay algunos tipos con salsas,

sobre todo yo que soy alérgica al tomate, que me los ponen solos.

Entonces, le hecho la ensalada para que sepa más.

-Me llamo Jorge y no me gusta la lechuga.

Prefiero otro tipo de verduras como las espinacas.

Pero es que la ensalada,

la verdad es que no me acaba de convencer.

(Música)

-Hoy toca un poco de ensalada acompañando a los Nuggets,

¿de acuerdo?

Venga, un poco por aquí.

A ti te gusta la lechuga, ¿a que sí?

Muy bien.

-A mí me gusta, a mí me gusta.

-La lechuga te encanta, ¿a que sí?

-Nosotros les ponemos todos los días ensalada.

En sus casas tienen que seguir con una ensalada

para que se acostumbren a comerla.

(Música)

Acabamos de ver cómo preparan la ensalada en el colegio.

Le echan sal al aliño, ¿qué te parece?

No pasa nada porque le echemos sal.

Pero no es la única forma de darle sabor.

De hecho, podríamos recurrir al vinagre, que por cierto,

todos los encurtidos y el vinagre

tienen un poder saciante impresionante.

Y algunas especias.

Un poco de albahaca, orégano, limón, ajo...

Hay formas de darle vida a una ensalada más allá de la sal.

Ahí estamos viendo esa imagen con los aliños saludables.

Por cierto, insistís mucho los dietistas, nutricionistas,

en que hay que tomar vegetales crudos todos los días.

Claro que sí,

porque cuando cocinamos los vegetales nos llevamos

por el camino gran parte de sus nutrientes.

Si tomamos una ensalada,

es una garantía de incluir muchos de sus nutrientes,

vitaminas que, sobre todo,

son los micronutrientes más sensibles al cocinado.

Pero también son muy ricas las verduras en otros nutrientes

como el calcio.

¿No es más de los lácteos?

Sí, eso es lo que nos han dicho toda la vida,

que parece que es la única fuente y la mejor alternativa

para introducir calcio en nuestra dieta. Y no es así.

Hay calcio de origen vegetal y alimentos

que son fantásticos aportes para nuestra alimentación sin tener

que recurrir siempre a queso, yogurt o leche.

Ponme ejemplos de vegetales con calcio.

Mira, aquí tenemos una bebida de soja,

que digamos que es la alternativa más sencilla

que vemos en nuestra cabeza.

Leche y la bebida de soja.

Pero también está en el brócoli, en alimentos como el tofu,

legumbres como las alubias, garbanzos.

Y también en las semillas.

Fíjate que el humus, que se ha popularizado mucho,

tiene el garbanzo muy rico en calcio,

y también las semillas de sésamo,

con una pasta que es el tahini.

De modo que, con esas semillas ricas en calcio,

incorporamos mucho más calcio en nuestra dieta.

Ya me lo avanzadas, pero quiero hacer hincapié en ello.

Las bebidas vegetales como por ejemplo la bebida de soja,

¿son una buena alternativa a la leche?

¿Son saludables?

La leche no es imprescindible.

Podemos tomar en lugar de leche, una bebida de soja,

de avena o de otro vegetal o cualquier otra alternativa.

No hace falta que sea un sustitutivo uno por otro.

Pero nutricionalmente, la que más se parece a la leche,

en todos sus componentes,

sería la bebida de soja enriquecida en calcio.

Y serían muy parecidas.

Te iba a preguntar, ¿has probado alguna vez la leche de cabra?

Sí, alguna vez, hace años.

Fíjate en esto,

porque es una bebida que se está popularizando mucho,

he leche de cabra,

Así que vamos a ver un reportaje.

(Música)

Yo estudié Ingeniero Técnico Agrícola.

Empecé a trabajar aquí y aquí estoy.

Soy la más feliz del mundo.

Mi familia, de toda la vida, se ha alimentado con leche de cabra.

Incluso mi sobrina, con año y medio, bebe leche cabra.

(Música)

Vamos a empezar a ordeñar.

La leche pasa de la ubre directamente

por una tubería completamente limpia y desinfectada

hasta el tanque de refrigeración

que mantiene a la leche entre 2 y 4°.

Mis padres, ordeñaban a mano.

La echaban en un cubo, después la pasaban una cántara,

en verano, la temperatura, las bacterias...

Hoy en día, es totalmente distinto.

la producción de leche de nuestras cabras, actualmente,

está en torno a unos 3 l por cabra y día.

La raza malagueña es una de las más productoras de leche.

Además de tener buena proteína,

es una leche cada vez más recomendada para el uso humano.

Porque tiene mucha grasa, pero muy digestiva.

Tiene poca lactosa, lo cual, genera menos intolerancia.

La leche que se parece mucho a la leche materna.

(Música)

La cabra malagueña es desde retinta a blanca.

Luego, la oreja grande y encanutada para adelante,

es muy típico de la cabra malagueña, se llama "raspí".

La ordenamos dos veces.

Ordeñamos por la mañana, les echamos de comer

o las sacamos al campo y ordeñarlas por la tarde.

Y a la mañana siguiente, otra vez cabras, pero bueno,

es lo que nos gusta y sabemos hacer.

(Música)

En mi casa, toda la vida ha habido cabras.

Empecé con 25 años, mi hermano que las llevaba se casó y se fue.

Y hasta hace un año que me he jubilado.

Antes vivíamos de 40 cabras, una familia.

Hacías tus quesos, tus requesones, tus calostros, tu cuajada...

Se puede hacer una infinidad de cosas.

(Música)

-Vamos a ver si está bueno.

-Papá, ¿qué vas a querer de postre?

-Queso y arroz con leche.

-Para ti, natillas y para mí, natillas.

-Todo lo que tenemos en la mesa es de nuestras cabras.

Las natillas, el queso y el arroz con leche.

Hay que coger energía para seguir trabajando.

(BALAN)

Sabe distinto pero está rica.

Sabe diferente y huele diferente.

El sabor de la leche se debe principalmente a la grasa.

Y la grasa de la leche de oveja, de cabra, es más corta,

por eso también es más volátil.

Y por eso podemos percibirla más.

¿Esta de qué es, por ejemplo?

Esta es de oveja, por lo general estos dos tipos de leche,

como son de mamíferos más pequeños, se digiere mejor.

Y pueden mejorar la tolerancia a algunas personas

que la digestión puede ser conflictiva

en el caso de la leche de vaca.

Hablando de intolerancia, tenemos la leche sin lactosa.

Sí, una versión que ahora se está poniendo de moda.

Personas que no digieren bien la leche

porque el azúcar de la leche que es la lactosa,

es un poco conflictivo, sobre todo a nivel digestivo.

Y está esta opción donde ya viene digerido.

Si te sienta mal la leche, puede que no sea solo por el azúcar,

puedes plantearte pasarte a las bebidas vegetales

o hacer un desayuno distinto, que no necesariamente tenga leche.

Puedes ser fruta, café, lo que te apetezca.

Y tenemos la leche desnatada y semidesnatada.

Sí, durante mucho tiempo se nos ha metido miedo.

"Es que es poco saludable la grasa láctea".

"Pásate a los desnatados", se decía por los años 90.

Se creía que era muy malo,

sobre todo, para las enfermedades cardiovasculares.

Pero los estudios recientes nos dicen que está injustificado

cambiarse a la desnatada por motivos de corazón, digamos.

Es más,

deberíamos preocuparnos más de las modalidades de los lácteos,

que sean no azucaradas.

Hay gente que se va a los desnatados

y luego le añadía azúcar, como en muchos yogures, por cierto.

Hablando de yogures, ¿podríamos meter un lácteo de postre?

Sí, de manera eventual, hay que centrarse en la fruta,

es la opción de postre más saludable.

Fíjate, cuando hablamos de lácteo de postre,

¿qué tiene a la cabeza? Natillas.

Un arroz con leche, un flan...

Cosas así poco saludables.

Por tanto, si le decimos a la gente:

"Llévate un lácteo para media mañana

o toma un lácteo de postre",

ya sabes que poco probable es que sea saludable.

De ahí que siempre prioricemos la fruta,

o si quieres hacer una excepción,

vale, puedes meter algún lácteo.

Pero como podrías poner una onza de chocolate o una infusión.

Nos quedamos con esa recomendación,

vamos a hacerte caso, Aitor, que para eso eres nuestro dietista,

nutricionista y tecnólogo alimentario.

Siguiendo tus consejos,

nuestra chef Marta Verona nos cocina un postre muy rico

pero también muy saludable.

Brochetas de fruta con cacao y sin azúcar.

(Música)

Hola, Jesús, ¿cómo estás? Hola buenas.

Aquí vuelvo otra vez, esta vez para pedirte mandarinas.

Que sean dulces y fáciles de pelar.

Me llevo esas. Muy bien.

En el mercado, os hemos hablado de las mandarinas.

Pero, os traigo un ingrediente sorpresa, fresas.

Es mi fruta favorita y están de temporada.

Vamos a hacer unas brochetitas de frutas.

No van a tener azúcar,

así que vendrá bien una fruta con sabor mucho sabor

para acompañarlas.

Siguiente fruta, mandarina.

Si utilizamos otras frutas porque nos viene bien,

porque son de temporada, la manzana, la pera,

Para que no se nos oxide, recordad, chorro de limón,

ácido ascórbico, vitamina C y nada, como si no hubiese pasado nada.

Vamos a ir ensartando los gajos en las brochetas.

Vamos a hacer una crema de cacao y avellanas.

Vamos al lío.

Media taza de avellanas tostadas.

Si queréis tostarlas en casa, al horno, 180°, unos 15 minutos,

microondas, máxima potencia, cuatro minutitos.

Vamos mirando.

Como queremos dar un poco de dulzor

a nuestra crema de avellanas, dos dátiles sin hueso.

Un poquito de canela.

Es una especia que nos va a permitir

reducir también el contenido de azúcar,

Porque la asociamos a sabores dulces.

Cómo no, el protagonista de esta receta, el cacao.

No sé si sabéis la diferencia entre el cacao y chocolate.

El chocolate lleva cacao, manteca de cacao,

leche y en ocasiones, azúcares.

El cacao es cacao puro nada más.

Y terminamos con leche.

Vamos a triturar.

Esta es la textura que hemos conseguido nosotros.

Si queremos más sabor a cacao, más cacao,

Si queremos que sea menos líquida, más avellanas.

Y ahora me aguanto y me voy a despedir de este vídeo

comiéndome una brochetita llena de crema de cacao

que está que te mueres.

Por favor, hacedla en casa, de verdad,

no compréis cosas si podéis hacerlas vosotros.

(Música)

¿Me ha podido gustar más ese postre?

Reto superadísimo. ¡Bien!

Rico, saludable, sin azúcar, recuérdame los ingredientes.

Efectivamente.

Tenemos nuestra brocheta de fruta de temporada

e introducimos nuestra crema de cacao, avellanas,

leche y canela. No tenemos azúcar,

metemos algún dátil para dar dulzor

y la canela como recurso para no utilizar azúcar.

Porque es una especia que recuerda a los sabores dulces.

Siempre me dejas como con ganas de más.

Dame otra alternativa a estas brochetas.

Es genial la fruta en brochetas, vamos a comer mucho más.

Ves una brocheta de fruta preparada y quieres comértela.

Y, aunque estamos en temporada de fresa,

Puede ser que nos toque una fresa ácida,

está la costumbre de poner azúcar todo el rato o zumo de naranja.

Te voy a dar una alternativa

para una adaptación a este zumo de naranjas.

Voy a exprimir un poco para que lo veas.

Ay, mi Marta, qué me cuida.

Esto es sanguina, ¿vale? Rojizo.

Venga, exprime una naranja. Venga, yo te ayudo.

Con fuerza, estos tradicionales...

Entonces, tenemos nuestro zumo de naranja

y le vamos a incorporar semillas de chía.

Muy bien.

Tenemos por aquí nuestro zumito de naranja.

Estupendo. Bien rico. Qué buen color que tiene.

Y le vamos a añadir las semillas de chía.

¿Qué hace esto?

Las semillas de chía generan un mucílago,

un gel como este que ves aquí. A ver...

Y van a permitir, ¿lo ves? Es un gel.

Y van a permitir que podamos hacer esto tan rico,

que tengo unas ganas de comer que me muero.

Bañar nuestra brocheta directamente en zumo de naranja.

Es que si me la como, no puedo seguir hablando.

Tenemos muchas cosas que hacer.

Así tenemos una alternativa a comer nuestra fruta

y con más valor nutricional. Hemos visto, por cierto,

esa receta que utilizabas leche semidesnatada,

dame una alternativa.

Bueno, bebidas vegetales,

Aitor ya te ha comentado antes soja.

Pues yo te voy a proponer otra de almendras.

Almendras, toda la noche en remojo. Almendras crudas...

Y peladas, sin nada.

Toda la noche en remojo, escurrimos ese agua,

porque va a estar un poco amarga.

Cambiamos el agua por una nueva, como estoy haciendo ahora.

¿Más agua? Más líquida.

En mi caso, me apetece que este más líquida.

Muy bien. Y trituramos.

Aquí. Vamos a ello.

A mí me gusta con grumos, puedes triturar más,

a gusto del consumidor.

Que se note. Eso es.

¿Ves cómo va cambiando el color? Sí.

Voy a triturar un poco más.

Y ya estaría. Listo.

Ya tenemos por aquí nuestra bebida de almendras.

¿La colamos?

Vamos a colarla ahora mismo.

¿En qué podemos emplearla?

Te la puedes tomar directamente sola,

que a mí me encanta así, solita, la bebida de almendras.

Fresquita por ejemplo.

Le puedes poner canela, a mí me encanta ponérsela.

Le puedes poner dátiles si quieres que esté más dulce.

Este momento colar es único.

¿Esto se come? No.

¿Sabes para qué lo utilizo?

Para masas de bizcochos, por ejemplo un brownie sin gluten,

en lugar de utilizar harina normal de trigo,

esta almendra. Recursos para todo nuestra Marta.

Hombre, se aprovecha todo en la cocina.

Y ahora,

vamos a hacer otra idea que tengo para darte y es un smoothie

Qué me gusta.

Es un zumo. Sí.

Lo podemos tomar con fruta, otra forma de tomar fruta.

Aquí tenemos un platanito.

Puedes utilizar fresas, que también tenemos.

Ese plátano no sé si va a llegar al smoothie, porque tengo hambre.

Tengo un hambre que me muero. Con los dedos, para adentro.

Uno y dos. Le podemos poner un dátil para darle algo de dulzor.

Tengo por aquí cacao puro en polvo,

Tú me dirás cuánto quieres.

A mí me gusta bien de cacao, hazlo a tu gusto.

Está bien dos cucharadas. ¿No le pones chocolate?

No le voy a poner chocolate.

Te cuento ahora la diferencia que hay. A ver...

Qué buen color. Qué pinta.

Mira, ya está esto estupendo.

Ya está, así de sencillo, de almendras con plátanos,

dátil y cacao.

¿Por qué he utilizado cacao? Eso.

Evitamos la manteca de cacao, las grasas saturadas.

¿Por qué te cuento esto?

El chocolate y el cacao, ambos, vienen del árbol del cacao.

Cacao, chocolate, subproductos del árbol del cacao.

Sin embargo, el cacao, se toma después de haberlo procesado,

tenemos una pasta con manteca de cacao y cacao.

Cacao solo en polvo, y aquí tenemos el cacao más la manteca.

Grasa.

Se dice manteca de cacao, pero es grasa.

Luego tenemos el blanco, que solo es manteca de cacao,

solo es grasa, azúcar y leche. Un 10, como siempre.

Pero te voy a proponer otro reto. Me encantan los retos.

Al final, no vas a querer venir a verme.

No, me gustan. Con tanto reto...

Me ayudas, siempre que me ayudes y que yo vea que cocinas...

Lo voy a hacer, prometido.

Nos has hecho postres sin azúcar,

ahora te voy a pedir un plato rico, rico, pero sin sal.

Estupendo, recurriremos entonces a las especias y salsas caseras.

A ver qué pienso por ahí.

Tienes recursos para todo. Por cierto,

pasas mucho tiempo en cocina. Sí.

¿Haces deporte? ¿Te da tiempo?

Es muy importante hacer ejercicio físico

para tener agilidad...

¿Mientras cocinas haces algo también?

Sí, este ejercicio supersencillo, levantas y bajas los talones.

Quieras o no, esto es superbueno para aguantar.

Bueno, pues así nos vamos ahora a hacer ejercicio.

(Música)

Bueno, nuestro objetivo de hoy es el de ganar masa muscular.

Juan, luego me dirás si lo hago bien.

He cogido una de kilo y medio y otra de un kilo.

¿Cuáles tienes? Una de dos y una de tres.

No está nada mal.

El interés por aumentar la masa muscular ha ido creciendo.

Sin duda alguna, y por suerte ha crecido

porque es un tema muy importante.

Antes, hablábamos de músculos

y parecía que hablábamos de algo solo estético.

Casi un tema de ego: "Qué fuerte estoy".

Pero ahora la gente se da cuenta de lo importante que es.

La musculatura puede ser el 50 % de nuestro cuerpo.

No podemos decir que estamos totalmente sanos

si nos falla el 50 %.

Por eso, hay que cuidar la musculatura.

Descansa un poco los brazos, vamos a ver un vídeo

y vamos a conocer a una campeona en masa muscular.

Nuestra siguiente protagónica se llama Atenery Hernández.

Es capaz de levantar el doble de los kilos que pesa.

Como lo oyen.

(Música)

Hola, soy Atenery Hernández,

subcampeona de Europa de halterofilia.

Empezamos mi entrenamiento con lo más importante,

un buen calentamiento.

Empezamos con lo más importante: lumbares, abdominales, bici,

un estiramiento dinámico, calentar bien la movilidad

para luego empezar los ejercicios de halterofilia.

(Música)

Cuando empieza la temporada,

son más repeticiones, menos carga,

para coger un poco más de ritmo.

Y a medida que pasan las semanas, las repeticiones van bajando,

las cargas van subiendo.

Las zonas que más desarrollamos es el tren superior,

es superimportante tener la espalda fuerte,

los hombros fuertes.

Y luego, el tren inferior, que son las piernas.

Me pongo las muñequeras.

Me siento más protegida y segura a la hora de levantar.

Este último peso, que en total hacen 90 kilos en arrancada,

es mi objetivo que me propongo este año.

Así que nada, vamos a entrenar con él.

Ahora pertenezco a la categoría de menos de 55 kilos.

Este va a ser el primer que compito en esta categoría

y vamos a ver cómo nos adaptamos a ella.

Durante el entrenamiento, es superimportante hidratarse.

Yo, al agua, le pongo minerales, o sea,

magnesio para hidratarme bien.

Pero si veo que, a lo mejor, me falta un poco de energía,

pues cojo un poco de nueces.

Desde superpequeñitas, llevamos practicando este deporte y, bueno,

la he visto crecer,

se ha convertido en una gran deportista.

Creo que ella lo tiene muy claro

por lo que está aquí, lo que quiere conseguir.

Es lo más importante.

Quiero ir a unos Juegos Olímpicos y lucharé por estar allí.

Después de hacer un entrenamiento intenso

como el que hemos hecho hoy,

es importante hacer un buen estiramiento.

Las piernas sufren bastante en nuestro deporte,

estamos todo el rato utilizándolas

y es importante estirarlas bien.

Pues nada, ya he terminado mi sesión de entrenamiento

y ahora, me estoy arreglando un poco para ir a comer.

Tengo cuerpo de deportista,

pero no me siento acomplejada por él, me gusta mi cuerpo.

Yo no estoy mal, pero tanto como Atenery no me atrevo.

Juan, ¿qué pesa cojo? Menuda diferencia.

Lo de Atenery es un caso especial, obviamente,

es una campeona.

Para ella, los músculos son su herramienta de trabajo,

es una profesional del deporte; entonces, es un caso extremo.

Admirable pero un caso extremo.

La mayoría de la gente, con muchísimo menos peso,

podemos trabajar fenomenal.

Por ejemplo, aquí tenemos unas de esas pequeñas...

¿Después de esta, cuál?

Mira, por ejemplo, vamos a hacer unos ejercicios.

Tú vas a coger esta pesa.

Dos kilos. Yo tengo tres kilos.

Ejercicios hay cientos, infinitos.

Vamos como el primero.

Sería de tren superior, ejercicio de estirar.

Entonces, por ejemplo, podemos apoyarnos aquí y estiramos.

¿Qué trabajamos aquí?

Sobre todo, la espalda, los músculos flexores,

que son los músculos de coger y traer hacia a ti.

Vale, ese no me ha parecido mal.

Este sería el primero. No es difícil.

Segundo.

Lo haremos con más peso la próxima vez.

El segundo, dejamos la pesa

y trabajamos con el peso del cuerpo que,

quieras que no, 20 o 30 kilos, seguro que pesamos.

Como mínimo.

Vamos a hacer uno que es muy clásico.

Este es el segundo grupo, que serían ejercicios de empujar.

Nos apoyamos sobre la silla y nos vamos abajo.

Cuidado que no se nos resbale la silla.

Eso sí que puede ser un espectáculo.

Y bajamos y subimos.

Este ya cuesta un poquito más. No, yo los hemos dominado.

Tampoco es para tanto. Venga, tercero.

Tercero, ahora vamos a hablar de las piernas.

Aquí sí que te voy a dar una pesa

para reforzar un poco nuestro peso corporal.

Has dado la clave, las piernas es algo

que nos preocupa en general a las mujeres.

Vamos a hacer un combinado, piernas y un poquito de hombros.

Entonces, bajamos todo hacia abajo, pierna atrás,

pesa abajo y subimos.

Vale, la siguiente voy contigo. Una, dos, tres, ya.

Vamos allá. Y arriba.

El equilibrio....

El equilibrio.

Venga, a la tercera o a la cuarta, va la vencida.

Ahí lo tenemos, olé.

Mira, del mismo equipo, que vamos.

Entonces,

vamos a ganar masa muscular si hacemos estos ejercicios.

Muy bien, pues sí.

Con estos ejercicios, al final, todo depende.

Porque una persona que nunca ha hecho nada, para ellos,

sería suficiente.

Al final, ganar masa muscular depende de la intensidad

a la que estás acostumbrado y a la que entrenas.

Muy importante.

Depende también del descanso.

Los músculos crecen cuando descansas,

cuando descansamos.

No cuando entrenamos, sino cuando descansamos.

Respira.

Me ha dejado el ejercicio...

Es que los ejercicios de piernas, como mueven tanto oxígeno,

reclaman mucho oxígeno y aceleran mucho la respiración.

Bueno, el tercer punto, los músculos crecen cuando hay

suficiente proteína en la alimentación.

No nos pueden faltar proteínas en la alimentación.

Lo que no debe extrañarme es que si esta tarde hago esto,

mañana tenga agujetas.

Las agujetas dependen de la diferencia

entre la intensidad

a la que estemos acostumbrados a trabajar y a la que trabajamos.

Es decir, cuando hacemos algo nuevo, por ejemplo,

como no estamos acostumbrados, pues eso nos provoca agujetas.

También nos provoca agujetas, por ejemplo,

cuando aumentamos la intensidad.

En lugar de coger dos kilos, cogemos cuatro kilos, se nota.

Por último, tenemos más agujetas, sobre todo,

cuando incrementamos el tiempo del ejercicio, es decir,

en lugar de hacer, por ejemplo, cuatro series, hacemos ocho.

Bueno, pues yo creo que mañana algo me sentiré, no lo sé.

Aún así, te voy a dar las gracias ya que, aquí lo tenemos,

es nuestro entrenador personal y licenciado en Educación Física.

Vamos a seguir con más ejercicio.

Ahora, el objetivo es conectar cuerpo y mente.

Voy a mi primera clase de yoga con un profesor experto,

Jordi Canela.

(Música)

Hola, Jordi, no sé si te interrumpo.

¿Qué tal?

Tú me dirás si es este un buen lugar para practicar yoga,

la Barceloneta. La naturaleza ideal para practicar.

¿Qué se tiene en cuenta primero? La respiración y la alineación.

La alineación, debemos estar en lo llamada postura de Samasthiti,

que es los pies juntos, espalda erguida, pecho abierto,

hombros hacia atrás, barbilla ligeramente hacia abajo.

La respiración en yoga, siempre por la nariz.

El movimiento acompaña a la respiración.

Respiramos desde el abdomen hacia arriba.

Pecho, clavícula y exhalamos.

Clavículas, pecho, abdomen.

La respiración nos ayuda a equilibrarnos.

Vamos a hacer la postura del árbol.

Es una postura que representa que para crecer espiritualmente,

hay que estar enraizado en la tierra.

Se coloca el pie izquierdo en el suelo y levantamos,

desde las manos en la cintura,

levantamos la pierna derecha al inspirar.

Nos conectamos a la tierra y luego,

levantamos las manos a la altura del corazón.

¿Y si aguantamos varias respiraciones?

Cinco respiraciones y al exhalar, dejamos.

He aguantado una, algo es algo.

Segundo postura.

La postura del guerrero.

Se coloca el pie izquierdo recto delante,

un paso medio la pierna derecha atrás, con el talón hacia atrás.

Entonces, doblamos bien las rodillas para alinear talón y rodilla.

Los brazos en cruz, caderas alineadas,

hombros alineados, brazos alineados.

¿Qué tal, cómo me ves? Muy bien.

Corazón abierto.

Tercera y última.

Postura del triángulo.

Colocaremos la pierna izquierda al lado de la rueda,

la pierna derecha atrás, con el talón atrás.

Estiraremos la pierna de adelante, mano derecha en la cintura y,

al exhalar, bajaremos la mano encima de la rueda.

Estiraremos el brazo derecho arriba, brazo recto,

mirada hacia arriba, dedos de las manos activos.

Parecía más fácil.

Mira hacia arriba.

Todas estas posturas tienen beneficios a nivel físico,

mental y espiritual.

A nivel físico, trabajan la fuerza,

la flexibilidad y la concentración, la calma mental.

¿En qué te ayuda?

Relajo bastante mi mente, mi cuerpo y, luego,

cuando llego a la oficina, estoy más enfocada en lo que hago.

Saludo al sol, inspiramos, brazos arriba.

Tienes que respirar y olvidarte de la hipoteca,

de la listas de la compra, de todo.

Estás tú, el universo y ya está, y nadie más.

Nayara, te tengo que decir algo, ahora que estamos tú y yo aquí,

íntimamente, en ese saloncito.

Me he relajado muchísimo en esa clase de yoga.

Jolín, qué suerte porque, fíjate,

que el estrés es el enemigo número 1 de la pasión y de las parejas.

Está bien saberlo y que me lo recuerdes.

Nayara Malnero es psicóloga y sexóloga y, con ella,

entramos saludablemente

en nuestro espacio de sexo y pareja.

Hoy ponemos el foco en la pasión y el deseo sexual.

En el amor sin pasión y en el amor sin deseo,

porque podemos tener la vela del amor encendida,

pero la del deseo y la pasión quizá no, Nayara.

Bueno, es bastante frecuente.

La verdad es que estamos un poco confundidos con este tema.

Confundimos la fase del enamoramiento

con el amor real.

Esa primera fase donde todo era pasional, todo era mágico;

vamos poco a poco, entrando

en esa otra época del amor de verdad,

si todo va bien.

Y, claro, la pasión decae y nos suele ocurrir a casi todos.

¿Y cómo sabemos que hemos cambiado de fase?

Nos solemos dar cuenta.

Nos damos cuenta porque esas mariposas en el estómago

ya empiezan a desaparecer o se normalizan;

porque ya empezamos a ver no solo lo bueno del otro,

sino también sus defectos.

Y, bueno, como que vamos cayendo en la rutina,

como que todo se normaliza, básicamente.

La rutina, ese gran enemigo, ¿no? El enemigo número 1.

¿Cómo podemos hacer para evitar esa rutina?

La verdad es que podemos evitarla,

pero hay que trabajárselo.

Tener pareja no es el momento de estancarse,

sino que es el momento de seguir trabajando día a día

por esos pequeños detalles. Invertir un poquito de esfuerzo.

Y de tiempo, me imagino, aunque es difícil sacar tiempo.

No sé de dónde, entre el trabajo, los niños o niñas,

las obligaciones, el día a día.

Realmente es muy difícil.

No se trata de sacar más tiempo, es lo que me dicen mis pacientes,

sino de organizar bien el tiempo y de darle prioridad

a lo verdaderamente importante.

Porque lo que nos suele ocurrir es que lo urgente, al final,

hace que lo importante desaparezca de nuestra agenda.

Me quedo un poco con eso, no es que haya que sacar el tiempo,

sino que hay que organizarse mejor

y dar prioridad a ese tipo de cosas.

No sé si tiene algo que ver, para cambiar de fase,

el hecho de que nuestra pareja nos deje de gustar.

El físico importa.

El físico importa, no es lo más importante,

pero es de verdad que hay mucha gente que se acomoda

y es importante cuidarlo, los dos miembros de la pareja.

Pero, aún así,

creo que son más relevantes todavía otras cosas

como la conexión emocional entre los dos.

Y para demostrar esas palabras que nos estás diciendo,

vamos a conocer la historia de dos personas que se enamoraron

y se quieren sin ni siquiera haberse visto jamás

porque no pueden verse, de hecho, no pueden ver, son ciegas.

(Música)

Lo primero que me atrajo fue su voz y, sobre todo,

lo que transmitía a través de su voz, dulzura.

Cómo ha cambiado, ya ha echado alguna pena y todo.

La voz lo transmite todo, es el espejo del alma.

Pues este álbum hace mucho que no lo veía.

Un chico muy simpático, muy agradable.

Me enganchó desde el minuto cero.

Ya tengo tu café, Agustina.

Me daba como seguridad.

El primer beso significó muchas cosas.

Me acuerdo, como si lo tuviera clavado, fue un 8 de julio.

Fue él el atrevido.

En términos técnicos, de pareja, cortejo, nos enrollamos.

En la nube estás.

Luego, te quejarás de marido.

-Pues no, la verdad, no tengo ninguna queja.

-Recordarás cómo fue cómo te pedí yo matrimonio

o que me aseguré que estábamos saliendo.

-Cómo no me voy a acordar, me dijiste:

"Bueno, nos cansaremos a los tres años".

Y realmente fue a los tres años, tres meses y 10 días.

¿Verdad?

En nuestro proyecto vital, siempre hubo hijos.

Siempre me han gustado mucho los niños.

Cuando nos planteamos casarnos y dice:

"Enseguida iremos a por niños, ¿no?".

De inicio, cuesta un poquito. Cuesta la aceptación.

-La gente no tiene costumbre a estar con personas invidentes.

-En ocasiones, a lo mejor piensan

que realmente te apañas peor de lo que realmente lo haces.

Cuando venimos del cole,

lo primero es hacer la tarea con el niño.

-¿Qué estás poniendo? Léeme lo que vas escribiendo.

-Sombrero.

Valentín le hace la cena

mientras yo le baño y le pongo el pijama.

Y luego ya, nos gusta acostarlo pronto porque es muy perezoso.

¿Quieres un yogur?

Si puede estar a las nueve en la cama, mejor.

Lo que es la crianza, yo no destacaría ninguna dificultad.

Había una vez, en un bosque muy lejano,

una familia de ardillas.

Nuestra canción.

La que bailo soy yo, a mí me gusta bailar todo.

Pero a él le gustan las poses.

-Pegados, agarrados. Eso sí que me gusta.

Lo único que nos falta es que la sociedad incorpore

con normalidad la diversidad de las personas con discapacidad

y, en nuestro caso, las personas ciegas.

Es que el amor es ciego, pero literalmente ciego.

Por lo que acabamos de ver, no es necesario

ni ver a tu pareja para sentir deseo, atracción.

Estoy convencida de que es así.

Todos conocemos ejemplos de amores por carta o ciberamores,

bueno, situaciones como estas en las que ver,

la vista no es el sentido más importante.

Me ha gustado lo del símil con las velas y la llama.

¿Cómo se enciende o la llama en un hombre y una mujer?

¿Se enciende igual o no? La verdad es que no.

Y esto es muy interesante. Fíjate,

los terapeutas diferenciamos entre dos tipos de deseo sexual.

Los dividimos entre el deseo masculino y el femenino,

aunque esto son generalidades.

Fíjate que todos tenemos una idea de deseo sexual única,

como que es una llama que se enciende

y que nos invita a ir a por ello.

En este tipo de deseo, es típico masculino,

a lo largo de toda su vida y también es típico en las mujeres,

enamoradas al inicio de una relación.

O también solteras, tienen un deseo sexual generalmente mayor.

Pero, en nuestra experiencia, lo que vemos es que la mayoría,

sobre todo, mujeres, aunque también algunos hombres,

pasan a un deseo, que es deseo tipo 2.

Nadie lo conoce y es muy importante que te lo explique.

En lugar de ser esa energía que nos entregamos a por ello,

es mucho más lento.

Probablemente, casi nunca llevemos la iniciativa las mujeres,

pero si nos seducen, si estamos descansadas,

poco estresadas,

si todo va bien y nos van invitando poco a poco

entramos en ello y lo disfrutamos mucho.

Pero quizás no seamos tan activas ni llevemos la voz cantante.

Tienen que hacer que nos apetezca un poco.

+Hay que trabajárselo un poco.

Y eso puede ser difícil, pero también se puede aprender.

Ya hemos hablado de cómo se enciende la llama,

vamos a ver qué pasa cuando ocurre esto que voy a hacer yo ahora.

Se apaga del todo, ¿qué pasa, es irrecuperable?

No, para nada, claro que no.

Pero sí que tenemos que esforzarnos un poquito.

Si te parece bien, me gustaría darte algunas claves.

Por favor, prácticas. Claves prácticas y sencillas,

porque pensamos que lo hemos perdido todo

cuando se apaga la llama, pero no es así.

Es más fácil de lo que parece.

A ver si puedo encender mis llamas con tus consejos.

Fíjate, el hecho de sorprender.

Normalmente, nos comemos mucho la cabeza

con cómo podemos sorprender a mi pareja,

pensamos que esto tiene que ser algo supercomplicado y para nada.

Por ejemplo,

levantarte cinco minutos antes para hacerle el desayuno.

Sorprenderle de esta manera. ¿Esto pasa de verdad?

Sí, puede pasar, es un esfuerzo.

Organizarle un baño u organizaros un baño juntos.

No sé, el viernes a última hora, agotados de toda la semana,

por ejemplo.

Un masajito, organizarle un masaje a tu pareja.

Simplemente bajar un poco la luz, un poco de música

y con muy poco esfuerzo, y creas una sorpresa genial.

Tienes razón, apuntado queda. ¿Qué más?

Para organizar la sorpresa, hace falta tiempo.

También es verdad, venga, la llama del tiempo.

Tenemos agendas maravillosas,

de lo más complejas para nuestro trabajo.

Mi pregunta es:

¿por qué no tenemos agendas para nuestra vida personal?

Lo que no apuntamos desaparece de nuestras vidas.

Hay que organizarse.

Hay que tener como una agenda aparte.

O en la misma agenda, un espacio personal.

Es importante que las parejas reserven esos huecos para ellas,

para ellos, para dedicárselo.

Un reto que yo suelo poner en la primera consulta,

en terapia de pareja, es: "Vais a tener una cita semanal".

Aunque sea una hora a la semana para vosotros, a solas,

sin niños o sin teléfonos móviles.

Una cita como antes, como de novios.

Como las del principio.

Porque dejamos de hacer lo que hacíamos al principio

y queremos los mismos resultados.

Eso es absurdo.

Pero hay que dar el paso, atreverse.

Atreverse.

Sí, atreverse, pero no es atreverse haciendo locuras,

es simplemente que merece la pena intentarlo.

Porque, generalmente,

no le intentamos por miedo a que no nos salga bien.

Y lo peor que puede pasar es que nos riamos juntos

y sea un momento mágico para el recuerdo.

Pues ya las tenemos encendidas, cómo ha cambiado la imagen.

Todo gracias a ti,

Nayara, ahí la tienen, es nuestra psicóloga y sexóloga,

para volver a vivir el amor con pasión.

Que todos lo necesitamos porque eso también es saber vivir,

sorprender, salir de la rutina.

Ya hemos visto que es fundamental en una relación de pareja,

pero también en la vida familiar.

Y ahora, en la recta final del invierno,

hay muchas experiencias de ocio saludable

a vuestra disposición.

Nos vamos a la nieve antes de que se derrita.

Vamos, nos vamos a hacer la ruta de raquetas de nieve.

(GRITAN)

¿Sabéis dónde estamos? Este es el puerto de Navacerrada.

Hoy vamos a hacer una ruta familiar, vamos a ir tranquilitos.

Con las raquetas, se va muy seguro y se anda bastante seguro.

Para empezar, vamos a ir un poquito en cuña,

pasitos muy cortitos.

Y otra cosa muy importante, no nos separamos del grupo.

Me seguís.

Yo me esperaba que iba a ser peor, pero,

está haciendo un día muy bueno, de sol, sobra toda la ropa.

Y es una experiencia que tenía muchas ganas de hacer.

Bebed agüita, de vez en cuando, bebed agua, que es importante.

Desde aquí, vemos la bola del mundo, que la tenemos ahí.

Y, luego, el pico más alto de la sierra de Guadarrama,

que es Peñalara.

Sabéis lo que son los líquenes, ¿no?

Lo conocéis.

Es un indicador de que estamos respirando aire puro.

Yo ya había hecho varias veces con Rubén las raquetas de nieve,

sin niños.

Y, bueno, convencí a los socios

para poder venir a pasar un día a la nieve.

Los niños estaban ayer superemocionados, casi no cenaron,

llevan toda la semana: "¿Y cuándo es viernes?".

Contando los días.

Esto no es igual que si fueses ahora mismo por la calle andando,

se queman más calorías, se hace más ejercicio.

Cansado pero bien.

De momento, bien. Esperaba que iba a ser más fácil.

Es que cuesta un poco a la hora de dar el paso.

Aquí tenemos un tobogán natural superchulo,

¿quién se quiere tirar? (TODOS) ¡Yo, yo!

Los papis también podéis, ¿eh?

Vale, chicos, vamos a trabajar para hacer un iglú.

¿Qué pueblo utilizan los iglús? -Esquimales.

-¿Y para qué los utilizan? -Para refugiarse.

Vamos cortando ladrillos en la nieve.

Con la pala, hacemos un poquito de palanca y sacamos el ladrillo.

Venga. -Venga.

Y ahora, vamos a ponerlo por aquí, para hacer la puerta.

Pues ella estaría.

-¡Chicos, vamos, que ya está hecho el iglú!

¡Vamos todos para adentro, venga!

-Se está calentito. -Se está mejor que afuera.

-¡Sí!

(GRITAN)

Qué alegría, Fernando Fabiani, muy buenas.

Me encanta ver esas imágenes de la nieve,

parecemos todos como más felices.

Parecemos no, estamos más felices.

¿No has visto las caras?

Realmente, cuando hacemos cosas al aire libre,

nos pega un subidón de energía y nos encontramos mejor.

Y como ya sabes que el frío nos resfría,

no pasa nada por aprovechar la temporada de nieve

para disfrutar en la nieve.

Los que resfrían son los virus y, a veces, producen fiebre.

Fiebre, es una palabra que a mí me asusta.

Yo me toco así y digo: "37,2". Y ya estoy temblando.

Qué socorrida es la mano, ¿verdad? O el besito en la frente.

Qué tierno es ese momento de:

"A ver si el niño tiene fiebre, un besito".

Está bien para orientarnos, no pasa nada,

pero hay que confirmarlo.

"Parece que el niño está destemplado", no,

compruébalo y ponle el termómetro.

No es lo mismo tener 38,2 que 39,8.

Ponle el termómetro, sabemos si tiene fiebre y actuamos.

Hay que creer al termómetro y a nuestro doctor Fabiani.

Vamos a escuchar ese mensaje que tiene que decirnos,

de salud, con muchísima simpatía y que va dirigido a ti, atento.

Tranquilidad con la fiebre.

Es cierto que cuando tienes fiebre es señal,

normalmente, de que hay una pequeña infección,

pero también es cierto que es señal

de que el cuerpo funciona adecuadamente.

Porque tu cuerpo eleva la temperatura

para combatir esa infección y atacar a esos virus y bacterias.

Por tanto, no tienes que bajar la fiebre como si no hubiera mañana,

no hay que quedarse limpio de fiebre.

Estar limpio está bien, pero de fiebre no hace falta.

La fiebre te está ayudando.

Y si tienes que tratar la fiebre,

que sea porque te encuentras con mucho malestar.

Con 40 de fiebre está uno muy malo, tratamos por eso,

para aliviar el malestar.

Y para eso, puedes recurrir a no abrigarte mucho,

a un baño templado, no un baño de agua fría;

otra medicación.

Y en la medicación, siempre, fundamentalmente, paracetamol.

El paracetamol

porque tiene mejor relación riesgo-beneficio.

Pero no hace falta 1 g,

con medio gramo es más suficiente la mayoría de veces.

¿Y cuántas veces? ¿Cada cuatro horas, cada seis horas?

Lo justo que sea necesario,

no hay que alternar antitérmicos ni tomar cada dos por tres.

Lo justo para aliviar ese malestar.

Porque lo importante no es tanto la fiebre

como otros síntomas que pueden acompañarla.

Si el niño tiene fiebre de 39,

pero en cuanto le baja la temperatura,

está corriendo por el salón, muy malo no está, créeme.

Y, por cierto, si alguien tiene fiebre en casa,

lo que hay que hacer no es cerrar las ventanas

para que no entren más virus, hay que abrirlas para que salgan.

Hay que salir de casa y disfrutar al aire libre

del paisaje que nos regala la naturaleza.

Este mes de marzo empezó muy primaveral,

con los almendros florecidos mucho antes de lo normal.

Pero no hay que confiarse porque queda invierno por delante

y el tiempo puede dar muchas vueltas.

Así que a ponerse la ropa apropiada y a respirar aire puro

porque eso también es saber vivir.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber vivir - 10/03/19

Saber vivir - 10/03/19

10 mar 2019

Cada semana, Saber Vivir te trae los mejores consejos de salud y bienestar. En este programa abordamos temas como las propiedades nutricionales de los frutos secos, los vegetales que nos aportan más calcio, rutinas de deporte para ganar masa muscular, cómo recuperar la pasión con nuestra pareja o desmontar mitos sobre la fiebre. Todo esto y más a un clic.

ver más sobre "Saber vivir - 10/03/19" ver menos sobre "Saber vivir - 10/03/19"
Programas completos (379)
Clips

Los últimos 2.912 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Anna

    Hola, acostumbro a ver el programa por internet dentro de la web de tv a la carta, y me gustaría que me informarais como se deben de lavar los huevos. Tiempo debajo del agua, si se deben frotar bajo el grifo. Y sobre todo, que se debe hacer con ellos si tienen caca pegada a la cascara y no sale ni con el agua. No puedo contactar con vosotros a través de redes sociales, porque no las utilizo. Espero vuestra respuesta; podéis enviarme mail a : joanabitio@gmail.com Muchas gracias y enhorabuena por los contenidos del programa. Desde mi punto de vista, ha mejorado con respecto a lo que se ofrecía antes. Ahora está mas actualizado. Quedo a la espera de vuestra respuesta. Un abrazo.

    06 jun 2019