Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5323979
No recomendado para menores de 12 años Saber Vivir - 07/07/19 - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a "Saber vivir".

El tiempo ha pasado volando

desde que estrenamos esta nueva etapa.

¿Os acordáis, chicos?

Fue el 3 de marzo, luego, el 4 de abril,

5 de mayo, 6 de junio, 7 de julio...

(A LA VEZ) San Fermín.

A Pamplona hemos de ir.

A Pamplona y a toda Navarra

porque para los amantes de la gastronomía saludable

como nosotros

qué producto de temporada

y mira que hay alimentos saludables.

Estamos hablando ahora siempre de fiesta

y se piensa únicamente en toros, en alcohol y celebración

y hay que poner en valor

todas las oportunidades gastronómicas

que pone esta tierra encima de la mesa.

Hoy vamos a hablar de alimentos típicos de Navarra

que tienen fama mundial de hecho.

Por ejemplo, tenemos aquí la gilda.

Por favor, qué buena pinta tiene esa gilda.

Es un invento maravilloso de la cocina

que se basa en un pescado típico español

como es la anchoa que vemos por aquí,

una guindilla de huerto que tenemos por aquí arriba

y terminamos todo con unas aceitunas

y pinchamos con un palillo.

Y tiene un toque ácido y picante

y es por este toque picante que recibe el nombre de gilda

que es el personaje que encarnó la actriz Rita Hayworth

en los años 40.

Además de que sea picante,

tiene características nutricionales que son interesantes.

Ojalá todos los pinchos y banderillas que nos encontrásemos

fuesen así de saludables.

Estamos metiendo, por un lado, el ácido del vinagre,

por lo tanto, va a ser muy saciante,

las aceitunas,

pescado de calidad como la anchoa y algo de verduritas;

de modo que yo creo que es un cóctel maravilloso.

Si hablamos de alimentos maravillosos,

tenemos que sacar nuestra lupa de "Saber vivir"

y nos vamos a fijar en esto.

El espárrago blanco,

símbolo de la cocina navarra por antonomasia.

Vaya que sí, los espárragos,

que son superinteresantes nutricionalmente.

Como todas las verduras no van a ser muy calóricos,

y que la mayoría de la composición es agua,

pero pondría en valor

algunas características un poco diferenciadoras.

Tienen una pasada de potasio,

una gran cantidad de este mineral,

y además de ácido fólico,

una gran cantidad también de provitamina A.

Así que ya sabéis, más espárragos.

Yo os propongo entonces, ya que sabemos lo buenos que son,

cómo meterlos en la cocina de forma distinta.

Siempre los metemos en ensaladas o nos los comemos solos

y ahora con el veranito nos apetecen cremas frías.

Os propongo una "vichyssoise" que suele ser con puerro

a la que vamos a introducir espárragos.

Más alimentos célebres de Navarra con denominación de origen.

Por ejemplo, las alcachofas de Tudela

y los pimientos del piquillo.

Nos dan ideas

para poder utilizarlos para recetas que sean completas.

Ingredientes como las alcachofas los podemos completar

con un plato de alcachofas con almejas

o alcachofas con garbanzos, que estarían buenísimas,

y los pimientos

es muy típico rellenarlos con bacalao.

Creo que son unos productazos que son Denominación de Origen.

Para quien no lo sepa,

una denominación de origen es una calidad diferenciada

en la que las características del alimento

vienen determinadas por el método de producción

y también por la zona.

Por eso es denominación de origen

y los pimientos del piquillo la tienen.

Sin duda, una huerta privilegiada del norte de España

que casa perfectamente con el pescado o con la carne.

Claro que casan, pero casan perfectamente.

Estos matrimonios de la huerta y el pescado

hacen que hayan surgido maravillas para la cocina

como bacalao al ajoarriero.

Ajoarriero. Ajoarriero.

Es muy curioso de dónde viene el nombre.

Viene de los arrieros,

que eran comerciantes con carros tirados por burras,

y cocinaban de esta forma.

Debido al comercio,

se movieron por toda la geografía y el territorio español

y es por esto que se hizo tan conocido.

Hay muchas variantes.

El básico consta de patata, ajo, aceite de oliva,

huevo y pimentón.

Qué bueno.

Se parece muchísimo a una cosa de La Mancha

que se llama atascaburras.

Ya da pistas el nombre.

No le echamos pimentón,

pero se sustituye este ingrediente también por nueces

y se le añade bacalao.

¿Qué tiene?

Esta base de patata que es muy energética,

eran otros tiempos mucho más exigentes,

la proteína completa que nos está aportando el huevo

y un aceite de calidad, el aceite de oliva,

o en la que os he dado yo con las nueces.

Ya hemos aprendido atascaburras y ajoarriero.

Y cocinar al ajoarriero

también nos recuerda a cocinar al chilindrón.

¿Os suena? Al chilindrón.

Me suena a un juego de cartas.

Casualmente tengo las cartas por aquí.

A ver si adivináis cuál es el chilindrón

y en qué consistía.

Os lo explico

con mis supercartas gigantes que tengo aquí.

Yo cogería tres. Muy bien, vale.

Yo también cogería tres. Claro.

El chilindrón viene de este juego de cartas

en el que hacías chilindrón si tenías sota, caballo y rey.

Este maravilloso trío, ¿no?

Hacías chilindrón.

El trío en la cocina

son el ajo, el tomate y el pimiento rojo

y además tenemos un comodín que es la cebolla.

Y así hacemos el chilindrón.

De aquí viene el pollo o el cordero al chilindrón.

Es que está fantástico

porque estás incorporando verdura en la preparación.

Es decir, no te escapas.

No es como cuando pones una guarnición al lado

y la gente la aparta.

Está en toda la preparación.

De todos modos os recuerdo y sobre todo en verano

que la verdura no hay que comerla solo cocinada

y también tenemos que recurrir a alternativas fresquitas

que son más nutritivas.

En un día tan señalado como San Fermín

es obligado visitar Pamplona.

Llegas allí y se te hace la boca agua.

Gorka, ¿qué tal?

Jefe de cocina. Sí.

Veo que tenéis muchísimos pinchos, pero algunos son de campeonato.

Hacemos comida clásica,

pero en los pinchos es donde innovamos un montón.

¿Nos dejas pasar a tu cocina? Vamos dentro.

Venga, vamos.

Este pincho es una base de quinua con guacamole,

anguila ahumada, gelatina de algas rojas,

jengibre, crujiente de jamón ibérico,

una espuma de salmorejo y gelatina de algas rojas y negras.

Para mí es muy importante en los pinchos

que tengan dos cosas.

El "crunch" al romper en boca

y el "punch" en los sabores que te mete en boca.

Y estos lo tienen.

Sí, lo tienen los tres.

Sobran las palabras.

¿Te ha hecho "crunch" y "punch"? Las dos.

Las dos cosas.

¿Está bueno? Buenísimo.

No me vais a dejar ni las miguitas. Nada.

Pinchos de toda la vida.

Gamba al ajillo, ajoarriero, hígado, callos, morros...

Pinta bien la cosa.

Hola, María Ángeles. Hola.

Me gusta dejarme aconsejar. ¿Cuál es vuestra especialidad?

Trabajamos sobre todo tripicallería.

Callos, morro, riñones e hígado.

Luego tenemos estas hamburguesillas.

Hamburguesilla por qué. Porque están sentadas en una silla.

Vale.

Aquí os traigo la morcilla, chicos, y los morros.

Que aproveche.

Es un clásico la morcilla. Es ideal.

Va dejando un olorcito por la calle...

¿Y esos morritos qué? Tiernísimos.

Tiernísimos, que eso es importante.

"Agur", chicas. Bueno, Miriam, hasta otra.

Buen viaje.

Prepárame dos tortillas con cebolla y un vegetal para llevar, ¿vale?

-Oído. -Venga.

No me quiero imaginar cómo estarán en cocina.

Vamos a verlo.

¿Qué estás haciendo por aquí?

Estamos haciendo un frito que es muy típico de San Fermín.

Es un frito de pimiento del piquillo.

¿Cuánto podéis sacar? Una burrada.

Es que se llena la calle y no te da tiempo a contar.

¿Este de qué es? De panceta.

Uy, de panceta. ¿Está bueno? Lo mejor del mundo del cerdo.

La hora típica del... La hora del aperitivo.

Y a la tarde también.

Los que salen de trabajar un vinito con los amigos.

Lo que te ayuda a llevar la vida.

¿Qué estás comiendo?

Panceta. Panceta también.

Estos días aquí no se cuentan calorías, ¿no?

Yo por lo menos no.

Habrá quien las cuente, pero será su problema.

Creo que para finalizar este reportaje

solo nos falta decir una cosa, ¿no?

Sí, sí. Venga, vamos, vamos.

-¡Viva San Fermín! (A LA VEZ) -¡Viva San Fermín!

¡"Gora" San Fermín! ¡"Gora" San Fermín!

Qué difícil no caer en la tentación cuando uno ve tanta comida rica

empezando por esto que tenemos detrás.

Es un plato de huevo con chistorra.

Menos mal que es un platito y que es pequeño.

Se intuye que ese palillo que tiene ahí

no es una gran ración de huevos con chistorra

que no es una de las comidas

que solemos recomendar en "Saber vivir"

porque es carne roja procesada

y la hemos sometido a mucha temperatura.

Así es que estas opciones solo de manera eventual

y nada de ahora en San Fermín desayunar, comer y cenar chistorra.

Pero uno se acerca a la barra a pedir

y ves que hay muchísimas opciones.

Está la pulga, el pincho, la ración, la tapa...

Sí, sí, todas esas opciones.

Estás en una barra

y acabas perdiendo el recuento de todo lo que estás comiendo.

No vas apuntando "me habré tomado cuatro o cinco"

y es muy fácil acabar pasándote de cantidades.

Por eso tenemos que controlar el formato de las raciones

y de las elecciones.

Nada tiene que ver y no es lo mismo

tomarte un bocadillo como el que tenemos aquí

a un montadito que lo vamos haciendo más pequeño

o por último una pulga que es de tamaño más reducido.

El tamaño sí que importa en este caso.

Siempre.

Y en comida más.

En este caso tapa nos da alguna pista.

Nos da la pista

porque el nombre de tapa viene del uso

que se le daba primeramente a tapar la bebida que se estaba tomando

con algo de comida.

Yo creo que esto es lo que debería ser una tapa.

Al fin y al cabo, una cantidad moderada

y no tenemos que confundir una tapa con una ración.

Si te la sirven en un plato como este,

esto no es una tapa.

Es una ración para compartir

y en tu plato te puedes servir lo equivalente a una ración

y vamos probando distintas cosas.

También es un clásico del verano

que llegadas estas horas habrá mucha gente en una terraza

con el vermut, el picoteo, una ración de ensaladilla rusa,

un pinchito de tortilla o unas aceitunas.

Esas serían muy buenas opciones.

El picoteo es algo socialmente saludable

y no tenemos que abandonarlo.

Podemos ir a tomar algo antes de comer

también intentando fomentar un poco las opciones que sean sanas.

Me dices: "Una tortilla de patatas".

Ya hemos dicho muchas veces

que es un plato saciante y contundente.

Quizás, si vamos a comer después,

el mejor pincho a las 13:00 no sea tomarnos una tortilla

porque nos va a llenar mucho más.

La ensaladilla es una opción

que es de las más aceptables que podemos encontrar en un bar.

Lo único que les suele fallar a las ensaladillas de bar

suele ser la mayonesa

que muchas veces se hace con aceite de girasol,

pero si lo hacemos con una cantidad pequeña,

incluso podemos ir a una versión con aceite de oliva,

sería fantástica.

Y las aceitunas.

Que todo lo que picoteásemos fuesen aceitunas.

Mucha gente dice: "Engorda y tienen muchas calorías".

Ni mucho menos.

Las aceitunas no se relacionan con sobrepeso

y son un alimento muy interesante.

Hay que comer bien.

Es algo que no nos cansamos de decir.

Es cierto que muchas personas dicen:

"Hay que comer bien y significa comer de todo".

¿Qué te parece? Comer de todo depende.

Imagínate que vamos a un bar

y comer de todo de lo que tienes disponible

o que vas al supermercado y compras de todo.

Obviamente, no.

Tenemos que intentar priorizar

aquellas preparaciones que sean más saludables.

Cuando nos vamos de tapeo, ¿qué se nos suele olvidar?

Muchas veces, las verduras son las olvidadas

y nos solemos ir más a los fritos.

A lo llamativo.

A lo que estamos acostumbrados.

Yo le recomiendo a la gente que intente hacer una selección

de un par de tapas de verdura como estas que tenemos aquí.

Unos cogollos con unos pimientos asados

que serían opciones fantásticas.

Y que aliñamos sin sal.

Pero sin sal porque no hace falta.

Imagínate que fuese nuestra elección

de picoteo de hoy.

La estamos acompañando de otros alimentos

que tienen un aporte de sal importante.

A este cogollo le puedes añadir un poco de queso

y los vas alternando.

Si te pides jamón, no pidas únicamente jamón.

Acompáñalo de verduras

y esa sal que tiene extra la estás incluyendo

como si fuese la de la propia ensalada.

Sí que es verdad.

La gastronomía española permite muchísimas combinaciones

de cocina saludable

y la cocina con alimentos típicos de Navarra

es el mejor ejemplo.

Nos lo demuestra Marta Verona, la chef de "Saber vivir".

Buenos días, Ricardo.

Quería hacer unos pinchos navarros

y como el champiñón es protagonista quería unos champis.

Tenemos este que es de la variedad portobello.

¿Y de dónde vienen? De Cuenca.

¿Y la temporada?

Hay todo el año porque son de cultivo.

Me llevo una decena.

Ahí tienes. Muchas gracias.

Buen día, Ricardo.

Hoy vamos a hacer una receta muy rica

y son pinchos navarros.

Vamos a hacer primero unos champiñones

rellenos de una majadita de perejil,

de ajito y jamón.

Para el perejil

enrollamos las hojitas sobre sí mismas

y picamos muy finito.

Añadimos un diente de ajo bien picadito,

un buen chorrito de aceite de oliva y mezclamos todo.

¿Qué vamos a hacer con esta mezcla?

Ponerla dentro de nuestros champiñones.

Vamos a cortar los culitos y rellenaremos por aquí dentro.

Y estos champis van a la sartén.

En dos minutitos, cuando se haya hecho la base,

les daremos la vuelta.

Mientras se terminan de hacer,

vamos con la otra parte de nuestros pinchos

que es el jamoncito serrano.

Lo vamos a enrollar, a pinchar en la brocheta

y lo juntaremos con los champis.

Ya están nuestras tres brochetitas y los champis también.

Mirad qué bueno, por favor.

Vamos a otro riquísimo

que van a ser unas alcachofas con brandada de bacalao.

Para confitar el bacalao

necesitamos aceite de oliva virgen extra

y echar bastante cantidad.

Tenemos por aquí nuestro bacalao desmigado

y lo vamos a añadir,

un diente de ajo

y lo dejamos así unos 20 minutos a 50 °C.

Y vamos a hacer la brandada.

Para eso utilizamos 100 mililitros del aceite de oliva del confitado,

el bacalao, el ajo que habíamos echado

y un chorrito de leche

en función de lo espeso que lo queramos.

Tenemos nuestra brandada riquísima

y vamos a marcar las alcachofas que ya tenemos limpitas y cocidas

y vamos a darles un golpe en la sartén

para que queden crujientes.

Ya están. Ahora vamos a emplatar.

Ponemos en la base nuestra brandada riquísima

y encima pondremos una alcachofa.

Mirad qué pinchos tan riquísimos han quedado,

pero más que decirlo hay que probarlo.

Esto está...

Soy poco original,

pero está que te mueres y buenísimo.

Ya sabéis,

hacedlo en casa y nos vemos prontito.

Adiós.

¿A que tienes ganas de probar todo esto?

Cómo no voy a querer, si me pinchas con tus pinchos.

Porque son pinchos saludables. Ya veréis.

El día que desde casa podáis oler todas estas cosas

va a ser...

Esto está cerquita ya.

Va a ser del todo irresistible.

Es que esto es irresistible porque es cocina saludable,

es cocina superfácil de hacer

y, sobre todo, porque cuidamos el bolsillo.

Porque es económico.

El bolsillo hay que tenerlo siempre en cuenta.

Eso es.

Con la cocina de "Saber vivir" es lo mismo el 7 que el 27.

¿A qué te refieres?

El 7 vamos a gastar en la compra lo mismo que el día 27

y esto se consigue comprando alimentos de España

y producto nacional y de temporada como la patata que tenemos aquí.

Me encanta la patata. Pues nada.

¿Cuál te gusta más? ¿La nueva o la vieja?

Pues no sabría decir la diferencia.

Yo te la explico, no pasada nada.

La patata nueva

como su nombre indica es de temporada.

La tenemos ahora justo.

Mira, cógete una que te la voy a enseñar.

¿Qué le pasa a la patata nueva?

Es una piel muy lisita, doradita, muy fina y muy tersa.

¿Cómo llevas las uñas? Bien.

Se puede pelar perfectamente con la uña.

Tiene tan finita y tan tersa la carne...

¿Ves?

Curioso.

Enseguida.

¿Has visto cómo se queda? Sí.

Te voy a enseñar hoy trucos con patata.

Venga, vamos a ello.

Pinchos saludables.

Por ejemplo, ensalada campera a base de patata.

Tenemos por aquí patata que hemos asado.

La tenemos por aquí

y vamos a hacer una brocheta de ensalada.

Qué buena idea.

Veo que has dejado la piel.

Dejamos la piel porque está bien limpita

porque la hemos cocinado con calor

y así no perdemos nada de la matriz del alimento.

Truco en casa.

Pinchamos pimiento rojo por ejemplo y pimiento verde.

Que sepas que me parece buena combinación

para comer verdura y patata a la vez.

¿Has visto? Buenísimo.

Pero te voy a hacer otro truco con patata y marismo.

El típico pulpo "á feira", pulpo a la gallega.

Lo ponemos así.

Con la patatita así

para que nos lo podamos comer en forma de pincho con un bocado.

Y lo terminamos todo esto con un poquito de pimentón.

¿Cómo te gusta? ¿Dulce o picante? A mí picante como la gilda.

Picante.

Te van a gustar las patatas bravas seguro.

Sí, pero que no sean tan tan bravas.

Que piquen, pero no tanto. Exacto.

Pues por aquí os traigo una idea de patatas bravas más saludables.

¿Cómo?

Tenemos por aquí la patata que no la hemos frito,

la hemos hecho al horno

y por eso se queda un poquito arrugada

como ves por aquí la piel,

y tenemos una salsa que no es excesivamente picante.

Hemos hecho una salsa de tomate

con su buen trozo de cebolla y sus tomatitos

y añadimos una cucharadita de pimentón picante.

La de cosas que se pueden hacer con las patatas jóvenes y nuevas.

Y nuevas.

También podemos envejecerlas. Ah, ¿sí? ¿Cómo?

Haciendo unas patatas arrugadas. Las típicas canarias.

Os voy a enseñar cómo se hacen. Vale.

¿Por qué se quedan arrugadas las patatas?

Porque se cocinan con mucha sal. Por eso.

Se hacen así. Patatitas que tengamos pequeñas.

Se cubre el fondo de una sartén o de una ollita.

Cubrimos con agua hasta que roce la superficie.

¿Vale?

Así, un poquito.

Suficiente.

Que las cubran y ya está

y añadimos dos puñados de sal que tenemos por aquí, ¿vale?

Un buen puñadito y otro buen puñadito.

Al calor 20 minutos

y cuando estén cocinadas, colamos el agua,

volvemos a echar sal, tapamos,

10 minutos de cocina y superarrugaditas.

Bien viejas las patatas.

Viéndote hacerlo así parece hasta fácil.

La cocina es habilidad y maña.

Como todo en la vida. Más vale maña que fuerza.

Pues maña y fuerza es lo que deben tener

nuestros siguientes protagonistas en "Saber vivir":

Trabajan al límite de sus fuerzas porque son acróbatas de circo.

Va, tías, que llegamos tarde, venga.

Bienvenidas a la clase de aéreos. Vamos arriba.

Baja un pelín ahí.

Eso es.

Ahora mismo estamos haciendo aéreos.

Son tanto telas como aros y trapecio.

Estira un pelín más la pierna.

Siempre me ha gustado muchísimo el tema de arte y ejercicio físico

y me parecía

que el circo era una manera buena de juntar las dos cosas.

A todas las actividades que hacemos les dedicamos seis horas al día

de lunes a viernes.

Probablemente,

estemos quemando unas 800 o 1000 calorías.

Si las cosas se hacen con cuidado y tienes medios de seguridad,

colchonetas o profesores que te asistan,

no debería haber ningún problema.

Ahí lo tienes.

La clave para hacer esto es entrenar mucho.

Muchas flexiones, muchos abdominales,

muchas tablas y ese tipo de cosas

para congestionar el músculo

y que seas capaz de aguantar en el aéreo más tiempo.

Vamos a empezar con la preparación física.

Vamos al suelo. Colocamos posición de flexión.

Lo suyo es calentar una vez fuerte

y, luego,

seguir el ritmo estirando y haciendo que el músculo no pare.

Solemos empezar por sentadillas

y vamos tirando a glúteos, abdominal, espalda y lumbar.

Todo va a ayudar a que tú levantes tu cuerpo

con mucha más facilidad.

Tres, cuatro...

-¿Vamos a comer ya? -Sí.

-¿Qué te has traído tú para comer?

-Yo, manzana y ahora me voy a hacer un té.

Normalmente, en los descanso como fruta,

pero no estás entrenando.

No es lo mismo comer una frutita y empezar a correr

que comerte una hamburguesa y empezar a correr.

Cuando comes un cacho de pizza,

en el momento tienes un montón energía,

pero esa energía te dura cinco minutos.

Si tú comes bien,

puedes estar más tiempo entrenando sin que tengas que volver a comer.

Los frutos secos nos llenan más y nos dan más energía.

Aguantamos más tiempo.

Aunque parezca duro, tú terminas el número,

escuchas a la gente aplaudir y ves que te ha quedado bonito.

Te da una satisfacción

que por los menos para mí vale totalmente la pena.

La vida

muchas veces es como el trapecio de un circo.

Te puedes caer al menor descuido. Sí.

Nadie está libre de caerse,

de hundirse emocionalmente y entrar en depresión.

Cuando te sientes así, no te apetece nada.

Ni siquiera en días como hoy, San Fermín,

y a punto de empezar las vacaciones

con las maletas listas para veranear.

La depresión no se va de vacaciones.

Eso es.

Ese es el tema de hoy en nuestro espacio de Psico.

El verano es tiempo de maletas.

Maletas para viajar y para veranear.

Vamos a ver qué encontramos en esta primera maleta.

Uy, tiene de todo.

Chanclas, cámara de fotos, gafas de sol,

auriculares también,

que nunca viene nada mal escuchar música,

mapas, libros...

Yo creo que es una maleta que está llena de ilusión,

de ganas de pasarlo bien, de recargar las pilas,

de desconectar

y que proyecta un montón de emociones agradables.

El problema viene creo que con la segunda maleta.

Vamos a ver qué tiene.

Esta está vacía. Sí.

Esta maleta representa a la gente que está deprimida

pese a que estamos en verano.

¿Qué es lo que pasa?

Que no tiene ilusión, no tiene alegría,

que en un determinado momento puede desplazarse a otra residencia

o que pueden salir de vacaciones,

pero en el fondo no les apetece

porque si sienten sin esa alegría y sin ganas de hacer nada.

Creo que en este punto es importante aclarar la diferencia

entre estar deprimido y estar triste.

Sí.

La tristeza es una emoción básica

que todos podemos sentir en un determinado momento,

pero cundo estamos deprimidos, cuando hay una depresión,

se está triste todos los días

con independencia del día de la semana

o del año en que estemos.

Además, también se ve alterado dormir.

En ocasiones se duerme mal, sobre todo por la noche,

pero en cambio, durante el día, tenemos una gran somnolencia

y también se ve alterado el apetito.

¿Qué ocurre?

Que o se tiene menos apetito

y puede haber una importante bajada de peso

o que se come mal y que se come a deshoras.

A la hora de trabajar y concentrarse

se nota mucho

porque la cantidad de tiempo

que debemos estar prestando la atención sostenida

e incluso la calidad de la atención también es muy bajita.

Sobre todo, hay muchos pensamientos negativos.

Cuando estamos deprimidos, nos sentimos inútiles.

Es como que no tiene sentido y me siento inútil.

Realmente, eso es lo importante.

¿Y si todo va bien en nuestra vida aparentemente,

por qué nos puede entrar depresión?

Es verdad que hay ocasiones

que puede ser por alguna situación vital

como la pérdida de un ser querido,

pero otras no tiene que ver con eso.

Por ejemplo, por predisposición genética.

Es verdad que la depresión mayor tiene un componente genético

y si tenemos familiares con ese tipo de diagnóstico,

hay que tenerlo en cuenta.

O cuando estamos sometidos a un estrés crónico.

No un estrés puntual,

sino que se va manteniendo a lo largo de nuestra vida.

O hay personas con una personalidad más negativa

y que enseguida ponen el foco a todo lo que ha pasado malo

o a lo que puede ir mal

y le cuesta mucho

ver ese punto de vista positivo en las cosas.

Si la depresión entra en nuestra vida,

tenemos que hacerla salir

y para eso nos venimos a la consulta del doctor Fabiani

que trabaja hasta en día festivo.

Siempre tenemos que estar pendientes por si hace falta algo,

pero me parece especialmente importante

lo que estabais comentando, Miriam,

porque si hay un problema actualmente

con el tema de la depresión,

es que muy a la ligera pensamos que tenemos una depresión

y no tiene nada que ver estar un poco triste

de manera reactiva y normal

porque me ha ocurrido algo que me hace estar triste.

Eso no requiere ningún tratamiento porque pasará solo

y una verdadera depresión se prolonga en el tiempo.

Es una tristeza permanente

que afecta a todas las facetas de tu vida

costándote trabajo incluso avanzar en el día a día.

En ese caso, sí hay que contactar, lógicamente,

con algún profesional sanitario.

El médico nos ofrece ayuda profesional

como también lo hacen los psicólogos.

Así es.

¿En qué nos va a ayudar?

Lo primero de todo es saber cuál es el origen.

Hay que hacer un análisis claro, un análisis conductual,

para ver qué ha ocurrido

y muchas veces va a estar el origen

en los pensamientos que estamos teniendo

y cómo estamos interpretando esa situación.

También nos va a ayudar

a regular las emociones negativas o desagradables.

A regular esa sensación de tristeza y de angustia

y potenciar las emociones agradables

con lo que llamamos activación conductual.

Cada vez hacer más cosas. Claro.

Eso que me comentas es fundamental.

Lo que dice Silvia acerca de emociones positivas

es porque hay un cierto mecanismo de círculo vicioso.

Cuando uno no se encuentra bien,

pierde el interés de hacer cosas

que precisamente le hacen sentir bien

si empezamos a hacerlas poco a poco, vemos que vamos mejorando.

Dicho eso,

conviene aclarar a los familiares y amigos

de las personas que están atravesando una depresión

que tampoco podemos forzarles demasiado

porque se pueden sentir culpables

al verse incapaces de hacer tantas cosas.

Esto debe ser poco a poco, paso a paso,

y ponerse esa meta de ir trabajando cada vez más

en esas cosas que nos sacan emociones positivas.

Y el verano parece una buena época para intentarlo.

El verano es un momento formidable para ponerse esos pequeños retos

y esas pequeñas metas

que vamos a ir consiguiendo día a día.

El sol y disfrutar al aire libre son dos excelentes antidepresivos

que tienen muy pocos, por no decir casi ninguno,

efectos secundarios.

La alimentación, chicos.

Creo que también ayuda en este sentido

para relajar los nervios y también para dormir bien

especialmente en este caluroso verano.

Como todos los años,

a partir de San Fermín mira que nos cuesta y pegar ojo.

En verano damos 1000 vueltas en la cama

por el calor, Aitor.

Sí.

No solo influye la temperatura,

el clima que tenemos en verano,

sino que hay que tener en cuenta

que antes de irnos a la cama va a ser un poco el reflejo

de lo que hemos hecho durante el día.

Lo que hemos comido, si hemos hecho o no deporte

o si estamos estresados.

Todo ello va a depender mucho

y va a determinar si vamos a dar vueltas en la cama.

Hay muchos refranes que guardan relación

entre lo que se come y cómo se duerme.

Algunos que tenemos aquí apuntados

a ver si los has escuchado alguna vez.

El dormir y el comer hermanos vienen a ser

o, por ejemplo,

quien quiera vivir sano coma poco y cene temprano.

Quien cena y se va a acostar mala noche quiere pasar.

Tengo otro todavía.

Quien mucho cena, mal duerme y pesadillas tiene.

Mira que los refranes

no suelen ir muy de la mano de la evidencia científica,

pero en este sentido más o menos aciertan

porque es cierto que no es recomendable

hacer cenas pesadas cuando estamos hablando de descanso

y también hay que tener en cuenta

que sería conveniente separar la última ingesta del día,

la cena o la recena,

de cuando nos vamos a la cama,

porque vamos a tener en marcha la digestión

y si nos hemos pasado con la cantidad,

que hay que tener cenas ligeras,

quizás no nos esté ayudando a conciliar el sueño.

En ese sentido vamos a aclarar cuáles son los alimentos

que no deberíamos tomar antes de ir a dormir.

Uno de los básicos del descanso es evitar las bebidas estimulantes

o todos los alimentos que sean excitantes

a partir de la media tarde.

Las personas que son muy sensibles a la cafeína

saben que se toman un café y luego no pegan ojo.

Te lo tomas por la tarde

y luego eres incapaz de conciliar el sueño.

Por otro lado,

tendríamos que evitar las bebidas alcohólicas

y hay gente que asocia tomar alcohol

y sentirse algo adormecido.

Esto puede pasar porque es un depresor,

pero luego no descansas lo suficientemente bien.

No tomamos bebidas alcohólicas para que nos ente el sueño.

Y, por otro lado,

también habría que evitar todos los alimentos

que sean muy palatables.

Los alimentos ultraprocesados que a lo mejor sean muy dulces

y que sean muy estimulantes por todos sus sabores.

Esto también es aplicable

a ingredientes que tienen estos alimentos

como, por ejemplo, la sal o los edulcorantes

y también los aditivos que puedan enmascarar los sabores

como los potenciadores de sabor como el glutamato monosódico.

¿Dónde se encuentra el glutamato monosódico?

El glutamato es una sustancia que potencia el sabor.

Esto suena bien porque me dirás:

"Que haga a los alimentos que estén más ricos

puede estar genial".

El problema es que no lo añaden a manzanas y alcachofas,

sino que el glutamato lo añaden a alimentos ultraprocesados

como, por ejemplo, "snacks", comidas preparadas y salsas

que precisamente hacen que estén más palatables,

nos acostumbramos

a unos umbrales de sabor muy exacerbados y muy intensos

y luego te tomas tu ensalada y no está tan buena como debería.

Ya sabemos lo que no debemos tomar antes de dormir,

pero vamos a ver lo que deberíamos tomar.

Por ejemplo,

se oye mucho hablar de complementos de melatonina

o triptófano.

También va muchas veces de la mano de la melatonina.

La melatonina es una hormona

que segrega nuestro cuerpo de manera natural

y cumple un papel importantísimo en nuestro entorno.

Para que puedas ir sintetizando melatonina

es de crucial importancia

que cuando ya viene la noche, no tengas mucha luz,

que vayas poco a poco bajando el nivel de luces

Que no miremos el móvil. No mires el móvil o las pantallas.

O a leer un libro.

Todo eso ayudaría.

No obstante,

y aunque no tenemos que hacerlo a base de la alimentación

para suplir la melatonina,

tenemos alimentos que son ricos en triptófano

que ayudan a que se sintetice

y también en la propia melatonina.

¿Cuáles son esos alimentos? A ver.

Esta colección.

Tenemos cereales.

Vamos a priorizar aquellos que sean integrales

y que sean enteros.

El arroz, la avena...

También hay otros alimentos como legumbres y frutos secos

que tienen un contenido interesante en triptófano.

También lo tiene la carne u otras verduras de hoja verde.

El plátano se está conociendo ahora mucho

por esa cantidad de triptófano.

Yo creo que es una buena colección de alimentos saludables

que pueden ayudarnos a tener este aminoácido.

Pero, insisto,

el descanso no lo tenemos que hacer solo a base de alimentación,

sino también de rutinas.

Yo creo que terminar el día

con una infusión no excitante, relajante,

puede ayudar mucho más

que depositar esa confianza en alimentos milagro.

Dame un ejemplo de infusión no estimulante.

Vamos a evitar por ejemplo el té

y nos vamos a ir a una tila o una manzanilla

que además están calentitas

y van a ayudar un poco a que podamos despedir el día.

Eso sí, sin azúcar añadido.

¿Y adelgazar si tienes sobrepeso

sería una buena medida para dormir mejor?

Es muy importante.

Por un lado,

cuando estamos en un proceso de adelgazamiento,

probablemente vayamos a tener comidas ligeras.

Eso ayuda.

También deberíamos involucrar tener más ejercicio.

Eso ayuda a que descansemos mejor.

Y una vez que bajemos peso,

muy probablemente nuestros descansos sean mejores

porque evitaremos una complicación muy frecuente

en las personas con sobrepeso

que es la apnea del sueño.

Hablando de sueño.

Hay muchas personas

que guardan siempre en su mesita de noche

son un par de onzas de chocolate o un vasito de leche.

¿Eso ayuda a dormir mejor?

Desgraciadamente, no tanto como se piensa.

Hay mucha publicidad alrededor de esta última ingesta.

Fíjate.

El cacao se vende como que tiene mucho triptófano

y que supuestamente va a ayudarnos a descansar mejor,

pero también tiene azúcar y tiene teobromina,

que es un compuesto estimulante.

Un arma de doble filo. Claro.

No sería lo último que tomaría antes de ir a la cama.

Es cierto que la leche se ha recomendado muchas veces

como lo último a tomarte.

Ese vasito de leche caliente.

Puede tener sentido

el punto de vista tomarte un líquido caliente,

pero en lugar de tomarte la leche,

que no es un alimento de fácil digestión precisamente,

nos vamos a la anterior recomendación

que hemos dado.

Tómate antes de ir a la cama esa infusión calentita no excitante

que te va a sentar mucho mejor que estas dos opciones.

Hablando de lácteos.

Vamos a conocer mejor

al rey de los alimentos fermentados.

Su majestad el yogur.

Los yogures están elaborados con leche,

nata procedente de leche, leche en polvo y fermentos lácticos.

El yogur es una leche fermentada.

La fermentación consiste en añadir unas bacterias lácticas.

Genera acidez en la leche, en el yogur,

y transforma las proteínas haciendo que se coagulen

y que tome esa textura semisólida que tiene el yogur

y que es tan típica.

En nuestro caso, es un yogur artesanal

que lo que le da son características más especiales

en cuanto al sabor, la textura y los aromas

que hacen que recuerden al sabor de la leche tradicional.

Ahora estamos en el almacén logístico

que está a una temperatura de entre 4 y 5 °C,

que es la temperatura óptima para la conservación del yogur

y que mantenga todas sus propiedades saludables.

Nuestro producto principal es el yogur.

A partir de ahí, lo que hacemos es helarlo.

Partimos de tres ingredientes.

El yogur, que es el protagonista, que es el principal,

por otro lado tenemos leche desnatada

y, por último, la receta secreta que le da esa particularidad

y ese toque especial a nuestro yogur helado.

Hola, buenos días. ¿Te apetece algo?

Vale, ya te lo pongo.

La combinación posible para acompañar este yogur

es variada y además es muy sana y saludable.

Tenemos las propiedades de la fruta,

que todos conocemos las vitaminas que nos aportan,

y además es fruta de temporada.

Todos conocemos las propiedades saludables

que tiene el yogur.

Ayudan a nuestro sistema digestivo y es libre de gluten.

Estamos hablando de un producto tremendamente saludable.

¿Sabes, Marta, que me noto muchísimo mejor

desde que sigo la dieta de "Saber vivir"

con vuestros consejos?

Pero, bueno, ¿en qué te lo notas?

Me lo noto en la cintura, me lo noto en la piel,

en el pelo y hasta en las uñas.

Me las veo mejor.

Es que esto tiene toda la pinta de que estás fermentando.

¿Cómo que estoy fermentando?

Que estás comiendo muy bien

y tu cuerpo está reaccionando positivamente

a los nuevos alimentos.

Esto es pura química

y seguramente

es porque estás comiendo alimentos vivos.

¿Cómo que vivos?

Alimentos vivos es lo que os traigo hoy por aquí.

Son los famosos probióticos que están tan de moda

y os voy a explicar bien qué es un probiótico.

Consiste en ingerir alimentos que tienen microorganismos,

bacterias vivas,

como por ejemplo el yogur que tenemos por aquí

que tiene bacterias acidolácticas y por eso fermenta la leche.

Es el famoso efecto bífidus. Ah, sí.

Es este.

¿Cuál es el truco para comer estos probióticos?

¿Cuál es?

Por ejemplo, con el yogur.

Una buena forma de comer yogur es en los desayunos

en una preparación dulce.

Por ejemplo, tenemos el yogur.

Aumentamos su valor nutricional añadiendo "açaí" en polvo.

Aquí lo tienes, mira.

¿Sabes lo que es el "açaí"? No. ¿Qué es?

El "açaí" son como bayas parecidas a los arándanos

con mucho poder antioxidante.

Mezclamos todo muy bien.

Se va a teñir todo de color morado.

¿Lo ves qué bonito? Me encanta.

Esto tiene un sabor buenísimo.

Y a esto le podemos añadir también

por ejemplo una frutita que tenemos por aquí.

Un poquito de coco rallado.

Qué bien. Mira qué bonito.

Y unos poquitos copos de avena. Oye, pues muy bien.

¿Cómo lo ves?

En versión dulce. ¿Y en versión salada?

En versión salada incorporamos otro probiótico más.

Una salsa de yogur con zumo de naranja

y añadimos esto que tenemos por aquí

que es la pasta de miso.

A ver. Míralo.

¿Ves?

Volvemos a fermentar la soja de nuevo

y se queda una pasta con mucho sabor.

Si lo utilizáis, no hace falta sal.

Mezclamos todo muy bien

y para dipear con unos pepinillos agridulces.

Qué maravilla.

¿Y si no queremos o no podemos tomar yogur, qué?

Os traigo otra alternativa muy parecida

que es el kéfir que tengo aquí.

¿Qué es exactamente el kéfir?

Es un hongo que se llama kéfir que fermenta la leche,

también puede ser de agua,

y genera una especie de líquido que también se llama kéfir.

Es más ácido que el yogur y más líquido.

Por eso añadimos semillas de chía,

nuestras famosas y queridísimas semillas de chía,

que lo van a espesar.

Propongo añadirle también para el desayuno

unas fresitas, por ejemplo, bien ricas.

Qué bueno.

Y unas pipas de calabaza.

¿Cómo lo ves? Esto vale su peso en oro.

Esto vale su peso en oro y tanto.

¿Sabes cuánto pesa

toda la microbiota que estamos cuidando con esto

de nuestro organismo?

No lo sé, sorpréndeme.

Dos kilos nada más y nada menos. Guau.

Tenemos que aumentarla y cuidarla como por ejemplo col ácida.

Col ácida.

No sé muy bien lo que es.

¿Y si te digo "choucroute" o chucrut?

Ya me suena un poco más.

En alemán significa 'col acida' y es esto.

Tenemos aquí una col

que la hemos puesto a fermentar con sal y con ácidos

y tenemos el chucrut que siempre comemos con codillo.

Es lo típico. Sí.

Esta vez vamos a hacerla protagonista

en una ensalada con salmón marinado.

Es increíble lo que dan de sí los fermentados.

Y más que van a dar de sí

porque también os traigo

para los que nos os guste comer carne

o no podáis

una alternativa de proteína de origen vegetal

con la soja que es el tempeh.

Mira, lo tengo por aquí.

El tempeh es un bloque

que se genera por fermentar habas de soja

con un hongo, el "rhizopus",

que es esto blanquito que vemos por aquí

que lo va a englobar todo. Vale.

Esto se puede hacer a la brasa, vuelta y vuelta,

en una ensalada césar con tempeh a la parrilla.

A la brasa ya lo has calentado. Efectivamente.

Superimportante.

Muy bien, Miriam.

Aquí ha perdido su función de probiótico,

pero sigue teniendo otras propiedades nutricionales.

Muy bien. Estupendamente.

¿Qué te parece? Estupendo.

Me has dejado con la boca abierta.

Vas a tener que cerrar la boca comiendo todas estas cosas

y aplicarte el cuento

que ya estamos en verano y salimos un montón.

Vamos a la montaña, a la playa y a la piscina

y hay que seguir cuidándose.

Has dicho piscina. He dicho piscina.

Has dicho la palabra mágica del verano

porque hasta ahí ha ido nuestro entrenador personal

porque puede ser el escenario perfecto

para cuidarse en verano.

Vamos a hacer ejercicio.

El ejercicio más refrescante.

Es muy recomendable hacer ejercicio siempre que podáis al aire libre

porque nos da muchísima vitalidad y energía.

Qué maravilla el buen tiempo.

Apetece salir de las paredes del gimnasio

y entrenar en el mejor sitio.

La naturaleza.

Hemos quedado con Sheila para hacer actividades en el agua.

-Hola, Sheila. -Hola, Juan, ¿qué tal?

-¿Por dónde empezamos? -Por el calentamiento.

Empezaríamos con movilidad articular de rodillas

a un lado y a otro.

-Muy bien.

-Seguido de movilidad de cadera. -Fenomenal.

-A un lado y a otro.

-Veo que son calentamientos muy articulares

para no lesionarnos durante la natación.

-Eso es.

Y seguido de hombros.

-Porque en el agua los hombros actúan muchísimo.

Importantísimo.

Hay que coger temperatura en las articulaciones del cuello.

-Y arriba y abajo despacio.

Terminamos con este ejercicio, Juan.

-Ya veo.

Levantando bien las piernas, ¿verdad?

Un ejercicio más muscular.

-Y un poquito cardiovascular.

-Muy bien.

-Para coger temperatura. -Eso es.

¿Nos vamos para la piscina? ¿Nos cambiamos?

-Vamos allá. -Vámonos.

-A ver qué nos has preparado hoy para este día tan caluroso.

Cuéntanos, por favor, tres ejercicios

que todo el mundo puede hacer en la piscina.

-Uno puedes hacerlo agarrado al bordillo.

Trabajaremos pecho y brazos

a la vez que en los ejercicios en el agua

que estás caimán.

Y podemos hacer otro con movimiento

haciendo zancadas y abriendo esos brazos amplios.

-Estupendo.

Así trabaja todo el cuerpo.

-De todos modos, Juan,

el mejor ejercicio y el más completo es nadar.

-Ventajas de entrenar en el agua.

Lo primero es que no hay impacto articular,

así que es muy sano.

Segundo.

No hay riesgo de deshidratación.

Y tercero y más importante

es lo más divertido y refrescante en el verano.

Aitor, ya que hemos hecho deporte, vamos a rehidratarnos.

Y más en un día de sol y de fiesta como hoy San Fermín.

¿Podemos hacerlo con fruta? Claro que sí.

Es de los alimentos que más nos ayudaría a hidratarnos.

Obviamente, el agua es nuestra mejor opción.

Por antonomasia, hay que beber siempre agua,

pero lo podemos hacer a bocados.

Eso sí, que sea fruta de verdad.

¿A qué te refieres?

¿A que no me coma el atrezo?

Es que no tiene mucha pinta de fruta de verdad obviamente.

Me refiero a que no nos dejemos engañar

por muchas de estas cuestiones

de "sabor a fresa" o "sabor a limón"

y asumir que es fruta.

No siempre lo es. Vale.

Vamos a aclararlo entonces.

¿Qué es fruta al natural?

Fruta de verdad sería toda esta que es entera

o está mínimamente procesada.

Que sea verdaderamente saludable.

Siempre vamos a intentar masticar la fruta

e intentar añadirle la cantidad mínima de ingredientes.

Que no la azucaremos,

que no la metamos en almíbar o no sea un helado de fruta.

Distinguir todos los grados de procesamiento.

¿Esa fruta de verdad nos la podemos llevar a la playa

o a la piscina para tomarla antes de bañarnos?

De hecho, sería fantástico.

Te la llevas en la nevera,

la pones con unos hielos y está fresquita.

Y te puedes llevar tanto fruta como algunas verduras.

Por qué no una zanahoria antes de ir a la playa.

El doctor Fabiani nos va a desmontar algún mito

relacionado con el corte de digestión y el baño

y ahora vamos a seguir con la fruta y vamos a hablar de otra.

La que está mínimamente procesada.

Habrá personas que este verano digan:

"No siempre me apetece fruta entera a bocados.

¿Puedo hacer alguna receta o alguna transformación?".

Aquella que sea fruta mínimamente procesada.

Por ejemplo, cortar un melón

o cortar una sandía y echarla en un táper

tanto para la playa como dejarla en el frigorífico

para que sea fácil para toda la familia

o también hacer un batido.

Estamos conservando toda la pulpa de la fruta.

No es como masticarla,

pero estamos conservando muchos de los nutrientes

que tiene la fruta de verdad.

Vemos que da mucho juego.

¿Y la fruta procesada?

Dependería mucho

de qué procesado le estemos haciendo.

Por ejemplo,

hay algunos procesados como introducirla en un almíbar

que le está añadiendo cantidad de azúcar.

Lo mismo si la estamos exprimiendo.

Le estamos quitando toda la pulpa.

Ya no está provista de toda esa fibra

que también ayudaría a regular la absorción

y a aportarnos muchos más nutrientes.

Dentro de todos los procesados

quizás el menos agresivo es el de desecar la fruta.

Aquí tenemos unos dátiles

y también es muy típico tener unas pasas o unos orejones,

que son albaricoques deshidratados,

que nos los podemos llevar por conveniencia o facilidad

a los viajes

y nos está haciendo un pase.

No es como tomar fruta,

pero conserva muchas de sus propiedades.

Y, por último, tenemos la ultraprocesada.

En la fruta ultraprocesada nos da igual la fruta de origen.

Lo importante es que es una mermelada.

Me da igual que sea mermelada de fresa,

de naranja o de ciruela.

Es una mermelada.

Es anecdótica la cantidad de fruta que tiene.

Podríamos decir lo mismo con un helado.

No nos importa el sabor.

Lo importante es que es un helado.

Y, también, por ejemplo, con los néctares.

Son zumos,

pero le han quitado parte del zumo para añadirle agua con azúcar.

En toda la versión ultraprocesada

no tenemos elecciones que sean saludables

y, por tanto, cuanto menos procesemos la fruta

y más se parezca a la fruta entera

será más saludable.

Y qué me dices de la campaña Cinco al Día

que nos dice que hay que tomar cinco raciones de fruta o verdura.

Era una campaña muy certera y muy sencilla,

pero aún tenemos mitos

y confundimos a veces si una pieza es una ración,

si la fruta tiene que ser fruta y verdura...

Me parece que es una campaña

que pone énfasis en lo que tenemos que tomar más

que son frutas y verduras.

Así que yo creo que va por el buen camino.

Nos tenemos que dejar seducir por la fruta.

Di que sí.

La fruta nos seduce de una manera muy natural,

pero la seducción también es un arte en la comida

y en la vida.

Para aprender a seducir y caer en la seducción

prestad muchísima atención a los consejos

de nuestra experta sexóloga Nayara Malnero.

Para el amor no hay edad.

Solo hacen falta ganas y algunos conocimientos.

Hoy vamos entrar en un curso de seducción.

Luis, ¿se puede aprender a seducir?

-Rotundamente sí.

Ahora vas a comprobar

porque nos están esperando dos alumnos

que lo podemos sintetizar en actuar con humor,

con honestidad y con humildad, pero asertivamente.

-Vamos. -Qué bien.

He venido a hacer este curso

porque después de estar en una relación de pareja

de varios años

me apetece empezar a conocer gente nueva.

Quería demostrar que se puede conocer gente nueva

sin usar las redes sociales.

Es mucho más bonito hacerlo en la calle y la vida real.

Nayara, esto va a ser una pincelada

de lo que sería un curso personalizado en este caso.

¿Por qué crees tú que puedes resultar atractivo?

-Creo que soy bastante divertido y soy ingenioso.

Hago ejercicio

y cuando voy a la playa, mal tampoco quedo.

-¿Eres perfecto entonces?

Todo eso suena a perfecto.

-A ver, no.

Soy bastante orgulloso

y si me criticas o me dices algo que no me gusta,

me enfado bastante.

-No está mal, ¿no, Nayara?

-Todos tenemos cosas que pulir, pero está muy bien.

Pilar, tu turno.

¿Por qué un chico podría enamorarse de ti?

-Me puedo considerar comprensiva y divertida.

Tengo una vida bastante ordenada con algo de tiempo libre.

-Según una de mis preguntas en redes,

normalmente son los chicos los que entran siempre a las chicas

y menos habitual que las chicas entren a los chicos.

¿Qué os parece esto?

-Es cierto que he entrado más veces a chicas

que chicas me han entrado a mí.

-A veces nos quedamos esperando también,

pero viene mejor proponer.

-Culturalmente,

las mujeres habéis tenido coartada prácticamente.

La capacidad de ser explícitas a la hora de tomar la iniciativa.

Ya conocemos vuestras cualidades y vamos a pasar a la acción.

¿Sabes, Francisco?

He hecho una encuesta

y me han contado que prefieren conocer gente

en sitios como discotecas o bares

y, por supuesto, por aplicaciones móviles.

¿En tu opinión qué te parece?

-Bueno, con este calor,

uno de los sitios serían las terrazas

y un sitio superideal, una piscina.

-Por supuesto.

Vamos a iniciar la conversación.

Hay alguna serie de herramientas que nos van a ayudar.

Ponte en mi piel es la primera, ¿vale?

Me acerco, si te parece, como si no nos conociéramos

y te digo: "Hola".

-Hola.

-¿Te puedo hacer una pregunta? -Claro.

-Pues, mira,

si vieras una chica elegante y con pinta de ser simpática,

¿te acercarías a preguntarle su nombre?

-Hombre, por supuesto.

-Qué bien porque es lo que voy a hacer.

-Soy Luis. ¿Y tú? -Yo soy Nayara.

-Encantado, Nayara.

La siguiente herramienta es A o B.

Me acabo de dar cuenta de que compartimos terraza.

Tenemos dos opciones.

Una, seguir ignorándonos

o dos, dedicarnos cinco minutos a ver qué tenemos en común.

-Estaba disfrutando de las vistas, la verdad.

-En lugar de cinco minutos, uno y medio y cuento desde ya.

-Venga.

-¿Te parece? -Sí.

-Chin chin.

Tres últimas claves sobre seducción.

La primera, empieza por ti mismo.

Cuida tu autoestima y tus habilidades.

La segunda, no te quedes esperando.

Toma acción.

Y, por último, la tercera.

Recuerda que si aparece el no, tampoco pasa nada.

Hablando de seducir, lo que seduce un buen baño

cuando hace mucho calor, doctor Fabiani.

Un baño es genial.

Un baño te refresca por fuera y por dentro

porque al darte un baño se te refresca el cuerpo,

pero también la mente.

Hay una cosa muy buena que tiene el baño,

pero tenemos que descansar de ella en vacaciones.

Es conectarse a los móviles, a la "tablet" o internet.

Cuando te estás bañando, no puedes estar usando tecnología.

Di que sí.

Más baño, menos móviles

y si es un baño al atardecer, mejor.

A mí me encanta.

El atardecer es formidable para un baño.

Primero, porque apetece, es un momento precioso,

y segundo porque estamos evitando las horas centrales del día

en las que no nos debemos exponer al sol.

Y evitas los cortes de digestión al mediodía.

¿Tú eres de las que hace tres horas de digestión?

O dos, depende.

Esto va por familias.

Mi madre es capaz de hacer cuatro horas de digestión

por comerse una manzana, ¿eh?

¿Y tú?

¿Cuánto tiempo esperas antes de bañarte

para evitar el corte de digestión?

Si quieres tenerlo claro,

escucha nuestro mensaje de salud en positivo

de Salud con Simpatía.

La digestión no se corta.

No.

Como has oído.

No se corta.

Se puede cortar la mayonesa,

el alioli o la conexión a internet,

pero la digestión no.

Ya sé que has pasado tu infancia

guardando esas dos o tres horas de digestión

a la hora de la siesta

deseando que el reloj te diera permiso

para tirarte al agua.

Pues lo siento.

Ha sido para nada.

Bueno, para nada no.

Tus padres pudieron disfrutar de unas siestas estupendas.

Claro que hay una base de realidad.

Verás.

Lo que sí puede ocurrir en algunas ocasiones

haya desmayos o pérdidas de conciencia

ante los cambios bruscos de temperatura.

Si ese cambio brusco se produce al meterte en agua fría,

claro, puede ser peligroso.

Por eso debes ser precavido

y tienes que evitar situaciones que puedan favorecerlo.

¿Cuáles son?

Las comidas muy abundantes son unas de ellas,

pero también ejercicio intenso antes del baño,

consumir tranquilizantes, beber alcohol,

estar mucho tiempo expuesto o trabajando a pleno sol

y meterte bruscamente en un agua muy fría.

Total, si has comido como si pagara otro,

es bueno idea no bañarte en aguas demasiado frías

ni meterte en ellas bruscamente.

Pero la misma precaución debes tener

si vienes de correr por el paseo marítimo

o de jugar un partido de fútbol,

si has estado a pleno sol,

si acabas de cortar el césped del chalé

o si acabas de podar el seto

estés o no estés haciendo la digestión.

Recuerda.

Evita los cambios bruscos de temperatura

al meterte al agua

hayas comido o no

y a tus hijos puedes decirles que se metan poco a poco,

pero, sobre todo, no los pierdas de vista

mientras se bañan

aunque tengan flotador,

aunque haya socorrista o aunque el agua no cubra.

No los pierdas de vista.

Así evitarás muchos sustos.

Los sustos del verano.

Claro que sí,

porque el verano hay que vivirlo sin miedo,

pero con responsabilidad.

Fíjate, doctor Fabiani,

en la propuesta de ocio tan emocionante y saludable

que sugerimos para toda la familia.

Nos vamos de escalada y vamos a llegar hasta la cima

porque eso también es saber vivir.

Hasta la semana que viene.

Bueno, chicos, bienvenidos.

Estamos en Sigüenza.

Vamos a hacer escalada y rápel.

Ya veo que habéis venido muy bien equipados

que traéis el calzado adecuado y ropa adecuada y cómoda.

Vamos a ello.

Es un grado muy facilito de escalada.

Es una actividad más segura que dar un paseo en bicicleta.

Donde vamos a escalar hoy puede venir todo el mundo.

Padres, madres,

gente con experiencia y sin experiencia.

Es bastante asequible.

Hay muchos agarres.

Está muy bien.

Vamos a desarrollar la fuerza,

incluso músculos que no sabíamos que existían,

pero también vamos a practicar la resistencia,

vamos a practicar la concentración, la propiocepción y la flexibilidad.

Donde tienes la mano

acuérdate de que puedes poner el pie.

-Vale.

Pensé que iba a ser más difícil

porque nunca había hecho escalada al natural, en roca,

pero bastante bien.

Me ha parecido un poco miedoso, pero me ha gustado.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber Vivir - 07/07/19

Saber Vivir - 07/07/19

07 jul 2019

Descubrimos la versión más sana de la gastronomía navarra: tapas y pinchos saludables en homenaje a las fiestas de San Fermín, cómo podemos superar la depresión, ejercicios para refrescarnos en el agua y mantenernos en forma, y hablamos sobre el corte de digestión, ¿mito o realidad?

ver más sobre "Saber Vivir - 07/07/19" ver menos sobre "Saber Vivir - 07/07/19"
Programas completos (379)
Clips

Los últimos 2.912 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios