Retratos con alma La 1

Retratos con alma

Lunes a las 23.55 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5272622
No recomendado para menores de 12 años Retratos con alma - Programa 11 - ver ahora
Transcripción completa

La academia se revoluciona con la visita de una pareja

de cineastas varones

que tratan de inculcar a las alumnas

la pasión por la cinematografía.

Pero en una época en la que ellas no podían dirigir su propia vida,

¿podían aspirar a dirigir una película?

Hoy, 100 años después, ¿cómo ha cambiado la situación de la mujer

en el arte?

(Sintonía de "Retratos con alma")

Todo el mundo sabe quiénes son Buñuel, Picasso o Lorca,

pero seguramente pocos conocen a Rosario Pi, Maruja Mallo

o Carmen de Burgos, cineastas, pintoras, escritoras,

que tuvieron la desgracia de nacer en un tiempo

en el que anónimo era nombre de mujer.

Hoy hablaremos del talento femenino con la actriz

Aitana Sánchez-Gijón, ganadora de la Concha de Plata

a la mejor interpretación femenina

en el festival de San Sebastián y primera mujer presidenta

de la Academia de Cine.

A través del alma

de sus retratos y gracias a otros testimonios,

responderemos a la pregunta:

¿Hacen falta más mujeres en el arte?

El mundo del arte, y en general, es un mundo

en el que se ha resaltado el papel del hombre, no el de la mujer.

-Las mujeres han sido borradas de la historia, en muchos casos,

pero de las artes particularmente.

-Al principio de mi carrera pensé: "Yo voy a hacer

como si no fuera mujer". Y ya está.

-Conseguiremos la igualdad con los hombres cuando seamos variadas,

cuando nos concedamos la libertad de ser como queremos ser.

-Yo creo que siempre ha habido mujeres fuertes en la música,

lo que pasa que no siempre ha sido el tiempo de las mujeres

en la música.

-Nadie es más que nadie, pero menos tampoco.

Tú fuiste la primera presidenta de la Academia de Cine,

¿qué significó eso, qué pudiste cambiar?

Eso significó, en ese momento,

que veníamos de muchos presidentes,

todos hombres y maravillosos, venerables,

pero había llegado el momento de abrir la Academia

más al público,

de acercarnos a nuestro público,

y pensaron que mi candidatura era positiva para...

popularizar un poco

la labor de la Academia,

y el hecho que fuera una mujer, y joven, influyó mucho.

Por mayoría absoluta

ha sido elegida la actriz Aitana Sánchez-Gijón

como presidenta de la Academia

de las Artes y las Ciencias Cinematográficas.

Esta es la primera vez que una mujer está al frente de esta institución

desde que fue creada.

Creo que las responsabilidades hay que afrontarlas

en vez de salir corriendo cuando te las plantean,

y que en cualquier caso, son una fuente de aprendizaje.

En esos dos años, porque tampoco estuve más,

fueron solo dos años, yo creo que fue un momento

en que los Goya empezaron a tener más repercusión

y que se habló mucho de las actividades de la Academia.

Creo que fue un momento interesante de apertura.

La Asociación de Cineastas pide que haya más mujeres

en los puestos directivos más importantes, más altos cargos

de la industria del cine.

Ahora creo que no llega o está sobre el 30 por ciento.

¿Qué cambiaría si eso se produjera, ese aumento de mujeres?

Cambiaría sencillamente que estaríamos representadas

como mitad de la población,

tendríamos un espacio

también natural, que es estar al 50 por ciento

con nuestros compañeros hombres.

Los chicos lo tienen más fácil a la hora de conseguir ciertas cosas.

En un rodaje no hay directoras de fotografía,

hay generalmente muy pocas,

pocas guionistas, pocas creativas de la serie, pocas productoras.

Las mujeres protagonistas ganan menos que el hombre,

entre una protagonista y un protagonista suele estar delante

el protagonista, entre una colaboración especial

de un hombre y una mujer suele aparecer primero la del hombre,

y esto está presente. Todas hemos vivido esto.

-A nivel de trabajo,

siempre trabajan más los hombres que las mujeres.

De hecho, hay muchas menos mujeres que trabajen el humor que hombres.

Tú te vas

a cualquier teatro de la Gran Vía que hay monologuistas

y, hay muchísimos hombres, contadas las mujeres.

Yo lo he sufrido también lo de la brecha salarial,

de cobrar menos que mis compañeros, que además trabajaba menos que yo.

Y al final, después de mucho follón, conseguí que me pagaran igual,

no que me pagaran más, sino igual.

-Llega un momento que...

cuando has llevado tanto tiempo

diciéndote a ti misma: "Voy a hacer esto

porque es la pasión de mi vida

y no me importa que la situación sea difícil,

que las condiciones sean más adversas para mí,

yo lo voy a hacer".

Al principio de mi carrera pensé:

"Voy a hacer como si no fuera mujer".

Voy a recordar algo que ahora lo recuerdo

con humor,

pero en su momento, para mí fue un baño en agua fría.

Pensé: "Esto es con lo que me voy a enfrentar".

La primera vez que yo dirigí algo fue un...

un spot, y vino un gerifalte,

la compañía.

Entró como una tanqueta en el plató, estaría cabreado por algo, no sé,

y estuvo como 10 minutos mirando el rodaje, nadie me lo presentaba.

Y de repente dijo: "Bueno, ¿y quién es el director?".

Pero así, con una mala hostia tremenda.

Y yo dije: "Ahora es el momento".

Y dije: "Hola, ¿qué tal? Isabel, soy yo".

Me miró, de arriba abajo...

e hizo un gesto de "bah". Y se fue.

Y a partir de ahí ya...

ves que tienes que...

afirmar cosas que yo no tengo necesidad ni de gritar

ni de hacerme la...

el general Patton en un rodaje.

Uno dirige, pues dirige y ya está.

-Mi padre nos decía

una frase que siempre ha sido un motor para mí,

que es "Nadie es más que nadie, pero menos tampoco".

Yo he crecido en un entorno

en el que la opinión de la mujer se tenía siempre en cuenta.

No sé si por eso soy una persona

que me llevo muy bien con las mujeres

y que entiende todas las reivindicaciones

de la mujer,

y estoy orgulloso de cada paso que la mujer da

en pos de su igualdad real.

Con más de 20 películas de carrera y decenas de series

de éxito, el rostro de Aitana Sánchez-Gijón lleva décadas

acompañándonos desde que hiciera su debut televisivo

siendo una niña.

El mundo de los mayores y el mundo de los jóvenes

es distinto, porque los mayores han vivido experiencias

que nosotros tenemos muy distantes.

Preparaos todos para las indagaciones,

nos van a hacer desfilar por los despachos, ya veréis.

Dios no era para mí más que una idea fija,

una manía.

Quiero salvarme,...

que Santa Teresa me ilumine, que Dios me acaricie el alma.

Tú has tenido la suerte de hacer mujeres

con muchísima personalidad, por ejemplo...

Ana Ozores en "La Regenta", la Duquesa de Alba

y últimamente, la Nora de Ibsen.

Desde que comenzaste,

¿tú crees que han cambiado mucho las cosas?

¿Hay ahora más oportunidades para vosotras?

Yo creo que afortunadamente ahora empiezo a notar un cambio

con esta proliferación de las plataformas, de las series,

de las que nos vienen de fuera desde hace un tiempo,

que yo miro fascinada esas historias

repletas de mujeres potentes,

poderosas, complejas, y eso, por suerte,

se está contagiando también a nuestra ficción.

Entonces,

cada vez se cuentan historias donde hay personajes femeninos

de todas las edades y tipos,

pero hasta hace bien poco, un año y medio

para acá, hasta entonces,

yo sí que he notado muy claramente

esa frontera de los 35. A mí me pasó.

¿Qué te pasó, Aitana, a partir de esa edad?

De los 35, cuando es una edad maravillosa para las mujeres.

Y los 50 también. Y los 50, pero...

Y los 60, todos, pero sí, digamos que a los 35 se supone

que todavía estamos en esa flor de la edad y de la juventud,

pero con una madurez

que se va notando.

Yo cumplí 35 y yo tenía...

mi hijo mayor, que era pequeñito,

y acababa de dar a luz a mi segunda hija,

y me salió una serie

en la que tenía que hacer de madre de una chica joven,

pero escogieron a una actriz,

que por cierto es muy amiga mía, Bea Segura, y la adoro,

no tiene culpa ninguna, pero ella tenía 27 años y yo tenía 35.

Entonces, de la noche a la mañana,

pasé de ser la chica de la película

a ser la madre de la chica de la película, pero con esa...

Decían "Ella puede parecer más joven, tú más mayor,

y ahí nos movemos".

Pero la realidad es que hubo como un agujero negro

en el que me colocaron de repente en otra casilla.

Y a partir de entonces,

es cierto que mi presencia también en el cine ha caído en picado,

por suerte he seguido haciendo televisión, y sin embargo,

en teatro sí he podido encarnar personajes cada vez más ricos,

más complejos, más potentes.

Pero ¿tú crees que eso le ha pasado a algún hombre,

que con 35 años haga de padre de un chico de 27?

No lo sé. No lo imagino.

Lo que sí veo es que hay hombres que van madurando, creciendo,

envejeciendo, y siguen siendo... galanes.

Y siguen teniendo

historias de amor fantásticas

con mujeres jovencísimas.

Y eso a nosotras es raro que nos pase.

He de decir que tuve la suerte en "Velvet" de tener

un romance con un actor maravilloso que era Maxi Iglesias, jovencísimo

y guapísimo, que además era una historia

en la que doña Blanca,

mi personaje, era quien llevaba las riendas de la situación,

que solo le interesaba el sexo en esa historia.

Él se colgó, y ella le dijo:

"Te has confundido, yo solamente quería pasar un buen rato".

Y eso me encantó. (RÍE)

Durante décadas, la mujer representaba en el cine

el glamur y la belleza.

-"Elisabeth Taylor se hizo desear, no obstante,

el público le perdonó su falta de puntualidad en honor de su simpatía

y su belleza".

-"La bella Rhonda Fleming atrae la atención en el Victoria Eugenia

junto a Capucine y Teresa Gimpera".

Ellas eran bellas y admiradas,

pero ellos llevaban la voz cantante detrás de la cámara.

-"Josef von Sternberg, como director del jurado internacional,

la Concha de Oro para Francis Ford Coppola".

-Silencio. Se va a rodar.

-¿Cómo me llevo con las actrices?

Yo con la mujer, en general, me llevo mal.

Soy un hombre fascinado por la mujer,

pero al mismo tiempo la considero un tirano,

soy muy misógino, mi cine es misógino.

-Despacio.

-Pero en definitiva, la mujer es más difícil

y, en ese sentido,

la relación ha sido más tensa con las mujeres.

-Y siempre las has sacado en segundo plano.

-Y siempre las has sacado en segundo plano.

-Eso ha sido una postura tuya.

Aunque Berlanga no lo admitiera,

ellas en el cine solo eran un complemento del varón.

-¿No has cobrado? -Estoy en la cola de acreedores.

Solo podían ser sufridas esposas,

seductoras mujeres fatales.

# Hay una pulga maligna que ya me está molestando... #

Y si no, abnegadas monjas.

-Verá como se alegra, madre. La de cosas que vamos a hacer.

-En nombre del Padre, del Hijo, del Espíritu Santo.

-Cuando yo iba al cine en la adolescencia, hace muchos años,

en el siglo pasado,

el arquetipo de la mujer era,

la mujer que no era capaz de hacer cosas,

los héroes eran siempre hombres y siempre rescataban a la mujer,

que aceptaba encantada su situación inferior

y era feliz porque el hombre la rescataba

y luego se iban a comer las perdices que naturalmente cocinaba ella.

En el cine español, normalmente la mujer era

el retrato de mujer

que quería el Régimen

o era la mujer

de los años 70, finales de los 60-70

que empezaba siendo extranjera, las suecas,

que venían a las playas y nos ponían a todos como motos.

Siempre era el hombre el que ligaba,

porque socialmente estaba mal visto que una mujer tomara la iniciativa,

a no ser que fuera una puta, o una golfa o una fresca.

-Yo no puedo decirte que a mí me haya beneficiado ser mujer

para ser actriz, ni muchísimo menos. Y si piensas en la maternidad,

no quiero pensar los dos años que estuve sin trabajar,

haciendo lentejas y cuidando a mi hijo.

Fue terrible.

Pensé que no iba a retomar nunca más,

y eso es lo peor que te puede pasar, que pienses que tu físico

ha cambiado, que ya no puedes ir a castings.

Yo iba al casting con el niño colgado y se lo dejaba

a alguien.

"Por favor, cuídame al niño".

¿Tú te crees que así se puede hacer un casting en condiciones?

Ni tranquila. Es impensable.

Yo siempre digo lo mismo. Si te quieres dedicar a este oficio,

renuncia a ser madre, así de claro.

Porque si no vas a ser tú desgraciado y los niños también.

Si realmente tú tienes necesidad de ser actriz,

muchas veces tienes que renunciar,

y no pasa nada, o tener una madre maravillosa,

que también las conozco,

que van con la madre al lado y con el niño. Eso es una suerte.

-Yo he estado en una plataforma petrolífera

en medio del Mar del Norte con unas olas que se llevaban los focos,

y de repente ha sonado el teléfono y...

era el padre de mi hija llamándome para decirme

que se le había estropeado la lavadora.

Puedo afirmar que no hay ningún director de cine hombre

del mundo al que le pase esto.

Es que es muy difícil.

Si quieres tener un hijo, no sé...

Nadie le pregunta a Spielberg cómo ha tenido seis hijos,

o a George Lucas.

Claro, es que...

el cine, además, cuando estás rodando una película,

el mundo es la película.

Yo, sinceramente, siempre lo digo, yo pude hacer una carrera

porque mi madre se ha ocupado muchas veces de mi hija.

Compaginar esto, de verdad, yo no sé cómo se hace.

Yo lo he hecho a trancas y barrancas.

Me gustaría saber tu opinión

sobre el movimiento "Me too".

¿Crees que ha perdido fuerza,

qué ha significado para las mujeres?

No, yo creo que ha sido un revulsivo,

un punto de inflexión muy importante

para que empezaran a salir a la luz

todos estos abusos silenciosos

que hemos tenido que padecer las mujeres durante... siglos

y siglos desde nuestra existencia.

Y...

ha sido una manera de sentirnos

protegidas las unas por las otras,

y de poder alzar la voz

y denunciar unas situaciones de abuso de poder

muy clamorosas y terribles, que hasta ahora, el silencio

ha sido el refugio de la impunidad. ¿A ti te ha pasado?

¿Tú has sufrido algún tipo de acoso, abuso?

Yo he sufrido en un momento dado con alguien que venía de fuera

a hacer una especie de casting que me citó en un hotel,

y ahí no había ni cámaras ni nada, me colocaba en la luz

y se acercaba demasiado, y me acariciaba el brazo,

y en ese momento, si yo hubiera decidido,

hubiera entendido el mensaje, ¿no?,

pero yo me fui espantada

y mi agente pidiendo explicaciones y esa gente desapareció.

Pero no fue violento, fue extraño e incómodo.

Lo que sí he sufrido, en mi vida personal, desde niña,

son situaciones de...

de exhibicionistas en los parques, la última vez hace cuatro años,

de intentar meterme mano en un cine,

ese tipo de cosas las he sufrido en bastantes ocasiones.

Por supuesto, el pánico de ir sola por la calle de noche

y oír pasos a tus espaldas, o que alguien te diga una barbaridad

al oído cuando pasa a tu lado, todo eso sí lo he vivido.

¿Hombres abusando de su poder

en un rodaje para cepillarse a alguien?

Sí, claro que los he visto, yo creo que todo el mundo los ha visto.

Las mujeres de mi generación veíamos y sufríamos cosas,

pero apretábamos los dientes y...

hacíamos como que no lo veíamos o...

o poníamos cara de

"Si te vuelves a acercar, te pego una hostia".

Porque al final tampoco tenías muchas más cosas que hacer.

¿Cuántas mujeres directoras

se han enrollado con un actor conocido

en un rodaje?

¿Cuántos directores hombres se han enrollado con actrices,

con técnicas, etcétera? Muchos.

Hombres de 40

que se enrollan con su actriz de 20...

creo que la historia del cine está llena.

Que yo no digo que eso sea acoso sexual, eso es enamoramiento,

pero cuando el director tiene 40 y la actriz tiene 20 o 18...

¿cuántas cosas entran allí que no son directamente acoso?

Pero que son situaciones que dices...

Si el mundo está lleno de gente, ¿tienes que...?

No sé, "I don't know".

-En todos los países podría surgir un movimiento "Me too".

No me han pedido que me quite más ropa

de la que yo me he querido quitar

y, si me la he quitado, es porque he decidido hacerlo.

Yo no suelo escuchar historias de mujeres que les han propuesto,

he escuchado hombres que mujeres con poder les han propuesto.

Estuve siete meses en México viviendo y lo vi.

Vi cómo la manera de acercarse, la mujer, la actriz, al productor,

siempre es desde la coquetería y desde ese juego,

y tengo muchas amigas en México que les invitan cada dos por tres

a tomar café. Ese café ya sabemos qué significa.

Lo aceptas o no lo aceptas.

-Yo la he visto, he sido... No a mí,

porque yo siempre era del bando feíllo,

pero sí, conozco a chicas que han sido acosadas,

incluso que las han echado por no pasar por el aro.

Y ya te digo que acoso hay, y no solamente en nuestro mundo.

Yo conozco acoso de oficina, acoso a trabajadoras de fábrica, acoso hay,

pero seguimos teniendo muchísimo miedo en general.

Sabes que te vas a quedar en la calle,

En nuestro caso, se suponía que no ibas a trabajar nunca más.

Eso es así.

Eso es así. Y cuando me dicen

que también conocen casos al lado contrario,

es que no conozco ninguno, que seguramente lo habrá,

chicos que te digan: "Ah, sí, yo fui acosado sexualmente".

Yo no he tenido la suerte de conocerlos.

Entonces, yo creo que ahí sigue habiendo una diferencia gloriosa.

Las mujeres representan menos del 20 por ciento de los miembros

de la Sociedad General de Autores, institución

que lleva años luchando contra la piratería musical.

Están las mujeres en la música pirateadas

por sus compañeros varones?

Pasemos a la música, porque tú convives

con un artista, pero tengo entendido

que a uno de tus hijos le gusta el rap,

es rapero, compone. Sí, sí,

está como en explosión de creatividad absoluta,

escribe día y noche raps infinitos y maravillosos.

Y además dice: "Esto de la escritura,

cuanto más escribo, más...

más me enrolla y más profundo...".

Es como un poeta urbano y ahí está apasionado en el mundo del rap.

¿Te ha compuesto alguno?

Me compuso uno maravilloso que casi me desmayo de la emoción,

en mi último cumpleaños,

un rap que se llama "Mamma mia". ¿Sí?

Y me lo cantó delante de todo el mundo y acabamos todos llorando.

¿En tu cumpleaños? Sí, sí.

Bonito regalo, ¿no? Sí, ahí pensé:

"Me puedo morir tranquila". Si un hijo mío

me hace esta devoción, es que... ya está, ya.

¿Tú crees que la música

es machista?

Porque los hombres han ido más lejos en el machismo

en las letras de algunas canciones en algunos estilos,

desde luego mucho más que el feminismo,

porque yo no recuerdo canciones hechas por mujeres tan radicales

como la de los hombres, del reggaetón y todo ese mundo.

A mí eso me parece espeluznante, sí.

Y veo los videoclips

y a todos estos tipos llenos de cadenorros de oro,

rodeados de bombas sexuales,

y cómo ellos...

Parece una cosa que digo

"Cuánto nos queda todavía por recorrer".

Si esto es lo que está consumiendo la humanidad,

millones y millones de personas, de gente joven,

están moviéndose a este son.

Para mí hay más canciones machistas ahora que antes.

Depende de los géneros también, pero hay géneros concretos

en que las canciones me parecen muy machistas.

Por ejemplo, canciones que antes no identificaba como machistas,

a lo mejor hoy escuchas la letra y dices: "Uy".

Por ejemplo "Corazón de tiza", que yo en ese momento,

cuando escuchaba la canción ni me lo planteaba, ahora la escucho,

con el tiempo,

y me puede resultar... depende del contexto

donde la sitúes puede resultarte...

una forma tierna de decir: "Ay, que te voy a dar".

Una forma tierna.

Pero hoy en día no lo...

concebirías.

En 2018, surgió MisOFF, una aplicación

que permite a los usuarios denunciar canciones

de contenido machista, pero la misoginia lleva décadas

instalada en las letras de algunas canciones

que antes escuchábamos con normalidad

y hoy ponen los pelos de punta.

# La cogí del cuello, la tiré al colchón,

# me lancé hacia ella y le di un palizón.

# La cogí del cuello, la tiré al colchón,

# me lancé hacia ella y le di un palizón.

# Olé, esa cosa moruna guapa. #

-# Hicieron a la mujer

# de la costilla del hombre,

# por eso

# como son nuestras,

# se las podemos romper.

# Solo tengo corazón para "mon homme",

# si me pega, me da igual, es natural

# que me tenga siempre así, porque así le quiero.

# Ya no tengo corazón. #

Estas son canciones cuyo contenido es ofensivo,

pero recientemente se ha abierto el debate acerca de otras

donde la respuesta no está tan clara.

-Vosotros vais a cantar una canción de Mecano, "Quédate en Madrid",

una canción del 88. -¿Te gusta a ti la canción?

-El término "mariconez" jamás lo han cantado como un insulto.

Si vosotros queréis cambiar esa palabra, que sea estupidez.

José María Cano no nos permite cambiar esa palabra,

de modo que el miércoles tenemos que cantar "mariconez".

# Me han parecido una mariconez

#y ahora hablo contigo en diminutivo

#con nombres de pastel.

-El tema que ocurrió de la mariconez,

para mí lo que más me sorprendió fue la que se lio.

Realmente llegó a unos extremos...

que me llevaron a decir: "Dios mío,

¿qué ha pasado, dónde estamos?".

Creo que el debate siempre es sano,

siempre que sea con respeto es más sano todavía,

creo que se puede pensar diferente, no lo creo,

se puede pensar diferente, pero realmente,

esa canción, esa palabra en concreto, mariconez,

en ese contexto,

nunca sería un insulto, nunca lo fue y nunca lo sería,

y menos viniendo de un grupo que ha defendido la diversidad siempre

y que ha tenido y tiene una de las canciones más bellas

que hablan del amor homosexual.

# Y lo que opinen los demás está de más,

# ¿quién detiene palomas al vuelo,

volando a ras de suelo?

# Mujer contra mujer.

# Oh, oh... #

-La verdad es que yo no sé si me tuve que hacer un hombre

o yo ya venía de fábrica

con mi lado masculino desarrollado,

porque es verdad que normalmente hay un equilibrio,

pero hay veces, que tanto los hombres tienen desarrollado

ese lado femenino y yo tengo más desarrollado ese lado masculino.

De hecho, incluso, muchas veces

la gente pensaba si yo era lesbiana,

pero...

yo creo que siempre ha habido mujeres fuertes en la música,

lo que pasa que no siempre ha sido el tiempo de las mujeres

en la música.

Es decir, yo recuerdo que cuando empezamos con Mecano,

no era el tiempo de las mujeres en la música,

no había líderes femeninas, por lo menos en la latina.

A partir de ahí, todos los grupos fueron liderados, o casi todos,

por mujeres... que cantaban.

Y luego,...

después de unos años,

cuando yo empecé mi carrera como solista,

se decía eso de que las mujeres no venden.

Las mujeres no vendían.

Fue una época de hombres.

Al final todo son ciclos.

Ahora yo creo que está bastante equilibrado.

Chrissie Hynde, Alanis Morissette,...

podríamos decir muchas mujeres hoy en día

que han sido guerreras y grandes en la música.

# Una niña triste en el espejo me mira prudente

# y no quiere hablar.

# Hay un monstruo gris en la cocina

# que lo rompe todo, que no para de gritar.#

-Creo que Rozalén... es maravilla,

y creo que se ha abierto un hueco muy importante

a nivel nacional e internacional,

porque ha estado nominada a un Grammy por méritos propios.

Y que no representa un canon de belleza establecido

ni muchísimo menos, o sea, es puro talento.

Otra que está rompiendo esquemas es Rosalía,

y tampoco es un canon de belleza establecido.

-A mí una que me conmovió

desde que empecé a escucharla

y siempre me ha gustado es la de Bebe,

no recuerdo cómo se titula,

"Ella se ha cansado de tirar la toalla".

# Ella se ha cansado de tirar la toalla. #

Y está hablando a una mujer fuerte que no sabe que es fuerte,

y por eso me gustó especialmente.

(Canción "Ella")

Antes de Bebe y que existiera la palabra empoderamiento,

en España tuvimos una diva modernísima

que se enfrentaba a los clichés.

-¿Me puede decir su talla de sujetador?

-El único sujetador que me importa es el mental,

que es el que tú te tendrías que poner

para no hacerme esas preguntas.

Y que cantaba a lo que antes nunca cantó

una mujer.

# Hace tiempo que no siento nada al hacerlo contigo. #

-Lo que ocurre es que nunca se había cantado.

Y lo había cantado, si se ha cantado, un hombre,

pero nunca una mujer.

-Y que arriba las mujeres.

Arriba las mujeres.

-Por eso, lo siento, mi amor.

A través de esta canción, por ejemplo,

sé de casos, muchísimos,

de mujeres que se han atrevido a plantear una situación y decir:

"Oye, lo que tú estás haciendo conmigo no es normal".

Pero no solo de Rocío Jurado vive el poder femenino

en la música española. Otras cantaron a la ruptura.

# Se acabó, porque yo me lo propuse, y sufrí,

# como nadie había sufrido, y mi piel... #

O se opusieron a lo que esperaban de ellas.

# Una señorita tranquila y sencilla que un día abandonas

# y siempre perdona, esa niña sí, no,

# esa no soy yo. #

En definitiva, el mundo de la canción en nuestro país

ha estado lleno de mujeres con poder.

# Las mujeres al poder, las mujeres al poder,

# y las cosas marcharán muy bien.

# Qué fantástico, qué simpático,

# qué fenómeno que todo fuera bien.

# Qué fantástico, qué simpático,

# si las cosas fueran al revés. #

En 1885,

Clarín escribió "La Regenta".

Para unos, la primera novela feminista de nuestra literatura

y para otros, simplemente el devastador

retrato de la opresión contra la mujer.

Ha pasado más de un siglo ¿y cuál es la relación actual

entre mujer y literatura?

Tu relación con la literatura,

porque creo que eres una devoradora de libros.

Lo que puedo, lo que puedo.

Leo de noche, en la cama,

y a veces se me caen de las manos del sueño que tengo.

Empecé a estudiar Filología Hispánica,

porque me gustaba leer,

pero como ya trabajaba como actriz desde jovencita, dejé la carrera.

Tú tienes...

un poema dedicado de Rafael Alberti.

Y te llamas Aitana

por su hija Aitana. Por su hija Aitana.

Sí, sí, sí, ella es mi madrina. Y sí, Rafael me escribió un poema

cuando cumplí un año.

Y es un poema muy hermoso, en el que Rafael pone su esperanza

de una España nueva.

Él estaba en el exilio y era el punto de referencia,

el centro de todos los exiliados españoles que llegaban a Roma

en ese momento, él vivía en el Trastévere,

y mi padre era uno de esos exiliados.

Ahí trabaron amistad, y también con Aitana Alberti,

y Rafael me escribió este poema que tengo en mi casa

en un cuadro. Y te lo sabes de memoria.

Es cortito. ¿Me lo vas a hacer decir?

Ahí se queda, grabado. Mira, es:

"Aitana, estrella naciente hispanoitaliana,

nuestro triste hoy será luz mañana,

Aitana, tú luz de mañana,

Duerme, Aitana, hoy, despierta mañana, Aitana".

Pues las mujeres están despertando.

En la literatura todavía es despectivo eso de

"literatura femenina", ¿no?

Sobre todo porque parece que las mujeres leemos

libros de hombres, de mujeres, da lo mismo,

vemos películas llenas de tíos, matándose a guantazos y de todo.

O novela negra. O novela negra,

o lo que sea, evidentemente, pero parece ser que los hombres

tienen una cierta reticencia a leer literatura escrita por mujeres

porque piensan que son libros para mujeres.

Ya está bien, ¿no?

Ya está bien. Sí, son prejuicios.

-Nunca he tenido esa sensación de ser valorada o poco valorada,

o porque yo me he ejercitado en eso, he considerado que eso

no era lo importante, sino lo que yo quería escribir,

y por supuesto que habrá gente que me valorará,

y lo agradezco muchísimo,

y gente que no me valora y me trate mal, pues me fastidia mucho,

Ye tengo todo el derecho a sentirme en ocasiones poco valorada

y, en ocasiones, muy bien valorada,

todo...

Es que la vida es así, no le puedes gustar a todo el mundo,

raro sería.

-En mi novela, "La maldición de la casa grande",

el protagonista es una mujer, que además es la narradora.

Me metí en el papel de una mujer, porque consideré que era el recurso

más eficaz a la hora de contar lo que quería contar.

Me obligaba a ser mujer mientras estaba escribiendo.

Para mí ha sido un ejercicio intelectual muy interesante

meterme en el alma de una mujer

porque ese ejercicio no lo hacen muchos hombres

y, si lo hicieran, probablemente

entenderíamos mucho mejor el universo en el que estamos.

-Yo me puedo preguntar a veces a mí misma

qué hubiera pasado conmigo si hubiera sido hombre.

Creo que al principio me escondí en el nombre de Ouka Leele,

yo era un poco como Bansky, que no quería que nadie supiera quién era.

Y no sé si he estado buscando

que no sepan nada de mí,... si soy vieja, joven,

hombre, mujer, y puede que haya algo intuitivo

de decir un nombre neutro: Ouka Leela,

no tiene nombre de mujer, es un nombre raro.

Virginia Woolf fue la que dijo que durante siglos,

anónimo había tenido nombre de mujer.

Por ejemplo, la RAE, de los 46 académicos,

minoría absoluta

de mujeres, ocho creo que son exactamente.

¿Cómo lo interpretas tú eso?

Lo interpreto como que es una institución venerable

y vetusta

que ya está bien, que se tiene que sacudir un poco el polvo

y empezar a...

a vivir en el aquí y ahora.

Claro, lo del 50 por ciento no se acaba de conseguir.

Fue Gloria Fuertes quien dijo

que la RAE era como el coñac.

No sé si te acordarás de un anuncio que había que era:

"Cosa de hombres". Cosa de hombres.

"La Academia es como el coñac, cosa de hombres". Qué cosa, ¿no?

Somos ocho mujeres en la Academia frente a más de 30 hombres.

Sí, es una desproporción manifiesta.

Mi silla en la Academia es la ge minúscula.

El espíritu que reina en la Academia

es de gran cordialidad y educación,

que eso es muy de agradecer.

En las sesiones de trabajo, en los plenos, nos llamamos de usted,

así que yo hablo "don Javier", yo soy "doña Soledad", "don Félix",

"don Álvaro".

Todo el tema del lenguaje es el tema.

Me encanta cambiar las definiciones, soy una luchadora

por dar a las definiciones un tono más neutro, siempre,

y peleo muchísimo por eso y me lo paso muy bien,

porque hay argumentos sólidos para decir si la sociedad ha cambiado.

Entonces, el lenguaje no es que sea sexista,

la sociedad lo hace sexista.

La Academia no nace con mujeres.

Nace en 1713 y no había una sola mujer,

y hasta que no entra la primera académica pasan siglos.

Incluso quiere entrar doña Emilia Pardo Bazán,

que tenía un interés muy legítimo

de codearse con sus colegas, y era una mujer, una gran escritora

y con una gran personalidad, y fue vetada.

-Con doña Emilia Pardo Bazán,

que ella se consideraba, y además tenía mérito,

para ser académica, y estuvo reivindicándose

mucho tiempo como académica.

Y Juan Varela, el escritor, urdió una trama,

porque ella presionaba mucho, era una señora importante,

era Emilia Pardo Bazán, pero aparte,

socialmente tenía su relevancia,

y, entonces, esto no es ninguna broma,

le llevaron a ver la Academia, los sillones y tal,

y doña Emilia Pardo Bazán, una señora gruesa,

le dijeron: "No podemos aceptarla, porque no cabe usted en el sillón".

Esto es serio.

Era una manera, en la España de entonces y por parte de gente

con cierto ingenio, de decirle que no.

Concepción Arenal, en el siglo XIX, y bien entrado,

para estudiar Derecho tuvo que disfrazarse de hombre.

Era la España que nos tocaba vivir.

La Historia del Arte que cuentan los libros está protagonizada

por insignes pintores siempre varones.

¿Así soy yo? -Así te veo.

-Qué maravilla. -Solo lo que eres tú.

Ellas solo podían ser musas o modelos.

-"Pero el personaje crucial de la obra de Labisse es la mujer".

"Él las define como dos ojos, una nariz y una boca,

pero afirma que aun cuando les faltasen las narices

seguirían igual de bonitas".

"Es una opinión suya que, con perdón, no suscribimos, claro está".

¿Ha cambiado la presencia de la mujer en el mundo del arte?

¿Tú crees que estaría bien esa igualdad en el arte?

Porque, por ejemplo, no sé, por poner uno, en El Prado,

de las mil y pico obras que hay colgadas,

solo hay siete de mujeres.

Y solo ha habido una exposición, que yo recuerde,

a lo mejor estoy equivocada, dedicada a una mujer.

Yo creo que ahora sí está empezando a cambiar un poco la cosa, pero sí,

yo creo que está empezando a cambiar, no digo que sea todavía

lo suficientemente significativo,

pero yo creo que aunque solo sea por quedar bien,

por ser políticamente correcto

o apuntarte a la moda

o porque a todo el mundo

le conviene visibilizar a las mujeres, sea por lo que sea,

el caso es que está empezando a suceder.

Sí. Yo creo que,

sea por lo que sea, estamos consiguiendo más visibilidad

y más espacios.

La mujer llega tarde hasta el siglo XX,

yo creo que en todo,

pero la mujer en el arte, hasta hace poco, no contábamos,

o sea,

que han sido siglos y siglos de una sociedad

en la que el hombre trabajaba y la mujer estaba en casa.

En las artes plásticas,

la vida ha destruido probablemente a gente

que tenía mucho talento, pero que eran mujeres,

y yo encuentro que...

El siglo XX

ha arreglado muchos problemas que tenía la mujer,

que si no eran reinas,...

yo creo que... no existíamos.

-Yo creo firmemente que a lo largo de la historia

se han perdido talentos femeninos en el mundo del arte.

Tenemos ejemplos muy obvios, por ejemplo, Camille Claudel,

la amante de Rodin.

Yo la descubrí en el Museo Rodin una vez en París,

no sabía que existía, y al salir, estaba yéndome casi,

y vi una escultura de alabastro y dije:

"Esto sí que me gusta, mucho más que todo lo que he visto".

Empecé a ver más y era de ella todo.

Y yo creo que muchas esculturas que se le atribuyen a él, son de ella,

ella era su ayudante, alguien que estaba en su estudio trabajando,

y tuvieron una historia de amor...

Él no lo pudo soportar y la acabó metiendo en un manicomio

apoyado por el hermano de ella.

Y esta historia se repite hoy en día: familias,

parientes que no soportan a una mujer que se sale del tiesto,

que quiere hacer lo que quiere,

"a ver si la llevamos a un psiquiatra y la enajenan",

sigue pasando hoy en día.

-No sé qué obra es,

que estaba firmada por un hombre, se descubrió

en la restauración que era de una mujer

y se le quitó valor a la obra.

Me refiero a que esto es sabido,

que las mujeres no tenían acceso

a la formación y, muchas se han visto obligadas a firmar

con pseudónimos de hombre,

muchas han quedado en el olvido, no están escritas en la historia,

no conocemos escultoras, pintoras, no están en los libros de historia,

no las hemos estudiado.

-La mujer

está marginada en las artes

porque ha sido borrada de las artes, históricamente.

No es posible que no haya mujeres

que no hayan tenido la inquietud de pintar

o de esculpir,

como tuvieron la de escribir, pero todo aquello se paraba,

debía ocupar un papel secundario y siempre de servicio,

siempre de servicio.

Estudiar, no para formarse, sino para ayudar al hombre en lo suyo.

Aquello que nos entretiene, como la música, el arte,

en general,

¿todavía es tan desigual con respecto a las mujeres?

¿A ti qué te preocupa de ello,

que vayamos más lentas de lo que creemos?

Lo que me preocupa es que realmente somos referentes para la gente,

el público, las nuevas generaciones.

Los que hacemos ficción tenemos una gran responsabilidad también,

la gente que hace música, cualquier arte,

porque es el espejo donde se mira la sociedad.

Para lograr una igualdad,

no basta con que nosotras subamos,

es que, para subir nosotras, ellos tienen que perder privilegios.

Afortunadamente, hay muchos hombres

que se están replanteando las cosas,

y están... de una manera, no sé,...

sensible e inteligente... Y cómplice.

Y cómplice, caminando a nuestro lado.

Aitana, ha sido un placer, de verdad, escucharte.

Muchas gracias.

Me gustaría que nos dejaras un deseo,...

un deseo de futuro en femenino.

Mira, voy a recurrir a Nora.

Tu último personaje de teatro.

A mi último personaje, a Nora, a esa Nora de "Casa de muñecas"

que retomamos estos 15 años después.

Ella dice:

"El mundo no será el lugar que yo digo que va a ser,

a menos que sea yo quien empiece a cambiarlo".

Interesante. De ahí la responsabilidad de todas,

que tenemos absolutamente todas, desde nuestro ámbito,

sea más o menos importante.

Gracias, Aitana. Gracias a ti.

En la antigua Roma, la protectora de las artes

tenía forma de mujer: la diosa Minerva.

Hoy hemos hablado con mujeres

que ejercen esa misma función, pero...

¿necesitan ellas ser protegidas?

¿Impera aún el machismo en el mundo del arte?

Hay una palabra hoy día bastante

utilizada que es "empoderamiento".

No quiero el poder, me resulta antipático el poder,

quiero ser escuchada, tenida en cuenta, estar ahí.

-Para mí, el feminismo

es lo que yo he hecho toda mi vida.

Bueno, yo pienso que lo voy a hacer tan mal o tan bien

como un cineasta hombre.

¿No debería ser ya el momento

de vamos a ver qué hace cada uno y ya está?

-Hacen falta mujeres en los equipos creativos

para poder dar más profundidad

y más verdad a los personajes femeninos.

Si el 80 por ciento de los guionistas son hombres,

¿cómo va a haber personajes femeninos potentes?

-Eso es lo bonito del mundo, que somos como la mitad de la visión.

Nosotras tenemos una visión,

ellos tienen otra. Si lo juntas, es lo perfecto, ¿no?

-Yo no creo que la música tenga género,

y hay distintas fórmulas de expresar la música.

Las mujeres tenemos una forma,

como en la vida, y los hombres tienen otra.

-Mi mayor deseo para el futuro, para los derechos de la mujer

y la igualdad, es que no haya que esperar,

sino que ya nos demos cuenta de que somos iguales.

-El arte, pero también la comunicación, la tecnología,

la investigación,

la ciencia, las matemáticas, la filosofía,

todo necesita más mujeres. No porque...

su aportación vaya a ser especial o singular,

sino porque no es justo que el talento

esté marcado por el género.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 11

Retratos con alma - Programa 11

10 jun 2019

Se analiza la presencia de la mujer en el cine, la literatura, la música y las artes plásticas a lo largo de los siglos. Cineastas, actrices, escritoras, músicas, galeristas y pintoras cuentan cómo las mujeres han abandonado el tradicional papel de musas de las artes para ser creadoras e impulsoras de la creatividad artística, pero… ¿siguen haciendo falta más mujeres en el arte?

Isabel Gemio hablará de todos estos aspectos con la actriz Aitana Sánchez-Gijón. El programa cuenta además con las intervenciones de Juan Ramón Lucas, Isabel Coixet, Soledad Puértolas, Ana Torroja, Ouka Leele, Rosario Pardo, Soledad Lorenzo, Jesús Vidal y Cristina Castaño.

ver más sobre "Retratos con alma - Programa 11" ver menos sobre "Retratos con alma - Programa 11"
Programas completos (16)

Los últimos 16 programas de Retratos con alma

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Programa 16 Completo 46:23 19% 15 jul 2019
    Programa 16 15 jul 2019 En el camino de las mujeres para conseguir la representación política, social y profesional que merecen unas cuantas pioneras allanaron el terreno de las actuales generaciones femeninas. En esta ent...
  • Programa 15 Completo 51:04 37% 08 jul 2019
    Programa 15 08 jul 2019 La libertad, independencia económica y el reconocimiento de los derechos femeninos que han logrado las mujeres en las últimas décadas han hecho que, cada vez más, el emprendimiento y l...
  • Programa 14 Completo 52:55 22% 01 jul 2019
    Programa 14 01 jul 2019 En esta entrega de 'Retratos con alma' se habla con esas mujeres que saltaron a la primera fila para robarle el papel protagonista al varón en campos profesionales que durante déca...
  • Programa 13 Completo 53:10 23% 24 jun 2019
    Programa 13 24 jun 2019 Hace un paralelismo entre las historias de la ficción de la serie con las historias reales de mujeres contemporáneas.
  • Programa 12 Completo 49:38 73% 17 jun 2019
    Programa 12 17 jun 2019 La falta de mujeres fuertes en las que mirarse podría parecer un problema del pasado. Pero hoy en día, ¿cuánto y cómo se mira a esa mujer que se atreve a destacar? En &lsq...
  • Programa 11 Completo 47:21 22% 10 jun 2019
    Programa 11 10 jun 2019 Se analiza la presencia de la mujer en el cine, la literatura, la música y las artes plásticas a lo largo de los siglos. Cineastas, actrices, escritoras, músicas, galeristas y pintoras cuenta...
  • Programa 10 Completo 45:47 22% 03 jun 2019
    Programa 10 03 jun 2019 En la segunda entrega de ‘Retratos con alma’, Isabel Gemio aborda la discriminación hacia la mujer y la doble discriminación que sufren determinados colectivos femeninos a través ...
  • Programa 9 Completo 44:54 25% 27 may 2019
    Programa 9 27 may 2019 Hace un paralelismo entre las historias de ficción de la serie y las historias reales de mujeres contemporáneas.
  • Programa 8 Completo 46:19 16% 20 jun 2018
    Programa 8 20 jun 2018 En el programa 8 tendremos una visión de la mujer a través de los ojos de los hombres.
  • Programa 7 Completo 44:11 22% 06 jun 2018
    Programa 7 06 jun 2018 Hoy hablamos de las pioneras del sistema educativo como María de Maeztu, y de cómo la educación ha dado alas a la mujer para su independencia. Hablamos con pioneras del periodismo, de la jud...
  • Programa 6 Completo 43:24 14% 30 may 2018
    Programa 6 30 may 2018 Uno de los principales logros de la mujer ha sido su incorporación al mercado laboral. A pesar de que quedan barreras por superar (techo de cristal, brecha salarial), hablaremos con mujeres que han logrado...
  • Programa 5 Completo 43:54 20% 23 may 2018
    Programa 5 23 may 2018 En el quinto programa tratamos cómo ha cambiado la figura de la mujer en la familia. El programa hace un recorrido, desde las familias más tradicionales, con todas las limitaciones que tenía,...
  • Programa 4 Completo 44:30 22% 16 may 2018
    Programa 4 16 may 2018 En la cuarta entrega de 'La otra mirada' se referencia a la sexualidad a principios de siglo en una sociedad marcadamente masculina. 'Retratos con alma', conducido por Isabel Gemio,...
  • Programa 3 Completo 50:14 19% 09 may 2018
    Programa 3 09 may 2018 LAS APARIENCIAS, es el tema de este capítulo. El espacio contará con los puntos de vista de distintas personalidades de ámbitos variados, como Andrea Levy (vicesecretaria de estudios del PP y...
  • Programa 2 Completo 43:19 19% 02 may 2018
    Programa 2 02 may 2018 El segundo programa versa sobre el sufragio femenino. A través del testimonio de numerosos rostros veremos cómo las mujeres no solo consiguieron el voto, si no también participar en las insti...
  • Programa 1 Completo 42:44 36% 25 abr 2018
    Programa 1 25 abr 2018 En el primer programa hablamos sobre las libertades de la mujer y los logros que se han conseguido a lo largo de los años. Trataremos la incorporación generalizada de la mujer a la educación,...