Retratos con alma La 1

Retratos con alma

Lunes a las 23.55 horas

Programa presentado por Isabel Gemio, en él cada semana se analizan los distintos temas tratados en 'la otra mirada' y, a través de testimonios de destacadas personalidades y de mujeres pioneras en distintos ámbitos, se realiza un paralelismo entre esas historias en la ficción y las historias reales de mujeres contemporáneas que sufren las mismas dificultades.

Un reflejo de los conflictos históricos aún presentes a nuestro alrededor, como las libertades de la mujer, la sexualidad, la familia, la mujer en el ámbito laboral, la educación o las mujeres pioneras, entre otros, y que también contará con el punto de vista masculino.

Temporada 1

Temporada 2

Con entrevistas a Marina Castaño, Julia Gutiérrez Caba, Susi Díaz y José Mª García, Luis Canut y Patricia Pérez, Lola Carretero, Laura Ponte, Lucía Etxebarría...

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5341938
No recomendado para menores de 12 años Retratos con alma - Programa 16 - ver ahora
Transcripción completa

Alumnas y profesoras se encierran en la academia

para evitar su inminente cierre. Ellas saben que la educación

es la única vía hacia la libertad.

En la ficción, ellas son pioneras

de la lucha feminista,

pero en la realidad, hubo muchas mujeres a lo largo del siglo XX

que rompieron las cadenas que las obligaban

a estar a la sombra del varón.

(Sintonía de "Retratos con alma")

Cansadas de ser siempre las últimas de la fila,

mujeres como Marie Curie, Clara Campoamor o María de Maeztu

decidieron dar un paso adelante durante el siglo pasado

para reivindicarse como pioneras de la ciencia, la política

o la educación.

Hoy hablaremos de las primeras

a través del alma de los retratos de Rosa Díez,

cofundadora de UPyD y primera mujer candidata

a la presidencia del Gobierno de España.

Han abierto caminos, han desafiado prejuicios

y han aflojado nudos, pero ¿a qué precio?

¿Sigue siendo más difícil para la mujer ser la primera?

He sido la primera mujer nombrada ministra de Cultura y Deportes

en un gobierno de la democracia en España,

y luego, he sido también la primera alcaldesa

de la ciudad de Sevilla.

-Fui la primera mujer que accedió al puesto de agente de cambio de bolsa

en España.

-Yo fui la primera modelo española en salir en la portada

de "Sports Illustrated".

-Mi madre fue la primera mujer en desempeñar el cargo

de directora general de Televisión Española.

Rosa, bienvenida. ¿Qué tal?

Te veo muy relajada. Pues sí, la verdad que bien.

¿Cómo recuerdas esa vorágine cuando fuiste la primera mujer

candidata a la presidencia del gobierno?

Fue en 2008, ¿no? Sí, sí. Lo recuerdo bien,

y como una etapa estupenda y extraordinaria

de mi vida.

Lo que hicimos, cómo lo hicimos,

cómo creamos un partido de la noche a la mañana,

porque lo fundamos en septiembre de 2007, y en el 2008

nos estábamos presentando a las primeras elecciones generales

llegar al Congreso de los Diputados sola, o sea,

350, sí, pero 349 más una,

que era yo, la única diputada de UPyD,

que era como una cosa extraña que ese había metido

dentro del Congreso.

La primera vez que bajé a hablar en la investidura de Zapatero,

porque era él el presidente de entonces, que como yo,

estaba en el grupo mixto,

y era la última en llegar, estaba arriba del todo,

en el palomar, y yo pensaba cuando bajaba las escaleras:

"Solo falta que me caiga", ese será el titular,

no hará falta que haya dicho nada en la tribuna, porque eso pasa.

¿Y cómo te sentías ahí, tan sola,

en medio de tanto hombre? Estupendamente.

Hicimos muchísimas cosas en esa etapa,

y la recuerdo estupendamente.

Cuando llegué, además, me pasaba una cosa:

se metían conmigo algunos diputados

en un sentido no permitido por el reglamento.

Yo me tuve que aprender el reglamento, los artículos

para pedir amparo al presidente, me los tuve que aprender

en cuatro días: "Amparo", porque era...

En vez de criticar lo que tú estabas diciendo,

me criticaban a mí:

"Que si te has ido, que si no sé qué, que si usted parece mentira".

Entonces, me los debí aprender tan bien,

que a la siguiente legislatura, más de un diputado socialista

me decía: "¿Cuál era el artículo del amparo?".

Te lo prometo, por mis niños.

La diferencia entre usted y yo es que yo soy una persona coherente,

y de su coherencia da buena prueba las hemerotecas y, por cierto,

no vuelvo a hablar de "chef", porque me acuerdo del restaurante ese,

de la marisquería de Madrid donde usted ha pactado

que el Ayuntamiento de Getafe fuera para el PP.

Y eso, ¿por qué crees que pasaba, por qué crees

que te criticaban a ti y no a lo que estabas proponiendo,

al contenido en definitiva? Para criticar el contenido

hay que leerlo, y hay que comprenderlo,

y criticar a las personas es mucho más fácil.

Bueno, criticar, denostar, insultar, es mucho más fácil.

La política, es evidente,

desde fuera se ve como algo realmente duro

para hombres, para todos, hombres y mujeres,

pero ¿hay un plus de dificultad para las mujeres,

por lo que me estás diciendo? Yo creo que sí.

Lo hay porque a ti te examinan más.

A una mujer se le examina permanentemente,

y no muchas veces por lo que hace,

a veces se nos examina por cómo vestimos.

Te han criticado tu vestimenta.

Hombre, claro, por supuesto. ¿Tus compañeros o compañeras?

Es como general. Al final lo que reflejan los medios

es porque está por ahí, y es más fácil criticar

que vas de negro, de rojo, que escuchar

lo que estás diciendo, pero porque en España

ocurre una cosa, todavía hoy,

aunque haya cambiado mucho,

que es que a las mujeres se nos mira

y a los hombres se les escucha.

A ti te miran y luego,

si tienes mucha suerte y llevas mucho camino recorrido,

a lo mejor te escuchan, pero de entrada, a la mujer la miran,

la mujer pública, y al hombre, público, le escuchan.

De hecho, te habrá pasado mil veces, a mí me ha pasado eso

de que te diga alguien: "Qué bien estuviste en la tele".

"¿Cuándo?". Porque igual has salido en más de una cosa.

"No sé, pero ibas con un vestido rojo".

"¿No me has dicho que estuve muy bien?".

Ni se acordaban de lo que habías dicho.

Algunas personas dijeron algunas bobadas

sobre mí, sobre el hecho de ser mujer, que era...

la guinda del pastel,

cosas de esas que no valía la pena

ni contestarlas.

Llamaba demasiado la atención,

y a lo que más importancia le daban era el hecho de ser mujer.

Se fijaban muy especialmente en mi indumentaria,

en mi vestuario,

lo que a mí me fastidiaba muchísimo,

porque yo apenas le daba importancia,

yo nunca me consideré como alguien

que tiene que posar o ser modelo de,

o pasar colecciones,

y eso llamaba mucho la atención.

Algunos disgustos me provocó.

-Creo una cosa terrible. Lo siento, pero lo tengo que decir:

yo creo que los hombres van a ser machistas siempre.

Creo que hay algo dentro de nosotros

que tiene poco remedio.

Lo que hay que hacer es educarnos,

y las mujeres no son feministas, son mujeres,

tienen sus derechos,

pero los hombres tenemos algo que no nos funciona,

hay algo aquí que no va.

-Rotundamente, se nos valora

menos que a los hombres.

Yo siento lo mismo cuando me ponen la medalla que ha sentido Navarro,

Felipe Reyes, Pau Gasol,

me he sentido igual, lo mismo.

He entrenado lo mismo.

Me he sacrificado lo mismo.

O más.

He tenido menos recursos que ellos,

porque he viajado en peores condiciones,

he entrenado con peores horarios,

he tenido peores de todo.

No lo entiendo por qué nos tienen que estar siempre comparando

con los hombres.

A mí me han comparado toda mi vida con Pau Gasol,

que yo soy mayor que él.

Y no tenemos nada que ver, ni el estilo de juego,

ni las posiciones ni nada, pero siempre el referente es el hombre,

y no la mujer.

Y tienes la medalla al Mérito Constitucional.

Sí, es para mí un gran honor.

La recibimos en el año 2004, una serie de personas

que veníamos de hacer, y hacíamos política

y activismo democrático en el país vasco,

gente estupenda, a la que...

nos dieron la medalla por lo que hacíamos

y no por lo que éramos.

El mérito constitucional y la Constitución de España

es una cosa muy seria.

Yo recuerdo el día que voté a la Constitución,

que eso...

Recuerdo que llovía a mares y que salí con mi padre de casa

a votarla, y él dijo: "Vamos a llevar a Diego".

Diego es mi hijo, tenía dos años.

"Para que cuando sea mayor,

le expliques que él estuvo cuando se votó la Constitución".

Hablando de la Constitución,

¿por qué se habla tan poco o casi nada de las madres

de la Constitución?

Porque no había, había pocas diputadas y algunas...

Pero había algunas. Ya lo creo,

pero como no había de las que pusieron en el cuadro,

no se consideró madres. Los padres y madres

de la Constitución fueron todos los que las votaron,

no la ponencia que la hizo, que fue estupenda, por supuesto.

Siempre se habla de los padres de. Por supuesto.

-Nosotras,

las parlamentarias constituyentes, fuimos las primeras

en elaborar y firmar esta Constitución de 1978.

Era un momento muy solemne e impresionante

en la historia de España.

Cuando entramos a las Cortes el primer día,

no hubo nada de espectáculo, a diferencia de lo que ocurre ahora

con la política, pero el espectáculo

nacía de ver entrar en el hemiciclo

a comunistas

como Santiago Carrillo, a Rafael Alberti,

a la Pasionaria presidiendo,

y entraban por las Cortes del hemiciclo como si nada.

Es curioso, pero el espectáculo nacía

de que la otra España,

que había sido demonizada, satanizada 40 años,

estaba entrando por el hemiciclo, por las Cortes,

con los mismos escaños, como si nada.

Y se hizo un silencio sepulcral.

Eso fue la democracia,

y el 15 de junio de 1977,

la inauguración por fin de las Cortes constituyentes.

Yo, diputada constituyente, y sentí una enorme satisfacción, claro está.

Hay una discriminación muy evidente en el golpe de estado.

Nos vamos a situar, el 23-F.

Yo estaba presente

y, además, estaba en el escaño

a la vera de la entrada,

de tal manera, que cuando entraron pegando tiros,

(Disparos)

cuando yo sentí recuperarme de aquel shock,

mi sentido del humor

me llevó al siguiente pensamiento:

"Menudo escaño que tengo para golpe de estado".

A altas horas de la noche,

después de que fuimos secuestrados a las seis y media,

los golpistas,

como gran condescendencia,

decidieron dar permiso

para que salieran las mujeres.

Mi portavoz, el jefe de filas de los socialistas,

era Gregorio Peces-Barba,...

se volvió hacia mí y me dijo:

"Los golpistas dejan salir a las mujeres".

Y yo le contesté:

"Gregorio, yo no salgo".

Había sido elegida...

como socialista, mi escaño, en igualdad de trato.

Todo en mi vida política había sido

una voluntad de que las mujeres estuvieran en política,

en igualdad de condiciones.

No podía admitir ese privilegio,

y tenía muy claro que yo no dejaba mi escaño a un golpista.

Le dije a Gregorio que no salía,

y detrás de mí,

una diputada del partido comunista de España,

Pilar Bravo,

me hizo señas y me dijo: "Yo tampoco salgo".

Y nos quedamos las dos, en igualdad de condiciones,

hasta las nueve de la mañana.

El fin de la dictadura trajo aires de libertad para España.

# Libertad, libertad, sin ira, libertad.

Un país que se asombraba feliz de los cambios que se sucedían:

un nuevo jefe del Estado,...

-Comienza una nueva etapa en España.

...las primeras elecciones y una nueva Constitución,...

-La Constitución aprobada por las cámaras consta de 169 artículos.

que hacen que la España en blanco y negro

vire rápidamente hacia el color.

En aquellos tiempos de cambio, las mujeres

empiezan a cobrar el protagonismo que merecen, y en 1981

se produce un hito. Soledad Becerril

se convierte en la primera ministra

desde la Segunda República.

-La ministra de Cultura, doña Soledad Becerril Bustamante.

-Soledad Becerril, 37 años, casada y madre de dos hijos, ha sido sin duda

el personaje más importante de esta semana para el deporte español,

al ser la encargada de la cartera del Ministerio de Cultura

en la reciente remodelación del gabinete de Gobierno.

-Creo que las mujeres

hemos avanzado muchísimo en todos los campos,

gracias fundamentalmente a la Constitución.

Es decir, la indiscriminación,

gracias a la Constitución española, desaparece.

Yo recuerdo haberme dirigido al presidente Suárez

en varias ocasiones, pidiéndole que los cambios legislativos

se hicieran pronto:

el código civil, el código penal,

porque...

el tratamiento de la mujer era una cosa disparatada,

absolutamente.

Y recuerdo que el Presidente Suárez, que estaba agobiado

en aquellos momentos con tantas transformaciones y cambios

como había que hacer,

en el momento de la Transición

a la Democracia, me decía:

"Sí, sí, lo tengo en cuenta, sí, sí, pero espera,

lleva su tiempo".

Y yo, y algunas otras, le insistíamos

dentro del partido, que era la Unión de Centro Democrático:

"Sí, sí, pero es muy urgente,

tenemos mucha presión, hay que hacerlo, hay que hacerlo".

Fueron momentos de grandes cambios

y del tránsito del régimen anterior a la democracia.

Hay muchas cosas que hacer por parte de los poderes públicos,

de la administración central, local, municipal,

de las comunidades autónomas,

y también hay mucho que hacer por parte de la sociedad,

que la cultura no se hace

desde departamentos ministeriales.

Yo fui nombrada ministra por Leopoldo Calvo Sotelo

en el año 1981,

y fui la primera mujer ministra

de esta etapa de la democracia española.

Al principio, se fijaron mucho en el hecho de ser mujer,

en cómo me vestía, y luego ya,

comparecí en el Congreso de los Diputados, tuve que responder

a numerosas cuestiones,

y ya empezaron a valorar otras cosas

tan importantes en un Ministerio de Cultura y Deportes,

que era un ministerio grandísimo

con muchas competencias y muy importantes.

He leído, no sé si es verdad, y me sabe mal

tener que preguntártelo, porque seguramente a un hombre

no se le pregunta, que dijiste que en algún momento de tu vida,

de esa proyección y dedicación

a la política, te sentiste mala madre.

Sí, sí, sí.

Si dedicas mucha atención a lo público,

de repente dices: "Uy, he suspendido en lo privado".

Y lo contrario.

Las madres queremos proteger a nuestros hijos de todo.

¿Y sentiste en algún momento que tú no los estabas protegiendo?

Sobre todo cuando estuviste amenazada,

que fue mucho tiempo, por ETA.

Los niños sufrían, y dices:

"¿Hay derecho a someterles a estos niños, a vivir en este entorno?".

Pero en mi primer libro lo explico,

"Porque tengo hijos". Hicimos aquello porque teníamos...

Lo hice porque tenía hijos, entre otras cosas,

para que no lo tuvieran que hacer ellos.

-Un paquete bomba enviado al domicilio de la Consejera de Turismo

del Gobierno Vasco, la socialista Rosa Díez...

Ha hecho explosión este mediodía, aunque sin causar víctimas.

-Hoy, afortunadamente, no tenemos nada que lamentar.

Este incidente me da la oportunidad para reiterar que hay mucha tarea

por delante y que yo, desde luego, la voy a seguir haciendo.

Ni los malos de verdad, ni sus aprendices, ni sus chapuceros,

ni sus defensores van a conseguir de mí otra cosa que esa,

que siga trabajando. Tú crees

que le has dedicado muchísimo tiempo a la política,

y a veces,

sentías que no llegabas a tus hijos.

Claro, pero porque tú tienes ese pensamiento:

"¿Les estaré prestando suficiente atención?".

Ellos no tienen... Nadie les ha inculcado

ese pensamiento de compartir ese espacio.

Hemos de conseguir compartir espacios.

Ojo, y que las mujeres también estamos dispuestas

a compartir el espacio de lo privado,

que controlamos muy bien y muchas veces hay mucha resistencia

a que el espacio se comparta con ellos.

¿Es más de las mujeres que de los hombres?

No, lo controlamos muy bien. Digo lo doméstico, lo de la casa.

Lo privado, que no es la casa, es las excursiones de los niños,

los hijos, ese espacio de lo privado,

que va mucho de los sentimientos,

eso lo controlamos, es un espacio que hemos controlado,

controlado en el sentido positivo del término.

Mira, Indira Gandhi, que siempre se sentía suspendida,

que cuando dedicaba mucho espacio a su familia,

se sentía suspendida como primer ministro,

y cuando dedicaba mucho espacio al Ministerio,

se sentía suspendida como madre.

Los hombres no se sienten suspendidos nunca.

Los esfuerzos que tenemos que hacer las mujeres,

son para hacer varias cosas a la vez:

un trabajo profesional, una familia, si la tienes,

unos hijos,

repartir el tiempo

y dedicar tiempo suficiente a todo ello.

Y si la mujer también es la primera en su entorno...

Eso es dificilísimo.

Yo creo que esto que ahora se llama conciliación...

es algo que nos falta.

El hacer posible que la mujer,

que ha alcanzado tanto,

pueda dedicar un tiempo a la familia

y otro a su profesión.

-La intensa actividad política que lleva a cabo en función de su cargo

Soledad Becerril,

ministra de Cultura, le deja escaso margen

y tiempo para el ocio, descanso y una larga serie de ocupaciones

familiares.

A pesar del intenso tiempo que le ocupa su dedicación parlamentaria

y el dirigir el Ministerio de Cultura,

la ministra encuentra cada mañana un tiempo

para desayunar con sus dos hijos.

-¿Ahora de qué tienes clase? -Ahora tenemos gimnasia.

-¿Y luego?

-No tengo ni idea. -¿Cómo que no te acuerdas?

Y tú, cuando llegas, ¿qué tienes? -¿Eh?

-¿Qué tienes en la clase? -Y yo qué sé.

-¿Tienes gimnasia? -Gimnasia.

-Me sentía mala madre, sobre todo con la primera hija,

por el hecho de ser primeriza y los primeros trabajos.

Me sentía que quería estar en todos lados:

quería estar con la niña,

quería seguir luchando por mi carrera,...

Para mí,

yo creo que nos pasa a muchas mujeres,

mi vida es el tiempo, cómo lo gestiono,

como si fuera un puzle, y cómo encajo todas las piezas.

Mi parcela personal de pareja, quería seguir cuidándola,

mi parcela de los amigos y las amigas, igual de importante,

y mi parcela familiar, con mis hijas,

pero siempre me sentía mal,

o mala madre, o mala esposa, o mala amiga,

o... Bueno,

son prioridades de cada etapa de la vida.

-Es verdad que mi madre, teniendo en cuenta cuál era su trabajo,

que era un cargo de una responsabilidad tremenda

y por primera vez llevado a cabo por una mujer,

siendo madre soltera

de un hijo único,

el poco tiempo que ella podía dedicarme...

era inevitable que se le ablandase un poquito el corazón.

Yo me imagino que lo sabía aprovechar yo muy bien,

pero recuerdo que fueron...

quizá no tantos momentos como a los dos

nos hubiera gustado, pero sí fueron de muchísima calidad.

Era una situación muy complicada para ella,

que hoy puedo decir,

con total seguridad,

que supo resolver extremadamente bien.

-Las mujeres en mi vida han sido fundamentales,

porque yo soy hijo de madre soltera.

Imagínate una niña de 25 años

que se queda embarazada en 1955.

Y dos años y medio después se va de casa,

y me quedo con mi tía, que ha sido mi madre hasta el día en que murió,

con 90 años.

Una hermana, que en realidad es una prima, pero es como una hermana,

una tía abuela dos pisos más abajo, mi tía Baralides,

un nombre alucinante, y mi vieja, que fue la tita en gracia, mi madre.

Imagínate lo que supone en la vida de un crío.

El único chico que no tenía madre.

No es que se hubiera muerto, es que no estaba,

es que mi tía era mi madre,

y eso me creó un estado anímico

muy particular,

y cuando era ya un poco más mayor, mi madre,

la biológica, venía a visitarme a casa de mi tía abuela,

que era la que la admitía en su casa,

porque mi abuelo arriba no quería saber nada.

Está disculpado, nació en el siglo XIX,

era imposible hacerle entender que una hija

con 25 años hubiera tenido un crío y se hubiera ido de casa.

Nadie hablaba de mi padre, de si había dejado a mi madre

siendo un señor casado, eso no importaba,

ese mundo solamente se suscribía

a la parte femenina.

Por lo tanto, fueron unos ejemplos maravillosos en mi vida.

-Los sueños de las mujeres, su portentosa fantasía,

se desvanecen todas las mañanas cuando acuden al mercado

y contemplan el baile de los precios.

Seguimos en Barcelona, donde una joven ama de casa,

Mari Ángeles Vallvé de Hortalà,

se las ve y se las desea para conciliar modo las altas finanzas

y la economía doméstica.

Poco después de comprar el pan, la leche y la fruta,

se convertirá en lo que realmente es:

primera y única mujer Agente de Bolsa en España.

-Me ha costado conciliar mi vida familiar con mi vida profesional,

y siempre tienes la sensación que dejas un niño en casa,

quizá con fiebre, y te vas a trabajar,

y estás siempre entre estos dos mundos,

y cuando estás en casa piensas que estás dejando de lado

algunos temas del despacho.

Sí, ese sentimiento de culpa lo he tenido.

Cuando vi el vídeo de NODO me dio una sensación un poco rara

porque

trataba seguramente

de conciliar la vida familiar y la profesional.

Quizá era un poco exagerado, no siempre iba a buscar el pan

y la fruta antes de ir a Bolsa.

En el momento en que gané las oposiciones

de Agente de Cambio y Bolsa,

fue la primera en hacerlo,

y sí, entré en la Bolsa, que solamente había hombres,

y me sentí observada, no rechazada,

pero sí observada,

yo diría que con cierto aire burleta, diciendo:

"A ver, ¿qué hará esta mujer aquí?".

Una vez, un agente ya jubilado

me dijo un día que estaba en Bolsa:

"Si yo hubiera sido síndico presidente,

usted no habría entrado".

Y le dije: "Pues muy bien, por suerte, usted no es el síndico".

Y yo no entré porque el síndico lo dijera,

sino porque gané una oposición.

Ha habido ignorancia del papel de la mujer en las finanzas,

porque hay una frase

de Margaret Thatcher, que dice que cualquier

mujer que es capaz de llevar los problemas de una casa,

puede ser capaz de llevar los problemas de un país,

me parece acertada, por supuesto,

porque durante muchos años las mujeres hemos dejado de lado

esta parte financiera o de nuestras finanzas

y las hemos dejado en manos de los hombres.

Hay mujeres que gracias a su esfuerzo consiguen ser

las primeras en algún momento de su vida,

y otras pioneras, que además hacen nacer a otras primeras.

-Es el sueño del primer bebé probeta español.

-¿Están contentos? -Mucho.

-Contentísimos, contentísimos.

Ha sido una experiencia muy bonita.

-Inmediatamente después del nacimiento, el Instituto Dexeus

se convirtió en una fiesta: brindis, abrazos y felicitaciones

se repartían por todos los pasillos.

-Soy la doctora Anna Veiga. Tuve la suerte de formar parte

del equipo que consiguió el primer nacimiento por fecundación in vitro

en España, en el año 1984.

-El hecho de ser la primera niña nacida en España

por fecundación in vitro, la verdad es que es algo que llevo

con mucho orgullo y positividad.

No hubo un momento concreto en el que mis padres

me sentaran en el sofá y me dijeran:

"Tenemos que contarte algo", sino que desde pequeña

siempre venía la prensa en mis cumpleaños, se cubrían medios

y con esa excusa, mis padres fueron contándome poco a poco

en un lenguaje que entendiera, que yo había nacido de una forma

algo distinta al resto.

Siempre ha habido la gracia de la niña probeta, y en el cole,

cuando era pequeña, sí tenía esa etiqueta.

Siempre se tomó como una cosa supernormal, de: "Ah, vale, es ella,

a veces la vemos en la tele".

-En el momento

en que pusimos a punto la fecundación in vitro,

en Dexeus, con el equipo del doctor Barri,

no éramos plenamente conscientes de que realmente esto iba a representar

un antes y un después.

-Mi madre decía que cuando estaba embarazada, iba por la calle

y todavía no se había comunicado, pensaba:

"Madre mía, cuando esto se comunique".

Guardo yo un secreto,

que ahora mismo estoy tomando un café y nadie se da cuenta

de lo que me está sucediendo, y se sentía muy especial.

-Victoria fue el punto de partida.

Cuando Victoria nació,

tuvimos la demostración clarísima

de que estábamos trabajando bien,

de que era un campo en el cual íbamos a poder seguir mejorando,

y... ella es la primera de muchos.

-Cuando fue el 25 cumpleaños

hicieron una fiesta en la clínica

donde invitaron a todos los pacientes que habían sido padres

y madres a través de fecundación in vitro.

Vi las caras de esa gente que me decían: "Es que vimos tu noticia

en la televisión y cogimos todos los ahorros que teníamos en vacaciones,

las cancelamos y nos fuimos a Barcelona".

Cuando lo personalizas en alguien que te lo está diciendo

y trasladando con esa ilusión, haber conseguido también ellos ser padres,

es maravilloso.

Muchas veces nos dicen: "Mira cuántas mujeres mandan:

Margaret Thatcher, Golda Meir,.... Son muy masculinas".

¿Y por qué les llaman masculinas? ¿Porque no se ponen a llorar?

Porque deben creer que la masculinidad es eso, o no sé qué.

Porque tienen carácter. Porque tienen carácter,

porque son líderes,

porque lideran, y como ese es un espacio

histórica y tradicionalmente reservado para ellos,

cuando mandan, gobiernan. Pero ¿por qué, por ejemplo,

cuando una mujer con personalidad, con carácter,

en tu caso, se llevaba siempre a lo del mal carácter,

mandona, que regañabas? ¿Por qué?

Es que los hombres que mandan son líderes, les llaman así,

a las mujeres

nos llaman mandonas.

Y si tienes el carácter fuerte dicen eso.

¿Tú crees que tienes mal carácter?

No, tengo carácter, yo no tengo nada de mal carácter,

me considero una mujer fuerte, pero no dura.

Y en un hombre fuerte, tiene que ser duro a la vez,

es una dicotomía que ellos tampoco entienden,

por eso lo de las lágrimas no está permitido,

porque tú puedes ser muy fuerte, pero no ser dura y emocionarte,

y eso no significa que dejes de ser fuerte.

Ese binomio,

en un hombre no existe, y en una mujer sí

y además hay que reivindicarlo ejerciéndolo, sin más.

-Soy afortunada de haber sido la primera española

en haber ido a la NBA femenina,

a la WNBA, haber estado

en un equipo que para mí no se va a repetir,

uno de los mejores de la historia,

pero si hoy estoy aquí, es porque soy una mujer de carácter

y una luchadora.

Uno de los grandes peros que yo he tenido en mi carrera

ha sido que no me he callado nunca,

porque creo que con la comunicación se entiende la gente,

y no por ser mujer me tengo que callar.

Tuve un entrenador, Isma Cantó, que venía de los chicos,

que decía que mi personalidad y forma de ser intimidaba.

Yo tengo virtudes y tengo muchos defectos, intento mejorarlos,

pero nadie es perfecto, y creo que eso es lo más importante.

Haber sido la primera española en haber ido a la NBA femenina,

a la WNBA, me creaba un poquito de ansiedad,

pero miedos ninguno.

Si el miedo está contigo, no vas a conseguir las cosas.

Para mí, lo más increíble de toda mi carrera deportiva

ha sido hacer el desfile olímpico de mis primeras Olimpiadas.

No lo quito ni lo cambio absolutamente por nada.

En Atenas, túnel por donde vienen los maratonianos,

todo apagado, focos,

y todos gritando "Yo soy español, yo soy español",

y con mi mejor amiga de la mano, que jugábamos cuando teníamos 13 años.

Se me quiebra la voz. Para mí es lo más grande que hay.

Orgullo de cumplir un sueño.

Y ya.

Mi madre se fue con 18 y... siempre he pensado en ella,

pero tuve la mejor idea

que puedo haber tenido en mi vida

y, sin decir nada, pedí los permisos que hacían falta,

y en vez de jugar con Valdemoro, que me ha acompañado...

que me ha acompañado toda mi vida, jugué con Madriaga,

y es que da igual los años, que siempre me...

me pongo así, sensiblona, cuando me acuerdo de mi madre,

así que eso es lo mejor, y fue precioso, porque no dije nada,

y en el primer partido llamaron mis tías a mi padre y,

como estoy yo ahora, toda mi familia.

Y ya.

-Yo creo que es obvio que mi madre no habría llegado de ninguna manera

a donde llegó, si no llega a tener un carácter...

fuerte a primera vista,

porque he de reconocer que luego era una persona sensible.

Lo que mi madre siempre quiso fue rodar, siempre.

Era su pasión y...

en esa época, siendo una mujer, era algo,...

que era totalmente... nuevo.

No pasaba por la cabeza de nadie que una mujer tuviese esa intención.

-Yo creo que soy incapaz de decir en una palabra qué es la película,

entre otras cosas porque cada día me parece de una manera distinta.

Creo que lo que sí me gustaría que fuera es corrosiva,

y creo que está saliendo corrosiva.

Y sobre todo, lo que me encantaría que fuera es una buena película.

-Cuando la nombran directora general de Cinematografía,

era la primera vez que tenía realmente un cargo

de mucha responsabilidad, público,

donde el 99 por ciento de los que trabajaban eran hombres.

Digamos que la primera persona en atravesar una pared

siempre sale sangrando.

Y... mi madre eso lo sufrió en varias ocasiones.

Afortunadamente,...

yo creo que la gente del cine supo valorar

que no era un cargo ni político ni numérico,

era un cargo que se le había dado a una persona que amaba el cine.

-Y el Goya es para...

Pilar Miró por "El perro del hortelano".

(Aplausos)

-Quiero dedicarle este Goya a la persona que más ha confiado

y que más me ha animado a lo largo del proceso de esta película:

a mi hijo Gonzalo.

Es tuyo.

(Aplausos)

-Mi madre fue la primera mujer

en desempeñar el cargo de directora general de Televisión Española.

Fue una etapa muy bonita,

por la oportunidad que tuvo mi madre

de hacer muchas cosas, y creo que puso un empeño tremendo

en hacer una televisión de calidad.

Supo llevar su visión cinematográfica

a la pequeña pantalla,

y yo creo que eso lo llegó a notar el público en general.

Ella era minuciosa en ese sentido, sabía perfectamente lo que quería.

Llegaba a estar tan pendiente de los detalles,

que hasta tomaba la decisión en un momento determinado

sobre la corbata que tenía que llevar el presentador.

Tenía un carácter...

Tenía un carácter muy especial, y...

yo entiendo que trabajando debía ser una persona complicada.

Yo recuerdo a mi madre mandar mucho, en casa quizá lo era menos,

pero probablemente cualquiera que pensase en el nombre de mi madre

y en su forma de ser, quizá sí se puede llevar la idea

de que...

era un discurso feminista permanente en casa

y no, no lo era.

Sí me inculcó la igualdad de oportunidades

y darle valor a las personas independientemente

de si eran hombres o mujeres, y a las ideas.

Como primera mujer candidata a la presidencia del gobierno,

¿cómo ves el movimiento feminista?

¿Crees que está contribuyendo a cambiar las cosas?

El movimiento feminista se ha tenido que ir adaptando

a los cambios que en la sociedad se han ido produciendo,

algunos provocados por el propio movimiento

y otros por la democracia en España.

Yo creo que el movimiento feminista

es más fuerte y eficaz, cuanto más transversal y libre sea.

A mí lo que más me encorajina es el intento de algunos,

que además siempre son hombres, son machos alfa,

intentando paternalizar el movimiento feminista,

acogerlo, dirigirlo.

No nos queráis tanto, hombre, dejadnos en paz, dejadnos actuar,

y sumaos, en todo caso,

pero dejad de darnos lecciones todo el rato.

Es que esto es un sinvivir, porque yo tengo 66 años,

una parte de mi vida, mala española

porque no era franquista, otra parte, mala vasca

porque no era nacionalista, y ahora, estos machos

me iban a explicar cómo tengo que ser buena feminista,

hombre ya, yo creo que ya vale, ¿no?

Durante décadas, la mujer debía marchar

al ritmo que marcaba el Régimen. Pero algunas,

en 1978, comienzan unas marchas

bien distintas,

conscientes de la situación en la que vivían.

El 73 por ciento de los analfabetos españoles

eran de sexo femenino,

y solo trabajaban fuera de casa

28 de cada 100 mujeres,

pero aquellas primeras manifestaciones

no contaban con el respaldo unánime del colectivo femenino.

Nos encontramos ante dos sectores de mujeres bien diferenciados:

el de aquellas que tienen consciencia de su opresión

y militan en los distintos grupos feministas

y el de las que no son tan siquiera conscientes

de la discriminación que sufren.

-Feminismo, estoy en contra total. -No soy en absoluto feminista.

-¿La igualdad de la mujer y el hombre y el feminismo

son cosas distintas? -Me parece a mí que el feminismo

es llevar la igualdad al extremo.

Cuarenta años después, ¿qué piensan los jóvenes españoles

del feminismo?

-Yo me considero una mujer feminista,

cada vez más.

-Yo también soy feminista.

Y he de destacar que está muy equivocado

el "hembrismo" con el feminismo.

-Es más bien buscar la igualdad entre ambos géneros.

-El término "feminazi" me parece una salvajada, es pura malicia.

No sé.

-Yo no me defino de ninguna manera.

-Sí, yo me considero feminista,

porque creo que es lo que hay que ser.

La igualdad de género es lo que tiene que haber ahora mismo.

-Para mí no hay feminismo ni machismo que valga.

-Yo soy femenina, muy femenina,

y soy feminista,

porque creo en la igualdad de las personas, hombres y mujeres.

Yo creo que se puede defender la igualdad de la mujer

y hacer un posado en bañador y en bikini.

Yo creo que todo es lícito. Por experiencia propia,

yo fui la primera modelo española en salir en la portada

de "Sports Illustrated".

Una revista de deportes americana,

la revista con más suscriptores del mundo,

y excepcionalmente, una vez al año,

sacan el especial bañadores.

Esta oportunidad se me dio en el año 1989,

yo ya estaba trabajando por Europa

saliendo en portadas de revistas como "Elle", "Marie Claire",

"Vogue".

Es así como ellos me conocieron,

de hecho, me propusieron

hacer por primera vez esta sesión de fotos.

Era a lo largo de más de un mes recorriendo diferentes islas

del Caribe, y pensé:

"Que me quiten lo bailado, voy a ver qué pasa".

Y encima, llego allí, y veo que...

las grandes modelos que yo admiraba tanto,

estaban allí: Elle Macpherson,

Naomi Campbell, y yo por allí, calladita, muy mona,

haciendo mis fotos.

Pasado ese mes, mes y medio

me llamaron y me dijeron que la chica de portada era yo.

Yo no era para nada consciente

de lo importante que era, hasta tal punto

que cuando me llamó mi agencia de Nueva York,

Agencia Ford, para decirme: "Judit, has salido tú en la portada

de 'Sports Illustrated'

y hay que venir aquí, a Nueva York".

Yo les dije: "No puedo, tengo exámenes de final de curso".

Me dijeron: "No, tú no has entendido nada, guapa, no has entendido nada,

¿tú sabes lo que es?".

Es la noticia más esperada del año

con la que el programa "Good Morning America",

que desayunan todos los americanos sus "Corn Flakes",

están esperando cuál es la mujer más bella del planeta

que sale en la portada".

"Tú no lo has entendido".

Yo comenté esto en mi casa y le dije a mi madre:

"Fíjate lo que me dicen".

Y ella me dijo: "Mira, nena, esto no lo veo claro".

"No lo veo claro". "Diles que sí, pero yo te acompaño".

Es muy bueno.

Cogimos el avión, llegamos al aeropuerto de Nueva York,

ahí nos esperaba una limusina.

Mi madre y yo llegamos al Hotel Plaza de Nueva York

y nos recibieron con flores.

Me recogieron por la mañana, fui a los estudios de televisión

y ahí me hicieron la entrevista.

Salí de los estudios de televisión y solo de ir por la calle,

me di cuenta, y viví en primera persona,

lo que quería decir ser famosa,

popular. La gente me reconocía.

-Es rarísimo el día que yo no recibo un whatsapp de una mujer desnuda,

un culo, unas tetas, una broma sexual,

es rarísimo el día que eso no ocurra.

Y no soy un mojigato, no digo: Oye, a mí no me mandéis esto",

pues jaja, jaja, jiji, pero es permanente.

La broma, con la chica, sigue siendo permanente.

Con el cuerpo, el tamaño, las formas,

el culo, el pecho, el sexo,

eso es todos los días.

En mi whatsapp y en el del presidente del Gobierno.

Lo que he decidido hace mucho tiempo es no reenviarlo.

Cuando me llega a mí, ahí termina,...

porque entiendo que no tiene sentido.

Debe ser porque tengo hijos, tengo hijas en las tres edades posibles:

de 40, 30, 20.

Entonces, hay una parte de ti que dice:

"Esto puede estar pasando

con tu hija".

Para terminar, Rosa Díez,

un deseo de futuro.

Quiero decir que el derecho a la libertad e igualdad

de las mujeres, no es de las mujeres,

es de la democracia, y nos implica a todos.

La batalla por la libertad y la igualdad es una batalla

y una asignatura pendiente de la democracia,

pero a la vez que digo eso, hay que decir

que también es una batalla que no termina jamás,

hay que construirla cada día.

Yo creo que los hombres y las mujeres tenemos que saber

que esta batalla por la libertad y la igualdad la vamos a ganar.

-Es importante,

en la vida,...

llegar a ser no tanto la primera o el primero,

es posible que en los deportes sí, en el atletismo sí,

pero llegar a ser lo que una aspira, a lo que una quiere,

lo que una siente,

que le atrae y en aquello en lo que una pueda hacer una labor

importante e interesante.

-La verdad es que he tenido mucha suerte

de haber sido la primera española en haber ido a la NBA femenina.

Para mí fue cumplir mi sueño,

y la verdad, creo que sin constancia...

puedes tener todo el talento del mundo,

que si no lo trabajas, no llegas,

así que... trabajo, trabajo y trabajo,

y cuando estés cansado, más.

-Yo,...

en vida, conocí a una Pilar Miró...

Conocí a mi madre.

Yo creo que, después de fallecer, conocí a Pilar Miró,

pero es verdad que ha sido a posteriori

cuando he sido realmente consciente de la importancia

que ella tuvo en su momento, una de las pioneras.

No solo para otras mujeres,

sino en la España que ella tuvo la oportunidad de vivir.

Retratos con alma - Programa 16

15 jul 2019

Programas completos (16)

Los últimos 16 programas de Retratos con alma

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Programa 16 Completo 46:23 19% pasado lunes
    Programa 16 pasado lunes En el camino de las mujeres para conseguir la representación política, social y profesional que merecen unas cuantas pioneras allanaron el terreno de las actuales generaciones femeninas. En esta ent...
  • Programa 15 Completo 51:04 37% 08 jul 2019
    Programa 15 08 jul 2019 La libertad, independencia económica y el reconocimiento de los derechos femeninos que han logrado las mujeres en las últimas décadas han hecho que, cada vez más, el emprendimiento y l...
  • Programa 14 Completo 52:55 22% 01 jul 2019
    Programa 14 01 jul 2019 En esta entrega de 'Retratos con alma' se habla con esas mujeres que saltaron a la primera fila para robarle el papel protagonista al varón en campos profesionales que durante déca...
  • Programa 13 Completo 53:10 23% 24 jun 2019
    Programa 13 24 jun 2019 Hace un paralelismo entre las historias de la ficción de la serie con las historias reales de mujeres contemporáneas.
  • Programa 12 Completo 49:38 73% 17 jun 2019
    Programa 12 17 jun 2019 La falta de mujeres fuertes en las que mirarse podría parecer un problema del pasado. Pero hoy en día, ¿cuánto y cómo se mira a esa mujer que se atreve a destacar? En &lsq...
  • Programa 11 Completo 47:21 22% 10 jun 2019
    Programa 11 10 jun 2019 Se analiza la presencia de la mujer en el cine, la literatura, la música y las artes plásticas a lo largo de los siglos. Cineastas, actrices, escritoras, músicas, galeristas y pintoras cuenta...
  • Programa 10 Completo 45:47 22% 03 jun 2019
    Programa 10 03 jun 2019 En la segunda entrega de ‘Retratos con alma’, Isabel Gemio aborda la discriminación hacia la mujer y la doble discriminación que sufren determinados colectivos femeninos a través ...
  • Programa 9 Completo 44:54 25% 27 may 2019
    Programa 9 27 may 2019 Hace un paralelismo entre las historias de ficción de la serie y las historias reales de mujeres contemporáneas.
  • Programa 8 Completo 46:19 16% 20 jun 2018
    Programa 8 20 jun 2018 En el programa 8 tendremos una visión de la mujer a través de los ojos de los hombres.
  • Programa 7 Completo 44:11 22% 06 jun 2018
    Programa 7 06 jun 2018 Hoy hablamos de las pioneras del sistema educativo como María de Maeztu, y de cómo la educación ha dado alas a la mujer para su independencia. Hablamos con pioneras del periodismo, de la jud...
  • Programa 6 Completo 43:24 14% 30 may 2018
    Programa 6 30 may 2018 Uno de los principales logros de la mujer ha sido su incorporación al mercado laboral. A pesar de que quedan barreras por superar (techo de cristal, brecha salarial), hablaremos con mujeres que han logrado...
  • Programa 5 Completo 43:54 20% 23 may 2018
    Programa 5 23 may 2018 En el quinto programa tratamos cómo ha cambiado la figura de la mujer en la familia. El programa hace un recorrido, desde las familias más tradicionales, con todas las limitaciones que tenía,...
  • Programa 4 Completo 44:30 22% 16 may 2018
    Programa 4 16 may 2018 En la cuarta entrega de 'La otra mirada' se referencia a la sexualidad a principios de siglo en una sociedad marcadamente masculina. 'Retratos con alma', conducido por Isabel Gemio,...
  • Programa 3 Completo 50:14 19% 09 may 2018
    Programa 3 09 may 2018 LAS APARIENCIAS, es el tema de este capítulo. El espacio contará con los puntos de vista de distintas personalidades de ámbitos variados, como Andrea Levy (vicesecretaria de estudios del PP y...
  • Programa 2 Completo 43:19 19% 02 may 2018
    Programa 2 02 may 2018 El segundo programa versa sobre el sufragio femenino. A través del testimonio de numerosos rostros veremos cómo las mujeres no solo consiguieron el voto, si no también participar en las insti...
  • Programa 1 Completo 42:44 36% 25 abr 2018
    Programa 1 25 abr 2018 En el primer programa hablamos sobre las libertades de la mujer y los logros que se han conseguido a lo largo de los años. Trataremos la incorporación generalizada de la mujer a la educación,...