Repor Canal 24H

Repor

Domingo a las 20.30 horas

Repor
Noche del miércoles al jueves a las 01.30 horas   Los Domingos a las 20:30 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
3063169
Para todos los públicos Repor - Templos modernos
Transcripción completa

El cierre de muchas industrias

ha dejado centenares de fábricas abandonadas.

Ahora el robo de los materiales acelera la degradación

y los hace muchas veces irrecuperables.

Sacar todo el cobre, ¿no? -Y el cableado.

Todo lo que pueda tener valor.

Sorprende mucho que vinieran

camiones aquí a robar y nadie vio nada.

Era un motor de la ciudad, un sitio con mucho sentimiento.

Un paisaje que ha tenido una metamorfosis violenta,

violenta en pocos años.

Aquí está, Altos Hornos de Vizcaya. Ahí está una "a".

Se han quedado un poco como las catedrales del campo,

como las catedrales olvidadas.

Diferentes asociaciones

reivindican el valor del patrimonio industrial

y la necesidad de dar un nuevo uso a estos espacios.

Estaba abandonada, era de una empresa,

una calderería que había cerrado,

que habían entrado ya a robar todos los cables.

Aquí estaba la máquina.

Hemos pasado del sector textil al sector del cultivo de setas.

Son puertas viejas.

Es un edificio de ciento y pico de años.

Está todo bastante deteriorado.

Fíjate todo esto sería la entrada.

Estamos metiéndonos en la fábrica

para poderle dar una segunda vida.

El paso del tiempo y los nuevos

proyectos urbanísticos juegan en contra.

El "Repor" de hoy: Templos modernos.

Recorremos el río Llobregat

y nos encontramos una y otra fábrica.

Muchas de ellas abandonadas.

Antiguas colonias que se construyeron aquí

a mediados del siglo XIX porque necesitaban

el agua del río para funcionar.

En la orilla del río Cardener

descubrimos la fábrica La Favorita.

Nos acercamos al recinto

y nos sorprende la presencia de un inquilino.

Un ermitaño en un entorno industrial.

De alguna manera la puerta estaba para mí abierta

cuando llegué aquí, no tuve ni que forzarla.

Y me instalé.

¿Podemos pasar?

Sí, tengo miles de metros cuadrados.

Aquí tenemos una escalera que podrás verlo mejor.

Son puertas de un edificio de ciento y pico de años.

Está todo bastante deteriorado.

Todo esto serían las instalaciones.

Esto al final tiene una fecha.

Estaba por apartarlo pero la verdad que no

me apetece arrancar nada

porque puede ser parte del museo del día de mañana

de este edificio si no se derrumba.

Esto es un edificio con muelle de carga y descarga.

Y aprovechamos la basura que tiran los demás

para hacer un tipo de reciclaje.

Se va desmontando todo y de esto se encarga el colega.

Lo que me interesa se lo compro

y lo paso a la planta de arriba.

Con ello hago decoración, hago arte, sí.

¿Tú no te sientes también un poco impotente

de ver tanta cosa para limpiar? ¿Cómo evitas esa sensación?

Pues no subiendo a esta planta.

Subí un día y me encontré hasta un dedal, ¿eh?

La aguja no la encontré todavía.

Da un poco de vértigo esto sin la barandilla, ¿eh?

¿Este es tu taller?

Sí, vas trabajando con muchas cosas.

Ahí hay otro que reciclaré, pintaré encima.

Vas trabajando en lo que tienes y con lo que tienes.

Para mí es una maravilla porque hace muchos años

quería hacer algo, necesitaba un espacio grande.

Y de verdad que ya lo tengo.

Hasta que los dueños de alguna manera quieran.

Y estamos haciendo cosas, de verdad.

Manresa fue de siempre una ciudad industrial.

Aquí la Fábrica Nova era la catedral

de lo que fueron los llamados tiempos modernos.

Esta es la fábrica, una imagen de los años 30.

Y aquí delante lo que queda.

Aquí trabajaron muchas mujeres en el sector del textil.

Ocupaba a muchísima gente, y daba...

¿Esto es también de la fábrica?

En el recinto había más de 20 edificios.

Había el recinto donde estaban las monjas, el chalet.

Era un motor de la ciudad y además un sitio

con mucho sentimiento, que la gente lo sentía suyo.

Cuando hubo la crisis del textil en el 89

la fábrica cerró. Claro, fue un golpe muy duro.

La fábrica está tapada por una lona

que solamente sirve para esconder la vergüenza

que es que han empezado a destruir

la fábrica por el interior.

¿Qué estáis haciendo?

Estamos grabando un reportaje sobre la fábrica.

¿Ah, sí? Mi abuela había trabajado aquí.

Y mi tío. Mi madre iba a la guardería

junto a mi otro tío.

Sinceramente yo viví cuando lo derrumbaron

y, hostia, mi abuela ya no estaba para verlo,

pero a alguno se le partía el corazón.

Tantos años de historia tirados al suelo.

El edificio es propiedad de La Caixa.

Aquí está previsto hacer un centro comercial.

Pero el proyecto de momento está parado.

Hola, bon día. Hola, bon día.

Pasad, pasad.

Su casa directamente pertenecía a la fábrica.

La fábrica tal como está ahora

por lo menos 7 u 8 años.

Lo único que hacen de mantenimiento es achicar

un poco del agua porque es un nido de mosquitos.

Esto es un nido de chatarra también.

Cuando les sobra algo a una empresa de construcción

lo ponen aquí en camiones.

Y así ha quedado.

Y si no quieren construir que limpien

y hagan una zona verde, un gran parque.

El 90% de los vecinos firmarían ahora mismo.

Un gran parque urbano en condiciones.

Hay que conservarlo porque es un patrimonio

industrial importantísimo. Sí, vale.

¿Y usted cómo cree que va a ser el futuro de este espacio?

Cero. ¿Cero?

Sí, cero, yo no creo que lo vea esto.

Preguntamos al ayuntamiento

sobre el futuro de estos espacios.

Nos citamos en la Fábrica de los Paños.

Es el complejo más antiguo que se conserva en Cataluña

y en España de la Revolución Industrial.

Detrás de esto es los recursos

que tiene un ayuntamiento como el nuestro.

Somos una ciudad media, pero tenemos recursos

bastante limitados.

¿Cómo hacemos frente a este tipo de intervenciones?

Después hay otros casos en que la fábrica

es aún de propiedad privada.

En casos que tenemos en la ciudad la propiedad

privada pues ahora mismo es imposible

que haga frente a esto.

Lo que hace el ayuntamiento es obligar a la propiedad

a que actúe y nos ponemos en su sitio,

que haga las actuaciones mínimas para fijar.

Yo siempre digo que es poner

la laca al edificio, que no se caiga.

Nos sentimos impotentes delante de esta situación, sí.

Por una parte queremos preservar este patrimonio.

Y por otro lado los recursos no los tenemos para hacerlo.

Pero los propietarios como este no hacen caso

de los requerimientos del ayuntamiento.

Por si fuera poco aquí un robo ha acabado

con toda la estructura del edificio.

Todas tienen una presa.

Esta presa desvía el agua hacia aquí.

Y por estos agujeros de aquí entra dentro de la fábrica

y producen electricidad.

¿Ves toda aquella parte?

Toda aquella parte del final.

Fue derruido porque han venido a llevarse las columnas.

Y todo este montón de ruinas que hay en el centro

es del tejado caído a bloque.

¿Arquitectónicamente tiene valor esta fábrica?

Son fábricas que están relativamente bien hechas,

con una buena estructura

y que se podían haber reaprovechado.

Sobre el robo de estas columnas

realmente sorprende mucho que vinieran camiones

aquí a robar y nadie vio nada.

No fue un día, sino semanas que duró este expolio.

Y nadie vio nadie. -Porque no es un rato.

Los propietarios no se dieron cuenta tampoco

o nadie les dijo nada.

La disputa entre el interés privado y la especulación

y el patrimonio es una realidad actual muy evidente.

Una vez te quedas así, en un solar,

no es más que un solar.

Y un solar sin vida ya

que aquí se puede hacer cualquier cosa.

Ha perdido su valor y si no nos preocupamos un poco

este será el destino de buena parte

del patrimonio industrial.

Los intereses urbanísticos hacen que se tomen soluciones

a veces sorprendentes.

Aquí hay almacenada una fábrica del siglo XIX.

El Ayuntamiento de Mataró necesitaba los terrenos

y decidió desmontarla y guardarla aquí.

Si tú vas al catálogo del patrimonio de Mataró

encontrarás una ficha que dice que hay una nave

que se llama Can Fàbregas. Y si quieres ir a visitarla

tendrás que venir aquí a la montaña.

Y te encontrarás estos trocitos de pared,

que son lo que queda del edificio.

Y se ha dado el caso de que mientras estaba aquí

se supone que bajo custodia del propio ayuntamiento

pues ha habido un robo de todas las piezas de hierro,

las vigas de hierro del edificio.

Habían doce toneladas y media de hierro.

Ha desaparecido. Quien lo tiene no lo sabemos.

Pero que sí que había un compromiso de custodia

de todos los elementos catalogados.

Y nadie se hace responsable de ello.

Esto es un trozo de la chimenea.

¿Vosotros cuando veíais que se iban llevando

a trocitos la fábrica que...?

Bueno, lástima, impotencia y rabia.

Se desmontó la fábrica

con la idea de trasladarla a la acera de enfrente.

Y el ayuntamiento vendió los terrenos al Corte Inglés.

La plataforma Salvem Can Fàbregas

lo denunció.

Si se cumple la sentencia a rajatabla

el ayuntamiento se arruina porque tiene que devolverle

el dinero que pagó el Corte Inglés por este solar.

Y llegamos a un acuerdo para que se reconstruya

el edificio en la acera de enfrente, que en estas

el ayuntamiento se sale con la suya.

Pero nosotros imponemos la condición de que en lugar

de estar aquí esté en la acera de enfrente

y sea un equipamiento público para la ciudad.

Esta fábrica la destruyó alguien,

además con intereses privados económicos detrás.

Y si alguien tiene que pagar esto son los que tienen

los bolsillos llenos después de haber hecho

la tropelía de desmontar un edificio

que llevaba aquí desde mil ochocientos y pico.

En pocas palabras, hay responsables.

(NODO) Esta sociedad es el más importante

grupo textil de España y el más moderno de Europa.

Y puede cubrir el 15%

de las necesidades españolas de fibra de algodón.

Este fue el centro de producción textil

más grande de España.

Aquí llegaron a trabajar hasta 5000 personas.

La producción fue decayendo

y la fábrica cerró definitivamente en el 2012.

Esta nave era la nave de tintes, blanqueo y acabado.

Y esta nave se construyó para que desde dentro

de la nave se pudiera ver el color.

El color hay que verlo a luz natural

porque si no se desvirtúa.

Y esta nave se construyó especialmente para eso.

Había distintas máquinas.

Y bueno, ella concretamente trabajaba en esta nave.

Aquí estaba la máquina de tinte.

Y después ya pasaba

a lo que era estas máquinas de aquí,

que eran la que le daba el apresto a la tela.

¿Lo echas de menos? Sí, me encantaba.

¿Sí? A mí me gustaba esto mucho.

Y verlo así tan vacío, los agujeros donde caían las...

los líquidos que utilizábamos y eso cuando enjuagábamos.

Pues claro, es que...

Pero los trabajadores han dado un giro radical al negocio.

Han constituido una sociedad laboral

y aprovechando el espacio se han embarcado

en un nuevo proyecto.

Hemos pasado del sector textil al sector del cultivo de setas.

Y totalmente distinto, pero no teníamos más remedio.

Pues hemos cogido aprovechando todo el material de la fábrica.

Si miráis para allá,

todos esos paneles son los techos.

Hemos construido estos 4 módulos

para cultivo de seta ecológica.

Estas son las temperaturas de las sacas. Se enumera.

Lo que era criarla en una saca y eso pues no sabíamos ninguno.

Y entonces la primera vez que lo vimos y todo eso

pues la verdad que nos hizo mucha ilusión.

Y que va "palante".

Por eso nos hace más ilusión, ¿no?

Porque esto va dando resultados.

Uno pequeñito que se está saliendo.

Eso es lo que se llama el primordio.

Es muy delicado, como los niños chicos,

muy al cuidado de ellos.

Pero esto es sólo una pequeña parte de lo que fue

el complejo industrial HYTASA,

construido en el año 37

para fabricar uniformes militares.

Aquí ahora hay decenas de espacios.

Algunos de ellos están abandonados.

En otros hay actividades de todo tipo.

Esta era la central térmica.

La central térmica que daba energía

a toda la factoría de HYTASA.

Nos encontramos en una calle de la antigua Factoría HYTASA

donde podéis ver que conviven

toda una serie de negocios muy distintos.

Hay talleres, hay centros deportivos,

centros de gimnasia rítmica y un teatro,

el Teatro de la Cuadra.

Este teatro se instala... El teatro de Salvador Távora.

De Salvador Távora, exactamente.

Se instala en el año 90,

empeña gran parte de sus ganancias.

Se hipoteca y actualmente está en crisis.

Hola, cómo estás. -Un beso.

Eran paredes, vacías.

O sea, era diáfana, no había nada.

Esto es digamos lo que es la estructura.

Todo, hemos hecho todo, todos los cementos.

Porque detrás están los camerinos, las puertas,

las gradas, los trust,

los focos, el equipo técnico, de sonido, de luces.

La fila recta y un poquito de más orden, ¿vale?

El movimiento de cabeza tiene que ser en seco.

La propia situación personal de Salvador,

que él nace aquí en el Cerro del Águila,

trabaja en HYTASA. Al final crea un teatro aquí.

En el propio sitio de donde ha salido.

Claro, no se trata de inventar cosas,

se trata de ver lo que hay,

cuáles son las necesidades en relación con cada uno

de esos lugares y partir de ahí estos espacios no necesitan

una gran inversión económica, lo que necesitan

es activación y gestión adecuada.

La industria agraria

también ha dejado un rastro de hormigón.

Hasta el año 84 el sector del trigo

fue monopolio del estado.

Se diseñó una red nacional de silos y graneros

para almacenar cereales y controlar el mercado.

Ahora hay cerca de 700 silos sin utilizar

diseminados por toda la geografía.

(NODO) Y como hitos pregoneros

del desvelo del estado por el campo

cientos de silos elevan su sombra benéfica

en la geografía de España.

Y alejan con su presencia el pernicioso intermediario.

Aquí tenemos las tornas de recesión.

Y desde los elevadores lo suben para distribuirlo

a los transportadores superiores,

que a su vez tiene un sistema de tubos que lo distribuye

entre las distintas celdas.

El teléfono para comunicarse con las distintas máquinas.

Y esto, este sistema...

Está fuera de servicio.

Esto era una báscula de intermedio.

Estás cansado. Sí, porque hace mucho tiempo

que no subo a uno de estos tan grande.

Porque en esto se ve muy claro cómo funcionan,

cómo se transporta el grano, cómo cae dentro de la celda.

¿Aquí abajo son los 8 pisos que hemos visto, Pepe?

Sí, eso va a hasta abajo, hasta el suelo, vamos.

¿Y este edificio ahora qué utilidad podría tener?

Por ejemplo esta nave evidentemente

se puede utilizar bien, pero las plantas inferiores

pues hay que hacer una especie de comunicaciones

entre ellas para poder ampliar el espacio, ¿no?

Eso es complicado también la utilización de un silo

para darle un uso. Claro, efectivamente.

Nosotros las llamamos

estructuras industriales agrarias obsoletas.

Bueno, estos edificios se han quedado un poco

como las catedrales del campo,

como las catedrales olvidadas.

Pues yo creo que hay que darle un uso.

Si no el mantenimiento no se asegura.

Y dejarlo tal cual es que se vaya degradando

y creando problemas de seguridad de todo tipo.

Pero qué uso, esa es la pregunta del millón.

Si hay un lugar donde hubo una fuerte presencia industrial

es en la Ría del Nervión, junto a Bilbao.

El Puente de Portugalete es patrimonio de la humanidad

y nos remite a una época en la que el hierro

y la siderurgia eran motores de la economía.

Ahora la mayoría de las industrias

han desaparecido y el paisaje han cambiado radicalmente.

Un paisaje que ha tenido una metamorfosis violenta,

violenta en pocos años.

En apenas 15 han desaparecido casi todos los vestigios.

Ahora es blando, es un paisaje blando,

ha perdido aquella severidad.

A muchos nos gustaba más antes.

Todo esto es terreno reconquistado

a espacios industriales que eran extensísimos.

Un barrio nuevo, en una palabra,

de vivienda residencial.

Hay gente que dice: "Qué bien que se ha cambiado

el paisaje, se han quitado los humos,

se han quitado estas industrias."

Una cosa es quitar los humos

y luego no encender el mal humo.

Porque a algunos se nos ha puesto

otro humo distinto.

Que eran que esas naves, esos talleres, esos recintos

tenían una reutilización

muy interesante en muchos aspectos.

Y ahí es donde viene el lamento.

Tomás y Miguel Ángel trabajaron en Altos Hornos.

Frente a la transformación que se producía a su alrededor

decidieron ir rescatando todo lo que podían.

Lo guardaron en este almacén

donde todavía se puede oír el eco de las máquinas.

¿Esto estaba en las industrias que había por la zona?

Sí, que se han ido quitando.

Ya cuando comenzó la reconversión en los años 80

pues desaparecieron cantidad de talleres.

Valen más como esto que para chatarra.

Hay fresadores, hay tornos muy antiguos.

Hoy día esto ya no se usa en ninguna empresa.

Pero tienen esa riqueza

de que es maquinaria muy antigua.

Yo he sido tornero y he trabajado en algunos

tornos parecidos a los que ves por ahí.

Bueno, es una base longitudinal y transversal

y un sistema para hacerlos.

Es una joya hoy día

de lo que ha sido la máquina-herramienta.

Una cosa muy valiosa que esta la rescaté yo es eso.

Es el reloj que había

en las oficinas de Altos Hornos,

los originales, cuando se fundó.

A ver esto.

¿Lo ves?

Tú lo coges así. Al rojo vivo, ¿no?

Al rojo vivo, claro, para no quemarte.

La "e" aquí está. Altos Hornos de Vizcaya.

Ahí está una "a".

Esto es la "e".

"I" de Vizcaya.

Y estaban iluminadas.

Ahora esta ciudad se prepara para otra gran transformación.

La construcción de un nuevo barrio en Zorrotzaurre,

una zona donde sólo algunas casas

salpican el paisaje industrial.

¿Qué tal? Muy bien.

Hemos venido a saborear el solillo,

porque en otros lados hacía frío.

Pero aquí es de los sitios más bajos,

más a nivel del mar que estamos, pues a cero.

Me pesa metal duro, de aceros especiales

para cantidad de herramientas.

Estaba aquí. Pues ha desaparecido también.

Y ahora lo van a rellenar, por eso están ahí.

Ahí hay escombros ya para ir rellenando.

Zona que hagan, para levantarlo.

O sea, van a hacer una isla de nuevo casi casi, ¿no?

Sí, sí, sí. ¿Será una zona de lujo?

Hombre que sí. -Sí, sí, sí.

Aquí va a valer mucho dinero. Esto sí, va a tener...

Adiós. Venga, hasta luego, chao.

Aquí está prevista la construcción

de más de 5000 viviendas.

Y aunque el proyecto prevé conservar algunas industrias

la mayoría de edificios se degrada a pasos de gigante.

Es una fábrica que cesa la actividad

hace relativamente poco.

Y lo que te encuentras a día de hoy es esto, ¿no?

Prácticamente en cuestión de meses es como las termitas.

Lo que hasta hace unos meses era una instalación

perfectamente equipada en pleno funcionamiento

de repente de convierte en esto.

Pero esto es para sacar todo el cobre, ¿no?

Y el cableado.

Todo lo que pueda tener valor.

Suele haber incendios, eso genera riesgos ambientales,

también riesgos para las propias personas

que por aquí andan.

Y claro, evidentemente, lo que se traslada es

para evitar cualquier peligro lo tiramos,

lo derribamos y ya está.

Y suelos contaminados. Es decir, que al final aquí

ha habido un proceso industrial y evidentemente...

No se sabe qué puede haber.

No se sabe qué puede haber.

O sea, que hasta hace nada esto estaba en funcionamiento.

Mira, año 13, año 12...

Madera, cilindros, rectificados, mecanizados...

Qué interesante.

Esto está aquí...

testigo mudo.

Imagínate por ejemplo en esta nave tan funcional

que tenemos pues eso, un montón de emprendedores

y emprendedoras trabajando aquí en red

en un espacio por ejemplo de coworking.

Perfectamente, perfectamente.

¿Cuál es tu firma?

¿Qué pone? Wesc.

Teníamos aquí un puente y tal y estuvo muy bien, ¿no?

Como lo han hecho va a quedar bonito.

El problema es la empresas que había aquí,

que a ver qué va a pasar con ellas.

Por un lado sí que se vende la idea de que se van

a reutilizar algunas de las fábricas históricas,

esta era una de ellas.

Y sin embargo mira cómo está, ¿no?

El antiguo edificio de Artiach es uno de los pocos

templos modernos que se salvarán

de esta gran transformación.

Aquí conviven industrias de siempre

con las nuevas actividades del futuro.

Nosotros estamos ahí pues en esa nave

como club de skate.

Estamos todos juntos por intentar salvar

lo que es el edificio,

que quieras que no

es un edificio muy mítico de Bilbao.

Esta nave estaba abandonada, era de una empresa,

una calderería que había cerrado.

Estaba desmantelada entera.

Pero bueno, por eso la conseguimos a buen precio.

Sí, la gente del club date cuenta que son

los mejores skaters del País Vasco,

que muchos viven de las marcas.

Y que se mueven por toda Europa,

incluso por todo el mundo participando en competiciones.

Esta fábrica se va a conservar. Esta fábrica se mantiene.

¿Y aquí qué hay, diferentes talleres?

Pues hay de todo. Por ejemplo, en el portón

de aquí de la derecha es un coworking de carpinteros.

¿Y aquí qué hay?

Pues una sorpresa.

¿Un taller de impresión 3D?

De impresoras 3D.

Trabaja al contrario de lo que trabajaría

una fresadora por ejemplo.

Lo que va a haciendo es aportar un material,

un filamento en este caso de plástico.

Estamos trabajando con un material biodegradable.

Estas son piezas similares,

son las mismas piezas que está haciendo ahora mismo.

El año pasado hicimos un androide.

Creo que actualmente en España hay un par de ellos,

dos o tres que yo sepa.

Y no llegan a 50 en todo el mundo.

Es completamente...

se mueve entero, tiene una muñeca rotacional,

en las manos todos los dedos tienen sus falanges,

se mueven individualmente.

Y lo que se puede llegar a hacer con una impresora 3D

y aprendiendo programación entre otras cosas.

La memoria industrial de Bilbao está en la cabeza

de nuestros vecinos, de los carpinteros,

electricistas, costureras.

Es una plataforma para que toda la capacidad

que tenemos como sociedad para innovar se active, ¿no?

Cada vez somos más los que con nuevas tecnologías

o nuevos proyectos estamos metiéndonos en la fábrica

para poderle dar una segunda vida.

  • Templos modernos

Repor - Templos modernos

30 mar 2015

Centenares de edificios vacíos que fueron antiguas fábricas sufren abandono, robos y expolios. En Repor hemos recorrido diferentes puntos de la geografía visitando estos “templos modernos”. Hemos comprobado cómo algunos de ellos sufren un abandono irreversible, pero hemos asistido también a iniciativas que pretenden dar nuevo uso a estos espacios más allá de lo que fueron.

 

ver más sobre "Repor - Templos modernos" ver menos sobre "Repor - Templos modernos"
Programas completos (378)
Clips

Los últimos 1.117 programas de Repor

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos