Repor Canal 24H

Repor

Domingo a las 20.30 horas

Repor
Noche del miércoles al jueves a las 01.30 horas   Los Domingos a las 20:30 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3003678
Para todos los públicos Repor - Sobrevivir al maltrato
Transcripción completa

53 mujeres muertas a manos de sus maridos en 2014

es tan sólo la punta del iceberg de un problema

que afecta a más de 600 000 mujeres cada año en España.

(SUENA EL TELÉFONO)

Eso es una agresión, entonces es tentativa.

¿Ha solicitado una orden de alejamiento?

Te pega una paliza estando bebido

y al día siguiente se te pone a llorar y te dice:

"¿Qué, que yo te he pegado? Si yo te amo...".

Y le ves las lagrimitas y dices...

Te llega a confundir.

Cogía cuchillos.

"Primero acabo con vosotros y luego acabo conmigo".

Desde la primera llamada de auxilio

a los pisos de acogida o al asistencia jurídica,

reivindican que la administración les apoye para poder salir a flote.

Y se podría hacer más, mucho más por la mujer.

Cada día ves en la tele una muerta, otra muerta...

¿No es cierto, como ella relata, que usted la agrediera?

Nos estamos encontrando con que los jóvenes

están siendo víctimas de violencia de género por parte de sus parejas.

Oye, ¿cómo se puede hacer eso a una mujer?

¿Cómo se le puede hacer eso? Si es que...

Estás haciendo lo mismo y no te estás dando cuenta.

Es muy difícil tú verte con esa libertad,

sin tu maltratador.

Si denuncian, tienen otra alternativa que es la vida.

Y una vida feliz. En Sevilla,

en la Fundación Ana Bella se consideran supervivientes.

Y quieren contagiar al resto de mujeres con su coraje y fuerza.

El "Repor" de hoy: "Sobrevivir al maltrato".

Lo que más me dolía de todo, mucho más que los propios golpes,

era que él decía que no era un maltratador;

que él era bueno y yo la mala, que yo lo provocaba.

He estado con él sólo siete meses y me ha pegado muchas palizas;

me ha quemado con cigarros, me ha intentado ahogar

con la almohada. 5 minutos más y me mata.

Lo he denunciado siete veces.

Ahora me encuentro aquí, en la casa de acogida,

deprimida, con ganas de morir.

Pero espero que estos sentimientos cambien

y se conviertan en alegría, esperanza y ganas de vivir.

(TELÉFONO)

Una llamada telefónica al 016 puede ser el primer paso

para que una mujer, víctima de maltrato,

ponga fin a una situación de violencia.

Al otro lado, psicólogas, médicos, abogados y asistentes sociales

ayudan y orientan.

(SUENA EL TELÉFONO)

Bon día.

¿Hay maltrato psicológico, físico? ¿De qué forma, qué ha pasado?

¿Tiene parte de lesiones?

Bueno, pero eso es una agresión, entonces no es tentativa.

¿Usted está trabajando actualmente?

Tiene derecho a un abogado de oficio.

(TELÉFONO)

Este es un servicio de 24 horas

Los 365 días del año y es un servicio de atención

a las mujeres que están en situación de violencia machista.

Es una línea confidencial, gratuita.

Y bueno, escuchamos a ver cuál es la problemática que tienen.

Y en función de la situación,

orientamos, asesoramos, informamos

o derivamos a los servicios más adecuados para su situación.

Si usted la convence para denunciar,

entonces la tendría que acompañar a los mossos d'Esquadra.

Y ahora llore todo lo que tenga que llorar.

La mujer, cuando llama, está en un momento

que algo ha pasado...

Que la ha sacado un poquito de su estado normal. Entonces,

puede estar en un momento de ansiedad muy grande.

No ve lo que hay delante, tiene una pared,

es un túnel; no ve la solución, no ve la salida.

¿Y los niños cómo llevan esta situación?

Es un no parar.

Preguntan mucho los derechos que tienen respecto,

por ejemplo a la vivienda o qué hacer en un caso de violencia.

Sobre todo cuando no hay ninguna prueba,

es muy difícil de demostrar una violencia psicológica

sino hay testigos...

¿Ha solicitado una orden de alejamiento?

(TIMBRE)

Hola. Hola, buenos días. ¿Saray?

Sí, soy yo. ¿Tú eres asistente social?

Sí. Explícanos un poquito

dónde estamos, qué es este piso.

Pues esto es un piso de urgencias, para mujeres

que han sufrido violencia machista

por parte de sus parejas.

Y aquí están durante un tiempo limitado protegidas.

Hay veces que coincide que están solas,

pero otras veces coincide que están con otras mujeres, con niños...

Las mujeres llegan aquí cuando hay una situación de riesgo

tan grande, tan grande, tan grande

que tienen que salir corriendo de casa.

Sobre todo te aconsejan, tanto policías

como la asistenta social,

que te traigas lo mínimo,

que salgas cuanto antes, que salgas corriendo y te vayas.

Y siempre terminamos viniendo con poco, con poca cosa.

Ahora mismo yo, como podéis ver: nada.

Esto me lo han dado aquí, con lo cual lo que tengo

son dos suéteres, dos pantalones... y un abrigo.

Nos sentamos, ¿vale?

¿Tomas ColaCao frío? -Sí.

Aquí, al haber pasado todas las chicas por lo mismo,

pues lo primero que hacen es apoyarse las unas a las otras

porque lo han vivido y pasado igual de mal o peor.

Estar en un piso así, que sé que él no va a aparecer,

eso me da tranquilidad pero ya está.

Aparentemente es muy buena persona, muy...

Me trataba muy bien y, claro, lo típico

te enamoras de él locamente.

Y empezó a vivir conmigo y a la semana o así

pues empezaron las palizas.

Te pega una paliza estando bebido

y al día siguiente se te pone a llorar y te dice:

"¿Qué, que yo te he pegado?". Le ves las lagrimitas y dices...

Te llega a confundir. Pero las siete denuncias que tengo

han pasado un montón de meses y todavía ningún juicio.

Esta persona, si a mí me hubiera querido quitar la vida,

me la hubiera quitado.

Los sustos que me pegaba cuando yo encendía la luz

y me lo encontraba en el sillón,

esperándome. "¿De dónde vienes, de putear, de zorrear?

Ahora ven para acá". Y me pegaba la del pulpo.

A las 3 o 4 veces de saltarse la orden de alejamiento,

lo llevaron a la Modelo, estuvo dos meses.

Y otra cosa que no entiendo,

cómo puede ser que con una orden de alejamiento,

permitan que este señor me esté llamando continuamente

desde los teléfonos de allí.

Pues cuando salió de la cárcel,

le di una oportunidad y volví con él.

Y estuve con él un mes y pico

hasta que vi que no paraban las palizas...

Y ya lo dejé definitivamente.

Me da un poco de vergüenza decirlo pero sigo enamorada.

Porque no creo que sea delito estar enamorada y querer a alguien.

No lo puedo evitar, pero sé que me lo tengo que quitar

de la cabeza y salir del corazón y la tengo que olvidar

porque lo único que me va a provocar y hacer es daño...

Anularme y en fin...

Y se podría hacer más, mucho más por la mujer.

Cada día ves en la tele una muerta, otra muerta...

El tema de juzgados... nulo totalmente.

Lo detienen porque se ha saltado la orden de alejamiento;

duerme en el calabozo y a la mañana está en la calle.

Y es que él se reía de mí, me llamaba y me decía:

"Ya me han soltado. ¿Ahora qué, voy y te mato?".

¡Él me lo decía!

Tenemos a la víctima citada. Vale.

Y él citado. -Y él citado, no está detenido.

Luego varios familiares identificados pero que no están.

¿Tenemos parte médico...? -No, no consta.

No consta. Vale. El niño ha presenciado cómo el padre

insultaba... mira, vamos a ver, ya nos dirá la madre a ver si...

Qué niño, cuál de ellos escuchó todo lo que ocurrió.

Al inicio de la mañana tenemos los atestados policiales.

Lo que se trata es de examinarlos, ver si están las partes citadas,

si hay detenidos, maltrato puntual o habitual,

coacciones, a veces infracciones más leves consideradas injurias.

Por ejemplo pensemos en los mensajes SMS o Facebook...

Hola, buenos días. ¿Le han informado de los derechos?

Si no quiere contestar a todo está en su derecho,

comparece su letrado.

¿Discutieron ustedes por algo?

Hombre, no fue discutir, yo estaba con la chica, Margaret,

sentado en la barra. Ella me cogió por la camiseta...

¿Por qué motivo estaba enfadada?

Porque ella quiere estar conmigo y yo no.

¿No es cierto, como ella relata, que usted la agrediera?

No, eso es mentira.

El que fue agredido fui yo, que no me soltaba ni me dejaba.

Es controvertido, ¿pero hay quien habla de denuncias falsas?

El término de denuncias falsas yo creo que es utilizado

de una forma un poco... perversa.

Es decir, una cosa es que el hecho no queda probado judicialmente,

no quiere decir que no haya ocurrido.

La denuncia... yo soy de los que mantengo,

llevo ocho años en Violencia de Género, y he oído

muchos, muchos relatos; la mayoría de ellos

en muchas ocasiones,

la mayoría se han producido. Es difícil probarlos todos.

Es difícil. Y luego hay otro tema:

que no todo es blanco y negro. Entonces hay muchos matices.

Tenemos que valorar, cada vez que viene al juzgado,

en qué medida se ha producido una situación de tensión

en la que ambos han podido contribuir.

Tenemos que diferenciar si ha habido legítima defensa,

si es necesario repeler esa agresión con fuerza o violencia

o son enfrentamientos violentos por parte de ambos

cuando estamos ante relaciones tóxicas.

Juicios rápidos.

¿Juicios rápidos? ¿Son rápidos?

No son rápidos, no son rápidos.

Estamos hablando de lapsos de tiempo

desde la instrucción hasta el enjuiciamiento de 7 meses.

Hay una vinculación afectiva, psicológica muy complicada.

Entonces todo eso aflora en todas las fases.

Si las prolongamos en el tiempo, pues vamos a dar mucho tiempo

para que afloren más todavía.

Entonces, ese cuello de botella al que usted hacía mención antes,

¿va en contra de ellas?

Sí, sí, va en contra de ellas y de la decisión institucional

de luchar contra la violencia de género.

Bueno, ahora os voy a presentar a alguien que me parece esencial

en la atención a las víctimas, la Unidad Especializada,

donde trabajadores sociales y psicólogos. Josep María.

Buenos días, ¿cómo estás? ¿Qué tal?

De entrada les podemos ofrecer información.

Qué significa el hecho de haber denunciado,

el hecho de la ratificación de la denuncia aquí.

Entonces, explicarle qué sucede si le conceden

la orden de protección o no.

Tienen muchos miedos; primero a lo desconocido.

Miedo a las represalias que le pueda conllevar

el hecho de haber denunciado a su pareja o ex pareja,

en este caso; miedo a sus miedos, a volver con el agresor;

qué va a ser de sus hijos;

la incertidumbre es terrible porque muchas veces

también nos vemos en la situación

que dependen de su agresor.

Con la crisis, hemos visto que todos los servicios

se han recortado muchísimo.

Nosotros, por ejemplo, atendemos a las víctimas

de lunes a viernes en nuestro horario de trabajo.

Pero sábados, domingos y festivos nosotros no estamos.

Entramos en la comisaría de Puente Vallecas.

Queremos que nos expliquen, de primera mano,

cómo ofrecen seguridad

a las personas que vienen a denunciar.

En este despacho en concreto se le toma declaración

de forma aislada, puesto que es una denuncia;

ya te digo que es una denuncia muy específica

y hay que tener un trato

especializado con esa persona. Se la va a informar de los lugares

de acogida a los que puede dirigirse.

Ella puede solicitar una orden de protección y se tramita aquí.

Se le va a hacer una valoración del riesgo.

Dependiendo de esa valoración, puede dar como resultado

que esa mujer salga de comisaría con escolta

24 horas al día con ella.

Educar y prevenir es fundamental

para evitar las situaciones más graves.

Acompañamos a la policía nacional

a una charla en un centro educativo.

Podemos ver, lo primero, la fase de tensión.

Es lo que hablamos, cuando ponemos en una olla

a calentar y en lugar de hacer un guiso para comer

pues echamos las frustraciones,

echamos que nuestro equipo de fútbol ha perdido,

que nos va mal en el trabajo...

A partir de eso viene una fase de agresión.

Al principio esas agresiones serán... simplemente verbales.

Hasta que llegue la agresión física sobre la mujer.

En situaciones de violencia de género muy avanzadas,

la fase de arrepentimiento

llega prácticamente a desaparecer.

Entonces pasaremos ya de tensión a agresión.

Nos estamos encontrando con que los jóvenes

estáis siendo víctimas, las jóvenes,

están siendo víctimas de violencia de género por parte de sus parejas.

Y esto ha aumentado.

Y ha aumentado mucho.

¿Cómo le voy a contar a mi padre que el novio que me acabo de echar

me está pidiendo las contraseñas de mi teléfono?

Constantemente me está mirando en el Whatsapp...

Imaginaos que es una hermana vuestra.

A todos nos gustaría que hubiera alguien que le echara una mano.

Lo ideal sería que fueseis a una comisaría y lo dijerais.

Lo que estáis haciendo es ayudar o evitar una violencia de género,

que eso es lo importante.

Nos preguntamos si la violencia es tratable.

En la Fundación AGI de Barcelona

dan apoyo logístico y psicológico a las víctimas

pero también apuestan por tratar a los agresores.

Para lograr el éxito es imprescindible que el paciente

esté dispuesto a cambiar.

Lo que yo encuentro dificultad es entender

dónde mi límite y el límite de la otra persona,

con respecto a la relación.

A ver, el margen es complicado

porque no todo el mundo que comete este tipo de acciones

reconoce que tenga un problema.

Ellos atribuyen a violento

el que... vamos, el que prácticamente dejo morada,

deja la cara morada cada día a su mujer, ¿no?

Y claro, yo les hago ver que conductas violentas hay muchas:

de celos, de control,

de persecución... de no aceptar en un momento dado

el punto de vista del otro,

desde una opinión hasta que la otra persona

toma la decisión de romper la relación.

Y no me apetece mucho contestar en ese momento

porque, quizás lo que necesito en ese momento

es descansar y relajarme.

¿Pero en tu caso no llegasteis a la violencia física?

No, física no.

Pero la verbal sí y los insultos... hubo muchos.

Yo siempre vivía el maltrato como maltrato físico,

yo decía: yo no soy maltratador, porque no pego a nadie.

Entonces, a partir de un libro que me lo dio ella,

yo vi frases que yo había dicho.

Tipo:

"Tú no sabes moverte sola"... Yo miraba su móvil,

yo miraba sus cosas, la controlaba;

ella perdió la amistad con la familia, con los amigos,

o sea se apartó, perdió...

Se apartó de esa gente por estar conmigo.

Yo estaba siempre poniendo la culpa

de todas las circunstancias; si la niña peleaba...

La culpa era suya, por ser mala madre.

No tiene, no tenía sentido eso.

Y yo fui a la médica de cabecera y pedí ayuda.

Ya hemos dejado la relación, pero me enseñó

toda esa relación y haber conocido a esta persona,

me enseñó a ser una persona mejor.

Y yo ahora lo que hago es pensar,

desde la empatía, si lo que yo hago

afecta a otra persona. Y si afecta, no lo hago.

En la Fundación Ana Bella, en Mairena del Aljarafe (Sevilla),

todas las socias han pasado por lo mismo.

Por eso, ellas junto a otras voluntarias,

ayudan a otras mujeres a sobrevivir al maltrato.

Dar el primer paso para romper el silencio es difícil.

Yo, una noche, mi pareja... mi marido

me dijo que nunca me podría separar de él

porque lo nuestro es amor o muerte.

Y esa noche, en vez de utilizar mi miedo, mi fuerza

para dormir con él,

con la persona que podía ser mi asesino,

cogí a mis cuatro niños, los metí en el coche y fui a denunciar.

Nada más que veía en los medios imágenes de mujeres

con el ojo morado

o mujeres con la cara oculta, la voz distorsionada o solamente

las noticias de mujeres asesinadas.

Entonces, a partir del año 2002, cuando salí de la casa de acogida

y ya tenía mi trabajo, empecé a salir

en los medios de comunicación a cara descubierta,

pero dando esta vez un mensaje en positivo,

diciéndole a las mujeres, que si denuncian,

tienen otra alternativa a la muerte que es la vida

y una vida feliz.

La Fundación Ana Bella somos una red de mujeres supervivientes

que actuamos en España y, desde las redes sociales,

en todo el mundo.

No somos una alternativa a los recursos que existen

sino que somos un complemento.

Hemos creado una aplicación

en la que, cuando tú necesitas hablar ahora,

puedes tener un chat de urgencia donde te van a contestar siempre

una mujer superviviente...

Las mujeres maltratadas no somos víctimas para siempre,

somos mujeres muy fuertes,

acostumbradas a trabajar bajo presión,

mujeres que nos reponemos rápidamente a las frustraciones

y seguimos adelante, somos muy perseverantes.

Y mujeres que cualquier empresa, por ejemplo,

pues estaría feliz de tenernos en su plantilla

porque somos trabajadoras que contribuimos

tanto al desarrollo económico como social de la empresa.

Para superar la baja autoestima que acompaña

a las mujeres que han sufrido maltrato,

nada mejor que conseguir un trabajo.

Desde la fundación les ofrecen formación

y consiguen contratos laborales para ellas.

Hola, buenos días, me llamo Carmen. Soy embajadora de Danone.

Hola, Carmen. -¿Conoce la nueva línea de Danone?

Bueno, a ver qué me aconsejas.

El objetivo es ampliar el abanico laboral,

pero también es que no queremos que la mujeres maltratadas

sean tratadas como eso.

Queremos que sean tratadas como mujeres que son capaces

para desarrollar cualquier trabajo y cualquier competencia laboral.

Gracias a la fundación, Juliana y Cristina

han reanudado sus vidas.

Han conseguido un trabajo y amigas

con quien compartir penas y alegrías.

Soy de Rumanía, del Sur de Rumanía.

Ser de fuera, sin tener a nadie aquí,

a ningún familiar... tenía muy pocas amistades.

A la hora de denunciarlo... a mi maltratador,

pues no tenía a nadie.

Cuando ya se llena el vaso de... ya no poder más

soportar a tu maltratador y dices:

es tiempo de dejar todo atrás y seguir con mi vida.

Es muy difícil tú verte

con esa libertad, sin tu maltratador.

Y te preguntas: ¿qué haces?

¿Qué hago yo sola? -Yo la admiro.

Yo la admiro y la fuerza que tiene...

A mí me tuvieron que empujar, me dieron un empujón, un amigo.

Porque escuchaba y veía cómo me trataba.

Son recuerdos que no se pueden borrar.

Se quedan marcados.

Pero sí te hace más valiente; cuando ya puedes salir,

sí te haces más valiente, no dejas que te avasalle nadie.

Yo te digo una cosa, yo lo he visto siempre muy complicado.

Pero en el momento en que yo llegué aquí, yo no vi nada complicado ya.

Nada, porque empezó a cambiarme la vida, empezaron a ayudarme;

yo tenía contactos por Whatsapp con todas mis compañeras;

cualquier tipo de problemas ahí estaban todas.

La fundación... me ha ayudado a superar todo esto.

Y gracias a ellos,

tenemos hoy día un trabajo.

Que... de pocas horas semanales, pero es.

Es un... -Un trabajo que nos da la vida.

Un sueldo mensual

que sabes que lo vas a recibir.

La última pregunta es: ¿cómo veríais el futuro?

¿Yo, el futuro? Mi futuro es conseguir mi puesto de trabajo

ya un poquito más estable y el poder vivir...

Vivir lo que me cortaron, el poder seguir viviendo.

Fortalecer mis estudios, seguir trabajando,

encontrar un trabajo mejor

y... quién sabe, casarme y tener niños.

Nunca se pierde la esperanza.

Como Juliana y Cristina, Rosalía aprendió hace años

a trabajar de cara al público.

Hoy es la imagen de una marca de productos lácteos

en un lineal de supermercado.

Hace pocos años dejó su casa y comenzó a vivir su vida.

¿Cuál buscaba? Que yo la ayude.

No tengo idea de cuál era, pero bueno...

¿Puedo ayudarla? Soy Rosalía. -No, de momento tranquila.

Todos los trabajos son dignos.

Pero normalmente sólo te ofrecen para limpiar,

para limpiar, para limpiar. Es un trabajo muy digno,

pero somos invisibles ante la sociedad.

Y luego, tú estás limpiando

y viene alguien y te dice: "¡Huy, la voy a pisar!".

Fíjate, con lo que te han pisado...

Todavía te lleva más al fondo. Entonces este trabajo es visible.

Y luego te hace sentir bien, porque vendes,

porque hablas con la gente y te da la satisfacción

de que luego te dicen: "Gracias".

¿Pocas veces a lo mejor te habían dicho "gracias"?

No, nunca.

Mis hijos son lo más bonito del mundo.

Y estas es mi familia política.

Mira qué guapa era mi mari... mi ex marido

Yo, para ellos, no era su nuera.

Era su hija, ellos habían ganado una hija.

Eran conscientes de lo que estaba pasando.

¿Y qué te decían? Pobrecita.

Se suponía que eso era normal... digo yo.

¿Cuándo te das cuenta de que eso que tú estás viviendo

tiene un nombre? Se llama maltrato.

Yo es que veía muchas veces por televisión,

cuando había problemas...

Y él decía:

"Oye, ¿cómo se puede hacer eso a una mujer?".

Y yo decía: "¡Si me estás haciendo lo mismo!

¿No te estás dando cuenta?".

Si yo salía, él tenía que saber adónde yo iba.

Las puertas me las han arreglado porque él les daba patadas

y decía que esas puertas, esos golpes iban hacia mí.

Y me iba como... controlando el dinero.

Pero luego, a lo mejor íbamos a un centro comercial

y no tenía problemas.

Lo más bonito que hubiera en el centro me lo compraba.

Y me decían: "¡Qué feliz eres, tienes dos hijos, tienes todo!".

Las discusiones eran muy fuertes.

Ya mis niños tomaron conciencia.

Es que llega un momento que estás anulada,

tú encima lo tapas porque crees que eso no te está pasando.

Pero es que se está dando cuenta toda la familia

que te está haciendo daño.

Hablé con dos psiquiatras y me dijeron

que me estaba manipulando.

Que mi marido estaba perfectamente bien;

que era un maltratador, un manipulador...

Yo no me quería ir de casa, fíjate. Yo lloré muchísimo.

Y mi hijo mayor me dijo: "Mamá, nos vamos".

¿Tú sentiste que tu vida corría peligro?

Sí, más de una vez, y la de mis hijos.

Cogía cuchillos, tenía facilidad para utilizar los cuchillos

o para... "primero acabo con vosotros y luego conmigo".

Y estar aquí los tres muertitos de miedo sin saber qué hacer.

Nos cerraba la puerta de la casa.

¡Yo he pasado mucho miedo, eh!

Lo tendría que haber hecho antes, ¡sí! Pero nunca es tarde.

Que las mujeres no sufran,

que no pasa nada, que salimos adelante.

¡Tenemos muchos recursos!

Y somos supervivientes.

Mira, la pulsera de la fundación.

Yo ya he dejado de ser víctima de violencia,

yo soy una mujer superviviente.

¿Cómo ha cambiado tu vida?

(RIENDO) ¿Tú te lo imaginas...? ¡Estoy feliz de la vida!

Yo hoy dirijo mi vida.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Sobrevivir al maltrato

Repor - Sobrevivir al maltrato

01 mar 2015

 Repor ha estado con las víctimas del maltrato de género y con los servicios que se les ofrecen. Lo primero es identificar el problema. Llamar al número de emergencias para situaciones de violencia de género, al 016.

 

ver más sobre "Repor - Sobrevivir al maltrato" ver menos sobre "Repor - Sobrevivir al maltrato"
Programas completos (410)
Clips

Los últimos 1.198 programas de Repor

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos