Repor Canal 24H

Repor

Domingo a las 20.30 horas

Repor
Noche del miércoles al jueves a las 01.30 horas   Los Domingos a las 20:30 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4937641
Para todos los públicos Repor - Historias del subsuelo - ver ahora
Transcripción completa

El ser humano siempre ha utilizado grutas

y agujeros para resguardarse

y ha construido túneles como este en beneficio propio.

Bienvenidos a las entrañas de la Tierra.

En Asturias hay 4500 kilómetros de galerías.

Si las pusiéramos en línea recta, llegaríamos a Rusia.

-Los acaban haciendo en muchos casos de 10 a 14 metros bajo tierra.

-Cuando sacudían bombazos, aquí sentíamos el ¡bum!,

pero no había problemas.

-Los reyes iban por abajo sin que les vieran.

Si hablaran estos túneles, sabe Dios lo que nos dirían.

Hemos querido saber cómo funcionan algunos de esos túneles.

Los que más utilizamos,

pero también los que han quedado en desuso.

¿Estamos todos?

Ahora mismo el carbón lo tenemos encima de nuestras cabezas

y debajo de nuestros pies.

-La mayoría de la gente pues ni sabe que esto existe.

Estas tuberías te están llevando el agua corriente.

Todo está pasando por estas galerías de servicio.

-"Atención, por favor.

Sobre todo, que no vuelvan a entrar en el túnel."

-No tienes que tener miedo a los espacios confinados.

-"¿Se han planteado alguna vez

cuántas horas pasamos al día desplazándonos bajo tierra?

Sobre todo, en las grandes ciudades trasladándonos sin parar

y cruzando uno tras otro infinidad de túneles."

-A mí me encanta, la verdad.

Es como trabajar arriba, pero sin luz natural.

Supongo que habrá sitios más reducidos

y la gente tendrá más claustrofobia.

-A veces tengo miedo de que se caiga o pase algo.

-La tranquilidad es total,

pero si llegara a pasar algo, estaría por ver qué seguridad hay.

-Está el suelo lleno de túneles, todo lleno de galerías,

y eso sí que, a veces, me hace pensar

estamos en un lugar un poco inestable.

-"Con los años, algunos de los accesos

y de los túneles por donde antes pasaba el metro

han caído en desuso.

Hemos querido visitarlos y ver en qué estado están."

¿Qué tal? Buenos días. ¿Cómo estamos?

Muchos kilómetros de metro en Madrid.

300 kilómetros. Mucho túnel veo yo.

Mucho y el que no se ve.

Túneles que tenemos cerrados fuera de flotación,

muchos cañones, muchos accesos...

Pues enséñanos algunos.

Pues os voy a enseñar

la antigua salida de la estación de Ventas.

La estación de Ventas se remodeló en el año 80.

Como verás,

el estado es el de una instalación que lleva fuera de servicio

y en la que no se entra habitualmente

desde los años 80.

O sea, lleva casi 40 años cerrado.

La mayoría de la gente ni sabe que esto existe.

¿Okupan las zonas que han caído en desuso?

No. Normalmente, no.

Mira, este túnel entró en servicio en el año 1932.

¿Por aquí pasaba el metro?

Por aquí venía el metro procedente de Diego de León.

Aquí sí podemos ver los tacos en la vía

y aquí tienes la catenaria.

¿Este tipo de túnel cómo se construía?

Esto, entonces, a pico y pala.

Esto son mechinales.

Esto servía para la gente cuando estaba trabajando.

Venía el tren, paraban, se apartaban, se refugiaban...

Esto son refugios.

¿Hay gente que entra en las vías del tren?

No es lo habitual.

No es lo habitual, pero algún caso se da.

Yo creo que la gente es consciente

del peligro que significa bajarse a la plataforma de día.

-"¿Y qué deben pensar los viajeros

cuando pasan por esta estación vacía?

Es la estación de Chamberí, conocida como estación fantasma,

que se ha quedado anclada en los años 60

aunque hoy se puede visitar."

-Como veis, los trenes no paran en esta estación.

Se decide en 1957

que se van a prolongar de 60 a 90 metros los andenes,

pero esta estación se encuentra en curva

y desde el primer momento se decide

que aquí no se pueden realizar esas obras.

Se ha parado el tiempo aquí.

Aquí estamos parados no ya en 1966, sino en 1919.

Las taquilleras y las revisoras tenían que estar solteras o viudas.

Se entendía

que el desempeñar el trabajo durante ocho horas

de manera tan intensa

y, además, atender las labores del hogar y la familia

no les permitía el compaginar las dos actividades.

-"La vida de los trabajadores hoy es muy distinta,

pero a nadie deja indiferente el túnel."

¿Cómo se lleva esto de trabajar tantas horas al día en el túnel?

Pues un poco duro.

No ves el día.

No sabemos si está lloviendo, si hace sol...

Más problemas, a lo mejor, de perder visión

o cosas de esas de los cambios de luces y eso.

-En el sueño, en el ruido...

Yo el oído y la vista sí que lo noto, la verdad.

-Solo te sientes porque estás ahí solo.

¿Y en la oscuridad? Y en la oscuridad.

Cada rato encienden la luz del túnel.

-"Comienza la jornada

para la policía del subsuelo de Madrid.

Con ellos vamos a bajar al laberinto de corredores,

cloacas y galerías que no se ven,

pero que atraviesan la ciudad y son indispensables.

Antes que nada, hay que equiparse bien."

-Nosotros llevamos unas botas con puntera reforzada,

llevamos un uniforme

que nos va a cubrir posibles enganches

que puede haber en estos sitios

y llevamos un casco

que, al final, es la herramienta casi que más nos va a servir.

Estas linternas son especiales.

Son linternas que no emiten chispas si hay una atmósfera explosiva.

Este detector de gases sería el canario moderno.

Si nos llegara a pitar el detector, tenemos el equipo de escape.

Nos sale una capucha, nos la ponemos

y es, simplemente, para salir del lugar.

En lo que respecta a la seguridad, ¿el trabajo en qué consiste?

Bueno, depende del tipo de evento que sea.

Tenemos normalmente visitas de personalidades

o si hay un evento, un gran concierto o unas olimpiadas.

Lo que tenemos que hacer es vigilar la zona de influencia.

Vemos tanto galerías de este tipo

como podemos ver cualquier estructura subterránea

que sea susceptible de causar problemas al exterior.

-"Otras vías subterráneas clave son las galerías de servicio.

Por ellas circulan el gas,

el agua, la electricidad y el teléfono

y las revisan sistemáticamente para evitar sabotajes y atentados."

Esto es como un laberinto, ¿no?

La verdad es que sí.

Además, no hay muchas referencias

y, al final, es todo muy parecido y muy monótono.

Otro de los inconvenientes que tiene el subsuelo

es que no hay comunicaciones.

Cuando estamos abajo, tenemos que depender de nosotros

tanto para orientarnos como para establecer comunicaciones.

Hay detectores de gases

que nos dicen si la atmósfera es respirable o no

y salta a la central de alarmas.

Estás bajo tierra, no hay luz, te cuesta más andar,

tu percepción de las distancias es diferente

y en cuanto empiezas a doblar esquinas

como aquí que tenemos diferentes bifurcaciones

nos podemos perder

si no tenemos claro dónde vamos o dónde queremos ir.

Para que una ciudad crezca tiene que tener un buen subsuelo.

Es lo que hace que funcione todo lo de ahí arriba.

Cuando tú das la ducha y sale agua,

es porque estas tuberías te están llevando el agua corriente.

O el agua que nosotros bebemos o consumimos.

O cuando tú enchufas internet, es porque la fibra pasa por aquí

y te está llevando internet a casa.

O cuando tú das a una bombilla, ¿vale?

Todo está pasando por estas galerías de servicio.

Vamos a seguir bajando un poco más a las profundidades de Madrid.

Venga, acompáñame.

¿Cuándo vais por el Madrid antiguo qué os encontráis?

Bien, pues lo que suele pasar

es que nos cruzamos a veces con viajes antiguos de agua.

A la altura de los viajes antiguos de agua

se cavaba lo mínimo

y, de hecho, se llama lomo de mula

que es lo mínimo para que entre un animal

y pueda sacar todos los cascotes.

¿Se cuela la gente aquí?

No.

No se cuela.

Pero, bueno, nosotros estamos por si acaso.

¿Y qué hay de las leyendas que hablan de reyes y de bandoleros

que se escapaban por todos estos viales?

Sí que es cierto

que en palacios o edificios importantes de la época

la mayoría tenían túneles para comunicar con otros palacios

o para vías de escape y demás.

Todos esos túneles se han clausurado.

¿Alguna vez alguien se ha perdido por aquí?

Seguro que sí, pero no lo hemos encontrado.

-"Casi todos los restaurantes del viejo Madrid

conservan en sus sótanos aquellos túneles

por donde se podía entrar y salir de la ciudad

cuando las puertas de la muralla se cerraban.

Hemos querido ver qué queda de ellos en el más antiguo de todos."

-Hola, muy buenas.

Buenas tardes. Buenas tardes. ¿Qué tal?

Bienvenida.

Es el Madrid de los Austrias.

La muralla de Madrid pasaba por aquí.

Los reyes iban por los túneles andando

y se comunicaban por un túnel a otro

e iban fuera de la ciudad

o depende de los sitios

se comunicaban por abajo sin que les vieran.

¿Y qué queda de todo eso?

Ahora se lo voy a mostrar dentro

para que vean qué galerías más bonitas quedan.

Vamos para dentro. Por favor.

Pues nada, vamos abajo.

La cueva es una bodega de 1590.

Pues vamos aquí.

Aparezco otra vez por aquí

y ahora me voy por aquí.

Aquí hay que bajar despacito.

El restaurante es de aquí para allá

y de aquí para acá estamos en la calle.

Aquí estamos unos 15 metros bajo tierra

y estos son los laberintos y los túneles de Madrid.

Esta puerta que está aquí,

si cogiéramos y la rompiéramos y la abriéramos,

iríamos hasta la salida del túnel

que era la calle Segovia donde está el viaducto.

Ahí salía justamente una salida por donde nos podíamos escapar.

Y, bueno, estos túneles se utilizaban para todo.

Para esconderse, se pasó la guerra, para disfrutar de un buen vino.

En esta otra galería iríamos por calle Mayor,

bajaríamos por Capitanía,

bajaríamos la cuesta de la Vega

donde está el Palacio Real y la Almudena

y saldríamos fuera de Madrid por ahí.

Es una de las salidas favoritas.

¿Cuándo uno baja aquí se siente parte de la historia?

Yo siento algo...

Se me pone algo así como diciendo:

"La historia está aquí. Algo ha pasado. Algo hay".

Si hablaran estos túneles sabe Dios lo que nos dirían.

Todas las cosas que han pasado aquí.

Hasta romances ha habido aquí seguro.

-"Desde hace más de 30 años

los Pirineos están más cerca de Barcelona

gracias al túnel del Cadí.

Los conductores se ahorran casi una hora

y un buen trozo de carretera en un puerto de montaña."

-Aquí podemos ver la boca norte del túnel del Cadí.

El túnel principal se hizo con el método austriaco

que se llama

que es a base de voladuras y explosivos y perforación.

En cambio, la galería de evacuación que se inauguró en 2008

se hizo con una tuneladora.

¿Y es muy difícil gestionar

una infraestructura de este calibre?

Es complejo.

El túnel se encuentra a 1200 metros de altura

y esto quiere decir que en invierno son frecuentes las nevadas

y, entonces, hay que afrontar limpiar la carretera

para mantenerla en condiciones durante todo el periodo invernal.

Desde esta sala

se controlan todos los sistemas del túnel.

Tenemos sistemas de ventilación, sistemas de señalización,

sistemas de cámaras...

El sistema maneja del orden de unas 5000 señales.

Cualquier incidencia que implique riesgo de humos

o riesgo de incendio

el acceso no es a través del túnel, sino de la galería de servicio

que es una galería paralela al túnel principal.

Es por la que accedemos

para hacer cualquier tipo de mantenimiento

o para hacer cualquier tipo de intervención

en caso de un incidente o de una emergencia.

Está claro que no puedes tener claustrofobia

porque, bueno, hay muchos trabajos que tienes que estar horas aquí

en comprobación de equipos y en implantación de protocolos

y no tienes que tener miedo a los espacios confinados.

Si alguien tuviera una emergencia en el túnel,

ya sea un incidente, o una avería,

tendría que entrar a través de una de estas puertas

hacia las galerías de evacuación.

Aquí, al entrar, en una de las galerías transversales

nos encontramos con un poste SOS

donde podemos establecer comunicación

con el centro de control

en caso de una incidencia o un incidente grave.

-"Atención, por favor, están en una zona segura.

Es muy importante asegurar que la puerta está cerrada

y, sobre todo, que no vuelvan a entrar en el túnel.

No se muevan de este lugar

y esperen a que abran las asistencias."

-Este se considera en todos los protocolos de seguridad

el lugar más seguro del túnel en caso de un incidente.

Nos encontramos detrás de dos puertas resistentes al fuego

y de una galería presurizada respecto al túnel.

Este es el punto de reunión en caso de evacuación

donde todos los usuarios tendrían que permanecer

hasta que lleguen los servicios externos de socorro.

Para muchos conductores el túnel es una alegría,

pero lo que no es una alegría es el peaje.

Bueno, se comprende,

pero hay que tener en cuenta

que el coste del mantenimiento de una infraestructura de estas

es muy muy elevado

por la cantidad de sistemas y de instalaciones que existen

y que hay que mantener y actualizar.

-"En este rincón de Asturias la naturaleza ha querido

que para llegar al último pueblo de la carretera

haya que cruzar una cueva natural.

Para los vecinos

la cueva es una parte fundamental de sus vidas

y para los turistas una atracción muy singular."

Buenas tardes.

Muy buenas.

¿Es habitual que se atraviese la cueva caminando

para los vecinos de aquí?

Sí, sí.

-Si te apetece, coges una bolsa

y vas a ver si hay castañas que es el tiempo

o, bueno, a casa de algún vecino.

Pero hoy el caso fue pasear.

¿Es incómodo estar separados del mundo

por el túnel de esta cueva?

No es un túnel.

Es una cueva.

No es un túnel.

¿Pues nos acompañáis hasta allí? Vale.

Antes no había luz.

Antes pasabas del rabo de la vaca.

-Esta cueva, la verdad, que siempre me dio muchísimo miedo.

Marisol,

¿cuántas veces has cruzado esta cueva?

Puf.

Pues no se puede decir.

Con los años que tengo una vez o dos al día la paso.

Os puedo enseñar un poco más allá

dónde dormía la gente cuando la guerra y todo eso.

Aquí ya dormía gente.

Ahí estaban y se refugiaban allí.

Bueno, por todos los recovecos que veas por la cueva estaban.

Aquí se veían seguros.

Venía mi abuela con las niñas, las chicas,

y las familias de todo el pueblo.

-Cuando sacudían bombazos, aquí sentíamos el ¡bum!,

pero no había problemas.

¿Hay alguna leyenda referente a la cueva?

No.

Bueno, la gente y los turistas que vienen ahora

sacan que si hay no sé qué, que si hay duendes...

Pero ¿qué va a haber duendes aquí? Hombre, por Dios.

Los duendes somos nosotros que vivimos allá en la otra parte.

-Hemos estado dando un paseo por el pueblo,

hemos conocido a los vecinos, nos han contado alguna historia.

Y la gente muy acogedora, muy encantadora...

Y genial, genial.

-Las que cuelgan en el techo son estalactitas.

Y, luego, allí tienes más.

Allí tienes más estalactitas.

Todo esto lo ha excavado el río, ¿sabes?

La ha excavado el río desde arriba hasta abajo.

-Es la primera vez que vengo y estoy alucinando con todo.

-Te da una sensación

como que estás en una película de estas fantásticas

que estás entrando en un sitio que no ha explorado la gente

y te da una sensación rara.

Dices: "Madre mía".

Que pueda vivir la gente en un pueblo

que está comunicado con una cueva...

-"Si entramos en un túnel del tiempo,

hasta 1936 veríamos

cómo los vecinos de Barcelona no dudan

en construir kilómetros de túneles para resguardarse de las bombas.

Hoy podemos visitar

algunos de estos pasadizos subterráneos."

-La mayor concentración de refugios es en barrios obreros

como el caso de Poble Sec, por un lado,

porque es donde se concentraba más población por metro cuadrado,

pero hay que recordar la tradición asociacionista.

Significa que la gente está muy acostumbrada

a trabajar de forma colectiva.

Empiezan haciéndolos a unos tres o cuatro metros bajo tierra,

comprueban que no es suficiente

y los acaban haciendo en muchos casos

de 10 a 14 metros bajo tierra.

Es decir, vamos a ir unos 300 metros andando

por dentro de la montaña de Montjuic.

¿Os lo imaginabais así antes de entrar?

¿Sí? ¿Más o menos?

Todas las entradas y salidas de refugios

tenían la forma de zigzag.

Si cae una bomba justo en la entrada al refugio,

del impacto, teóricamente, esta estructura nos protege.

Veis que las paredes están pintadas con cal

y la cal, en los refugios más sofisticados,

se utilizaba porque es buena para desinfección,

para impermeabilidad y porque da una sensación de luz.

Un grupo de gente mayor de aquí del barrio

es gente voluntaria que viene y que te relata

y te hablan de la frustración y la impotencia de oír las bombas

y no poder pararlo

y, luego, siempre siempre se insiste en la incertidumbre.

El hecho de estar aquí pensando cuándo podré volver a salir

y cuando vuelva a salir qué me voy a encontrar.

-¿Se cerraban puertas o podían entrar cuando quisiera?

-En teoría, se mantenía abierta

y por eso la necesidad del zigzag.

Por si no hubiese oxígeno, por luz...

por si alguien llegaba tarde

podían entrar y salir cuando quisieran.

Muchos refugios tenían enfermería propia.

Ahí, ahí. Muy bien.

¿Lo notáis?

Está como hueco por dentro

y es porque hay una cámara de aire que rodea el espacio

y es para intentar prevenir contra la humedad

que es muy perjudicial para las heridas.

-¿Esto qué imagináis que debía ser? -Una letrina.

-Una letrina.

-El de señores era un agujero y punto,

y en el de mujeres sí que habría un lavabo.

Hay seis lavabos en total.

No es que sea suficiente para hasta 2000 personas,

pero, al menos, tenían alguna cosa.

Tu forma de adquirir tu derecho de admisión

era ayudando, era participando.

Aquí podemos realmente ver lo que es la montaña de Montjuic.

Es interesante porque se pueden ver las líneas.

Las que veis, en este caso, son las de las marcas de los picos.

-Encontré un pequeño diario de mi abuelo

que vino a Barcelona huyendo para huir a Francia

y no sé si tuvo que utilizarlo,

pero es agradable pensar que estuvo por aquí

y ese es uno de los motivos por los que he venido.

-En el caso de Barcelona

es la primera vez que se bombardea población

de forma sistemática

y, de hecho, lo impresionante de sus espacios

es que muestra la reacción que tuvo la población,

la capacidad organizativa en un momento también tan complicado

y la red que se montó en Barcelona

realmente no tiene mucha comparación.

¿Estos túneles sirven para mantener la memoria?

Sí, perfectamente.

Te enseña la memoria, habla de identidad,

de quién somos, del territorio en que vivimos

y de la gente que nos rodea.

Así que sin eso es como si perdemos un poquito de conexión

con el mundo en el que vivimos.

-"No queremos irnos de Asturias sin bajar a las minas de carbón.

El Pozo Sotón hace años que no funciona,

pero se ha abierto al turismo.

La visita no es fácil

y, por eso, nos equipan a conciencia

y los propios mineros hacen de guías."

-Este pozo es bien de interés cultural.

Esa estructura es, por ejemplo, herencia directa de la torre Eiffel,

que Gustave Eiffel trabajó aquí en Asturias,

y qué mejor manera de preservarlo que poder mostrárselo a la gente.

-Estáis a tiempo de arrepentiros.

Tenemos una gasolinera con unos pinchos y cafés estupendos.

¿No queréis quedaros?

-No. -¿No?

Bueno, pues nos ponemos guantes, damos la luz corta y para la mina.

Bajamos a cuatro metros por segundo para el personal.

A ocho baja el material.

Para que os hagáis una idea

un ascensor de casa va a un metro por segundo.

Salimos todos por este lado, ¿vale?

-Bueno, bienvenidos a las entrañas de la Tierra.

Ahora mismo, estáis a 386 metros de profundidad.

Mucho túnel. Mucho túnel, sí.

De hecho, este pozo tiene 140 kilómetros de galerías

y en Asturias hay 4500 kilómetros de galerías.

Si las pusiéramos en línea recta, llegaríamos a Rusia.

-¿Estamos todos?

Ahora mismo, el carbón lo tenemos encima de nuestras cabezas

y debajo de nuestros pies.

Este trabajo de hacer una chimenea lo hacen dos personas:

el picador y el ayudante.

El hacha es la herramienta del picador.

Por este lado corta

y por este lado tiene como una especie de maza.

-Mete el culo, vete para delante,

asoma la cabeza poco a poco y vas fenomenal.

-Me cago en Dios ya, cabrones.

-No dormí en toda la noche de los nervios.

¿Y eso por qué?

Porque estaba muy nerviosa.

Tenía miedo de que se hundiera o algo.

Traje la foto de mi madre.

¿Esto es lo que te has traído para que te dé suerte?

¿Te ha dado suerte? Sí.

De momento.

De momento, estamos aquí dentro todavía, ¿eh?

-Aquí hay muchísimas categorías.

Hay desde tuberos, los que ponen la tubería,

camineros, eléctricos, mecánicos...

Todas las categorías desde la primera hasta la última

tienen igual importancia,

porque en que estalla un eslabón fallan todos.

¿Este tipo de túnel cómo se construye?

Pues barrenando y metiendo dinamita

y explosionando y sacando esta roca al exterior.

-Venga, música, maestro.

¿Alguna vez habéis tenido un poco de agobio

entrando en estos sitios

o ya lo tenéis tan por la mano que no?

Alguna vez sí.

¿Quién no tiene miedo alguna vez?

¿Cuáles son los peligros más grandes

que os tenéis que enfrentar en las galerías?

El gas del carbón

es, posiblemente, uno de los mayores peligros.

Después, evidentemente, todos estos materiales,

todos estos hierros,

los derrames del carbón cuando se desprende

o la roca, ¿no?

Golpes, atrapamientos, cortes...

Peligros y situaciones de riesgo hay muchas.

¿Y cómo tiene que ser uno para trabajar aquí?

Normal.

-Aquí nadie viene... -Superhéroes y eso no los hay.

Hay gente hábil y gente menos hábil, pero cualquiera vale.

-Aquí nos encontramos...

Esto es uno de los grandes costes que tiene la minería del carbón.

La extracción del agua al exterior.

Estos son...

Estamos por debajo del nivel freático

y nos encontramos manantiales subterráneos.

-"Los costes de la producción del carbón,

comparados con el que se extrae en otros países,

han llevado a cerrar muchas minas donde todavía queda mineral.

Así que vamos a seguir la veta del carbón

porque quieren

que nos sintamos mineros por un día."

-Y esta pata aquí donde tiene la mano.

-Y sigo, ¿no?

-Voy a poner en valor el carbón que ya va siendo hora, ¿vale?

Deciros que esta piedra de carbón fue el motor

que impulsó la industria en toda España.

Son más de 100 años de historia,

más de 100 años de lucha de muchas generaciones

que han venido a trabajar a las minas.

También se han quedado muchos en el camino.

Este es nuestro pequeño homenaje a todos esos mineros.

-Nuestro padre fue minero

y quería bajar a la mina para ver dónde se trabajaba.

-Te digo que la gente se ganaba bien el jornal,

que no venían aquí de juerga.

-No es como me lo contaban. Es casi hasta peor.

Bueno, no sé.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Historias del subsuelo

Repor - Historias del subsuelo

13 ene 2019

El subsuelo siempre ha proporcionado refugio al ser humano, desde las cuevas ancestrales hasta los túneles excavados durante los bombardeos de la Guerra civil. También se han horadado las montañas para recoger sus tesoros, como el carbón, motor de la industria. O para mejorar las comunicaciones por carretera. Por no hablar de los miles de quilómetros de túneles de metro o de galerías bajo el suelo de nuestras ciudades que mejoran la movilidad y facilitan el transporte de servicios como el gas, el agua, la luz y el teléfono. Son túneles, cuevas y galerías subterráneas donde viven las "Historias del subsuelo".

ver más sobre "Repor - Historias del subsuelo" ver menos sobre "Repor - Historias del subsuelo"
Programas completos (410)
Clips

Los últimos 1.198 programas de Repor

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos