www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3921978
No recomendado para menores de 16 años Reinas - Capítulo 5: Making of - ver ahora
Transcripción completa

Teníamos muchos trajes.

Yo mismo llevaba uno distinto en cada escena.

Nunca había llevado mallas

y las he llevado de todos los colores.

(Música pop animada)

-Hola, soy Fernando Oyagüez, Juan de Austria en "Reinas".

Juan de Austria era un hijo bastardo de Carlos V,

para el que creo que todo cambió cuando fue reconocido

y fue invitado a participar

en toda esta aventura de la realeza.

Como hermanastro de Felipe II, recibió el trato de alteza,

tomaba parte activa en los movimientos militares,

fue uno de los héroes de la famosa batalla de Lepanto,

que le sirvió para obtener

reconocimiento, respeto y cierto poder también.

(Música pop animada)

-La clave de la secuencia de hoy es

si debemos invadir Inglaterra o no.

Antonio Pérez dice que sí,

Juan de Austria sugiere la vía pacífica.

Y a mí, como siempre, me toca decidir.

-Quizá existe una cierta tensión entre Antonio Pérez

y Juan de Austria

y también estamos jugando a las posiciones,

a ver quién logra que el rey se decante.

-Antonio Pérez pasó a la historia

como el gran conspirador de la corte de Felipe II

y es uno de los artífices de la leyenda negra de Felipe.

-Lo bueno del vestuario, aparte de que es una pasada

y que es uno de los fuertes de la producción,

la gente lo podrá disfrutar porque es para ello.

Lo bueno del vestuario es que, como actor,

ya te da algo para tu personaje. Algo no, te da mucho,

porque estos trajes al final te disponen en una posición física

que ya te evoca algo, ya te da algo.

(Música animada)

(RÍE)

-Mi nombre es Horacio y estamos en el taller

donde diseñamos y confeccionamos la ropa para "Reinas".

Llegamos y nos ponemos a trabajar sobre el tema.

Sabemos el capítulo, lo hemos leído, sabemos los guiones,

sabemos que cada traje corresponde a un momento de la escena.

Entonces nos ponemos de acuerdo, frente a este boceto previo,

en buscar las texturas.

¿Cómo va a ser personalizado este traje?

Una cosa es el boceto y otra cosa es la realidad.

Adaptarnos al cuerpo de la actriz, en este caso,

y luego, los materiales que tenemos.

Usamos para María Estuardo un tipo de materiales

y para Isabel otro tipo de materiales.

Cada uno en su región, en su país, en su castillo.

Las telas sí son bordadas a mano y tratamos de ser

lo más honestos posible con el siglo XVI.

Darío es el que corta, interpreta,

a partir del boceto las proporciones.

Él sabe de esto y hace toda la parte de métrica,

toda la parte de patronaje.

Luego pasamos a la "toile"

y una vez hecha la "toile" pasamos al traje.

Y yo caí, enamorado de la moda juvenil,

de los precios y rebajas que yo vi,

enamorado de ti.

Sí, yo caí enamorado...

-Por ejemplo, para el vestido que confeccionamos ahora,

que será para María Estuardo, me he basado en estos bocetos.

Es el cuerpo que le añadiremos

y está en proceso, porque tengo que ponerle

lo que me pide más que nada el dibujo.

Le falta, está en confección.

Tengo unas magníficas costureras y sacamos el trabajo,

porque si no fuera por ellas, no lo sacaríamos así.

-Toda la gente está preparada para mentalizarse del siglo XVI,

todo se hace pensando en las reinas,

todo se hace tratando de interpretar la mentalidad del siglo XVI.

(TODAS) ¡Nos vemos en "Reinas"!

Arde la calle al sol de poniente,

hay tribus ocultas cerca del río,

esperando que caiga la noche...

-Pol es otro compañero nuestro

que organiza y hace toda la logística.

Él es quien, una vez que leemos los capítulos,

distribuimos el tipo de material para cada escena en plató.

-Soy responsable de vestuario de "Reinas"

en lo que es la preparación.

Empezamos la mañana con una orden de trabajo,

en las cuales me vienen las secuencias y los capítulos.

Esto es un burro que acabo de terminar.

Aquí tengo un poco de fondo de armario

de personajes principales.

Podemos ver Bodwell, John Dee, Moray, Maitland, Darnley,

Felipe II, príncipe de Éboli...

Este es el armario que, mientras se van haciendo secuencias,

termino la secuencia y los voy poniendo aquí.

Dejo su rácord y su personaje,

con lo que, en este caso, sería Cecil.

También tengo sus complementos previamente montados

y como me lo han devuelto todo, lo tengo aquí todo preparado.

Isabel tenía unos 3.000 vestidos,

así que, aquí no tuve que repetir vestido en ninguna ocasión.

Tenía un vestido distinto para cada día de la semana.

Como actriz es increíble disponer

de tantas cosas hechas para ti,

específicamente para ti.

La visión de estos vestidos,

que han sido creados por Horacio, el diseñador, ha conllevado

que tuviéramos unos vestidos de tela increíbles,

con los que es difícil trabajar, y tienen muchísimos detalles

y la verdad es que son preciosos.

Son una pesadilla para caminar,

porque las puertas no son lo bastante anchas para las faldas,

y es como: "Vale, es demasiado grande".

Pero realmente te ayudan a meterte

en el personaje y en la época,

porque tienes que adaptar la postura para estar cómoda.

-Si han visto la serie,

habrán notado que el vestuario es muy colorido.

Cecil va de negro. Y su mujer, también.

Y no se trata solo de una cuestión de moda,

es porque son muy religiosos, son protestantes,

y les gusta la ropa sobria.

Cuanto más rico se hace Cecil, más oro lleva sobre el negro.

Pero, básicamente, va de negro.

Como actor, esto es muy útil

porque te da el peso, el aire de seriedad y solemnidad

que el personaje necesita.

La cuestión es que en la realidad Cecil siempre iba de negro.

-Es una maravilla.

Como actriz estoy encantada de venir a rodar cada día.

Es un lujo trabajar con esos trajes tan bien hechos y tan cuidados.

Tengo varios favoritos.

Un traje negro, precioso, que me pusieron para una secuencia

que grabamos en la basílica de El Escorial

y lo recuerdo con especial cariño

porque tiene una falda enorme

y es superelegante.

Y me hacía entrar en una cosa muy...

Sí, muy de reina.

Ese día de verdad me sentí como una reina

rodando en mitad de la basílica de El Escorial

con ese traje tan maravilloso.

(Música pop animada)

-En ese punto todo quedaba al descubierto,

cuando empezamos a debatir sobre ello,

porque se desvela que a ella se le ha caído todo el pelo,

lo que es algo muy grave para cualquiera.

Especialmente a su edad.

Los efectos de maquillaje empiezan

cuando Isabel revela que se le ha caído todo el pelo.

Así que, obviamente, no tuve que raparme,

eso habría dado un poco de miedo,

pero tenemos a Borja, un maquillador de efectos genial.

-Ella se va quedando más calva y lo que vamos a reproducir es

el momento en que se quita la peluca y se la ve totalmente calva.

Hemos generado unas pequeñas prótesis, o grandes,

para simular esa calva.

Y aquí Alberto, el compañero jefe, le está peinando el pelo

para poder poner la carota y ponernos a ello

porque tenemos un tiempo muy reducido de dos horas

para conseguir este efecto.

Esta que os he puesto es una carota,

que es como un gorro de baño,

está hecho con un plástico que se funde con acetona

y luego le pondremos unas piezas encima

que están hechas con otro plástico y se funden con alcohol.

-Lo que hicieron fue alisarme todo el pelo

y me lo engominaron hacia el cráneo, como si me envolvieran la cabeza,

y después me pusieron un gorro

e hicieron unas prótesis para cubrir las diferentes partes de la cabeza

y todo ello requiere mucho tiempo de colocación.

Y, por supuesto, él usa una mezcla de maquillajes

con diferentes tipos de pinturas y maquillajes de efectos visuales

para rellenar los huecos

e integrarlo mejor con el tono de mi piel.

El efecto es alucinante.

(Música pop animada)

-El día a día en el rodaje...

Empezábamos descargando el camión

y llevando la ropa de las primeras secuencias

a los camerinos de los actores, preparando a la figuración,

que normalmente no la habíamos probado,

así que bajábamos todas las opciones que teníamos

y empezábamos a elegir botas, camisas, lo que fuera...

Normalmente dividíamos el equipo

en dos personas que hacían a los actores

y dos que hacían a la figuración.

Y yo iba un poco entre unos y otros,

según los que fueran más necesitados.

Normalmente, si toda la ropa estaba bien,

todo quedaba bonito, nos íbamos a rodar.

Unas combinaciones con peluquería, con lazos,

según el vestido...

Y así conseguíamos arrancar la primera secuencia.

-Hola, soy María Gil de Bustamante

y estoy en el departamento de vestuario

en "set", en rodaje.

Después de estar vestidos, me voy con ellos al "set"

y vigilo que no se les mueva nada, si algo les molesta, se lo arreglo.

Tenemos nuestros amigos inseparables,

que son los imperdibles.

Muchas veces tiramos de ellos porque la ropa se rompe en escena,

sobre todo en escenas de lucha.

Recuerdo días que he tenido que coser cada toma

todos los botones de una chaqueta porque se saltaban.

Peleaban y los botones volando,

y vas corriendo porque repiten la toma.

Cosiendo a toda pastilla para que puedan volver a rodar

y sabiendo que volverán a hacer la toma

y los botones saldrán disparados en mitad de la toma.

A los actores les entra la risa porque ven los botones volando

y me miran como diciendo "lo siento", pero es normal.

Son cosas que pasan y para eso estamos.

Los trajes más complicados de poner son los de la reina Isabel.

Porque además del miriñaque, la falda, la sobrefalda,

los corpiños, a veces lleva el cuello isabelino

que lo tenemos que coser al vestido después de ponerle el vestido.

Es un proceso largo, tiene que estar muy quieta,

debemos coserlo todo perfecto, colocárselo,

luego, en escena, que no se mueva, todo el rato retocándolo

y luego, para desvestirla, tenemos que cortar.

También lleva los collares de perlas,

porque es supercaracterístico de Isabel

la cantidad de perlas que llevaba.

Las perlas se cosen al vestido después de puesto.

Les ponemos los collares y lo cosemos a los laterales.

Esto es histórico también, Isabel llevaba los collares cosidos.

Esto también ayuda mucho a sonido, porque tantos collares

y todo el rato caminando, el collar suena

y los pobres de sonido, con los micrófonos escondidos,

lo pasaban un poco mal porque se oía muchísimo.

Con los hombres recuerdo un día muy curioso,

que debíamos rodar con Felipe II,

y paseábamos por un pasillo de El Escorial

con otros personajes importantes,

pero los zapatos hacían mucho ruido.

Y era un plano corto, y se pusieron todas sus zapatillas.

Iba con una bolsa con sus zapatillas, de colores.

Y era tan gracioso verles caminar,

aunque en cámara no se viese, todos con bambas de colores,

con esos trajes de época, las calzas, las medias brillantes...

Son recuerdos que son muy bonitos, te hacen mucha gracia.

Luego lo ven los actores y se ríen, es curioso.

Hablando de los complementos de las reinas,

tenemos millones de anillos,

las cruces de María Estuardo, coronas, broches... por día.

Cuando avanzaba el rodaje, ellas mismas elegían a veces

las joyas que iban a llevar, dentro de los establecido

y de lo que tenían que llevar con cada traje.

A lo mejor les permitíamos que pudieran elegir el anillo,

o los pendientes, si les gustaban o les apetecía llevar otros.

(Música pop animada)

Esto es un miriñaque.

Como puedes comprobar,

es mucho tamaño para llevar alrededor de ti.

Esto queda muy bonito en cámara, porque las actrices son artistas,

pero muévete con esto, con la falda, no tropieces,

pasa una puerta, con tu miriñaque,

porque el hueco de la puerta es estrecho.

Aunque en la época

muchas puertas eran anchas para poder pasar con esto,

hay puertas que no lo son.

Vamos a castillos con puertas superestrechas.

Cuando tienes que pasar

con el miriñaque entre las velas chorreando cera,

no mancharte el vestido, los pebeteros con fuego,

que impresiona mucho.

No se quemarán pero impresiona mucho

y las actrices deben entrar como si no pasase nada

y fuese lo más natural del mundo.

(RÍE) -El miriñaque quizá es lo más difícil de todo,

pero al final es lo único que hace tener estos volúmenes

tan característicos.

Tener un miriñaque ya te coloca el cuerpo en un sitio,

te hace poner la energía en otro lado,

donde no estamos acostumbrados en el día a día.

-Del primer día de rodaje,

lo que recuerdo más que nada era el miedo a tropezarnos

con los vestidos

y entonces íbamos toda la comitiva de María Estuardo,

al final, varias personas, y lo único que podía pensar yo era:

"Por favor, no tropieces, que no paren el plano

porque caigas rodando,

porque ha sido un caso bastante común.

-Todo el mundo nos pisaba, nos pisábamos nosotras mismas

y nos pisaba todo el equipo, incluso entre las actrices.

Nos había pasado mil veces empezar una frase

y de repente tenías que ir a otro punto a caminar

y caminabas, te pisaban, tropezabas y, venga, a repetir la toma.

No controles mi forma de vestir porque es total

y a todo el mundo gusto.

No controles mi forma de pensar porque es total

y a todos les encanta.

No controles mis vestidos. No controles...

A veces teníamos que coser, teníamos a Tomy,

que es una maestra costurera

y te apañaba lo que fuera en un periquete.

-Nos enseñaba a lavar cuero, tejidos con pedrería,

y todo esto es superguay, aprendes mucho con los "compis"...

O con Paula, todo lo que nos enseña la jefa,

todo lo que nos ha enseñado sobre vestuario,

cómo trabajar en "set", cómo hacer equipo...

Maravilloso. Hemos tenido un equipo impecable.

-Los vestidos, os explico un poco.

La majestuosidad que hablamos cuando el traje es de una reina.

Los detalles. Todo esto son piezas que van superpuestas,

adornando con las perlas.

Estos son los trajes de las damas de compañía,

que normalmente van vestidas con el mismo tejido

para que se vea un poco la uniformidad de ellas.

Y os enseño trajes de hombre.

Fijaos en la riqueza de acabados,

concretamente perteneció al personaje de Rizzio,

que era muy peculiar.

Fijaos en los acabados en el lateral del pantalón,

esto es cristal auténtico,

que de hecho es lo que hace este acabado tan importante.

-Mis tres favoritos son...

Uno del capítulo 2,

el de la escena en la que Robert Dudley

se marcha para irse a Escocia y lo veo marcharse.

Es ese precioso vestido rojo, con ese intenso color carmesí

que brilla, casi como un insecto,

y con rosas por el pecho. Era bastante sexy.

No tengo muchos vestidos sexis, pero ese era bastante sexy.

Quizás lo llevaba para recordarle que era sexy

antes de que fuese a ver a María, que es preciosa.

El segundo es de una escena del capítulo 3,

cuando me entero

de que María ha decidido casarse con Lord Darnley.

Es un vestido precioso, en tonos bronces y dorados,

con una especie de pavos reales de color turquesa

por todo el vestido, como si fueran cristales azules.

Me hacía sentir como si fuera un pavo real.

Y el tercero sería del momento en que...

Siempre tienen que ver con María.

Cuando me enteré de que María había tenido un niño.

Llevaba un precioso vestido oscuro de terciopelo,

de un tono verde bosque,

con un cuello redondo dorado, muy entallado,

con esa preciosa ornamentación en el pecho

y una falda espectacular que en la parte trasera

tenía una mezcla de colores verde, púrpura y bronce.

Estaba muy guapa y elegante. Me encantó llevar ese vestido.

-Rizzio, como habéis comprobado,

es el personaje que en cuanto a vestuario

es el más extravagante.

Rizzio venía de Italia, donde la moda era diferente,

y él siempre quiere llamar la atención.

Todo son colores, iba a decir chillones,

pero muy llamativos: rosa, morado, naranja, azul, dorado...

Todos los días.

Y hay ese contraste en la serie con los otros personajes:

Moray, Maitland...

Todos llevan cuero negro, marrón, cosas oscuras...

Ahí está ese contraste, pero Rizzio lo lleva con dignidad

y es el David Beckham de la época, se pone cada día una cosa diferente.

Mi color preferido es el azul.

Mi vestuario en la primera escena del primer capítulo me encanta.

Pero yo creo que luego me gustaban más

esos vestuarios que se parecían más a los de los otros personajes.

Me sentía más Aragorn en esa escena,

y menos Príncipe de Beukelaer. (RÍE)

-¿Mi traje favorito? No sé si lo veis,

no sabía que me iban a entrevistar, así que llevo zapatillas de correr,

que son rosas.

(RÍE)

Creo que uno de mis trajes, el de mi boda, era rosa.

Me gusta el rosa, aunque no suelo llevarlo.

Ese es mi favorito, aunque la mayoría eran geniales.

Me gustan los que me dan carácter.

Es curioso, te hacen meterte en el papel

y parecerte más al personaje.

Te dan fuerza, también la espada...

Nunca me había subido a un caballo llevando una espada

y es complicado montar mientras llevas una espada colgada

y bajarse es igualmente difícil.

Fue un momento delicado y lo que llevaba puesto

no me ayudaba a superarlo, precisamente.

Por eso ahora llevo unos vaqueros y zapatillas con cordones rosas.

El vestuario es increíble. Paula y todo el equipo

lo han bordado, no se puede negar que son geniales.

Y no es la primera vez que llevo medias.

De hecho, ahora llevo dos pares. Me estoy volviendo codicioso.

Cuando te pasas los últimos dos meses y medio

llevando los trajes más extraños: capas, sombreros, espadas...

Es algo habitual.

-Hola, buenas tardes. La foto fija es

aquella que hace las fotos de promo y estas cosas.

La simpática del grupo, la que une a la gente en el rodaje.

Llegué hace una semana... -¡Si es nueva!

No sabe nada . (ELLA RÍE)

-"Mannequin Challenge" con caballos, especialistas,

y toda la producción.

-Aquí somos tres. -Como este.

Llegamos a un mundo fantástico.

Lleno de seres extraños.

El Amo del Calabozo nos dio poderes a todos.

Costará aguantar la risa. (ELLA RÍE)

-"Yeah".

-Vamos a rodar una de las escenas clave de la serie,

que es el encuentro entre Felipe II e Isabel I,

el encuentro que todo el mundo esperaba.

Y es una situación muy bonita,

porque veremos la relación amorosa que tenían ellos dos.

Y, sí que es cierto que, aunque históricamente no sucedió,

le proponemos un juego al espectador,

si este encuentro hubiera sucedido, cómo habría sido.

Os invitamos a vivirlo con nosotros.

-Mi personaje favorito, aparte del mío, obviamente,

es Moray.

¡Es tan malvado!

¡Capta toda tu atención!

Cuando pones a ese tipo de personaje en contra de María, es genial.

Jamás había visto a alguien tan malo.

Es un gran actor. Asegúrate de poner esto.

Me gusta mucho Moray porque puedes ver la codicia en sus ojos.

-Como cuenta la historia, cuando María contrataca,

los lores y mucha otra gente están de su lado

porque creen que la amenazaron de muerte.

Ella dice que el único motivo para abdicar fue

que su hijo estaba en peligro.

Y van a la batalla de Langside, una batalla histórica.

Me crié en Glasgow

y el escenario de la batalla de Langside

está a diez minutos de mi casa.

Para estudiar al personaje fui a ese lugar

y hay muchas placas.

Así que, intenté hacerme al espacio. Fue muy interesante.

Ahora está lleno de coches y autobuses,

pero fue el escenario de la batalla.

Al ponerlo en contexto,

ha sido un privilegio interpretar este papel.

La gran batalla de Langside, en que María logra huir.

Él está tan furioso que le da igual si ella vive o muere,

porque él está al mando

y eso es lo más importante, que él tiene el poder.

(Música animada)

-Hoy estamos rodando una persecución subsiguiente a una batalla,

que sucede de forma anterior.

Unos caballeros interceptan a la reina

y la intentan detener.

Y ella se da a la fuga. Es lo que hacemos ahora.

Lo hacemos con caballistas expertos.

Lo hacemos con una doble de la reina,

que es quien hace las escenas más de acción,

y que tenemos la suerte de que se parece bastante a ella,

lo que nos permite llegar a planos bastante cortos

sin sustituir a la doble por la auténtica,

que está muy bien.

-¡Vale!

-Tenemos un minicombate de la guardia de María

contra los malos de Moray, que vienen aquí a pegarse.

Ella se escapa,

al final está sola galopando por el bosque,

se encuentra con un obstáculo, el caballo se asusta, se levanta,

la chica cae del caballo

y hay un intento de violación de los malos,

pero viene a rescatarla...

(Música pop animada)

(ÉL LA AMENAZA) (ELLA GRITA)

-¡Cortamos!

-Como decía, ella está muy preocupada

por el hecho de que María haya desaparecido, de algún modo.

Porque, Isabel, como reina,

siempre está muy interesada en su paradero,

porque, lógicamente, es consciente

de todas las conspiraciones en su contra

por culpa de María y toda la historia.

Ella está muy inquieta

por el hecho de desconocer su paradero.

Para ella es un alivio que se encuentren,

porque así sabe dónde está, justo en frente de ella.

Y cuando ella ordena que la encarcelen,

ella sabrá donde está porque no puede salir del castillo.

Nadie sabe lo que pasará.

No es una decisión que quiera tomar,

ella hubiera preferido que María estuviera en libertad,

cosa que no iba a ocurrir.

La única manera que ella ve de ayudarla entonces

es básicamente con el arresto domiciliario.

He disfrutado mucho las escenas con Olivia,

han sido muy divertidas porque nos llevamos muy bien.

Es una gran actriz

y puedes tener por seguro que si nos juntas a ambas en el set

en algún momento nos vamos a reír,

nos quedaremos en blanco y nos reiremos, sin razón.

Pero creo que eso es una señal de lo bien que nos llevamos.

Me solté el cabello, me vestí de reina.

Me puse tacones, me pinté y era bella.

Y caminé hacia la puerta.

Te escuché gritarme, pero tus cadenas

ya no pueden pararme.

Y miré la noche, ya no era oscura.

Era de lentejuelas.

No me grabes más. Que no...

-Nos vemos en el episodio final.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 5: Making of

Reinas - Capítulo 5: Making of

22 feb 2017

Programa sobre el rodaje de la serie Reinas y el momento histórico en el que se desarrolla la trama de la serie.

Contenido disponible hasta el 21 de febrero de 2027.

ver más sobre "Reinas - Capítulo 5: Making of" ver menos sobre "Reinas - Capítulo 5: Making of"
Programas completos (6)

Los últimos 52 programas de Reinas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios