www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3905099
No recomendado para menores de 16 años Reinas - Capítulo 3: Making of - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a mi casa.

(BSO de "Pretty Woman")

Yo quería que fuese internacional la imagen.

Hacer unos peinados que sean extravagantes, exuberantes,

que no los hubiéramos visto en otra serie de época

en una televisión.

(Música emocionante)

-En el capítulo 3 se ve más cómo María

por fin se realiza como mujer.

Se casa con el hombre del que se ha enamorado locamente,

Lord Darnley, pero muy pronto se da cuenta

de que ese maravilloso hombre tiene grandes fallos:

es un niño caprichoso, orgulloso,

la mete en muchos problemas...

Rizzio empieza con sus objetivos:

viene a ver a la reina para hablarle de algún tema serio

y se encuentra con Darnley, que está borracho otra vez.

Pasa de estar en esta posición un poco más alta

a amenazarle, incluso le empuja,

a estar asustado porque saca un cuchillo y le amenaza.

De ahí se va, llega María;

tiene que disimular ese miedo que acaba de pasar

durante esa escena de la amenaza.

Esa escena fue bastante complicada

porque tuve que pasar por siete estados de ánimo diferentes.

Y, bueno, fue un reto,

pero la verdad es que el resultado creo que fue bueno

y estoy encantado de haber hecho esa escena, por difícil que fuera.

No me mires, no me mires, no me, no me, no me mires,

no me mires, no me mires, déjalo ya,

que hoy no me he puesto el maquillaje

y mi aspecto externo es demasiado vulgar

para que te pueda gustar.

Soy Alberto Dugarte, jefe de maquillaje y peluquería.

Me he encargado un poco de diseñar cada uno de los personajes

que aparecen en la serie.

Tanto la peluquería con los peinados de cada protagonista

como las barbas, efectos especiales...

Sombra aquí y sombra allá,

maquíllate, maquíllate.

Un espejo de cristal. Y mírate y mírate.

Me he rodeado de un gran equipo. Borja Torres con efectos especiales,

Carmen, con todo lo que es "posticería",

que ha llevado a cabo un trabajo espectacular.

(Música animada)

Macu y Ali, que son las encargadas del maquillaje.

Un equipo la verdad que muy dinámico,

y, a pesar de que cada uno tenemos nuestra especialidad,

nos hemos complementado muchísimo

para formar un equipo unido y eficaz.

(Risas)

El día a día en "Reinas" es intenso.

Empezamos supertemprano. Maquillaje y peluquería

son los primeros citados para hacer la preparación.

Llegan de repente 50 personas.

Es una locura, pero estamos bien organizados.

Dos personas encargadas del pelo: de hacer "posticería", pelucas

pelo y apliques,

y las otras personas van maquillando.

La complejidad de esta serie

es que en muchos de los capítulos van envejecidos.

En una secuencia se pueden juntar joven y viejo a la vez.

Tenemos que ser muy funcionales y sacar el trabajo lo antes posible.

Y después tenemos unos refuerzos en los momentos de más tensión.

Tenemos muchas luchas, muchos extras, bailes...

Van a ver que la serie está llena de luchas, de guerras,

de salones reales...

Fuego, mantenlo prendido. Fuego.

No lo dejes apagar y grita: ¡Fuego!

Mantenlo prendido. Fuego.

No lo dejes apagar y grita: ¡Fuego!

Mantenlo prendido. Fuego.

No lo dejes apagar.

Y no lo dejes apagar.

¡Se ha quemado!

Pues sí, me han quemado el cuarto.

No lo dejes apagar.

Iba a estudiar, pero se me han quemado los libros.

(Música emocionante)

(PILAR) Su hermano, el conde Moray,

que es líder de la facción protestante,

no aprueba el matrimonio. Y, por supuesto,

para nada lo aprueba el temible John Knox,

el líder religioso de la facción protestante.

-El personaje de John Knox me encanta.

Yo creo que porque está interpretado por Simon Armstrong

que es un actor tan grande,

que cada vez que entra en escena nos deja a todos boquiabiertos...

Knox me llama la atención por eso, por la actuación de Simon.

-Ha llegado el momento, Jezabel.

Hola, soy Simon Armstrong e interpreto a John Knox.

John Knox fue el líder

de la reforma protestante en Escocia.

En el contexto de la serie,

es un enemigo declarado de María y hace todo lo posible

para asegurarse de que deje de ser la reina de Escocia,

así que cuando la obligan a firmar la abdicación,

se pone muy contento.

Para preparar el papel de John Knox,

lo que hice fue aprenderme el guion y salir a escena.

Creo que el texto es muy bueno.

Y, obviamente, es un personaje profundamente escocés,

por lo que es importante adoptar el acento adecuado.

Así que la mayor parte de mi investigación se centró

en intentar clavar el acento, conseguir que sonara

lo más natural posible y no sé si lo he conseguido o no.

Supongo que lo iremos descubriendo cuando lo veamos.

(Música animada)

(DUGARTE) Vais a ver que hay barbas espectaculares.

Como la de Knox, una barba superlarga, blanca... mágica.

Y así es como hemos querido crear un poco los personajes.

-Los diferentes tipos de pelo para hacer las barbas...

Tenemos muchísima variedad.

Por ejemplo, la de Knox es pelo de yak, que es un animal.

Es un pelo muy duro. Y es sobre todo cuando se hacen pelucas

de época, muy canosas.

Entonces ese es el tipo de pelo, el más duro

y el más costoso a la hora de hacer la barba.

-Esta es la primera vez en toda mi carrera

que he actuado con barba,

con barba postiza. Normalmente me la dejo crecer.

Al final, después de empezar el rodaje de esta serie,

rodé otra película en el Reino Unido intercalando los viajes a España,

en la que interpretaba a Merlín en una historia sobre el rey Arturo

y en esta película también llevaba una barba larga.

En los 25 años que llevo trabajando en esto,

nunca había llevado una barba postiza

y en los últimos tres meses, dos.

Y no me gustan.

(CARMEN) Luego tenemos otro, que es la de Felipe,

que tiene crepé.

Y es un castaño pelirrojo.

Entonces el crepé es una especie de trenzado que es pelo natural,

también de animal.

Y lo que vamos a hacer sobre todo es "creparlo"

para que le dé esa frondosidad a la barba,

porque no queda tan liso.

-Cuando aparecí el primer día estaba barbilampiño total,

no tenía nada de barba.

Después del pánico inicial decidimos ponerme una barba postiza

que llevaba casi una hora fijarla,

porque hay que complementarla con pelo natural

para que sea más realista,

y mientras tanto la mía iba creciendo por debajo.

-Lo que pasa es que no le daba tiempo a que creciese

para que tuviese la barba. Entonces se la tuve que hacer.

-Al cabo de un par de meses pudimos quitar la barba postiza

y se quedó mi barba original,

que además tiene la particularidad de ser de color similar

a la de Felipe II, como se ve en los cuadros.

(Música animada)

-María, cuando se da cuenta del error que ha cometido,

quiere disolver el matrimonio,

pero ya está embarazada y no puede.

Si se divorcia se arriesga a que su hijo sea declarado bastardo.

Da tiempo para que su hijo nazca y mientras tanto

se apoya en Rizzio, en su secretario,

lo cual despierta los enormes celos de Lord Darnley

y también de Moray, porque se ve desplazado en el favor real.

E inmediatamente empieza la conspiración

porque Rizzio debe morir.

La muerte de Rizzio va a desencadenar

todo el gran drama y tragedia de la vida de María Estuardo.

-Vamos.

(MUJER) Forcejead un poco. Entramos en situación.

Eso hace que su muerte sea más trágica.

Al perderle, pierde una parte de sí misma,

pierde una parte de su inocencia,

y así empieza la espiral de decadencia de María.

-¡Acción!

-Están a punto de matarme.

Episodio 3. La triste despedida de Rizzio.

Sé que estáis muy tristes, pero es lo que pasa históricamente.

Es muy duro.

Darnley cada vez está más fuera de control:

no para de beber,

sus celos hacia la relación entre Rizzio y Mary

han aumentado hasta tal punto

que ha convencido a Maitland para que me mate.

Y hemos encontrado esa violenta escena

en la que Rizzio, tristemente, ha muerto.

"Oye, tú, si no lo haces bien en una toma,

nos fastidias a 50 personas". Muy relajado.

Lo que estaban haciendo ahora no me dolía.

Dicen que va a doler.

Cuando vienes a trabajar y te matan 20 veces en un día,

le caes mal a alguien.

A morirse.

-Nosotros lo que intentamos es proteger al actor

y que parezca lo más real posible.

De este modo, lo que hacemos es proteger el cuerpo,

el torso y todas las partes que van a ser dañadas

en la ficción,

y así evitamos daños mayores al cuerpo del actor.

Usamos cánulas para introducir la sangre,

y que se vea un chorro de sangre que, por supuesto,

jamás es el del actor.

-Este es Javi, de vestuario.

Este es Fran.

Espero que no duela mucho morirse.

-Poniéndole guapo para morir.

-La verdad es que mi muerte fue una experiencia

bastante interesante.

Una escena bastante larga.

Creo que estuvimos unas cinco horas grabándola.

Tenía mucha complicación,

todas esas protecciones que nos habían puesto

los tubos, la sangre, los puñales, que no son puñales.

Requisó mucha coreografía.

Estoy lleno de tubos.

Y sin hablar del momento en que tengo que carme al suelo

y quedarme ahí convulsionando.

En un principio rodé la escena cayendo al suelo y muriéndome.

Pero el director quería que siguiera vivo durante toda la escena

así que ese sufrimiento que tuve que mantener en el suelo

fue bastante agotador.

Y después de cinco horas haciendo eso...

(EXHALA)

fue muy cansado, pero la verdad es que me gustó mucho esa escena,

porque nunca había rodado una muerte, y la verdad es que

fue una gran manera de despedirse.

Búscate una chica, una chica yeyé,

que tenga mucho ritmo y que cante en inglés.

Que tenga el pelo alborotado,

y las medias de color.

Una chica yeyé, una chica yeyé, que te comprenda...

-Soy Alicia y soy del depto. de maquillaje.

-Soy Macu y soy también del depto. de maquillaje.

-Hola, ¿qué tal?

Muy bien, gracias.

-Hacemos el proceso de maquillaje y peluquería.

Una vez que están todos preparados,

nos vamos al "set" para irlos retocando

y para que siempre salgan perfectos.

-Una compañera hizo todas las barbas, todos los bigotes,

los tuvimos que probar.

-Y también hacemos un proceso de investigación.

Ver cómo eran esos personajes realmente

para adecuar lo más posible la imagen del actor

a la imagen que tenía el personaje real.

Entonces hacemos todo tipo de pruebas,

vemos todo lo que podemos adaptarlo

y luego ya tanto Alberto como los directores

son los que ya deciden: "Esta es la imagen que queremos,

esto es lo que queremos hacer y esto es lo que queremos ver".

(Música animada)

Yo creo que para mí el día más complicado de trabajo...

Había un baile...

con un montón de figuración que bailaba muchísimo.

Nos volvimos locos porque no paraba de entrar gente

y entrar gente y entrar gente...

-Para que la gente entienda

lo bueno que era el trabajo de peluquería y maquillaje

y vestuario y caracterización en general,

una de las cosas que nos pasó a varias de las actrices

es que cuando llegaba la hora de irse a casa

nos quitábamos todo, íbamos al coche de producción...

Había gente que se quedaba mirándome en plan...

Y de repente decía: "¡Anda! Ah, vale, perdona,

es que no te había reconocido".

Y uno de los comentarios, que me dolió un poco en el alma,

fue que me dijeron:

"Qué bien te sienta el siglo XXI.

Porque desde luego que el XVI..."

-¿Te molesta? -No.

-Y pronto surge también el conde Bothwell.

-Hola, soy James Lee Taylor e interpreto a James Bothwell.

Mi personaje aparece en el capítulo 3

y soy el jefe de las tropas.

Mi deber es proteger a María, ganar las batallas y aconsejarla.

En el capítulo 2 se ve que su matrimonio con Darnley

no me hace mucha gracia porque estoy enamorado de María.

La conozco desde que era una niña.

He visto cómo maduraba y de ahí mi admiración por ella

y todos esos sentimientos afloraron cuando la vi casarse.

Lo asumo, pero hay un trasfondo en todo esto.

(Música animada)

Capítulo 3.

Para mí es una gran escena.

De hecho, mi primera actuación en la serie fue esa batalla.

Cuando llegué el primer día, parecía natación sincronizada.

Lo grabamos todo en una toma.

Y aprendí a pelear con una espada ese mismo día, lo cual fue...

Fue muy duro.

Sí, fue muy difícil.

Cuando peleas con una espada,

el aprendizaje es el mismo que cuando aprendes a conducir,

aprendes los conceptos básicos, miras la espada todo el tiempo

y en el rodaje intentas hacerlo lo más real posible.

Así que tienes que mirar a los ojos, solo a los ojos.

Es como si lo hicieras a ciegas.

Y luego defenderte.

Y luego avanzas otra vez.

Eran demasiadas cosas.

Y además estaban los diálogos, la lucha y más diálogos,

luego ella se desmaya, cógela, llévatela.

¡Dios mío!

Me puse muy contento cuando lo grabamos.

(Música de acción)

Aquí le prendo fuego al lugar,

y le corto el cuello a Darnley, lo cual no está bien.

Fue muy divertido y nos hicimos muy amigos detrás de las cámaras.

Fue una escena divertida de hacer, una de mis favoritas.

(Música pop)

-Mi nombre es Borja Torres. Soy ayudante de maquillaje

y encargado de efectos especiales de esta serie,

en la que hay que hacer muchos efectos:

caracterizaciones de envejecimiento, heridas, cortes de cuello,

cortes de cabeza...

Lo que comprende mucho tiempo de taller,

que es como si fuese efímero,

porque hay que ir produciendo mientras se va rodando.

Es un proceso muy largo.

Para sacar una cabeza son 21 pasos más o menos,

que lo estamos haciendo en un tiempo récord.

En cinco días hago tres cabezas.

Para hacer una réplica de una cabeza utilizamos silicona.

Cuando hacemos el molde en escayola,

primero ponemos alginato por toda la cara,

seguido de una venda de escayola que hace que esa pasta

no se nos venga hacia delante.

Y luego, por último, que no es último,

rellenamos de escayola o plástico o del material que queramos

para tener una copia. Cuando tenemos ese positivo

nosotros modelamos sobre él, sacamos molde a esas piezas

o directamente el modelado lo quitamos y lo pasamos a plano.

En esta serie no hay tiempo de procesos de taller

que te puedas extender mucho.

Modelamos sobre la piel del actor separamos y lo hacemos en plano.

Esto permite una mayor facilidad a la hora de trabajar las piezas

porque no son piezas adaptadas a una persona.

De esta manera podemos ir adaptando a diferentes actores.

Hacemos efectos realistas

para que cuando lo veáis os lo creáis.

Te da esa sensación de: "le ha cortado la cabeza,

qué bien está hecha, qué real es,

tiene todo el pelito, todo el poro". Entonces para mí me encanta.

Había un corte de cuello cuando matan a Darnley

y estábamos escondidos abajo salpicando.

-Caracterización es todo lo que es hacer heridas,

un poquito de envejecimiento, pero más sutil, sin prótesis.

-Tener la idea de cómo va una herida

y simularla con maquillaje solo.

Con silicona... hay mucho material. -Con crema de Pros-Aide.

-Exactamente, hay de todo. -Es mi preferida.

(BORJA) Es un engranaje, que si una pieza falla,

fallamos todos porque tenemos que ir sincronizados.

(MACU) Sí, tenemos que estar unidos. (BORJA) Es muy bonito todo.

(RÍEN)

Un beso.

-Mi trabajo con maquillaje y peluquería,

aparte de que ellos son una maravilla, son majísimos...

y tienen bastante en cuenta lo que a mí me gusta.

Me preguntan mucho qué cosas quiero llevar en el pelo,

pero, bueno, lo interesante creo que es

que en la peluquería y el maquillaje de la corte española

hay mucha diferencia con el resto de monarquías

y creo que es una cosa que se va a agradecer mucho en la serie,

porque marca muchísimo la diferencia entre una y otra

y coloca al espectador directamente en otro sitio.

Pero yo encantada, me dejan guapísima todos los días.

-En maquillaje tenemos que estar muy complementados,

porque necesitamos contarnos bien las cosas que estamos haciendo.

También existen los libros de "raccord" que nos hacemos,

para tener una continuidad y las fotos que sacamos.

Un libro de "raccord"

es donde ponemos todas las secuencias de los actores.

Pues a lo mejor un día rodamos

a un actor que tiene una cicatriz aquí,

y la continuidad a lo mejor la rodamos dentro de 15 días,

entonces esa cicatriz tiene que seguir ahí.

-Hay que hacer las fotos antes de cada secuencia.

Yo tengo un truco, hacerle una foto a la claqueta

para saber qué secuencia estás rodando

y a continuación de esa foto

vienen todas las de vestuario y maquillaje.

-Cuando la gente dice: "Lleva el colgante al revés".

Sí, puede haber algún fallo porque son muchas cosas,

pero lo normal es que con el libro de "raccord", que es muy importante,

todo eso salga perfecto.

(MACU) No se rueda todo seguido.

Entonces, es importantísimo. Es nuestra biblia, vamos.

-La biblia del "raccord".

Y luego lo de: "Eso lo he visto, que ha salido mal".

(Música animada)

-Recuerdo con mucho cariño

el día que grabamos el parto de la reina,

porque nos trajeron un muñeco de recién nacido

y uno de los especialistas

venía cada cierto tiempo

a humedecerlo para que el efecto fuera lo más real posible.

Y recuerdo que nosotras evitamos mirar demasiado al muñeco

para llevarnos la sorpresa de al sacarlo...

La actriz que hacía de comadrona fue muy especial

porque se creó una energía

entre nosotras cinco con la reina

haciendo... de mujer parturienta

y todas nosotras, las amigas, que la amamos,

que fue como de repente estábamos

en una situación casi irreal.

Pero que estaba tan bien hecho...

-Olivia a mí me imponía.

Bueno, solamente tiene dos años más que yo,

pero tiene una presencia...

una manera de andar cuando hace de María,

una manera de hablar,

que a mí, incluso desde Rizzio, me parecía...

demasiado... Decía: "¿Qué hago yo?,

si soy un enano al lado de esta pedazo de mujer".

Pero, bueno, rápidamente,

sobre todo por las ratos que pasamos detrás de las cámaras,

rápidamente me sentí muy cómodo con ella,

aprendí de ella, de su manera de actuar,

y me pude meter en la relación:

"Ahora sí que me creo que soy el amante de esta reina".

(Música emotiva)

La escena que más me gustó hacer fue la escena en la que María y yo

discutimos con Moray porque sus hombres han saqueado una aldea.

Moray se va y empezamos a hablar

sobre si nos está traicionando, si se está yendo con Elizabeth.

Y me gusta porque es la escena que hice en el casting

tres meses antes,

y era una escena que tenía tan metida en el cuerpo...

me la sabía al revés, de arriba abajo.

Y era la escena en la que más cómodo me sentí.

Hoy estás más bella que nunca.

-Ahora no, no estoy de humor.

-Fue la escena en la que menos tuve que pensar,

porque estaba simplemente en ella. Y siempre es un gusto como actor

tener la escena tan metida en la cabeza.

Mi último día de rodaje lo recuerdo con mucha pena,

porque me fui no solo echando de menos:

"Jo, no voy a rodar más veces, etc., etc."

Porque como actor me encantado esta serie,

pero también iba a echar de menos a la gente.

Es mi último día hoy.

-Tendrá una salida explosiva, con fuego y todo.

-Hay fuego por eso, porque me voy ahí con...

con el... con el fuego, como se diga, la explosión.

(HOMBRE) Un fuerte aplauso a Carlos, que ha terminado el rodaje.

(Aplausos)

-Gracias a todo el mundo.

¡Eh, maquillaje!

(Aplausos)

(CHICA) ¡Abrazo de vestuario!

-Mi niño.

-Mi personaje favorito es Darnley. Me siento mal por matarle

porque es un actor muy bueno y me encanta cómo actúa.

-También fue el último día de Darnley.

Entonces la emoción se sentía en el ambiente.

Todo el mundo nos hizo ver lo que nos iban a echar de menos.

Siempre está bien que te lo digan.

(Aplausos)

(HOMBRE) Tienes que decir unas palabras en español.

-¡Sí, mi español es no "bien"!

(AMBAS) Nos vemos en "Reinas".

  • Capítulo 3: Making of

Reinas - Capítulo 3: Making of

08 feb 2017

Programa sobre el rodaje de la serie REINAS y el momento histórico en el que se desarrolla la trama de la serie.

Contenido disponible hasta el 7 de febrero de 2027.

ver más sobre "Reinas - Capítulo 3: Making of " ver menos sobre "Reinas - Capítulo 3: Making of "
Programas completos (6)

Los últimos 52 programas de Reinas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios