Presentado por: Eduard Punset Dirigido por: Eduard Punset

El economista Eduard Punset presenta este espacio de divulgación científica. El contenido del programa abarca la medicina, la química, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y todas aquellas disciplinas que puedan englobarse bajo el paradigma de la ciencia.

Según el propio Eduard Punset

"REDES nació en Madrid, y durante la primera temporada contábamos en el plató con la presencia de famosos artistas o empresarios acompañados de científicos. Aportaba dinamismo, pero nos dimos cuenta de que debíamos profundizar en el conocimiento científico si queríamos que los propios científicos se dieran cuenta de que sus investigaciones también importaban en la vida cotidiana de la gente, y que la gente descubriera hasta qué punto la utilización del método científico en lugar del dogmatismo iba a transformar sus vidas. La ciencia estaba transformando el mundo.

Estoy contento de que REDES fuera un programa pionero en la comprensión pública de la ciencia, en la utilización del primer plató virtual de la televisión en España, en el recurso a la animación 3D y de las videoconferencias. Al principio, éstas se entrecortaban a menudo y los desfases entre el discurso y la vocalización daban una apariencia de extraterrestres a los entrevistados.

REDES se trasladó en 1997 a Sant Cugat, desde donde todavía se coproduce entre TVE y el grupo de científicos y periodistas jóvenes que constituye la productora smartplanet. Este equipo ha logrado demostrar que ciencia y entretenimiento se pueden unir para que en este tercer milenio la ciencia, por fin, irrumpa en la cultura popular.

El blog de Eduard Punset: http://www.eduardpunset.es/

1376806 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Redes - Reinventar el futuro - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado realizado por i-RTVE.

Reiniciarse, reinventarse, desaprender,

podrían ser las palabras que describen la última edición

de la ciudad de las ideas.

El gran encuentro anual de mentes brillantes en Puebla.

México.

En una época de incertidumbre y de cambios,

Redes, no podía dejar de asistir y llevarse para su público

una buena dosis de reflexiones.

De ingenio y de creatividad.

La ciudad de las ideas, es uno de los mejores exponentes

de esa imprescindible fusión de ciencia y entretenimiento.

La propuesta es ser cazadores de ideas.

Las ideas son claves.

Sobre todo cuando se convierten en ideales.

Porque, ¿cómo ves tu futuro?, determinan cómo vives tu presente.

En este capítulo, recogemos algunos de los innumerables instantes

del festival.

En los que todos los asistentes sentimos la imperiosa necesidad

de reinventarnos, de hacer un reset.

Que dicen ahora.

Es tiempo de ideas, bienvenidos.

Yo creo que nos da mucho miedo cambiar, porque cuando cambiamos

sabemos lo que perdemos, lo que no sabemos es lo que podemos ganar.

Y somos bastante ignorantes en relación a nuestras verdaderas

capacidades, recursos y posibilidades.

Y cuando se alza la barrera del miedo tendría también que alzarse

ese caudal de energías dormidas, de potencial oculto.

Que muchas veces porque no nos conocemos suficientemente bien

eso nos alza.

En momentos como los que estamos viviendo, de incertidumbre,

de nuevos retos en todos los ámbitos

lo que prefieren los homínidos son caras jóvenes.

Líderes nuevos, capaces de aplicar las nuevas tecnologías.

Para resolver problemas.

Capaces de arriesgar para seguir adelante.

En esta ciudad, me fijé, muy especialmente

en los jóvenes científicos participantes.

Todos ellos apasionados por sus proyectos.

Deseosos de contar sus descubrimientos.

Sobre la conducta humana.

Los misterios del cerebro.

O los robots del futuro.

El cerebro está formado por decenas de miles de millones de neuronas.

Las células especializadas del cerebro.

Y cada neurona que tenemos es tan complicada

como la ciudad de México.

Cada neurona transporta el genoma humano completo.

Y tiene millones de proteínas que circulan a su alrededor.

Tenemos decenas de miles de millones de neuronas, cada una de las cuales

está conectada a su vez con otras decenas de miles de millones.

Es una red tan tupida que te lleva al apagón lingüístico.

Es decir, ni siquiera tenemos palabras para describirlo.

Si tomáramos únicamente 1 cm3 de tejido cerebral

mostraría tantas conexiones como estrellas hay en la Vía Láctea.

Es lo más complejo que hayamos descubierto jamás.

El reto que se nos plantea es que somos nosotros.

Son todos nuestros pensamientos, sueños y esperanzas.

Y nuestras experiencias privadas y subjetivas.

Nuestra conciencia.

No solo no tenemos ni una sola teoría que explique cómo las piezas

y partes físicas, forman la conciencia.

Es que ni siquiera sabemos,

a qué se parecería una teoría como esa.

Es la situación en la que nos encontramos

y en mi opinión, la que exige cierta humildad intelectual.

Los chimpancés, igual que los bonobos, son nuestros primos.

Tenemos un ancestro común.

Y quiere decir que compartimos rasgos que están en el patrimonio familiar.

Tenemos características que son de los chimpancés.

Nos reconocemos en ellos en cuanto a la jerarquía.

Al uso de la tecnología, construyen herramientas.

También a la violencia.

En encuentros entre grupos pueden cometer infanticidios y asesinatos.

Obviamente eso ha pasado en la historia humana

y es algo que lo reconocemos.

Y los bonobos nos muestran una herencia que tiene mucho más que ver

con la inteligencia social, emocional, profunda.

Son más tolerantes, comparten comida.

La sociedad de los bonobos están dominadas por las hembras

que si bien no están emparentadas, forman lazos muy profundos.

Y lo que yo he visto en los últimos años es que es espectacular

que cuando tienen encuentros entre grupos,

no se matan entre ellos.

Sino que juegan.

Juegan, se acicalan, tienen sexo.

Es una manera muy distinta de existir.

A la que lo tienen los chimpancés.

Nos recuerda la forma de existir de las sociedades igualitarias.

Y sobre todo como la parte bonobo por así decirlo,

es la neotenia la retención de las características juveniles.

Somos animales neoténicos.

Y jugamos a lo largo de la vida, eso no es común en el mundo animal.

Solo unos pocos animales lo hacen.

Tiene que ver con la capacidad de retener esa curiosidad de niño,

y la capacidad lúdica que te lleva a explorar el mundo.

Esto te mantiene plástico a lo largo de la vida.

Hoy hablaremos de robots.

Concretamente de robots humanoides.

Tienen forma humana, dos piernas, dos brazos, un torso y una cabeza.

¿Necesitamos realmente robots antropomorfos?

¿Por qué y cuándo necesitamos robots humanoides?

Se me ocurren infinidad de motivos, pero el más importante

es que me gustaría que me ayudaran con las tareas domésticas

como fregar los platos, lavar la ropa y sacar la basura.

Para poder tener robots en casa en un entorno diseñado

por y para los humanos, deben tener la forma y tamaño de un ser humano.

Hay una razón por la que el pomo de la puerta tiene la altura

que tiene.

Y los escalones son como son.

Si se van a desplazar por la casa deben tener el tamaño de los humanos

para moverse libremente.

Queremos que utilicen las mismas herramientas que nosotros.

No queremos unas tijeras diseñadas solo para ellos.

Hay un motivo más importante para investigar con estos robots.

Para comprendernos mejor a los humanos.

En el proceso de que estos robots bípedos caminen, hemos logrado

entender mucho mejor cómo andan los humanos.

Lo cual es útil para mejorar las prótesis de piernas.

RoboCup, es una competición internacional de fútbol

de robots autónomos, cuyo objetivo oficial para el año 2050

es tener un equipo de robots de tamaño real.

Que dispute un partido contra los campeones de la copa mundial

de la FIFA y lo gane.

Es un objetivo oficial, evidentemente es un gran reto pero creemos

que es posible.

Y estamos exprimiendo al máximo la tecnología para lograrlo.

Empezamos a participar en 2007, aquí veis un video de hace 3 años.

Son robots, Darwin 3.

Os hacéis una idea del ambiente y la competición.

Los robots son totalmente autónomos, nadie controla nada.

Ese es el portero, es como si tuvieran personalidad.

Mirad cómo mueve la cabeza para seguir la pelota.

Es muy difícil de conseguir.

Lo que pueden hacer es bastante espectacular.

Para el proceso de desarrollo contamos con un betatester fantástico.

A Ethan, mi hijo.

Mirad este video.

Ahora está en modo autónomo.

Funciona con inteligencia artificial e intenta jugar al fútbol.

Ahora Ethan cree que Darwin puede hacerlo mejor.

Y desaparece.

Trae una enorme pelota azul.

No, tienes que darle la pelota naranja.

La pequeña.

Esa no, la pequeña.

No, no, la naranja.

Esto nos demuestra, que en el campo de la inteligencia artificial

nos queda mucho por hacer.

Muchas gracias, dásela al robot.

Todavía tenemos cosas por mejorar en el robot.

Y luego.

Por cierto, hemos arreglado ya el problema.

Cuando has descubierto cuál es tu elemento.

Con qué actividad te sientes como pez en el agua

con qué actividad disfrutas con pasión

te has dedicar con esfuerzo y disciplina.

Sin miedo al riesgo, y preparado para equivocarte.

En Puebla, se escucharon muchas pistas

para conseguir con éxito aquello que nos proponemos.

Desde subir montañas, batir récords a nado

o trabajar en la oficina.

Intentamos subir esta montaña y cuando llegábamos

llegamos a la falda, resulta que acaban de perder la vida

dos personas, muchos dijeron "no se puede, esto está muy difícil".

Uno de mis compañeros me comentó

"¿sabes qué?, no te traumes, a lo mejor ni yo la puedo subir".

Como diciendo que tú olvídalo, ya no tienes posibilidades.

Parte de nuestro entrenamiento no solo consistía en subir y bajar

cargar peso, adaptar nuestro cuerpo al frío.

Como parte de nuestro fortalecimiento y aclimatación, consiste en educar

nuestro cuerpo a seleccionar lo que le nutre.

Y te nutre lo que comes, hay alimentos muy ricos pero no sirven.

Son chatarra.

Y hay otros que no se ven tan lindos, pero que van a fortalecer tu sangre.

Pero te va a adaptar y vas a poder subir más alto.

No solamente nos nutre

lo que comemos, también lo que pensamos.

Pero pocas veces tomamos conciencia del tipo de pensamientos

que nos permitimos.

Tenemos mucho pensamiento chatarra.

Que nos dice, no puedo o por ahí no.

También hay pensamientos nutritivos.

Cuando mi compañero me dijo eso, yo dije, chatarra.

Que por aquí no se puede

¿dime por dónde?

Que hoy no, cuándo sí.

Dime por dónde, o dónde investigo.

Yo ya tengo clara mi meta y sé que está ahí.

Años después, cuando estaba a unos cuantos metros

de alcanzar la cima del Everest

después de un intento fallido

veo que en la cumbre hay un compañero.

Una persona que por radio, me habían dicho hacía una hora

que estaba perdido.

Que se le vio llegar a la cima pero que no bajaba.

Cuando veo que está en la cumbre digo, ¿qué hace ahí?

¿Por qué se arriesga permaneciendo tanto tiempo en la cumbre?

Sabiendo que la falta de oxígeno te autoconsume y te puede costar la vida.

Cuando me acerco

este compañero se levanta y me recibe con un abrazo.

En ese momento me enseñó que de nada te sirve llegar muy alto

si estás solo.

El éxito que se comparte se multiplica.

Cada quién tiene su montaña.

Cada quién, tiene su reto.

Yo les invito a que cuando alcancen la cumbre de su montaña

tengan con quién compartirlo.

Gracias.

Fue hace 43 años, en la ciudad de México

los primeros Juegos Olímpicos que participé.

Gané dos medallas de oro, una de plata y una de bronce.

Y me consideraron un perdedor.

Fue el motivo por el que en los cuatro años siguientes

me concentré en ganar 7 medallas de oro en los Juegos de 1972.

Cada uno de vosotros tiene un sueño.

Tenéis que tener un sueño.

Yo tuve un sueño.

El misterio, la magia, la curiosidad y la inocencia.

La idea de ser olímpico era mágica.

No tenía ni idea de cómo conseguirlo.

La curiosidad de la travesía que me llevaría hasta allí

y la inocencia de no haberlo hecho nunca

fueron las razones de mi éxito.

Porque si alguien me hubiera dicho que tendría que trabajar durante

doce años.

Recorrer 42.000 km. y madrugar y hacer esto y lo otro.

Creo que me habría rendido habría sido demasiado.

Realmente creo que nuestro destino no es cuestión de suerte

sino de las decisiones que tomamos a lo largo de nuestra vida.

No podemos esperar que nos caiga del cielo, tenemos que buscarlo.

Se consigue trabajando duro.

La única razón de mi éxito fue que quería ser el n1.

No soportaba la idea de perder.

Y estaba comprometido con la idea de que valía la pena arriesgarse.

Fue George Elliot, diputado del parlamento inglés

en 1800 quien lo dijo, y es muy cierto.

"Nunca es demasiado tarde para ser quien hubierais

podido ser".

Se consigue haciendo grandes cosas pero no solo eso.

Es la suma de todas las partes.

Y es importante entender que no siempre alcanzareis el éxito.

Cuando un ser humano ante la incertidumbre y la complejidad

En lugar de arrugarse, dice sí al desafío

y a pesar del miedo, a pesar de la oscuridad.

Cree que hay algo hermoso que hay diamantes ahí.

Y que los va a encontrar.

Está demostrado que empiezan a activarse genes rápidos

en menos de 4 horas.

Aparecen nuevas conexiones neuronales

las espinas dentríticas del profesor Cajal.

Que las descubrió hace tanto tiempo.

Empiezan a proliferar.

Neuronas conectan, como nosotros hemos conectado hoy

con esas madejas tan preciosas.

Comparten más información.

Nos volvemos más inteligentes.

Células madre localizadas en las cavidades cerebrales,

los ventrículos.

Empiezan a emigrar hacia los hipocampos.

Centros esenciales para controlar el miedo.

Que segregan dopamina, una hormona que te hace sentir confiado.

Aprendes deprisa.

Fenómeno llamado neurogénesis.

Hay un aumento en el riego sanguíneo de la parte anterior del cerebro.

Del área prefontal.

Piensas con más claridad.

Tomas mejores decisiones, eres más creativo.

Por eso es tan importante que salgamos de esa zona de confort

poquito a poco.

Cual es el paso más pequeño que me atrevo a dar.

Y entremos en la zona del coraje.

En la zona del valor.

Porque es ahí cuando afloran nuestros talentos.

Cuando se despiertan energías dormidas.

Cuando descubrimos la grandeza que hay dentro de nosotros.

He hablado con los mejores científicos de este mundo para saber

qué haces cuando se te cae encima un desamor.

Antonio Damasio, otros muchos me han dicho que cuando hay

una emoción negativa muy intensa,

la única manera de salir de este desamor.

Es buscando otro.

De signo contrario y de la misma intensidad.

Cuando alguien cesa en el amor es muy difícil sustituirlo

por otro amor de signo contrario y de la misma intensidad.

No pueden, no tienen ganas de hacer nada.

Solo se puede hacer eso si cambias al mismo tiempo de entorno.

Si eres capaz de desaprender, cambiar de universo.

De no asomar la cabeza en los bares que asomabas antes.

Si realmente penetras en otro universo, si desaprendes.

Si desaprendes estás preparada para más.

Yo creo que a lo mejor sirve lo que os he dicho

para el desamor, muchísimas gracias por vuestra atención.

Otro momento esperado del festival de Puebla

Fue el debate.

En esta ocasión era sobre si la vida tiene o no tiene sentido.

Si tiene un propósito.

O si como dice el astrobiólogo Ken Nilson

no es más que una equivocación.

El debate se puso a concurso.

Se propusieron

siete temas.

El ganador fue: ¿Hay un propósito para la vida?

En el mundo existen dos tipos de propósitos.

Por un lado, los biológicos.

A esos nos referimos cuando decimos que el propósito del corazón

es bombear sangre por todo el cuerpo.

O el propósito de los ojos es ver.

Sabemos de dónde vienen esos propósitos.

Son producto de la selección natural.

¿Puede tener la vida un propósito biológico?

Pues no, ¿por qué no?

Porque debe haber vida para que haya evolución.

Es decir, la evolución presupone la existencia de vida.

¿Cuál es el otro tipo de propósito?

Los denominados intencionales.

Nos referimos cuando decimos que el propósito de un martillo

es clavar clavos.

Es el propósito que le da un diseñador, a una cosa.

Lo que tiene en mente al diseñar una cosa.

El diseñador del martillo lo hizo con el propósito de clavar clavos.

¿Puede tener la vida este tipo de propósitos?

Podría decirse que dios creó la vida con un propósito en mente.

Y que la vida tiene ese propósito que dios tenía en mente.

En cualquier caso, la existencia de dios es irrelevante.

Imaginemos que para los fines de este debate, dios existe.

Para crear vida hay que actuar como agente.

Y para ser agente tienes que estar vivo.

Si creemos en un dios, ese dios tiene que estar vivo.

Pero si es un dios vivo entonces la vida precede al propósito.

Dios debe estar presente.

Dios debe vivir para crear algo.

El propósito no puede ser el resultado de las intenciones

de dios.

Sea como fuere, el propósito de la vida es un concepto ininteligible.

La vida no tiene un propósito.

El hecho de estar vivo no tiene un propósito.

Pero todos podemos tener un vida que tenga un propósito

y un sentido profundo.

¿Por qué existe un universo?

¿Por qué estamos aquí?

¿Adónde vamos?

La ciencia puede decirnos cómo conseguimos un universo.

Quizás debido a una fluctuación cuántica.

Pero no por qué.

La evolución, tal como se ha dicho aquí.

Simplemente describe cómo la forma de vida a

dio lugar a la forma de vida b.

La evolución no sabe cómo se consigue una vida.

Y mucho menos porqué hay vida.

Y en cuanto a la tercera pregunta al menos que uno

sea especialmente dogmático.

Debemos reconocer que no sabemos qué hay después de la muerte.

Si nos limitamos a los confines de la ciencia

nunca podremos responder a estas preguntas.

Y permaneceremos en un estado de dogmatismo.

Esto apelando a un espíritu de la curiosidad

que esté abierto a la verdad trascendental.

Que de respuestas a estas preguntas, no a un cristianismo

de lápiz de colores.

Sino a un enfoque adulto de estas respuestas

que explique por qué estamos aquí.

La ciencia sí responde a estas preguntas.

Es el objetivo de la teoría de la evolución.

Buscar respuestas más profundas a estas preguntas.

¿Por qué estamos aquí?

Robert ya nos lo ha explicado

porque eso es lo que hace el ADN, se replica.

Para ello tiene que crear unos cuerpos y unos vehículos.

Unos mecanismos que le transporten al futuro.

Algunos de esos vehículos necesitan un cuidad especial.

De modo, que si tienen descendencia, que tienen esas cabezas grandes

se necesitarán dos vehículos que se enamoren para que se ocupen

de esa descendencia durante mucho tiempo.

Todo ello provoca emociones que tienen un propósito y un sentido

como por ejemplo el amor.

Eso es lo que nos da la evolución.

También nos otorga la capacidad de ser altruistas.

De preocuparnos por los demás.

De colaborar.

Y de ser prosociales.

Puesto que cuando estos vehículos, estos genes sobreviven

en un grupo social, necesitan llevarse bien.

No pueden comportarse como unos cabrones que van dando puñaladas

traperas a diestro y siniestro.

De hecho tienen que ser amables y simpáticos.

Y eso genera emociones que tienen mucho sentido.

Como la amistad.

Los vínculos afectivos, o el cariño por los demás.

Son muchas las preguntas científicas y no científicas a plantearse.

Pero yo no creo que las diferencias ante esas maravillas,

otorguen a la vida ese sentido que algunos proclaman.

Para expresarlo con la máxima claridad posible,

yo no necesito que exista un poder superior o lo que sea.

Yo no necesito que exista algo fuera del mundo natural de la ciencia.

No necesito ninguna de estas cosas en mi imaginación

para que sea muy importante para mi.

Hacer mi trabajo lo mejor posible.

Para ser un buen científico.

O para servir a los demás.

Gracias.

Lo sentimos quizás en el momento de la unión sexual

o en un momento de belleza artística.

Pero en la vida diaria, lo sublime es un bien muy efímero

y escaso.

Por el contrario, la religión y la trascendencia, aportan

a los creyentes una continua sensación de lo sublime.

Y es una sensación fantástica y maravillosa que contrasta

con la visión angustiada de que la vida no tiene sentido.

Que somos meros átomos en un universo carente de sentido.

En eso estoy de acuerdo.

Vivir en un mundo sublime y trascendental

es lo que da sentido a la vida.

Esto es algo que nos ofrece la ciencia a espuertas.

Me temo que el escenario de las religiones, demasiado pequeño

para el gran mundo que nos ha revelado la ciencia

con sus enormes distancias hasta el cosmos,

y la época en que empezamos a evolucionar.

Piensen en las ideas sublimes y trascendentales

que han oído en esta conferencia.

Que nos ha proporcionado la ciencia.

Piensen en esas ideas cósmicas.

Y sientan que ese sentimiento trascendental que significa

formar parte de ese cosmos.

De ahí viene el sentido de la vida.

Gracias.

Para mi, la ciudad de las ideas, es la posibilidad de estar

debatiendo sobre alguna de esas concepciones mentales

que inicialmente son ideas y que pueden convertirse en ideales

que tienen la capacidad de transformar las cosas.

De generar mundos más justos.

Mucho más equilibrados, donde la abundancia sea para todas

las personas.

Es único, maravilloso.

Estoy muy contento de volver a estar aquí.

Disfruto de cada minuto, es impresionante.

Me gustaría ver más eventos como este, en todo el mundo.

Tiene una calidad y un nivel de tensión más bajo que creo

que es fundamental para la creatividad.

Creo que necesitamos más conferencias como esta.

Que generará más interés en los próximos años.

De modo que la gente, se implique más en las ideas.

Aprenda, las desarrolle, hable de ellas.

Escriba en Facebook y en todos los medios sociales.

Y haga reportajes como el vuestro.

Me gustaría saber, si aparte de la tierra, existe vida en otros planetas

o en otras galaxias.

Redes - Reinventar el futuro

29:09 15 abr 2012

Reiniciarse, reinventarse, desaprender, pueden ser las palabras que describen la última edición de La Ciudad de las Ideas, el gran encuentro anual de mentes brillantes en Puebla, México. En una época de incertidumbre y cambios, Redes no podía dejar de asistir.

 

Reiniciarse, reinventarse, desaprender, pueden ser las palabras que describen la última edición de La Ciudad de las Ideas, el gran encuentro anual de mentes brillantes en Puebla, México. En una época de incertidumbre y cambios, Redes no podía dejar de asistir.

 

ver más sobre "Redes - Reinventar el futuro" ver menos sobre "Redes - Reinventar el futuro"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. bakerclone2

    Muchos pensaran que la vida es casual,que habia una posibilida, pero en mi opinion la vida surge porque lo mas probable es que tenia que surgir, tanto sea porque existen universos paralelos infinitos y se dan todas las posibilidades, y entonces si se dan todas las posibilidades la vida era una de estas, como si solo existe este universo y una de las posibilidades era surgir la vida, ya que si pensamos con logica es mas probable que lo que ha ocurrido debia ocurrir, que algo que no acurrido que deberia haber ocurrido.

    23 abr 2012

Los últimos 369 documentales de Redes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:02 22 may 2019 Recordamos diez grandes lecciones que aprendimos de la mano del economista, escritor y divulgador científico Eduard Punset: ¿Qué es la felicidad? ¿de qué está hecho el universo y los seres humanos? ¿es más importante la razón o la intuición? ¿hay vida antes de la muerte? ¿podemos conocernos a nosotros mismos? 

  • 1:02 22 may 2019 Eduard Punset ha fallecido este miércoles en Barcelona tras una larga enfermedad. Lo ha confirmado la familia del divulgador científico. Tras la muerte de Francisco Franco, entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD. En 1978 fue elegido consejero de Economía y Finanzas de la Cataluña preautonómica, por dicho partido. Fue elegido diputado en las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña (1980). Tuvo un destacado papel en la apertura de España al exterior como ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas (1980-1981). Tras abandonar la UCD, se presentó como independiente en la candidatura de Convergència i Unió a las elecciones generales de 1982, obteniendo un escaño, que abandonó apenas un año después, en diciembre de 1983. En 2007 le fue detectado un cáncer de pulmón del que pudo recuperarse con tratamiento médico.

  • Punset despide Redes

    Punset despide Redes

    1:19 12 ene 2014

    1:19 12 ene 2014 Eduard Punset y su programa Redes han acercado la ciencia al gran público. Después de 18 años ininterrumpidos el programa ha finalizado. Pero Punset ya prepara otra aventura en RTVE

  • 20:19 18 sep 2013 En el programa de María Casado, Los desayunos de TVE, Eduard Punset presenta su primer libro de ficción 'El sueño de Alicia'.

  • 2:20 07 jul 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los niños:¿Porqué los abuelos tienen el pelo blanco?

  • 27:26 07 jul 2013 Nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales.

  • 00:46 03 jul 2013 Si tanto nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente, ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Hoy en Redes, Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales como la memoria o la sociabilidad. En el programa, Pascual-Leone nos dará algunos consejos para mantener nuestro cerebro sano y descubriremos además qué piensa la gente sobre la estimulación cerebral no invasiva. ¿Te imaginas que pudieras potenciar tu cerebro cómodamente desde casa? ¿Cómo sería el futuro si los estimuladores cerebrales fueran un elemento más de la vida cotidiana en nuestra sociedad?

  • Ciudadanos en red V.O.

    Ciudadanos en red V.O.

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • 2:32 30 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los dos jóvenes es:¿Cómo surgió el lenguaje?

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    00:54 26 jun 2013

    00:54 26 jun 2013 En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Y además, pondremos a prueba los conocimientos de los ciudadanos en materia de sostenibilidad y veremos cómo mejorarlos

  • 2:05 23 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Porqué los gatos ronronean?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    27:52 23 jun 2013

    27:52 23 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente.En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica.Y la Mirada de Elsa aborda la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • La multitarea

    La multitarea

    6:25 23 jun 2013

    6:25 23 jun 2013 "La Mirada de Elsa" abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    00:49 19 jun 2013

    00:49 19 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente. En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica. Y la Mirada de Elsa abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 2:01 16 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Todos los animales tienen cerebro?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • La capacidad plástica

    La capacidad plástica

    9:16 16 jun 2013

    9:16 16 jun 2013 En la "Mirada de Elsa", veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

  • 00:49 14 jun 2013  El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico: desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro. Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no logramos comprender, tales como el lugar donde residen los recuerdos. En este capítulo de Redes, Seung explica a Eduard Punset los detalles de su investigación y cómo su trabajo puede contribuir a entender mejor el cerebro y a combatir ciertas enfermedades mentales. Y en la Mirada de Elsa, veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

Mostrando 1 de 19 Ver más