Presentado por: Eduard Punset Dirigido por: Eduard Punset

El economista Eduard Punset presenta este espacio de divulgación científica. El contenido del programa abarca la medicina, la química, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y todas aquellas disciplinas que puedan englobarse bajo el paradigma de la ciencia.

Según el propio Eduard Punset

"REDES nació en Madrid, y durante la primera temporada contábamos en el plató con la presencia de famosos artistas o empresarios acompañados de científicos. Aportaba dinamismo, pero nos dimos cuenta de que debíamos profundizar en el conocimiento científico si queríamos que los propios científicos se dieran cuenta de que sus investigaciones también importaban en la vida cotidiana de la gente, y que la gente descubriera hasta qué punto la utilización del método científico en lugar del dogmatismo iba a transformar sus vidas. La ciencia estaba transformando el mundo.

Estoy contento de que REDES fuera un programa pionero en la comprensión pública de la ciencia, en la utilización del primer plató virtual de la televisión en España, en el recurso a la animación 3D y de las videoconferencias. Al principio, éstas se entrecortaban a menudo y los desfases entre el discurso y la vocalización daban una apariencia de extraterrestres a los entrevistados.

REDES se trasladó en 1997 a Sant Cugat, desde donde todavía se coproduce entre TVE y el grupo de científicos y periodistas jóvenes que constituye la productora smartplanet. Este equipo ha logrado demostrar que ciencia y entretenimiento se pueden unir para que en este tercer milenio la ciencia, por fin, irrumpa en la cultura popular.

El blog de Eduard Punset: http://www.eduardpunset.es/

1390738 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Redes - Los misterios del Universo - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado realizado por i-RTVE.

Imaginemos que el sol midiera 2 cm. de diámetro.

En ese caso la tierra mediría poco más que una mota de polvo.

Y Plutón sería invisible.

Si colocásemos el Sol en la portería de un campo de fútbol

la Tierra estaría a poco más de dos metros.

Y Plutón en la otra portería.

Supongamos que nuestro campo de fútbol planetario

fuera el Camp Nou, en Barcelona.

¿Dónde crees que estaría Próxima Centauri?

La estrella más cercana a nuestro sistema solar.

¿En las graderías?,

¿en el parking del estadio?

¿En otro barrio?

¿En el aeropuerto?

No, estaría mucho más lejos.

Un poco más distante que Madrid.

En Talavera de la Reina.

El universo es asombroso.

Y cuanto más sabemos de él, surgen más preguntas fascinantes.

Punset viajó a Londres para charlar sobre los misterios del universo

con el astrónomo y divulgador científico Stuart Clark.

Estamos rodeados, de misterios,

apenas me explico cómo puede ser de esta manera.

Bueno, puedo entender que estemos rodeados de misterios

pero también que intentemos encontrar una explicación.

Una de las explicaciones a uno de esos misterios que a veces

despierta mi curiosidad

y que intento entender es lo que denomináis

«desplazamiento hacia el rojo», ya sabes, el desplazamiento

al rojo.

Ya sabes, cuando una estrella

se aleja,

y luego, ¿cómo lo llamáis?, la onda...

La longitud de onda de la luz.

La longitud de onda, sí, aumenta la longitud de onda

y por eso la vemos de color rojo.

También decís que sucede lo contrario,

que a veces no vemos el rojo, sino el azul,

y eso significa que la longitud de onda disminuye,

es más corta, por eso vemos el azul.

Pero nunca he visto este tipo de azul.

No he visto estrellas azules.

¿Hay estrellas azules que se acercan?

El efecto es bastante sutil y se requiere un equipo de medición

preciso para poder ver la disminución de la...

Longitud de onda.

De la longitud de onda.

Vamos, que no es tan evidente que haya estrellas azules

que se aproximan al observador

y estrellas rojas que se alejan.

Es un poco más sutil que eso,

pero sí que hay objetos celestes que presentan desplazamientos

hacia el azul.

Cualquier estrella que se acerque a nosotros y al Sol,

por ejemplo, cualquier estrella que parezca aproximarse,

mostrará un desplazamiento hacia el azul.

Hay una enorme galaxia fuera de la nuestra de la que apenas

nos separan 2 millones de años luz de distancia,

que se llama Andrómeda

y que se está acercando a nosotros.

Tanto Andrómeda como nuestra galaxia se acercan.

Dentro de algunos miles de millones de años, chocarán.

El caso es que la galaxia Andrómeda presenta un desplazamiento al azul

a medida que se aproxima.

Y podéis medir el desplazamiento al azul y decirle a los niños

que la galaxia parece azul aunque no lo sea.

Hoy no sabríamos que el universo se expande

si no fuera por el físico Christian Doppler.

Nuestro ojo humano es capaz de percibir la luz

en formas de muchos colores.

Cuando miramos a nuestro alrededor vemos algunas cosas amarillas,

verdes, rojas o azules.

¿Cuál es la diferencia entre la luz de estos colores?

¿Por qué vemos este tomate rojo y esta taza azul?

La respuesta es que cada uno de ellos emite una onda de luz

con frecuencias diferentes.

El tomate lo vemos de color rojo porque emite luz

con una frecuencia ancha.

Sin embargo, la taza azul emite una onda de luz

bastante más estrecha.

Las estrellas también tienen su color, también emiten luz

a una frecuencia concreta.

Estas frecuencias son las que percibiríamos

si la estrella estuviera quieta como el tomate o la taza.

Sin embargo, examinemos qué pasa si la estrella se mueve

alejándose de la Tierra.

Vemos como la onda de luz se ensancha debido al movimiento

de la propia estrella.

Este desplazamiento provoca que la estrella se nos muestre

con un color diferente al que tiene propiamente.

Percibimos una estrella más roja.

Este efecto, descubierto por Doppler es el llamado desplazamiento al rojo

de las estrellas.

Ahora imaginemos que esta estrella, en lugar de alejarse, se acerca

a la Tierra.

En este caso, el movimiento de la estrella haría más estrecha

la onda de luz.

Veríamos una estrella más azulada, produciendo el efecto contrario,

un desplazamiento al azul.

Algunos objetos celestes que se acercan a nosotros

lo manifiestan, como la galaxia Andrómeda.

El desplazamiento al rojo y al azul son fenómenos muy sutiles

e inapreciables al ojo humano.

No obstante, hoy disponemos de instrumentos de medida capaces

de conocer con exactitud estas variaciones y descifrar

cómo se mueven los cuerpos celestes.

Estamos rodeados de misterios, ¿no?

Otro que me parece realmente extraño y difícil de comprender, Stuart,

es la inmensidad del universo.

Para intentar explicarme qué significa tal enormidad

en un universo infinito e interminable, una vez me dijeron:

«es como si sumáramos la arena, todos los granos de arena

de todas las playas del planeta Tierra, y luego le añadiéramos

a los granos de arena de diez mil planetas,

entonces tal vez tendríamos el equivalente

al número de estrellas que existen».

Es simplemente increíble.

Y no se puede.

Yo ciertamente no puedo visualizarlo.

Este tema me ha interesado desde siempre,

lo he estudiado profesionalmente y ahora escribo sobre ello.

Pero soy incapaz de imaginar ese número de estrellas.

No puedo concebir el tamaño del universo.

Me supera, sigue resultándome pasmoso,

aunque debo aceptar las cifras.

Pero luego, a veces, cuando salgo de noche

y contemplo un cielo despejado cuajado de estrellas,

son tan brillantes que es como si pudiera alargar la mano y tocarlas.

Exacto.

Aunque, por supuesto, jamás podría hacerlo.

Están demasiado lejos.

A veces resulta que me topo con estas preguntas,

y suelo decir que es increíble,

pero que primero llegó Newton

creo que fue Newton quien dejó caer una manzana y midió el tiempo

que tardaba en caer,

y luego le tocó el turno a Galileo, que dijo:

«bueno, todo esto está muy bien, pero si tomamos una manzana»

se refería a la fuerza de la gravedad,

una de las fuerzas fundamentales de la naturaleza.

Ysiguió diciendo: «si tomamos una manzana y tomamos

un papel como éste y los dejamos caer, llegarán al suelo a la vez».

Él midió la velocidad a la que caía una manzana y la velocidad

que era la misma a la que caía un papel.

Parece que vosotros, los físicos, siempre estáis midiendo el tiempo

que tardan los objetos en caer.

Y esto es lo que os mantiene ocupados todo el tiempo.

Es que prácticamente es la medición más simple que se puede realizar.

Sin embargo, nos cuenta muchísimas cosas sobre el universo,

porque corrobora la gravedad.

La gravedad es, por supuesto, la única fuerza de la naturaleza

que funciona a gran escala en el universo.

Puede modificar y moldear el universo a escalas grandísimas.

Las otras fuerzas de la naturaleza que nos traen la luz

y las reacciones nucleares

funcionan a una escala mucho más pequeña.

Por ende, la gravedad puede esculpir la forma del universo a su antojo.

Todas las cosas, todos los objetos celestes,

están sometidos a la acción de la gravedad,

a la atracción entre objetos.

Así pues, si uno quiere comprender el universo.

Debe comprender la gravedad.

Galileo lo sabía, y también lo sabían Newton y Einstein.

Y sigue siendo algo que nos encantaría hacer en el espacio,

porque uno de los mejores experimentos que se podrían realizar

sería poner una gran bola esférica en el espacio.

Sí.

Y simplemente observar lo que hace.

Se movería según le ordenara la gravedad,

en función de la gravedad del sol, de la gravedad de los planetas,

y estaría bien observar, simplemente, lo que sucede

porque, en un entorno sin fricción como el espacio, se podría medir

con mucha más precisión de la que jamás podría lograrse

en la Tierra, y así constataríamos con más exactitud cómo funciona

la gravedad.

Pero la gravedad, cuando vemos las distintas fuerzas

como la electromagnética, y la comparamos con la gravedad

por lo menos a mí me parece, y así me dijeron de niño,

que la gravedad es muy leve, que apenas podemos notarla.

Sí, es verdad, la gravedad es una fuerza extremadamente débil.

Por ejemplo, si pusiéramos un alfiler de metal sobre la mesa,

un alfiler de hierro, el alfiler se quedaría sobre la mesa

por la fuerza de la gravedad generada por toda la Tierra.

Sin embargo, si sostuviéramos un pequeño imán en la mano

y lo acercáramos al alfiler, lo atraería de inmediato.

Un diminuto imán crearía una fuerza de magnetismo mucho más fuerte

que toda la gravedad generada por la Tierra.

La gravedad determina el espacio y el tiempo de cada punto

del universo.

Ésta es la conclusión principal de la Relatividad General de Einstein.

¿Pero cómo consigue deformar el espacio por donde nos movemos

y el tiempo en el que vivimos?

Vamos a verlo.

Imaginemos que una persona está en un ascensor parado

en una cuarta planta,

con las llaves de su casa en la mano.

Tanto él como las llaves sienten que la fuerza de la gravedad

les tira hacia el suelo.

Ahora, supongamos que somos capaces de llevar este ascensor

a una zona muy alejada de la Tierra, donde un humano no puede percibir

los efectos de la gravedad.

En este punto, tanto la persona como sus llaves sentirán la agradable

sensación de flotar.

No habrá nada que los haga caer al suelo.

Sin embargo, imaginemos ahora que instalamos un motor

debajo del ascensor y que lo empuja hacia arriba con la misma aceleración

que la que provoca la gravedad terrestre.

Nuestro personaje y las llaves volverán a notar una fuerza

que los tira hacia abajo.

Notarán exactamente lo mismo que cuando estaban

en la cuarta planta de su edificio.

Así pues gravedad y aceleración son indistinguibles y, por lo tanto,

son exactamente lo mismo.

Todo lo que sucede en la Tierra sucede de la misma forma

en el ascensor acelerado.

Ahora vamos a ver cómo esta aceleración moldea el espacio

y el tiempo.

Supongamos que nuestro personaje pone dos relojes idénticos

en el techo y en el suelo del ascensor.

Él se pone en el techo y el reloj del suelo envía un rayo de luz

cada vez que hace tic-tac.

Compara lo que marcan cada uno de los relojes y...

¡sorpresa!

Ve que el reloj del suelo va más lento que el del techo.

¿Qué ha sucedido?

¿Cómo se ha podido alargar el tiempo?

Cuando el ascensor no está acelerado, los rayos de luz, tardan siempre

lo mismo en llegar del suelo al techo.

Sin embargo, cuando el ascensor está acelerado

cuando se mueve cada vez más rápido, los rayos siguen subiendo

a la misma velocidad, pero el trayecto que deben recorrer

es cada vez más largo y, por lo tanto, a cada rayo le cuesta más tiempo

llegar al techo.

Así, los rayos llegan arriba con un ritmo más lento que el tic-tac

del reloj de abajo y nuestro personaje percibe que el reloj

del suelo avanza más lentamente que el del techo.

La gravedad ha modificado el tiempo.

Este fenómeno también sucede en la Tierra y un ejemplo de ello

son los satélites del sistema GPS.

El tiempo que vemos que miden estos satélites es distinto del que miden

nuestros relojes en la Tierra debido al efecto de la gravedad.

Esta diferencia en las mediciones se debe compensar

para que el sistema de GPS funcione correctamente.

Pero veamos ahora qué pasa con el espacio.

Imaginemos ahora que se enciende una bombilla en una pared.

Si el ascensor no está acelerado, el rayo de luz lo atraviesa

sin distorsionarse.

Pero cuando se acelera, los rayos curvan su trayectoria.

A pesar de no tener masa, la luz ha variado su recorrido

debido al efecto de la gravedad, es decir, la gravedad ha modificado

el espacio por donde discurre el rayo de luz y ha cambiado su trayectoria.

Igual que una pelota en un campo de golf.

Si no hay un hoyo la pelota sigue una línea recta.

Pero si en algún momento pasa cerca de un hoyo la pelota

cambia su dirección.

Así pues, la gravedad de los cuerpos celestes crea hoyos

en el espacio-tiempo de sus alrededores.

El conjunto de todos ellos esculpe la forma de nuestro universo.

Una cosa, otro misterio

Recuerdo lo que me dijeron de pequeño,

por aquel entonces nadie dudaba que todo el universo había nacido

el espacio y el tiempo habían nacido, con el Big Bang.

Esa es la realidad, ¿no?

Pero, si bien se decía que el Big Bang había empezado

a crear el espacio y el tiempo

y a hacer que se expandieran

también se creía que, un día, el Big Bang se convertiría

en un Big Crunch,

en una Gran Implosión.

La gravedad ya hemos hablado de ella,

se suponía que acercaría y contraería todas las cosas

hasta que todo el universo desapareciera en una especie

de punto minúsculo de nuevo.

Pero ahora muchos científicos como vosotros afirmáis

que probablemente el fin del universo no será así,

sino diferente.

Nos hemos llevado una sorpresa grandísima, colosal,

en los últimos 15 años o así.

Durante gran parte del siglo XX, después de que Albert Einstein

desarrollara la Teoría de la Relatividad General

y ofreciera a los astrónomos y a los físicos

la primera descripción matemática de todo el universo

que mostraba cómo se comportaba el universo a consecuencia

de la gravedad,

parecía que el universo estuviera expandiéndose

y que la gravedad de todos los objetos celestes

acabaría por frenar gradualmente el ritmo de la expansión.

Se creía que, si existía suficiente gravedad en el universo,

todo el universo empezaría a contraerse de nuevo hasta llegar

a un Big Crunch.

Así pues, durante gran parte del siglo XX, creíamos eso,

y lanzamos el telescopio espacial Hubble para medir

la tasa de expansión del universo.

Fue realmente útil, porque observar a tanta distancia nos permitió medir

la tasa de expansión del universo hace muchísimo tiempo.

Los astrónomos creían que, si medían el ritmo de expansión que había

hace miles de millones de años y lo comparaban con el ritmo

de expansión actual,

podrían estimar la desaceleración y calcular cuándo se detendría

la expansión y empezaría la contracción.

En cambio, descubrieron que hace miles de millones de años

la expansión era más lenta que en la actualidad.

Eso refutaba todo lo pensábamos y creíamos.

Era como si hubiera una nueva fuerza o una nueva energía en el universo

que acelerara la expansión.

En lugar de reducirla.

Uno, dos y tres.

Aproximadamente, tres cuartas partes de todo lo que existe en el universo

es energía oscura.

Sin embargo, ésta sigue siendo uno de los grandes misterios

de la cosmología moderna.

Ni la hemos visto nunca ni sabemos muy bien qué es.

Pero podemos preguntarnos qué es a partir de los efectos que provoca.

En primer lugar podemos conocer cómo actúa.

Las fuerzas de la naturaleza pueden ser atractivas

o repulsivas.

Pero sabemos que la energía oscura provoca que los cuerpos celestes

se separen entre ellos.

Por lo tanto es una fuerza repulsiva.

Por otro lado, la energía oscura podría actuar por todo el espacio

de forma homogénea.

O podría aparecer sólo en algunas zonas concretas del universo

como el aceite en este vaso de agua.

Sin embargo, hoy sabemos que la expansión del universo

que provoca la energía oscura es igual en todo el espacio.

Por lo tanto, se trata de una fuerza homogénea.

Otro aspecto que podemos conocer es su intensidad.

Podría ser débil como la gravedad, que necesita masas muy grandes

como la Tierra para notar sus efectos, o ser una fuerza fuerte,

como la energía atómica.

Al observar los movimientos de los planetas, no somos capaces

de notar la presencia de la energía oscura.

Para percibirla debemos mirar el universo a gran escala.

Por lo tanto es una energía muy débil.

Por último, debemos preguntarnos sobre su evolución.

¿Esta energía oscura, variará en el futuro?,

¿o se mantendrá constante

como este fósil que ha permanecido igual durante millones de años?

Pues bien, los científicos aún no tienen respuesta

a esta pregunta fundamental para entender cómo morirá

el universo.

Si la energía oscura aumentara, la expansión del universo

se aceleraría cada vez más hasta llegar a desgarrar toda la materia

del universo y convertirla en una sopa

de partículas elementales.

Esto es el llamado “Big rip”, o gran desgarramiento.

Si por el contrario, la energía oscura fuera constante,

el universo se expandiría, eternamente, al mismo ritmo que ahora

y llegaría a la situación de “muerte térmica”.

Si esto es cierto, entonces el universo seguirá expandiéndose

para siempre, durante un período de tiempo infinito.

Puede que la expansión cada vez sea más y más rápida.

Y que la temperatura disminuya y disminuya.

Bueno, lo que sucederá es que en el universo,

todos los objetos astronómicos intentarán alcanzar

la misma temperatura.

Así es como fluye el calor y como deja de fluir

cuando todo llega a la misma temperatura.

En un futuro extraordinariamente lejano,

es posible imaginar un momento en el que todo el universo

tenga exactamente la misma temperatura.

Entiendo.

Cuando todo llegue a la misma temperatura,

no podrán producirse reacciones químicas,

porque la energía no podrá transferirse entre los átomos.

Si esto sucediera, todo se detendría.

No habría reacciones químicas y sin ellas, tampoco habría manera

de medir el paso del tiempo.

Así que el tiempo también se detendría.

Esta idea se llama «muerte térmica del universo»

y, de momento, todo apunta a que es lo que sucederá.

El problema es que nadie comprende cuál es la fuerza

que acelera la expansión del universo,

lo que llamamos energía oscura.

La energía oscura.

No sabemos lo que es y queremos descubrirlo como sea.

En el siglo XXI, nuestro gran objetivo es entender

en qué consiste este ingrediente adicional del universo.

Pero la energía oscura, si existe, como sugerís algunos,

también es una fuente de gravedad.

Una fuerza básica.

Más bien genera una especie de antigravedad.

Es una fuerza de amplio alcance, como la gravedad,

pero, en lugar de hacer que los objetos se atraigan,

hace que se repelan.

Es una fuerza de antigravedad.

Esto significa que, si realmente existe la energía oscura,

si podemos entender en qué consiste y quizá incluso aprender

a controlarla,

entonces cualquier sueño de la ciencia ficción

puede volverse realidad.

Podríamos tener coches que flotaran en el aire,

rayos tractores y campos de fuerza,

podríamos tener ventanas sin cristales,

simplemente con campos de fuerza que mantuvieran alejado

el aire frío, es extraordinario.

Podríamos usar la propulsión de una curvatura warp,

como en Star Trek, para recorrer más rápido el universo.

O los agujeros de gusano para viajar entre dos puntos lejanos

sin perder ni un segundo.

Si la energía oscura está verdaderamente ahí,

nos ofrece el potencial necesario para un universo parecido

al de la ciencia ficción.

Resulta muy difícil comprenderlo,

porque cada vez que intentamos descubrir lo que hace

la energía oscura a gran escala en el universo,

donde podemos observar y medir sus efectos,

todo indica que debería tener algún efecto en la escala

más pequeña también,

y que debería hacer que los planetas se movieran de un modo diferente

al esperado.

Sin embargo, no es así, los planetas se mueven

como Newton y Einstein predijeron.

Esto nos provoca incluso más dolores de cabeza cuando intentamos entender

en qué consiste la energía oscura.

Verdaderamente se trata de un misterio.

Hay cierta parte de la física que creemos entender,

pero que hay que reescribir por completo.

Nuestra especie se halla a medio camino entre las estructuras

más grandes y las más pequeñas del universo.

Somos muy afortunados porque ello nos sirve como plataforma

para observar el universo en todas sus dimensiones.

El conocimiento que hemos alcanzado gracias a la revolución científica

es gigantesco.

Hoy contamos con teorías muy sólidas que nos explican

de dónde venimos y a dónde vamos, preguntas que solo contestaban

los literatos y los filósofos.

Lo que nadie había anticipado era que, cuánto más conocimientos

fuéramos adquiriendo,

más cuestiones nuevas se abrirían y más nos quedaría por aprender.

Redes - Los misterios del Universo

27:10 14 oct 2012

Imagina que la distancia entre el Sol y Plutón mide lo mismo que el campo de fútbol del Barça. El Sol sería una esfera de 2 centímetros de diámetro, y la Tierra estaría a poco más de dos metros y mediría 2 milímetros.

 

Histórico de emisiones:

29/04/2012

Imagina que la distancia entre el Sol y Plutón mide lo mismo que el campo de fútbol del Barça. El Sol sería una esfera de 2 centímetros de diámetro, y la Tierra estaría a poco más de dos metros y mediría 2 milímetros.

 

Histórico de emisiones:

29/04/2012

ver más sobre "Redes - Los misterios del Universo" ver menos sobre "Redes - Los misterios del Universo"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Bakerclone2

    Me encantaria que alguien midiera la velocidad a la que cae una manzana y un iman de enorme potencia, para saber si la gravedad de verdad no se ve influida por el compo magnietico creado por el iman.

    06 may 2012

Los últimos 369 documentales de Redes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:02 22 may 2019 Recordamos diez grandes lecciones que aprendimos de la mano del economista, escritor y divulgador científico Eduard Punset: ¿Qué es la felicidad? ¿de qué está hecho el universo y los seres humanos? ¿es más importante la razón o la intuición? ¿hay vida antes de la muerte? ¿podemos conocernos a nosotros mismos? 

  • 1:02 22 may 2019 Eduard Punset ha fallecido este miércoles en Barcelona tras una larga enfermedad. Lo ha confirmado la familia del divulgador científico. Tras la muerte de Francisco Franco, entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD. En 1978 fue elegido consejero de Economía y Finanzas de la Cataluña preautonómica, por dicho partido. Fue elegido diputado en las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña (1980). Tuvo un destacado papel en la apertura de España al exterior como ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas (1980-1981). Tras abandonar la UCD, se presentó como independiente en la candidatura de Convergència i Unió a las elecciones generales de 1982, obteniendo un escaño, que abandonó apenas un año después, en diciembre de 1983. En 2007 le fue detectado un cáncer de pulmón del que pudo recuperarse con tratamiento médico.

  • Punset despide Redes

    Punset despide Redes

    1:19 12 ene 2014

    1:19 12 ene 2014 Eduard Punset y su programa Redes han acercado la ciencia al gran público. Después de 18 años ininterrumpidos el programa ha finalizado. Pero Punset ya prepara otra aventura en RTVE

  • 20:19 18 sep 2013 En el programa de María Casado, Los desayunos de TVE, Eduard Punset presenta su primer libro de ficción 'El sueño de Alicia'.

  • 2:20 07 jul 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los niños:¿Porqué los abuelos tienen el pelo blanco?

  • 27:26 07 jul 2013 Nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales.

  • 00:46 03 jul 2013 Si tanto nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente, ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Hoy en Redes, Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales como la memoria o la sociabilidad. En el programa, Pascual-Leone nos dará algunos consejos para mantener nuestro cerebro sano y descubriremos además qué piensa la gente sobre la estimulación cerebral no invasiva. ¿Te imaginas que pudieras potenciar tu cerebro cómodamente desde casa? ¿Cómo sería el futuro si los estimuladores cerebrales fueran un elemento más de la vida cotidiana en nuestra sociedad?

  • Ciudadanos en red V.O.

    Ciudadanos en red V.O.

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • 2:32 30 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los dos jóvenes es:¿Cómo surgió el lenguaje?

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    00:54 26 jun 2013

    00:54 26 jun 2013 En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Y además, pondremos a prueba los conocimientos de los ciudadanos en materia de sostenibilidad y veremos cómo mejorarlos

  • 2:05 23 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Porqué los gatos ronronean?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    27:52 23 jun 2013

    27:52 23 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente.En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica.Y la Mirada de Elsa aborda la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • La multitarea

    La multitarea

    6:25 23 jun 2013

    6:25 23 jun 2013 "La Mirada de Elsa" abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    00:49 19 jun 2013

    00:49 19 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente. En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica. Y la Mirada de Elsa abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 2:01 16 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Todos los animales tienen cerebro?

  • La capacidad plástica

    La capacidad plástica

    9:16 16 jun 2013

    9:16 16 jun 2013 En la "Mirada de Elsa", veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 00:49 14 jun 2013  El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico: desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro. Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no logramos comprender, tales como el lugar donde residen los recuerdos. En este capítulo de Redes, Seung explica a Eduard Punset los detalles de su investigación y cómo su trabajo puede contribuir a entender mejor el cerebro y a combatir ciertas enfermedades mentales. Y en la Mirada de Elsa, veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

Mostrando 1 de 19 Ver más