Presentado por: Eduard Punset Dirigido por: Eduard Punset

El economista Eduard Punset presenta este espacio de divulgación científica. El contenido del programa abarca la medicina, la química, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y todas aquellas disciplinas que puedan englobarse bajo el paradigma de la ciencia.

Según el propio Eduard Punset

"REDES nació en Madrid, y durante la primera temporada contábamos en el plató con la presencia de famosos artistas o empresarios acompañados de científicos. Aportaba dinamismo, pero nos dimos cuenta de que debíamos profundizar en el conocimiento científico si queríamos que los propios científicos se dieran cuenta de que sus investigaciones también importaban en la vida cotidiana de la gente, y que la gente descubriera hasta qué punto la utilización del método científico en lugar del dogmatismo iba a transformar sus vidas. La ciencia estaba transformando el mundo.

Estoy contento de que REDES fuera un programa pionero en la comprensión pública de la ciencia, en la utilización del primer plató virtual de la televisión en España, en el recurso a la animación 3D y de las videoconferencias. Al principio, éstas se entrecortaban a menudo y los desfases entre el discurso y la vocalización daban una apariencia de extraterrestres a los entrevistados.

REDES se trasladó en 1997 a Sant Cugat, desde donde todavía se coproduce entre TVE y el grupo de científicos y periodistas jóvenes que constituye la productora smartplanet. Este equipo ha logrado demostrar que ciencia y entretenimiento se pueden unir para que en este tercer milenio la ciencia, por fin, irrumpa en la cultura popular.

El blog de Eduard Punset: http://www.eduardpunset.es/

1016325 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos  Redes - Las decisiones son inconscientes
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto i-RTVE.

¿Somos libres cuando decidimos?

¿Qué margen tiene el libre albedrío ahora que la neurociencia

comienza a desvelar el gran poder del inconsciente?

Ya hay máquinas para ver cómo decide el cerebro

y los primeros resultados muestran

que, antes de entrar en la conciencia,

muchas decisiones ya están tomadas por complejas redes cerebrales.

Desde Berlín, John-Dylan Haynes nos habla hoy en Redes

de sus experimentos para descifrar la actividad cerebral

que se esconde detrás de nuestros estados mentales.

Mis amigos neurólogos me dicen que este espacio

lo llaman ellos "la corteza frontopolar".

Es el espacio justamente donde se inician las tomas de decisiones,

me caso, no me caso, me voy de viaje, elijo esta carrera o elijo la otra...

Es importantísimo... Pero resulta que los mismo neurólogos

acaban de descubrir que 10 segundos antes de que yo decida,

el cerebro ya lo ha hecho, por su cuenta,

sin que yo me entere.

Y no solo esto, sino que 5 segundos antes, el cerebro ya ha decidido

con qué mano voy a pulsar una tecla determinada, la una o la otra.

Bueno, el impacto sobre nuestra vida cotidiana de este fenómeno

es impresionante.

Claro, me dirán seguro: "¿Qué pasa con el libre albedrío?"

Y esa pregunta es exactamente

la que yo le hice al profesor John Dylan Haynes

aquí, en Berlín, en plena nevada de invierno.

-Te contaré un experimento. -Sí.

-Realizamos un experimento con un escáner cerebral

en el que las personas debían tomar decisiones muy sencillas.

Podían decidir si pulsaban un botón a la izquierda u otro a la derecha.

En este caso, sientes que eres totalmente libre

de elegir de hacer una cosa u otra,

no hay nada que te obligue a elegir una opción o la otra.

Registramos la actividad cerebral de las personas

y descubrimos que podíamos predecir su decisión,

si iban a pulsar el botón de la izquierda o de la derecha,

siete segundos antes de que la hubieran tomado.

No siete segundos antes de que pulsaran el botón,

sino siete segundos antes...

-¿Antes?

-...incluso de que pensaran que habían decidido cuál iban a escoger.

-Así que, ¿de qué está hecha una decisión?

Es decir, ¿es una composición

o un cuadro teatral que cubre lo que en realidad te pasa por dentro?

¿Qué es una decisión?

-La decisión se puede dividir en dos.

Hay dos aspectos que forman una decisión.

Por un lado, el proceso cerebral:

Algo que ocurre en el cerebro y que te lleva a elegir una cosa u otra

y, por el otro, que conscientemente sabes qué quieres hacer:

“Ahora tomo una decisión”.

Pero parece que, antes de eso,

se produce un procesamiento inconsciente en el cerebro.

En el cerebro sucede algo que prepara tu decisión,

que te conduce hasta ella

e influye en la manera en la que tu mente consciente elige.

-Entonces me dices, corrígeme si me equivoco,

que el cerebro inicia este proceso

10 segundos antes de que tomes la decisión.

-Sí.

-Y lo segundo que me cuentas acerca del experimento es que un poco antes,

quizás siete o cinco segundos antes, el cerebro ha elegido qué...

-Qué botón pulsar, sí. -...qué botón pulsar.

Así que, John, ¿podemos descartar el libre albedrío,

que interesa tanto a la gente,

o, como dices en algún sitio, éste se hace inverosímil?

-Creo que la ciencia, a estas alturas,

no puede descartar el libre albedrío por completo.

Aún existe la posibilidad de que el libre albedrío exista,

pero lo hacemos muy inverosímil. ¿Y por qué es inverosímil?

Tenemos la impresión,

en estas situaciones de toma de decisiones sencillas,

de que podemos cambiar el futuro del mundo,

de que podemos empezar algo ahora que marcará una diferencia

en la manera en la que el mundo continúa.

Y esto queda descartado

si podemos demostrar que el cerebro predice qué ocurrirá en el futuro

incluso antes de que la persona haya tomado una decisión.

Pero la gente entiende el libre albedrío de maneras distintas.

Cuando dicen libre albedrío se refieren a otra cosa.

No quieren decir que puedo intervenir y cambiar el futuro del mundo.

Quieren decir, por ejemplo,

que es libre porque no recibe ninguna influencia de...

-Otros. -...lo que sucede fuera de mi cuerpo.

Es otro significado del libre albedrío.

Es algo que no descartamos.

Lo que sí descartamos es una idea muy simple acerca del libre albedrío

como una intuición que todos tenemos

de que podemos empezar a cambiar el mundo

independientemente de la historia del cerebro,

de la historia del universo,

y cambiar la manera en la que el mundo va a continuar.

Y eso es erróneo.

-Es fascinante, desde luego.

Porque, en realidad, lo que sugieres es que todos los conceptos

y los descubrimientos acerca de la plasticidad cerebral,

por ejemplo, tu capacidad de influir, de cambiar tu cerebro,

y, por lo tanto, de cambiar el mundo, son algo dudosos.

Que no es absolutamente cierto que puedas hacer todo esto.

-Bueno, yo diría que, por supuesto,

el cerebro puede cambiarse a sí mismo.

Y cuando creemos que estamos cambiando algo de nosotros mismos,

por ejemplo, cuando intentamos dejar de fumar...

-Sí.

-...o intentamos hacer más deporte, o algo así,

hablamos entonces de un cerebro que se está reprogramando.

Pero no es solo nuestra consciencia la que toma decisiones

para cambiar las cosas, sino el cerebro como un todo.

Y eso no implica solo la consciencia.

-Probablemente eso explicaría por qué muchas personas dicen:

"Bueno, haré ejercicio media hora cada mañana”

y luego, sin embargo, más o menos conscientemente, dejan de hacerlo.

-Pero no funciona.

-Porque no lo ha aceptado el cerebro.

Puedes ver cómo la fuerza limitada de la consciencia

se hará evidente en estas situaciones

en las que debemos vencer fuertes tendencias a hacer algo distinto.

Por ejemplo, cuando estamos tumbados en la cama.

Estamos tumbados en la cama

y vemos que necesitamos una fuerte voluntad consciente

para levantarnos por la mañana.

O, por ejemplo, queremos resistir la tentación de comer algo

porque tenemos sobrepeso. -Chocolate.

-O creemos que deberíamos hacer más deporte.

En cualquiera de estos casos,

es como si la consciencia no tenga apenas fuerza

contra estos impulsos inconscientes que tenemos de comer,

de ser perezosos, de quedarnos en la cama, etc.

Y esa es una manera sencilla de ver

cuántas decisiones son tomadas por la actividad cerebral inconsciente.

8 de cada 10 productos

fracasan antes de los 3 meses de vida en el mercado

¿Por qué ocurre esto?

¿En qué se equivocan los estudios de mercado?

¿Acaso la gente miente al dar las razones de sus preferencias?

Efectivamente, así es.

Las razones que damos a los encuestadores son falsas,

aunque nosotros no lo sepamos.

Sin querer, mentimos y nos creemos nuestras propias invenciones.

No es que queramos boicotear las encuestas o el sistema capitalista.

Simplemente, no sabemos por qué compramos.

Compramos por motivos muy diversos, y todos ellos están relacionados

con fenómenos que se dan por debajo de nuestra consciencia,

ligados a nuestro pasado evolutivo, a nuestra biología más instintiva.

Determinados estímulos sensoriales activan zonas profundas del cerebro,

como el sistema de recompensa, que nos pone en acción

y nos impulsa a la búsqueda de alimento, sexo y seguridad,

los tres pilares básicos de la supervivencia en el reino animal.

Se sabe, por ejemplo,

que las imágenes de índole sexual modifican nuestra conducta,

incitándonos a arriesgarnos más, a gastar más dinero.

Por otra parte, los objetos relacionados con el poder

también tienen el mismo efecto, sobre todo en el hombre.

Coches caros, relojes de oro y todo tipo de posesiones materiales

son vistas por el cerebro

como una forma de trepar en la jerarquía del grupo,

y, de paso, conseguir un atractivo sexual adicional.

Pero la sofisticación de los estímulos publicitarios

puede ser todavía mayor.

¿Quién no se ha sentido identificado con una marca en concreto?

¿Eres de Apple o de Microsoft?

¿Prefieres Pepsi o Coca-Cola?

Ya no queremos comprar objetos,

sino maneras de ser, estilos de vida.

Las técnicas de neuroimagen

han mostrado que podemos llegar a preferir determinados productos,

aunque a nivel sensorial no nos satisfagan del todo,

simplemente porque tenemos asociados a ellos

recuerdos personales positivos

o esperanzas con respecto a un futuro mejor.

Muchas marcas activan una zona cerebral tras la frente

relacionada con el sentido de la identidad personal.

Es decir, que somos capaces de comprar sus productos

no porque los queramos, sino porque, de manera inconsciente,

creemos que forman parte de nosotros mismos,

los identificamos con nosotros.

Algunas marcas estimulan, incluso, las mismas áreas del cerebro

que se ponen en funcionamiento ante los símbolos religiosos.

Por tanto, nos aportan la sensación de formar parte de una tribu,

de un grupo, de una comunidad.

Si a este hecho añadimos que tenemos una tendencia innata

a imitar el comportamiento de los que nos rodean,

debido a las neuronas espejo,

no nos queda otro remedio que aceptar lo inevitable.

Y es que, a la hora de consumir,

somos mucho menos libres de lo que nos creemos.

Escucha, John.

Estoy seguro que una gran parte de nuestro público está pensando:

"¿Cuáles son las implicaciones de esta consciencia?"

Es decir, ¿somos conscientes de una decisión o no lo somos?

-Bueno, tradicionalmente,

el papel de la consciencia en el procesamiento cerebral

y en el procesamiento de la manera en la que pensamos, se ha sobrevalorado.

-Sobrevalorado.

-Creemos, es una especie de tradición filosófica,

que siempre pensamos claramente acerca de las cosas,

que las analizamos racionalmente,

que somos conscientes de todas las decisiones que tomamos,

mientras que las ciencias del cerebro y la psicología moderna dirían:

"No, hay muchas cosas que ocurren en el cerebro y en nuestro inconsciente

que no experimentamos conscientemente".

Se produce un gran procesamiento en segundo plano.

Siempre lo comparo con mi secretaria.

Cuando tomo la decisión de gastar dinero, por ejemplo,

mi secretaria prepara esta decisión en mi lugar.

Desconozco todos los procesos que realiza...

-Eso es verdad.

-...pero al final obtengo un producto

y la mayoría de las veces sigo lo que me dice.

Y sucede algo similar con el cerebro.

El cerebro procesa previamente todas las opciones inconscientemente

y al final, cuando te decides,

es cuando interviene la mente consciente.

Nadie niega la existencia de las decisiones conscientes,

de las decisiones relacionadas con la consciencia,

pero la investigación muestra

que el tiempo en el que la decisión llega a la consciencia

puede no ser el tiempo en el que se realiza la mayor parte del trabajo

para determinar qué opción vamos a tomar.

Si pudiésemos pintar en una uña 110 líneas verticales, todas iguales,

y estirásemos el brazo intentando distinguirlas, no podríamos.

Sin embargo, nuestro ojo sí que las detecta.

Quien no las ve es nuestra mente.

La consciencia ha de desechar

gran parte de la información que recibe la retina

para crear una imagen simplificada, mucho más útil, del mundo exterior.

Y es que el cerebro humano contiene incontables mapas

que corresponden, de forma ordenada, al mundo externo,

y superpone unos y otros, para crear aquello que llamamos realidad.

Si vemos una cotorra verde en la rama de un árbol, por ejemplo,

las primeras en ponerse en acción

serán el grupo de neuronas que gestionan el mapa del movimiento.

Después, otro grupo detectará el color verde del animal,

otro grupo procesará sus formas, y así hasta, como mínimo, 30 mapas

encargados de procesar cosas distintas relacionadas con la visión.

Si además en ese momento chilla,

neuronas del sistema auditivo del cerebro

se encargarán de varios mapas distintos:

El del timbre, el tono o la frecuencia.

Todos estos mapas se unirán en el lóbulo parietal,

donde se integrarán para dar la imagen del animal gritando.

La información secundaria se perderá,

y esta nueva idea seguirá viajando hasta las áreas del lenguaje,

donde el cerebro identificará al animal y le dará su nombre:

La cotorra verde que grita.

Si además, esta imagen se compara con los cientos de cotorras verdes

que hemos visto en nuestra vida,

decidirá si su sonido nos resulta atractivo o irritante.

Y es que las emociones son el último baño,

el último mapa que necesitamos para saber

cómo relacionar la realidad que nos rodea con quienes somos nosotros.

La percepción del mundo depende de cómo lo procesamos.

Por eso, cada uno de nosotros es un ser diferente.

Algunos aman ciertas obras de arte.

Mientras que a otros no les dicen nada.

Ciertos símbolos nos emocionan y otros nos dejan indiferentes.

Cada persona siente su entorno de una forma única e intransferible.

John, hay algo en lo que siempre pienso.

Pasas la mayor parte del tiempo observando patrones,

mirando qué cambios se producen en el cerebro

en patrones mentales concretos, ¿no?

-Cada pensamiento que tienes,

como pensar que resuelves un cálculo complejo,

sobre algo que ocurrirá,

un recuerdo sobre una pieza musical

o una obra de arte que has visto o escuchado.

Cada uno de estos pensamientos

está codificado con un patrón específico de actividad cerebral.

Y eso significa que cada vez que tienes ese pensamiento

produces un patrón específico de actividad en el cerebro.

-Y lo puedes ver con un escáner... -Con un escáner cerebral.

Colocas a alguien en un escáner cerebral,

ese alguien tiene este pensamiento

y tú puedes medir el patrón de actividad cerebral

que acompaña este pensamiento.

Luego tiene otro pensamiento distinto

y el patrón de actividad cerebral cambia.

Ves un patrón distinto de actividad cerebral.

Pero cuando le haces tener el primer pensamiento de nuevo,

ves el mismo patrón de actividad cerebral

que habías visto al principio.

Es decir, los patrones de actividad cerebral son firmas.

Del mismo modo que se puede usar una huella digital

para identificar a un individuo,

se puede usar este patrón especial de actividad cerebral

para identificar un pensamiento que alguien tenga.

Pero para ello necesitas técnicas estadísticas muy desarrolladas,

debes poder analizar los patrones de un modo muy sofisticado,

lo que se lleva a cabo en un campo científico

denominado reconocimiento de patrones o aprendizaje automático.

Es un software parecido al que se utiliza para reconocer caras

o huellas digitales,

y se puede aplicar también a los patrones de actividad cerebral.

Permitimos que el ordenador lleve a cabo el reconocimiento de patrones,

dado que nuestros cerebros son muy buenos reconociendo patrones,

somos realmente buenos,

pero los patrones de actividad cerebral son demasiado complejos

para que lo hagamos con los ojos,

así que hacemos que un ordenador resuelva este problema.

-Es increíble.

¿Qué hemos añadido al conocimiento

de los detectores de mentiras, por ejemplo?

Gracias a tu investigación,

deduzco que ahora sabemos más para interpretar la detección de mentiras,

de una manera más científica de como solíamos hacerlo, ¿no?.

-Todos conocemos los antiguos detectores de mentiras

por las películas, se llaman polígrafos.

Miden el ritmo cardíaco, los conductos dérmicos,

es decir, básicamente miden cuánto sudas.

En definitiva, miden tu nivel de excitación, de nerviosismo.

-Eso es.

-Así que, cuando alguien te hace preguntas,

el polígrafo te puede decir tu nivel de nerviosismo al responderlas.

El problema del polígrafo o del antiguo detector de mentiras

es que se puede manipular porque, por un lado, puedes estar nervioso,

por ejemplo, por la situación experimental.

Piensas: "Me está haciendo una prueba y si me equivoco, quizás...

-Yo...

-...tenga que ir a la cárcel 10 años".

Por supuesto, es algo difícil.

Te pones nervioso solo por la pregunta.

Y otra cuestión es que las personas pueden manipular su nerviosismo.

Por ejemplo, si flexionas los dedos de los pies

o piensas en cosas que alteran,

puedes aumentar tu nivel de nerviosismo

y, por lo tanto, hacer que parezca que estás nervioso.

El polígrafo, el detector de mentiras clásico,

es muy poco fiable.

La solución es: No trabajemos la mentira

con medidas periféricas o indirectas de la mentira,

vayamos directamente al órgano que produce la mentira,

y ese órgano es el cerebro. -Es el cerebro.

-Vayamos al cerebro y veamos cómo el cerebro produce esta mentira,

y luego busquemos patrones de actividad cerebral

que se producen cuando alguien miente.

-Ya veo. -Y entonces enseñamos a un ordenador

a reconocer los patrones de la actividad cerebral

para ver si ese patrón de actividad cerebral

tiene el mismo aspecto que cuando alguien miente

o cuando cuenta la verdad.

Actualmente, esto se encuentra en un nivel experimental.

Hasta ahora, no tenemos pruebas

de que lo podamos hacer en una situación real,

ya que, cuando lo hacemos en un laboratorio,

se trata de una situación relajada, son estudiantes.

-Eso es.

-Les pagamos, dicen la verdad o no sobre cosas que no les importan,

que no les preocupan.

En una situación real, cuando vas a una comisaría o a un tribunal,

si quisieras utilizar un detector de mentiras con resonancia magnética,

primero deberías probar que esta máquina funciona en este caso.

Tienes una población distinta, -Eso es.

-No son estudiantes.

Frecuentemente se trata de sociópatas,

personas con trastornos mentales.

Y no se trata de si ganan 20 euros o no,

sino de si van a la cárcel 20 años.

Como puedes ver, el panorama es muy diferente,

y todavía debemos investigar mucho

para descubrir si esta dirección prometedora va a funcionar

y si algún día vamos a ser capaces

de construir un detector de mentiras con resonancia magnética.

Cada pensamiento,

ya sea un razonamiento, un recuerdo o una ilusión,

está codificado por un patrón específico de actividad cerebral.

Y cada vez que pensamos lo mismo, el patrón también se repite.

Los escáneres están comenzando a mostrar estos patrones.

Por tanto, parece que pronto

podremos saber lo que una persona está pensando.

De hecho, ya se puede interpretar, hasta cierto punto,

la actividad mental de pacientes paralizados,

que no tienen la posibilidad de moverse ni comunicarse.

Quizás, en pocos años, podrán detectarse las mentiras

o incluso controlar máquinas a través de la mente.

Sin embargo, algunos científicos se mantienen escépticos

sobre el futuro de este tipo de tecnología.

Los experimentos llevados a cabo hasta el momento

no pueden extrapolarse al estudio del cerebro en la vida cotidiana.

Y, aunque los resultados obtenidos son significativos,

tampoco son concluyentes,

por lo que parece demasiado pronto para lanzar las campanas al vuelo.

Finalmente, muchos cuestionan los métodos de neuroimagen en sí mismos.

Muchas claves necesarias

para entender los patrones del pensamiento

podrían no aparecer en las imágenes.

No podemos estar del todo seguros

de qué es lo qué en realidad nos muestran las fotos,

ni de cómo debe ser interpretado.

¿Crees que nos dirigimos hacia una sociedad

en la que leer la mente será muy fácil?

-La gente tiene esa fascinación inmensa,

y al mismo tiempo tiene miedo.

-Sí, tiene mucho miedo. -Sí.

Porque me gustaría saber lo que los demás piensan

pero no quiero que nadie sepa lo que yo pienso.

Me gusta mi privacidad. -Sí.

-Y esto implica un dilema ético.

Por un lado, veremos cómo cada vez se usan más estas tecnologías,

especialmente con pacientes,

porque estas tecnologías se pueden usar también

para ayudar a los pacientes paralizados,

cuando no pueden moverse ni comunicarse.

O podrían ser de ayuda

en los descubrimientos del trabajo de Adrian Owen y Steve Lauryes,

para descubrir si los pacientes en coma aún tienen actividad mental.

Así que hay usos clínicos. -Sí.

-Pero existen también otros usos

en los que necesitamos un debate ético, debemos pensar:

"¿Queremos esto o no? ¿Queremos usar un detector de mentiras

si también se le puede dar un mal uso?,

¿Queremos mejorar nuestra seguridad,

por ejemplo, instalando detectores de mentiras con resonancia magnética

en los aeropuertos dentro de 100 años?

-Sí. -¿Es lo que queremos?

Necesitamos un debate ético acerca del uso de estas técnicas.

-Voy a plantearte una pregunta muy seria.

-Sí.

-En Facebook tenemos un club de fans.

Creo que son unos 400.000.

Gran parte del mundo hispanohablante

que son también fans de Redes, nuestro programa de ciencia.

Y acaban de hacer una camiseta que te quería enseñar.

Mira, dice aquí:

"Ninguna de tus neuronas sabe quién eres, ni le importa".

Y mi pregunta es:

"¿Es cierto eso que dice la camiseta o no lo es?".

La persona que inventó esta frase, ¿estaba muy alejada de la verdad?

¿o tu investigación ha llegado a una conclusión cercana

a este razonamiento?

-Es absolutamente cierta. -Lo es.

-Y lo es porque tu mente no es algo que tenga que ver únicamente

con neuronas individuales, sino con todo el cerebro.

Es una propiedad de todo el cerebro.

-Ya veo. -Necesitas el sistema entero.

La neurona individual, evidentemente,

no sabe nada de lo que hacen las demás o sabe muy poco.

Pero tu mente, tus capacidades mentales

son algo realizado por todo el cerebro,

no solo por neuronas individuales.

-Así que estas no saben quién eres, en realidad.

-No saben quién somos.

Según nuestros conocimientos científicos actuales,

podrías formular una pregunta a una neurona

y esta no sabría a qué cerebro pertenece.

-Y no le importa nada. -Y no le importa.

Redes - Las decisiones son inconscientes

27:23 22 jul 2012

¿Somos libres cuando decidimos? ¿Qué margen tiene el libre albedrío ahora que la neurociencia desvela cada vez más el gran poder del inconsciente? Ya hay máquinas para ver cómo decide el cerebro y los primeros resultados muestran que, antes de entrar en la consciencia, muchas decisiones ya están tomadas por complejas redes cerebrales. Desde Berlín, John-Dylan Haynes nos habla hoy en Redes, de sus experimentos para descifrar la actividad cerebral que se esconde detrás de nuestros estado mentales.

Histórico de emisiones:

13/02/2011

¿Somos libres cuando decidimos? ¿Qué margen tiene el libre albedrío ahora que la neurociencia desvela cada vez más el gran poder del inconsciente? Ya hay máquinas para ver cómo decide el cerebro y los primeros resultados muestran que, antes de entrar en la consciencia, muchas decisiones ya están tomadas por complejas redes cerebrales. Desde Berlín, John-Dylan Haynes nos habla hoy en Redes, de sus experimentos para descifrar la actividad cerebral que se esconde detrás de nuestros estado mentales.

Histórico de emisiones:

13/02/2011

ver más sobre "Redes - Las decisiones son inconscientes" ver menos sobre "Redes - Las decisiones son inconscientes"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Benjamin Godinez

    Yo, discierno, desde su argumento, relación, un todo, nada puede estar separado, por lo tanto, nada se da; sino en relación en el todo (macro y micro síntesis, no sólo análisis) , En educación lo puedo comprobar en México, Jalisco, "Escuela Educar+e." Centro de Investigación e Innovación Educativa, , hoy relacionada con Babson, College, Educar+e Institución Educativa a nivel mundial implementando un sistema único diseñado a las exigencias de la idiosincrasia de nuestro país, pensando a un nivel planetario (mundial) y de nuestro momento histórico visualizando el futuro que nos proveerá, para crear CONCIENIA en el SER humano, en este mundo planetario, y nosotros histórico, NO HAY ESCUELA SIMILAR EN EL MUNDO, NO SÓLO DESDE SU SISTEMA O MODELO, SINO DESDE SUS INSTALACIONES, (ES LA VIDA MISMA).

    23 dic 2015
  2. Mariano

    Si un pensamiento, un deseo, una emoción o un sentimiento se reduce a una determinada actividad neuronal podemos inhibir una neurona con nanobots de dicha actividad y un pensamiento, un deseo, una emoción o un sentimiento dejarían de existir...como delirios, alucinaciones, deseo de fumar de drogarse, de matar, etc y reemplazando neuronas que no funcionan con nanobots sucedería lo contrario.... para meditar....Mariano

    31 mar 2013
  3. JCarlos

    Hace ya tiempo que se me pasó por la cabeza:¿Alguna de nuestras células tiene la más mínima idea del organismo del que forma parte? Me animo a pensar que quizá yo también soy un engranaje más de algo menos mortal.

    16 nov 2012
  4. Oliver Bulnes

    Uno de los detalles del cerebro es que suprime información del entorno para captar más rápido el proceso de ello. Al saber que el entorno estructura la realidad podemos decir que que la realidad es la creación de lo que se ve. Al saber esto podemos saber conscientemente lo inconsciente de una persona ya que sus decisiones se basan en el entorno, podemos estructurar su espacio para una toma de desicion. Es como lo que hacen los supermercados o Mall. Manipulan un espacio para que el inconsciente ordene al consciente la compra otro dilema es el ambiente del individuo como se desarrolla y sus capacidades de recepción ante una evaluación. Para un ingreso completo de información es necesario una formula correcta de datos a entregar al individuo.

    23 jul 2012
  5. Nieves Barandiarán Blasco

    Eduardo: me encantan tus programas, y muy especialmente aquellos en los que podemos descubrir esos secretos de información de nosotros mismos, deseo profundamente aprender a ejercitar mis neuronas en la captación de mensajes (positivos) porque también podemos captar del Conocimiento Universal, y esto aún lo hace más apasionante, porque en otro programa decías que nuestra esencia, ya no es la energía como se pensaba, si no que es, la unidad de pensamiento o algo así, según la cuántica. Pero a mi me hace pensar, que tiene mucho que ver la energía con el pensamiento, osea, la energía es lo que mueve las emociones, y van unidas, y éstas, son como el motor que se almacena en nuestro cerebro grabado junto con las imágenes. Esto genera una vibración, y a su vez, atrae más vibraciones similares, cuanto más repetitivas y potentes son. De aquí nuestro libre albedrio en seleccionar los pensamientos y sentimientos, más conscientemente, para nuestro propio beneficio, y el ajeno, según lo que queramos atraer a nuestras vidas. Bueno, me he dejado llevar, y he querido compartir mi pensamiento, ya me gustaría que algún científico analizara esto en serio. Gracias por todo el conocimiento que expandes.

    15 sep 2011
  6. Enrique B.

    Las decisiones conscientes, queda demostrado que son las que el subconsciente ha ¿pre?seleccionado de entre su red neuronal. Por lo tanto si a nivel CONSCIENTE podemos grabar y registrar pensamientos, ideas, y todo aquello que captan los 5 sentidos en esa red del subconsciente, las decisiones del consciente se verán influenciadas por uno mismo al final. El libre albedrío por tanto no está en entredicho, a mi modesto entender, sino asegurado. Es la ley causa-efecto. Según los pensamientos que voluntariamente deje entrar a mi SBC o que yo grabe, así serán mis decisiones finales aunque parezcan inconscientes. Indirectamente no lo son. Inclusive para aquellos que solo vean telebasura y tengan su mente voluntariamente llena de valores y pensamientos negativos, sus decisiones y su vida son el fiel reflejo del "alimento" de su cerebro. Enhorabuena a su programa.

    14 jul 2011
  7. andrea

    Por qué insisten en divorciar la conciencia, la actividad cerebral, mis decisiones, mis pensamientos... etc. Somos sólo uno y funcionando así, lo hacemos como una máquina donde sus piezas de centran en un resultado u objetivo, si no es la actividad cerebral al que cecide, entonces quién???, no es sobre quién manda a quién. La investigación es muy interesante, pero creo que está mal enfocada en cuanto a sacar conclusiones sobre el discernimiento, soy yo el que discierno y no una actividad cerebral en contra de mis deseos o decisioones... que en suma son actividades neurales también... no entiendo su abordaje. Se supone que la atomización tenía sólo objetivos investigativos y no era la idea quedarnos pegados en éste.

    09 may 2011
  8. dubai

    Me gustaria que Redes nos diera la posibilidad de escuchar las entrevistas hechas a los cientificos extrajeros en el idioma de origen anadiendo subtitulos en espanol para los que lo deseen. gracias

    19 abr 2011
  9. arturo tovar

    Eduardo,eres una persona con un deceo de enseñar todos secretos del ser de una manera didactica,agradable y las neuronas espejo me dicen imitalo,pero tengo que llenarme de informacion.hoy me recordo que con sesenta y tantos la oportunidad de almacenar datos y retenerlos tengo que ejercitar mas neuronas de lo normal. gracias por tu trabajo tan egenplarisante... arturo

    13 mar 2011

Los últimos 369 documentales de Redes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:02 22 may 2019 Recordamos diez grandes lecciones que aprendimos de la mano del economista, escritor y divulgador científico Eduard Punset: ¿Qué es la felicidad? ¿de qué está hecho el universo y los seres humanos? ¿es más importante la razón o la intuición? ¿hay vida antes de la muerte? ¿podemos conocernos a nosotros mismos? 

  • 1:02 22 may 2019 Eduard Punset ha fallecido este miércoles en Barcelona tras una larga enfermedad. Lo ha confirmado la familia del divulgador científico. Tras la muerte de Francisco Franco, entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD. En 1978 fue elegido consejero de Economía y Finanzas de la Cataluña preautonómica, por dicho partido. Fue elegido diputado en las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña (1980). Tuvo un destacado papel en la apertura de España al exterior como ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas (1980-1981). Tras abandonar la UCD, se presentó como independiente en la candidatura de Convergència i Unió a las elecciones generales de 1982, obteniendo un escaño, que abandonó apenas un año después, en diciembre de 1983. En 2007 le fue detectado un cáncer de pulmón del que pudo recuperarse con tratamiento médico.

  • Punset despide Redes

    Punset despide Redes

    1:19 12 ene 2014

    1:19 12 ene 2014 Eduard Punset y su programa Redes han acercado la ciencia al gran público. Después de 18 años ininterrumpidos el programa ha finalizado. Pero Punset ya prepara otra aventura en RTVE

  • 20:19 18 sep 2013 En el programa de María Casado, Los desayunos de TVE, Eduard Punset presenta su primer libro de ficción 'El sueño de Alicia'.

  • 2:20 07 jul 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los niños:¿Porqué los abuelos tienen el pelo blanco?

  • 27:26 07 jul 2013 Nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales.

  • 00:46 03 jul 2013 Si tanto nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente, ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Hoy en Redes, Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales como la memoria o la sociabilidad. En el programa, Pascual-Leone nos dará algunos consejos para mantener nuestro cerebro sano y descubriremos además qué piensa la gente sobre la estimulación cerebral no invasiva. ¿Te imaginas que pudieras potenciar tu cerebro cómodamente desde casa? ¿Cómo sería el futuro si los estimuladores cerebrales fueran un elemento más de la vida cotidiana en nuestra sociedad?

  • Ciudadanos en red V.O.

    Ciudadanos en red V.O.

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • 2:32 30 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los dos jóvenes es:¿Cómo surgió el lenguaje?

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    00:54 26 jun 2013

    00:54 26 jun 2013 En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Y además, pondremos a prueba los conocimientos de los ciudadanos en materia de sostenibilidad y veremos cómo mejorarlos

  • 2:05 23 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Porqué los gatos ronronean?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    27:52 23 jun 2013

    27:52 23 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente.En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica.Y la Mirada de Elsa aborda la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • La multitarea

    La multitarea

    6:25 23 jun 2013

    6:25 23 jun 2013 "La Mirada de Elsa" abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    00:49 19 jun 2013

    00:49 19 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente. En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica. Y la Mirada de Elsa abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 2:01 16 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Todos los animales tienen cerebro?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • La capacidad plástica

    La capacidad plástica

    9:16 16 jun 2013

    9:16 16 jun 2013 En la "Mirada de Elsa", veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

  • 00:49 14 jun 2013  El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico: desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro. Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no logramos comprender, tales como el lugar donde residen los recuerdos. En este capítulo de Redes, Seung explica a Eduard Punset los detalles de su investigación y cómo su trabajo puede contribuir a entender mejor el cerebro y a combatir ciertas enfermedades mentales. Y en la Mirada de Elsa, veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

Mostrando 1 de 19 Ver más