Presentado por: Eduard Punset Dirigido por: Eduard Punset

El economista Eduard Punset presenta este espacio de divulgación científica. El contenido del programa abarca la medicina, la química, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y todas aquellas disciplinas que puedan englobarse bajo el paradigma de la ciencia.

Según el propio Eduard Punset

"REDES nació en Madrid, y durante la primera temporada contábamos en el plató con la presencia de famosos artistas o empresarios acompañados de científicos. Aportaba dinamismo, pero nos dimos cuenta de que debíamos profundizar en el conocimiento científico si queríamos que los propios científicos se dieran cuenta de que sus investigaciones también importaban en la vida cotidiana de la gente, y que la gente descubriera hasta qué punto la utilización del método científico en lugar del dogmatismo iba a transformar sus vidas. La ciencia estaba transformando el mundo.

Estoy contento de que REDES fuera un programa pionero en la comprensión pública de la ciencia, en la utilización del primer plató virtual de la televisión en España, en el recurso a la animación 3D y de las videoconferencias. Al principio, éstas se entrecortaban a menudo y los desfases entre el discurso y la vocalización daban una apariencia de extraterrestres a los entrevistados.

REDES se trasladó en 1997 a Sant Cugat, desde donde todavía se coproduce entre TVE y el grupo de científicos y periodistas jóvenes que constituye la productora smartplanet. Este equipo ha logrado demostrar que ciencia y entretenimiento se pueden unir para que en este tercer milenio la ciencia, por fin, irrumpa en la cultura popular.

El blog de Eduard Punset: http://www.eduardpunset.es/

1219053 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Redes - Música, emociones y neurociencia - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto-iRTVE.

La música une a las personas y desata emociones en todo el planeta.

En este capítulo de Redes,

el neurocientífico y profesor de psicología de la música,

Stefan Koelsch, de la Freie Universität Berlín,

le explicará a Punset qué dice la neurociencia

sobre las emociones evocadas por la música.

También analizaremos cómo el cine se aprovecha del poder de la música

para dirigir a los espectadores

y el cantante Manolo García nos explicará la unión

que experimentan los músicos con su público en los conciertos.

Sabes, algunos de tus amigos me dicen

que nada tiene más impacto sobre el cerebro

que la música

en el sentido de que afecta la memoria,

incluso afecta el movimiento, las emociones,

lo afecta prácticamente todo.

Quiero decir, ¿la música es tan importante

o crees que no hay para tanto?

Creo que es muy importante y que, de hecho,

se le podría dar la vuelta a la pregunta y plantearnos

si hay alguna parte del cerebro que no se vea influida por la música.

¿Qué está ocurriendo en el cerebro de los que hacen música?

Mientras producen sonidos,

los escuchan y los coordinan con sus propios movimientos

y con su propia producción de sonidos,

recuerdan lo que han producido antes, así como lo que producirán después.

Quizás recuerden la canción, la letra.

Se miran, se genera actividad emocional.

En general, cuando la gente compone música en común,

se lo pasa bien, disfruta estando con los demás,

disfruta comunicándose con los otros

y todos esos procesos diferentes hacen que el cerebro humano

se comprometa con toda su riqueza y colorido,

por decirlo de algunamanera.

Este mundo de la música

parece tan dirigido por las emociones.

Según parece, has llevado a cabo unos experimentos en Camerún.

Lo que intentaste demostrar en aquel experimento

fue que la cultura, una cultura concreta,

no afectó las emociones inspiradas por la música,

es decir, juntaste un aborigen, un ingeniero muy sofisticado,

procedentes de dos hemisferios de un mundo totalmente distintos

y, sin embargo, todos reaccionaron igual.

Fue un estudio

sobre el reconocimiento de las emociones en la música.

Uno de mis estudiantes de doctorado viajó al norte de Camerún

e hizo una investigación con personas

que nunca habían escuchado música occidental antes.

Estas personas fueron capaces de decir:

“esta pieza suena bastante alegre, esta otra bastante triste

y aquella bastante aterradora”.

Suponemos que es porque en la tradición musical occidental

la música triste imita la prosodia de una voz triste:

tonos bajos que van disminuyendo el timbre,

por ejemplo, un tempo que no sea rápido,

sólo pequeñas variaciones de tono.

Parece ser que cuando se codifica en forma de música,

aunque nunca hayamos escuchado dicha música antes,

somos capaces de reconocer qué emoción expresa la pieza en cuestión.

Hay canciones que consiguen ponernos tremendamente tristes.

Suenan los primeros acordes, se nos hace un nudo en el estómago,

nos asaltan los recuerdos

y según el día que tengamos,

puede que no nos sintamos con fuerzas

para sumirnos en la tristeza más profunda.

Otras canciones, en cambio nos contagian alegría, buen humor.

Que escuchemos una canción y la entendamos es algo extraordinario.

Pensemos lo siguiente: la música es una sucesión de señales acústicas

que nuestros oídos recogen y envían al cerebro.

Allí se decodifican y se les da significado.

Todo eso pasa en fracciones de segundo.

Para ello, el cerebro tiene que involucrar a las emociones;

unas de las encargadas más importantes

de convertir el sonido en algo comprensible.

Un ejemplo es el cine.

Hoy en Redes vamos a hacer un pequeño experimento.

Hemos grabado una escena y Baldo, músico y compositor,

nos va a ayudar a darle sentido.

Él suele componer las bandas sonoras de obras de teatro y películas.

La música básicamente lo que hace es resaltar las emociones

es una especie de guía para el espectador

para indicarle por qué territorio de sensaciones nos vamos a mover,

a veces la música avanza el susto,

o a veces retrasa o dilata una escena para hacerla más larga,

o a veces una persecución es mucho más trepidante.

Vamos a hacer un juego que me habéis propuesto

que es un poco un atraco, pero que puede ser interesante.

Voy a musicar a tiempo real en directo una película.

Vamos a jugar llevándola a territorios completamente distintos.

Vamos a hacer creer al espectador

que hay dos personajes que se tienen miedo

o vamos a hacer que estos dos personajes

se cree un clima romántico y se lleguen a enamorar.

Al final no se enamoraron.

Vamos a coger la misma escena

y a darle otro matiz totalmente distinto.

En este caso vamos a crear una tensión entre los dos personajes.

Nos serviremos de notas disonantes,

de sonidos que no nos suenan amables al oído.

Estos sonidos producen cierta angustia

al espectador que está oyendo

y que codifica la imagen como una escena

en la que va a pasar algo malo.

Sería una sensación parecida a cuando una persona

entra en un bosque de noche que no conoce,

y empieza a oír ruidos de todas partes y sonidos que les son extraños

y que por eso mismo pueden dan miedo.

El cerebro necesita patrones para entender el entorno y darle sentido.

Son reglas que usamos para hacer predicciones

y formarnos expectativas, ya sea cuando estamos en medio de un bosque

o mientras vemos una película.

Nuestros ancestros utilizaban esas mismas reglas para salvar el pellejo

Si no hubieran inferido que un determinado ruido entrañaba peligro,

seguramente hubieran acabado en la tripa de algún animal.

Déjame que te haga una pregunta.

¿Por qué cuando estoy triste y me siento solo

―algo que me ocurre muy rara vez,

pero a veces puedo sentirme triste y solo―

por qué la música me anima si es algo, sabes, movido,

como “pam pam pam pam”?

Y, en cambio, cuando estoy muy excitado,

¿por qué pasa al revés, la otra música me calma?

Quiero decir, ¿cómo puede ser que la música te anime

o, por el contrario, te tranquilice? No me parece demasiado lógico.

Eso nos muestra que, en primer lugar, la música tiene esa capacidad

de ayudarnos a cambiar nuestro estado de ánimo, si lo deseamos.

Desde la neurociencia sabemos que la música es muy poderosa

a la hora de activar

cada una de nuestras estructuras emocionales en el cerebro.

Cuando llevamos a cabo experimentos neurocientíficos,

vemos que podemos modular la actividad

en prácticamente cualquier estructura cerebral emocional

gracias a las emociones que despierta la música.

Esto significa que la música es capaz de evocar el núcleo mismo,

el núcleo de las estructuras cerebrales responsables y creadoras

de nuestro universo emocional,

algo muy importante también

para las terapias donde podemos intentar aplicar la música

para ayudar a aquellos pacientes

que padecen trastornos de sus estructuras cerebrales

y que están relacionados con las emociones,

que tienen algo que ver con las emociones,

no sólo la depresión sino también el trastorno provocado

por un estrés post-traumático,

en parte también los trastornos por ansiedad,

los individuos que han padecido traumas a causa de abusos

u otras causas,

por lo que tenemos un amplio horizonte

a la hora de aplicar de forma más sistemática y generalizada

la música como terapia.

He leído algo en alguno de tus artículos sobre los niños autistas.

Parece que escuchan o aprehenden la música

igual que los niños no autistas.

¿Es posible esto?

Quiero decir, ¿sienten la música del mismo modo?

¿No existe la diferencia que sí encontramos en el caso del lenguaje

o en su capacidad para empatizar con otros?

De momento es muy difícil contestar a tu pregunta

porque no tenemos suficientes estudios neurológicos

sobre la relación entre niños autistas y la música.

Pero lo que sí sabemos es que los niños autistas

sienten un gran interés por la música

y son propensos a componer música con otros.

En entornos terapéuticos también es cierto

que resulta difícil comunicarse con ellos a través del lenguaje,

en cambio, es más fácil hacerlo a través de la música.

De la música.

De hecho, algunos de nuestros estudios

han probado que la música puede comunicar información,

no es algo que simplemente crean los terapeutas de la música

y que no tenga base científica.

También estamos determinando qué instrumentos musicales

pueden fomentar la empatía y el reconocimiento de las emociones;

es algo que estamos probando con niños autistas

pero también dentro del currículum escolar de los niños en general

porque es una forma divertida de experimentar las emociones,

de aprender a reconocer las emociones y otras cosas,

de encontrar nuevas formas de expresar las emociones,

de ampliar el vocabulario referente a las emociones.

Lo realmente fascinante es esa cohesión social

que tú señalas en la música,

no es tanto una cuestión individual, como cree mucha gente,

sino que el impacto es social y une a unas personas con otras.

Es algo tremendamente social la música, ¿es cierto?

Sí, y no sólo es cierto

sino que creo que es una de las cosas especiales que tiene la música,

uno de los grandes poderes de la música.

La música despierta en nosotros

todas esas funciones sociales cuando la hacemos juntos.

Como humanos, somos una especie social

y no podríamos haber sobrevivido a lo largo de la evolución

sin cooperar ni comunicarnos, si no hubiésemos manifestado

un comportamiento social con otros individuos.

Mientras hacemos música, volvemos a vivir todas esas experiencias

y ponemos en marcha todas esas funciones sociales,

es decir, averiguamos qué quiere el otro o qué intenta o qué desea

o qué cree, sin que nos lo diga explícitamente.

Hay experiencias emocionales en las que después de hacer música juntos,

todos nos sentimos felices mientras antes, en cambio,

quizás estábamos enfadados.

Y el resultado de todo ello es esa especie de cohesión social,

nos gustamos más que antes, estamos más unidos que antes,

confiamos más los unos en los otros,

pensamos que el otro nos ayudará cuando nos sintamos solos

o tengamos un problema.

¿Podríamos decir que si habláramos menos y escucháramos más música

habría más altruismo en la sociedad?

Creo que deberíamos hacer ambas cosas,

si bien es cierto que existen algunas sociedades

donde, si dos personas están enemistadas

y acuden a los tribunales

―no es un tribunal real

porque no tienen la organización social que tenemos nosotros―

se espera de ellos que canten, no pueden pelearse.

Bueno, pueden exponer el motivo del enfrentamiento

pero tienen que cantar el motivo de la pelea.

Así es, resulta increíble.

Porque la gente no puede mentir con la misma facilidad cuando canta

y se enfrentan unos a otros de una manera mucho más cooperativa,

de un modo que tiene mucho más sentido

que cuando simplemente nos gritamos.

Hay sociedades sin escritura, pero ninguna sin música.

Las melodías nos unen, nos hacen compartir estados de ánimo,

forjan lazos sociales y fomentan la cooperación.

En algunas culturas incluso, se usan como forma de rebajar tensiones

y para solucionar diferencias entre personas.

Se ha visto que al escuchar música

se activan las áreas del cerebro que se encargan de la imitación

y la empatía.

Son las zonas donde están las neuronas espejo,

que actúan reflejando las acciones e intenciones de los otros

como si fueran propias.

De esta forma podemos sentir el dolor de los otros,

su alegría, su tristeza, imitar sus acciones.

Quizás por eso, la música es capaz de tocar nuestras emociones

y crear lazos sociales.

Porque nos permite compartir sentimientos.

A lo largo de la historia, los seres humanos nos hemos unido para bailar,

cantar y celebrar rituales.

De hecho, no hay celebraciones que valgan que no tengan música.

Y eso ha sido así desde las primeras tribus

hasta los conciertos actuales de rock.

Manolo García, músico y compositor,

lleva tres décadas sobre los escenarios.

Con el Último de la Fila y después en solitario,

ha conseguido unir y emocionar con sus temas a varias generaciones.

En lo que dura un concierto sobre el escenario

podría caer una bomba en el centro del escenario,

que no eres consciente de nada, estás fluyendo.

Con la música te abstraes.

Todo el mundo en los conciertos, yo lo noto,

en ese compartir, en esa misa, en esa comunión

publico, artista, músico, que es un viaje de ida y vuelta

que es un toma daca es lo mismo,

conseguimos una atemporalidad.

Hay momentos de emoción, de tener que parar, decir

cantad vosotros porque durante dos segundos no puedo cantar,

o medio minuto.

El escenario lo que provoca es una euforia máxima

porque ves a la gente contenta y eso es una felicidad,

ves que tus canciones provocan una situación de alegría,

para mí es estupendo, es un efecto benéfico.

Tú sales y tienes ganas de ese abrazo imaginario,

de ese estamos todos abrazándonos, quizás suena un poco tonto,

pero es como esa necesidad de bueno somos piña,

somos tribus, un poco ancestral.

Me gusta compartir las sensaciones,

y la canción es una manera óptima de compartir sensaciones.

De buscar certezas, de decir sí, es así.

Probablemente, nos estamos equivocando los 7.000 ó los 4.000

pero en ese momento es así, porque pensamos todos, claro es así,

esta canción dice esto y todos estamos de acuerdo,

igual es un gran error, pero es un error compartido,

con lo cual es menos error.

Esto me lleva a una pregunta muy importante

para la que imagino que aún no tienes una respuesta definitiva.

Me gustaría saber si se trata de una capacidad innata

o si es algo que adquirimos, quiero decir,

la capacidad de entender la música.

Hay un famoso experimento

―algunos miembros de tu equipo participaron en él también―

que muestra cómo los bebés de sólo tres días

pueden reaccionar a la música.

Así que, realmente,

si alguien que tiene sólo tres días puede reaccionar a la música

probablemente estamos hablando de algo que es innato, ¿no?

Estoy totalmente convencido de ello, sí.

Somos de forma innata, desde lo más profundo de nuestra naturaleza,

criaturas musicales, muy musicales, todos nosotros.

Y hay una buena razón para ello:

además de que nos permite desempeñar todas esas funciones sociales

mientras hacemosmúsica,

también necesitamos esas capacidades para aprender a hablar.

Cuando nacemos, no sabemos qué significa

“pechos”, “leche”,

“beber” o “sorber”, pero aprendemos a hablar

al escuchar los sonidos musicales del lenguaje

y así es como los niños aprenden a hablar,

escuchan la música del habla

y al hacerlo también entienden el lenguaje.

No es el único aspecto del lenguaje que...

Que aprenden.

Sí, no es el único aspecto del lenguaje que aprenden

pero, evidentemente, es algo muy importante.

Afortunadamente somos muy musicales

porque sino nos costaría mucho aprender a hablar o aprender idiomas.

Es gracioso porque lo que dices es que hay una especie de canción,

una especie de forma musical de hablar con los bebés

como hacen las cuidadoras: “ah, ah, ah, ah, ha, ha, ha”,

ya lo sabes, en realidad no les hablas, más bien les cantas.

Y según parece, dices que esto es lo que entiende el bebé.

Se ha demostrado que cuando las madres hacen “tanananananana”

al hablar con sus hijos, esto es buenísimo.

Bueno, está claro que para que nos entiendan

es importante jugar con la entonación.

No sólo los adultos se entienden mucho mejor

cuando no hablan con una voz monocorde

sino que le ponen una cierta entonación y ritmo.

En el caso de los niños, también es muy importante

porque hay estudios que demuestran

que si los padres no hablan con sus hijos jugando con la entonación

los niños son mucho más susceptibles de padecer trastornos del habla

y del lenguaje.

Es increíble, ¿verdad? Es fantástico.

Sabes, sólo con escucharte

―“increíble”, “¿no es fantástico?”,

“increíble”, “¿no es fantástico?”―,

ya hay un cierto ritmo y, además, tienes una voz muy melódica,

tu voz sube y baja,

me muestras subiendo y bajando el tono,

yendo más rápido y más despacio,

dónde están los límites de las frases,

dónde se acaba la frase, cómo te sientes,

cuánto deseas que algo ocurra, qué deseas,

cuáles son tus intenciones, y cosas semejantes.

¿A quién se le ocurriría entonar una melodía

para pedir una pizza en el restaurante?

Hasta hace poco, creíamos que la música solo servía

para transmitir emociones,

pero Koelsch ha demostrado que también

puede comunicar información semántica, como las palabras.

Si después de oír la frase "me gusta el café con azúcar"

nos dan a elegir dos palabras ("leche" o "cortina"),

siempre escogeremos "leche"

porque tiene más coherencia semántica con la frase.

Esa coherencia desata una reacción en el cerebro

que se puede medir

y que sucede también al escuchar música.

Por eso, después de escuchar el Terceto de cuerdas de Schönberg,

todo el mundo elige la palabra "aguja".

Resulta que Schönberg había dicho

que esa música era una descripción de las punzadas

que había sentido durante un infarto.

A menudo, cuando hablamos de emociones

utilizamos palabras para referirnos

a algo que sentimos en nuestro cuerpo.

Wittgenstein lo denominó “Empfindung” (“sensación”, en castellano).

Ahora bien, cuando utilizo una palabra

para referirme a una sensación de mi cuerpo

y tú utilizas la misma palabra,

¿cómo puedo estar seguro de que nos estamos refiriendo a lo mismo?

Dado que no existe una correspondencia

unívoca en el cerebro

entre nuestras sensaciones, por un lado,

y nuestros centros lingüísticos, por el otro,

tiene que producirse una transformación de la información

desde las sensaciones al...

Lenguaje. Y nunca se sabe.

Y nunca se sabe. Pero, ¿y si utilizamos la música?,

¿y si utilizo la música para evocar algo en ti,

sensaciones o “empfindung” que se parezcan a los “empfindung”

y sensaciones que tengo en mi cuerpo?

A veces, la música puede hacerlo mejor.

Con la música podemos comunicar esa información

incluso sin que se vea distorsionada por las palabras.

De hecho, a menudo le digo a la gente o les recuerdo

que el lenguaje no es como ellos creen,

algo para hacerse entender

sino que es un instrumento maravilloso

para confundir a los demás.

Creo que en el caso de la música no se puede decir lo mismo,

es más veraz.

O sea que, realmente,

si niños que sufren autismo

pueden comunicar con otros

mediante la música

de una manera que no lo pueden hacer con las palabras,

si ellos pueden empatizar, ponerse en el lugar de los demás

entonces, yo creo que no hay ninguna duda

de que no tienen más que ganar con la música

y no es seguro que siempre sea así con las palabras.

Subtitulación realizada por: Ana M Gil Fdez-Marcote.

Redes - Música, emociones y neurociencia

28:35 26 ago 2012

La música une a las personas y desata emociones en todo el planeta. En este capítulo de Redes, el neurocientífico y profesor de psicología de la música, Stefan Koelsch, de la Universidad de Berlín, le explicará a Punset que dice la neurociencia sobre las emociones evocadas por la música.

Histórico de emisiones:

09/10/2011 

La música une a las personas y desata emociones en todo el planeta. En este capítulo de Redes, el neurocientífico y profesor de psicología de la música, Stefan Koelsch, de la Universidad de Berlín, le explicará a Punset que dice la neurociencia sobre las emociones evocadas por la música.

Histórico de emisiones:

09/10/2011 

ver más sobre "Redes - Música, emociones y neurociencia" ver menos sobre "Redes - Música, emociones y neurociencia"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. CECI VIGIER

    HOLA!!!muy interesante el programa, como todos!!!. GRACIAS EDUARDO!!! compruebo a diario que con la música como soporte dando clase, educación física a niños/as de 7 a 12 años, la motivación se duplica , el resultado es óptimo , la expresión, la disposición y la alegría presente. En Argentina hay avances interesantes sobre el área de discapacidad muy interesantes. A ver cuando visitas ARGENTINA!!! estaría espectacular tenerte un rato por aquí...Organizamos algo???

    21 oct 2011
  2. Rebeca Dominguez

    Impresionante!! Gracias mil por este canal de videos que nos acerca a los temas candentes de una forma amena a través de la conversación.

    21 oct 2011
  3. Luis Gullón

    Eduard Punset me encanta este programa, vi tu vídeo en buena fuente cuando dijiste que tu vida había sido en vano y que no habías echo ver la luz a nadie, pues por mi parte no ha sido en vano a mi me as echo verla. Gracias Mucha suerte con tu programa y que dure mucho

    12 oct 2011
  4. Carlos Suárez

    En especial medida querría darle las gracias por este fantástico programa, ademas de felicitarlo por su nuevo espacio "Pienso, luego existo. Este es uno de los pocos programas que conozco que ofrecen una vision científica de nuestro mundo actual, y me alegro de haberlo encontrado.

    12 oct 2011
  5. Javier Orts

    Ante todo, quería agradecer este medio de transmisión de cultura, después quería comentar que me es muy difícil seguir el programa cuando se habla en dos idiomas distintos desfasados por pocos segundos, así que me gustaría saber si podría existir alguna posibilidad de anular uno de estos dos y pasarlo a subtitulos, o sin ellos. Considero que podría ser una buena opción para introducir y/o cultivar otro idioma, que en su mayoría es inglés y es una lastima que cueste tanto acceder a programación en versión original desde la televisión publica. Gracias de nuevo

    12 oct 2011
  6. constanza cardona grisales

    eduardo punset me encantan tus programas , te felicito ayudas a que las personas comprendamos nustra razòn de ser en este mundo gracias

    11 oct 2011

Los últimos 369 documentales de Redes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:02 22 may 2019 Recordamos diez grandes lecciones que aprendimos de la mano del economista, escritor y divulgador científico Eduard Punset: ¿Qué es la felicidad? ¿de qué está hecho el universo y los seres humanos? ¿es más importante la razón o la intuición? ¿hay vida antes de la muerte? ¿podemos conocernos a nosotros mismos? 

  • 1:02 22 may 2019 Eduard Punset ha fallecido este miércoles en Barcelona tras una larga enfermedad. Lo ha confirmado la familia del divulgador científico. Tras la muerte de Francisco Franco, entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD. En 1978 fue elegido consejero de Economía y Finanzas de la Cataluña preautonómica, por dicho partido. Fue elegido diputado en las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña (1980). Tuvo un destacado papel en la apertura de España al exterior como ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas (1980-1981). Tras abandonar la UCD, se presentó como independiente en la candidatura de Convergència i Unió a las elecciones generales de 1982, obteniendo un escaño, que abandonó apenas un año después, en diciembre de 1983. En 2007 le fue detectado un cáncer de pulmón del que pudo recuperarse con tratamiento médico.

  • Punset despide Redes

    Punset despide Redes

    1:19 12 ene 2014

    1:19 12 ene 2014 Eduard Punset y su programa Redes han acercado la ciencia al gran público. Después de 18 años ininterrumpidos el programa ha finalizado. Pero Punset ya prepara otra aventura en RTVE

  • 20:19 18 sep 2013 En el programa de María Casado, Los desayunos de TVE, Eduard Punset presenta su primer libro de ficción 'El sueño de Alicia'.

  • 2:20 07 jul 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los niños:¿Porqué los abuelos tienen el pelo blanco?

  • 27:26 07 jul 2013 Nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales.

  • 00:46 03 jul 2013 Si tanto nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente, ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Hoy en Redes, Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales como la memoria o la sociabilidad. En el programa, Pascual-Leone nos dará algunos consejos para mantener nuestro cerebro sano y descubriremos además qué piensa la gente sobre la estimulación cerebral no invasiva. ¿Te imaginas que pudieras potenciar tu cerebro cómodamente desde casa? ¿Cómo sería el futuro si los estimuladores cerebrales fueran un elemento más de la vida cotidiana en nuestra sociedad?

  • Ciudadanos en red V.O.

    Ciudadanos en red V.O.

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • 2:32 30 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los dos jóvenes es:¿Cómo surgió el lenguaje?

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    00:54 26 jun 2013

    00:54 26 jun 2013 En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Y además, pondremos a prueba los conocimientos de los ciudadanos en materia de sostenibilidad y veremos cómo mejorarlos

  • 2:05 23 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Porqué los gatos ronronean?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    27:52 23 jun 2013

    27:52 23 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente.En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica.Y la Mirada de Elsa aborda la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • La multitarea

    La multitarea

    6:25 23 jun 2013

    6:25 23 jun 2013 "La Mirada de Elsa" abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    00:49 19 jun 2013

    00:49 19 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente. En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica. Y la Mirada de Elsa abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 2:01 16 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Todos los animales tienen cerebro?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • La capacidad plástica

    La capacidad plástica

    9:16 16 jun 2013

    9:16 16 jun 2013 En la "Mirada de Elsa", veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

  • 00:49 14 jun 2013  El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico: desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro. Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no logramos comprender, tales como el lugar donde residen los recuerdos. En este capítulo de Redes, Seung explica a Eduard Punset los detalles de su investigación y cómo su trabajo puede contribuir a entender mejor el cerebro y a combatir ciertas enfermedades mentales. Y en la Mirada de Elsa, veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

Mostrando 1 de 19 Ver más