Presentado por: Evelyn Segura Dirigido por: Judith Fernández Escobar

'¡Qué animal!' es la nueva serie documental de La 2, en la que la bióloga Evelyn Segura viaja a los rincones más icónicos de nuestro territorio para descubrirnos los misterios de la fauna y de la flora autóctonas. Con ¡Qué animal! podremos entender tanto a los animales como a nosotros mismos. Tanto es así que en cada capítulo compararemos la habilidad de una de las especies protagonistas con la de un personaje famoso. Símiles con un trasfondo de humildad para los humanos, a la vez que muy estimulantes: ¿podremos algún día entender e imitar los logros de los animales?

5466157 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos ¡Qué animal! - Veloces - ver ahora
Transcripción completa

Correr para comer.

Correr para no ser comido.

Luchar contra la gravedad y la resistencia al aire o al agua

para alcanzar velocidades increíbles.

Pero ¿sabíais que el animal más rápido del mundo

es casi invisible al ojo humano?

Millones de años de evolución

han modelado un mundo fascinante y diverso

donde habitan especies únicas.

Seres que tejen complejos ecosistemas

en los que la vida emerge.

Soy Evelyn Segura, bióloga.

Mi pasión es dar a conocer

las maravillas naturales para preservarlas.

Juntos descubriremos las historias más increíbles

del mundo animal.

(Música)

Dicen que el movimiento se demuestra andando.

Y lo cierto es que desplazarse

es una de las acciones fundamentales en la vida.

Pero ¿a qué velocidad se produce ese movimiento y por qué?

Entre los animales, moverse sirve para buscar alimento,

emigrar cuando las condiciones ambientales empeoran,

encontrar pareja o escapar de los depredadores.

Según cómo se mire,

podemos pensar que cuanto más rápido vayamos, mejor.

Pero siempre que nos ponemos en el centro

como medida de todas las cosas de la naturaleza nos equivocamos.

Ir rápido es útil para las especies que necesitan ser veloces.

Si no, sería un gasto absurdo de energía,

ya que es muy costoso no solo correr,

sino también mantener toda la masa muscular para hacerlo.

¿Acaso sería lógico ir en un fórmula uno

a comprar el pan a la tienda de la esquina?

Hoy os propongo una carrera

por el mundo de la velocidad animal.

Coged aire.

(Música)

Al rey de la velocidad mundial

no lo encontraremos en la Península Ibérica.

Para verlo tenemos que viajar hasta la sabana africana.

Descansando entre la vegetación, no parece un depredador temible.

Pero lo es. Todo su cuerpo está preparado

para salir lanzado como una flecha tras sus presas.

Como esta gacela, uno de sus platos favoritos.

Su columna vertebral es larga y flexible

y actúa como un muelle que lo impulsa hacia delante.

Cuando corre, utliliza su cola a modo de timón para estabilizarse.

Gracias a su anatomía, puede pasar

de 0 a 100 kilómetros por hora en apenas tres segundos.

Y alcanzar velocidades punta de hasta 110.

La clave de su asombrosa aceleración

está en que puede aumentar

la frecuencia de sus zanzadas muy rápidamente

y así puede sorprender a su presa con un cambio de ritmo.

Aunque es el animal terrestre más rápido del mundo,

estos sprints no duran más de un minutos.

Suponen un consumo enorme de energía

y no los puede mantener durante mucho rato.

Un estudio de la Universidad de Londres

comparó la velocidad del guepardo con la del galgo

para descubrir su secreto.

Los dos tienen anatomías parecidas,

pero en cuestión de rapidez, el guepardo gana de calle.

Sus patas traseras sostienen el 70 por ciento de su peso.

De este modo, evitan derrapar.

Además, los músculos de sus extremidades posteriores

están formados por unas fibras especiales

llamadas superrápidas.

Pueden contraerse más rápido y con más fuerza

porque tienen menos mioglobina,

la molécula que transporta oxígeno al tejido muscular.

Además, tienen unas grandes fosas nasales

para no quedarse sin aliento.

Por si fuera poco, su sistema de equilibrio

es único y le permite mantener la cabeza

sin balanceo incluso a altas velocidades.

El humano más rápido del planeta, Usain Bolt,

paró el crono en 9,58 segundos.

El récord mundial de los 100 metros lisos.

Un guepardo tardaría solo la mitad

que el aclamado y laureado velocista.

(Música)

Xantal Borràs es doctora en Educación Física y Deporte

y profesora en la Universidad de Vic, en Barcelona.

Es una de las pocas especialistas

en biomecánica deportiva de nuestro país.

¿En qué consiste la biomecánica deportiva?

La biomecánica es una disciplina

que utiliza los principios de la física mecánica

y los adapta al cuerpo humano.

En la biomecánica deportiva tenemos un doble objetivo,

que es la mejora del rendimiento deportivo

y la prevención o readaptación de las lesiones.

Los animales más grandes

y con más masa muscular deberían ser más rápidos.

Pero los reyes de la velocidad son los animales de tamaño medio.

¿Por qué?

Los animales con mucha masa, como los elefantes,

tienen mucha resistencia al desplazamiento.

Es lo que denominamos inercia.

Les cuesta mucho acelerar y les cuesta mucho frenar.

Puede ser que a la hora de tener su velocidad punta máxima

se hayan quedado sin energía.

Así como hay animales, como el guepardo,

que tienen el cuerpo diseñado para el sprint,

¿para los humanos cuál sería nuestro movimiento natural?

Nosotros estábamos confeccionados para la cuadrupedia.

Pasamos a ser bípedos y tuvimos

que incorporar cambios en nuestra estructura corporal.

Tenemos tres curvas en la espalda.

Tenemos unas caderas modificadas y los hombros también.

No creo que estemos tan preparados para ser veloces

como para resistir mucho tiempo.

De hecho, antes, los ancestros,

para cazar, utilizaban la caza por fatiga del animal.

Como el lobo. Como el lobo, por ejemplo.

¿El estudio de la biomecánica de los animales

puede ayudar a mejorar el rendimiento de los deportistas?

Actualmente, con la tecnología,

usamos la nueva tecnología o la tecnología más moderna

para analizar el movimiento del deportista.

Sí que es verdad que hace bastantes años,

a principios del siglo pasado,

a través del movimiento de las piernas de la rana

Lombard describió el movimiento de los músculos

que actúan en dos articulaciones del cuerpo.

La cadera y la rodilla, principalmente,

o brazo y hombro.

Y en natación sí que está la teoría de los vórtices,

de las turbulencias que utilizan los peces,

que utilizan los peces para propulsarse,

y que ahora se intenta entrenar generando ondas

en los nadadores para poder aprovechar estos vórtices

como método propulsivo.

¿Y si yo quisiera mejorar mi velocidad, qué debería entrenar?

Deberías entrenar la técnica de carrera

y después, la fuerza muscular.

La fuerza muscular, el apoyo en el pie de los velocistas

se produce en una fracción de segundo.

Necesitamos generar mucha fuerza en muy poco tiempo.

Necesitas tener fuerza no solo en las piernas,

sino en el tronco y también en los brazos

para poder contribuir en el movimiento.

(Música)

Si el objetivo de los depredadores

como el guepardo es atrapar a sus presas,

el de estas es todo lo contrario, intentar escapar.

Se establece lo que se conoce como carrera armamentística evolutiva.

El depredador se vuelve más eficiente

en perseguir y matar a sus presas

y las presas desarrollan nuevas defensas y formas de escape.

Gracias a esta coevolución,

las poblaciones de unos y otros se mantienen en equilibrio.

En la Península Ibérica, la liebre es una de las especies

más hábiles y rápidas cuando se trata

de escapar de las fauces de su perseguidor.

Es un animal extremadamente cauto.

Orienta sus largas orejas

para detectar cualquier ruido que se produzca a su alrededor.

Los lepóridos, la familia a la que pertenecen,

se caracterizan por sus largas patas posteriores

y su cuerpo aplanado,

diseñado para correr a gran velocidad.

De hecho, su forma de correr

es parecida a la del guepardo. Quién lo diría.

En carrera pueden alcanzar los 70 kilómetros por hora

y realizar saltos de más de tres metros.

Realizan quiebros bruscos en su trayectoria

para despistar a sus perseguidores.

Acumula casi el 20 por ciento de toda su musculatura

en la zona pélvica y en las patas posteriores.

Su corazón es tres veces más grande que el de un conejo.

Y late un tercio más rápido para proveer de oxígeno

a los músculos durante las carreras.

Pocos depredadores pueden dar alcance a este bólido con patas.

(Música)

El equivalente al guepardo en nuestro país sería el lobo.

Ni por asomo alcanza la velocidad del felino,

pero es uno de los depredadores terrestres

más rápidos de nuestro territorio.

No es que los animales de la Península sean más perezosos

ni que el calor del mediodía en verano

les quite las ganas de echar unas carreras.

La respuesta está, cómo no, en la selección natural.

El terreno en el que viven es muy distinto a la sabana.

Y para atrapar a sus presas,

no necesitan ir a una gran velocidad.

De modo que no han evolucionado para correr rápidos sprints.

Las patas de los lobos están adaptadas

para caminar con facilidad por una gran variedad de terrenos.

Especialmente, nieve. Sus garras son grandes

y no se retraen, como las de los felinos,

para mantener así el agarre en superficies resbaladizas.

Cuando caza, su estrategia se asemeja

a la de un corredor de fondo.

Puede perseguir a su presa durante horas

a velocidad media.

Aun así, cuando hace falta alcanza los 60 kilómetros por hora.

Su extraordinaria condición física

le permite recorrer grandes distancias.

Su potencia es impresionante.

Y puede saltar hasta cinco metros sin aparente esfuerzo.

Es un atleta muy completo.

Para ir a gran velocidad, hay que tener una buena tracción.

Así, la fuerza de los músculos impulsa el cuerpo hacia delante.

Por eso, los velocistas utilizan tacos en la salida

y la suela de sus zapatillas tiene pequeñas púas.

Pero, al mismo tiempo, la fricción con el suelo

genera una gran resistencia.

Sobre hielo, en cambio, es mucho menor.

Si el atleta más veloz alcanza unos 45 kilómetros por hora,

el patinador más rápido supera los 90.

Hay un delicado equilibrio entre no resbalar

y no perder potencia por la fricción contra el suelo.

Quizá hayáis experimentado en vuestras propias carnes

lo inestable que es ir sobre patines.

En el experimento de hoy, os voy a mostrar

cómo podemos reducir esta resistencia.

En este caso, con un gas.

Hemos construido un aerodeslizador doméstico

con un soplador.

Si funciona, generaremos un cojín de aire bajo la silla.

Voy a subirme, aunque no sé si voy a necesitar un casco.

¡Funciona!

Gracias a la capa de aire que hemos generado,

el rozamiento con el suelo es muy leve.

Con poco esfuerzo, podemos desplazar la silla

o hacerla girar.

La densidad del aire es menor

que la del agua y genera menos resistencia.

Y si se tiene un cuerpo aerodinámico,

se pueden alcanzar velocidades de vértigo.

Por eso, el rey de la velocidad no es terrestre ni acuático,

sino un ave.

El halcón peregrino es el animal más rápido del mundo

y un cazador letal.

Toda su anatomía ha evolucionado para cortar el aire.

Sus alas son largas y afiladas y so cola, corta,

para tener un cuerpo aerodinámico y compacto.

Sus plumas son más delgadas y rígidas que las de otras rapaces.

Y reducen la resistencia al aire.

En vuelo horizontal alcanzan los 150 kilómetros por hora.

Pero consigue velocidades aún mayores

en los picados que realiza para capturar sus presas.

Cuando se lanza tras ellas,

llega a los 320 kilómetros por hora.

Aunque en 2005 se detectó un ejemplar

a más de 390, así que no se sabe

cuál es realmente la velocidad máxima que puede alcanzar.

En un túnel de viento podemos reproducir

algo parecido al vuelo de esa ave.

Unas turbinas generan una corriente de aire

de hasta 280 kilómetros por hora.

Similar a una caída libre.

Voy a emular al halcón peregrino.

(Música)

¡Guau, la sensación es increíble!

Cuesta mucho controlar el cuerpo ahí dentro.

Hay que hacer fuerza, cuesta incluso respirar.

Yo repetiría.

Imposible emular al halcón peregrino.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford

y de Groningen, en Holanda,

se preguntó por qué el halcón volaba tan rápido

si en realidad, sus presas eran mucho más lentas.

Para encontrar la respuesta, realizaron simulaciones

por ordenador de su técnica de caza.

Vieron que al contrario de lo que parecía lógico,

durante el picado, las fuerzas aerodinámicas

que se generan le permiten maniobrar mejor.

Si fuese más lento, no podría maniobrar

a los movimientos erráticos de la presa que intenta escapar.

Como en los otros animales que hemos visto,

su cuerpo está extraordinariamente preparado para la velocidad.

Tiene unos potentes músculos que se sujetan a la quilla,

una estructura ubicada en el esternón,

que en esta especie es muy grande.

Su corazón late entre 600 y 900 veces por minuto.

Y su sistema respiratorio le permite mantener

los pulmones hinchados incluso cuando exhala.

Así asegura el aporte de oxígeno a los músculos.

Además, presenta unos pequeños tubérculos óseos

en las fosas nasales que desvían la corriente

y así, la presión del aire no daña sus pulmones.

(Música)

El halcón peregrino debe controlar al milímetro su vuelo

para no sufrir ningún percance a esas velocidades.

Pero ¿os imagináis que tuviera que hacerlo

rodeado por miles de otras aves?

En esto, el estornino es el campeón.

(Música)

Es uno de los espectáculos de la naturaleza

más maravillosos que podemos observar

al atardecer en los cielos de invierno,

cuando ya están liberados del cuidado de las crías.

Es cuando los estorninos forman bandadas de miles

o decenas de miles de ejemplares

volando de forma deliciosamente sincronizada.

Con esta especie de baile, buscan alimento

de forma coordinada antes de dirigirse a los dormideros.

Y también es una forma de despistar

a los depredadores, como los halcones.

Cuando un depredador ataca a una bandada de aves,

un banco de peces o un rebaño de herbívoros,

fija su atención en un único individuo y va a por él.

Si la presa se mueve a toda velocidad

rodeada de sus congéneres con un movimiento impredecible,

el cazador se confunde y tiene mucha dificultad

para perseguir a un individuo concreto.

Cómo los estorninos consiguen realizar

estas acrobacias sin chocar entre ellos

es una pregunta que ha intrigado a los científicos

desde hace cientos de años.

En 1930, el ornitólogo británico Edmund Sealous

propuso que debía de existir

algún tipo de telepatía entre ellos.

Una idea peregrina descartada por investigadores posteriores.

Ahora sabemos que cada ave imita la dirección y velocidad

de los siete pájaros más cercanos.

De este modo, todo el bando se mueve de forma sincronizada,

incluso a velocidades que alcanzan los 60 kilómetros por hora.

Hemos visto cómo conseguir altas velocidades en tierra y aire.

¿Qué sucede en el agua?

En el agua, nosotros no estamos tan adaptados

al medio acuático como al medio terrestre.

En el agua suceden varias cosas.

Primero, cambiamos la posición del centro de gravedad

en relación a lo que serían los pies.

Después, como es un medio fluido,

tenemos que adaptar el sistema vestibular,

que es el responsable del equilibrio corporal.

En el agua estamos en desequilibrio constante.

El agua ofrece más resistencia al avance, es más densa,

con lo cual, consumimos mucha más energía.

Para recorrer una misma distancia,

tanto en tierra como en agua,

consumimos cinco veces más de energía en el agua.

Y en los distintos tipos de estilos de natación,

¿se utiliza la misma musculatura o es diferente?

La mayoría de estilos utilizan los mismos grupos musculares.

Lo que serían mariposa y braza

intenta ser más ondulatorio, como los peces o el delfín.

Para poder aprovechar esos vórtices que generan,

esas turbulencias que se generan al final de la patada

para ayudar a propulsar al deportista.

Pero tenemos una musculatura muy diferente a la de los peces.

Los peces tienen una musculatura que pasa a lo largo de la espina.

Y, además, no tienen tendones, con lo cual la explosividad

de lo que podemos acumular en el músculo

los peces seguramente no la tienen.

(Música)

El humano más rápido en el agua es el francés Florent Manaudou.

En 2014 alcanzó casi los 9 kilómetros por hora.

Una velocidad bastante discreta.

En nuestras aguas hay un pariente del tiburón blanco

que nada hasta 10 veces más rápido.

(Música de "Tiburón")

(RÍE)

No, en estas aguas, no, en el mar.

Al marrajo común o tiburón mako

se le conoce como el halcón peregrino del mar.

Vive en las zonas templadas de todos los océanos.

También en el Mediterráneo.

Aunque no suele acercarse a la costa.

No existen estudios precisos sobre su velocidad máxima.

Pero se sabe que nada habitualmente a unos 40 kilómetros por hora

y que alcanza los 90 de velocidad punta.

Este tiburón tiene distintas adaptaciones

anatómicas y fisiológicas que le permiten volar en el agua.

Pocas presas pueden escapar de sus fauces.

Por un lado, su aleta caudal en forma de media luna

es extremadamente potente y musculosa.

Por otro lado, la superficie de sus branquias

es mucho mayor que la de otros tiburones,

lo que le permite captar mejor el oxígeno del agua.

Además, tiene una estructura especial

en su sistema circulatorio

con la que consigue mantener alta la temperatura de sus músculos

y realizar rápidos arranques, incluso en aguas frías.

Todo su cuerpo es extremadamente hidrodinámico,

empezando por su hocico puntiagudo.

Pero uno de sus secretos no se percibe a simple vista.

La piel de los tiburones está cubierta

de miles de pequeños dientes dérmicos o dentículos superpuestos

que reducen la fricción del agua.

En el caso del mako, además, estas estructuras son flexibles

y se orientan en función de la dirección del flujo de agua.

Estas diminutas placas le ayudan a convertirse

en uno de los peces más rápidos del mundo.

Eso sí, con el permiso del pez vela,

el animal más veloz de todos los mares.

Es capaz de alcanzar los 100 kilómetros por hora.

Pero ¿qué sucede si tenemos en cuenta el tamaño de su cuerpo?

Si incluimos este parámetro,

el récord del mundo de velocidad animal

se lo llevaría un invertebrado casi microscópico.

(Música)

Los ácaros son arácnidos,

como las arañas, las garrapatas o los escorpiones.

Pueden ser terrestres o acuáticos

y se conocen unas 50 000 especies.

Aunque se cree que hay centenares de miles por descubrir.

Estamos rodeados por ellos y suelen pasar desapercibidos.

Aunque los alérgicos detectan su presencia a la legua.

(Música)

En zonas rocosas del sur de California,

vive paratarsotomus macropalpis.

Una especie de ácaro del tamaño de una semilla de sésamo.

Pese a su diminuto tamaño,

es el animal más rápido de la Tierra

si tenemos en cuenta la longitud de su cuerpo.

Si el guepardo, por ejemplo, se puede desplazar

a una velocidad de 16 veces

la longitud de su cuerpo por segundo,

paratarsotomus recorre una distancia

de 322 veces su longitud en el mismo tiempo.

Sería el equivalente a un humano

que corre a 2100 kilómetros por hora.

Además, es capaz de soportar temperaturas

de más de 60 grados centígrados,

letales para la mayoría de seres vivos.

(Música)

Comparados con la liebre, el halcón o el marrajo,

los humanos somos una especie extremadamente lenta.

Aun así, parece que nos gusta correr.

Ir ajetreados de aquí para allá.

(Música)

Pero aquí parece que el tiempo se ha detenido.

Lejos de las prisas y en contacto con la naturaleza,

correr se me antoja la idea más absurda del mundo.

¡Qué animal! - Veloces

30:59 14 dic 2019

Evelyn Segura, bióloga, visita la Serranía de Cuenca y nos descubre a los animales más veloces del planeta, como el halcón peregrino. Esta rapaz es capaz de lanzarse tras su presa a ¡320 km/h!. El lobo ni por asomo alcanza esta velocidad, pero es uno de los depredadores terrestres más rápidos de nuestro territorio. Fuera de la península ibérica, el guepardo es el rey de la velocidad mundial. Puede pasar de 0 a 100 km/h en apenas ¡tres segundos!. Pero si tenemos en cuenta el tamaño del cuerpo del animal, resulta que quien revienta el cronómetro es un invertebrado casi invisible al ojo humano. Xantal Borràs, doctora en actividad física y deporte, y una de las pocas especialistas en biomecánica deportiva de nuestro país, nos explica qué podemos aprender los humanos de los animales para rendir mejor en una carrera, y por qué los reyes de la velocidad son los animales de tamaño medio.

Evelyn Segura, bióloga, visita la Serranía de Cuenca y nos descubre a los animales más veloces del planeta, como el halcón peregrino. Esta rapaz es capaz de lanzarse tras su presa a ¡320 km/h!. El lobo ni por asomo alcanza esta velocidad, pero es uno de los depredadores terrestres más rápidos de nuestro territorio. Fuera de la península ibérica, el guepardo es el rey de la velocidad mundial. Puede pasar de 0 a 100 km/h en apenas ¡tres segundos!. Pero si tenemos en cuenta el tamaño del cuerpo del animal, resulta que quien revienta el cronómetro es un invertebrado casi invisible al ojo humano. Xantal Borràs, doctora en actividad física y deporte, y una de las pocas especialistas en biomecánica deportiva de nuestro país, nos explica qué podemos aprender los humanos de los animales para rendir mejor en una carrera, y por qué los reyes de la velocidad son los animales de tamaño medio.

ver más sobre "¡Qué animal! - Veloces" ver menos sobre "¡Qué animal! - Veloces"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Anonimo

    Musica del minuto 20:00?

    16 dic 2019

Los últimos 75 documentales de ¡Qué animal!

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Acorazados

    Acorazados

    30:34 28 dic 2019

    30:34 28 dic 2019 Evelyn Segura, bióloga, viaja a Eivissa y Formentera donde descubre asombrosas especies acorazadas. La nacra, por ejemplo, una especie de molusco endémica del Mediterráneo, entierra más de un tercio su caparazón a una profundidad de hasta 60 metros para evitar que la arrastre la corriente. También vemos a un animal que está cubierto por una gruesa capa de hasta 5000 púas, al único mamífero que tiene escamas y a una especie que aprovecha la coraza de otros animales para sobrevivir. El entomólogo Eduard Vives nos habla sobre los escarabajos, los animales con mayor diversidad del planeta. Existen alrededor de ¡360.000 especies!. Vives nos explica cómo los élitros, sus corazas, les sirven para proteger sus delicadas alas, y cómo algunas especies los utilizan para captar el rocío de la madrugada.

  • Amor de padre

    Amor de padre

    32:05 21 dic 2019

    32:05 21 dic 2019 Evelyn Segura, bióloga, viaja hasta Cantabria para descubrirnos las distintas estrategias de los animales en el cuidado de su descendencia. Hay especies que paren pocas crías, como los elefantes, y dedican mucha energía a cuidar de ellas para asegurar que sobrevivan y perpetúen sus genes. En cambio, otros animales, como las tortugas marinas, tienen una descendencia muy numerosa, pero dejan a las crías a su suerte, asumen que algunas morirán. Incluso existen especies que llegan a matar a su prole. ¿Por qué motivo? En la naturaleza también encontramos diferencias entre machos y hembras en su implicación en la crianza. Por ejemplo, en el caso de los gorilas, son las hembras las que se ocupan más del cuidado de los hijos. Entre las aves, en cambio, la situación es distinta. El esfuerzo de los machos en la crianza suele ser mucho mayor que en los mamíferos. Diego Gil, biólogo investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales y del CSIC, nos explica que procrear también genera conflictos entre los animales no humanos.

  • Veloces

    Veloces

    30:59 14 dic 2019

    30:59 14 dic 2019 Evelyn Segura, bióloga, visita la Serranía de Cuenca y nos descubre a los animales más veloces del planeta, como el halcón peregrino. Esta rapaz es capaz de lanzarse tras su presa a ¡320 km/h!. El lobo ni por asomo alcanza esta velocidad, pero es uno de los depredadores terrestres más rápidos de nuestro territorio. Fuera de la península ibérica, el guepardo es el rey de la velocidad mundial. Puede pasar de 0 a 100 km/h en apenas ¡tres segundos!. Pero si tenemos en cuenta el tamaño del cuerpo del animal, resulta que quien revienta el cronómetro es un invertebrado casi invisible al ojo humano. Xantal Borràs, doctora en actividad física y deporte, y una de las pocas especialistas en biomecánica deportiva de nuestro país, nos explica qué podemos aprender los humanos de los animales para rendir mejor en una carrera, y por qué los reyes de la velocidad son los animales de tamaño medio.

  • Inteligentes

    Inteligentes

    27:32 07 dic 2019

    27:32 07 dic 2019 Evelyn Segura, bióloga, viaja al País Vasco y Cantabria para descubrir las especies más inteligentes del mundo animal. En la naturaleza encontramos a verdaderos lumbreras, como los córvidos, con capacidades similares o superiores a las de los grandes simios e incluso a niños de cuatro años. También las palomas tienen unas habilidades increíbles, pueden clasificar objetos, diferenciar pinturas de Monet y Picasso y ¡distinguir emociones en las caras de las personas!. Pulpos, abejorros e incluso las hormigas también son capaces de gestas alucinantes. Evelyn entrevista a Susanne Shultz, bióloga evolutiva y profesora en la Universidad de Manchester. Es una experta mundial en el estudio de la evolución de los comportamientos complejos. Shultz nos revela que los delfines se llaman por su nombre y son capaces de ¡chismorrear!.

  • Invasores

    Invasores

    29:54 30 nov 2019

    29:54 30 nov 2019 Evelyn Segura, bióloga, descubre las especies invasoras más peligrosas que amenazan la fauna del país, como el galápago de Florida, uno de los invasores más dañinos del mundo. La serie de dibujos animados Las tortugas Ninja provocó la invasión de esta tortuga acuática en la Albufera de Valencia, un entorno especialmente vulnerable. En la misma Albufera vemos al cangrejo rojo americano y al cangrejo azul, dos depredadores insaciables y con una alta tasa de fecundidad. Una hembra de cangrejo azul, por ejemplo, puede llegar a producir hasta ¡2 millones de huevos!. Nacho Pla, ingeniero agrónomo, nos explica cómo combaten en Valencia al mosquito tigre, otro molesto invasor. Pla es el responsable del proyecto de lucha biológica contra el mosquito tigre mediante la técnica del insecto estéril, un proyecto de la Generalitat Valenciana y el más importante de Europa.

  • Visión

    Visión

    30:16 23 nov 2019

    30:16 23 nov 2019 Evelyn Segura, bióloga, viaja a León para descubrir cómo ven el mundo los animales y cuáles son las especies con más agudeza visual. Las libélulas, por ejemplo, gracias a su increíble vista son más eficaces cazando que un león. Para el martín pescador, la peculiar anatomía de sus ojos también es la clave de su destreza a la hora de conseguir alimento. ¡Esta ave es capaz de distinguir a los peces desde el aire! En el Parque Natural de Babia y Luna, Evelyn descubre un animal que puede detectar a sus presas a dos quilómetros de distancia y distinguir a una hormiga desde lo alto de un edifico de diez plantas. Josep del Hoyo, el editor de la mayor y más detallada obra sobre aves del mundo, el Handbook of the Birds of the World, explica la asombrosa visión de las rapaces.

  • 1:59 16 nov 2019 Uno de los animales más antiguos que existen bajo el agua es el esturión, un auténtico fósil viviente. Apareció hace 200 millones de años y coexistió con los dinosaurios. Formaba parte de la fauna habitual del Guadalquivir, pero la sobrepesca, la construcción de presas y la contaminación de las aguas provocó su extinción del medio natural hace más de 30 años.

  • Fósiles vivientes

    Fósiles vivientes

    25:44 16 nov 2019

    25:44 16 nov 2019 Evelyn Segura, bióloga, descubre en Andalucía el extraordinario mundo de los fósiles, pero ¡vivos!, seres que han evolucionado muy poco a lo largo del tiempo. En la Sierra de Grazalema, en Cádiz, existen árboles cuyo origen se remonta a tiempos inmemoriales, los pinsapos, una especie que desciende ni más ni menos que de abetos de la época de los dinosaurios y hoy ¡sólo existe en la península ibérica!. En la Laguna de Fuente de Piedra, en Málaga, vemos a unos animales con tres ojos, los triops, unos fósiles vivientes de aspecto casi extraterrestre. Evelyn también desvela qué especie de río coexistió con los dinosaurios y revela qué animal habita en el planeta desde hace 500.000 millones de años. Isaac Casanovas, uno de los mejores especialistas en roedores fósiles de nuestro país, explica por qué las ardillas son auténticos fósiles vivientes.

  • Nocturnos

    Nocturnos

    30:48 09 nov 2019

    30:48 09 nov 2019 Evelyn Segura, bióloga, viaja a La Palma para adentrarse en los misterios de la noche y sus criaturas nocturnas. El cielo de esta isla de las Canarias es uno de los menos contaminados del mundo y, por eso, su hábitat es ideal para muchos animales nocturnos. La naturaleza ha dotado a estas especies de extraordinarias características para moverse a sus anchas en ambientes con escasa luz. En este capítulo Evelyn desvela cómo caza el búho chico en la más completa oscuridad, y explica el fascinante sistema de ecolocalización de los murciélagos que les permite, por ejemplo, detectar un minúsculo insecto sin ni siquiera haberlo visto. Iñaki Relanzón, fotógrafo de naturaleza, nos enseña la complejidad de fotografiar aves rapaces nocturnas, y Silvia Fajardo, bióloga y una de las máximas expertas en quirópteros en nuestro país, explica por qué la mayoría de las especies de murciélagos se muestran activas durante la noche.

  • Seductores

    Seductores

    26:44 02 nov 2019

    26:44 02 nov 2019 Evelyn Segura, bióloga, visita els Aiguamolls de l'Empordà, en Girona, donde descubre las estrategias de seducción más espectaculares del reino animal. En la naturaleza suelen ser las hembras las que eligen, mientras los machos invierten sus esfuerzos en seducirlas mostrando todos sus encantos. Algunos despliegan toda su belleza para captar la atención de las hembras, otros recurren al baile seductor, como el caballito de mar. Durante el cortejo, el macho gira alrededor de la hembra y, a menudo, entrelazan sus colas. Muchas especies de aves invierten una gran cantidad de energía en el cortejo como el somormujo lavanco, que recoge plantas acuáticas para convencer al otro de que es un buen partido. El sapo corredor, en cambio, confía en sus dotes cantoras para ligar. El oído, la vista, pero también el sentido del olfato juega un papel muy importante en la seducción. Laura López-Mascaraque, presidenta y cofundadora de la Red Olfativa Española, nos habla sobre el poder de las feronomas, unas sustancias químicas que el oso polar, por ejemplo, capta a muchos quilómetros y le ayudan a localizar a la hembra.

  • Arquitectos

    Arquitectos

    28:22 26 oct 2019

    28:22 26 oct 2019 Evelyn Segura, bióloga, viaja hasta el Parque Natural de Cornalvo, en Mérida, para descubrirnos a asombrosos arquitectos del reino animal. Muchos animales descubrieron la arquitectura hace millones de años, creando bellas y complicadas formas donde vivir y asegurar su supervivencia.

  • Cavernícolas

    Cavernícolas

    27:12 19 oct 2019

    27:12 19 oct 2019 Evelyn Segura, bióloga, nos descubre los seres más extraordinarios que habitan en las cavernas. Visita la isla del Hierro, en las Canarias, la zona más rica del mundo en animales cavernícolas. En sus cuevas viven arácnidos como la araña agraecina canaeriensis, que caza a sus presas a la carrera, sin necesidad de telaraña. Evelyn nos desvela por qué la mayoría de cavernícolas son diminutos, ciegos y carecen de pigmentación, y nos explica cómo las especies ciegas detectan a sus presas. También entrevista al entomólogo Pedro Oromí, una eminencia mundial en la investigación de especies cavernícolas, que hasta ha dado nombre a uno de ellas, la araña troglohyphantes oromii. Este investigador nos explica por qué estas criaturas son más longevas que sus homólogas del exterior.

  • Venenosos

    Venenosos

    28:35 12 oct 2019

    28:35 12 oct 2019 Evelyn Segura, bióloga, nos descubre los animales más tóxicos del mundo. Serpientes, arañas o escorpiones son quizás las criaturas venenosas más conocidas, pero en el planeta habitan nada menos que unas ¡100.000 especies capaces de producir toxinas! Evelyn viaja hasta la comarca de los Monegros, en Huesca. Su clima extremadamente seco es precisamente lo que permite la existencia de animales tan peligrosos como los alacranes, una de las criaturas más tóxicas que existen. Evelyn también nos desvela dónde habitan más especies venenosas, bajo el mar o en tierra firme, y entrevista a la investigadora Meritxell Teixidó, del Institut de Recerca Biomèdica, en Barcelona. Es uno de los pocos centros en el mundo que estudian los péptidos del veneno de escorpiones y abejas para hacer llegar fármacos al cerebro.

  • Superpoderes

    Superpoderes

    29:36 05 oct 2019

    29:36 05 oct 2019 Evelyn Segura, bióloga, descubre los extraordinarios superpoderes de algunos animales, seres extraordinarios con capacidades que exceden con creces a las humanas y que incluso les sacarían los colores a más de un superhéroe.

  • 1:00 17 sep 2019 Los tardígrados miden apenas medio milímetro de longitud y viven en la película de agua que cubre musgos, líquenes o helechos, aunque también habitan mares y ríos. Por su aspecto, se conocen popularmente como osos de agua y son uno de los animales más resistentes del planeta. Pueden sobrevivir en ambientes extremadamente estresantes y a temperaturas cercanas al cero absoluto, es decir, ¡a unos 270 grados bajo cero! También soportan la presión de las profundidades de los océanos.  

  • 00:40 07 ago 2019 Vuelve ¡Qué animal!, una serie documental de divulgación científica de La 2 en el que la bióloga Evelyn Segura viaja por los rincones más icónicos de nuestro territorio para desvelarnos las capacidades más extraordinarias de los animales. Descubriremos fósiles vivientes, especies con superpoderes, animales cavernícolas, acorazados, invasores, arquitectos, inteligentes, seductores, nocturnos, venenosos, veloces, con singularidades visuales y dedicados por completo a sus crías.

  • Especial Sonido

    Especial Sonido

    28:41 29 dic 2018

    28:41 29 dic 2018 ¡Qué animal! viaja en el último programa de la temporada por el increíble mundo sonoro de la comunicación animal. En este capítulo desvelamos en qué ave se inspiró Chaikovski para componer una de sus obras más famosas, cómo oyen los peces si no tienen orejas y si pueden revelarnos los grillos la temperatura ambiental. Además, retamos al imitador Carlos Latre a emular el sonido de distintos animales.

  • Islas Cíes

    Islas Cíes

    33:04 22 dic 2018

    33:04 22 dic 2018 ¡Qué animal! viaja hasta las Islas Cíes, en Pontevedra, para encontrar animales que no son siempre lo que parecen. Las Cíes se encuentran en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas Gallegas y tiene una superficie total de más de 8.000 hectáreas de las que el 86% es agua. En este capítulo descubrimos qué ave bucea hasta 45 metros de profundidad, qué especie marina fabrica un adhesivo tan potente como el cemento, si existe algún reptil sin patas que no sea una serpiente y si es realmente un pingüino el pingüino gallego. Además, retaremos al Mag Lari a hacer aparecer un cormorán moñudo de la nada.

  • 6:24 15 dic 2018 Ramoncín es una de las figuras más relevantes del rock nacional. En la entrevista nos explica con qué pájaro del Moncayo se identifica más, con el roquero solitario o con el roquero rojo.

  • Moncayo

    Moncayo

    28:26 15 dic 2018

    28:26 15 dic 2018 ¡Qué animal! viaja hasta el Moncayo, una montaña entre Zaragoza y Soria que destaca en su entorno llano. Gracias a su altitud, podemos sentir varios climas diferentes. Existen desde encinas mediterráneas a sus pies hasta restos de circos glaciares en su corona. En este capítulo desvelamos cuál es el ave más rápida entre las ramas de los árboles, qué animal con cuernos ladra como un perro y descubrimos si habitan en España culebras de más de dos metros. Además, sabremos qué tienen en común un pequeño pájaro del Moncayo y el cantante de rock Ramoncín.

Mostrando 1 de 4 Ver más