Presentado por: Evelyn Segura Dirigido por: Judith Fernández Escobar

'¡Qué animal!' es la nueva serie documental de La 2, en la que la bióloga Evelyn Segura viaja a los rincones más icónicos de nuestro territorio para descubrirnos los misterios de la fauna y de la flora autóctonas. Con ¡Qué animal! podremos entender tanto a los animales como a nosotros mismos. Tanto es así que en cada capítulo compararemos la habilidad de una de las especies protagonistas con la de un personaje famoso. Símiles con un trasfondo de humildad para los humanos, a la vez que muy estimulantes: ¿podremos algún día entender e imitar los logros de los animales?

4491635 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos ¡Qué animal! - Ordesa y el Monte Perdido (Huesca)  - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué ave guarda en su despensa brochetas de insectos?

¿Puede una marmota predecir el tiempo con mayor precesión

que la meteoróloga Mónica López?

¿Qué anfibio se siente en las frías aguas del deshielo

como pez en el agua?

¿Por qué se extinguió el bucardo?

(Música cabecera)

"Un paisaje como el de Ordesa, impresiona a todos.

Por oscuras que sean sus aguas, siempre reflejan el cielo".

Son palabras de Pedro Pidal, comisario de parques nacionales.

Las pronunció el 14 de agosto de 1920,

el día que se inauguró oficialmente

el Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido, en Huesca.

Limita por el norte

con el Parque nacional de los Pirineos en Francia.

(Música)

Es el segundo Parque nacional que se declaró en España, en 1918.

Solo 25 días después del de Covadonga.

Su diversidad biológica es enorme y una complicada historia geológica,

lo ha convertido en una zona de contrastes.

(Música)

Mientras que los valles rebosan de agua...

En las zonas altas domina la aridez.

Un territorio que el hielo ha esculpido.

Algunos glaciares todavía resisten el calentamiento global.

La riqueza de la fauna pirenaica

se debe a la gran variedad de paisajes.

El clima hostil y la dificultad de acceso

para el ser humano a las cotas más altas,

también ha contribuido a su preservación.

En los habitats alpinos y subalpinos de este Parque,

se han catalogado hasta el momento un total de 4 especies de peces,

7 de anfibios, 13 de reptiles, más de 50 mamíferos, y al menos,

80 aves nidificantes.

Algunos de los animales más emblemáticos de estas montañas

son el quebrantahuesos y el rebeco, que hemos conocido ya

en el Parque nacional de los Picos de Europa.

Hoy intentaremos descubrir otros habitantes

que esconde este paraíso.

El río Bellos ha excavado el cañón de Añisclo

a lo largo de miles de años.

Empieza en un circo de origen glaciar

que encontramos unos kilómetros más arriba,

no muy lejos de la cima más alta de este Parque, el Monte Perdido.

Aunque sea maciza, la roca caliza que forma el cañón

y el mismo Monte Perdido, es bastante soluble en agua.

Eso explica la profundidad de los valles

y los múltiples saltos de agua.

Las aguas limpias de Ordesa,

alojan una especie muy exigente y endémica de esta zona.

El tritón de los Pirineos.

A este anfibio le gustan los fríos arroyos de montaña.

Si el verano es muy caluroso,

el tritón pirenaico se aletarga dentro del agua,

ya que no soporta temperaturas demasiado elevadas

de forma continua.

(Música)

Es reófilo, es decir, le gusta moverse en las corrientes

y se orienta siguiendo su dirección.

Los ejemplares adultos suelen esconderse bajo las piedras

para pasar desapercibidos ante los depredadores.

Se les distingue porque a menudo presentan

una franja dorsal amarilla.

Su apareamiento es muy curioso;

cuando un macho encuentra a una hembra,

la captura con su cola y la agarra con fuerza.

Este abrazo, habitual en los anfibios,

se conoce como "amplexus"

y en esta especie, puede durar más de un día.

El objetivo es fijar los espermatóforos a la hembra,

evitar que se los lleve la corriente y así, facilitar la fecundación.

Las especies ectotérmicas,

popularmente llamadas "de sangre fría",

viven en zonas reducidas y requieren hábitats muy estables.

Son las que peor pueden afrontar el cambio climático,

por eso, el futuro de este anfibio es incierto.

Un estudio científico de la Universidad de Lleida

y el Instituto de Biología Evolutiva del CSIC,

advierte de la reducción del hábitat el tritón pirenaico

a causa del calentamiento global.

Esta pérdida de territorio provoca

que el número de ejemplares disminuya.

Eso limita su variabilidad genética y amenaza aún más su supervivencia.

Una especie ya desaparecida

y de la que podemos documentar su extinción, es el bucardo,

un tipo de cabra montesa.

El último ejemplar vivo, al que llamaban Laña,

se expone en el centro de visitantes del Parque de Ordesa.

(Música)

La historia del bucardo es una muestra de la desidia

y la irresponsabilidad humana.

La caza intensiva a la que se sometió a este animal

durante los siglos IXX y XX en el Pirineo,

dejó la población tan diezmada, que cuando se intentó reaccionar

ya era demasiado tarde.

Era la crónica de una muerte anunciada

ya a mediados del siglo pasado.

Los riscos de Ordesa fueron el último refugio del bucardo.

En los años 70, solo quedaban unos 25 individuos.

En 1995, solo tres hembras.

Su extinción era inevitable.

El 6 de enero del año 2000, los guardas del parque encontraron

el último ejemplar muerto bajo el tronco de un árbol caído.

Desde que Laña murió, se han llevado a cabo

algunos intentos para clonar esta especie

a partir de sus tejidos congelados, pero no se ha conseguido.

Su ADN se insertó en óvulos de cabra montesa.

En 2003 llegó a nacer una cabrita, pero murió a las pocas horas.

Más allá de las dificultades técnicas de la clonación,

hay aspectos éticos a tener en cuenta si se intenta

"desextinguir" una especie. Si sobreviviese una cría,

su baja diversidad genética la condenaría probablemente,

a una segunda extinción. ¿Merece la pena intentarlo?

En el otro extremo de la situación del bucardo,

se encuentra la marmota.

Desapareció de los Pirineos hace unos 15 000 años,

pero en 1948 se reintrodujo en la vertiente francesa.

Desde entonces, su población no ha parado de crecer

y es fácil observarlas correteando por las zonas más altas del parque.

(Silbidos)

Aunque a menudo las oímos antes de verlas.

(Silbidos)

Cuando perciben algún peligro,

emiten unos agudos silbidos para prevenir a sus congéneres.

Se agrupan en familias, formadas por una pareja y sus crías

y pasan el invierno dentro de grandes madrigueras.

En el Pirineo las podemos encontrar hasta casi 3000 metros de altitud.

El denso pelaje y una gruesa capa de grasa,

las protegen de las bajas temperaturas.

(Música)

Las marmotas ocupan las zonas de pastizales alpinos,

los márgenes de los pedregales y casi cualquier espacio abierto

por encima del nivel del bosque.

Los machos adultos pesan unos cuatro kilos y medio en otoño,

pero pierden mucho peso durante la hibernación.

Al llegar la primavera están hambrientas y salen

a buscar plantas para comer. En libertad, viven unos 15 años.

Si hay alguna marmota longeva en el mundo esta es sin duda

Punxsutawney Phil, en Estados Unidos.

Según los organizadores del Día de la Marmota,

tiene 130 años.

(HABLAN EN INGLÉS)

Cada 2 de febrero sale puntualmente de su madriguera

para anunciar el final del invierno.

Ese día, los miembros del Inner Circle piden a Phil

que haga su predicción.

Según la tradición, si Phil ve su sombra, es decir,

ese día hace sol, significa que todavía quedan

seis semanas de crudo invierno.

En cambio, si no la ve, es que la primavera está al caer.

Por suerte, nosotros no necesitamos a Phil,

contamos con buenos meteorólogos.

En la primavera climatológica...

Mónica López, dirige el departamento del tiempo de RTVE

desde el año 2008, pero trabaja como meteoróloga

en los medios de comunicación desde 1997.

Así que, este año, cumple los 20 en esta profesión.

Mónica, tú que eres meteoróloga, ¿sabes si tiene alguna

base científica la tradición de Punxsutawney Phil?

¿Hay algún riesgo de que os quite el trabajo?

A ver, que el tiempo que hace un día concreto marque el futuro,

es muy poco probable, con lo cual, a ese nivel, no.

Pero sí que es cierto que la tradición,

¿qué es lo que dice? Dice que si la marmota sale

y ve su sombra, se asusta y se vuelve hacia dentro,

y significa que va a seguir haciendo frío.

En cambio, si sale, no ve su sombra,

quiere decir que el cielo está tapado

es que el invierno ya se ha acabado.

Normalmente, los anticiclones de invierno,

son anticiclones que duran muchos días.

Entonces, es posible, que si el 2 de febrero

sales a la calle y el cielo está despejado, eso signifique

que podamos tener frío, cielo despejado, por la noche frío

y demás, durante muchos días. Pero vamos, esa sería la única base

científica que tendría, con lo cual,

no creo que una marmota nos pueda quitar el trabajo.

¿De dónde viene esta tradición? ¿Cuál es su origen?

En origen de las tradiciones,

es como el origen de los refranes, ¿no?

De hecho, nuestra marmota es la Candelera o la Candelaria.

En España, también hay muchos refranes que hacen referencia

al mismo fenómeno. En catalán, por ejemplo, hay un refrán que dice:

"si la Candelera riu, el fred és viu",

si la Candelera se ríe, el frío sigue vivo, ¿no?

Y es la misma idea de la marmota.

Es un poco lo que te decía antes, es cuestión de observación.

Los refranes son observación de la naturaleza

y ver qué consecuencias tiene día tras día, año tras año.

Vendría más o menos a decir lo mismo,

que si en invierno, pleno invierno,

principios de febrero, tienes un tiempo muy estable,

puede ser que siga más.

A los meteorólogos os oímos hablar mucho de modelos

para vuestras predicciones meteorológicas, ¿qué son?

Necesito un ordenador para contarte. Mira, ven.

Para saber el tiempo que va hacer mañana,

necesitamos saber el tiempo que hace hoy.

Lo primero que hacemos es ver con imágenes por ejemplo,

de satélite o con datos de estaciones meteorológicas

cuál es el tiempo que está haciendo en ese momento.

Entonces, esa información se mete en una especie de caja negra

donde lo que tenemos es modelizada la atmósfera, es decir,

con ecuaciones, sabemos cómo se comportan normalmente

las masas de aire, las temperaturas, etc.

Entonces, esa caja hace los cálculos con esos datos iniciales

que yo le he metido y me da como resultado

mapas como por ejemplo, el mapa de isobaras

que sacamos todos los días en la tele o mapas de temperatura en altura.

El trabajo de meteorólogo, ¿cuál es? Ver estos mapas y decidir

con esas variables, dónde va a haber precipitaciones,

dónde no, dónde va a hacer más calor, dónde va hace más frío.

Antes comentábamos que en Ordesa, el cambio climático puede suponer

una amenaza para el tritón de los Pirineos.

A pesar de las evidencias, sigue habiendo personas

que cuestionan que realmente se esté produciendo,

¿crees que somos conscientes de la amenaza que supone

para nuestros ecosistemas?

Yo creo que cada vez somos más conscientes y además,

cada vez tenemos más evidencias de que el clima está cambiando.

Por ejemplo, en España, han cambiado los patrones de precipitación.

Si miramos cómputos totales no vemos variaciones en los últimos

30, 60 años pero sí que la lluvia cae de una forma diferente.

Antes en muchas zonas interiores del país

la lluvia más abundante era lluvia de primavera.

Tú imagínate eso, la lluvia de primavera

cómo es para el cultivo, cómo es de importante para los ecosistemas.

En cambio, esa lluvia se ha convertido en lluvia de otoño.

No tiene nada que ver el ciclo de la vida de un cereal

si la lluvia buena le cae en primavera o le cae en otoño,

y esa ya es un cambio que se ha producido.

Esas cosas ya la gente empieza a interiorizarlas.

Bueno, Mónica, un placer. Muchísimas gracias.

Ahora me tengo que volver a Ordesa, pero perdona que te asalte,

¿qué tiempo me voy a encontrar?

Como lo tenía previsto porque todo el mundo lo hace,

te lo he estado mirando; no vas a tener muchas nubes

y la temperatura entre los cinco y los siete.

Fresquito, o sea me abrigo un poco, ¿verdad?

Sí. Vale, genial.

6° y cielo despejado, esta sí que es una predicción precisa.

Es primavera en Ordesa y hay una especie que justo ahora,

sale a buscar pareja.

Las zonas montañosas con bosques claros de conífera,

son el hábitat del urogallo o gallo de monte.

Es una especie silenciosa casi todo el año,

pero al llegar la época de celo, se deja oír para atraer

a las hembras con un sonido característico.

(Canto del urogallo)

Se ha comprobado que durante los momentos cumbre

del canto nupcial, los machos no oyen.

Su propio canto les ensordece.

Era en este momento cuando los cazadores

aprovechaban para abatirlos.

Esta pérdida momentánea del oído dio lugar a un triste dicho:

"El urogallo muere cuando se enamora".

Como en el caso del bucardo, fue una especie perseguida

por los cazadores hasta que se prohibió su captura en 1979.

Hoy en día, es difícil de ver.

En la península ibérica existen dos subespecies de urogallo,

las dos amenazadas. Además de la del Pirineo,

está la del cantábrico, en grave peligro de extinción.

Actualmente, se trabaja en un programa de conservación

para que esta ave siga presente en las montañas del norte de España.

El Monte Perdido es el techo de este Parque,

con más de 3000 metros de altitud. Custodiado por los picos

Soum de Raimond y el Cilindro, estas tres cimas forman

el macizo de As Tres Serols y cuenta la leyenda que tienen

un origen mágico.

(VOZ EN OFF) "Atlan era un hombre de una fuerza colosal

y de carácter solitario que vivió antaño en Ordesa.

Con sus propias manos, construyó un castillo con cuatro grandes torres

custodiadas por magnificas bestias talladas en piedra.

Los lugareños lo tenían por mago y temían que con su magia,

Atlan diera vida a las fieras.

Así que un mal día, un forastero acabó con su vida.

Inmediatamente se desató una terrible tormenta

y un rayo fulminó al asesino.

Ese mismo rayo provocó que los montes se abrieran

y que en el centro quedara en pie, como si tratase de Atlan,

la gran mole del Monte Perdido.

Desde entonces, vigila al Parque desde las alturas".

En las zonas más altas del macizo encontramos una especie fascinante,

una verdadera reina del camuflaje: la perdiz nival.

Es una gallinácea, como el urogallo.

Está perfectamente adaptada a las zonas nevadas.

Una capa de grasa bajo la piel y las patas emplumadas,

impiden la pérdida de calor.

(Música)

Con sus potentes uñas, escarba en la nieve más dura

en busca de alimento.

Gracias a su plumaje blanco, se funde con el paisaje.

Pero en verano, con la roca a la vista

en gran parte de las montañas, sería un blanco perfecto para zorros

y águilas reales, algunos de sus depredadores.

La solución: cambiar de vestido.

En primavera y verano la perdiz luce unas plumas grises y marrones

que le permiten confundirse con el roquedo.

Como en el caso del tritón, el cambio climático amenaza

a la perdiz nival; la nieve se retira cada vez más pronto

pero la perdiz mantiene invariable su patrón de muda.

(Música)

La evolución es un proceso lento

y el cambio climático es demasiado rápido

para que algunas especies se adapten a él.

Un ejemplo clásico de cómo los cambios en el ambiente

condicionan la supervivencia de las especies

es el de la mariposa del abedul. Tiene dos formas; una clara

y otra melánica, más oscura.

A pesar de la diferencia de color, son la misma especie.

En los bosques de abedules de Inglaterra

de principios del siglo XIX, las formas claras se mimetizaban

bien con la corteza de los árboles.

Las oscuras, en cambio, eran muy visibles a los pájaros,

por eso su número era más reducido.

Pero con la revolución industrial, los bosques ingleses cerca

de las fábricas se llenaron de hollín

y se oscurecieron los troncos.

De esta forma, las mariposas oscuras pasaban más desapercibidas

y las aves se cebaban con las claras.

Por consiguiente, su población disminuyó.

Como en el caso de la perdiz nival, la mariposa del abedul es otro

ejemplo de cómo los cambios ambientales demasiado rápidos

ponen en peligro a las especies.

Incluso un buen camuflaje

podría dejar de serlo si las circunstancias cambian.

Este mecanismo de defensa,

es un campo de investigación muy activo.

Un estudio realizado en 2013 entre la Universidad de Exeter

y la de Cambridge, en Reino Unido, se centró determinar la eficacia

de distintas estrategias de camuflaje de los animales

y cómo evitan que los depredadores las aprendan.

Utilizaron a humanos como modelos de depredador.

Veamos una versión simplificada del estudio.

¿Cuánto tardarán nuestros depredadores voluntarios

en detectar los animales escondidos en estas imágenes?

Una estrategia es confundirse con el paisaje.

(Música)

La verdad es que no veo gran cosa.

No estoy segura, parece un animal.

Pero no, no sé ver el animal que es.

Veo que destaca algo en el tronco.

No veo el bicho.

No sé si lo tengo.

Pues no lo sé, la verdad. -Lo tengo.

Otra, presentar coloraciones disruptivas

que desdibujen el contorno.

(Música)

Aquí seguro que habrá un insecto hoja, pero...

Es un poco complicado, ¿eh?

No lo veo.

Yo diría que es un animal marino.

A ver si te dejas ver por aquí.

Yo veo unos pimientos verdes, de momento.

Creo que me rindo con este.

Me rindo. -Ahora he visto a algo que destaca

un poco en el medio.

Creo que lo tengo.

Lo tengo.

Y una tercera estrategia, son los patrones de distracción

que desvían la atención del depredador.

Hombre, claro, es que esto, es tan obvio.

Pero seguro que hay truco aquí, hay unos ojos.

Lo tengo, esto es mucho más fácil.

Vale, ya lo tengo.

Vale, pues ahí veo dos insectos.

En nuestra prueba la mariposa búho,

que utiliza un patrón de distracción,

es la que más fácilmente se ha detectado.

En cambio, la rana, que se confunde con el entorno,

ha costado más distinguirla.

Finalmente, el gueco, con su coloración disruptiva,

es el que mejor ha conseguido mimetizarse.

Se ha demostrado que con el tiempo, los depredadores son capaces

de aprender las técnicas de camuflaje.

Por lo tanto, no solo será importante pasar desapercibido,

sino que no se descubra el truco.

Gracias al dibujo de su dorso,

el áspid, se camufla bien entre la vegetación.

Aunque el clima de Ordesa pueda parecer poco propicio

para un reptil, no lo es para esta víbora;

la más grande de toda la península ibérica.

La podemos encontrar a casi 2600 metros de altura.

La víbora áspid tiene una gran capacidad de adaptación.

Puede vivir tanto en los canchales, en los bosques de coníferas

y prados alpinos como en los bosques de ribera

de las cotas más bajas.

Los ejemplares de alta montaña toleran temperaturas bastante bajas

aunque su periodo de actividad

se reduce a cinco o seis meses al año.

Como todos los reptiles, depende del calor del sol

para activar su metabolismo.

Su cabeza triangular y el hocico un poco levantado,

son algunos de sus rasgos característicos.

Como todas las víboras, su mordedura es venenosa.

Utiliza el veneno para matar a sus presas

antes de tragarlas enteras.

Aunque si mordiera a una persona adulta no sería muy grave,

lo mejor es dejarla tranquila si nos cruzamos con alguna.

Sola ataca cuando se siente amenazada.

A pesar de no medir más de un palmo, por estos parajes vuela un ave

que no se amedrenta ante presas mucho mayores que ella.

El alcaudón dorsirrojo es una pequeña ave del tamaño

de un gorrión que se alimenta principalmente de insectos,

aunque también caza pequeños mamíferos y reptiles.

Como todos los alcaudones, tiene un particular sistema

de guardar provisiones.

Ensarta sus prensas en ramas de arbustos espinosos

como si fueran brochetas que convierte en su despensa.

Así, cuando le apetece un bocado, no tiene que salir a por él.

Su comportamiento le ha valido el apodo de "pájaro carnicero ".

El dorsirrojo, pese a su pequeño tamaño,

realiza un viaje increíble hasta llegar aquí.

Vuela hasta la península ibérica en verano,

después de un largo recorrido desde el sureste de África.

Se ha observado que no elige la ruta más corta,

sino que da un largo rodeo y pasa por la península arábiga,

Turquía, Grecia e Italia hasta llegar a España.

En su vuelta a África, en cambio, toma una ruta más directa.

En su periplo de más de 20 000 km hasta la península,

sobrevuela tres continentes y recorre 4000 km de desierto.

A los pocos días de llegar a Europa,

la hembra pone entre cinco y seis huevos.

Las crías abandonan el nido a las dos semanas,

Pero durante algún tiempo,

todavía dependen de sus padres para alimentarse.

Los ecosistemas alpinos y subalpinos como los que encontramos en Ordesa,

son especialmente sensibles a las alteraciones.

Si no queremos que especies como el tritón de los Pirineos,

la perdiz nival o el urogallo tengan el mismo triste final

que el del bucardo y que las futuras generaciones

las puedan conocer, la lucha contra el cambio climático

debe ser una prioridad inexcusable.

(Música créditos)

¡Qué animal! - Ordesa y el Monte Perdido (Huesca)

27:04 24 feb 2018

¡Qué animal! recorre esta semana Ordesa y el Monte Perdido, en Huesca, el segundo parque nacional que se declaró en España. Su biodiversidad biológica es enorme, una complicada historia geológica lo ha convertido en una zona de contrastes.

¡Qué animal! recorre esta semana Ordesa y el Monte Perdido, en Huesca, el segundo parque nacional que se declaró en España. Su biodiversidad biológica es enorme, una complicada historia geológica lo ha convertido en una zona de contrastes.

ver más sobre "¡Qué animal! - Ordesa y el Monte Perdido (Huesca) " ver menos sobre "¡Qué animal! - Ordesa y el Monte Perdido (Huesca) "

Los últimos 55 documentales de ¡Qué animal!

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 5:18 pasado sábado La compositora y cantante Eva Amaral se somete a un divertido juego sobre curiosidades relacionadas con el mirlo, un ave fácilmente reconocible por la melodía de su canto. ¿Adivinará Eva si son ciertas o falsas las preguntas planteadas por el presentador y biólogo Pere Figuerola? Además, retamos a Eva a cantar como los mirlos.

  • 1:17 pasado sábado Para fabricar una nube en casa tan solo es necesario un tarro de cristal, agua, una bolsa de hielo y una cerilla. El agua caliente se eleva en forma de vapor y choca con el aire frío que desprende la bolsa de hielo. De esta manera, el agua se condensa y forma minúsculas gotas líquidas que crean una nube

  • Garajonay

    Garajonay

    33:53 pasado sábado

    33:53 pasado sábado ¡Qué animal! recorre esta semana de la mano del biólogo Pere Figuerola la isla de La Gomera, destacando el Parque Nacional de Garajonay. Pasearemos por el paisaje más característico de la isla, los bosques de laurisilva. Veremos tres especies diferentes de escarabajos.

  • Teide

    Teide

    31:33 01 dic 2018

    31:33 01 dic 2018 Esta semana el programa recorre de la mano del biólogo Pere Figuerola la isla de Tenerife, destacando el Parque Nacional del Teide. Explicará cómo los animales han adaptado sus sistemas respiratorios a las diferentes concentraciones de oxígeno.

  • Montseny

    Montseny

    24:25 24 nov 2018

    24:25 24 nov 2018 ¡Qué animal¡ visita el Parc Natural del Montseny, en la provincia de Barcelona. Descubriremos el ciclo del sueño en diferentes animales que viven en el Montseny: el lirón gris, el tritón del Montseny la liebre europea y la musaraña.

  • 2:26 17 nov 2018 Para los animales que ponen huevos, la cáscara supone una barrera de protección ante posibles depredadores. Con un sencillo experimento podremos ver qué se esconde bajo la cáscara de un huevo ¡sin romperlo!. Y para darle más glamour, haremos que brille en la oscuridad

  • 5:01 17 nov 2018

  • Aigüestortes

    Aigüestortes

    27:55 17 nov 2018

    27:55 17 nov 2018 ¡Qué animal! viaja al Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, en Lleida, un parque de alta montaña con cimas de más de 3000 metros. Los glaciares que cubrían media Europa hace 50.000 años modelaron el perfil de sus montañas. En este capítulo desvelamos qué serpiente pare a sus crías, por qué el alimoche come excrementos y qué tamaño tiene el huevo de un dinosaurio de 15 metros. También descubrimos quién soporta mejor las bajas temperaturas, el mochuelo boreal o el alpinista vasco Juanito Oiarzabal.

  • Doñana

    Doñana

    30:31 10 nov 2018

    30:31 10 nov 2018 ¡Qué animal! viaja al Parque Nacional de Doñana, el mayor humedal de toda Europa. En este capítulo desvelamos por qué guarda la hembra de la tortuga mora el semen del macho durante 4 años, qué animal tiene un corazón que bombea 1.200 veces por minuto y qué ave ha conseguido adaptarse tanto al frío ártico como al calor tropical. Retamos también al prestigioso chef vasco Juan Mari Arzak a identificar los alimentos por el olfato, como la culebrilla ciega.

  • Fauna urbana

    Fauna urbana

    26:55 03 nov 2018

    26:55 03 nov 2018 ¡Qué animal! viaja a Madrid y Barcelona para descubrir qué animales se han adaptado mejor a las grandes urbes. En este episodio descubrimos si las ratas tienen remordimientos, si es cierto que a los ratones les chifla tanto el queso, desvelamos qué ave construye nidos de hasta 50 kg y si las palomas pueden detectar enfermedades humanas. Retamos también a las gimnastas del equipo olímpico español a ser tan flexibles como las cucarachas.

  • Urdaibai

    Urdaibai

    29:23 27 oct 2018

    29:23 27 oct 2018 ¡Qué animal!' viaja al País Vasco para descubrir Urdaibai, reserva de la biosfera, una ría que se extiende desde Gernika hasta el mar, en el estuario del río Oka. En este capítulo descubrimos qué animal es capaz de transmitir su canto a miles de quilómetros de distancia, a qué reptil se le atribuyó en la antigüedad el poder de resucitar a los muertos y si suele una golondrina cambiar de pareja. Compararemos también la obra efímera de la prestigiosa arquitecta italiana Benedetta Tagliabue con el nido del ratón espiguero.

  • Tablas de Daimiel

    Tablas de Daimiel

    31:41 20 oct 2018

    31:41 20 oct 2018 ¡Qué animal! recorre el Parque de las Tablas de Daimiel, un espacio que alberga el último ecosistema de tablas fluviales que queda en la península ibérica. En este capítulo descubrimos qué animal esconde en sus genes el secreto de la inmortalidad, cuál es el arma letal que utilizan los sapos y las ranas contra sus presas, y qué hacía un pariente de los elefantes en Ciudad Real hace 3 millones de años. El humorista David Guapo nos desvelará si puede ser tan seductor como el ave combatiente

  • 00:18 18 oct 2018 ¡Qué animal! es una serie documental de divulgación científica de La 2, en la que los biólogos Evelyn Segura y Pere Figuerola viajan a los rincones más icónicos de nuestro territorio para descubrirnos las curiosidades más increíbles sobre la fauna y la flora autóctonas. Con ¡Qué animal! podemos entender tanto a los animales como a nosotros mismos. Tanto es así que en cada capítulo comparamos la habilidad de una de las especies protagonistas con la de un personaje famoso. Símiles con un trasfondo de humildad para los humanos, a la vez que muy estimulantes: ¿podremos algún día entender e imitar los logros de los animales?. Es un programa de divulgación científica diferente en el que Evelyn y Pere nos explican, además, recientes logros de la ciencia, realizan experimentos y nos descubren mitos y leyendas de nuestro entorno natural.

  • 1:28 18 oct 2018 Qué animal! es una serie documental de divulgación científica de La 2, en la que los biólogos Evelyn Segura y Pere Figuerola viajan a los rincones más icónicos de nuestro territorio para descubrirnos las curiosidades más increíbles sobre la fauna y la flora autóctonas. Con ¡Qué animal! podemos entender tanto a los animales como a nosotros mismos. Tanto es así que en cada capítulo comparamos la habilidad de una de las especies protagonistas con la de un personaje famoso. Símiles con un trasfondo de humildad para los humanos, a la vez que muy estimulantes: ¿podremos algún día entender e imitar los logros de los animales?. Es un programa de divulgación científica diferente en el que Evelyn y Pere nos explican, además, recientes logros de la ciencia, realizan experimentos y nos descubren mitos y leyendas de nuestro entorno natural.

  • Selva de Irati (Navarra)

    Selva de Irati (Navarra)

    27:55 07 abr 2018

    27:55 07 abr 2018 En el primer capítulo, recorremos la Selva de Irati, en Navarra. Es el segundo bosque de hayas y abetos más extenso de Europa, y alberga animales con cualidades tan increíbles como el búho, capaz de girar la cabeza 270 grados sin romperse el cuello, o el pájaro carpintero, cuyo cerebro permanece indemne a pesar de repiquetear hasta 20 veces por segundo la corteza de un árbol. Nuestra presentadora retará además al bailaor Rafael Amargo a emular con su zapateado tal velocidad. ¿Ganará el desafío? Histórico de emisiones: 14/05/2017

  • 1:29 03 abr 2018 Este animal se usaba en la antigua Grecia y en la edad Media para tratar algunas enfermedades.

  • 28:07 31 mar 2018 ¡Qué animal! recorre esta semana el parque natural de las Fragas do Eume, en A Coruña, el bosque atlántico costero más importante de Europa. Sus 9.000 hectáreas se conservan en un estado casi virgen, y albergan especies endémicas como el caracol de Quimper o la salamandra rabilarga. Además, el medallista olímpico ciego Enhamed Enhamed nos demostrará si puede orientarse como los murciélagos. Histórico de emisiones: 04/06/2017

  • 1:39 28 mar 2018 Esta semana ¡Qué Animal! se traslada hasta las Fragas do Eume, el bosque atlántico costero más importante que se conserva en Europa. En Galicia denominan “fragas" a las zonas de bosque espeso, donde la luz del sol llega tamizada por las ramas. La vegetación mantiene así la humedad y una temperatura casi constantes. En este capítulo descubriremos qué animal clava un dardo a su pareja para reproducirse, qué especie anestesia a sus presas para chuparles la sangre o el ave que bucea bajo el río para buscar alimento. En las Fragas do Eume habitan varias especies del único mamífero que puede volar: el murciélago. ¿Son realmente ciegos? En nuestra sección del experimento Evelyn comprobará cómo se orientan e incluso podremos ver el sonido. También el mejor nadador paralímpico de la historia, Enhamed Enhamed nos desvelará si puede orientarse como estos mamíferos.

  • 27:48 24 mar 2018 Las Medas, un pequeño archipiélago a escasos dos kilómetros de la Costa Brava, son un paraíso para las aves, con más de 60 especies censadas. Pero es bajo el mar donde estalla un mundo insospechado de formas y colores, con animales como el mero o el pulpo, todo un maestro del camuflaje con un cerebro tan extraordinario que lo convierte en el más listo de todos los invertebrados. Además, descubriremos si un pez puede cambiar de sexo, o si los tiburones practican el canibalismo. En el apartado de experimentos comprobaremos por qué los animales marinos pueden crecer mucho más que los terrestres sin tener que gastar demasiada energía luchando contra la fuerza de la gravedad. La invitada de esta entrega, la campeona olímpica Ona Carbonell mostrará si posee la potencia de un delfín. Histórico de emisiones: 28/05/2017

  • 1:35 23 mar 2018 ¡Qué Animal! se traslada hasta las Islas Medas, a menos de 2 kilómetros de la Costa Brava. Este archipiélago, formado por siete islotes, es uno de los refugios de fauna más importantes del Mediterráneo. Es un paraíso para las aves, con más de 60 especies censadas. Pero es bajo el mar donde estalla un mundo insospechado de formas y colores; un mundo donde habitan seres extraordinarios que descubriremos a lo largo del capítulo. En este episodio desvelaremos qué animal esconde los secretos de la inmortalidad, si un pez puede cambiar de sexo y si los pulpos aprenden a resolver problemas. También revelaremos qué animal practica el canibalismo intrauterino. En nuestra sección del experimento, comprobaremos cómo consigue la ballena, a pesar de superar las 50 toneladas de peso, mantenerse a flote. Entrevistaremos a Ona Carbonell, capitana del equipo español de natación sincronizada y campeona olímpica. ¿Tiene Ona la misma potencia de un delfín?

Mostrando 1 de 3 Ver más