www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4713498
Para todos los públicos Pura magia - T2 - Gala 7 - ver ahora
Transcripción completa

(Aplausos)

(Música)

(Vítores y aplausos)

(Vítores y aplausos)

(Música electrónica)

(Vítores y aplausos)

(Música cabecera)

(Vítores y aplausos)

Bienvenidos a "Pura magia", el programa de televisión

con más gente atravesada con espadas.

Bueno, aparte de "Águila roja".

Estamos muy contentos de esta séptima gala que ahora empezamos

porque lo hemos hecho de lujo, ¿eh?

Lo hemos hecho con cuatro concursantes de la primera edición

que han sido Marín, Borrell, Maestro y Nuel Galán.

Un aplauso para ellos.

(Aplausos)

Y ahora vamos a aplaudir a nuestros pollitos,

los pollitos de la segunda edición. ¡Que entren los concursantes!

(Música)

(Aplausos)

Aquí los tenemos, más guapos y guapas.

Cada vez quedan menos, pero, bueno, se supone que los mejores.

¿Qué tal, chicos? ¿Cómo estáis? (TODOS) Bien.

¿Bien? Así me gusta, con ganas, ¿eh?

Y tenemos, bueno, aparte de concursantes,

tenemos un jurado... El mejor, el mejor del mundo.

Fuerte el aplauso para Poty, Inés, Nina y Anthony Blake.

(Aplausos)

Poty, muchas felicidades.

Te has estrenado hoy la mar de bien, ¿eh?

¿Qué se siente al ser mago?

Mira, Lari, realmente... nosotros, los magos...

Cómo explicarlo...

(Risas)

Lo has hecho muy bien, ¿eh?

Yo para el próximo programa haré las coreografías.

Si te parece bien, ¿eh? Venga.

Inés. Hay que valorarlo.

Valóralo, valóralo.

Enhorabuena, Poty, yo creo que te deberías plantear seriamente

dedicarte a la magia y dejar el baile.

Lari, bien. Dime.

Tu pose final bien, parecías "La maja desnuda",

te sobra la ropa.

(Aplausos, risas)

Y otra cosa... A ver...

Bah, tonta, que no. Enhorabuena.

Cómo se nota que no me has visto en pelotas, ¿eh?

(Risas)

Enhorabuena, ¿eh?

El segundo mejor open de "Pura magia".

Pero ¿lo dices en serio? Sí.

Porque el primero... Lo hiciste tú.

Claro, claro. Nina y yo, por favor.

Claro.

Sí, yo como experta ya en partenaire,

te puedo decir que tienes un futuro como partenaire. Sí, sí.

Te veo. Yo me veo, ¿eh?

Yo te veo.

Oye, y te quería preguntar, ¿estás contenta?

Porque hoy al programa vuelve a actuar Abel.

(RÍE) Me extrañaba que no me preguntaras nada de eso.

Hombre. Mira...

¿Y por qué te lo pregunto? Porque lo pone aquí.

Vale.

(Risas)

Pues no te voy a contestar.

Blake, ¿cómo estás? Muy bien, estupendo.

Se acerca... No sé qué está pasando ahora.

¿Estás bien? Bueno, a ver si tú superas el reto.

Lo podrías hacer con Jordi Dalmau, por ejemplo.

¿Cómo estás? ¿Sí o no?

Yo encantado. ¿Bien?

Ya sabéis que me tenéis a vuestra entera disposición.

¿Fiebre? Fiebre ninguna.

¿Pulso? ¿De partenaire?

Yo te advierto una cosa, yo vestido gano mucho, ¿eh?

(Aplausos)

Bueno, pues a ver, si necesitas alguna instrucción de magia,

no dudes en consultar, por favor. Pregúntanos a nosotros.

Por favor, contad con ello.

Espero que os guste la coreografía que he montado hoy.

(RÍE)

Yo te quería preguntar, están sudando la gota gorda

por hacer cada vez números más espectaculares.

¿Qué les recomiendas? Que suden cataratas.

Ostras.

Porque quedan tres. Tres galas.

Y en tres galas queda uno solo. Oh, oh.

Vosotros sabéis lo que tenéis que hacer

y vosotros sabéis hasta dónde habéis apurado

todos los recursos que tenéis.

Vosotros veréis, ya no puedo decir más.

Evidentemente, cada vez...

(Aplausos)

Qué bien hablas. Tened en cuenta...

Tened en cuenta que cada vez este jurado va a ser

más duro con vosotros, evidentemente.

Sí.

No sé si este jurado, pero al menos yo sí.

Claro que sí, todo el jurado. Hombre.

Vaya puya a los otros, ¿eh?

Bueno, vamos a continuar porque resulta

que después de cada semana, de cada gala,

tenemos una reunión con los alumnos en la escuela,

analizamos cómo ha ido la gala,

y esta semana además les hemos explicado normas nuevas.

Buenos días.

(Aplausos)

¿Os ha parecido una entrada así, espectacular?

¿Cómo estáis? (TODOS) Bien.

¿Y los que faltan dónde están? Ah, en sus casas. Bueno.

Os repito lo que os dije la semana pasada,

hay que intentar trazar estrategias.

Eso no os convierte en malos compañeros.

Edgard, esta semana como premio te vamos a dar una cosa muy bonita,

una cosa que yo hice el año pasado

y que me dejó supertocado

porque... es tan guay

que estuve muchos días que me quedé como tonto.

Vas a actuar en el escenario grande de la Pride de Barcelona.

¿En serio? -Olé, qué guay.

Oye, un aplausito para Edgard.

(Aplausos)

-Qué buena, qué buena.

Creo que va a ser lo más parecido a un concierto de rock

que vas a hacer en tu vida. Hostia, qué guay.

David Díaz.

(Trueno)

(RÍE)

Vas a sufrir, vas a sufrir.

(RÍE) ¿Tienes miedo? Un poquito.

Si tienes memoria y sabes memorizar rápido,

no vas a sufrir ningún tipo de daño. Si no, a lo mejor sí.

Pero ¿qué es, de pensar algo y...? No te puedo contar más.

Es que me quedo igual.

Te voy a hacer una pregunta, David. ¿Te has hecho la pedicura?

No. ¿Por qué? Háztela, háztela.

(RÍEN)

A lo mejor corres el peligro de pisar algo que pincha.

No te digo más.

Y, por último, me gustaría contaros que hay un cambio de reglas

en este programa.

Vamos a nominar con solo dos jokers a partir de ahora.

Tenéis que convencer a tres personas del jurado por lo menos

para poder continuar, ¿sí?

Si hay dos jokers, estaréis automáticamente nominados.

Segunda noticia importante,

a partir de ahora vais a tener siempre 2:45 minutos,

con la diferencia de que cuando llegue el contador a cero

vais a tener que parar. No podréis acabar el número.

Buah.

Si es musical, se parará la música, si es hablado, entraré yo.

Pues lo dicho, a trabajar.

Esta tarde ensayamos

y... empezar a poner toda la carne en el asador, ¿vale?

A tope. Venga, a por todas. -A por todas.

(Aplausos)

(Aplausos)

Concursantes, jurado, queda claro. Las normas son fáciles, ¿no?

Son nuevas, son muy chulas.

Con dos jokers estáis nominados. No son tres, con dos.

Y la segunda norma, solo tenéis los 2:45 minutos,

pero cuando el contador llegue a cero esto se para.

¿Cómo lo sabréis?

Porque tenemos este diseño de luz espectacular. Venga.

(Bocina)

(Aplausos)

Que aparte de dejaros ciegos y sordos,

pues vais a tener que parar.

Yo lo pregunto, que esto se dice en las bodas,

¿alguien tiene alguna pregunta o callará para siempre?

¿Sí? ¿Está entendido?

Así me gusta, que nadie me replique. (RÍE)

Pues vamos a seguir con la primera actuante,

ella es Gisell.

La semana pasada estuvo nominada por primera vez

y estuvo tan triste que esta semana se ha venido con su novio...

imaginario.

Hola, Gisell. ¿Hola? ¿Qué tal, Inés?

¿Qué nos traes esta semana?

Les traigo una puesta en escena muy teatral,

utilizando el método de la bola zombi,

un clásico de los magos, ¿no?

Unificar baile con coreografía con magia

sí es complicado si no hay mucho tiempo.

Esta semana o remontamos o vas fuera.

Sí.

Pero ¿qué hago? ¿Te beso o qué?

Si quieres besar, pero yo no te dejaré.

No me dejas besarte, vale.

Sí. Ah, vale.

No, no, no.

Sí, sí, sí. No, no, no, no.

No te beso.

(TARAREA)

Grande detrás.

¿Esto qué es?

A ver cómo lo haces.

(Risas)

¿Qué es esto? Eso es.

Hemos trabajado muy duro con Poty

y yo creo que esta gala, pues prepárense.

La bola zombi me da miedo. ¿Lo tienes todo controlado?

Sí. Sabes por lo que te digo, ¿no?

No puedo decir más. No, no.

Pero revísalo, míralo muy bien. Pues ahí te veo.

Gracias. Hasta luego. Chao.

(Aplausos)

(Canción en inglés)

(Palmas)

(Música)

(Música)

Sin ti

no podré vivir jamás.

Y pensar que nunca más

estarás junto a mí.

Sin ti

qué me puede ya importar,

si lo que me hace llorar

está lejos de aquí.

(Aplausos)

Sin ti no hay clemencia en mi dolor.

La esperanza de mi amor

te la llevas por fin.

Sin ti es inútil vivir,

como inútil será

el quererte olvidar.

(Aplausos)

(Vítores y aplausos)

Hola. Hola, Gisell.

Me da una penita, de verdad, eres tan mona.

Pobrecilla, me da pena, nadie quiere bailar con ella.

Jurado, ¿os ha gustado?

A mí sí, mucho.

No, jurado, no conteste el público, por favor.

A mí mucho.

Y además, nadie quiere bailar con ella, eso es mentira, Lari.

Me he tirado toda la semana bailando yo, haciendo de chaqueta.

Sin beso porque sabía que venía el novio,

y, entonces, vamos a evitar los besos,

pero he estado haciendo toda la semana,

lo que hace la chaqueta esa lo he hecho yo.

Y la vis cómica que tienes me parece tan bonita, tan bonita.

Mira que es difícil que las chicas hagan humor,

que las hay que lo hacen, pero es verdad que las chicas

siempre están como: "Yo siempre estoy guapa, ¿no?"

Y ponerse así un poco como doña Rogelia...

Me ha encantado tu personaje. (RÍE)

No, de verdad, de verdad, me ha encantado.

(Aplausos)

Me ha encantado, linda. Felicidades.

Eres una preciosidad en el escenario, de verdad.

Muy bien, Poty.

Me gusta mucho que continúes en tu línea,

doña Rogelia, un referente superactual.

(RÍEN)

Blake.

Vamos a ver, Gisell, no te voy a negar el avance que se nota en ti,

sobre todo desde el punto de vista coreográfico,

pero me da la sensación de que has estado buscando

cubrir tiempo, cubrir tiempo, cubrir tiempo.

El número empezó cuando ya llevabas casi un minuto

sin hacer nada de nada.

El número me ha parecido excesivamente simple

para la calidad que nos tienes acostumbrados.

Sinceramente, como bailarina y como actriz me has gustado mucho,

como maga no. Vale.

Nina.

(Aplausos)

Sí, yo creo que es indiscutible tu capacidad de trabajo,

tu profesionalidad y es un gusto verte trabajar,

pero sí que es cierto que a estas alturas,

y después de haber visto tantos números,

sí que es cierto que, por lo menos yo desde mi punto de vista,

ya espero, no que me dejen con la boca abierta,

sino hiperabierta.

Y creo que ha sido un número en este sentido poco espectacular.

Muy bonito, precioso, eres tierna,

saldría al escenario corriendo a comerte a besos

porque eres un amor, pero el número en sí

a mí no me ha llegado.

Pues vamos a votar si os parece bien.

Cartas arriba, jurado.

(PÚBLICO) Oh.

(Aplausos)

Tenemos un empate, que ya no es un empate,

ya es una nominación. Exacto.

Si estuviésemos en la semana pasada, con solo dos comodines

no estarías nominada, pero la cosa va avanzando,

ya sabes tú, pero no desesperes. No, no. Lo entiendo perfectamente.

Que irá todo bien. Muchas gracias. Gracias, gracias.

(Aplausos)

¿Cómo te has sentido? -Bien. Muy a gusto.

Es la etapa final...

Hay que... No sé, hay que dar más. Yo lo he dado todo.

Y ahora le toca el turno a Abel.

Esta semana Abel hace una cosa superdistinta.

Nos va a hacer un número de magia cómica.

Vamos "abelo", "Abel", "lo".

Esta semana es que no puedo venir, no puedo venir esta semana

porque he tenido un pequeño percance. No, no, nominado.

O sea, ¿cómo que no puedes venir? No.

Va a venir otra persona a sustituirme,

a hacer el número por mí. Eso no vale, no.

No vale, ¿no? No.

(RÍE)

Vengo transformado en otra persona completamente diferente,

pero completamente.

O sea, a Abel no lo vas a ver por ningún lado.

(ACENTO ITALIANO) Señores, atención,

otro gran momento de la magia del ilusionismo.

Esto es un cambio de registro abismal.

¿No tienes miedo que eso pueda afectar?

Sabes que te puedes quedar o irte a tu casa.

No tengo ningún tipo de miedo.

O sea, estoy muy seguro de lo que voy a presentar.

(ACENTO ITALIANO) Atención, la paloma.

(RÍEN)

Un espectador coge una carta.

De repente, esa carta, pues no la adivinamos

ni a la de tres, no funciona el número, sale mal,

pero al final hay una adivinación de la carta especial.

Vale. O sea, que de hecho el número

solo es una adivinación de carta y un cambio de vestuario, ¿no?

Qué ganas de verlo. Yo también tengo ganas.

Veo que lo tienes todo muy controlado.

Creo que el público va a ver otro Abel, ¿vale?

Lo veo con una solera los dos personajes,

los veo bien construidos.

¿Qué baraja española? -¿Italiana?

-No, española. (RÍE) -La baraja castellana.

Mañana lo vemos entero, ¿vale?

(Aplausos)

(Música)

Gracias, gracias.

(RÍE) -Pero maestro, maestro.

Farini, Farini.

Ay, que se va a hacer usted daño, que el público lo tiene ahí delante.

(RÍE) -"Grazie". "Bellisima la mia partenaire".

"Signori", "attenzione", "arrivato" grande momento

de la magia del ilusionismo.

Voy a hacer un juego altamente difícil

y altamente complicado, que es la adivinación de la carta.

Es dificilísimo.

Por favor, "la mia" partenaire,

"el mazo di carti" para hacer este experimento.

(RÍE) Yo vengo desde las Vegas...

-¡Farini, Farini! Que me he quedado atascada.

-"Signorina", "signorina", "per favore".

(RÍE)

-"El mazo di carti".

(RÍE) -"Grazie"

"El mazo di carti, formato familiare".

(RÍE)

"Signori", ¿cuál es su nombre? ¿Cuál es su nombre?

Poty. Poty, Poty.

Poty escoger "une carti".

(RÍEN)

(Aplausos)

No, no. Por favor, no.

No aplaudan por esta cosa, un chiste malísimo.

Poty, "per favore", "attenzione".

"Tutte les cartes diferenti, tutte les cartes diferenti".

Dígame stop cuando quiera, ¿eh? Sí.

Dígame stop y yo me detengo, ¿eh?

Stop. Stop.

"Prenda le carti".

"Mostre le carti a tutto publico, per favore".

No parpadee, no parpadee.

¿Lo ven?

"Attenzione, signori".

"Per favore", Poty, Poty,

concéntrate porque "arrivato" el momento de la "adivinazione".

Natali, "concentrati". "Attenzione".

"Le carte escogita è..." "El asso di picche".

-¡Sí, sí!

No, no, no. ¿Verdad que no?

(PÚBLICO) Oh.

-Por favor, Natali, "concentrati". No, no, "attenzione", "attenzione".

"Concentrati". "El cinque diamanti".

(RÍEN)

¡Un aplauso! No, no, no.

(RÍE) "Attenzione", la paloma. Qué desastre.

Maestro, que es baraja española. -¿La baraja "italiani"?

-No, española. (RÍE) -Ah, la castellana.

"Attenzione, "per favore", Poty, ¿cuál "è le carti"?

¿Cuál "è le carti"? ¿Cuál "è le carti"?

El 3 de bastos.

Ah, el tres "di basti".

Maestro, basta la música, basta la música.

Natali, "per favori", "colocati", "colocati".

Un poco de magia para "tutti", "per favore".

Maestro, un "rule" de "tambore".

(Redoble de tambores)

¡Uno, "due", "tre"!

(Aplausos)

¡El "tre di basti"!

(RÍE)

-¡Maestro, maestro!

(Aplausos y vítores)

Ah, eres tú, no te había conocido.

Bueno, bueno. ¿Quién quiere valorar? Nina, ¿qué te ha parecido?

(RÍE) Pensaba: "Abel si me dice algo".

(Risas)

Abel si me da la palabra.

Te he dicho a ti como podía haber dicho a cualquiera.

Sí, lo sé, lo sé.

Pues mira, me alegro que me lo preguntes

porque cuando yo digo aquello de:

"Intentar salir de vuestra zona de confort",

y normalmente la respuesta es:

"Bueno, pero es que no quiero dejar de ser yo,

porque yo tengo mi sello..."

Bueno, pues yo cuando digo: "Sal de tu zona de confort",

me refiero a esto, y sigues siendo Abel,

sigues siendo tú, y, además,

pues con la ventaja de que nos sorprendes

porque te vemos en una tesitura totalmente distinta,

cosa que yo agradezco.

Aplaudo porque además... Qué mona eres.

No, porque además... Cuánto te quiero, Nina.

Perdón, porque...

No, es que si no, te voy a dar, pero de verdad.

Dame, dame. Termino.

Digo esto porque además el número en sí...

es muy sencillo y, sin embargo,... Sí, es muy sencillo.

Es muy sencillo, pero el público estaba de pie, Blake.

De pie. Me parece estupendo.

(Aplausos)

Inés. Bien, mira, hay un detallito.

Échate para acá. ¿Has visto? ¿Sí?

Ten cuidado con eso.

Me parece muy sencillo, pero me parece,

que, como ha dicho Nina, es arriesgado,

sales de tu zona de confort y, en general,

el resultado me ha gustado.

El "quick change", el cambio de vestuario,

que hemos visto cambios de vestuario así un poco cutres,

pues me resulta el vestido espectacular,

así que cuenta con mi apoyo. Gracias.

Pero resulta, resulta que sale, dice Nina y dices tú,

que sale de su zona de confort durante un ratito

porque ha vuelto a su zona de confort,

al James Bond guapo que conocimos el primer día.

O sea, es incapaz de salir con la peluca puesta.

No, sí, sí. Aguantar el chaparrón.

Sí, mira. Póntela, póntela. A ver.

Póntelo tú, Poty. Póntelo.

(Aplausos)

Y ahora, mira, le voy a pasar el testigo a Blake.

No, no...

¿Quieres que te sea sincero, Abel? Me acabas de defraudar totalmente.

(PÚBLICO) Oh.

Sinceramente.

Todo lo que habías ganado en estos programas de atrás,

en este número, para mí, lo has perdido.

Es decir, gracia, perdóname, gracia la justa.

Para mí ninguna porque para mí ninguna.

Inmaduro el tema, porque inmaduro completamente el tema

y la prueba la tienes delante de ti. ¿Y qué quieres que te cuente, tío?

Es una chorrada de número.

Es una chorrada de número.

Es decir, a estas alturas de este programa

no se te puede permitir con el nivel que has tenido

que hagas el número que acabas de hacer

con una baraja grande de cartas españolas.

No, Abel. No, así no. No tienes mi apoyo.

Pues vamos a votar. ¿Os parece bien? Cartas arriba.

Tienes tres corazones, por lo tanto, no estás nominado. Felicidades.

(Aplausos)

Gracias. ¿Puedo responder?

¿Quieres responder? Dile algo. ¿A quién quieres responder?

No, no...

Simplemente es el tema

de que yo intento mostrar diferentes registros.

Sí. Vais a tener muchos registros diferentes

y números muy fuertes en muchas temáticas,

pero simplemente quería mostrar también esta faceta.

Sé que el número es como es, pero, bueno, con el tiempo que tengo,

les he mostrado el personaje... Es que si el número es como es,

por mucha faceta que quieras mostrar,

te digo lo mismo que le dije a Giselle hace un instante:

"Me pareces monísima, me pareces estupenda,

tienes todo lo que te dé la gana,

pero el número es más simple que el mecanismo de un paraguas".

Pues lo hemos entendido porque... Es así, ¿no?

Vamos.

(Risas)

Hasta ahí llego. Es que no hay más.

Felicidades. Gracias. "Grazie mille", "grazie mille".

(Aplausos)

Y nuestros concursantes, como cada semana, han tenido...

Un instante, un instante. ¿Qué os pasa?

Quiere decir algo. Dime algo, Blake.

Sí, claro que te quiero decir, criterio.

Criterio, criterio, que eres maga, criterio.

Y tú acabas de ver lo que se acaba de hacer,

criterio como maga te pido, nada más.

Como maga es como tienes que estar,

por eso estás en este tribunal sentada,

porque tienes que juzgar como maga, no como ellos dos,

que son profanos.

Pero también valoro el esfuerzo, la dedicación que tienen

y todo lo que hacen aquí cada semana porque tienen muy poco tiempo

para preparar todo lo que presentan.

Vamos a ver, perdona, cuando se hizo el casting

se preguntó si tenían nueve números de final.

Vale, pero como no los tienen...

Y todos con la boca grande dijeron que sí.

Están demostrando que no.

Como no los tienen, tendrán que defenderlo

de alguna manera, Blake, ¿vale?

Están demostrando que no tenían nueve finales, nada más.

Sí, estoy de acuerdo que no tenían nueve finales.

Se está acabando la hora del patio.

(Risas)

Pero lo defienden como pueden. Es que tengo que continuar.

Yo quiero decir una cosa...

A ver, Poty, Poty, esto lo habláis con la merienda delante.

¿Os parece bien? No, pero déjame...

No, ahora continuemos...

Déjalo, que me quedo intrigada, Lari.

No, déjame decirlo.

Porque sin menospreciar la opinión de Blake y de la Maga Inés,

yo creo que criterio, criterio, en este jurado,

sin lugar a dudas lo ha tenido Nina, que me ha dicho:

"Poty, se parece a Camilo Sesto". Como cantante que es...

Hombre, por favor.

(Aplausos)

Hombre, por favor. Muchas gracias, damas y caballeros,

estáis nominados los cuatro por pasar de mí en mi cara.

Os decía que esta semana...

Ahora es el público el que no se calla.

Es que me tenéis contento, de verdad.

(Risas)

Os decía que esta semana los chavales

han tenido clase con Estela. ¿Y sabéis qué han hecho?

Han aprendido a contar. Contaban ochos.

Ocho, ocho, ocho, ocho, ocho,

ocho, ocho, ocho, corta, ocho, ocho, ocho...

Vale, vamos a contar ochos, ¿vale?

-Hoy hemos aprendido a contar.

-Cómo contar los ochos de una canción.

(RÍEN)

-Esto no es bailar, esto es muy fácil.

-2, 3, 4, 5, 6, 7, 8.

-1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8.

-Yo creo que ahora los ensayos con Poty

van a ser mucho más fructíferos porque ahora saben contar,

es que antes no sabían.

Pa' fuera lo malo. No, no, no.

1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7, 8.

-¿Qué? Dani Polo, ¿por dónde te quedas?

-Mirando para ti.

(RÍEN) -Qué bonito.

-Pumba. -Dani Polo, para ya, ¿no?

-Cinco... -A ver, Dani, ya está bien, ¿no?

-5, 6, 7... -Vale.

-Mira, mira, Samuel, tus piernas y mira las mías.

-Las tuyas son más bonitas.

(RÍEN)

-Era una broma. -Aprende a bailar, anda.

-Vaya mierda.

Déjala que baile...

-Cuatro. Lo dejamos aquí. Y aquí.

-Edgard, es que tienes la cadera como un poco rígida.

-Joder, 40 años.

¿Cuando salga de "Pura magia" si habré mejorado a nivel de baile?

Eh, no.

Con los pies descalzos dibujamos...

5, 6... -No, no, no hagas la onda.

-Vale. -De aquí, esto.

¿Vale?

-Pum, pum.

-No, pero es arriba, abajo. -A ver, ¿cómo es?

-Arriba, abajo. -Pero en el momento de pies...

-Arriba... -Pero ¿el momento de pies cómo es?

Ella es destino...

Ah, te estoy preguntando de buen rollo.

(RÍEN)

-5, 6.

Pero es que, claro, el baile no es lo suyo,

no es su fuerte.

Y Edgard, el pobre, pues le cuesta.

Arriba. -Arriba. Vale, ya está. Mira.

-Aquí. -Arriba.

-Atrás. -Vale. Es arriba, ¿no? Arriba y...

-Y atrás. -Y... ¿Y ahora?

-Otra vez el mismo paso. -¿Arriba y atrás?

-Venga, va, tú puedes.

(Música)

-Me intentan seguir todos,

pero es que hay algunos que es que no pueden.

Dani Polo, Samuel y David es como un pack,

que son como uno. Siguen, pero tampoco...

Y ellos, que ahora que son jóvenes y todo eso,

podrían dar muchísimo más, y la verdad es que...

Igual es la actitud lo que les falla.

(Continúa la música)

Yo cada vez que vengo a daros la clase me doy cuenta, a lo mejor...

-De que vamos mejorando. -No.

-Vale.

-Que me doy cuenta que somos menos, y es que es muy heavy,

porque yo he llegado hoy y he dicho: "Vale, y..."

-¿Y los demás? -¿Y los demás dónde están?

(Aplausos)

O me lo parece a mí...

A ver, a lo mejor son imaginaciones,

pero ¿puede ser que Estela te haya dicho

que la tenías rígida... la cadera? Eh, sí.

Me dijo que era el peor bailarín que había pasado por toda la academia

en todos los años. Cómo se pasa.

Pero yo pienso lo mismo. Ya. Sí.

(Risas)

Pero es porque es en petit comité, pero cuando hay público, es que...

-Otra vez. -Me crezco.

Se viene arriba, se viene arriba. ¡Uh!

(Aplausos)

En petit comité es como que no, pero aquí...

¿Significa que lo que has hecho ahora

es mejor que lo que has hecho en clase?

Bah, un poquito, un poquito. Ya, ya. Ya te entiendo.

Bueno, perdona, es que te sale competencia, ¿eh?

Ya he visto, ya he visto. Sí, tú ahí, pero Dani Polo...

La chica es muy guapa, pero... Dani Polo está ahí fuerte.

Tranquilito, ¿eh, Dani? ¿Qué os pasa? No os peleéis.

Hay cosas que tú no sabes.

(RÍE) -Bueno... Se más, sé más de lo que crees.

-Ya verás cómo no.

Poty, Poty, ¿tú como coreógrafo no tiene celos de Estela?

¿Ellos te echan estos piropos también a ti o no?

No, no, celos no, porque ella hace una labor

en la academia como docente.

Da clases de contar ochos,

y yo, pues tengo la suerte de poder dirigir

todo lo que se mueve en este escenario.

Yo creo que...

Bueno, yo hablaba de los piropos, ¿eh?

¿Eh? Yo hablaba de los piropos.

Ah, pues sí.

Decirte que son un poco chaqueteros, todos, en general.

Ya, ya.

Pero tengo que decir que precisamente Edgard

no es el peor bailarín que ha pasado por esta academia.

Ah, ¿no? No.

¿Quién? Y no preguntes más.

O al menos a mí. Vale.

Voy a darme aire.

Una cosa, Poty. ¿Quién era?

(Risas)

Dilo, dilo, tú dilo que esto lo cortamos luego.

Esto no sale, ¿no? No, esto no sale.

Ah, ya, ya.

(Risas)

(Aplausos)

Ah, yo pensaba que era Dani... Es Blake, es Blake.

Y ahora es el momento de recibir a un veterano,

un concursante de la primera edición.

Nos va a hacer un número de teletransportación.

Señoras y señores, con todos ustedes, Nuel Galán.

(Vítores y aplausos)

(Música)

¿Qué tal?

Bueno, ya me habéis visto, no era sorpresa.

¿Puedo acercarme? Puedo, ¿no?

Por saludaros, saludaros rápidamente, uno a uno.

Oye, gracias por estar. Bueno, gracias por haberme invitado.

Guapo, guapo.

Y vamos a tope porque tengo algo increíble.

Porque sabéis que en TVE ha habido mogollón de programas

que han causado sensación y han sido la leche.

Hay mogollón de programas y he traído, Blake, para ti,

porque quiero que hagamos un viaje al presente o al pasado, un viaje.

He traído aquí mogollón, mogollón, como puedes ver.

Y de todos estos, dime, ¿izquierda o derecha?

El que tú quieras. Derecha.

El que te quedes jugamos. Derecha.

¿Derecha jugamos? Jugamos.

Perfecto. Hay aquí un montón. Toca el que te dé la gana.

Este. ¿Este? Muy bien.

No quiero que lo veas. Lo dejamos ahí.

No lo veo. Fantástico.

Y vamos contigo. Bueno, quiero que me dibujes algo.

Tengo una cartita aquí en blanco y quiero que me dibujes algo,

lo que tú quieras. Ah, ¿lo que quiera?

Sí, lo que tú quieras. Lo que quiera.

Y, Nina, tú fuiste, bueno, tú y Poty fuisteis profesores de "OT",

la academia que revolucionó el mundo de la música,

pero aquí hay mogollón de gente... Ella era la directora.

Superdirectora. Si no te importa.

Superdirectora.

Y aquí hay mogollón de los concursantes

que ha habido por aquí, así que igual que le hemos hecho a Blake,

¿izquierda o derecha? -Izquierda.

-¿Jugamos con izquierda? -Sí.

-Fantástico. De los que han quedado quiero que toques uno,

el que tú quieras. -Este.

-¿Este? -Maravilloso.

-Vamos a dejarlo aquí. Y queda mi maga.

Ahí está.

Porque tú eres la superprofesora de "Pura magia"

y te he traído un mogollón de cartas.

Es importante que las veas que todas son diferentes,

que toques una, la que tú quieras. Toca. ¿Esta?

Vamos ahí, sin verla,

porque quiero que esté hasta el final.

Aquí, sin verla, de todas.

Gracias por lo de superprofesional.

Tira. Venga, vamos.

¿La tienes, Poty? Sí. ¿Tú la puedes ver?

Yo la puedo ver, claro que sí. El boli te lo quedas, te lo regalo.

Estoy así de sobrado.

Me voy a meter aquí en el bolsillo la carita de Poty

porque tengo dos amigos que me van a echar una mano.

Un aplauso para Gerard y para Marín.

(Aplausos)

(Música)

Porque voy a hacer una videollamada, algo raro, algo extraño.

Quiero que me digas dónde elegiste, a qué plató, programa.

"Bailando con las estrellas". Al pasado, perfecto.

Nina, ¿quién cogiste? -David Bustamante.

-Perfecto, no me digas tu carta.

Y yo tengo aquí tu dibujito, así que vamos a conectar.

Señores, la televisión está cambiando

y hoy vamos a hacer posible lo imposible.

(Música)

(Aplausos)

Claro, no te lo puedes creer esto, ¿verdad?

Pero estoy aquí, en el plató que tú has elegido, Blake,

has elegido uno, uno entre todos los que había.

Elegiste viajar al pasado, aquí estamos, en el pasado.

Claro, sería imposible que yo estuviera en el plató

de "Bailando con las estrellas".

Porque esto ya ha acabado,

es imposible que todo esto estuviera montado

porque realmente ya no existe.

Pero, Nina, tú cogiste, de todos tus alumnos cogiste uno,

solamente uno, al azar totalmente.

Mira quién tengo aquí.

¿Te suena de algo?

(Aplausos)

David, yo ya sé quién ha ganado.

-No, no te puedes ir de aquí sin decirlo, por favor.

-No, no te lo puedo decir.

Bueno, de hecho, la gente está diciendo:

"Es imposible que haya viajado".

Sería imposible si no tuviera algo que, Poty,

acabas de dibujar en este instante.

La carita.

Son los dibujos de Poty, ¿verdad? Tú que lo conoces.

-Sí.

-Pero, Inés, tú cogiste una carta que no voy a adivinar yo

porque esta carta está en blanco, como ya sabéis,

quiero que la cojas tú, David. Te voy a dar un rotulador.

Quiero que pienses... -¿Esta por ejemplo?

-Esta por ejemplo.

Dibuja una carta, la que tú quieras,

la que te dé la gana.

No, pero que no salga. Ponle emoción, ponle emoción.

La que tú quieras. ¿La tienes?

Inés, piensa en ella. Y a la de tres la enseñas.

Inés, espera. Enséñala tú ahora, Inés.

Perfecto. David.

El as de corazones. ¿Es la tuya, Inés?

(Aplausos)

¿Sí? Enséñala.

(RÍE)

Escucha, yo no vuelvo. Te dejo aquí para que acabes.

-Pero... -No, no te lo puedo decir.

-Somos amigos. -Tendrás que esforzarte.

-No, si esforzarme, no...

No te preocupes, que me tengo que esforzar.

La compañera no me deja hacer otra cosa.

-A tope. Disfrútalo. -Ten cuidado con los viajes, ¿eh?

-Venga. Chao.

Vuelvo para allá.

(Música)

(Aplausos y vítores)

Nuel Galán. Gracias, Nuel.

Gracias a estos partenaires de lujo que has tenido.

Marín, Borrell, muchas gracias. Un aplauso enorme para ellos.

Muchas gracias.

(Aplausos)

Está muy bien esto de teletransportar.

¿Me lo puedo quedar? Te lo puedes quedar, sí.

Lo que te ahorras en AVE con una cosa de estas.

Sí, la verdad que sí.

Y te quería preguntar, no sé, tú ya has estado aquí,

ya sabes cómo funciona la casa, conoces al jurado.

¿Cómo ves... ? ¿Qué nivel ves? Veo un nivelazo, nivelazo.

Yo tengo a mi favorito. No te lo voy a decir.

No hace falta, soy mago, ya lo sé. (RÍE)

Me gustaría decirles algo. ¿Puedo decirles algo?

Sí, cortito. Sí, cortito.

Algo. Muy bien. Pues ya está.

Tomad nota de lo que os ha dicho.

Chicos, disfrutad, sed vosotros mismos

y, sobre todo, ser únicos, que ya lo sois,

así que vivirlo a tope. Muchas gracias.

(Aplausos)

Gracias, Nuel. Gracias. Gracias.

Hasta pronto.

Y tenemos un nominado de la semana pasada, David Díaz.

Al ser nominado tuvo que pasar por un reto extremo,

un reto que trataba de memoria.

(Música)

"100 bolsas de papel,

25 bases de madera repletas de pinchos

y tan solo su capacidad de retención

como herramienta para sortearlos".

(Aplausos)

Nunca, nunca intenten hacer estas locuras en casa.

Pero les voy a decir una cosa,

a David Díaz lo tenemos aquí sentadito

y me parece que estás bien. ¿Qué ha pasado?

¿No se hizo daño o es que se echó atrás?

Vamos a comprobarlo.

¿Estás preparado para el reto? Sí.

¿Sí o no?

Mira, te lo voy a explicar. Vale.

Esto es un reto mental. Está relacionado con la memoria.

Como ves, aquí tenemos un cuadrado de 8x8, 64 tablitas.

Tienes que memorizar las tablas que tienen pincho.

¿Todas? Sí, todas.

¿Estás preparado? Joer...

Vale. ¿Sí o no?

Dos minutos.

Una. Vale.

Dos y tres. Comenzamos.

Concéntrate, no pierdas ni un segundo,

pero te recuerdo que te queda poco tiempo.

Joder.

No te desconcentres. Concéntrate, David.

(RESOPLA) Qué locura.

Tres, dos, uno... Tiempo.

Gírate.

Ahora lo que vamos a hacer es poner una bolsa de papel

encima de todas las tablitas. ¿Y qué es lo que tendrás que hacer?

Tendrás que pisar las tablas que no tienen pincho.

Recuerda que hay 20 con pincho y 44 sin pincho.

Como es muy difícil, muy, muy difícil,

con que pises 30 que no tengan pinchos,

reto superado.

(Música tensión)

¿Estás preparado? Sí.

¿Sí? (ASIENTE)

Recuerda que tienes que pisar 30, solo 30.

Si dudas, por favor, por favor, no lo pises.

No lo piso. Vale. Cuando quieras comenzamos.

(Música tensión)

1, 2,

3, 4,

5.

6.

Te veo con muchísima seguridad.

7, 8, 9, 10, 11.

Ay, no... Estoy... muy nerviosa.

13, 14.

15, 16. Muy bien.

17, 18. Muy bien, David. Sigue así.

18.

19.

20.

21. ¿Me faltan?

21, faltan 9.

(Música tensión)

Concéntrate, David.

22, 23. Muy bien, muy bien.

Está a punto de lograr el reto.

Por favor, si lo dudas, no lo hagas.

Vamos.

24.

25.

Vamos. Vamos.

26, 27, 28, 29 y 30. ¡Reto superado!

¡Muy bien, David! ¡Choca esos cinco! ¡Muy bien!

Reto superado. Brillante.

Un abrazo, David. Por favor.

Muy bien. ¿Sabes la que te jugabas?

Pensaba que lo tenía claro y he llegado aquí

y como que se me han movido todos los números

y he vuelto a colocarme y he dicho: "Voy a concentrarme y voy a..."

Creo que he dejado justo en cada fila donde hay pincho,

o sea, no he ido saltándome alguno que no sabía.

Muy bien. Has hecho una asociación mental, ¿verdad?

A cada fila le has dado un número

con las que tenían pincho y las que no.

Eso es. Muy bien.

Y me he ido haciendo un seguido. Se nota que eres un grandísimo mago

porque los magos tenemos que recordar muchísimas cosas

y está fenomenal. Reto superado. Me has tenido...

¡Ay, que me muero! ¡Bien, muy bien!

(Aplausos)

Da miedo, ¿eh?

Pero que todo el mundo lo sepa, los pinchos eran de verdad.

Sí. Eran de verdad.

Eran de verdad. Y no pisaste ninguno, ¿eh?

No de milagro, ¿eh?

Porque cuando llegué allí

y vi dos minutos nada más los pinchos, me di la vuelta, volví,

se me cruzaron todos los pinchos, todo allí...

Pero tú los memorizaste.

¿Eras consciente de tener tanta memoria?

No. Porque nunca antes había hecho un ejercicio de este estilo.

Sí que había estudiado en casa y todo eso,

pero de este estilo nunca.

El jurado, ha superado el reto, pero ¿cómo lo valoráis?

Inés, ¿qué te ha parecido? A mí me impactó.

Me impactó el aplomo y la seguridad con que pisaba las bolsas.

Así que a mí... Y yo pasé un mal rato enorme. Enhorabuena.

Gracias. Muy bien.

(Aplausos)

Porque además una de las normas era no tantear,

porque si se tantea, se pisa un poquitín la bolsa...

No, no. En ningún momento.

La gracia era darle fuerte de entrada.

En ningún momento.

A mí personalmente la secuencia final

me has dejado con la boca abierta.

Sinceramente, la secuencia final, los últimos,

que no fueron 30, que fueron 31,

esa secuencia de seis o siete u ocho seguidos.

¿Los rápidos? Los rápidos del final.

Dije: "Se ha vuelto loco".

No, no, porque es que además sé que son clavos de verdad,

que no son tontería. Sí, sí.

Dije: "Le ha dado un pa' allá".

O sea, le ha dado un tornado en la cabeza

y realmente me has puesto nervioso cuando te he visto,

con lo cual, felicidades. Gracias.

(Aplausos)

Poty, Nina, ¿vosotros lo hubieseis hecho?

No. Esto yo no lo recomiendo a partir de los 50,

no lo recomiendo, porque la memoria baja en picado.

(RÍEN)

A mí me ha sorprendido que, efectivamente,

sigue teniendo la misma cara pisando bolsas con clavos

que a diario en la academia.

(RÍEN) La misma cara.

Estoy bien, estoy bien.

Sí, pero tienes cara seria todo el día.

Pero porque soy así, no porque esté serio.

Es serio el chaval. Es así.

Le vamos a dar un fuerte aplauso porque lo ha superado.

Felicidades. Muchas gracias.

Puedes volver con tus compañeros.

Y es que en la escuela somos unos cachondos,

todo el día estamos jugando.

El otro día les hicimos hacer una quiniela para que dijesen

quién creían ellos que iba a ganar.

Esta semana les hemos preguntado cuál es el número

que más les ha gustado de todos, de todos.

Cuál de los números de mis compañeros me hubiera gustado hacer.

-Es difícil, es difícil la pregunta, ¿eh?

-Tal vez a lo mejor me hubiera atrevido

con un número tipo el de Samuel, que partía las tablas.

-Emocionalmente yo estaba nerviosa. -Guau.

-El que me hubiera gustado hacer es el primero que hizo Giselle,

de la manipulación tan elegante.

-Claro que me gustaría saber hacerlo, no hacerlo, saber hacerlo.

-Me llama mucho la atención las grandes ilusiones.

Uno de los actos que me ha parecido como...

Ha sido, por ejemplo, el de Abel.

Con las dos chicas, se meten en una cabina,

él está encadenado y luego salen ellas.

De verdad, me encantaría probarlo algún día.

-¿Puedo pensar un poquito?

-De Edgard, la del twist, la que hizo en la gala anterior. Preciosa.

Entonces, esa ilusión a mí me gusta, tiene muchísimo juego,

muchas formas de hacer y diferentes rutinas.

-Por ejemplo, la manipulación de cartas que hizo David.

-Uf, es difícil, ¿eh?

-Porque es algo muy complejo que tiene mucha técnica

y sí que envidio esos años de ensayo que él se ha tirado con las cartas.

-Pues yo creo...

Es que, claro... No, espera, un poco más, un poco más.

-Pues en aparatos más grandes o cosas un poquito más voluminosas,

igual alguno de los que ha hecho Edgard.

Por ejemplo, este de unos clavos con luz

que atravesaban a una persona.

Este me gustaba mucho por la apariencia que tenía el aparato.

-Pues vale, ya lo tengo.

(Vítores)

Si yo tuviera que hacer algún número, creo que sería de grandes ilusiones,

me centraría en el número que hizo Dani Polo,

que hizo en la segunda gala, porque se veía muy moderno, ¿no?

Era con espadas láseres y él atravesaba una caja

y la verdad que me moló, me moló. El número estaba guay.

(Aplausos)

Espera, espera. (RÍE)

Nene, te ha costado, ¿no? Sí, sí.

¿Qué te pasó? ¿Que no entendías la pregunta o qué te pasaba?

No, la entendía perfectamente, lo que pasa es que era difícil

porque aparte que tenía que recordar qué números habían hecho

mis compañeros, aparte tenía que elegir cuál me había molado

y me costaba de verdad, en serio. Claro. No...

Porque pensaba uno y decía: "Este...".

Tú quieres el concurso, ¿no? Ya, te entiendo.

Pensaba uno y decía: "Este me ha gustado más".

Y luego se me ocurría otro que me había gustado más todavía.

Bueno... Jurados, ¿qué? ¿Tenéis algo?

¿Os atreveríais a decir alguno de los que os gustó más?

Uf. Va, uno cada uno, rápido.

Blake. La manipulación de discos

que hizo el primer día Dani. Muy bien. Nina.

Uf, no, no, yo soy muy lenta, pasa palabra.

Inés. El piano de Abel.

El piano de Abel. (ASIENTE)

Poty. El retorcimiento ese de cuerpo

de Edgar. Sí, yo igual también,

me gusta mucho ese. Es que también me gustó en el piano.

Ese estaba bien, ¿eh? Bueno, ¿algún comentario más?

¿Podemos seguir? ¿Sí? Perfecto. Ahora le toca a Judith.

Judith nos hizo una cosa muy fuerte, parecía una tigresa el otro día,

hoy nos hace magia de cerca. ¿Qué nos traes esta semana?

Pues esta semana os traigo un número de cerca, ¿vale?

Pero hablado. Miedo me da.

Hablo, que eso es nuevo en mí. ¿Pero lo tienes bien trabajado o no?

Sí. ¿Qué elementos vas a utilizar?

Pues... las cartas. Ah, con cartas.

Sí. Cartas y mi ayudante, pero es diferente, ya verás.

No es pin, pin, pin.

Y hasta ahí puedo leer.

(RÍE) Ya lo veréis.

Necesito una mañana solo para ti.

Te has pasado de tiempo, tú sabes que no te voy a dejar acabar

el número. Te voy a decir muchas cosas en poco tiempo.

Vamos a poner una silla para que la chica esté sentada.

Pobrecita. No vas a tirar el rotulador

al suelo, no mezcles tanto, apréndete el texto.

Lo ensayas. Ensáyalo como te voy a contar yo.

Tienes un ratito. Sí.

Vamos...

¿Sí? Vale.

Gracias.

(Aplausos)

Hola.

¿Qué tal? ¿Cómo te llamas? -Yo, Giulia.

-Giulia, yo soy Judith, encantada. -Encantada.

-Vale, Giulia, vamos a hacer un juego que a mí me gusta un montón, ¿vale?

-Vale. -Primera vamos a elegir una carta,

dime "basta" cuando quieras. -Ya.

-¿Ya? Vale. Mira, por ejemplo el dos de picas quiero que me lo firmes

con un boli supergrande. Vale, fírmamelo.

Ea, muy bien, muchas gracias. Lo dejamos por aquí,

y vamos a perderlo por aquí. Ay, que estoy nerviosa, ¿vale?

Que me estoy poniendo muy nerviosa, es que mola un montón.

Ya verás, vale, voy a guardar... Esto, guardamos esto en el estuche,

este fuera. Vale, vale. Vamos a dejar este en el estuche.

Ay, Giulia...

Y este lo vamos a dejar... Esta carta de aquí la vamos a dejar aquí

como tapete, ya verás, ¿por qué? Porque os voy a enseñar a presentar

a una chica que es mi ayudante, que se llama Marina.

-Giulia. -Ella fue... No, no, tú no, otra.

Es esta, mira, ya verás. Ella fue la primera mujer bala

de España, se llamaba Marina. Y la voy a poner así, un casco.

Así. ¿Vale? ¿Te gusta? -Sí.

-A mí también.

Vale, pues lo voy a poner aquí así,

y he dibujado una diana aquí en la baraja,

y vamos a meter a Marina dentro, dentro, dentro, dentro,

dentro del cañón. Mola un montón, ya verás, ya verás.

Así, es que estoy temblando y todo. Ahí vamos, ¿eh?

¿Qué pasará? Vamos, vamos.

¿Preparada? ¿Giulia? Ahí vamos.

¡Uh!

Vamos a hacerlo otra vez, espérate, espérate, que no ha funcionado.

Es que tienes que soplar, mira, sopla, así.

Voy a ver si doy un poquito más de...

¡Uh!

¿Qué ha pasado? ¡Ahí va la leche!

Huele un poquillo mal. ¿Qué pasa?

Mira, que ha traspasado todas, Marina,

ha traspasado todas las cartas...

Ay, que la estoy liando.

Mira, mira. Aplaudidme, que me pongo nerviosa.

Ha traspasado todas, todas, todas, todas las cartas,

todas las cartas, todas las cartas, y justo una que queda aquí...

Marina, tu carta, ¿qué carta era?

-El dos, ¿no?

-El dos de picas, que es justo donde está nuestra mujer bala.

Un fuerte aplauso para Giulia, esto para ti.

-Gracias. -Muchas gracias, guapa.

Esto para ti de recuerdo. -Muchas gracias.

-Gracias, guapa. Muchas gracias,

puedes volver a tu sitio. Ven aquí.

Señoras y señores del jurado,

Blake.

Judith, el número es tremendamente confuso.

¿Sí?

¿Sí? Tremendamente confuso,

el final no está rematado, tienes que volver a servirte

de encender otra cerilla, con lo cual, el factor sorpresa

se nos va.

Dejas la cerilla tirada en mitad de la mesa,

con el riesgo de montar un incendio en el estudio...

Bueno, en fin, que eso es una tontería que yo acabo de añadir

porque no viene a cuento.

Tiene un ritmo muy cansino, tiene un ritmo extraño,

Judith, no te me has venido arriba. Te me has venido abajo.

Nina.

Bueno, yo valoro el esfuerzo de poder verte haciendo algo distinto

y estabas muy divertida, la verdad es que me has hecho reír mucho,

pero también... -¿Sí? Qué bien.

-Sí, porque creo... Claro, a diferencia...

A ver, el ensayo ha sido desastroso y han pasado muchas cosas.

Y creo que las has salvado con creces en el directo,

pero creo que no es suficiente, no lo es, es flojo y es confuso.

Inés. Judith, ¿en cuánto tiempo,

de verdad, sin mentir, has preparado este juego?

¿En cuánto tiempo? Sí, ¿cuánto tiempo le has dedicado?

Buf, pues bastantes horas, ¿eh? Bastantes.

Pues no es suficiente porque mira, se ha visto todo,

la presentación no está trabajada para nada,

estás nerviosa, claro, estás nerviosa porque estás insegura

y no te centras en lo que te tienes que centrar.

La carta flash no se ha quemado tampoco, tampoco se ha visto

el troquelado final en la baraja. ¿No?

Así que... No, no, porque estaba todo quemado. Así que...

Por eso te digo... Vamos a valorar, si os parece,

cartas arriba, por favor.

(PÚBLICO) ¡Oh!

(Aplausos)

Bueno... Es lo que hay.

Qué le voy a hacer.

Hay que trabajar un poquitín más. Sí.

Gracias, Judith. De nada.

De cuatro corazones, cuatro jokers. ¿Tú te crees?

De un póquer de corazones la otra semana

a un póquer de joker esta semana. -Sí.

Bueno, mira...

-Bueno, mira, partimos bien. Bueno, mira.

-Me he arriesgado, me he arriesgado y, bueno, he seguido con el...

Mientras la carta no se encendía pues he ido y para salvar.

Qué pena, qué pena, pero estas cosas, incluso cuando ya trabajamos

en los ensayos, ya se ve.

Ya se ve, cuando tienes que corregir tantas cosas...

Bueno, como buena noticia, tenemos que esta semana el inmune es Edgard,

y le hemos regalado una actuación en el escenario grande

de PRIDE Barcelona para celebrar juntos el Orgullo LGTBI.

Vamos a verlo.

(Música)

El actuar en el PRIDE me ha parecido increíble, alucinante,

una sensación muy bonita, un ambiente superalegre,

la gente, no sé, muy abierta...

(Música)

Sabiendo dónde veníamos, nos hemos preparado algo

como muy colorista, muy alegre...

(Música)

(Aplausos)

Increíble, con mayúsculas enormes.

(Música)

(Música)

(Aplausos)

(Continúa la música)

(Aplausos)

(Música)

(Música)

Quería actuar todavía un poquito más, pero bueno, no se podía.

Pero muy contento, de verdad.

(Música)

(Aplausos)

¿Qué tal, Edgard?

¿Lo habías hecho alguna vez delante de tanta gente?

Pues yo diría que no.

Fue espectacular, pero en serio, espectacular,

porque me sentí, como dices en el vídeo, une estrella de rock ahí,

y me aplaudían y ligué. ¿Ah, sí?

Sí. Caramba, ¿y te lo pasaste bien?

Sí, genial, genial. Ligando no, digo haciendo magia.

Sí, genial, me sentí como importante, ¿sabes?

Tanta gente ahí, espectacular, de verdad. Imponía, ¿eh?

Hombre, claro que impone. ¿Cómo lo visteis, jurado?

¿Cómo lo visteis? Inés, ¿te gustó? ¿Ha dicho "ligué"?

A mí me gustó mucho, y yo sé que Edgard lo lleva todo

tan preparado, tan medido, cómo no va a tener éxito,

y cómo no va a ligar. Triunfa como la Coca-Cola.

Sí. Perdona.

Ha dicho "ligué". ¿Con quién ligaste?

¿Con un chico o con una chica? Con un chico.

Bueno, bien, para saberlo. Pero no hubo química, no surgió.

No cayó al final. No, faltaba...

No había pasión. Pero, bueno, me ilusionó.

Vaya barullo que montaste. Vaya barullo que montaste, querido.

Vaya barullo, felicidades, ¿eh? Gracias.

Y para barullos el que nos tiene preparado ahora,

el siguiente no concursante, sino veterano,

de la primera edición, Gerard Borrell.

(Aplausos)

(Música)

Para, para, para.

Iba a bailar, pero no quiero dejarlos en ridículo, ¿sabes?

Bueno, buenas noches, bueno, vamos hoy a premiar

a lo que creo que es lo más importante en un programa

de televisión como este. ¿A mí? No, no.

¿A los cámaras? Tampoco. Al público.

Señoras y señores, vamos a hacer...

vamos a hacer una partida a esta tragaperras

y vamos a dar premios seguros a cada uno de ustedes.

¿Les hace ilusión o no?

(Aplausos)

Claro.

Mira.

Aquí tenemos...

aquí tenemos la bolsa de las monedas entrantes

y esta que va seguida por la gravedad,

por eso se ha caído, es la moneda de los premios.

Y nada más en su interior.

Abogado, sal, ratita, quiero verte la colita, tío.

Vale, pues ya está. Y ahora vamos allá.

Ya pongo las monedas yo porque si no se nos va el presupuesto,

que tenéis una intención que... Lo vuestro es una locura.

Voy a poner la moneda y...

(TRAGAPERRAS) -"Bien".

-Mira, tres limones.

(Aplausos)

Bueno, venga, y para la señora también, venga. Ahí está.

Bueno, limones, que van bien para los mosquitos, esto es ácido,

disfrutadlo, vamos a hacer otra partida para la otra grada,

que si no me cogen celos, ¿vale? Venga, la segunda partida.

Vamos allá.

(TRAGAPERRAS) -"Avances.

Uno. Dos. Tres". -Plátanos.

"Premio".

(RÍE)

Que falta uno.

Bueno, parece que algo ha fallado. Esto... Venga, segundo plátano ahí,

venga, para ti, cariño. Espérate, que falta uno.

Perdonad, ¿eh? Es que a veces...

Ayudadme. Eran tres y han salido dos solo.

Vamos a ver.

(Aplausos)

Nuel Galán.

(Vítores, aplausos)

(Música)

Nina, te lo has pasado muy bien, ¿eh?

Bravo, bravo, muy bien. -Pues no gané.

Pues no gané, Nina. -Pues no lo entiendo.

-Para que veas. -No entiendo que no ganaras.

Pues no será por mi apoyo. No entiendo que no ganaras.

Como ves, no es un resentido ni nada.

No, no. No hay rencor. -No le hace falta.

Ahora que lo miro, no te tapes, ahora que lo miras con distancia,

¿qué crees que aprendiste? Bueno, pues...

¿De tus grandes maestros? (RÍE)

Pues aprendí humildad. (RÍE)

¡Bravo!

(Aplausos)

Es más rápido que Lari. Es más rápido que tú.

No, no... No, no.

-Es más rápido que tú. Bueno, no digas nada más.

No la cagues, no la cagues. Déjalo ahí, que lo has dejado

muy alto. Sí, que soy de cargarla yo.

No te tapes. ¿Quieres decir algo más?

¿Eh? ¿Quieres añadir algo más?

No, nada más. Para cargarla... Para cagarla...

Ya lo he dejado aquí. Qué bueno es, Gerard Borrell.

Muy bueno, Gerard. ¡Uh!

(Aplausos)

Pues otro veterano de la temporada pasada, Iván Asenjo,

se ha llevado tres concursantes al parque a tomar aire fresco

porque a veces esto inspira.

Os he traído aquí un poco a la naturaleza

para que os dé un poco del aire a vosotros y a mí.

Madre mía la gala de ayer, intensa, ¿eh?

Gisell, Davig, es la primera vez que os nominan.

No sé cómo os sentís después de ahora, que han pasado 24 horas

después de vuestra nominación y habéis dormido.

-Yo me he quedado hasta las 3:30 pensando y reflexionando un poquito

acerca de lo que me decía el jurado, ¿no?

Me he quedado un poco desconsolado contigo como maga.

Por comparación, para una sexta gala, no lo veo.

Hoy, desde mi punto de vista, te me has venido abajo.

Me lo he tomado como un reto y un reto para que la próxima gala...

Arrancar con todo. -¿Y tú qué?

Yo te conozco y eres terco, pero terco, terco como una mula.

Y mira que yo soy terco. -Sí, sí, sí.

Creo que lo que yo he vivido es totalmente distinto,

sí que entiendo... -Pues eso es un problema.

-Ya lo sé. -Pero el problema es tuyo,

es decir, no ser consciente de la realidad.

-La valoración fue excesivamente negativa para lo que realmente

ellos habían visto. No me ha gustado.

Y he sufrido un poco por el material. -A Inés la vi aplaudiendo,

a Blake le vi aplaudiendo.

Me parece supersurrealista e injusto que estén disfrutando

de mi actuación. O sea aplauden porque quieren.

No, es que no es así. -Aplauden porque has ejecutado bien,

Davig. No puedes salir de plató pegando hostias por los pasillos.

¿Tú ves esa reacción normal? Así que empieza a canalizar eso,

de verdad, y llevarlo a otro terreno. Aquí, el esperpento de señora

que ha tenido que esperar a la sexta gala para de repente, olé,

salir del armario.

(Música)

Has hecho lo que el programa quiere, has salido de la zona de confort

y que sepas que la licra te queda estupenda.

Ahora lo que queda es muy duro, hay que tomárselo con calma,

ser positivos, así que hala, vamos a tomar un poco el aire. Venga.

Hala, dame la manita, que me caigo.

(Aplausos)

¿Es verdad que esta semana saliste dando portazos y golpes

por las paredes? Salí enfadado.

Salí enfadado porque, bueno, la valoración, en ese momento,

no me la tomé muy bien, entonces... Ahora sí, ¿no?

Sí, ahora la he interiorizado un poco más.

Sí, nadie te ha ayudado, ¿no? No te he dicho cosas yo.

No... Ah, sí.

Has sido tú el que la has interiorizado.

Sí, me ayudaste. Ya, ya.

Cuando terminó la gala hablaste conmigo y, pues bueno,

sí que es verdad. Los tendré enseñando...

Nina, ¿tú le enseñarías alguna técnica de relajación?

El "clapping". -Yo de...

A ver, no es Abel, pero bueno. No, de relajación no,

pero sí que le diría que, básicamente, lo que le va a pasar

a lo largo de su trayectoria es probablemente que le digan

las cosas que no salen bien.

Porque las cosas que salen bien ya salen,

y entonces hay que seguir adelante, pero lo importante es...

Las personas que entienden y que te van a dirigir en muchos aspectos...

Te van a estar machacando, en el buen sentido,

para que seas mejor. Entonces, cógetelo...

No te lo cojas como nada personal porque no lleva a ningún lado.

Es una opinión personal, ¿eh? ¿Te enteras?

Gracias. Me entero, me entero, me entero.

(Aplausos)

Y vamos a continuar con Dani Polo.

Dani Polo, esta semana ha estado ensayando mucho con Poty,

¿y sabéis qué?

Se han enganchado un poco.

A ver, es un número, una ilusión en el que gracias a la sombras

vais a estar viendo todo hasta el último momento.

(Música)

Bien, podemos hacer así... Chas.

Olé. Y que se encienda.

Muy bien. Entonces, ya con esto

pues estaremos viendo la sombra hasta el último momento

y veréis todo muy clarito lo que ocurre.

Ahora quiero que sea una ilusión, pero no hecha de cualquier manera,

sino con un argumento, todo un poquito sentimental.

(Música)

Solo que tú pudieses salir por detrás o dar una vuelta alrededor...

Ya rompes de que no hay nada por detrás

y de que no hay ninguna pasarela...

Creo que no es muy buena idea tener todo el cuerpo de baile

en este número porque, como te decía, es un número muy sentimental

que ocurre entre una bailarina y yo, entonces, el resto igual queda...

No lo acabo de ver.

(Música)

Y ahora cerramos el número tan chulo que acabas de hacer

con esta historia de amor que no se la cree nadie.

Más adelante tengo ideas con todos los bailarines,

que va a ser genial.

No se te ocurra ir a la gala así.

No se te ocurra ir. ¿Ir, qué?

Prepárate.

A la gala siete no vayas. Uf.

Niños, niñas, el amor es pura magia.

(Música)

(Aplausos)

(Continúa la música)

(Aplausos)

(Continúa la música)

(Aplausos)

(Vítores)

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

(Continúa la música)

(Aplausos)

Señoras y señores del jurado, Inés, va, que te estás comentando encima.

Dani, enhorabuena, me ha gustado, pero varias cosas.

Es lento y te hace falta un poco más de ritmo,

¿y por qué te digo que es lento? Porque hay mucha subida de cortina,

que se hacen largas, sin embargo, la primera desaparición tuya,

la haces tan rápido que pasa desapercibida

porque tienes acostumbrado al público a un ritmo muy lento.

Recréate ahí un poco más.

Muy bien cuando apareces de nuevo, te recreas y estás fenomenal,

y me ha encantado el momento final, cuando lanzas la bufanda

y aparece la chica. Muchas gracias.

Muy bien. Yo...

Yo tengo que decirte, Inés, que a mí el número

no me ha parecido lento. Cada uno tiene su...

O sea yo creo que la música marca la cadencia, la velocidad...

Era un número tranquilo, sentimental, poético, romántico...

Blake, ¿qué te ha parecido? Hombre, después de haber sido

tu favorito en un momento determinado, casi no me atrevo

a decir nada. Favorito no,

he dicho que no lo he encontrado lento.

No, no, me parece estupendo, pero bueno...

Vamos a ver, el concepto de las grandes ilusiones

es un concepto que no tiene por qué ser el aparato grande.

Y este es descomunal.

Me parece excesivo de tamaño. Sinceramente, me parece excesivo

de tamaño. Creo que de...

Sí, creo que tienes razón, que es un poco grande,

pero es que también... Mira, yo si me pongo aquí...

Fíjate que tengo que estar agachado, porque si me estiro...

Ya, pero de ancho... Ya, pero de ancho te sobra

por todos los lados. Bueno...

Estoy de acuerdo con Blake. Es que de ancho te sobra

por todos los lados. Lo siento, Dani, ¿qué quieres que te diga?

El concepto de gran ilusión significa que se realizan cosas

con personas, con animales, etc., etc., etc., en lugares imposibles

y en espacios imposibles, y el concepto de gran

es porque se utiliza un instrumento, pero es que este no es gran,

es grandísimo. Vale.

Nina, te veo una cara...

Bueno, estoy entre la espada y la pared, Lari,

porque espero no perder a un buen amigo y mejor mago del mundo,

porque a mí sí me ha parecido lento. Lo siento.

Choca. Sí. Y...

Pero ¿lento en qué sentido? No sé.

Pero si es una historia de amor y... Mira, siempre me pasa lo mismo,

termina un número y digo: "Me ha gustado, no me ha gustado,

me he quedado indiferente". Luego, cuando escucho

las cuestiones técnicas empiezo a entender un poco

por qué no me ha llegado.

Me pasa con Dani, que estoy entre la espada y la pared,

porque me encantas. Porque eres...

Todo lo que haces, lo haces tan bien que da hasta rabia,

pero el número no me ha gustado. -De acuerdo.

Si yo no digo que no lo haga bien, ojo, yo lo que estoy criticando

es el material que está utilizando. Ya.

Y lo considero excesivo, nada más. Bueno, son...

Analizáis cosas distintas, entonces, vamos a valorar, si os parece,

cartas arriba y puntuáis sí o no.

(PÚBLICO) ¡Oh!

(Aplausos)

Pues teniendo dos jokers estás nominado, lo siento mucho,

puedes volver con tus compañeros, gracias.

La primera vez que estás nominado. -Sí, sí.

-La primera vez que estás nominado. ¿Cómo es eso de sentirse nominado?

-No, la verdad es que no pasa nada por estar nominado

porque estoy muy contento con el número, eh...

-¿Cómo que no pasa nada? Estás a un paso de irte a tu casa.

-Si me voy, me voy con la cabeza bien alta porque el trabajo ha sido bueno.

-¿Te sientes orgulloso? -Muy orgulloso.

Sigo pensando, Inés, que parece que vas a decir una cosa

y luego es otra, o sea a mí me da la sensación que ibas a sacar

el joker porque has dicho cosas... No, porque el número en general

me gusta, pero tiene matizaciones.

¿O es que todo tiene que ser positivo para darle un corazón?

No. No. O sea me gustan las ilusiones, en general,

pero me parecía eso, un poco lento, y la primera desaparición lenta.

Pero en general me ha gustado.

¿Puedo o no puedo votarle con un corazón?

Puedes hacer lo que quieras, claro que sí, Inés.

Ya, ya lo sé, pero... Pero...

Jilguero. Tengo un pajarito por aquí.

También te quiero muchísimo, Inés. Y yo a ti también, Blake.

Vuelvo a lo mismo, Inés, criterio, por favor, criterio, por favor.

Pero ¿qué falta de criterio es eso, Blake?

Somos los dos magos que estamos

y que tenemos el conocimiento técnico, por favor,

seamos conscientes del criterio, punto.

No vamos a liarlo más. Mira, vamos a hacer una cosa,

voy a presentar a Samuel y Samuel viene con una ballesta,

o sea que jurados, agachad la cabeza por si acaso.

Pues la verdad es que esta semana traigo un número

que me parece superimpactante porque tiene un poquito de riesgo,

pero yo voy a intentar no poner en peligro a nadie.

Espera un momento. Sí, mejor así, ¿no?

Que apunte mejor hacia otro lado. Sí, sí.

¿Qué nos traes esta semana? Traigo una experiencia

que es con la ballesta y, si quieres, puedes ver la flecha.

Esto me suena un poquito... Da miedo, ¿eh?

A Guillermo Tell. Sí, exacto, a Guillermo Tell.

A diferencia de a Guillermo Tell, que sí que puso a su hijo

con la manzana en la cabeza, la manzana va a estar apoyadita

en una mesa y no va a estar en la cabeza de nadie.

¿Y sacas a alguien? Sí, vas a salir tú.

¿Yo? ¿Qué te parece?

Espera, depende. Necesito que me rifles las cartas

y como tú eres una maga, pues excelente.

Vale, salgo yo y ¿sale alguna persona más?

Realmente el juego se lo hacemos a Nina porque ella es la persona

que escoge una carta.

Voy a intentar, no solo atravesar una manzana, sino también atrapar

la carta elegida por Nina. Cuando está aquí,

tú agarras y sacas... ¿Se puede? Sí.

¿Crees que este juego te sirve para pasar a la octava gala o no?

Yo creo que sin ninguna duda. Vale, nos vemos muy pronto.

Un besito. Chao.

(Aplausos)

Cuenta que tuvo que demostrar su puntería con la ballesta

atravesando una manzana en la cabeza de su propio hijo.

Yo, hoy, lógicamente, no voy a arriesgar la vida de nadie,

pero sí que me encantaría fusionar esta leyenda

con una experiencia mágica.

Para ello, Nina, por favor, quiero que me ayudes.

Imagino que ya conoces de sobra la baraja de póquer.

-Uf. -Un montón, ¿no?

Picas, corazones, tréboles y diamantes.

Y la idea es la siguiente, voy pasando cartas

y quiero que cojas una, por favor. Sí, rebusca bien.

Mírala, y quiero que se la enseñes a cámara, ¿de acuerdo?

-A la cámara. -Fantástico.

Una vez la tengas, la perdemos por aquí,

e Inés, si eres tan agradable, quiero que sujetes la baraja

y me acompañes, fuerte el aplauso para ella.

(Aplausos)

¿Qué tal, guapa? ¿Todo bien? Muy bien.

Perfecto. Ponte por aquí.

Te he elegido a ti porque sé que eres una maga increíble

y voy a necesitar que rifles las cartas...

Aquí, ¿no? Hacia la ballesta.

Perfecto. ¿De acuerdo? Cuando yo te diga "ya",

lo harás. Listo.

Perfecto.

Lo que voy a intentar, no es solo atravesar la manzana,

sino que además voy a intentar encontrar la carta de Nina,

vamos allá.

(INSPIRA)

(Música tensión)

Chicos, moveos un poco hacia la izquierda, por favor.

Quietos, no os mováis.

¿Preparada, Inés? Sí.

¡Ya!

(GRITA) ¡Ah!

(GRITA) ¡Uh!

Vente conmigo.

(Música)

(Aplausos)

Muy bien, Samuel, muchas gracias, chicos.

¿Qué tal? Gracias.

Tienes una cosa pegada aquí en el zapato.

Vaya.

¿Era esta la carta o no? Sí.

Ah, menos mal, menos mal.

Perfecto, pues ¿qué os ha parecido? Blake.

Tú eres experto en estos números. Sí, sí, sí.

Pero yo lo atrapo con la boca, no con una diana.

¿Ha sido un zasca? No, no, no.

Bueno, tienes buena puntería...

Le rozaste a... Mira, le partiste un trocito a la manzana,

con lo cual, Robin Hood... No sé si su hijo hubiera sobrevivido...

que sí, que por eso te estoy diciendo, que lo estoy viendo ahí.

No sé si el hijo de Robin Hood hubiera sobrevivido o no,

pero el número me parece que tiene un terrible error de principio

y de intermedio, el final me parece correcto,

pero el principio y el intermedio no.

(Aplausos)

De acuerdo.

Yo te diría que ya sabes lo que te quiero decir.

Inés.

Pues a ver, yo lo he pasado muy mal

porque como en el ensayo fue terrorífico, que no salió nada,

pues estaba ahí en tensión diciendo: "A ver si sale bien esto".

Estoy totalmente de acuerdo con Blake, que la elección

de la carta no ha podido ser peor. Y, luego, esta posición

de las tres cosas, la cámara te tiene que ir a buscar,

si la pones un poco más en diagonal, favorece estas cámaras

que tienen aquí y estás más acorde con el tiro de cámara

y se podría ver un poco mejor, aunque no dudo que el equipo

que tenemos aquí lo haya hecho perfecto.

Estupendísimamente lo han hecho. De acuerdo.

Poty. Samuel, yo creo que has demostrado

una vez más eso que decimos siempre la gente que trabajamos

en televisión y en el teatro, es decir, un mal ensayo

es un grandísimo estreno, yo creo que es un poco lo que te ha ocurrido

a ti, el ensayo de hoy era para echarte

del programa definitivamente, ¿verdad?

Sí, cierto, cierto. Oye, increíble,

cómo has conseguido pegarle a la manzana, le ha pasado

por debajo a no sé dónde, ha ido directo ahí,

ha aparecido la carta... Yo creo que el número, para mí,

que soy experto en magia...

(RÍEN)

Me parece que... A mí me ha gustado muchísimo

y no voy a esperar ni a que... Bueno, voy a esperar.

No, espera, espera. Llevo toda la noche viendo a Nina con malas caras,

tengo curiosidad, ¿este te ha gustado o tampoco?

Ya lo hemos entendido. Yo creo que... Vale.

Muy bien. Es que yo soy lenta, Lari,

ya lo sabes. Tú eres muy rápido. Que no, que no.

Pero mira que llevo semanas contigo y no aprendo,

no se me pega la rapidez. No puedo.

Pero no en todo, ¿eh? (RÍE)

Ah, que no eres en todo, pensaba que me lo decías a mí.

A ver, estoy igual, hoy estoy como indecisa en según qué cosas.

Y estoy indecisa también, porque pienso en Samuel

y pienso en la cantidad de cosas distintas que ha hecho,

también recuerdo el ensayo de hoy que era pésimo

y sin embargo el directo ha estado muy bien, pero ha habido algo

de lo que ha pasado aquí que yo no sé qué es que no me ha gustado.

Yo me he sentido como espectadora que me invitan a participar,

que no me ha gustado y creo que no debería decirlo

por aquello que tenéis los magos de... ¿Voy bien? ¿Voy bien?

Ah, vale. Lo que has dicho,

él te ha entendido perfectamente a lo que te refieres.

Yo como espectadora he dicho: "¿Qué hace?".

Entonces, estoy... Estoy que no sé cómo estoy,

que voy a tener que levantar la carta así.

Lo vais a decidir ahora mismo, venga, cartas arriba.

Vale. El único que estoy operado

de cataratas soy yo porque a mí me ha encantado.

Qué grande eres Poty, yo te defiendo. ¿Vamos? OK.

(PÚBLICO) ¡Oh!

(Aplausos)

Supernominado. No dos, no, tres. Gracias.

Venga, Samuel. Chao.

Hemos visto todos los números de concurso de esta noche.

(PÚBLICO) ¡Oh!

Bueno, un momento, ¿estáis bien el público?

(PÚBLICO) ¡Sí!

¿Queréis que os pongan más jamón en el bocadillo?

Os veo un poco apagados, ¿eh? Aquí falta un poco de alegría.

Lo voy a repetir como si estuviésemos en el circo,

hemos visto todos los números ya.

(PÚBLICO) ¡Oh!

Gracias, falsos. Venga, pues... Tenemos ya los números vistos,

esto significa... Le digo esto y me lo pego yo ahora.

Ahora viene lo bueno, que es que vamos a descubrir

quién es el inmune para la semana que viene, esto es bueno,

esto nos gusta. Miembros del jurado,

¿cuál es el número que más os ha gustado?

Señor portavoz del jurado, señor Blake.

Hombre, si nos ponemos a mirar que ya hay directamente cuatro nominados

de los cinco que han salido, perdón, sí, sí, cuatro nominados,

cuatro nominados de los cinco que han salido...

El único que ha conseguido tres corazones

y que no ha conseguido nominación ha sido Abel.

Abel, pues vuelves a ser el inmune otra vez.

(Música)

Abel, que seas el inmune con la peluca que has salido

tiene un mérito eso...

(ININTELIGIBLE)

Así de claro, así de claro, yo creo que hoy, sinceramente,

los cinco deberían de haber pasado por la nominación.

No es así, tenemos un favorito. No es así, no es así,

evidentemente. Entonces la semana que viene

veremos qué es lo que ocurre, de momento, felicidades

y un aplauso para Abel.

(Aplausos)

Y pasamos de la alegría al drama, como el teatro,

ahora vamos a decidir quién es el que se tiene que ir

de la escuela de "Pura magia".

Voy a pedir a los cuatro nominados que suban al escenario, por favor.

(Aplausos)

Claro que sí, hay que dar ánimos.

Uno de ellos se va a tener que ir, pero atención,

porque la suerte en manos de vuestros tres compañeros

que tienen frío y se han pegado muchos los unos a los otros,

tenéis que salvar a quien queráis.

Tened en cuenta las estrategias, tened en cuenta la profesionalidad,

y vamos a empezar por David,

los apellidos no hacen falta, David. Vale. Yo...

Un momento, tápame el rotulador, que me pone nervioso.

Si se seca la puntita es fatal.

Adelante. Salvas a... Yo salvo a Dani.

Salvas a Dani, muy bien.

(Aplausos)

Edgar, ¿a quién salvas? A Samuel.

Salvas a Samuel.

Abel. Gisell.

A Gisell.

(Aplausos)

Pues me parece que, como pasó la semana pasada,

es el inmune quien cuenta como doble, por lo tanto,

podéis enseñarnos las tres cartas, sí, por lo tanto,

quien tiene dos votos es Edgar, por lo tanto, el voto para Samuel

es doble y quien queda salvado automáticamente en Samuel.

(Aplausos)

Disfruta esta oportunidad que te han dado tus compañeros.

Y ahora sí, tenemos a los tres nominados finales

y va a ser el jurado quien va a decidir quién de los tres

tiene que abandonar la escuela y el programa de "Pura magia".

Os voy a pedir, por favor, que os retiréis para deliberar,

tomaos vuestro tiempo.

Vosotros tres podéis sentaros, por favor, sentaos un momento

porque, mientras, vamos a disfrutar de una actuación,

él es el campeón de la primera edición de "Pura magia",

con todos ustedes mago Marín.

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

(Continúa la música)

(Aplausos)

(Continúa la música)

(Vítores)

(Aplausos)

¿Cómo estáis?

¿Cómo estáis? Qué alegría tener aquí al mago Marín,

oye, ¿te has hecho daño aquí? No, no, ha sido...

No ha sido nada, ¿eh? Perfecto, ¿cómo estás?

Tienes micro, este es para ti, este es para ti.

Bien, bien, ahora contentísimo de estar aquí otra vez, conmocionado.

Y divertido que no me valoren, que eso está muy bien.

No te van a valorar porque no están. No están.

No están, han desaparecido. Bueno, no han desaparecido,

¿los dejamos volver o no?

(PÚBLICO) Sí. Venga, va, que vuelva el jurado,

adelante.

(Aplausos)

Aquí los tenemos, han deliberado. Oye, Marín, Maestro,

yo os quería hacer preguntas porque como ya no estáis aquí...

Yo es echo mucho de menos, ¿tú nos echas de menos?

Yo mucho, yo a todos mucho. Sí, suena a como que no.

Esfuérzate un poco, ¿nos echas de menos?

A ver, a mí, echo de menos el formato, echo de menos el programa,

te echo de menos a ti, Lari, y al jurado.

Ahora, ahora.

Y tú, supongo que siendo ganador de "Pura magia" te abra abierto...

¿Lo has notado? Hombre, ya ves, es fantástico,

estar aquí es fantástico, pero si tienes la suerte de ganar

a mí se me han abierto...

El jurado, ¿qué? ¿Algo que añadir?

El jurado, ¿qué?

Ah, cuatro corazones para este jurado, claro.

(Aplausos)

Bueno, pues me alegro mucho, muchas felicidades.

Muchas gracias. Gracias, Marín. Sandra, guapa.

La mejor partenaire del mundo. David Maestro, muchas gracias.

Gracias. Os despedimos porque ahora tenemos una tarea muy ardua,

voy a pedir a los tres nominados que suban al escenario otra vez.

(Aplausos)

Y ahora sí, señores miembros del jurado,

concretamente, portavoz, señor Blake,

te voy a pedir que nombres cuál de los tres concursantes

debe abandonar "Pura magia".

La decisión, evidentemente, ha sido unánime,

porque no hay ninguna duda que la decisión ha sido unánime.

Todo lo que tiene un principio, tiene un final,

ha sabido evolucionar bastante bien, pero ha llegado su momento

y por peso de todo lo que has recibido

a lo largo del programa de hoy, este jurado ha decidido

por unanimidad que quien se tiene que ir eres tú, Judith.

(PÚBLICO) ¡Oh!

(Aplausos)

(Música)

Ay, qué mona, se nos va Judith.

Y nos vemos la semana que viene, voy a consolarla, ¿de acuerdo?

Les esperamos aquí, mágicas noches, les queremos.

(Aplausos)

No llores. No llores.

(Aplausos)

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • T2 - Gala 7

Pura magia - T2 - Gala 7

30 ago 2018

La séptima gala de 'Pura Magia' llega con un número de apertura muy especial realizado por Poty acompañado por cuatro concursantes de la edición anterior: Nuel Galán, Gerard Borrell, Mago Marín y David Maestro. Se acerca la recta final del talent, solo quedan siete aspirantes y todos están dispuestos a sorprender al jurado con sus números e ilusiones. Esta semana, además, cambian las reglas: los concursantes estarán nominados si reciben solo dos jokers del jurado o si exceden el tiempo límite.

ver más sobre "Pura magia - T2 - Gala 7" ver menos sobre "Pura magia - T2 - Gala 7"
Programas completos (18)
Clips

Los últimos 191 programas de Pura magia

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios